(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "España Sagrada: Theatro geographico-historico de la Iglesia de España. Origen, divisiones, y ..."

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



■ f 



w 



/^ 




ESPAÑA SAGRADA, 
THEATRO 

GEOGR APHICO-H I S T O R I C Q 

DE LA IGLESIA 

DE ESPAÑA. 



TOMO IV. 

(\ ' 'A 



r> 




ESPAÑA SAGRADA, 

THEATRO 

GEOGR APHICO-H I S T O R I C Q 

DE LA IGLESIA 

DE ESPAÑA. 



TOMO IV. 






I t . 



#•• 



ri- 



r •% 



-^ .-. ' * 



f • 






• * 



\ • 



J . 



■> • * 



— « « 



• / 



• j 



f. 



i 






^g -^* » 'i 



f 



t... 



•■I 



ESPAÑA SAGRADA. 

THEATRO GEOGR.APHICO-HISTORICO 
DE LA IGLESIA DE ESPAÑA. 

ORIGEN, DIVISIONES, Y LIMITES 
de todas fus Provincias. 

ANnCUEDAD , TRASLACIONES , Y ESTADO 

antiguo y prefente defusSiUas,cn todos los Dominios 

de Efpaña , y Portugal. 

CON VA^A'i mSSBSJAaOKES CSjriCAS. 
para ilujirnr U Hijforia Ecle/iafiica de Ef^añu. 

T O M O IV. 

Y ULTIMO DE LA IGLESIA EN COMÚN. 

CONTIENE EL ORIGEN T PROGRESSO DE LOS OBISPADOS: 

tiempo en que fe hicieron eftablet las Metrópolis ; antigüedad df 

tas Provincias Eslejiafiieas j y Divifiones antiguas de fus 

Sillas. Jufiifisado todo con Efcritores de buena fé ,y 

Documentos auténticos. i 

AÑÁDESE EL CHRONICON DE IDACIO NUEVAMENTE 
iluílrado f con algunos Infbumencos inéditos. 

SU AUTOR 

EL P. MAESTRO FR. HBNRIQUE FLOREZ , DEL ORDEN 

de San Auguftin , ReStor qu* bajtdo una y otra vez. de fu Real Colegio 

de Alcalá , Do¿Íor Theologo de dicha Univerjidad^ y confultado 

a fus Catbedras de Tbeologia por el Real Con/ejo 

de Caftilla , <¡^c. 

En Madrid: Por Antonio Makimi Año uuc^xux. 



^ " m ■ j i 



; • . * 



) . 






./ J y ^.^' - 



I .'. .». 



I 

«... 



í ^ -r^ 



i «. . 









.. ». 



t 



• ■ • ■ r. 



•^ í 



>. J rf> - <i : V. 4 



V . f » * í 



I ! ■ ■ 



• ^ • • » I 



r 

«V. 






• ' 1 






■f ' ■ * 



• I» 



- ■» « ^ » •. ► 






r * ^-••■▼v -f 



« 4 X I t .- 



.-• / u. . .. 









Jl • 



f* 1 









■ . !\'^ 



» -^ 









V 






• • • « 



..i .•.-•! X 



^ .' » • . 






,*. 



I . . 



l^ 



t 



■ \ 



r V ••• 



« • . • • 



t 



.^ . 






ft 



4 ^« 



• •» ' • I 
















SENOIU 



A I^cfiadcE^añafchart 
Ha tan fingakrmente obligada k la 
Liberalidad y Protección de fus 
Monarcas, que el dedicar fus Obras 
al Augufto ooinbre deV.Mag. no 
tanto es buTcat Protección, quan- 
t€> pagarla.- - 
'. ' Dcf- 



- .z 



E»ía« í^éJdíBtfcytt &{*<% los 
Godos íkst^twn ]k/r^4^ivi ^ 
«¿ion , le tttóftátóit-HWc^cíh* 
folo verdaderamente CathoUcos, 
íiao liberales ypiadoíbs paraquan- 
to pertenecía al biendelaslglcfias: 
edificaron Templos , eñablecieroa 
Sillas Pontificias , fundaron Monaf 
terios i y dotáronlo todo no íblo 
con los bienes que antes havia ufur- 
padola impiedad Ariana , fino coa 
otros que aáJBl9>i^íil>cralMagni' 
ficencia. El Suevo Carriarico antes 
s. Greíor. de ícr CathoUco, ya parqfcia ferio 
'*"'• en la folicitud de fundar acuella fa- 

Rey nocdh animo de ^r^zar nuef- 
tsós (agrados Dogmas : y It;iixtes de 
eflát fondado en ia yey dadepa Pie-, 
dad , fe haUabá tan bien afe<3:o )L t« 
Iglefia, qu^ feria dcfpües! Su hijc 
Theodomiro no folo corítffpoadií 



i 






alzelo de tal Padre , fino al de los 
Padres de la Iglefia , y aun fe anti- 
tapo^ fusdcleos. Elfiíc quien los 
Üizo (untar , psra tratar y promo- 
ver el bien Eípiritual de fus Efta- 
dos. El fue quien los propufo el c»»rí«. a, 
I íraniento de una Metrópoli , para ^^'' ~ 
I evitar el trabajo de concurrir de le- 
I jos á los Synodos. El fue quien 
ocurrió i la moleftia que tenían en 
vifitar fus dilatadas Diecefis , pro- , 

poniendo el aumento de otras Si- '*->'« 
lias : y en íin el es á quien fe reduce 
kdbtaeióúHc todas las que perte- 
¿cciiron á fa Rcyno. 
' ■ £ntrc los Godos aun antes de 
convertidos huvo quien protegiet 
fe ^lotCatholicos^ dándoles facuU ^' '■^ '"' 
tad para tener CpnciUtís. Que bie- 
nes no les debiííiosdéfpiíes que ; 
porríblicííudpdét' Riify^GstHólido 
fi«c«edo» éacatik'oahíi^ Éiiiéio 
r • (^U6 



EiBiciar.qñc uti Saúto Obiípo de áqubl 
tiempo dej6 teftiUciadQ, quQ^Odf^ 
aclatnábaa la tibcralidad y Ptybr 
cion de Rccaredo , llamándole 
EreUory botador de Iglefiasj Convan^ 
tos. Tan antigua como cfto es U 
deuda de; la I^eíla de ffpaña k fus 
Monarcas! Los Reyes fuccílbrcs 
imitaron con tal firmeza aquel 
egemplo , que huvo quien íe diaiv 
gaíle mas de lo que defeaban'Ios 

de Toledo.' Prelados. La harmonía entre lo 

Eclefiaílico y Civil fue tan acorde, 
que íc ha llegado ^ dudar , íl Io$ 
Concilios eran Cortes , 6 íi eftás íe 
reducian ^ Concilios. El miímo 
Rey no folo los ennoblecía con (k 
Real prefcncia > fino quelos edifi- 

orden de caba coú fií tígofPplo , humillandof 

'comiho '^ ^ ^^^^ los Padres , y reprefentando 

el defcQ de que í¡b [colrrigicírcn Iof 



ida /u Real Protección , y anadia Ley 
onfirmatoria de lo que los Padres dc- 
retahan. Los Prelados en reciproca 
ratitud efmeraban íu zelo en el bien 
el Monarca , y de fu Reyno : de mo- 
iP que con dificultad fe podr^ feñalar 
{incordia mas eftrecha entre el Saceí- 
iocio Y el Imperio , que la confervada 
n Efpaña , defde que fe hicieron Ca- 

jolicoslos Godos, .. ; ;., : >; it 

Deftemplada por los exccflbs d« Ids 
Ititnos.Pimcipcs^ y icQavctúdé oh Bad- 
^ todosLgúzo^BÓifplo íe tt&nmwpac 
1 Piedad de los Rey.es de? Aftutía&iy 
jCOQyfinoi^e/íkfaoiai^cotáQddcada 
iiai Q^taiumpfaos bp logtáíron qíids^ 
tros? Veiidia dRdy itrútóphába in él 
trlgkfía^ 'CadaTtophcofeiSiotabá p6t 
Itías.;, Los.^Obiípos; j^ínti id j^cy 3I cflie 
or los Obiíp6s. lUiMk'xnífma era larcaq- 
í.deitedos. DabwlcsXÜDstantoi triiiqi- 
ibQ$v<|ue aunnbippdiaB{>Qblai?qiianlb 
ii^gmJV: *f ■ coa- 



conqiiiftaban. Erigían Igícfiás : dotá- 
banlas no folo con lo que poflelan, fine 
con lo. que efpcraban adquirir y dadc 
antes de confeguido. Largó fuera ,Sq 
ñor,fi intentara individualizar losfa 
ceíTos. Baña , que ninguna de las Iglb 
fias de efios Reytios carece de los infla 
jbsde la Liberalidad y Piedad de fui 
Monarcas. A ísi lo] teftiñcan las Hifta 
rias : aísi lo renovaran efl:os Libros 
^lAicgoxil cDOÍagtairlosalAugufto nom 
-bct'deV.Mag. no "cs -crédito de algiiü 
:ini|eva Servicio , tfino tributo poí tai 
'dciidasf áíitiguas./ :• .-" ^c'^ •:)•> •■ ■- •■. • •'' 



;h vi'A ieite &i, y conieAcreconocimiea 
to a^irar^ Scñc^ ,d i^ii!iirto:1ít>a)ió^& !« 
ESPAñA SAGRADA al Tfitono de 
'. V. Mag; fintecelp^dié que Jbsi^olicicd: 
ríe aíeoí pofe>ferquartQ¿ iQ^afto és : pe^ 
-prinitro en la Soberanía de la ticrrü 
-precediendo únicamente la del Cicle 
< Ü Rey de Reyes ^ la Emperatriz á<í 
•■'■ -^ T ;■•• - ^' • Mun 



í^ntío -v^'Celeftial Patron.j oueflro 
Apoftol Santiago, llevaron mi atención 
en los Primeros Libros. Eftos preceden 
^ V. Mag. porqucíftos fon losquc afir» 
man íu Rey no : y folo precediendo el 
Sacrificio en tales Aras , me atreviera yó 
á bcíar el Soberano Throno de V. Magi 
Haviendo pues dado á Dios lo quf 
es de Dios , debo ahora dar al Cefar lo 
que csdelCeíar. De V. Mag. es todo 
lo que fue de la Liberalidad deiosSuc? 
, Vqs, y Piedad de los Godos. DéV.Magt 
I es aquel perpetuo zelo del bien de las 
Iglefias, heredado fucef^ivamente por 
Jí^ ft,«y4*<lpC;afliüft;yTi<Í€ Lcon^cídfc 
los ptilhcííls ¡Priiiéipfasidc Afluriasv , Dá 
V.Mag. qsíqttahto debe la íglefia dcfei 
tir k VcfcB-ojiesSdciNsyatíajyjdcAragíoi^ 
De Y:y Magtcf la rgtorÁa ,de ía pureza d^ 
la Feqi>e.l^:3glfí)a:Qe!Rfei^cn fusDo» 
min¡í^^«ftfttjí4d«t}íkidefdc. «lí tijshi^ó 
delos:JHi9d«>SÍ^pí!í64i»Jljd3yca,dcftBp- 



rada ^ tanta colla la im mundicia de los 
Mahometanos , y declarada una perpe- 
tua guerra contra la novedad de- la -He^ 
regia.' De VvMag. es el zelo¡ V^rdádera^ 
knctitt GathoKco no fólo do inttódüctt 
la Fé en las vaftifsimás Ptovinciás del 
nucTO Mundoi finóá%4á ©6¿&rv'tó^ 
y propagación que di 'iiutyo fe logra. 
De V; Mag. es : pero ^^ué fin recargó 
deudas publicas , qifando toda la^téil^ 
don es de pagarlas! Las mas de las Pla- 
fl^fís de éña Obra no pueden fer Eclcíiaf 
ticas', fin íer Reales. En ellas fe verá el 
zelp de lóSglorioíbs Progenitores de 
.V.Mag. El empeño que tuvieron ta 
honrar nueñra Igkfia : fu Piedad , fus 
Liberalidades , fus gracias. Si ahora íe 
pide e^et¿pto,bafta el de unrote Rey 
piara dark por muchos. Eft^ es e;t áüe 
dio nue vos;Réy'nos>á Caftilla , Coronas 
^ la Igkíia yy Laureola al Cielo^ Efte el 
que rbmp|6 el^goetí7q¿e'g¡^nuátí4án- 
'■•r'i " í: '.'* tas 



tas y tan nobles Iglefias. Eftc el que rcíB 
cobio la de Córdoba , la de Jacn , la de 
Carthagena , y la Metropolitana de Se- 
villa. Efte el que las dotó con piadofa 
y verdaderamente Real Magnificencia. 
Efte el que reftauro losTemplos de To- 
ledo, y de Burgos, extendiendo i otros 
muchos la Piedad y Liberalidad que 
reynaba en fu pecho. Efte el aclamado 
porfáí/re Je UTatr¡a,pot 'Pió, y por 
Fetizj- fiendo Feliz para si, por la Piedad 
con que llego á íer Santo ; y Feliz para 
ti í^déblo , por haVcr tenido en el ufl 
•Padre de la Patria. Eftc en fin,el que dk 
glorioíb nombre i V.AIag. Egemplar 
lí ios Principes , y veneración ^ las Iglcr 
íias. Si vin Rey folo nos Heno de tantos 
créditos ; qa¿ deuda , 6 que paga , ícrá 
í jgual para tamos? Si de todos hace aflun- 
to eftaíDbta jdcbe moftrar fu gratitud 
\ todos. 

f ■ ^Un EERNANDO;cs clpucllo por 
•: • cgcm-. 



egccnpló : fea otro FERNANDO el 
qiic por todos reciba nueftro humilde 
reconocimiento. Aquel febitc: laPtpti^O 
cion de las Iglefías añadió el ntieyo.^ tOr 
comcndabie titulo de haverapUcádo íu 
Real animo á promover las letras, V^tt 
efto engrandeció y colocó <^n>Sala;xiáiit 
ca la üiúgne Univeríidad » uta' aut^s eq 
Falencia. Para efto ideó la formación de 
las Leyes de la Partida. Para efto mandó 
£Ícribir la Sutoria de fus antepaíladps, 
eícogiendo para ello al Prelado mas ÍOt 
breíaiiente efe íiis Reynos , el Arzobií- 
po de Toledo D. Rodrigo » quien qp la 
Decücatoria que hizo al ifnifmaS. FER- 
NANDO nos expone elRcaldeíep,de 
que la Antigüedad fe ilu&raíle : fin du- 
da porque conoció como tan petiiQtratir 
vo Principe , que del .conocimiento de 
los hechos penden niuchos Dcrechoss 
que las Artes y Letras pueden conquif 
xar dentro de un Reyno tanto como 

fue- 



^er¿ las Armas 9 y acafo con mas utilif 
dad 5 mas fcgaridad , y tnieoorca diípenr 
-dios; Pues cómo noí&rk debida^ y aun 
^nita i. V. Mag. la ofertado una Obra 
que fe ordena á dar nuevo cumplímien* 
to á los dcíeosde tal Santo , y tal Princi- 
pe! Ideo, Señor $ aquel glorioíiísimo 
Monarca la iluñracion de las Hiftorias 
antiguas de efios Reynos. Gran mucC- 
trade la geticraHdad y grandeza de fu 
"zelo, quando ni el gloriofo empeño de 
Idila¿ic fus E'ftados contra los Enemigos 
;de larlgleíia^ni él ardor de promover la 
^Retigíon^m la continua atención ikl biem 
de las Iglcfiasv baftaroñ ^ llenar lacapa* 
?cidaiá deaqíiél Real animo. Cupo' entre 
-tantosy. tan graves defvelos el de au- 
mentar las Letras : pero los Efcritorcss 
no le pudieron dar mas de loque t^bfta 
en unos Siglos muy efcaíbs de luz ^ lid- 
nos de preocupaciones^ y de tan potáví) 
r.niQg4iiu CuUi^ra^qciellegaeiitcxal^iA- 

cion 



don al Rcynado de Y. Mag. t>ará dad 
no parte en efla gloria , fino el lleno < 
quanto correfponde al que dá per& 
cion. Ahora es,quando pueden cui 
plirfe los defeos de los Principes ant 
paíTados mas zelofos,.y dk á V. M. c< 
las gracias de lo que otros hicieron , ] 
de lo que ninguno logró hacer. LaCí 
tura del Sigla de V. Mag. mira ya con 
ücñateria ruda al afán de: los Siglos piec 
dences. Solo áhorá podemos confegí 
la iluílracion, quando con la' neceísid 
compiten las oportunidades dé . la; P2 
icon la commodidad ios; intereiTes a 
^bre todo la Pxoteccióa y Zelo < 
V. Mag. para quanto.és del bich del 
-Vaííallos y del Rey no. . Efte Zclo al3 
gura 4:V. Magiimportantiísimas ce 
iqüiftas dentro de fus Eftadds^' y .á n 
•íotros ^ que con el nombre de FEi 
(N ANDO renovemos los di¿fcados ■ 
-^dnMü Tama , 'Piadofoyy.füit^Sx 



efto nó ñeccfiitátnos mas que el Ciclo 
nos guarde á V. Mag. como para bien 
<lc tantos ReynoSi y de la ChüiíUandjKi 
pide ''k-'' ' "■ ;• " '• 



í •- 



S.E-lSf o B. 



A los Pies de Y* Real Mag. 



- ^ 






I* •» ' 



J ; . 



} 



)0 

■ I ' • I • ' " 1 » 






, ■ I 



. . J . 



• » ■ : ' • • 

> ■ ■ ' 

' » * j # " *• ' ' í f . ' i / ' 'I ■'■■-■".**■. / V ' . \ 









, ■/ 



. é 



% I • m • '■<! ■lf|'*-í » *' ' t ' ' ' '■•■■ 1 

. I . 

I / .ii. *, > 



< i . 



'Vi. [' '1 '• v-r ' *: *'?♦ ■ 

.1 ■ , ' 1 .- • , -f I 

• ■ I ■• , i 



* I . ; • ■ / 












4 f 



*. A§ 



: ' I 



■ * ■ ^ 



y ' 



■ t 



»-^ !/; 



«';^ i'' >>-i:v ■- . / 



r f 



> ■.; 






.>• 



I • * 



TmJy; 



j 



• r . y • .» I 



:j 



.1 



1 ''• 



nn 



C£2V- 



CENSURA r APROBACIÓN DEL P. D. NICOLÁS GALÍlC^^ 
Abogáulo de los Realis Confejos , y Presbítero de Ju Congre^^^g^ 
fhn del Salvador de ejfia .Corte. . 



.* 



DE« orden <it los SeSores^ del Supremo^ Confelo de Caftilfai 
he vtfto muy de efpaclo , y con toda la reflexión ouc Ll 
materia merece , el quarto Tomo de la HiftorU Sagrada a¿ Bf^, 
faña j que a continuación de los tres primeros y que fobre efte 
mirmoaíTunto le ^i^an. precedido, pretende ahora imprimir el 
M.R. P. M. Fr. HéniiqüeiElprcií^ ddl Orden de San Auguf- 
tin , &c. 

Si el objeto de laCcníiira^ que ,el Conícjo pide en (eme- 
jantes ftmífsíonesv Í5Kffe>|^^ que va 

a daríe' a luz es , ó no ^ opuefta a las Regaitas de S. M. ó al 
bien público 5 yo havria falido bien preño de mi obligación, 
y del encargo que fe me hace ^ pues con folo leer el nombre 
del Autor , y los tres Tomos que ha imprcflb antes fobre efta 
propria materia , baftaba para convencerme de una entera fe- 
guridad a cerca de ambos refpeftos^ Pues a la verdad todo el 
contexto de efta íníjgne Obra , quantas planas , y quantas li- 
neas contiene cada Capitulo y no refpiran otra cofa y que un 
cabal difcernimiento de las verdaderas y fólidaa Regalías de 
S. M. a cerca de los Derechos Eclefíafticos efmaltados en la 
Corona , y los hondos y firmes cimientos fobre que fe efta- 
blecieron , y fe mantienen. Y por otra parte no era capaz de 
haver arroftrado, y mucho menos emprendido efte fabio Mae A 
tro una Obra y que haftahoy fe ha tenido por inaccefsible al 
mayor trabajo ^ y a la mas profunda erudición > a no fofte- 
ner fu paciencia y fu eftudio con aquel amor al bien público, 
que es el alma de toda ella , y brilla en todas fus partes > por 
quantos lados fe la mire > ahora fe trate del eftablecimiento 
y propagaicion de la Fé ei^ nuofira Efpaña , que es el mayor y 
mas pfécióib de fus. 'intereí]^^; ahora fe atienda al conoci- 
miento de ladifcíplinaEclefíaftica , que floreció en los, prime- 
vos Siglos , y fe continúa hafta nueftros tiempos >: ahora fe de- 
fee promover el honor de la Nación ,. defenterrando los mas 
venerables monumentos de fu antigüedad , que apoyen fus 
verdaderas glorias ; ahora por ultimo fe quiera dcfagraviar 
la erudición Efpañola de la barbarie de que con viíible eniu- 



lacio» /a *3ufaiitó Plumas Eíhangcras. A todo ocarre el in* 
fitigablc zclo , exquifíta erudición , y trabajo iranienfoque 
fiipone , y defcubrc el Autor de ellos Libros , qac luieftros 
NicionalíS han Icido con admiración , y los Eftraños con en- 
vidia. Con que íi la jurifdiccion de la ceníiira íbio raítaíTe i 
relguardar ios altos Derechos de la Magcftad , y á prccavct, 
roda isfeccion nociva á la inocencia de las coftumbres Políti- 
cas , que hacen la felicidad del Eftado ; bien prefto (digo) ha-' 
vía Calido de la obligación en que me ponía la confianza del 
Con fe jo. 

Pero efte Augufto Senado no íbIo remite a tosCenforcs 
los Libros para que reconozcan fí fon , ó no , perjudiciales a 
laCaufa pública, linóes también para que le digan £iíón,d 
no fon útiles, ó pueden contribuir de algún modo a promover- 
la í de otra fuerte ni quiere elConfcjo que fe impriman , ni 
que fe divulguen í pues mirado con reflexión igualmente da- 
ñan á aquella parte del bien común que debe adelantarle poc 
medio del elludio de las buenas letras * los libros que la em- 
barazan inútilmente , como ios libros que la vician. Fuera de 
que en el ellado que hoy fe halla la opinión de nueftros Efcri- 
torcs entre las Naciones mas cultas de la Europa , fea con juf- 
ricia , fea con emulación , qualquiera producción de Ingenio 
que no fea ventajofa y eminente , fe debe eftimar como per- 
judicial i pue< di un nuevo apoyo á los Diariftas de Lipfia , y 
de Trcvouj: , para que publiquen , y fe confirmen en el juicio 
que tienen formado de fiueíka aidual erudición. Sobre efte 
pie he de caminar en la Cenfíira del Libro que el Confejo re- 
ame k mi juicio-i pues fentado que no fea nocivo (como en 
oinguna manera-loes) a las Regalas de.S.M. ó al bien detECí 
tado$ tcfta faber fí puede fer útil afst'para louno ,comopaxa 
b otro.Con cfto he dicho,qúel-no tiro aiíacer una Aprobación^ 
6 Cenfunt de ceremonia , ni á ci^as , como regularmente fe 
hacen i fino es á juzgar con rectitud ,y con verdad , fobre el 
inrcres qne paede , ó no , tener cliLey > k Nación , la Igleíí» 
de Efpona » y aun la Univerfal > en que eñe Libro £Ílga ahoú 
alaziyquetadalaObraqlieKptoiiKtc»& confiimíe haifta^ 
carera coocltilktn. . u 

Para efto , y .cem4ül los ttiminos pceeifos. 'tfoRétjoifea* 
pueftos»4iga i que fobce dpsipuaM|^OidÍDikjbfibtlS^«. 



toda la esfera de la pública felicidad en tih Rey no Catholicoí 
y á ellos , como á fu centro , van á parar todas las lincas que 
tiran los demás intereífes particulares de que fe compone , y. 
en que confifte la profperidad y crédito de una Nación hija de 
k Igleíia. Eftos fon la Rel^ion , y el Eftado.; y con nada me- 
jor pueden contribuir las Ciencias ^ y lase. Af tes a colorear, eños 
dos Polos de una República en el mas alto punto de perfección 
y conftancia que fea pofsible , que fijándolos » y afirmándolos 
íbbre los cgcs de la Hiftoria Civil y Eclefiaftica de fus Pue- 
blos ; porque la Hiftoria Civil buelve en cierto modo á facar, 
y pciatfcix al Tlicátro del Mundo y y. a la vifta <k fus Nacio- 
nales , aquellos Héroe; ^^qua fiíndaroo.y ennoblecieron los' 
principios y progrcíTo^de la Patria común '<lé todos : promo- 
viendo y excitándolos ánimos de los prefentescon los cgcm- 
píos de los paíTadossy.íupliendo toda el alma ^ que les falta 
á fus cadáveres > y á fus ícpulcros .y con el efpiíntu ^ que infpira> 
éiqfíinde la memoria de i^us acciones. i . r 

' Por eíla parteno ti^nc^hEíbaña que defeaf»» y^ásNaero* 
Aéseftrañasiaklmirah con em^diaila buena fuerte que le cupo 
á la nueftra en tener un Cuerpo de Hiftoria completa y con to^ 
da la perfección y eminencia de que las fuyas carecen : pues 
nueftro Livio Eípañol y el Padf e Jvan de Mariana , fi jio logro 
Gue vinieíTen á (olo conoceifle de. Regiones muy diftontes per*! 
ionas de buen gufto '/como al ot|ro Hiftoriador Romanó i cónn 
íieuió fin duda otra ventaja > y JOtra gloria mucho, mayor que 
cita > y fíie defear cada Nacionrque lo huvicíTe fido fuyo^ ó 
á lo menos tener otro femejánte /para eternizar fus hazañas» 
y fus Héroes > y fobre todo confígnió que fu 'obrá fuefle reci- 
bida con un aplaufo incisibledek>s hombres* mas fabios dcfu 
tiempo y mirándola: como una pieza : confumada i en fu-cípe-í 
cié y y como un modelo á qi^ delectan arréglarfc lo&que fe 
aplicaílen á efte importantifstmoy gravifsimo eftodio. 

Pero dos cofas no pueden negarfe, fin embargo deloá 

C' iftos elogios que ha merecido á rodos nueftra HiftorioKÍor; 
na de ellas es lo mucho que .le - facilitó -la. cmpre0a'' el Siglc 
floreciente que alcanzo > en^ei qualj nueftra Nacioaifiíe la.Na^ 
cion dominante tanto en Letras , como en . .las Armas ^ y I02 
grandes hombres que ^n aquella édadiprodujo nueftra Efpa- 
ña , y fe aplicaron ^ ilu^^ efta propría inaspria /ya con Hif 

" " -'^ =V/T ' ^ ' to- 



tom<; particulares de algunos Rcynos y Ciudades mas ii^íi^ 
ncs , ya con la invención de Infcripciones , Medallas , y otros 
Aíonumentos de la Antigüedad, que dieron nniucha luz a nuef-: 
tros fuceílos. Eftevan de Garibay > Geronymo Zuritaí^tFlorian 
de Ocampo , Atnbrofío de Morales , Don Antonio Abguftiny 
Arzobifpo de Tarragona , Don Juan Bautiíla Pérez y Obifpo de 
Segorbe , y otros de igual erudición , y de un :tefon infatígan! 
ble en averiguar nueílras cofas , defcubrieron el camino^ 
abrieron elpaílb y y allanaron muchos obftaculos para arribar 
á la Hiftoria Univerfal de nueftra Nación. De todos fe apio» 
vechó el Padre Juan de Mariana ^ el qual taínbien por si mi& 
mo hizo efpedales defcubriuiietítos 9 y tuvo la fortuno, de lle^. 
yar en fu derrotero unas/ guias tan feguias^ como á eftos ya^- 
roñes incomparables. , : . ¿ 

Tampoco fe debe difsimular > <}ue fin embargo de la apti-* 
cacion y y del improbo eftudio y e immenfo trabajo que tuvo 
nuoftro Hrítoriador en indagar la verdad > y poner las cofas de 
fifpaña en toda la claridad pofsible y no pudo con todo cOb 
evitar algunos yerros^ y muchos de ellos demafiadamente ca- 
pitales , como & puede ver jen Pedro Mantuano fu Antagonü^ 
ta (que no en toda fe dejó llevar de la pafsion de contradecir- 
le) en el eruditifsimo MÍarques de Monde jar Don Gafparlba^ 
5éz de Segobia y enrDonjJuán de Perreras , Bibliothecariib del 
Hey nueiiró Senór > en (uSynopfí&Hiftorica de Eíjpañaycibra 
de incoihparabk mérito y litíUdad $ y aun en el labio Autor 
de la obra cuya Cenfura tenbmos entre manos. Peto afsicomb 
al grande Cardenal Baronio no fe le debe negar lá. gloria de 
fer el Padre de la Hiftoria Edefiaftica y por las equivocaciones 
que defpues han reconocido en él Antonio Pagi^ y otroslhom-. 
brcs eruditos de nueftros tiempos > tampoco al Padre Mairianá 
íe le debedifputar el titulo de Padre de nueftra Hiftoria y por^u 
que hnvielle incurrido en algurias £ütas y que defpues £e haQ 
dcfcubierto en ella. Al contrario y ambos Autores íbn {Itgnos. 
de la mayor admiración y porique en un Siglo como el myoy 
en que. hó havia llegado la Ctitica á. la exaéta feveridad ' á f]ae 
4a ha elevtado el delicado §uftx> de niiqfttoserudito^ Modernos^ 
y en ¡que. aun no fe havian defcübí^rtO''<tantosI}ocimfntQS 
originales:, como fe han.hallado.defpute/facandolás deslos 
Archivos masifegusos> y defqnt^canáóios de los Cemnxtéióas 

del 



del olvido , hbvieflcn fín embargo procedido eftós dos grandes 
hombres con un juicio rcQto y libre , y con una integridad y 
una veracidad enteramente imparciaies. Pero íbbre todo nada 
hace a uno y otro Autor mas recomendables a la memoria de 
los hombres > como la refoiucion de emprehender unas obras 
cuya dificultad tuvo arredradas las plumas de los Efcritores 
mas iníignes. Defde el quarto Siglo , en que Eufebio Cefa^ 
ricnfe trató la Hiftoria de la Iglefia con mas dignidad y verdad 
que fus Continuadores > paíTaron mas de mil anos hada el Car^ 
denal Baronio , (in que aiguno de tantos célebres Efcritores 
como huvo en efife largo tiempo y featreviefle -a emprehender 
efla obra tan útil , y tan neceflaria a todo elOierpo de la Rc^ 
iigion y que por efle medio havia de coaíervar , y traher hafta 
nofotros fus tradiciones > haciendofe cada dia efte deíignio 
mas inaccefsible por la exteníion de fuceflbs , que fe iban au- 
mentando ^ y que de Siglo en Siglo iban mudando el femblan^ 
cede las cofas^ afsi por las nuevas Conquifta& que • hacia el 
Evangelio en las Naciones recien convertidas f como por lá 
variación de la difciplina de k Iglefia, que infenfiblemente 
empezaba a decaer, por atemperarfe a los diferentes eftadós 
y coftumbres de los Fíeles y y por ir al alcance de fiís defor* 
4enes , y no perder de viflia fu remedio. 

. A uoeftro Mariana ie faltó un Autor tan diligente cómo Eu- 
febio , que le abrieflfe los cimientos, y le íkvieíTe de apoyó 
lenla Hiítbria Secular de nueftra Nación ; lo que fin duda fíie 
4cie on grande recurfo que alentó al Cardenal Baronio á formar 
iá fuya de la Iglefia : fin embargo de eflfo no cediendo a la di* 
ücultad nueftro Hiftoríador , abrazó efta emprefla vaftiísima» 
v lailevó hada la perfección que hemos ponderado , y en que 
¿oylávemos,finquenos quede que de(ear para la Hiftoria 
•Civil de.Efpaña, fino es la corrección de algunos puntos que 
<conio hemos referido) time la de Mariana y dignos a la verdad 
sfbe fegunda lima. 

c . Pero la Región que fiempre fe ha tenido por impenetrable 
:k qualquiera trabajo y eftudio y ha fido la Hiftoria fidefiaftica 
4c:iméftra Peninfiíla. Aquí les ha altado el ^ua k ios mayo- 
<to% y mf iáboriofos Ingenios de nueftra Nacion>y caii fe ha- 
.viaya défefiMcrado el que fe pudieñe confegnir ; y á la verdad 
'OQáin gcLviteimog fiíndamcntos >par fpc caíi Woieibles ios 

~ obfta- 



j ..\j 



obftaculos cfiic á cadapaíTo fe ofrecian , y no menos las cipe- 
fiísimas tinieblas que oblcurecian fus fucelTos , y impedían el 
curio de ella. 

De los ties primeros Siglos dé la Iglefía de EfpaSa^ inclu- 
ib el de la Predicación del Evangelio , apenas havía memortt' 
iegura fobre qne apoyar la narración ;. y ñ Prudencio^ y Sm: 
líidoro no nos huvieflen confervado las noticias de nmeftros 
prrimerosMartyres , y de algunos Varones Iluftres de aquellos 
tiempos > cafí no fe fabria (i los huvo. La mifma fuerte ccrrie-« 
ron Jas Memorias de la Gerarquia Eclefíaftica , y de la Difci-^ 
plína de nueftros antiguos Fieles y y las de el eftablecimiento 
de las primeras Sillas Epiícopales.. Todo lo havian anocheció 
. do Jas crueles, y continuas perfecuclones de los Emperadores 
Gentiles , que como dice San Cypriano y con igual > ó mayor 
furor tiraron á acabar con los Libros Sagrados , y con las Me^ 
morias de núefkta Religión, que con las perfonas: que la proieC» 

En medio de una noche tan cerrada , dio un gran golpe de 
luz , y aclaró en parte bs coíhimbres , y diíciplina de aque« 
Hos Siglos el CoQciUo Itiberitano $ pues los diez y nne\'e Pa- 
dres ^ue concurrieron a hl , fíieron como otros tantos Aftros 
de primera magnitud , que con el rigor de ifusCunones nos hi^ 
tíeron ver la oculta hiarmonia , que en medio de tasmtfinas 
{)¿ríecucíones havia mantenida el Orbe Celefte de la Igleíia 
de ETpaña ^ la que fe defcubre bafiantemente en el zelo de 
íiis Prelados , y en la docilidad de los Pueblos , a quienes no 
dudaron proponer unas Recias de Moral tan (everas , que pa* 
ta que no fe tuvieflen por de una AíTamblea de Novacianos, 
file deljpues neceflario templarlas con pofteriores Decretos de 
varios elimos Pontifíces , y de Concilios Generales , y que fe 
Kallaílen repetidas ^ Y mandadas guardar en el Concilio Sarr 
diceníe. 

No duró demafíado el efeAo que produgeron losOinonfcs 
delConciKode'Uiberi;'Puesipoca mas de ochenta aik)s d« 
til celebración:; y efpecialmente defpues de la muerte del 
Grande Qf^o^ fe bolvieroni^ poblar nueftttfs Provincias, de 
nuevas , y obicucis nieblas i y fiíe ptecifo ique Hiilieiio ', ó'EiP 
merio^ Obifpo de TarrogúM > acudieíTe ¿L San Damafo Pontifii* 
ce Romano » (bUcitafido el remedio de los deibrdenes , que A 
- - ha- 



havian.' introducido taiitó éñ el Clero , cóinó eñ el Común de 
los Fieles; cuyas noticias tampoco tendríamos , fi no ñieíTe 
por la Apoftoiica vigilancia de eftc Prelado \ y por. ila célebre, 
yfkmófa Carta que en (u réfpheñá >'y por muerte de San Da^ 
«iafolc efcribió el Papa San Siricio. Efta nos defcubrc con al^. 
guha.claridad la corrupción de coftumbres á que havian Uer 
gado 4U]uellós tiempos , y las caufas de donde havian procedió 
da' i pero la ferie vy orden de los fuceflbs todo quedó y y Iftide-; 
jo'robfirúro. .Sim embargo > efta Carta , y el ConcUio teferidoy 
Sbú los ma^ preciofbs monumentos y ño folo de. la antígucdad 
Efpañola >:íint) es de toda la Igleíia Univerfal , y* la fírvcn hoiy> 
cJoonó entonces > de firmifsimos efcudos contra Los Hereges vosh 
derníos'; pues por mas que David Biondelo , y otros fetiulices 
'de fu opinión, afsi Catholicos,como Proteftantes, haygan qucr 
ridd impugnar las Decretales anteriores á Siricio,; y pttps An^ 
danos Documentos oüe confunden, y coñvCniQen (u ApoflSasbf 
jamás han podido defvanecer la autenticidad de eft^s.dQS 
iñíignés memorias, én dónde (á no eftar ciegos}tvetian la:uni- 
formulad de los Dogmas vy de los puntos mas eflencialQS-de 
la Difciplina Ecleíiaítica de aquellos tiempos , con todo le que 
hoy GA)ierva eui ambos refpe¿^os la Igleda Romana,la opal debo 
a fuueftra Provincia eftos dosfidedlgnos.teílimonios.der U íip? 
ceridad-conique ha guardado., y comurtic$^o áfus ,Hijo$ el 
iiieftimable depoíito de h F¿ > y de la Doú^tioa Moral d<^ 
Evangciió. > . , j: . \ . ^ 

Pero quandodebian cogcrfe los frutos que prometían , % 
fe lefperahaa de^ unas providencias tan oportunas , y eficaces 
panrdiíipar ' los abüros> introducidos i fe . ñauaron ¿nospinadar 
silente inundadas hueftras Pcovúncias , con las JEirequen^es avct 
5DÍdiis de la& Naciones Septentrionales que tragecon contigo 
laiCDt^ttíion ; y jeL deíbrden deLGoyierno Civil , y JBcleíiaftico 
que fe obfervaba en ellas , y mudaron enteramente el fem*- 
l^ntodti- liis coías , íttpukandoila^ memorias mas Sagradas en 
i:lcttAs;do;bd crueUísimAs Guerta^ que^fiíícíucon los Cjqiírs» 
&fcevos>ry Vándalos entre si mifmbs,*y con ^os Naturíle^ de 
n!Ueíb:o:Pals , paradeftrulrre unos k otros i y, parji acabar de 
exffi!minitj:.de!6rpaña!el re^o delDodalnto que aun coafervar 
3ai»retiía[gunasFroyinciás los Romanos. A leíU G^orrajdc'am-» 
iúeion fobfleda dominaciOtí temporal que cada qua| ^ eftas 
-i.í ' Na-. 



NacíoMs pretendía para si, con exclufíon de las otras , acom- 
pañaba otra Guerra mas cruel de Religión ; porque todas eftas 
Gentes venían obftinadaoiente inftruidas en los errores de 
Arrio y y comd era eí^a la Religión de la Corte , los thrincipes 
Arríanos fe enfangrentaron de modo contra los Prelados y y 
contra los Pueblos Cáthoiicos y <|ue fubíó la perfecucion hafta 
el mifmo Palacio y y Throno de Leovigildo , que no dudo deir-^ 
ribar a fus píes la cabeza de fu propio Hijo Hermenegildoy 
g^oñolb Confeflbr y Mártyr ^ qoe íelló h'-codfeftioii de la 
fh de Nicfeáy coñ el 'Sacrificio de fu vida. ' 

Qi^f o DKos que con la conveiíion dé fu hermanó. Récare^* 
3o que fücedió á Leovigildo y y con la celébf addn del ¿moíb 
CondUo tercero Toledano ^refpiro la Iglefía de Efpaña^y 
empezó á amanecer en ella el Siglo de Oro de laReligiohJ 
Entonces fue auaado al abrigo de los Principes Gathóticos y y^ 
Ja firequenda de Cóndlice^ Nacionales y (ereflfabieció la Gerar^ 
qoia Ecleíiaftica confundida con las revólociortes anteceden* 
tes; Entonces: empezó a. florecer la DU¡cipliila del Clero , y del 
Monacato, coñ^ Ib. obf¿rvanciá de los Cañones -; y eníóncef 
en fin fe. vieron aparecer en nueftco Oriento aqudias Clari(^ 
íimas LumUrexas i de Dodiiiia •^. i de ^ Santidad^ y los Lkáttáto^ 
los Fuigpndios ^fos:'JBraijlíos.t tos-Eu^niós i lost Jutíafios ^'lok 
Udephonfos i y mpos it^finitoB',' cuyas nieáioríai^ eftatár^ cttítf 
ñámente llenas dé ben^cion en' nueftros^ Analú' , y pcnrecc 
deberían haver fijado la Época dcAiuiftra defgracias áW) rtiai 
bolver a caer en la antieua confíifíon. Pero no era eftold quft 
merecía la corrupción de coftumbres » :qü¿ fe fue' introdiíCiety* 
do en aníü>os EftadosSeculat ^ly Ecléfiaftiqa^y qub atrab'íbip 
bre si la indignácídnde Dios y el azote de fu juIUciafJt ^ "^ '^-^í^ 

Pues á poco mas-de dofeientbs años que dutó í ¿1 hti^if té 
le los Godos en Eípaña, vino ,íbbre ella la^ írrifiKtoii'dd túb 
Sarracenos , ó por mejor decir i fe abrió la boca ' dl:l Pottíh dei 
Abyüno^y vomitó, embueltas eá humo de Baibarie , y -dé 
crueldad , Egercitos dé Langoftas humanas-, que v^küído déf^ 
de la Arabia y y la Siria por toda la Gofta de (AAíCáipVtñieroA 
ácaerfobre nueftra miíerable Región ^^ donde A irlcl^6ible^^Í 
deftrozo que hicieron a poco mas de un año de fil CortcJüiflS» 
y de U in&liz derrota del Rey Don Rodrigo fobre los fWñedOs 
Campos , v orillas de Guadalete. Quién podrá pintar U ^uiii- 



vcrfal Cataftroph<? que padeció entonces Efpaña? Aflbladas 
las Ciudades , arruinados los Templos , quemados los Archi- 
vos j demolidos los Monafterios , fugitivos los Prelados ^ per^ 
feeuidosjlos Fieles , no fe vela otra cofa f>or todas partes > qufe 
lauimofps expe¿laculos , que desfígurarpn enteramente el (ém^. 
blan te de las Provincias ^fín quedar en ellas otro Monkunemto 
que acordaíTe fu (antigua magnificencia , y efplcndór , íitiot ds 
la grandeza; enoritae de fus ruinas. 
; £s yerbad que en losprimeips anos de efla'gehfecalcdeíot 
lacion , no faltaron Hombres Ihílgnes i qoe aimxiebaf6deL iñk 
fufrible yugodie . los Mahometanos mantuvieron hí ¥e ifj^' con 
ella aigunasfMemol?ia»£tílcíiaítica$ de aquellos m&licesrtfent 
pos. Tales fueron San ^ Eulogio Martyr y Alvaro * de Gbrdobá 
iu Difcipulo 9 Juan Hirpalerife 'y Ifídbro de Beja , y otros nnu^ 
chos , que cómo: jxftps de lá antigua erudición , procuraron 
batallar cofitrá el torrente de tgnOraritíar, que: iban introdu- 
ciendo en los Naturales la ícrviduiAbce , y el tratb de utia N^^ 
cipn cruel, y brutal , que na conoCia otra Cultura , ni otros 
eíludJQS y que el furor y y las Armas; Pero al fíntodo huvo de 
cedcST) al tyrano Imperio de los nuevos Conquiftadores ; y no 
penfandoyaloslFJíelesenotracofayque eá huir de la común 
perfecucion ) «n defender las vidas y y . ifecobcar la Patria 2I 
abrigo del nuevo Reyno de los Goaos> que el In£uite Don 
Pelaypbolvia á iufcitar en Afturias.j fe hicieron todos á li 
Guerní > abandonaron' r las Ciencias ^ y la^ Axtes ; defcuidaAdo 
cnteramcote de coníetVar noticias algunas y no folo de fus pér^ 
.dida$ y fino iaua de fus mtfmas glorias $ de manera , qué jamás 
iJSiVijp Naqiop mas póiféidade la barbarie , y de la iruftfcidad^ 
que lo eftuvbi lái nueftra por ceixa de fíete S%lor> iqué fe mant- 
^PW^^ tíla):ÍaídonfinacK)n'de los Árabes t en cuyo largo ttem- 
po w acaba^ide petder > iopultiar 9 y ! viciar xmontos Doc¿l^ 
PQeotosiQgjttioiosrjpcdrian ferVir áiormar* laHinoriaEclefía^ 
ñi:a,de.n!veftrftPdninftila. ¥ quién feria el que fe atreviefle á 
.lópa «empleíTa. t^n didíicii , í¡ los miúnos Autoresi Coetáneos que 
(pftiuviefon.ailflfvilla de Ids fuccífos , ó los callan , ó fe contrae- 
l4ic^H «ei^iU ngri^ion ,, como fe ve en los pocos ftagfnientoisl^ 
.fipejfiosjreÁ^n de Cus Éfcritos? Tal era la plaga'de confbfíon, 
que. ocupaba I y obfcurecla ¿ntonccs todas las cofas de níicf- 
tra Provincia. 

Por 



por ultimo doípucs d.Mctecicntos años bolvio al fin Dios 
los ojos de fu mifcricordía acia los mifcros Erpaíiolcs , que i 
marabillas de valor y fueron en eíTe tiempo batiendo > y arro- 
jando á los Sarracenos de fus antiguos límites y y er'^tendo de 
fus Conquiftas pequeños Potentados , los quales reunidos toa- 
dos en los Reyes Catholicos Don Femando , y Doña Ifabél , y. 
ampliados defpues con el defcubrimiento de la America^y coa 
los derechos de los Principes Auftriacos , formaron en Phelipé 
Segundo (dice Horacio Turfelino) el mayor y cí mas vifto , y 
ñus poderoíb Imperio de quantos defde la Creación haílaeiíí 
conces havia conocido el Mundo : Nullus abOrbccoiuUto íatSM 
imp^^t ;de manera que la Monarchia* de los Gbdoe, a quien 
k.Vittua muy ancha una eftrcohá Gruta > en . las Montañas de 
GovAdon^a , quando padeció la irrupción de los Árabes y fé 
eíteadi^ adTpues en menos de un Siglo por toda la redondez 
de la tierra ^gozando dilatados Dominios en Europa > en A&i« 
ca» en Ada > y en la India Oriental y con Ix entera poíTcísioa 
de la$ dos Americas« 

I^ miíma fortuna que las Armas , corrieron en aquel Sislo 
la9Letra5. Pues como fí la Efpaña fecunda Madre de floridif- 
íunos Ingenios , fe halhfle impaciente y y quiíieíTe' bolver por 
el honor dé fus Hijos , y defquitarfe en f>oco tiempo de l,a ef* 
terilidad de Dodrina y que havia padecido por tantos años, 
apenas facudió enteramente el yu^ de losPrincipes Árabes,, 
quan4o fe dio al eftndio de las Ciencias, con tan felefucedo^ 
xomoic deja ver en los eminentes- Varones , que produjo U 
4>rotttcion- , y Magnanimidad del incomparable Cardenal Clí- 
■neros. •■ .;■'■■•. 

A'h'fi>mbrade efte Héroe Efpañol , eti quien no fe Tabc 
qual ^e mayor y fi fu Virtud y U Políticas la Pericia Militar» 6 
el amor al eftudio de las büetla^ Letras ^no huvo efpecie de 
tnkUcionr, á quenafe eftendieíTe , y en que no hicieíTe increí- 
bles ptogreflbs la . aplicación de nncftrós Katurales , aCabadoKS 
4¿ íaiíc de losSiglosíde lar ignorancia. Dcl.cultiVo de los Idio^ 
maSi'Sactadós > y de las Lenguas OrientatciV-n^ció la primera 
Biblia Piiriyglota j que fe vio en la Iglefia , <)ue fíie la Cotnpki- 
40nfe« Lc^Syfthéi^sPhilófophicosv^qttehoy fe venden pdr 
nuevos ehtrefos Eruditos de oteas Naciones , recibieron' fu ef- ^ 
pu:itu:4:yifiLQiJigaá.de Kmeftrq célebre Goitíez^Peceyrk en fií 



Margarita Antohíana, Y quién fue el primero que cnfeño , y 
dio reglas para el ufo de la Antiiquadia , fino es nueftío Anto- 
nio Aguftin en fu Libro de Oro fobre la explicación de las Mo- 
nedas, que tanto admiró á los Hombres mas Sabios de fu tiem- 
po? Quién defcubrió , y defcifró tantas Infcripciones., y tan- 
tos Monumentos de la Antigüedad , conx) nueftro Ámbrofío 
de Morales? Quién halló el mas célebre Syfthema , deqaantos 
hoy aplaude , y fígue la Medicina» íiho es la íamofa Doña Oli- 
va, de Saruco yhonior de nueftra Nación , y de fu Sexo? Qiién 
dk> Aírmás tan bien templadas contra los Hereges , y eftable- 
do el verdaderovcftudio de la Theologia » y de la Controver- 
íia » fmo es el Vincericio Ijyrin^fe de nueílra;edad /Melchor 
Cano ,'el quid ante, omnes & fufr^ omnes y (dice el Cardenal 
Palavicino) apuró quanto hávia que adelantar fpbre un adrun-^ 
to tan arduo y y tan útil » y no dejó que decir á losEfcrito^ 
res t\Mt fe le figüieron? Si fe ■ atiebde á la Theologia Efcolaítír 
ca y dónde fe hallarán otros Bañsz > otros Sotos y otros Vi&Or 
tias y otros Suarez , otros Vázquez y y otros Molinas? Sí á Ik 
E^pofítiva y donde otros Maldónados y otros Gafpar' Sánchez^ 
otros Meñdozas y y otro$ Riberas? Si á la Jurifinrudencia Ci^ 
vil 9 y Canóúicá ydóndf otros Torqüemadas , otros Gómez > y 
otros Covacrubias? .-$1 á la Eloquencia Latina, dónde otros 
Nebrijas , otros Vives , otros Sepulvedas , ni otros Cerdas? 
]?ero yo me.canfo inútilmente y y feria mas íacil contar el na« 
p)e(Q:4e los Aftros > que el de los Hoiúbres Grandes ,'que en 
todo genero de Facultades , y de Ciencias y produJQ'huéftro Si- 
gla décimo Texto. Todos ellos, formaron un clárifsimo Medio- 
día de erudición univerfal y que hizo entonces a Efpaña la 
íAthenas Occidental entre las Naciones Europeas , las (guales 
.tomaban del fondo de ella quaqto havian menefter parael 
cultivo I y adelantatjuentp de fus eftudios. '' « >• ' 

Pero quién lo crceria? . Toda efta luz no bada fara <lí(i^ 

par las, tinieblas que hacían cafí impofsible la formación iáe 

.unja Hiáoria fiel y y puntual die nueftras Igleíias. Los granáis 

ryatios que fe hallaban á cada paflo en el curfo denlos fucef^ 

íqsy y de las materias Eclejlafticas que en ella debían t!ratiitj(^ 

pofcj^í^nfupliiicop.lasJnyenci^^^ ingenio di lai-dtf- 

.inaS|Cieri5;i^v ^^^ cof^S'tle Hccho.^ las que para cfio fe' ti&- 

Sí^.fel^üu >Cjodi<ys gntiguos^ y ícgui;o$ ; AcfwvQsi fi^ ks i iAq- 

- ' "• ' * to-. 






íws Coetáneos : y otros Documentos de igual autoridad, que 
: ccndliallen la té humana , y promovicflen el crédito , y la; 
erdad de los fuceflbs que fe havian de efcribir. Algo de eílo 
r havia dcfcubierto en aquel Siglo , pero era raenefter mucho 
las ; y íin ello ni podía emprénderic i tú fbrm^rfe k Hiftoria 
cictíwibz de nueftraNacioh , ¿ónlapericccicTn qué (ede^ 
raba, y. fe pretendía. 

Xáa dificultad , ique delMerá haver férvido de eftimular á 
EidOiros Hombres de Letras a tina ñncera aplicación , y á un 
rabajo infatigable para vencer los obftaculos , que impedían 
t e^cucioD de una Obra tan útil , y tan neceílaria al Públicos 
le al tontrario la que acabó' de deftrúir toda la verdad Hif-« 
icicarde hueíbatinasíagr^dá antigüedad ; levantando contra 
Uaun ünage de pérfecucion ihuclu): mas cruel y y mucho mas 
mgricnra^quequantashaViaipadecido ba;o el yugó de los 
nsperadordSfPa^nos , de las Naciones Barbaras» y aun de los 
liímos Sairacehós > enemigos jurados , y caipiraks .del ChriA 
imfinbr: £d cfe£lo todas iefta^ peirfóciíctdDíM jigras no iúáek 
30 tahto cftrago^ nüderraaiaroil tanta -cónfuñQiT$>y'..i)b&uií-fe 
adlibfenbiucflxas Memoírias anticuas y como |a(i|ue¡úi£crtaTOfi 
ontra ellas loym^ aventuradosiJ^hronidoDCS dl^íDoxtro , >Mar-^ 
o MáJcüno > Auheiito'Hiípalenfe rAulcfHatk) ; Julián Pérez y y. 
toDS &mejantef mdnftruos de infidelidad ^y <ie ixientira ^ quQ 
3a:iiitpi(sima5i.itnpQñUi:as'^ con;i:fn¿afióíos^ ha^tegbs» y cod 
ilíifsimas fupo^icioneS'^!desfiguraíoo9yjaix>chiecteron entév 
unonte fRii^top,ftic£flbs Eclefiafticos, dc.úierte, que a l^HiC- 
)iiia dé ritos vqnehafta^entonces íi^havíareplutaido por arduas 
i dejar onúflDÍpoftiblei ''*'..: r * . :>;.:o v . ' . .« ' nV 

'•'hUy Cé tcAga «fto (porLponderacíbii «. fiorque : al fin , todo' Id 
oe tdVo qtt<ffuiiir'iiucftvaiantiga0^»i''0Dlos.- tifctripos mas api 
míiofésh ninba priDcripafabCfttf ail»K iatooéecimientoi Ctvi4 
arisy ^Pdlkicós idtf dx'Ñáciühi^fyr &ltí ohliquaihentéVy comd 
c^flb tiÍM Mem^nrias fitíeíiaflmsvque debito fervfii a hr^é 
lárrfii Hiftorh Sagrada (pero los ClhxohkiQncsriíe .proraíieron 
ofdbjetor único turbar toda la^ccononüa de^«lla>llecándo 
«i^fiíbulas aquellos huecas y. y. eíp^oe^ da- tietqik> . que carfe* 
ikiDUttfitiosiOAsa^eri^uadoi ^.yiqucvpbr eSh háiciati.dificil'lá 
étic oomnDÍttiaidp; Ib naiiaiCÍon«i I Con efte defisnio y iihitado^ 
es dciUblp&fács o viciacpn > y ccicaioa de füfcdadcs Jas nü£* 

•r'l 



ñus Fuentes Oiríj^inalcs de donde debía facarfc el agua , y íur- 
tirfe (como- alia BcthaHa) la verdad Hillorica. El cftableci-^ 
miento de las Sillas Epifcopales : la fucefsion de Cus Prelados: 
la celebración de Concilios legitimos : la noticia de los Marty^ 
res , y Santos de cada Provincia : las Obras originales de. ios 
mas iluftres Dódores de la Nación ; eftoseran íin'dudá* ios Lu« 
gares Tópicos , y comunes en que havia de eftrivar , y foftc- 
nerlc la perfualion , y crédito de ios fuceílbs, que fe reñriefleny 
y los cimientos fobre que fe havia de fundar la Hiftoria de 
ellos. Pero cftos mifmos cabalmente fueron donde mas fe ce- 
bó la falfedad de los Chronicones. Porque ellos erigieron ^Si- 
llas Epifcopales donde jamás la!s huiro: dios fingieron O!kt¡rpos 
defconocidos de toda la antiguedsid.y y .aun dclas mifiáaslMe* 
fias á quien los atribuían : ellos inventaron Concilios imagttiá^ 
rios : ellos trageron Santos de todas las Naciones Ghriftianas^ 
y los prohijaron a la nueftra , llenando con elias4os vacíos de 
nucftros Martyrolocips : ellos^al fía dieron Vidas 9. y Eícritos 
a DoftoreS'Viyi Hiftoriadores fupueftds ^ y . cótrompterdh las 
Obras de iosr verdaderos , y legítimos. Lo peor do todo, fiíe^ 
haver incluido ^ y- forprendido en él engaño a muchos Hom>- 
bres de conddidá erudición ; de los quales algunos tomaron taa 
á pechos la AjioiogU-de eftas piezas infames^ <)ue efcribieroa 
grueífos volimienes en fii defenfa : todoá- fe pueden ver en la 
Cen/ura de Híftórioíf fahuiofAs de nueftro infígoe Don Nioiias 
Antonio ^ que fe acaba de dar alpublico. - * : * . . i / ■■ 1 
Quien mas padeció en efto fué la verdad > |X)flqaei tomando 
linos el partido de ios GHronicones > y otros ¡mas cuerdos el de 
fu impugnación j fe encendió entonces en Efpaña una Guerra 
Civil de'^opiniones'c^pijKftaSy que 'duró muchos añbs^én la 
qual nada; délo inaisia'eia¿[ua4o Redaba ya. dert^^ H:]tie 

por ultimo. al fin; del Sid ío '{faifadb , y jprindpióB debiaftioX 
liiícitó Dios el zelov'y t?(^bklurhÉjl¿^trks^lluftr¿sí!E(pañolcdp 
que anidos^ntrestcotj'el'' vínculo de. la. mas *ñncerá artíKjtad^ 
tomaton á fiíciargí» bolver por 'el honor de lá PatcSá I á quien 
ya los Eftrangetos empezaban acalumniar par. inventóla dp 
gloriasfíngidas: eílo^pues^ pomo otros tres:fi)ctifsimos:iSo^ 
jdadbs'deDavid /rompieron poc lai* creduio&sHlieft&silletdfx 
Chronicones , y traeeron>á^ la Hiftoria* el agualdarifBÍma deilk 
f erdad, facatidola de ia Qfteroa de Belén; dkr¿s^dcílalvmi 



Sinpiaffe íii'profcDK& ycxqnííita criuiiidoiu Etiós fifeion los 
^a nombrados D. Gaíjpar Ibañcz de Scgobiá y Mendoza » Mar- 
quésde Mondéjar , el Eminentiisimo Cardenal Agairre , y el 
aie jamas nos canfaretnos de clo^bn nucftro célebre D. Nica* 
hs vAjitonio y Autor de la Bibliotfaeca ffjpaiiola. Eftos tres 
Hcróési que cada'x^aL vale t)or luna keion de Sabbs ^conC^ 
piíarpnxie'actterdo.a'deróübrfr ^ycon .etedo dclciibriccon los 
InventXMces dé cantas , y tan enormes impofturas : eftos quita- 
ron «Acredito que fe havian concillado con la novedad los 
QirohicociesvyJos Autores* que los defendían : y eftos al fín 
lograron íepukarlos en el defprecio , y en el olvido de todo 

d-iniuulow ■*--;. ' ': 

i ^Solo'iiañce'que^&liariM quién iupieflc 
vi¿Íoria tan' completa y tan memorable ^pues aunque eftos 
gntndes hombres la coníi^uieron , y íe leis debe enteramente 
dfe triunfo y fe puede decir de^llos lo que efcribe S. Gerony* 
mo de Lada^ió^Eirmiano > que aunque deftruyo con argu* 
mentbk €ñcsici&an6^ lo^errores de la- Idolatría » pcro^ocupado 
todo fn «Úb)^e)ó con pócadefecifa y y fín eftableder como de^ 
bieta las verdades de ñueftra Religión. Afsi nueftrói iniígnes 
Eíbritores : ellos fín duda* al^na acabaron» y difíparon la 
opinión con que corrían las piezas fupueftas , y fíis i^logif* 
tas ; pero no pailaron de alli > ocupados en otros dignifsimos 
afliintos : y dejaron en pie codas laÍs dificultades que antes de 
los Chronicones- tenia 'núeftra -Hiftoria Eclefíaftica > y las que 
tño% mirmos'áñádí|Mtilh/vlcf lindo y; manchando losDocu^ 
mentes inotenteS'<|Ú6«'pífr:L formarla fe haUabah ' en los Ar<:hi-^ 
vos I á los qu^les era ^iftcifó * quitartes el polvo , y pmendar- 
íéslosyerrols qiie'háVlan,tcontrtfhidor de das 'manos < profanas 
que: antes los máñ6jaiMtti. ' Eftá'á láUrerdad ¿ra ^¡emprefla- , qué 
p6dia uhai-^^tk^tpácí irt^^iMiblq'jiuq.- juido «uy 'nuukird ', tía 
difcernimiento 9 y una CrífísliifMyeicadi^y unaetf^ uni- 
VttCA. A'cafo por^í^ razón , auiiidefpues d¿ /ia caidaxlé los 
Chronicones ■, oue ñie mas- hade fefenta' añosí, tío ha havido 
quien fe atrévala eniprehender la Hiftotia d& nueftras Iglefíás» 
porque rodos^fíenten la dificultad quci'hay en ello , y < los tár! 
ihitos 9 Unsfolucion /y el trabajd que es mencfter ' para uña 
t)bra de eftc eftu'dio^y db eítei dignidad. 

Pero^oria á Dk>s que ho$ ha dejado v^r en nueftros diaá 

vcnr 



Vehcidos todos los inconvenientes » que ihipédian el Ibgfo 3é 
tan vafto » como fufpirado defígnio , y en que el Autor ^de la 
EfpAña Saffraia , á coda de un defmedido eftudio j ha podido 
allanar todos los paíTos diñóles , y ha defcubierto las Tendal 
íeguras , para que (In temor ni riefgó , v con apoyos y docu-* 
mentosJibres de toda fofpecha y fe pueda, ya formar la Hiftoí 
ría Ecleítaftica Uníver^Ldeinueftra Nadoti. Efto es I0 que fe 
le debe 4 la incanfable y tena^ aplicación del Padre Maeftrd 
Fr. Henriqfác Florez : efta es la grande importancia de fu obra^ 
que ponderábamos al principio ; y la que haCe recomeadablejí 
gloriofo y digno de la mayor admiración fu trabajo > por el 
qual toda la Iglcfía de Eípana debe darle gracias immortalesu 
iSolo él conato iehuvíérañdadcifnfjoicijito' inexplicable. Por«- 
que á quien no le hacia' horror ver delante de si un golfo im^ 
meníb y tempeftuoíb , lienp de efcollos , y de nieblas efpefíísi^ 
mas ,cuyx> folo afpedo havia amedrentado á los Ingenios «las 
fublimes > y en que caí! era tan feguix) el: n4u&agio de^la' ver^ 
dad^comoavjentusadacbadertós y que íin^^embaí^. de^cfib 
le baftaí&elaniinopara arE0Jarrc,A.0dl ,'íui m^l*}onc.que. el 
zelo del bieh póblicQ , ni más piloto ni aguja 9 qitc fu atnor i 
la Patria? Afsi me coníldero yo á nueftro Autor , quando de-? 
liberando defde la orilla, y antes de tomar la pluma :en Uitaano 
fobre eicribir ,10 ahatxiónar la Ideía de fu Bfpana Sagfadáf 
tendió hvifta por. d/mu ancho de/los fuceíTos EclefíaAkos 
de nudílra, Pehiníula:> dcfde Ik Predicación del Evangelio en 
ellj» .Uaftalnae(kos;tiempos , y vio los hagí^Si) las íirtes , y las 
totmentaádediñcultadés á que fe exponía , y que havia de 
vencer , para llevar! á fu perfecciop la obra que meditaba. 
Coa todo ^ífo. vemos % que; la ha emprchendido , y U ha pueGi 
to en e^eoicion ^ de hn^modoi ^.y cqn «na excel^oda- tan par^. 
ticulac > ccono conocerá qualquiera que tenga.la ma» leve tin^ 
tura ide erudición, verdadera y íólida» 

Y.efto es en lo que todas las perfonas de buen gufto debed 
cargar el pefo de fu atención , para formar el juido que fe de-»? 
be del mérito de efta grande obra > porque ya huvo en los Si^ 
^Jos anteriores quien emiprehendió la Hiftoria Ecleíiaftica de 
Lfpaña , y cambien quien efcribió fobre el Origen y Progccír 
fos de fus Iglefías. EftO ultimo hizo Gil González Davila > pe^^ 
m flQ fe atrevió a mas que i ias Sillas Epifcopales de CaftilUt 

de-: 



dcjiíixiofe hs de Portugal , Aragón , Valencia . CiMliina , y 
Mallorca j lin cuyas noticias no podía cllabieccrfe integra- 
mente eftc puntoíy que es uno de ios principales que fe ncccf* 
íitan pa|:{i k HiftocísbUnivoHal. -fifta híacomctió.D. f cáncñfco 
4e Padilla y Dignidad de' Malaga vpcvo x^q. eí navio Üe fu m^ 

{;emo íbbre el oaoco del feptitno Siglo ¿y fíendb los fíguientes 
os mas difíciles > por hallarfe entonces la mayor parte de 
tiueftras Provincias bajo el dominio de los Sarracenos > aunque 
fe le debe alabar el trabajo , y el intento , en lo demás nos de- 
jo poco que agradecerla iu erudición» 

£1 Autor de la:£fpaña Sagtada lo iXXnptebende j» y lo abra«* 
za todo > tiempos ymcelfos. Teco ñO:Cs,i;ftO'iojna& en que fe 
diftingue de los dos precedentes I y poick) que les hace infíni=- 
tas ventajas: lo principal > y nías recomendable de fu obra es 
la verdad , (blidez y y pureza con qud efta efcrita 5 porque lo 
pT^mcirotxatodacUa ie.ve reynar^xUQa\jufttfsima.Ccifis ^que 
evita los extremos , fín degenerar ni en un ateftado PyxxoñtC^, 
91CI y ^ufiiresQrpeatrha'flegado ^ó,dl>dMlQI toAo ^:y defcubre 
en los Autores pingvmd'jpiddad^ y fKK)^^ ; ni déclU 

i^ <i) isiaittnúa'iCÍedulicM f'<^ á;piu:atfj áifatfíimpleza yé 
a lafttp(fclliciob.'£n tcxlo elige d medio jufto y racional > qué 
m^iKenlas'ptiiebas díc que ib vale. .&teSfiier0j¡rrquantoMpuedi¿ 
i^^lidr lo fátttayúcÍQijCimtSQk *• á &lta<le^ ciécto4e¿ooni 
t^f^tmn jQfviDdQiiUbcs^p^ Qfti^((blr>iiifi(:uKarj:fiifiic 

GpH{M(á<ñáaLJ^ ^Co;. m41á. a£ñehta!> lít 

íupone y fín que lo pruebe: .y fíit:GÍ)x)rlAadiav)8 b:iñ^hüa «lé^ 
ferenci^ydocitidadconquére ofí:ece a mudar dedidamen^ 
fíempre que fe le prefenten razones y fundamentos mas fóli-*. 
dos que los que le mueven > no nos deja oue defear , para en^ 
tregarnos a difcrecion de fus difcurfos y un nota de nicilidad. 
Lo fegundo apoya la narración fobre documentos fegurifsi- 
mos » y libres de toda fofpecha : parte hallados por ui diU« 
gencia á cofta de viages y y de crecidas expenfas y y parte to« 
mados de las fíientes mas puras de nueftras Hiftorias y y de 
los Autores mas fidedignos 5 y porque no pretende fe le crea 
íbbre fu palabra , ha tomado el medio de dar a la Prenía los 
Códices , y Piezas originales que juftifican fus aífertos , unas 
que hafta aora no havian vifto la luz piiblica^y otras que ya fe 
hallaban con dificultad } en lo qual íin duda alguaa ha hecho 



un férvício de ¡fKDmpflrable utilidad k laRepoblica de las le- 
tras. Al fin , para quitar todos los cftorvos al que fe íintiefle 
con talentos > y con ánimo para efcñbir la Hiftoria Eclefíaftt- 
ca de Efpaña , toma oteo derrotero ^ y icada punto Hiftorict» 
que padece alÑna incertidumbrc , ó ne¿efsite de mayor cl»- 
ridad , hace alto > y fe detiene con do&as , y júicio^s difér- 
taciones , las quales dan toda la luz poísible á lo que fe refíe- 
te. No me detengo en el eftylo llano, fencillo , y natural que 
nucñro Autor ufa en fu Obra ; ya fea porque ha querido fa- 
crifícaí voluntariamente en ^ honor de -la claridad la nativa 
cloquencia que defcubrc eh Cu Dedicatoria'; ya fea porque ar- 
rebatado de la grandeza de los fuceflbs que maneja, fcdetü^ 
vo poco en la elección de las voces , y en la cultura del leiK> 
euage y con cuyo noble defcuido practicó aquel primor de 
Retorica qucacon(ejó Quintiliano » quando dijo» que: XJU 
máxima rerumverfanturmominta i non. dtbtmut de vtrbit M 

n.fi,.iíl 1 ; ■ f . , ■ ■■ ;..-..■...,.., I, .nV „ , . 1. ■ I I— 'I 

Jweia,- 1 \.:.-'. ' . I I' ■:.■, ',^' j ful ,<>(■(:.!. ^ >!.■ J I. i 

Por todas eíbj tai^ñes, y curas muchu qne oBiiito. , piar 
fio hacer mas prolija sú Cenfufa , biielvo i repetir Ío que di* 
^e en el inj^eifro de ella : Que bien lejos de halUr en efta Obra 
inligne coía alguna que ofenda á las regalías de S. M. y a las 
buenas coítumbres , nallo en ella mucho que deba intereffir 
la protección de S;ML éthonoc de ia Nación y la Iglelhí' 
áe£fpafia'v-y'l(»>elomtis de-todos Ips cfiudíDicii ; y «ai^#¿| 
de las bwtias letras: Afsilo'fíento ¿nreteOratorío dcüS^Fñ;^ 
«iot dd Mundo 2. de Mayó <te 1747. : 

■ ' iütotdíGaih. 



LKEN- 



- UCENCIA DML CONSEJO, 

DON Miguel Fernandez Munilla, Secretario del Rey nuef- 
tro Señor » fu Efcribano de Cámara oías antiguo , y de 
Goviemo del Coqfejo : Certifico , que por los Señores de él 
íé ha concedido Licencia al M. Fr. Henrique Florez y del Or- 
den dq Sian Auguflin , para que por una vez pueda imprimid 
y vender el tomo quarto de la Efpaña Sagrada , con que lá 
unprefsíon fe haga por el original y que va rubridado , y fír^ 
cudoal fin de mi 6rau y y que antes que fe venda» fe trayga 
ai Confejo dicho tomo quarto MpapieflOiJunto con fu original» 
y Certificación del Q>trcí3bw:: de cftar í^^mcs , para que 
Xe tafle el precio a que jfehá de.,vend.ei:>. gqardapdo en la 
iiopreision lo difpueillQ ,'y : prevenido , por las JLeyes , y Prag* 
.maticas de eftos Reyaos. Y para que confie \ lo firmé en Man 
idrld á nueve de Mayo de mil fececientos quarenta y nueve. 



1 1 



■ •- . • 



f 



i'- ' • . ..• / 



Í>{ ^^/ JWiÍMm ÁfumUa» 



*-i • I * 

■ ■ . ■ i I : I • j • 



r ■ r ■ i* '■ 

I : ■ « . 



i "* 



^, }r • 



t- ?. 



• ■■ I . 



. í • 



'. I :• 



^ í r; 



;•> 



. .j 



• ■ » I 

^ 1. ; • 



■i •• 






W^ífl 



'k ^ 



t 1 W, 



. . ■ I 

1. 

t r 

CENr 




CENSURA BE£^ñmo/P. M:n/'ALÉJ ANDRÓ AGüADOy 

del Orden del Gran Padre de la Iglejia S. Bajillo , Doólor Tbeo- 

logo déla t/niverjídad de AUdla yyfuCatbedratico di Tbeoh- 

' gia:(£áHjfícadór4i la Suprema - InqUiJkion ^ y de fu$ Juntas 

I- Shertm yy'Padrede] las frwipítfU ite ÉjfffMdy&'t. '• .' 

d^lo perfeAo ,óípwqüfequáncldtó¿tóbf felicidad del acifeiv 
to , no es &CÜ degé de padecer , VegatHlóa manos de un Juéfc 

iniqíMyúikñtí^á^b^^'ú^^ '" ' ' '' * 

Ofv yin '^ué 'íltKH''íÍ^^¡ 
ka quidpiumf¥i¡Sceri'^^ée' 
atiíjüi érf^trqéUdpikm^fiei 
fiatu^ aé ifi^enU'^fá^^ XMá^his Curtelim 

in Codi'fe : lifgum Siíili^yfet/^4^ '9ói^ efta '- regla- advirtió oA 
Critico Francés , no lograron la immunidad de fer notados los 
Eforit^estiSí^Mc^di^^ alguna vez dormido; Vir- 

gilio fin diftincion de tiempos ; Propercio , y Ovidio diflblu- 
tos 5 Tibaldo, y Catullo defapacibies al oído 5 Juvenal, y Mar- 
cial demafíado mordaces > Tito Livio ruperftlciofo ; Tácito 
obfcuro 5 Juftino defeftuofo en el origen de los Judios 5 Pla- 
tón confoio 5 Ariftotcles difícil 5 Cicerón desigual , ya vehe- 
mente , ya flexibo 5 Plinio viciofo torrente 5 Saíuftio afedado; 
Séneca árido , y de eftylo poco enlazado ; Lipfío violento en 
el lenguage : y afsi en ios modernos ; unos parciales ; otros 
adverlos a determinadas Familias, y Naciones : y de nueftros 
Hiftoriadores hacen varias Criticas : a Mariana le publican foP- 
pechofo 5 a Saavcdra mifcelaneo de egemplos (agrados con 
profanos y á Eñrada adherido á fus ideas : y afsi de Zuritaj 
Sandobal , y Caftiüo. 

Prevenido de eftas reflexiones quando leí el quarto tomo, 
intitulado : E/pana Sagrada , que da a luz el Rmo. P. M. Fr. 
Henrique Florez , Doftcr Compkitenfe , Auguftiniano , me 
fucedió lo que á mi Gran Bafilio con aquel volumen de Liba- 
nio, exclamando con fus fraíTcs al ver tan profiífos corrientes 
de erudiciones : Legi : d Mufa\ d Difciplinal O* Athenxl qudm 
fr aclara largimini vtjlri ftudiofí$\ (Bajíl. ad Lrbanium £/?//?. 19.) 

£ conñcflo y que en algunos puntos pregunta al Autor , fuce- 



yiéndo'meío qwe Salomón dijo : (Prov.j^.) Stnltus qui faplert- 
tem ifíttrrogaverit ,/apiens reputabitur : (ex verf. SeptuM.) qu¿ 
es utilidad del que pregunta a! Sabio , pues en el miímoheí- 
<hoíe reputa doíto, atirqiic fe recorpcía , accip : y Oídas lis 
foiuciones, y enterado con eíhirtkílk aplrcaitlon de laObia^ 
coíí ingenuidad' BíifiKana digo lo'qiic mi Patriarca en ft-nifi- 
jarite ocaiion-pr(»niinci¿ á l'ii Am^^liiloquio en ci juicio que 
Ibrmó de \t>s Sdgt<a'dos Cationes , onácnados para el rtr;iincn de 
!a Iglcfia : Mutra qiui ntfchhawus , dGcewur , O" re/pondendi 
fiüdium nohis dofírina effcitttr. ( Bajü.Mag.'m Epift.prim. Canon. 
sdAmphil.) „ Aprendí machafe colas que ignoraba , íirvicndor- 
„ me de deáiina cleftudio de la^olpucíla. , 
• ' Ts M;radaí>le á mi guftó la ítibftnncia de éfta obra , por los 
monumentos que aíleguri bi¿n acreditados' con íli exqoirdá 
fctiga : con cl^ecislrdad eti el Idacio del Apéndice , inédito 
fcafta ahora con la finguiáridad que cl Autor le promulga : y 
fas tíxqbiritas noticiaídc las Dicceílscn general , que cífiblc- 
tc-ry'e> titula iquedeíempeHá con energía. Enquatro tornas 
leícíibfóArtdF^s Eftfoto, Jeíuita doao , la Efpafia ilujlrada , ha- 
tíéñdó uha 'colección de los:Hiftoriadüres de Efpaiía que et- 
íÁil?ic¥oiS'cn íercua latina : cl Autor con efte quarto Tomo de 
íaEípañaSagradi U liact iluílre con la colección de latinos 
y'vuígai-es Autores y obías que defctibrc ; figurandofemc ¿i 
ttcquifiío .ti:ab.ijo>^íel de aquellos Buzanos,quc refiere mi 
^.ln RíífiUojdelCubriíndo ton dUigcnrcs fatigas en cl aohftifb 
ríiar VasPeflUsmasprecíJjtas con.laiiiluítria del aceyícquc Uq- 
'Vado tn^ la bucycfparcen oni los profundos leños del agua : JJt 
quilín pro^ndam aqt* í'oraginem oltujn irmnittHnt, e'i loco conci- 
tiártt 0" infifndtuJt perjpzsu^htem ; ¡tidem 0" univerfi Grcafar 
tílifd mox verbo luéis.a/aaAilein & perammnam venitflatem mari- 
Íffiiitfexit^{Mag. Pl 8^.t/íhiorit.-2vE>Í-&.iAt?ib. lib.j. ¿oiWipO Aisi 
ton las'ltiees 4e (irdetárina , cuino buen Hpañol , fin apartaA- 
'ífedelSrtt'Ghriftoi, y unción fanta di la Iglcfia Romana , ipcó- 
dnce una luciente Lampara , con que riíanificíla a Elpaña Sa- 
^r¡t(ifl , ocurriendtíine aqui la convinacion dedos prodigiqs 
con que e^ Efí^na y'Rom.t fO anunció' U Nariuidad del Sol 
de luíVícra (hrifta , 'manando ca. la Capital del Orbe una-fiíed- 
tc de áí^yre i y en nueftraMonarqdia tresSolcs.jqiie paulati- 
Ramc/ítófe E¿dug¿to«ÍE'Uno >^£cgBn el Doébüi Angélico., (j^. 



f.3(5.4r^5• -^^ 3.)fisnificando,quc con el oleo Chriíbü , qoe 
impingua la Cabcza'del Orbe Chriftiano unida á ella nueura 
Monarquía , vibrará luces de eternos refplandores ^ come eí 
Autor lo praftíca y fugetandofe fiempre > como pauta á las re« 
foluciones de los Sumos Pontiñces > cofivinando con ellas loi 
lucimientos de nueftra Efpaña , íiempre én fus pro^reflbs iúí 
toriales Sagrada , pues defde el Nacimiento de Chriílo no haj 
paíTo de hiíloria en Efpaña > que no íe «nUce con^ lalglefíat 
en <]ue la Critica Francefa contra Saavedra podrá reprimir fus 
ímpetus , quando defpues de aparecido el Sol Chrino en e(h 
Monarquia no tuvieron fus Catholicos Monarcas otro Norte» 
que arreglar á la Fé de JefuChrifto fu régimen ^.gQipo ícadr 
vitrte en todos los Concilios' Eíbarioles > ioíepárablcs en ellos 
.las refolucionesEclefíafticas y Civiles. 

Otro Franca Critico reconoció > aunque con deícknes , las 

razones de fer nueftra Efpaña Sagrada : y con güito deferimos 

a fu íentencia > aunque quiere deprimir las prendas de laNa- 

'f, cion Efpañola : Mi M^dor > dice , la fagacidad i el valor , d 

fj nombré de fus hazañas>no es tan pártiailar qu^ .CNceda Vlty 

•>,.Francefes fu colera > ni á los Italianos fu fagacidad ^ ni a los 

99 Alemanes fu valor : en fus empreílas tuvieron á I>ios de Cú 

yy parte , moviéndole íblo de la piedad de fus Principes , cuyo 

.yy zek> file íiempre por la Fé CathoUca > y confervar la Monar*- 

.,, quia en fu piireza, ( P. Moyne, Arti di nynar yi.p. art. lo.) 

Evidente prueba es eíla máxima del enlace hiAorial..pn IdSa* 

• gradq y Civil de nueíba Monarquia i con que vienjc á fer efta 

Obra un beneficio común del Reyno y en que guardadas 1^ 

reglas de la mejor Critica hallarán todos íin la facilidad de 

creevk) todo y ni la obftinacion de negarlo , comprobados lo; 

hechos más recónditos de nueftra Efpaiu con los iundamen- 

•tos mas verídicos. Eli efte xtvaáíyfiQrtcttjruSiifica c.onbompr y 

banejífdad enelcdp^po laudabli nueftroComplutenfQ ¡lycifraiv 

•da todos los elogios áuná palabra > digo i quf efcribe. conio 

un Áuguftino. : Efte didamen es mas 2perte£bo teftimonio de las 

prendas del Autor , teniendo la fortuna de conocerle &miliar- 

fm^nté en el convivid literario Complucenfe de una Varandir 

-lia conla cxperienciaide veinte anos : afsi concluyo la plana 

'CohtniNaciancetíO'acrcdijtandOiel.mettto de mi GranBafíliq: 

.Nf^utjmnm bot %tídia Uiht ^ tíbf iSMmqwifhis ^fi. cofwifius & 



wdUarHgtit , iéifüu tjt & éxftrhnñé : <él vtri plus tfi éxpe- 
mtiéi, iU Ó" ftrft&ius tefiinutnium iari fotejt, Naciatu, in- 
*&(/f, Bajff, tp. i6. Efte es mi jwáo » en que me rácifíco/ 
Unh &c.) En efte de N. G. P. S.BaGUo de Alcalá , y AbrU' 

r* de 1749. ' ■ ■'...... Í¡-...¡.:L 

JlíM>Mi Jltjémdro Agitado. 



I ^ .' 



i 1 : 



•. t. 



•« 



■ j 
« 



» 



I 



. • 'i 1 

■ í ■ : 



t . 



* . 1 . 



1 1 



» I 






1 " 



* . ■»^- ■ A #VV • \ e ■• «fc 






£JC£Ka 





LICENCIA DEL QRDTNARIO. 

Doílor Don Pedro Lozano , Canónigo de la Santi 
iáMagiftráLdcS.Jurtoy.P-illpF de cftaGadad de 
Vicario General e'ii la Audiencia y Corte Arzobif-. 
, y en todo clArzobirpado de Toledo , &c. Por 
y por lo que á Nos toca damos Licencia, para que 
nprimir el quartoTomo de h E/pafia Sa^r¿ida , Ca 
. M. Fr. Henrique Florcz , del Orden de S. Auguf- 
r Theologo de la Univerfidad de cita dicha Ciu- 
á que de nucftro orden ha lído vifto y reconocí- 
~omoquarto,y no encontrarfe en el cofa que fe 
nuellra Santa Fe Catholica y loables coñumbres. 
fta Ciudad de Alcalá de Henares en diez y íictc da , 
lil fetecienios y quarenta y nueve. 

). Pedro LoMWi 

Por fu mandadüjí 

J^ánutl R«drigutZi 



APIiOBACION DEL M. R. P. M. Fr. JUAN ALMIREZ, 
Ex-ProvincÍA¡ de ¡a Provincia de CaftilLx , dú Orden de nue/^, 

tro P. S. Auguftin , y fu a¿Íííal Difinidor , Cí-f. 

DE orden de N. M. R. P. M. Fr. Francifeo Martínez , Pro- 
vincial de cfta íli Provincia de Caftílla , de la Obfervan- 
cía del Orden de N. P.S. Auguftin, he leído clquartoTomo 
de la BfpanjS.i^radjtjTbíatroGeographico-Hifioricode la IgU' 
JÍ.t de É/pafíat fti Autor el M. R. P. M. Fr. Henriquc Florcz, 
del Orden de N. P. S. Aiiguftin , Reftor que ha fido dos veces 
de fu Real Colegio de Alcalá , Doítor Thcologo de dicha Uni- 
vcrVidad,y confultado á fus Cathcdras de Theologia por el 
ReaJ Conre/odeCaílilla, &c. 

Digo pues , que le he leído con toda reflcxionno folo una,' 
fino dos veces , con duplicado guílo y deleytc , afsi por lo que 
merece U obra , como por la afición que tenido á fu Autor; 
pues como dijo mi Auguftino : Amanti femel afpixtjfe non fuf- 
jüit i y íiendo difícil , como dijo un Difcrcto , y con mas cla- 
ridad la experiencia , cl que no aprobemos lo que amamos: 
Quod nahis cordi ejl , fuiié comprobare folemus : he determinad^ 
abítcncrmc de lo que hoy fe ufa , que fon Aprobaciones proli- 
jas , Ueoando paginas de Encomios y Panegy ricos ; lo prime- 
ro, porque ficndo el Autor domeftico , caen mejor los elogios 
cn ios eftraños : lo fcgundo , porque las obras , como los mi- 
lagros , tienen fus lenguas con que de ¡uftícia publican fu va-; 
lor , y elogian a fus Arcificcs : lo tercero (omitiendo otros mo-í 
tivos) porque los Doclos folo atienden al mcrlto de la obra 
para formar el concepto , y los elogios que merece ; y no á las 
eiprefsiones de los Aprobantes , que fuclen fer adulaciones 
las mas veces. Porloqualdigofolamenre, que he leído eftc 
Libro, y en todo el no he advertido cofa que difuene en uti 
ápice á la pureza de nucn:ra Santa Fe » y buenas cuftumbrcK 
antes bien foy de fentír , que ha de llenar U común. expe¿U-. 
cion de los Eruditos , y ha de lograr igual cftimacíon i la qti^ 
han tenido los antecedentes Tomos , que dio al público ; pues 
laCririca tan juiciofaconque da las noticias que ofrece, la 
claridad y folidcz con que prueba , y perfuadc lo que propo- 
ne , los Documcntosoriginalcs con que afianza quanto dice, 
yiasNütas con que iluftra losChronicones de ldacio,afsÍ 

To«i.iy. ÍHITffí cdi- 





) inéditos, que trahc en fus Apéndices , y faca 
leatro en eftc Tomo , por si milmcs dan tcftimo- 
lidad , y merecidos elogios ; y como hermoí'as lu- 
ifsidad de agenas alabanzas' , tienen Iii luftre y 

cnto de la obra es defcubrir elorigcoy prind- 
;lefias Primitivas de Eípaña , fus progreilbs y mu- ' 
eftado de fus Provincias y Metrópolis , fegun fe 
tiempo de losGodosy Suevos, feparando, uomo , 
1 de lo prcciofo , difcernicndo lo verdadero de lo 
:]uc ciegamente han confundido muclios de los 
s de Efpaña, excluyendo de nuclba Hiftoria £cle- 
falfa moneda de Chronicones y Noticias fabulo- 
la no fer legitima en U piedra de toque de la ra- 
erdad , que como mas corriente , es mas pernicio- 
DÜca Literaria. En todo raucílra el Autor fu co- 
:ion , no folo en puntos hiftoricos , lino en todas 
y un raudal de bellas noticias , que dan verdadero 
le l\\ notorio , perpetuo y fumo cftudio , en innu- ' 
excelentes Autores , y de nobililsiraos Documen- 
:s de ineílimablc valor. 







LICENCIA DE LA ORDEiW 



t Macftro Fr. Franciíco Marcinez, Provinci.il de laPro- 
pñnciadeCaflrilKi ,ik la Oblcrvanm del Orden de Io( 
taños de N. P. S. Augurtin, &c. 

Iih'icndo vifto U Aprobación que ha dado N. M. R. P. M. 
fcín Alvarez , Ex-Provincial de efta nueílra Provincia , aJ 
ó IV. de \i E/p-tÜa Sagrada , que ha compuefto el Padre 
Iro Fr. Hcnrique Florez , Dü¿tor Thcolago de la Univcr- 
Me Alcalá; por la prcfcntc ie day Licencia , para que 
^cndo con los Decretos del Santo Concilio de Trento 
yes de cftosReynos , pueda dar á la crtampa dicho Li- 
\Y mando en virtud de Tanta obediencia , que ningún' 
!^oi.^fi:rioric lo impida. Dada en eftc nucftro Convento 
H P. S. Auguftin de Salamanca , fcUada con el Sello menor 
±ftro Oficio, y refrendada de nucftro Secretario en 22. 
mió de 1 749. 

'r. Francijeo MartineZf 
Provincial. 

;' Por mandado de N. P. M. Provincial. 

"• ■ .--'.■ Fr. ManuelTetleZy 

' " ,■ '-'"'■■■■ ■ ■ ' Sccret. 



ffffflTi 



FE DE ERRATAS. 

PAG.ió. col.2. Ün,i6. Puyadcs ,l?e Pujadcs. Pag. i8. col.i^ 
lin.3i. Sigo, Ice í/gfo.^Pag,30. col.i. lin. 25. Martin , lee 
Manuel. Pag.35. lin.33. i6íí^«ir,lee i6fíf&»y Pag. 169. col. 2. Un. 
^4. faiialó^ Ice feñalo. Pág. 198. col. 2. lin. 2. non , ke no. Pag. 
239. Un. 14. orum, lee oram. Pag. 276. lin. 37. Archiefpif. lee 
Arcbiepif. Pag.340.cól.2.rm.27.quadragefimum,lee quíidrtgen^ 
Ujimum. Pag. 388. col. 2. lin. 28. e^fjteú'/JS/^voi , lee c^/jLa>'/S¡fiO¥. 
Pag.399. lin.io. quitó , kc.quito. Pag. 434, lin- 9. xixit> lee w- 
jrií. Pag.485. lin.22. 286. lee 38^. , 
[ Efte Tomo IV. de la E/p^Ha Sagrada cHk arreglado con fu 
#xiginal ,^uit^das eftas erratas» Madrid y Agofto 30. de 1749, 



JJe. D.Manuel licardo de 
Correa. Cen. por S.id. 



SUMA DE LA T4SSA. 



-> \ 



TAíTaron los Señores del Real y Supremo Confejo de Caí- 
tilla a ocho maravedís cada pliego de efte Tomo IV. de 
la E/^aña Sagrada , fu Autor el M. R. P. M. Fr. Henrique FIo- 
rez , del Orden de N. P. S. Auguftin , como mas largamente 
confta por Certificación de D. Miguel Fernandesi Mumlla > CQ 
4. de Setiembre de 1 74g.^ 




PROLOGO. 

H Odavia nos hallamos en campo de efterilidad y lo- 
' bieguéz. No folo no hemos llegado á las llanuras 
tales qualcs del prelentc Thcatro , fmo que cami- 
namos por las fendas mas eftrcclias y afperas de 
quantas pueden ocuirir en 1a Hiftoria de Efpaña. 
A cada paílb hay dudas , dificultades , Ficfgos , fin tener 3t 
quien preguntar el rumbo verdadero. Aquel que pjrccc á la 
vjfta mas derecho , fe halla fin piladas : el mas trillado no pue- 
de fer feguido por quien fepa haverle abierto por los que fe 
apartaron del camino de la verdad. Si en fuetza de efte dieta-* 
men no fe abraza , juzgan que es precipicio quantos no fabeii 
mas camino que aquel. Si nos paramos entre eftas dificulta- 
des , nunca adelantaremos : es precíío romper : fea pues dcí^ , 
preciando el menor riefgo. No temo que den \'occs, fi no die- 
ren razones. Seque no todos procedieron con la ingenuidad 
y amor , que debemos profefTar á la verdad : sé que algunos 
aminaron con buena fe : pero en llegando á conocer , que na 
cslaverdadera Tendalacomun^feha de abrir nuevo rumbo, 
ycerrai el antiguo , fin dejarfe vencer de la dificultaxl. 

A eftofe reduce la prificipal parte de efte Libro. Occurrc-; 
ki las ciedulidades y extravíos por don de caminaron haíU 
aquinueftrosprcdecefibresjnohaciendofe reparable en nin- 
guno f por fer común a todos. Infiftefe tal vez en abrir hueva 
fenda por donde no hay pifadas > poca luz, muchas dudas, 
peto gran necefsidad de que fe aclaren. Tal vez fcrá precifo 
meternos ahora y defpues en poflefsiones de algunos partica- 
lares , cortatido f ó macizando lo que impedia elpaOb. Efto á 
primera vifta podrá dar que fcntir á los que tienen pacifica' 
poflersion en buena fé : más cederán luego que fe les niueftrfii' 
no fer Tuyo , ó que Ce debe anteponer el túen común. i 

Ya he dicho , y dir¿ muchas veces , que no aprecio las 
lifonjas y ñcoones , con que algunos ao han hecho mas que 
afear (no ilpfttar) fus Cathcdrales. Mlintento no es defrau- 
dar jhtio^aclatacquanto pueda fus honores : pero aqui es don-: 
de mas te neceT^itiilb Critica) ó el juicio, íegun lo del Pro-. 
pbcU: Hnw Mt¿új»ditiim diíifft. Ea^ ¿epaiac 1^ ^ezdade- 

K 



ro de lo falfo , he ideado cfta obra : para cfto mc atareo : para 
.cilo trabajo : para cfto me privo de quanto no fea ello. Que 
mtercs tengo yo , en que cfta ó aquella Iglefia goce , ó no , de 
tal Limite , tal Concilio , ó tal Fuero? Lo que iHcedc es , que 
cada panto en que me aparto de la opinión vulgar , me au- 
menta notablemente el trabajo , obligándome á examinarle 
con tnas prolijidad , bufcando fus principios , fu progtcflb , i\i 
cílado , para ver íi correl]x)nde con los antiguos Documentos 
leijjitimos , y fi no , tCHcr que proceder por nuevos medios. 
A eílo no mc mueve otra cofa que el amor al interés común 
de la verdad , como conocerá el que fe juzgue dcfaytado en 
lo que no alega buenas pruebas , viendo que donde fe def- 
cubren y le defiendo. Si falta efta ingenuidad y libertad en* 
los que efcriben y en valde fe toman las plumas en la mano; : 
ceíHi el fin y las utilidades de la Hiíloria : fe ignora la ver^ 
^dad: no fe caftiga al reo ^ ni fe creen los apíauíbs de los 
buenos. .. »• • * 

£1 eftado en que los Siglos de la credulidad y A:c la igno-^ 
rancia pufieron nueftras cofas ; la poca ó ningunaCritica que 
huvo en los immediatos ; y la adhefion de unos á otros en los 
que fe figuieron, tienen cafi connaturalizados los yerros. El 
que fe dedique á manejar los Documentos legitimos anti- 
guos 9 Y mire íin pafsion lo que fe halla en EfcritoréS: -moder- 
nos , fín duda fe pafmará de que fe hayan adoptado (aun en' 
los Documentos por si mas venerables) tantos y tales defacier- 
tos. No veo hoy las cofas en eftado de que puedan remediara- 
fe prontamente : pero digolo á fin que no me opongas la auto- 
ridad cxtrinfeca de Efcritos y Elcritores , donde hallarás las 
cofas muy diverfas de como van aqui : ni alegues que eftán 
bien recibidos ; que ñieron Reyes , Obifpos , Arzobifpos , a 
Cardenales. Todo efto es bueno para renovar el refpctode-í 
bjdo á íii carader ; pero no dá valor intrinfeco á la pluma. Yo; 
hallo tales cofas en algimos (aun de los mas autorizados) que 
mc obligan á no deferir á nadie , fi no es de buena fé , diligen- 
te , critico ,yque cfcribaóbicn defuceflbs de fu tiempo , ó' 
cftrivando en Documentos contra quienes no tengamos cofa 
Que prevalezca. Los tiempos que han obfcurccido muchas co^ 
ías^eíTos mifmos han aclarado otras: diltingamos pues de 
tiempos., y vcras^uefi én unos fervian de. alimento las bello-; 

tas. 



tas , va no es licito alimentarfc de ellas. 

Para cftc fin intento ir c^^hibicndo todos los Documentos, 
que pueda recoger, proprios de nueftra Hiíloria 5 porque quien 
no los tenga, cómo podrá adelantar? Reduzcolos á dos claíTes, 
una de aquellos que firven determinadamente á la materia 
propria de cada libro 5 como los Apéndices del tomo preceden- 
te , y en efte los dos primeros. Otra de los que fon comunes 
para toda la Obra , como empiezo defde ahora , en el Chroni- 
con de Idacio, Obifpo de Galicia , que pongo en el Apéndice 
tercero ; tomando el tronco de aqui, por fer el mas antiguo de 
quantos nos han quedado , y uno de los mas importantes que 
pueden defearfe, £1 trabajo y eftudio que me ha coílado pu- 
blicarle como va , no te le quiero ponderar , no porque no tu- 
viera que decir honeftamente , fino porque no quiero que me 
juzgues por palabras , fino precifamente por lo que diga en si 
la obra: y aun de aqui has ae quitar todo lo que juzgues acier- 
p; y no dármele á mi, fino á quien fabes por la Fe, que es Pa- 
dre de la Luz. Con motivo de iluftrar eueChronicon aíiado 
otros hafta hoy no publicados , que podrán utilizar al eftudio-. 
ío y como conocerás por ellos mifinos. 

ADVERTENCIAS SOBRE EL TOMO TERCERO. 

EJL Tomo precedente falio con mas erratas de las que á 
primera vifta fe notaron : y porque algunas pueden cau- 
far detención á losLetores , quiero notarlas aqui, para que ca- 
da uno las corrija. Pag.25 1. col. 2. num.93. fe repite dos vece3 
el Concilio IV. de Toledo : en la fegunda (lin.25.) tiene inver- 
tida la unidad, y en lugar de IV. debe decir VI. Pag.258. col. 
2. lin. 19. que f efe debe , fobra//. Pae.3 3 5 . col. i . Un. 1 1 . Gregtht 
rio XII. debe decir VIL En el Apéndice pag. xlix. lin. 4. Apof^ 
toles , leaíe Apoftolicos. 

En la Mifla Muzárabe nunj. 25. hay una Rubrica de lo que 
deben leer los Sacerdotes en el Miíral,que llaman Offerentium. 
Quantohay en efte es común á todo Santo , del mpdo que en- 
tre nofotros él Canon y Ordo Miffk. Por tanto aunque en la 
Oración áúnum, 34. \pro Sfiritibus pau/antium ) vcrks nom^ 
bres de Prelados modernos , no has de graduar por fií edad la 
de Jos O^kiQs proprios , 0^ en efpecial del que damps alli de 

los 



los siete Apoílolicos) por qiianto Ja parte que es comiin en el 
Miílal, no pende del Proprio de los Santos. Los Muzárabes iban 
introduciendo en la Oración citada los nombres de los Prela- 
dos venerables , que havian fallecido en buena memoria , y á 
quienes dcbia mas la Iglefia : pero como efto fe hacia en una 
parte del Miflal Offerentiumy común á todo Oficio , deja intac- 
tos los proprios. Por tantp la antigüedad de cada Rezo fe ha 
de graduar por las calidades de fu compoficion particular , y 
no por los nombres ingeridos en la Oración mencionada del 
común. 

En los teftimonios, que nfsi en efte, como en los demás Li- 
bros fe proponen en Griego , faltan muchos efpititus y acccn- 
tos* Eftc no ha fido defcuido de imprcfsion , fino defcdo de 
Matrices > por no haver hoy en Madrid ninguna que los tenga; 
y afsi podrá fuplirlos el que los eche de menos. 

MEMORIA DE LAS BIBLIOTHECAS , IGLESIAS^ 
y Eruditos , que han contribuido en algo para la forma-- •> 
* €Íon de efta Obra. 

NO foy el primero que ennoblece la frente de fus libros 
con la honorífica memoria de aquellos por quienes apro- 
vechó en fus tareas. No foy , digo , el primero , ni me pefara 
ierlo. Otros lo han hecho antes $ pero ninguno con mas razón 
que yo : porque el dilatado cfpacio de la Obra , el interés co- 
mún de tant03 miembros > la grandeza y dificultad de las ma- 
terias , no pef miren que las venza uno folo : ni tampoco es ra- 
zón , que íi concurren muchos , fe defraude a ninguno el ale- 
rito que correfponde a fus influjos. Por tanto havicndo en^- 
zado dias ha á recibir inftrucciones de algunos a quienes he 
acudido , es ya tiempo de empezar á correfponder agradeci- 
do , y dar razón al Público de lo que eftriva en puros manuí^ 
critos. 

Défe el primer lugar a quien le toca , el Rey nueftro Se- 
ñor ( Dios nos le guarde ) de cuyas dos preciofas Bibliothecás 
(del Efcorial y Madrid) he logrado utilizarme en vacíos Ma- 
nufcritos , franqueados por fus Bibliothecarios, En la del Ef- 
corial el M. R. P. Fr. Antonio Mócete , me ayudó y exhibió con 

notable humanidad todos los libros Gotmcos de Concilios, 

•-•■-" — ^ ' ' « — ---- 

que 



que en el ano 174?. pafsé á reconocer foBrfe diverías dudas 
que tenia. Defde entonces he debido mucho al Rmo.P.Fr.-^»- 
tonio de S.Jofeph , Bíbliothecario mayor de aquel Real MonaT- 
tcrio , que con el conocimiento que tiene , y paciencia paiía 
mis impertinencias , correfponde puntualmente á mis deieos» 
en quanto necefsito de aquella Bibliotheca. En la de Madrid 
el íeñor D. Blas Antonio Naffarrej Bibliothecario Mayor:. quién 
con fu notoria erudición y benignidad para los Manufcritbs 
que he necefsitado , me ha ^vorecidó mucho por palabra y 
por obra : cooperando al mifmo fin los demás Bihliothecarios^ 
D. Manuel Martines Pingarron , y D.JfuanJriartc y que ¡todos 
fe Ínter eÜan en la publica utilidad* ( .: • 

A la Santa Isleña de Toledo la debo tanta honra y que no 
alcanzo modo, digno de moftrarla , pues me franqueo todo el 
preciofifsiino Theloro que tiene de Manufcritos , enfalzando 
mi pequeñeí a>n el lado de los Señores Dodorales D.Jfuam 
Antonio de las Infantas , y D. Sancho Incldn y Tinéo , porque no 
íabe hacer cofa que haila en el modo no lea corre fpondiente 
á fií gi^andéza. Lo que allí des&ute es de mucho interés para 
.imi.Obraien común ^ y para algunas Iglefías en íingular, com6 
fe va citando en cada fitio. Al Señor D. Juan Antonio de ld$ 
Infantas le debo mucha parte de los inftrumentos que cito con 
nombre de los Manufcritos de aquella Santa Igleíia : pues dc-^ 
mas de lo que acompañado del Señor D. Sancho Inclán, fe dig« 
rRo^aCareatie mientras eftuve allá > para cotejos y ufo de aque- 
llos libros , influyó notablemente , antes y defpues, en citas y 
cotejos prolijos , que por amiftad antigua me he atrevido á en- 
cargarle y alentado no folo de la propenfíon que tiene á todo 
auanto mira á Erudición y Antigüedad , fino del conocimiento 
e aquellos Manufcritos, y Critica juiciofa conque fabe dar 
valor á cada cofa. Digolopara manifcilar la feguridad de lo 
que me viene por fu mano , y el realce que merece quanto en- 
tre aquellas ocupaciones fe dlftrahe á favorecerme en Ij^s citas 
y obíervaciones que necefsitp. ;:. 

No puedo retirarme de Toledo fin referir lo que debo á los 
Rmos. Padres de la Conipañia de Jeñjs , pofli^dores de. ntii«- 
chos preciofífsimpsMSS«ique junto, y efctibio en gcan parte 
por íu mano el immortal Padre Juan de Mariana , y fe gútur^ 
$ian iuiítt Colegio dft'^^ledo.jjCbmq aquel Átifigne Eíccitpiíi^ 



empeñó en iluftrar las cofas de nueftra Nación , y era tanto fu 
zelo y laboriofidad , amontonó muchos particulares y genera- 
les Documentos , efmaltandolos con el oro de fu pluma. El 
buen defeo de utilizar al Público , y la ingenua intención de 
defcubrir el Theforo que goza aquella Venerable y fábia Co- 
munidad en honra de tan diftinguido Héroe y bien de la Na- 
ción f me abrieron las puertas para verlos por medio del Rmo. 
P. Andrés Marcos Burriel , Maeftro de Philofophia en fu Cole- 
gio de efta Univerfídad de Alcalá y quien no fabiendofe apar- 
tar de tanta buena inftruccion como incluyen aquellos MSS. 
y hallandoíe con los fondos neceflíarios para faberlos eftimai 
y manejar > me los permitió v¿r con indecible humanidad, 
contribuyendo demás de efto al trabajo de diverfos cotejos y 
lecciones variantes , por el notable amor que tiene al bien co* 
mun y para quien parece que ha nacido. Dios nos le coníerve 
h falud. El Rmo. P. Antonio Mourin y Maeftro de Theología 
en el mifmo Colegio de la Compañía de Toledo y y Varón de 
;Íingulares talentos y erudición , (e efmeró también, con la hu- 
manidad y dulzura que le es congenita , en moftrarme otA> 
Código de los MSS. de Mariana : y afsi por eftos dos me con- 
íieflb muy obligado á todos, dándoles muchas gracias en nom- 
bre del éomun , por el zelo en confervar y refundir para ^cl 
bienpublico los fudores de Efcritor tan iluftre. 

Tampoco quiero apartarme de Toledo , fin renovar lame- 
fnoria que empece á manifeftar en mi Tomo 2. de D. ¥rm9€^ 
de Santiago^ Palomares , quien íobre las Infcripciones que citfc 
en aquel Libro , me ayudo mucho para el efefto de copias y 
cotejos , mientras cftuve en Toledo. A el le debo el hallarme 
con dos Mapas de efte Arzobifpado , que me utilizan mucho> 
y íer viran luego al Publico : la copia del Catalogo de Arzobis- 
pos , que fe halla en la Sala Capitular : la puntual delineaciotí 
de la nimofa Ccluna de laConfagracion de aquella Santa I^le* 
fia , que pcrdré en el Tomo figuicnte , con algunas otras müe- 
2as , á que me conficífo muy agradecido. 

La Biblictheca del Infigne Colegio Mayor de S. Ildefonfo 
<de efta niicflra Univerfídad de Alcalá , fe halla preciofamente 
enriquecida , no folodecopiofo numero de libros muy raros y 
coftofos , fino principalmente de un gran Cuerpo de MSS. de 
t)U(& por vivir yo siqui/y por firánqueza^dc los fdñores Colé^ 
:• . . gia- 



giales 9 he logrado utilizarme, copiando varias piezas cmceni- 
.piezo á publicar deíde ahora ; previniendo , que quanao nom- 
bro la JBibliotbecM Complutenfe , fe entiende la del expreífado 
Colegio Mayor de S. Ildefbnfo. Su Bibliothecario el Maeftro 
D. Antonio Martiner. de Que/oda , me firvió también mucho, 
no (blo por lo que digo aqui p^.38. fíno para las copias y co- 
tejos , por el buen conocimiento que tiene de aquellos MSS. y 
la bcUa erudición que aumenta cada dia. Del Señor D. Gómele 
Gutiérrez de Tordoya , Colegial Mayor de efte mifmo Colegio, 

2 hoy Alcalde del Crimen de la Chancilleria de Vallado^ 
d 9 tengo dos tomos de folio , que aunque impreílbs fon tati 
eftimables por lo raro , que debe colocarlos mi gratitud entre 
los mas preciofos MSS. como lo hago. En la Bibliotheca de S. 
Pheiípe Nerí de efta mifma Ciudad hay otro MS. de que por 
beni^idad del P. D. Franeifco Onteniente , Prepofito de dicha 
Cóneregacion , copi¿ algunos puntos importantes^que daré ea 
íus lugares. 

En Madrid me franquearon fus Bibliothecas los Rmos. Pa- 
dres Benedidinos , por medio de fus clarifsimos Varones , el 
Rmo. P. M. Fr. Martin Sarmiento , Abad del Monafterio de 
& Martin, y el Rmo. P. Fr. Diego Mecolaeta y refidente en el de 
Monferrate , quienes a competencia me honraron , no folo con 
la maniíeftación de fus Códigos MSS. (que efpecialmente en 
Monferrate fon muchos y preciofos) fíno con las inftrucciones 
de fu voz y pues quien tenga lá honra de comunicarlos^ loera* 
ra machas ufuras en fu trato y por fu bien conocida erudición. 
De cada cofa daré cita en fus fítios. El P. l>yAuguJlin Riot^ 
Presbytero de la Congregación deS. Phelipe Keri de la mif- 
flia Corte , me honró con un libro en folio MS. que'alegaré á 
ÍVL tíempo , por tocar al eftado moderno de nueftra Iglena> fe- 
gun la diftribucion que tengo hecha; Al Señor D.Juan Antq^ 
nio Samaniego y del Confejo de S. Mag. en el Real de Caílilla; 
debo la franqueza de otro MS. por medio de fu hijo el > íeñor 
D« Pbelipe y que Con el notable amor y aplicación que tiene á 
las buenas letras , conoce bien quan eftimabíe es qualquierá 
prenda de eftas y y aue conviene refundirlas en publica utifi-* 
dad y a>mo ha mamfeftado en el hecho fín envidia. 

Efio es lo que por trato perfonal he debido a otros. Entre 
los aulcmbcS; y efpecUlmeDté de los limos. Prelados á quienes 



he acudido , y fe han dignado correfpondcr á mis dcfcos, debo 
poner en primer lugar (pues miro al orden del tiempo) al limo. 
.S.D.Jt. Antonio Sarmiento , Obifpo de Mondoñedo, quien 
con íitígular zelo y laboriofidad fe firvió remitirme copiofos 
documentos de lo que nccefsite fobre fu Icleíia, por fcr una de 
las mayores planas de toda la Provincia de Galicia ; de modo 
que lo mas del Theatro de efta Igleíia fe deberá a la foltcitud y 
benignidad de fu Iluílrifsima. 

El Iluftrifsimo Señor D.Juan Gómez Terin^ Obifpo de Ori- 
huela y ha manifeftado bien el zelo de la pública utilidad , no 
iblo en las copiofas obras que la ha dado , fíno en dignaríe 
comunicarme a mi quanto he néceísitado para iluftrar el Thea- 
tro de fu Iglefía. Lo mifmo digo de los Iluílrifsimos Señores 
D.Juan Matheo , Obifpo de Carthagena y Murcia 5 y el Señor 
D. Fr, Gafpar de Molina , Obifpo de Almería , á i|uienes me 
reconozco obligado , por lo que fe han férvido favorecerme 
con Documentos particulares de fus Iglefias > como iudividiu* 
lizaremos en fus íitios. 

El Iluftrifsimo Señor D. Francifeo Salgado , Obifpo de Gua* 
dix , hallandofe en Vifita , quando recurrí á fu protección , m6 
facilitóla comunicación conD. Jofepb Antonio Paramo y Afo* 
ron , Prebendado de aquella Santa leleíla , y D. Fernando Pa>r 
Umia , Beneficiado de Perullena j quienes con fíngular efme- 
ro y diligencia me informaron de lo que entonces neceísiti 
fobre el Catalogo y Vidas de los Prelados pofteriores al año 
1696. y defpues he dado mucho que hacer al mencionado D. 
Jofcph Antonio , fobre puntos que expreflaré en fu lugar. 

£1 Iluftrifsimo Señor D. Juan de Eulate y Santa Cruzy Obi£i 

{)o de Malaga > fe ha dignado también de banquearme coa 
igular efmero y benignidad lo que he necefsitadp y pedida' 
para el Theatro de aquella Santa Iglefía , por lo que defdei* 
ahcra le anticipo las gracias. 

De Badajoz he empezado a recibir Inftrucciones por me- 
dio de D, Miguel Eshabarria , Canónigo de aquella Santa Iglc^ 
jGa , como taml ien de- Ias:de Braga , Porto , y Coimbra», va-: 
licndome del Rmo. P. M. Fr, Manuel de la Cruz , Prior una y. 
otra vez del Convento de N, P. S. Auguftin de Porto 5 y los 
RR. PP. Fr. benito Meyrtlles,yy Fr. Nicolás BtlUm , todos de 
sai Sagrada Rcligipn , cuya maypr individualidad rcfervo para*; 

quan- 



'guando logré él cumplimiento de las noticias ^ con otrps-de. 
quienes no han llegado las refpueftas. 

Al Señor Dean de Zaragoza D. Ajfitonio Jorge Gahany Doc-i 
fot Theologb de efta nücftra "Umverfidad- >; h dcj^o U dUigen- 
da de algunos Inflrumentos ^ que j^itarQ: a. fü ,(iem{>o s i:Qmio 
también al Licenciado D* Antonio Rtohoo: y S^jas^ Píesbytcro, 
graduado en Derechos , conocido ya en el público por fu plu«»; 
ma y de quien me he valido para algunos puncos qu^ miran i 
las coías de Galicia. 

A D. QrágprioiMAyanry Si/can k debemos immpjrtalcs gra- 
cias por to que ha contribuido para la formación de eñe Libros 
y aunque lo manifkíloí en la materia , deíahogo mi reconocí-* 
miento en repetirlo aqui. Al punto qtie * le .coipuniqüé la idea 
de cfta obra , empezó á favorecerinc; con importantes y opor- 
tunas prevenciones > hijas de fu infatigable diligencia y apli^ 
cacian:cojñtíiuia.> con que^&ha.í^cxífícado.á pcomQver el bien 
de li &épubücaiitenij:ia^'reakand&^^ coa el zelo de 

maniftlUt íktinvidia ios ptoprioi y ágenos Documentos > de, 
que ha juntado una envidiable copia* Afsi fe ha vifto , no. fon 
lo en los preciofos MSS. que ha empezado á publicar por sl^ 
íino en lo que fe ha dignado comunicarme á mi , franquean* 
dome el original, que fu hermano D. Juan Antonio Mayans 
trabajó con exquifíta diligencia y fíngular erudición fobre la 
Diviiion de Obifpados atribuida á Vamba , y otro precioíb 
MS. que el Iluftrifsimo Señor D.Juan Bautiza Pérez , Obifpo 
de Segorbe , efcribió confultado fobre las Laminas de Grana- 
da y de que logre copia por fu medio. Demás de eílo cada 
Carta de las que fe ha férvido dirigirme > es para m^ un eítima- 
ble original , que alegaré íiempre que pudiere fubfcribir. Por 
todo , no folo yo , íino el púlico , nos debemos reconocer 
agradecidos ^ pues efpecialn^nte el punto trafccndental de 
la Divifíon atribuida a Vamba , no eftuviera perfectamente 
averiguado , fi no fuera por la franqueza y recóndita erudición 
de eftos dos clarifsimos Hermanos. Remiróme en fu prueba a 
lo que leerás en fus lugares. 

D. Pedro Fuertes , hallandofe en la Familia del difunto Iluf- 
trifsimo Señor Oruña , Obifpo de Olina , me favoreció con im- 
portantes dilicencias fobre cofas conducentes para la iluftra- 
poii.dc aquella Santa Iglcüa ; ^ ^^ efpecial me coiifíguió y 



franqueo un Mapa original del Oblfpado , que hafta ahora no 
fe ha dado a la luz pública , y ferá de notable utilidad > como 
manifeftarfcnnos en fu fitio. 

£ík> es lo que por ahora he juzgado conveniente prevea 
nir , concluyendo con lo que en femejante lance eícribio Juan 
Vafeo en fu Chronicon de las cofas de Efpaña , taf. 6. donde 
defpues de proponer que no alcanzando la efcas^z de fus me- 
dios para comprar todos los libros neceífarios > y menos para 
los Documentos manufcritos , era razón aplaudir la beni^ni-* 
dad de los que los manifeftáflfen $ afsi para dar algún premio á 
fu candor y cómo para mover á otros a que no ceben la polif 
Ua y ocultando entre el polvo lo que manifeftado. puede dar 
luz á la Patria j honor al Dueño y y utilidad al Letor : (^ 
cjKcium benigné PTéftiurunt yfuis laudibm fráudandi nonfmtt^ 
fifMÚ ut ^ iffi temignitatis équi ac candoris fui prdmium ab 
dquo LeBore pircifiant i (!^ mj admoneantur y ne pMÜgni occtiU 
tafites y blattat ac timas fafcant üs qud frolatlí inmedissm, tih 
Patria lucem , & ipfis decus y Cf uáori voluftattm pastittr ati 
que fttilitatem pratert fo/ent. , .> 



ÍNDICE 




INDI 



DE LOS TRATADOS, 

Capitules , y §§. de eftc Tomo 
quarto. 

icya jumo i Canhagenaj 
ni mas Olcadts en Efpaña, 
que los eonquiñados por 
Ánnibal. Explicaníe los lí- 
mites de los Carpetanoi , y 
Olcadcs i y dónde cftuvo 
la Ciudad de Laminio, p. 29. 

§. V. Cicirafe el difcurfo de 
lo expuefto hafta aquí fo- 
brc clObifpado de S. Efi- 
cio,pag.39. 

Cap. 11. Si los fíete Apoftoli- 
.cos flieton Martyreíiy Dif- 
cipulos de Santiago?. 

%.l. iPrncbaíe * que ^oi'hay 

[ ■ nada que fe opcttiga alCul- 

- to quC' fe les dá de Marty- 
tcs', Y' ofrccenfe algunas 
' pruebas poficivas, pag<4i. 

§. II; De los Breviarios anti- 

- , guos,;pag47. : 
§. III. f oncnle los fundamen- 
■.:■ tos (}úe declaran YoKct d^ 

Dilcipulos de SaiiüagOjpag. 

53. 
^.IV. De IOS Milagros que 
i'-' obró Dios por las Reliquias 
:'iác bftos Stintosv ^di^en 
vjqfieléiíacia furfiefts- anti- 

Cap. 



TR ATADO II. 

DEL Origen y Progreflb 
de los Obirpados y Me- 
trópolis en Eipana, pag.i. 
CAP. I. Del origen de los 

Obifpados por los fíete 

ApoftoUcos. 
5. 1. Razones para atribuir á 

cftos Santos el Origen de 
■ los Obifpados : fu llegada 

áGuadix,y raüagto en la 

entrada, pag. 2. 
$. n. Ri^wnfc Jos Apofi(>- 
. lieos a ñindar fuslglefías. 
' S. Bficíe no fiíe á tiem de 

Aüorga. La Gudad r de 

Cajlaon fue' lo' TOirinb que 

Caftulo , diverfa de Cartt- 

A pag- JO. 
5. 111. Furtdamdntos para c£- 

tabIa:«T 4a Silla. de SíEd- 
' cío en" Cdríf/d ry^ual-fue 

lafituacíón de ena Ciudad. 

Dáíe noticia del ]^recho 
- de GibíáltáT^; y que- Tito 
■ ■ UMo ^''éot04^ istaSdci 

ja mencionada Qudattc^pa- 
-■tóA.»..:.^b;.^q-^:iJ^J I! -^ 

^mwetiu^ nifigteiCacT 



Cap.in. DelTfogreffddclás 
Sillas Epifcopalesy pag.di. 

Cap. IV. Del Origen de las 
Provincias Ecleuailicas en 
Efpaña. 

$. I. Eara diverfidad de Pro- 
vincias Ecleííafticas no fe 
necefsitan Metrópolis -efta- 
bles , ni precedencia de un 
Obifpo á otro por fuero de 
fu Igleíia. Quando emÍ3ezó 
en Efphña , y íucrá de ella, 
' el honor de precedencia en 
clos Metropolitan6s?pag.69, 

§. II. En África huvó diverfi- 
dad de Provincias Eclefiaf- 

. tica$:«n ios primeros Siglos. 
Pero aunque no las huvief- 

- fe , no fe cbdVehce nada 
contra Efpaña , por la ma- 
yor antigüedad de Chrif- 
tiandad en eftos Reynos, 
pag.79. 

§. III. Pruebanfc tres Provin- 
cias en la Igleík de Efpaña 
antes de Conftantino Mag- 
no. Dafe razón de la Con- 
fuirá de los Obifpos de Ef- 
paña á S. Cypriano , en la 
caufa de los Obifpos Baíi- 

^ lides y Marcial, pag.84. 

$• ly . Otras pruebas fobre la 
diverfídad de Provincias 
Eclefiafticas , defatahdo lo 
demás que fe alega en con- 
tra , y moftrando que en 
Efpaña tuvo fuerrf de Me- 
tropolitano el mas ¡antiguo 
Pbifpc^,-pag,po. . . i- 



Cap. V.! Del tiempo en que fe 
introdugeron en Eípaña 
Metrópolis eftables. 

§. I. Mucftrafe , que nó fiíc 
antes del Concilio Antió^ 

Suf no del año ^au y que 
uvo efpecial dificultad en 



»^ f 



uhas Provincias mas que en 

otras, pag.95. 
§. II. . Ofreccnfe las prueban 

que militan a favor de ca^ 
•r-da Provincia ;ca ungular» 
't>as.99. ■ 

TRATADO: II I. 

De las Divifíones antiguas de 
Provincias en quanto á U 
repartición de Obifpados* 

Prevención fobre él Mapa de 
los Obifpados antiguos » p. 
106. 

Cap. I. De los límites de ca^ 
da Metrópoli , y Obifpadó, 
fegun la linea Ovil , pag^ 
107. 

Cap.II. De la Divifion de Pro-* 
vincias Eclefiafticas atribuí^; 
da a Conflan tino. Magno. 

§. I. Mueftrafe , que es apor 
crifa,y.íacada ílelEfcrito 
del Moro Rajis, Tiempo á 
. que fe debie reducir la Obra 
de aquel Moro, y que rea 
ella no fe pufo la Iglefia. de 
; Toledo por Sufragaaea , p, 

§.IÍ. Otras pruebas.de lafal- 

ífedad idiíi la Diwfion.dc 

' Ótif-: 



Obirpados ambmda áGon(l 
tantíno : y en . que fenrido 
pueda interpretarfe verda- 
dera? pag.iztf. 
Op.III. De la DivifioQ dt 
Obifpados.y Metrópolis del 
tiempo y dominio de los 



'p . 



Ji 



§. L Proponefe lo aduado en 
el Concilio intitulado de 
^^SP > y n^ueftraíe no .fer 
originales ellas Adas , pag. 

^ X30. 

§tiL Del -ti^poá que íe de- 
be.' reducir el .Concilio :de 
-Lugo , y elprimero , y fe- 
gundo Bracarenfe. Q^ Re- 

. yes ^dominaban entonces 

. t'Cfx Galicia? pag« 13^. 

$. nt Mueftrufe no fer ciec*. 
to y que en Lugo fe tuvieáe 
Concilio para diviíion de 
Obiípados , y aumento de 
Metrópoli. Motivo de equi- 

-r Tocatioo íbbre la introduc- 
ción de eíte Concilio ^ pag. 

S. IV. De la Colecdon de 
Cañones de S. Martin Bra- 
forenfe. Pxuebafe , ^ .que no 
íe hizo en Lugo , ni merece 
por íii formación nombre 

. de Concilio. Ho fe leyó d(-) 
ta Colección! en los dos 
Concilios primeros deBra- 
;a 9 ni fíie la primci» que: íc] 
uzo en ;1 Miindo. <|uándo' 
fe publicó? pug. 151. i ! : 

i- V-- .Mí»»»» que iimtfítocv: 



: • no hacíer íe la EfcHturá ch 
' que eftriva el Concilio de 
Lugo, pag. 158. 

§. VI. Proponefe y cxaminafe 
otra Efcritura , que fe halla 
con nombre de nuevo Con- 
cilio en Lugo, pag. 1 52. 

$. VIL Que Igleíias fe hicie- 
ron EpiTcopales en tiempo 
de los Suevos? Galicia en fu 
mayor, ex tendón nunca tu- 
vo más. que trece Obiípa^ 
dos>piag..i69'. :. 

Cap.IM.) De la Diviíion de 

: los Obifpados . dé Luíitania 

hecha por el Rey, Godo 

RecefvinthOypag.iytf. ; 

Cap. V. De la Diviíion de 

i Obifpadós atribuida á el 

. tiempo del Rey Vamba. > 

Sf I. Autores qué nó han apro^. 
bado eíla Diviíion, p. 1 8 1 . 

$• II. Pruebaíe , que la Diví^ 
íion atribuida a Vámbaca** 
rece de todo apoyo, auten- 
tico en los Antiguós^y quti 
poiitivamente efluvo deí^ 
conocida. No fe hizo en el 
Concilio XI. de Toledo > ni 
1 pudo convenir á otro , fe^ 
gun aquello en que convie- 
nen los mifmos que la afir^; 
man, 18^. ' . ■* 

§.III. Dáfe noticia del Códi- 
go intitulado \ítsrio. y de 
quien Ce (acó 1^ Diviíldn de 

. «Vambá: y empusza^aiiiaí? 
trar y queMo mccdcó ¿redií 
itO, p^-AP5U :íV oi-»in;..i 



§. IV. Quién fue Autor del 
mencionado Itado'í Prueba- 
fe , que no huvo tal Libro 
hatta el Siglo XII. en que le 
formó el Óbifpo de Oviedo 
D. Pelayo. Genio y edad 
de cílc Prelado , defcubier- 
ta en Inftruméntpft inéditos; 

• pac. 20 j. 

S.V. Ponele el principio de la 
Divifíon atribuida á Varm- 
ba,moftrando la injuria que 
fe hizo á los Prelados de 
aquel tiempo en el fin cori 
que fe dice efectuada ^ pag. 
211. 

S.VI. Efcritura de Vamba por 
lo refpcÉlivo a los Vánda- 
los. Defcubrenfc los yerros 
de efte punto : y que el Lu- 
go de Afturias nunca fue Si- 
lla Pontificia, pag.2i($. 

SbVII. Defaciertos de la Efcri- 

.;. tura de Vamba en lo que 
j mira a Lepn, ^wg.227. 

§. VIH. Efcritura de Vamba en 
lo refpeáivo al territorio 
de los Suevos, pag.233. 

$.IX. Ponefc lo reftantc de la 
Efcritura atribuida a Vam- 
ba,pag.235. 

$.X. Mueílraíe la ficción de 
efte Inftrumento , porotos 
defaciertos que fe incluyen 
cixel texto de los §§. pre- 
cedentes, pag.241. 

S.XLProponcfe otro firacmch- 

• to del Ita^io de Ovíc(k> > de 
numero de Süks Su&aga- 



••1 



neas : mueftranfe fus yerros 
y perjuicios , y el tiempo á 
que debe reduciHe fu ori- 
gen, pag.246. 

Op.VL De algunos Catalo- 
' gos antiguos Efpañoles , en 

' que fe pone taDiyifionde 
las Provincias Ediefíiifticas 
dé Efpaña, pagí.25j.' " 

Cap.VII.De otros datalogos 
Eftrangeros de las Provín-. 
cias de Efpaña. ^ 

S.LPonefe el de la RealBi- 
blibtheca de París , ma¿ 
trahdo que en lo que mira \ 
Efpaña fe hizo fin conoci- 
miento, pag«26i. 

§.11. bel Catalogo de laBi- 
bliotheca Thuana^a^.264. 

Apéfklicé I. 'Epiftola di S; Cy4 

•priano *aí Claro y 'Pueblos 

* de Efpaña, fobre la caufa de 

' los dos- Obifpos Baíilides y^ 

Marcial, pag.27i, ' • -^ 

Afaniict IL ^lAola^^ defino- 

.; ccnció III.^' D. Pcáro', Ar- . 
zobifpo de Santiago , en el 
Plcyto que tuvo con eíd¿ 
Braga , fobre quatro Obif- 

^^.padqs, pag.274. 

^DACIO ILUSTRADO. 
§.I. Cir¿únftafñc^s'qüe hacen . 

recomendable el Chroiiicon 

de Idacio, pag. 2 89. 
§«II. Si huvo muchos Idacios 
' en Efpaña , y quienes fiíc- 

ron? pag¿292^ 
§.U1* C^iien^ Idacioi Auto¿ 

."--•^•=^del 



'del ' Chronicon ? Psutbzfe 

• contra la común opinión^ 
- qne no fue Obifpo de Lawe- 

/i?,pag.30o. 
Términos antiguos entre Lu- 
fitania y Galicia. Pruebafe, 
que en toda el tiempo de 
: 'Idacio no perteneció a Gá-^ 
licia la Gttdad de Lamego, 
ni otra alguna de entre Ta«> 
. |o y Duero, pag.306. 
SkIV. Determinare la, Igleíla 
.'de que Idádo fiíe Obiípo^ 
••'-pag.^io. - '. '• i 
S- V. De las Ediciones del 
Chronicon de Idacio y uti- 

• lidad de la pedente; F^^^^T^ 
S.VL Explicación dé las (So- 
«^ 1 linas , Numeróse y'EpOCas 
-de cfte Chronicon V ypri- 

ffleraflíerrte de 'k Era Eipa- 

• ñola, paig.^2'3. i' 
Délos Años de Abrahan^ y 

• modo-de^g^educidos á'li Era 
vulgar, fcgun fd^w^Ií^níen 
S. dcronymo y en Idacio. 
Previcnelc la diferencia del 
cómputo entre el Chroni- 
con de Eufebio y eldeS. 
Geronymo, pag.3 26. 

Del Mes por quien empezó 
Idacio los Años. Mucílrafe 
contra Pagi, que no fiíc Oc- 
tubre : y declarafe el orden 
de los números de la prime- 
ra Coluna, pag. 329. 

§.VIL Explicafe la naturaleza 
de las Olympiadas Idacia- 

^ lOfij avería de las vulgares^ 



xoá una'notable prevención 
de Idacio', defatendida de 
los Autores , en orden a los 
Años Imperiales, .^ag. 334. ' 

§. VIII. Teftimonios de Efcri* 
. fores íbbre el Chronicon dé 
Idacio, pag. 3(3 9. 

Idatij Epifiopi Cbromcony pag. 

^ 347- 

Notas y Correcciones íbbre 

efte Chronicon. 
Nota L De la Patria de Thco- 

doíio el Grande, pag. ^88. 
Nota II. De los Greóíhingos^ 

Y Fieftas Quinquenales de 

Arcadio, pag. 3 89. 
N6¿a ill. De ios Pontificados^ 

Nota IV. Del Año del Concia 
< Ifo. F. de Toledo, pag;^ 91. 
Nota V. Del Eclipfe del año 

402. pag.393. 
Nota VI. DelaJBntrada deíltíí 
: VandáJos.y Suevcfcí en Efpa^ 
-f/fiaqydd.ía Toma de Roma 

por Alarico, pag. 3 94. 
Nota VIL Del Eclipfe del año 

418. pag. 3 96. 
Nora VIII.Dcl año de la muer- 
te de Juan Jerofolymitano, 
y del Rey Walia, pag. 3 98. 
Nota IX. Del añ y de la muer- 
te del Emperador Honorio, 

pag. 399. 
Nota X. Del tranfito de los 

Vándalos á AfTÍca,pag.40i. 
Nota XI. De Sabino , Metro- 
politano de Sevilla, y de los 
Bacaudas> pag.403. 

No- 



Nota XII. Del Pontificado de 
S. Leon^ y fu Carta á Santo 
Toribio, pag.403 . 

Nota XIU.Del EdipCe del áfio 

^ 447. pag,404. 

Nota XIV. De las correccio- 
nes que fe deben hacer en 
el Chronicon de Idacio, 
pag.405. 

Nota XV. Aqdásflavias perte- 
neció al Convento Braca- 
renfe , nó al Luceofe , pag. 
413. 

Nota XVI. Sobre la novifsima 
Edición de Bouquet ^ pag. 

Chronicon pequeño de Ida- 
cío y hafta hoy no publica- 

iChronicon atribuido i Severo 
Sulpicio , hafta hoy no pur 
blicado, pag.43o. 

Faftos Idacianos. 

Mueftra(e% que no fon obra 
de Idado ^ uno de algua Igf-: 



pañol del Siglo VI. Pre^ie^ 
nefe > que no fon todos de 
una mano : y que dos £{par 
ñoles fiíeron los que ex- 
tinguieron la Idolatra d^ 
Egypto, pag.4y7. 

Notas fobre eftosFaftos. 

De los Números , y Epkiaide 
la Era Efpañóla, paj;.490. 

De las dificultades fobre los 
años de la Vida de Chrífta 
Ahteponeíe la probabUi-i 
dad delosquefeñaUroáfa 
Pafsion en el año que eftos 
Taftos. Épocas del Imperio} 
de Tiberip, pag.494. 

Corr^enfe eflos Faftos en lo; 
que mira á la Epi3ca de Aui 
gufto,y,JuUoCefarrf Tra-i 
tafe de la Era vulgar Chcií^ 

tiana> y Dionyfiana^p^^Sk 

Tabla de Olympiadas vulfta*; 

res» Cohuüados> y AaM[ 

de la Fundacicín de RjCWUi 



pag.j0£, 



r» 



«. 4 



■» /■ • 






" f 

^.1 



-1. 



/ 1 



l> 



i > 



;.' / 



«/ 



ES- 




ESPANi!^ SAGRADA. 

! TRATAI>0 n. : r 

Je ios pUffadoi y Metrópolis 

ULas etandes Q>miuiAas que dcfde el nadmieiM 
to de la IglcOa lograron en Efpaña los,prio^ 
IOS promulgadoces. del EvangeUo » fe fígaid 
ippr Ley común eftablecer Miniílros , que no, 
' rologoberiuflen.cn paz a los Pueblos qucJa 
. haviuUi admieido ^ fino cambien ordenalieD á 
otros que. proraovieffcn la guerra declarada 
coacta laldobtria. Eftosfonlos OBISPOS , Padres de los Fie- 
les I Paftorcs de las almas , Dd£l:oces de la Ley , SuceíTores do 
ios Apoñoks. Haviendb. . pues tratado , en el Libro anteceden-i 
te ,^de la. Ptedicacion de los Varones Apoíloücos , Origen , y, 
Frop^acion de la Chiiñiandad ; cpricrponde al buen orden do 
do^rina dcchrar el pcincipio de los Obífpados , con codo lo 
gue núra á las MctropoUs y Divííiones antiguas de Piovincias. ' 




Tom.Ifr, 



CA^ 



1 B/pAriA Sagrada. Trat. i . Cap . i , 

CAPITULO PRIMERO. 
S)el Origen de los Ohi/pados por los fiete Jpo/íoUco^, 

■ 

^Xpnes pata atribuir J efios Santos el Origen de los Obi/^^ 
fados- : fu llegada k Guadix , j múagnt : 

- enlaentradé. 



\ T IberalifsiíQos anduvié- 
JLi ron los Efcritores lEf- 
t^aiíoles del Siglo preceden- 
te en repartir Obifpados á los 
que imaginaron Diicipulos del 
Apoftol Santiago. Si con efta 
liberalidad huvieran juntado ^ 
la de darnos teítimonios de^ 
bu^'fé que afíanzaflen fus di- 
chos $ tuviéramos defcubierto 
y comprobado no foló el Ori- 

fen, (ino el progreílb de las 
illas Pontificias en Efpaña. Pe- 
lo como ni los dieron enton- 
ces y ni fe han defcubierto deí^ 
pues ,' es precifo contenernos 
en lo que nos dejaron autori- 
zado los Antiguos. 

2 En lo que mira al origen 
<le Sillas primitivas por Tradi- 
ción particular de íuslglefías, 
ya tratamos en el Tomo pre- 
cedente j alegando lo que re- 
fulta por Tradición de algunos 
Siglos y fin que fe tenga noti- 
cia del principio , y fobre to- 
do fín que haya ñindamento 



para iinpumaf fu antigüedad 
y fu verdad. Tal fue la iulla de 
Braga por S. Pedro de &ate% 
Diíapulo del Apoftol Santia- 
go : tal . la de Tortofa por S. 
Rufo y Difcipulo de S. Pablos 
.tari la^de Toledo por S. Euge- 
nio Martyr : la de Ebora por 
S. Mancio : la de Pamplona ^ 
Lu^o^que tocias ofirecen Tra-i 
dicion immemorial (obre venir 
fu origái del tiempo de los 
Apoftoles j como fe deja dicho 
en el Capitulo JQ/. del Toúig| 
antecedente. 

3 Demás de eftas Sillas 
Pontificias tenemos otras dé 
Tradición mas general > que 
por teftimonios oe toda nueitca 
I^lefia fe mueftran erigidas en 
tiempo de los Apoftoles > co- 
mo la de Itálica (Ciudad junto 
a Sevilla) por S.Geroncio; y las 
de Guadix , Granada , Abila^ 
Almería , Andujar , Bcrgi , y 
Carteya , ó Carcefa , por los 
fíete Apoftolicos , S. Torquato, 

y 



iDrf Origen délos Ohifpdiof. ^ 

Gompañeros. Para eftas ron mas efedos. A efte modo 

el origen y propagjacion.de Si- 



adcn , fobrc la Tradición 
ral de nueftra Igleiia > los 
ionios que de fuera de Ef* 
ofrecimos en el lugar ci- 
, Tacados de Martyrolo- 
le diverfas Naciones., que 
mes reducen fu origen y 
uedad á los fíete Varones 
lolicos enviados por S.Pe- 
' S. Pablo dcGle Roma. 

A cftos flete Obifpos A- 
»Iicos debemos deferir el 
lecimiento y propagación 
i Dignidad Epiícopal en 
ros Reynos : porque aun- 
buvielTe antes algunas Si- 
de refultade la Predíca- 
le los dos Apoftoles , con 
eífo fe les debe atribuir i 

la principal denomina- 
por muchas caufas. La i. 
ue a vifta de una Mifsion 
X)piofa como la de fíete 
pos juntos para una Expe* 
ui , no puede prevalecer y 
i la atribución del eftable- 
ento de Sillas en común , á 
,ó aquel particular. Afsi 
>s y que S. Gregorio Scpti- 
pronuncióde eftos Santos, 
fundaron la Chriftiandad 
Efpaña , y deftruyeron la 
atriay>orque aunque an- 
iiuviefle algunos Qiriília- 
, y defpues períeveralTcn 
:ho$ ídolos , con todo eflfo 
atribuye con razón aquel 
;io I por (ce los que logra* 



lias fe debe atribuir á aquellos 
de quienes provino el mayor 
numero , no obftante que an- 
tes huviefle algunas , y def- 
pues las aumentaflen otros. 

j; La fesunda razón es, 
porque de eftos nos confta cx- 
preíTamente , que no folo cui- 
daron de eftablecer los fíete 
Obiípados , que fimdaron para 
si { lino también confagraron 
Obifpos para proveher á las 
Provincias , como nos dejaron 
cfcrito en el Siglo VIL los Mc- 
tropolitafcos de Toledo , S. Ju- 
lián , y Félix , en el Documen- 
to déla Mifla Apoftolica , dón- 
de defpues de referir , que S. 
Pedro y S. Pablo los ordena- 
ron en Roma , y exprd&das las 
Sillas que rigieron , añaden, 
que ^ordenaron Obifpos por 
Efpaña : Atque ifa per Hi/pa- 
niain Ordinatis Epifiapis O'c. 
como fe lee en el Apéndice 3 . 
del Tomo antecedtnte.Y aque- 
llos de quienes la Iglefía anti- 
gua de Efpaña nos propuíb, 
que de ellos defcendian nuef- 
tras Sillas , deben fer recono- 
cidos por primeros. 

6 La tercera razón, para 
atribuir efta excelencia a los 
fíete Apoftolicos , es por haver 
fído enviados por el Principe 
de los Apoftoles S. Pedro, á 
quien como Pontífice Romanp 

A 2 to- 



'4 EfpaHa Ságrala. 

tocaba la folicitud del Occi- 
dente. La manfíon de Santia- 
go y S.Pablo en eftos Reynos 
llie muy corta > los frutos no 
fabemos que fiíeíTcn muy co- 
piofos h las Provincias eran 
acreedoras a muchos Opera- 
rios s y ocurriendo a todo el 
Principe de los Apodóles , def- 
tinó la Milsion de fíete Obif- 
pDs ', ayudado para fu Goñfa- 
gracion del Apoftol S. Pablo, 
quien con el amor que nos tu- 
vo, miraba a eílas Provincias 
como iluftre porción de fuCur- 
íb Apoftolico. A efto fe juntó, 
que S. Pedro entregó^ a los A- 
poftolicds el orden de la Miíla 
y los Ritos en 'que debiafor- 
marfe nueftra I^glcfía , en con- 
formidad con la Primera Silla: 
-y como dcfcendió de aqui todo 
aquello en que defpues fe con- 
fervaron los Obifpos , de alli 
<lebé tomarle el origen y pro- 
pagación del Sacerdocio. 
. 7 Afsi lo reconoció la Igle- 
sia antigua de Efpaña , quando 
en fu Oficio Gothico iníifte en 
venerarlos por Padres > y pri- 
meros Paftores , con el anto- 
nomaftico diftado denueftros 
Prelados , Dodore?, y Prophe- 
tas , recurriendo al copiólo nu- 
mero de fíete 5 á que fiíeron 
enviados por los Aportóles j que 
nueftras Oudades gozaron por 
Apoñolica autoridad de fu 
prcfencia > que ellps fueron los 



que alumbraron eftá parte oCi 
cidental, y repitiendo a cada 
paífo la formalidad de Obif^ 
pos , para dar á entender que 
de eftos fe-ha de tomar el ori-^ 
gen y propagación de la Dig^ 
nidad Epifcopal en nueftra t*. 
glefía, por fu numero,y por las! 
calidades referidas. 

8 Aíiadefe á nueftro in- 
tento , que á .eftos íavoirdce 1» 
niayor autoridad de t¿ftimo- 
nios j y para primeras piedras 
debemos efcoger iás más fir- 
mes. Por tanto píor ahora de- 
bemos aplicar toda la atención 
á fus Sillas , y referir los paf» 
fos con que llegaron y fctc-^ 
partieron á fundar las Iglefías. 
En el Tomo III. tratamos de 
los frutos de fu Predicación^ 
atendiendo precifamente a lai 
propagación de Chriftiandad: 
aqui los veneramos como Obi^ 
pos , . reparando en fu Vida y 
milagros en común , en fí fue- 
ron Diícipulos de Santiago , y 
fi murieron Martyres. " > 

9 Su'^ nombres fueron Tor^ 
quato y Segundo , Indalecio , 7V- 
Jifont€ y Bufrafio y Ct cilio , / 
MJicio y como uniformemente 
los nombifan Breviarios y Mar- 
tyrologios antiguos, fin mai 
diverfidad, que en la ortho- 
graphia material y efcribiendó 
unos hcio y otros Hefichio , y 
nofotros Ejicio , por fer cfta la 
voz mas común- en f fpaña., £1 

or- 



• • • (Del Origen de los Obifpados. ^ 

Scóáiplt fueien colocarle que llegaron por el Mediterrá- 
neo a uno de los Puenos mas 



tímbiren variedad , pues 
» las Oraciones del Oficio 
ico no fe guarda uno tnif- 
Él: propüefto fe halla afsi 
Capituia de Vifperas , y 
(egunda , y tercera Ora- 
de laMiíIal Aun los que 
ferencian de efte orden, 
ichen en poner á S. Tor- 
% en el. primer lugar : y 
oiece que era el mas an- 
í ennrc los fíete. 

£1 rumbo de fu llegada 
aña tengo por cierto que 
;x>mo el de S. Pablo , por 
aísipor aludir á efto la 
del Documento de la Mi f- 
)oftolica y Divino guber^ 
\ vomitante (efto es , con 
n ¿uiado por Dios) como 
paimente porque no íe 
3re paflb alguno hafta 
iríe a Guadix (llamada 
ces^rf/)cuva lituacicn 
X)porcionada con el anti- 
amoíb Puerto de La-/ , y 
lilsima del que defdc* Ro- 
nsa á Elpaña por tierra, 
ndo pues empezado del- 
Jíacl viiL'e de nueftros 



cercanos a Guadix ; por quan- 
to no parece perfuaíible , que 
í¡ huvieran atraveíado el dila*- 
tado efpacio que hay deíHe los 
Pyrineos , no dej^iíen ieñalado 
algún veiligio. Por otro lado 
fabemos por el Oficio Gothico, 
que al punto que llegaron á 
Efpaña , fe hallaron cerca de la 
dicha Ciudad : Accis continuo 
próxima fit Viris : y fi huvieran 
caminado por tierra , no fe ve- 
rificaba el continuó^ pues deíde 
Cataluña tenian que atrabefar 
muchos decenarios de leguas» 
para acercarle a Guadix. Dcí^ 
embarcaron pues en uno de los 
dos Puertos de Urd , o Portut 
magnus y que eran los mas im- 
mediatos (junto a donde hoy 
tenemos a Almería.) 

1 1 Defde el Puerto cami-' 
naron tierra adentro á pie , co- 
mo fe infiere del Oficio Gotlü- 
co de eftos Santos y que al con^ 
íiderarlos dvxre ellados (efto es, 
quarto y medio de l^ua) de la 
Ciudad y dice y que le pararon 
a dar algún delcanfo a los cuer- 
pos^ como propone el Hymno; 



^licos , debemos afirmar, 

yiccis continuó proxiniafit Viris 
Bisfcnisji.tdiis , qu^^proculinjtdmt. 
Mittunt affecÍAS ejculenta qUdrerty 
QuibusfeJTa dapibus membra nJUtrtnt. ' 
ino exprefla el Cerraren- buytf . el .caiifancio á lo largo 

de la jornada (/n;?rr/i prolixi^ 
fatt xónfcStd) pues deíde el 

Puerto mas cercano havia haí^ 

— -■ ■• — "*-- --- "^ • 

ta 



con mayor claridad el 
mario puefto en el Apen- 

1 del Tomo 3. que am-t 



6 Efpana Sagrada. Trat.z.Cap.í» 

ta el fitio en que pararon trece del Evangelio ; y aun .paiXQi 



.leguas y media. 

12 Eftando aísi los Santos 
á vifta de la Ciudad enviaron 
.a fus Dilcipulos (que ferian mas 
mozos) a bufcar alimentos. So- 
bre efto debemos prevenir,quc 
los enviados no fiíeron los Obif- 
pos , como fe juzga comun- 
mente , fino otros que venían 
con los Sintos, como confta 
por los Inftrumentos del Tomo 
antecedente. El Oficio Gothi- 
co dice en las palabras alega- 
das y que los Santos enviaron a 
fiís Compañeros , Mittunt affe- 
cías. En la fegunda Bendición 
de Vifperas los llama fiís Difci- 
pulos : Qui corum Difcipulos mi- 
ro pontís fragmine liberavit. El 
Cerratenfe ufa de la mifina 
^oz. El Leccionario grande los 
diftingue aun con mayor ex-- 
pqreísion , llamándolos Scquipe- 
desfuos y y Dilcipulos de los 
Venerables ancianos : én lo que 
fe ve , que los Obifpos eran los 
que fe quedaron defcanfando, 

!r. eftos enviaron a fus Difcipu- 
os^ y Compañeros , a comprar 
alimentos a la Ciudad. Infíe- 
refe también que no folo reci- 
bió entonces Eípaña a los fiete 
Ápoftolicos y fino á los demás 
Operarios que los, acompaña- 
ban , los quales contribuirían 
en gran parte a la propagación 



I 



fumamente verofimil que qu4A- 
do luego empezaron á conib- 

Erar Obifpos > para^proveher á 
Ls Qudades aonde fe iba iiH 
troduciendo'la*Fé 9 íe valieroi 
de los que trahian á fu lado^ 
aísi por tenerlos bien conod^ 
dos, como por la experiencia 
de que el Cielo canonizó fus 
paífos en el prodigip que íe vi 
a referir. 

13 Llegaron á la Qudad^* 
a tiempo que los Pacanos fe 
hallaban en gran feftejo de ful 
Diofes. El Cerratenfe nombra 
k Júpiter y y Mercurio. El Lec- 
cionario grande , y los Brevia* 
rios antiguos de Toledo, y Bur- 
ps , añaden a la Diofa Junú\ 
m que en ninguno fe mendos 
ne Marte. Yo me inclino á qu6 
el cxpreíTar eílos nombres fue 
por poner egemplo de algunos 
Diofes de los principales , y- no 
por haver principio para infiP 
tir en efios mas que en otros: 

Eero por lo mifmo que no fe 
alia tefiimonio de Marte de- 
terminadamente , no podemos 
afirmar , que fiíeífe el celebra- 
do en aquel dia , aunque íaber 
mos por Macrobio que era el 
principal en aquel Pueblo , ba- 
jo el nombre de Nccy^ ó NetboHy 
con fimulacro radiato , t qual 1 
parece fe reprefenta Ch algu- 



nas 

(i) Aceitan} yHifpafMgensySinmlacrum Martis radiis ornatum mor 

xima religione ceJebrMt,lÍQcya vacantes. hAzcKobSsLtuJinú.Qzp.ig^ 



©f/ Ori^eti de los Oblfpados. 7 

SdedaUas" antiguas que fe to in eh pi* fide'i habitii , que 
in en la Bctlca. Yo creo concuerda con el Oficio Go- 
como tenian muchos Dio- thico , quando en el Hymno 
ó Ídolos , tendrian tam- dice : In bit cum fdei Jligitiata 
díverfos dias para el cul- nafceret , y en la Oración /n/a- 
li por mejor decir , para la tio de la Milla : Agnitis fiaji- 
mcion. dei Jteligionií patuh culta :doi\- 

M punto que los Gen- de de paflb debemos prevenir, 
vieron en U Ciudad i los que no Iblo en las ediciones de 
rabies fbraílcros , conocie- eftc Oficio , fino en el MS. de 
íot el ttaoe , que eran de Toledo , le lee Agnitis perjidií 
ente Profelsion: y ó bien en iiigjrde^í#/rt«5 loque es 
[ue imaginaron , que po- conocida errata , ó por mcjoc 
1 manchar fu ceremoniofa decir , no conocida hafta aho- 
lad, ó porque efettivarnen- ra : pero digna de que la corrí- 
s Dilcipulos moftraron al- jan los Señores Sacerdotes Mu- 
opoficion con lo que ha- zarabes , porque loj que fuc- 
, empezaron a pcríeguir- ron conocidos por el rrage cx- 
f cilus dando lugar á la ira terioc , no eran los Pérfidos, fi- 
n la Icniencia del Apol- no los Píos , como convence cj 
etroccdieron en buíca de contexto, y los egemplarcsd^ 
iaefl:ros,dilponiendolo alsi los MSS. alegados: y aisi no es 
para maniteftar la gran- razón autorizar, que fe aplique 
Je fu dieftra. Havia entre á los Santos la perfidia. 
rdad , y el litio donde pa- 16 Supone efte concepto,' 
los Santos un Puente para que los QirilHanos tenian mo-^ 
■ el Rio: y lo mifmo fue do de vertir, diverfo del que 
icl losDili-ipulos, que fu- ufaban los Gentiles Accitanos: 
irfe con todos los Genti- y era afsi , porque como afirma 
jites de rcforir el efecto, Ertrabon j eftaban ya las Celo- 
sitamos autorizar lo que niasde Elpaiía (unade lasquk- 
dicho. les fiae Guadix) reducidas á Ii' 

Que los Paganos cono- moda de los Romanos ! y por' 
ipur el trage áli'sDifci- tanto ufaban los Ef pañoles dtí- 
, lo dice expreífamente la To^jjtrage proprio de aque- 
ccionario : Agnito in eis líos , como el Palio , de íoS 
onit venerabilis culta , O* Griegos , y Philufophos. Los 
Ui habita Sacerdotum,0-c, Chriñianos efcogieron el Pá-' 
ifmo el Cer ratenfe; A¿ni^_ lio , por fervcftiduraraas- fen-i 



8 Efpafía Sagrada. 

cilla, y humilde, y afsi le echa- 
ban len cara á Tertuliano , A 

* Toga ad Pallium ? » y en vien- 
do á algún Chriftiano > le lla- 
maban Griego impojlor (como 

' dice S. Geronymo % ) tomando 
lo Griego , por fcr aquella ropa 
trage luyo ; y lo impojlor , por 
quanto fe ponía fobre la Túni- 
ca (ó Saya fin mangas) lo aue 
torcían al equivoco ofeníivo 
que íe halla en el Latin. Que 
defde el tiempo de los Apofto-; 
les ufaron los Chriftianos de 
eftc trage , lo mueftran los Eru- 
ditos por Efculturas antíquifti- 
mas ele los Difcipulos de Chrif- 
to : y Tertuliano lo autoriza 



Trat.t. Cap. i: 

cfcogieron el Palio , le < 
enhorabuena de hallarfe e 
blecido con mejor Philoíb] 
defde que los .Chriftianc 
abríxafiíron, 4 Éa la Tánica, 
ppco afe():aban blancura lo 
tholicos , contentandofc c 
candor de las.coftumbre 
por tanto tuvieron indici 
terior los de Guadix f para 
nocer que eran de otra ; 
gion los forafteros , . como 
cen los teílimonios alegad 
17 Añade el Hymno 
zarabc , que los Difcipulc 
raron á afear la fupcrfticio 
los Gentiles , monífcílandí 
fiónos exteriores ^l dolc 
ver tal ceguedad; 



también , quando aludiendo á 

que los Philofophos antiguos 

iJjif Di/cipuíi Idola Gentium 
Vanis injpiciunt ritibus excolh 

i Quosdumagerejletibusimmoranty 

Terrentur potiusaUpbus ifMüs. }• 

Por uno, y por otro fe prop^í- eterna nrmeza al juicio 4i 

¿irpn los Idolatras ^ pcrfeeuír l>ombrcs : y al ver que 4< 

como frenéticos á los Medicps, 

que les venían á curar: pero 

bolviendo en si con la muerte 

de los Perfeguidores (a quienes 

dejamos fumergidos) Tirvió I4. 

r^a del Puente para la fabri-; 

Cfi;de la primera Iglefia. Er^ 

aquel edificio de una como 



pente fe arruinó , cono^i 
que mediaba en el fucefl 
expedicioi) de aquellos fbi 
ros , mano muy fupcrior, 
^ i^, .El]tendiofe,luegop< 
da la Ciudad la noticia d< 
funcftp caíb : y moviendo 
el corazón de una nobili 



^l) Lib. de Pallio cap. 5. (3) 5*/ túnica non canduerit yjlafi 
lud i trivio: Impojlor Cí^ Gr^cusfjl. Epift. ad Marcellam de h 
t;a,tione Blefillx. (jí¿)\/j/UHor jam te Philo/ophia dignata ij 
^uo Ckr{fiianiip^ ^j/jri coefifiiy ¿Lit>. de Paiüo ün, ult. 



'ficHota {que fegun el Leccto- 
tva'io grande > Adon , y el vul- 
gar MHrtyr^Iogio de Beda, «ra 
Senatriz) determinó enviarlos 
á Jlamitr. Su nombre era Lttpa- 
rhfComo firm-ímente exprcf- 
fan Us Memorias de los Apén- 
dices precedentes: y mercticn- 
áo t^ue los Santos piílallon á fu 
Cafa, los pregunto, de donde, 
y a que venían ? EUos refpon- 
dieton \a vcrd-id , anilnciondo 
defdí luego ci Evangelio , y 
concluyendo , que fi creía en 
dfÜP x:po, vaf% fifaiiKítléBEO 

tenor Ctmfa6ia ÍB¡ietáot:asií, 

m cfcogido!^ eñd Scñ^japará 
primera piedra del Templo que 
quería fabri(:ar en új Cala. Cre- 
yó en Chriftq.: y-.pidiendo que 
ú bautizaden, refpondieron ios 
pantos (miraFylO'ai mayor firn 
mez») que mandaítA. &br;car. 
ficio en que poner la Pila del 
Bautiíino. Como yi eílaba ena- 
morada , y era muy poderofa, 
oo jiúvo dilación. Recibió el. 
Bautifmo la primera ;y.añadcn 
los Docunicntos , que laijcuió. 
luego todo er Pueblo, ó bien 
porque en Pcrfonas graneles es 
gran Predicador un buen egem- 

Elo , ó porque con el terror de 
cimmcdiata ruina /.todos le 
hallarían conmovidos. 
.19 El Lcccionario grande 
añade, (me fe eri^ó un Altai, 



con irivocadoa dd Precuífiír 
dz, Chrifto. (afsi Gillan; intrtoi. 
Uijfe los Baptift ;rios) Los da- 
mas ño lo exprcíTan. La fabria 
con nombre de, Baptijlm^ Hb 
halla afsi en el Muzárabe." H 
Cercatcnfe , y ortos , la ílamaij 
Ig^efta , y Bafilica : pero todqi 
cíinvienen , en que bautizan* 
düíc la Señora , y el Pueblo, ft 
defterraron los ldolDS,,y cr&t 
ció notabl-menee el nainei:f>4fi 

kwFidM.- ]■'.?! . :;':f.;:3ls 

. ti« í Aquí Al poedoiinéiMií 

V«^ fiMÚJtKOfkf !ctv cftebncq 
l^.«MÍu:lr:deySnnca titpatitjt 
(^UQ,^sil» trata <l OñciP^fH 

tli)(ro).dt¡o* .que con cuidada 
omitia algunas patticularidas 
de^ , por no tener la veroíunt? 
Üfud I y feguridad, que e;i tpdft 
dcfearoos; y alsi íe, cooXefltA, 
con referir el prod!gi,o ddi 
Puente^ poniendo antesínG*^> 
licia otro milagro femejamc, y 
a Lupa , ó Luparia, en el tiem-, 
po de la primera venida de lOs. 
Difcipulps de Santiago , quan-: 
do trageron el cuerpo de fu/ 
Maeftro ,á Efpaña. Yo no mc- 
meto en fi entonces fucedió lo. 
que efte ,,y otros Efcritores 
afii;iiun : lo, que .debo d^cir es, 
que no fe puede dudar pru- 
deatemente , del báutifms > y 
conveifíon de Lujiaria en Gua- 
dix } y que es o>C^ cítranifsima 
que con ciüdado omita efka no- 
^ ^ B. o.-. 



1 o E/pana Sagrada . 

ticia , por falta fegun dice de 
feeuridad , quien toma la que 
afirma, de los mifínos inllru* 
mcntos donde fe expreíTa e&a. 
Si el Oficio Gothico , íí Beda, 
11 Adon , no tienen autoridad^ 
para que fe cite lo que dic^n 
de Luparia en Guadix ; quien 
Te la ha dado para la ruina del 
Puente? Añade aqud Autor eh 
íu favor a TJ/uardo: piro noci- 
rá eri que parte apoya io que 
alega 5 ni en el 1 5. de Mayo (en 
que habla de cflos Santos) hizo 
mención del Puente. En la Lu- 
paria de Galicia parece que 
gaftó toda la verofímilitud y y 
ieguridad , citando a Vincencio 
Vilbacenfe , Pedro Eqwlino^Jd' 
echo di Vorágine ,' que importa- 
rá poco que tío los figuiefle > ni 
tf itaíTe , efpccialmentc quandb 
deja alegada en lu favor U tro- 
iicion de las Iglefias de Effañay 
conteíkida en fus Breviarios , y 
h Htftoria Compojlelana. En 
quanto á efta , podrás ver en 
itii tomo 3 . cjue no nombra á 
tal Lupa , ni Luparia , ni los 
demás fuccíTbs con que lá re- 
Vifte alli eílc Efcritor. En algu- 
nos Breviarios es cierto que fe 
hallan : pero no baflan para la 
indefinida de Traücien dé las 
Tgléjiar de E/pañá: ipotquc falo 
el Oficio Gotliico (que éxprtíla 
la Lunaria de Guadix) fue co- 
mún a las' Iglefias de Eípaña. 
Los demás Breviarios todos 



Tom.t. Cap.i. 

fon poíleriores al Siglo XI. y 
ninguno común a todas las Igle* 
fias , porque defde la abroga 
cion del Muzárabe , cada Obií^ 
pado tenia Oficios proprios. - * 
21 A vifta de efto folo á^ íí 
Luparia de Guadix favorece la 
Tradición de las Iglefias de £(^ 
paña^fin que haya mayor vero* 
fimilituci,ni feguridad en fuceí^ 
fo del Siglo I. qite el menciona-^ 
do en el Oficio Gothico 5 en el 
Mart^Tologio de Beda'^ en el 
de Adon 5 en el antiguo Gothi- 
co Complutenfe j en el del 
Monte -Sion 5 en los^^' aduales 
Loccionarios grandes de Tole- 
do , y Alcalá f en el Cerratcn- 
fe ; todos Manufcritos , con 
quienes no hay entre nofbtrós 
cofa que ccMnpita en antieue- 
dad , ni autoridad ; y afsi no 
debemos ejtcluir de nueftra 
Hifloria á quien tiene en ella 
tan principal lugar. 

§. n. 

Reparten/e los Apojlolicos ifun-* 

dar fus Iglefias . S; Eficio no fué 

A tierra de Afiorga. La Ciudad 

de Caftaon/i#^ lo mifmo que 

Caftulo , diverfa de 

Carcefa. 

■ ■ . ■ * 

i ■ ■ ■ 

22 •^ON tan buen princi^ 
V-i- pío en la expedi-* 
cion , refolvicron los Apoíloli- 
cos repartirfe á conquiílar mas 

Puc- 



r ^tl Origen d^ 

ik)8. S. Torquato , como 
^Imas antiguo, fe quedo 
[ primero : ios otros feis íi- 
ndo el celeftial deítino , y 
ftniccion de los que ios 
igraron por Obifpos , par- 
n á otras Ciudades y a ef* 
icer fus Sillas. £1 Mazará-- 
ce, que iban efparciendo 
0.5 y como eran muchos, 
tamentc íe abrafarian en 
r del Redentor muchos lu- 
s. Cada uno efco^ió para 
cipal manfíon , y C^thedra 
a dodrina Evangélica , una 
[ad , pero (in contraher á 
(ola la dodrina ; porque 
3 el fín era . dcílerrar la 
irria , que. dominaba a to- 
I no podemos eftrechar fu 
de tal fuerte, que no alar- 
rn fu predicación á los con- 

\ El Tlieatro principal 
efcogieron fue la B:ítica, 
s contornos , ó bien porque 
aquellas partes no le hu- 
le dilatado antes el Evangc- 
( y aísi era muy precifa fu 
>ion) ó porque fícndo la 
/incia mas pacifica, por ha- 
íido la mas dada á las le^- 
j era muy oportuna para 
n de zanjar bien la Fe. Ya 
mos en el Tomo I. que Au- 
x> aplicó al govierno del 
ado la Betica , con el pre* 
:o de que fícndo la mas 
eta^necefsitaba para fu con^ 



los Ohifpádfá. n^i 

fervacion de menos fuerzas : y 
fí al tiempo de la venida de los 
Apoílolicos fe mantenía con 
aquella Politica efta Provincia, 
pudo cooperar aquel cftado á 
fu deftino ; porque como las 
Perfecucioncs eran movidas 
por los Emperadores , fíempre 
eran mas vivas en las Provin- 
cias Imperiales , por eftár mas 
infeftadas de la lifonja. Pero fi 
acaíb (como fe apuntó allí) eP- 
tal^a ya la Betica reducida co- 
mo las . demás al Dominio Imr 
perial , (jiemprc fe verificó,que 
de fuyo era la mas pacifica ; y 
afsí la efcogieron los Apoftoli- 
cps para fu principal Theatro, 
por. quanto querian que fe ra- 
djcaífe bien la Fe , que .a£lual- 
mente fe hallaba perfeguida 
por todos los Miniílros Imp&« 
ríales refídentes en la Tarracor- 
ncnfe , y Lufitania. Por efto 
no fe repartieron los Santos á 
lo interior d? eftas dos Provin- 
cias , fino á los confinas : ni ef- 
cogieron dentro de la Betica 
las Ciudades mas fobrefalien- 
tes , como Sevilla , Córdoba^ 
Ecija 5 ni en la. parte m:íridior 
nal 4^. la Tarraconenfe fótica^ 
ron a (^srtbagena , Toledo , Cí^r. 
porque eftoera lo nuis frequcn- 
tado de los Pretores ; y qI fin 
de eflx)s Apoílolicos no fiíe dar 
lavi4a por Dios al punto que 
Uegairen a Efpa^ña) (porque en 
.tal cafo j nQ. podri^juí efte^dcií 

Bz poc 



I i Efpafía Sagrada, 

por mucKos Pueblos la Predi- 
cación) fino introducir íliave- 
: mente el Evangelio por dife- 
rentes partes 5 ir criando Pafto- 
. res , y dcfpues que ya fe ha^ 
.Uáflc radicado , y eftendido, 
'regarle (íi fueíTe neceflario) con 
lu langrc. Confíftió todo efto, 
- en que fu llegada a Efpaña fiíe 
al tiempo de la Pcrlecucion de 
Nerón , como fe deja dicho: 
•por tanto mirando al fin que fe 
•na propucfto , tomaron «fte 
-medio como mas oportuno. 
:• 24 S. Cecilio ñic á parar á 
^ Eli be f i yhoy Granada. S. Eufra- 
Jto á Iliturgi , cerca , ó en el 
4nifmo fino en que Andujar. 
•Tcfifonte á Bergio : Indalecio á 
^ci : Eficio á Carcefa : y S. Se- 
■gundo penetró á Ahila. De to- 
•3o$ cftos nombres el que fe ha 
•controvertido mas , es el de 
Carcefa , por no fer conocido 
'Cntrc los Geographos antiguos, 
(como ni el de Betgi,ó Vergio.) 
y como no hay cofa fija en que 
cftrivar , ha fido mucho lo que 
fe ha variado. 

25 El Breviario antiguo de 
Sevilla leyó Carthe/a , y añade 
id ejíj Vento/a depopulata. El de 
Córdoba, que cita Aldrete en 
•las Antig. de Efpaña , y Afi^ica 
4ib. 2, cap. 12. ix)ne Cartbejiay 
y fubftituye a Ventofa. Marie- 
ta , fin nombrar a Ventofa , di- 
ce que Carcefa eftuvb en tierra 
^e Aftorga, Morales cito 4 a¡l- 



, Trat.t. Cap.i. 

gunos (fin nombrarlos) para el 
mifmo concepto : pero como 
no alegan teílimonio , ni razón 
que lo compruebe , no pode« 
trios feguírlos. Entre los Geo- 
graphos antiguos no fe defcu-i 
ore talPueblü en la tierra de 
Aftorga : y es temible , que al- 
guno viendo por alli un Bergi^ 
do (repetido en el Itinerario de 
Antonino) entcndiefle fer aquel 
la Silla de S. Tcfifonte , y otro 
la aplicaíTc a S. Eficio: pues pa^ 
ra recurrir á la tierra efe Aftor- 
ga , no dcífcnbfro alufion. A cf- 
ta falta de fundamento fe junti 
la inverofimilitud de íadiftan* 
cia : pues á vifta de haver que;- 
dado muy juntos los mas de 
los Apoftolicos , rio es vcroft- 
mil , que ■ <íftc fe apartafle tan 
notablemente de fus compane- 
ros. Ni por aquella parte ha- 
via tanta neceísidad 5 pues ha- 
via fido el principal Theatto 
de Santiago , como también lo 
que miraba al Ebro recorrido 
por cftc , y por S. Pablo : y afsi 
h mayor neccfííidad de Minif. 
tros parece eftaba en la Betica, 
y fus contornos , como fe in- 
fiere de que por álli careo fu 
mayor numero : y íbló S: Se^ 
gundo es el que , proveKida ya 
Ja parte meridional , fe internó 
á lo mediterráneo , efcogiendo 
no centro de la Tarraconenfc, 
ni de la parte de Galicia , fino 
|os confinesXufitanos, por eftar 

aquc- 



• í ^el Origen de 

^aquello flicAos frequencado de 
-Fr^orcs*, y Apoftolcs (en lo 

• que fe deícubre ) y por tanto 

• in^s quieto > y mas apoderado 
i^ la Idolatría. Efto ya fe ve 
•que es c^getura ; pero en fal- 
^ta de .irtímimeiltós^: débenosos 

recurrir a lo qué parezca mas 

conforme con lo cierto. 

1,6 £1 Maeftro Bivar,fíguien- 
do el texto atribuido á Dextro, 
noíblo VzyoCarteya en lugar 
de Carcefa ( que es ía Voz de 
que ufan los Antiguos para ex- 
preflar la Silla de S.Efício) fíno 
también añadió y que fe debe 
cuidar poco , de íl ha de ieeríe 
Carteya , Cartefia , ó Cartefaj 
porqtie los tiempos lian caufa- 
do muchas variedades ' en los 
nombres-antiguos de lugarcs^y 
confta , que el de Carayá fue 
muy famofo en una Ciudad de 
Efpaña ; eii que de hecho pone 
á S. Eíício ti Márty rologío Ro- 
manó que hoy ufamos. Los Pa- 
dres Solando , y lus Compañe- 
ros reparan , en que no bafta 
recurrir á la mutación de los 
íiombres , que fabemos havcr- 
•fc introducido con el .tiempo 
*cn diferentes Pueblos , íl no fe 
exhibe álgun texto en queíc 
•fea Carteya por Carecía. De 
■S. Eficio nos dicen los Anti- 

Jjuos , que reíidió en Carceja: 
uego jwira reducirle á Carte- 
ya,es neceflario probar lá iden- 
tidad eQtre una y otra ¿^alegan^ 



los Ohifpados. 1 3 

do tcílimonio fobrc que el San- 
to fue Obifpo de tal Ciudad > ó 
que a Carteya la convino algu- 
no de los nombres que fe dan 
á íu Silla , por quanto de otra 
fuerte fcrá muy voluntario el 
recurrir a ella* 

27 Eíla inftancia defcubre 
todo el fondo de la dificultad: 
pero yo conficíTo , que no lá 
huviera hecho , fi iníiftiera en 
lo que refuelven eftos Sabiosj 
porque en fu villa era necefla- 
rio parar en una Silla , que (e 
nombrarte Carcefa en algún 
texto antiguo : y no íiicede afsi 
en fu refolucion : pues ponen 
al Santo en Cazarla y como ex-^ 
preflan en el ñn del num. i ^i 
del I • de Marzo > y en el nuf9Íi 
18. Eíla población no puflsde 
pretender otro nombre entró 
los antiguos Geographos , que 
el de CaJ^aon y que fe halla en 
£ílrabon;ü otros femejanteS| 
que fe alegarán de Autores 
Griegos. Luego fíno hemos da 
recurrir a Carteya , por no há- 
ver quien la llame Carcefa 5 es 
neceílario que haya quien dé 
efte nombre a Cazorla , ó Cafr 
taon , para infiftir en ella. Efto 
harta ahora no íe ha ofrecido 
al Publico , y por tanto el mo-¡ 
tivo alegado contra Carteya, 
parece que milita igualmente 
contra Cazorla. 

28 Rodrigo Méndez Sf iva 
diké > que quandQ los Romano» 



1 4- E/paríd Sagrada. 

pobldion á Cajiaon , la llama- 
ron Carcefa ; y pot tanto pone 
aqui el Martyrio de S. Ellcio. 
Si efto fe probara , teníamos 
decidida la duda. Pero con la 
facilidad que fe dice , lo nega- 
rán los Críticos , y creo , que 
con mayor fundamento: por- 
que fi los Romanos la huvieran 
mudado el nombre , la huvie- 
ran dado uno que fueífe voz 
latina, como hicieron con otros 
innumerables Pueblos , y fuce- 
de cada dia con los Conquifta- 
dores. Carcefa no qs nombre 
de Romanos : y afsi no fe pue- 
de decir puefto por los Lati* 
ríos. Y aun dado elfo , no baf-^ 
(a , fí no fe ale^a al^un Texto 
de Romanos , o Griegos , en 
que fe halle mencionado efte 
Pueblo : pues por np hallarfe 
otro tanto en Óarteya , fe ex- 
cluye de Obifpado. 

29 Demás de efto , fí la Si- 
lla de S. Eíicio fe ha de recono- 
cer en el pueblo llamado por 
algunos Cajiaon , fe fígue , que 
no fe ha de recurrir á Cazorla, 
fino á Cazlona la vieja , una le- 
gua de Linares , y tres de Bae- 
za : porque folo á efte convie<* 
ne U (¡tuacion de Caftaon. Pa^ 
ra cfto es neceifario detener- 
nos algo , y empezar á pradi* 
car lo prevenido en el Tomo I. 
fobre que fícndo efta obra 
Theatro Geographico de las 
Igleíias de Efpana , hayri^ laa-^ 



Trat.iXap.i^ 

ees en que los. que allir cu 
/en la brevedad de las r 
rias eftrangerás , neceHiii 
tener alguna paciencia pa: 
domefticas. ;£1 que fio' 1 
genio , ni gufto en los.pi 
^eo^raphicQS , puede paí 
Capitulo íiguiente. • 

Digo pues, que entre < 

gos y Latinos huvp diver 

en el nombre de la Ciuda< 

Caftiílfi^ ufando unos de 

voz 9 y llamándola otros 

/4^9», y Caftalon. Éntrelo 

tinos no fe oyó mas queC 

lo : los Griegos ( fegan a 

impreíTos) no tuvieron fir 

general en el nombre y p< 

Polybio (//¿.lo.) uso la 

Cajlalpn , ó Caftalona ;, jen 

fativo : Kcif'tfiA^v^/.. jBftei 

fe acomodó á lo mifmo: K 

Aóüv. Eftrabon es el unic 

la llamó Caftaon : M;r#j| 

tal vez K4'T<a^f <4i',«^ví cqm.Q 

en ia Edición que yo ufo ( 

íilea de 1 549. pero efto cri 

errata , pues las demás ve 

nombra Cajiaon , y no ( 

taon > como fe vé en las 

140. y 158. Plutarco (e 

torio) fyncopizó el Caftal 

efcribió Kct^/uéVA j Cai 

Ptolomeo fe acomodó á Í< 

tinos , y la llamó K^^v A^ 

piano tiene errado efte > 

otros nombres y nombra 

KfltV»«et. Los Latinos > i 

^íinio j y Siüp Itálico , c< 



íDf / Origen de 
I* en dCaJhlú. LosConcU 
idcEfeaña^áque concur- 
él<)biepoCdJlul(me'nfeyVíGin 
niána voz , de modo que ni 
anav'ni en otra claflfe , lee^* 
$]Í*Car'ce/ay ni Carcefano: 
aifo ciue > efte nombre con- 
íefie a 'Cajfaan , digo , que 
ña [rettacirfe á Cazlona , y 
i Cázorh : porque la Ou- 
[ de Cédula tuvo fií fítua- 
iV^Q^'^ reconocen nuef- 
»- Efcritores y donde hoy 
sloha y y mi aíTunto es , que 
bon y Caftulo fon una mif- 
sima Qadad , fin mas dife- 
da que^ el ufo de la voz en- 
ios Autores Griegos y La- 
». Ya Morales previno, que 
^bioyEftrabon havianen- 
iido por Caftaon y lo mif- 
que iVofotros por Caíhilo: 
y con todo eflb reputó por 
ilQis á eftas Poblaciones/ 
por la diftincion de Itís 
iwes. Zurita, íohtc ellti- 
irio de Antonino y notó 
bien , que eftaba errado en 
abon el Caftaon. Yo digo, 
átañque efe£tívamente tu- 
le etitre los Griegos efte 
ibre y fe debe entender por 
itüíma Ciudad de Caftulo, 
O otra diverfa : al modo 
no Con diftintós lugares el 
^^#de los Efpaiiioles , Phe- 
ys y y Latinos , que el Tar- 
> y Carpefo de los Gric-! 



los Obi/padós. tf 

30 Confta la identidad del 
Cafialon de Polybio , y el Caf- 
tulo de Livio , por lo hiftorial 
de uno y otro: pues Livio í¡«. 
gue los mifmos paflbs de Po* 
lybioyfín mas diferencia que 
en las voces : y afsi íe conoce 
que hablan de una mifína Po- 
blación. £1 Caftaon de Eftra- 
bon es el mifmifsimo , que el' 
Caftulo de PHnio : pues ha-* 
blando aquel de los confínes dé- 
la Betica , en la pag.i 58. dice^i 
que llegaban a Caftaon. Tra-f 
tando Plinio del límite de la 
mifma Provincia,dice que le' 
terminaba en Calhilo: luégc^ 
fíendo uno folo el fín de la Pro-* 
vincia , y conviniendo ambos' 
en recurrir á una Ciudad fo*! 
brefaliente , es feñal que lá^ 
mifma era Caftulo que Caf- 
taon. Fundafe efto en que ^^, 
Atitor quíe nombra a GsHboh^^ 
ó Caftalon ,na menciona: k\ 
Caftulo , ni al rebfcs i luego hó' 
hay fundamento para itputar^' 
las por diverlas Ciudades: pues 
paraoftofe necefsitaba,qi]e'»át-¿ 
guno niendonafle las ;d6s co«* 
mo diftintas,eftocs^ atribiH' 
yendo a una tales determina- ■ 
ciones,queno pudieflenxon'^ 
venir á la otra 5 como fticede 
eh la Ciudad Pjt^ip^s pues - . 
aunque el que noitibrar a Éa¡c^ 
Augufta y no mención^ a Pofe^ 
Jima y con todo eílo, el modo* 
con que Ptolomeo pone i Pa^i 





Efi^dña Sa^rah. Trat.i, Cap':x. 
.is mcdircrr-mcas pero ni en li Grie^ de Plutat-rr 
¡ S-uro Promonto- co en Sartorio, fe nalla tal voz¿. 
indulas de los Cit- fino Cafiulo, y ,K*írA«í» , Caftrt 
ter diverfa de U lona : y eHiAr1iijbil ponáifCÜ 
de Eltrabon,por texto latino (pues nohc.,podi-9 • 
ios Célticos ; y lo dohaIIarelgriesíQdc,ciftipar-< 
orras obfervücio- te) U voz, Gj/íw/a;. diciendo 
ion fucede lo con- t]ue U inu^ec de Annibal fue- 
rodo loqiiefedi- natural de afta Ciudad ;:por la 
:on eftc nombre, que fe convence , que aiínqua 
1 loque fe aplica UllaiTiaíIe Caftson.oGaftiQni' 
como verá quien fe debía .entender i do Gaitolo^ , 
tcncrfe en cfto: en quien «xprcíla Uvio que ca-- 
n alVunto bafta lo so aquel Héroe. Tuniafe á efto,» 
>e Apiano ya dijo que la Infciipciou publicüdaí 
obre el ¡cinerario -pox Puyades , fol. lío^y alega-t 
) que claramente da por otros , tiene el nombro 
U mifma Ciudad de CASTVL.... y por tanta 
:oino confta,por de allí no fe prueba la dcriva-r 
otro de unos mif- cion de Cutduiia ; ni creo que; 
de Elcipion. fe hiiviera recurrido á tal cofa,. 
Acbo aiivertir, que it no fuera por ia errara de C«- 



S)el Origen de los Ohifpáios. 1 7 

-roüXcf.) por ícr conftante que concepto de que S. Eficio fue 



2 Luego fi la Silla de S. 



pertenece efte pueblo á los 
Oretmtos ; y que lo htíloriado 
en Sercorioy Annibal , no pue- 
de leduciríc á los Jndigetes, 
como confíefla Marca lib. 2. 
hms Hifp. cap.20. y Eftcvan de 
Carvtra en fu Cataluña iluf- 
trada Ub. i. cap. ^. y lib. 4. 
cap. 23 

ja 
Eíicio fe huviera de reducir a 
la Ciudad llamada por losGrie- 
gos Caftam &c. no fe debe re-^ 
currir por efte titulo a Cazor- 
la j fino a Cazlona , por confp 
tar 9 que efta es la antigua 
Caítaon » ó Caftulo ; como fe 
prueba por el Itinerario de An- 
tonino y y por la Infcripcion, 
que propone Morales en fus 
Antigüedades foL^p. b. íin que 
Ibbre efto varíen los Autores. 
Y aun para efta havia otra con- 
gruencia j de que en el Si- 
giPliU. fe halla con SillaEpifr 
copal ^ que proñguió todo el 
tiempo de los Godos. Con to- 
do eílb,. no creo que alguno 
haya puefto a S. EGcio en Caz- 
Ipn^ j por no hallarfe pruebas 
para efto 5 pues, ni. efte Santo 
fue Obifpo C^JluloncTife , ni a 
efta Ciudad la han llamado 
Carcefa \ y afsi hay menos fun- 
damento para recurrir a Ca- 
zorla. 

33 Los citados Padres An- 
tuerjpienfes no iníiftieron en el 



Obifpo de Cazarla , por caufa 
de que efta fe llamaíTe Cajlaoni 
fíno por hallar , aue fe la da 
nombre de Carccja , como te 
lee en Cianea , Efcritor de la 
Vida de S. Segundo; ( imprefta 
en el año 1595.)^^ q^^^ dice, 
que por Efcrituras que fe ha-^ 
lian en aquella Villa , confta 
liaverfc llamado Carcefa. Lo 
miíino cfcribe iírfe , Benedic- 
tino y en la Hiftoria de AbiU 
p.i.§,7, fol.23. Yo he folifi- 
tadp averiguar lo quQnqsen-^ 
vidiaron cítos Efcritoresj de 
que Efcrituras fon eftas y ó qui; 
antigüedad tienen ? y no ha.'^. 
viendo confeguido expediente,|i 
digo , que mientras no fe def- 
cubran eftos Inftrumentos , no 
hay fundamento fuñciente pa^ 
ra infíítir en ello : porque ea 
Efcritores antiguos Griegos , 6 
Romanos , no le halla tal nom-*: 
brc de Carcefa : luego íi poc 
falta de teftimonio antiguo que 
ponga a S. Efício en Carteya^ 
no le quiere recurrir a efta; 
tampoco fe debe recurrir a Ca- 
zorla , por no havcr ningún 
Geographo que la llame Car^ 
cefa. Las Efcrituras que (e ci- 
tan para efto , fe refieren co- 
mo exiiftentcs en Cazorla 5 pcr 
ro no fe exhiben ^ ni ha (ido 
general efta voz 5 pues JVlorar. 
les y que era de aquella tierra, 
no liizo mención de tal co(a^ 

C C\>iXVr. 



1 8 EjpaMa Sagrada. 

ficndo afsi que dcícó averi- 
guar el fitio de Carcefa 5 y li 
huviera en fu tiempo aquella 
Tradición en territorio no dif- 
tante de fu Patria , ( Córdoba) 
era dificukofo lo ignorafle. El 
fefior D. Juan Bautifta Pérez 
tampoco hizo mención j de que 
Garccfa fe redugefle a Cazor- 
la, haviendo efcrito fobre el 
punto en el Tratado MS. to- 
ciinte a las laminas de Grana- 
da : y es que efcribió antes de 
Cianea. El Autor delChroni- 
con de Dextro tampoco pare- 
ce que tuvo noticia de tal co- 
fa 9. pues fegun enfanchó los lí- 
mites de la Predicación deS. 
£ficio i no le huviera negada 
efte hígar , (i huviera oido, que 
fe llamó Carcefa. En fin C4- 
zorla no fe conquiftó del poder 
de los Moros antes del año 
123 1, en que el Arzobifpo de 
Toledo D. Rodrico fe hizo Se- 
ñor de ella : y afti es muy na- 
tural que las Efcrituras fean 
pcfteriores a efte tiempo : y 
para efpacio tan remoto, co- 
mo es el del Siglo I. no es buen 
teítigo elpotterioralSigoXm. 
efpecialmcnte, quando el nom- 
bre de una Ciudad es cofa tan 
notoria 5 y afsi el no hallarfc 
apoyo , ni de Efcritores Roma- 
nos , ni de otro del tiempo de 
los Godos , deja en muy poca 
fé el teftimonio que folamente 
cftriva en unas Efcrituras , no 



Trat.t. Cap A. 

viftas por el Publico. 

Dclpucsdc efcrito.efto , he 
fabido por medio del feñor Di 
Juan Antonio de las Infkmas^ 
Dodoralde la Santa Igleíiade 
Toledo, el eftado de los Ar- 
chivos de Cazorla $ y parece 
no podemos adelantar en el 
punto y. por caufa de íuná nota* 
ble defgracia que fucedió en 
aquella Villa ¿n el día 2. de 
Junio del año 1 694. en c^ue una 
turiofa tempeflad arrojó de st 
tanta agua^ que entre otros 
daños causo el de Uevarfe los 
Archivos de^Icfia y Ayunta-- 
miento^ dejando inútiles- liexs' 
pocos papeles que quedaíi^.^ 
A viíla de. efio infifta cúbXi: 
fímdamehtos alegados^ -porW 
haver coía que nos remueva de* 
ellos. 

3i^ En Cazorla pareee íe 
mantiene la devoción de ir pro- 
cefsionalsnente al campo , ep, 
que fe hallan unos montones 
de Piedras , donde • dicen fiíc 
apedreado y arraftrado el&uir 
to. Si efto fe funda en que a- 
quel lugar fe llamó Cat^cejky no 
merece mas crédito , qut el 
que ofrezcan las pruebas de tal 
nombre. Si la Tradición es de 
haver muerto alli , opondrá 
Granada el que efto no fue aíw^; 
D.JmnTama^o, en el r. de 
Marzo , dice , que aquel culto 
en Cazorla no es por haver pa- 
decido aUi , íino por Trasía- 

ciont 



Del Origen de 

cíon». p titulo de Apoftol de 
aquel lugar > ó por al^un Tem- 
plo que le le dedicafle. Yo di- 
go 9 que á vida de la variedad» 
y aun. incompojtiibilidad ^ c^ue 
fe halla <ic algOítas'Tradicio*' 
oes e4 lugares yiarticttiarcs , no 
fe puede refolver por íblo efto; 
en efpetíal no probandofe an* 
teriores al Siglo XVL porque 
deície efte tiempo en adelante 
(abemos que fe hizo empeño 
de perfuadir á varios Pueblos» 
que veneralTen por Patronos á 
los que QO tienen defcubierto 
Hnüo legitimo » ni prueba» 
para tai Patronato : y hoy fe 
)uzga por cofa immemorial 4a 
que pafla de ciento y qqarenta 
año^de antigüedad : pero aun-ñ 
queefto fea prueba qife cauíb 
preícripcion en oteas . cofas; 
miradas en quantoála adual 
poífefsion » no lo es para el 
aífunto de mas de mil años an- 
teriores , como es -el pxefente: 
y afsi digo , que por Efcritu- 
ras , o Tradición particular» 
que no anteceda al medio del 
Siglo XVL no hay apoyo fufi- 
ciente para puntos del origen 
delalglcíia. . 

2^ Algunos pretendieron 
reducir la Silla de S. Eficio a 
Carijfa » Ciudad mencionada 
por Plinio » y Ptolomeo \ de la 
qual trau Cwo en fu C3rogra- 
phia iib..3. can. 29. Pero efto 
debió fer por la alilíkxi entre 



lús Ohifpados. 1 9 

Carifla y Carcefa » ar^umen^ 
to muy flaco, y defeftimable, 
quando no le acompañan ptras. 
pruebas. 

§. m. 

Fundamentos para ejlablccer la 

Silla dt <S. Eficio én Carteya $ y 

quéH fiíe la J^uacion de efta Ciu* 

dad, Daft noticia del JSJlrecbo 

de Gihraltaír: y que tito LiviQ 

no colocó fuera del la menr^ 

donada Ciudad» 



3^ 



DE lo dicho refulta, 
que no tenemos baf< 
tante ñmdantento , para poner 
la Silla de S. Eíicio en Cazorla: 
lo I • porque no hay prueba dtf 
que efte lugar fe haya lUmadp 
Cafcefa^ ¿.aiftulo » ni C^ftaon: 
lo 3. porque las Cathedras 
Pontificias fe puíleron en lúea* 
res de fama » por pedirlo afsi el 
honor de la Dignidad ^ y eftb 
no convino a Caloría enelSí-? 
Rio I. pues no fe halla en aquel 
íicio nombre de Población» L^ 
mifma (alta de fama obliga a 
que tampoco inílftamos enC^i^ 
ce/a » tomada en el.rigor de tai 
voz s no folo. por no hallaría 
entre los (icographos anti- 
guos , fino porque nos confta 
le otra Ciudad famofa , cuyo 
nombre Carteya pudo degene- 
rar en las Copias con gran fa^ 
ciudad (como íe vé en repetid- 
dos .cgcuipUres de mayores 



io Efpana Sagrada^ 

diftancias) y juntamente citaba 
fu íituacion dentro de la Héti- 
ca 5 lugar oportunifsimo para 
que uno de los Apoftolicos pu- 
íicflc alli fu Silla , por quanto 
haviendo infiftido la nuyor 
parte en lo mas Meridional de 
Efpana , debieron atender ( fe- 
gun el genio que moftraron) al 
territorio mas remoto de Pre- 
tores , y aun de Operarios E- 
vangclicos , qual era todo lo 
que mira ai Eftrecho , donde 
cftaba Cartcya- Nada de efto 
induce precifa obligación para 
cl aflenío : pero junto en el 
modo que fe irá declarando^ 
hace que en tanta incertidum- 
bre fea cfte cl extremo mas 

probable. 

• 37 La alteración de algu^ 
ñas letras en los nombres anti- 
guos es tan fumamente común, 
que fm falir del aflunto halla- 
mos en diverfos Autorías toda 
cfta variedad en Carteya , C4- 
ütiay Carda j Carcenia ^ Car^ 
fia , Carpefo, Tartbeyay y Tar- 
tefío. En la Silla de S, Eficio las 
íigLiientes, Carara y Cartbefaj 
Cartera , Cartbejia , Carccfo , y 
Careefa : de lo que infiero que 
no fe pucÜe contar como cofa 
fifmelbbrc el nombre de Car- 
eefa, pues hay tanta variedad. 

38 Dirás y que aunque han 
variado tanto , no fe lee , que 
trn lugar de Careefa (que es el 

pías común ) fe baya cfcrito 



Trnt.iXap.í. 

Carteya. En efto eftriva toda h 
dificultad : á que refpondOi 
(omitiendo que en cl Martyro- 
logio Romano fe lee Carteyi^ 
que para recurrir prudencial* 
mente á efta Oudaa, no fe ne- 
cefsita total . identidad de ias 
voces. Confta efto ( (in falir det 
aflunto) en la Silla de S. Segun- 
do: pues en varios MSS. que he 
vifto , no he hallado mas nom- 
bre que Abula. Efte nombre fe 
entienda de la Ciudad , que 
hoy llamamos ^//^ de losCa-^ 
valleros $ fm que ni en tiempo 
de los Romanos , ni de los Go- 
dos, fe halle apoyo para dit 
a efta Ciudad el nombre de 
Abula y fino Obila , Abella, Aby-- 
la y 6 Abila $ lleudo proprio el 
át Abula de otra Ciudad muy 
diverfa , fita en los Baftitanosi 
en tierra de Baeza. Con todo 
eflb no hallandofe en los Con- 
cilios de Efpana tal firma de 
Abulenfe y han convenido los 
Autores en poner la Silla de S\ 
Segundo en la Ciudad de AbiUy 
contentandofc con la gran cer- 
canía de la voz , fobre otros 
fimdamentos. Por ranto no fe 
debe pedir para Carteya , lo 
que no fe pide para Abila : y 
pues en efta bafta la cercanía 
de Abula con Abella 5 en aque- 
lla debe baftar la que hay en- 
tre Carteya y Carecía : porque 
en una y otra parte es vcrofi- 
mil que con cl tiempo ic paC- 

falFc 



íDel Origen de los Ohs/padóf. 1 1 

b de Carteya á Carecía, co* 39 No ha (altado quien dir 



de Abella á Abula. Y aun 
I el cafo prefente hay la 
mcia y de no havcr Ciudad 
jciáz con nombre de Car- 
(como la havia con el tcr- 
ante de Abula) por tanto es 
autorízable el recurrir al 
ibre de la (amofa Carteya; 
favorecer á efta por un la- 
la (ama y excelencia de 
iad , y por otro la fitua- 
i y en termino de la Bctlca; 
» proporcionado al deftino 
los Apoftolicos 5 pues S. In- 
do íe fue a Qudad Mariti^ 
como era Urci 5 y S. Teíí- 
e á otra que comunmente 
rduce también a la Coda 
10 fue Sergio , cerca de Al- 
ia) y á vilta de tener cgem- 
en eftos Santos de eftable- 
: en Ciudades Marítimas, 
io Carteya, cncofta ceci- 
al a las dos mencionadas, 
ice muy conforme al genio 
)S Apoftolicos , y a la re- 
Lcion del terreno, recurrir 
rteya 5 pues de otra fuerte, 
laba muy defprovchido el 
de la Betica por la parte 
[alaga, y Sevilla. A todo 
fe junta la aluíion de los 
l>res Carcefa , Cartera i y 
cya 5 Tartefo , y Carcefoj 
ada de otras mayores cor-^ 
iones : y por tanto parece 
autorízable iníiftir en Car- 
para U predicación de S. 



ga , que el primero que atri- 
buyó al Santo efU Ciudad, 
fue el Autor del Chronicon 
de Dextro : pero lo cierto es, 
que antes de la publicación de 
aquel Efcrito , refírió efta opi« 
nion D. Juan Bautifta Pérez, 
en el parecer que dio contra- 
ías Laminas de Granada en el 
año 1595. citando ya al Mar-* 
tyrologio Romano, Lo mifino 
Firrario en fu Topographia del 
Martyrologio : úibin en el lu- 
yo ^ y lo que mas es, en el año^' 
1450. en que efcribia el Cabi- 
lonenfe , ya fe hallaba reduci-> 
da a Carteya la Silla de S. Her 
fíquio , pues en la voz Tarif^^ 
dice que en lo antiguo fe lia* 
mo Carthefía , donde re(idi6 
efte Santo : Tariffa , qua olim 
Cartbefia^ Civitas Hi/panU. Hic 
primum prétfuit Hefychius Efif- 
copus , Jacobi Apoftoli difcipí^ 
lus. Aquí fe ve , que efte Au- 
tor entendió una mifma cofa 
por Carthefía, y Carteya, pues 
el reducir a Tarifa a S. Efício 
provino de que alanos juzga- 
ron fer aquel el fítio de la anti-^ 
gua Carteya : y viendo cfto 
por una parte , y por otra que 
el Santo réfídió en Carthelia, 
rcfolvió por Tarifa , creyendo 
que efta ñicedio á Carteya. 
Hilo no fue afsi en realidad,co- 
mo íe dirá : ni merece mucho 
aprecio aqueLAvitor : pero baf^ 

ta 



1 % Effáña Sagrada. 

u para ¿ocie , qvic mucha an- 
tes del Chconlcon de D¿k tro 
fe colocó en el íltio de Caree- 
ya á S. fiíicio. 

50 i AdnitidOi que tuvo alU 
_. iUá, reília h gran dificultad 
de fefkdUr la fítuacion át efta 
Ciudad » porqtie no folo fe du- 
da donde 6ftuvo , (ino íi huvo 
muchas de aquel nombre. Al-- 
drett ttx las Antiguqdades , y 
Qn él Origen de la l;ngua Caf- 
tellana, lib.3. cap^j. fe inclina, 
á que huvo michas Carteyas: 
una jüntQ a Canil , otra junto a 
Gibraltar , otra en los Olcades: 
y fi efto fuera afsi , claro efta 
que no bikftaba poner en Car* 
teya á S. Efício I fi no fe añade 
cp que Carteya eftuvo. Toda 
cftavariedadconfifte en el mo- 
do de • entender á Livio , Mela, 
y Plinio , que parece recurrie- 
ron á diferentes fítios. Rodrigo 
QíMño , comentando a Dextro, 
DO ,Ce atrevió il fentenciar. Yo 
digo 9 que en cafo de diícordia 
(que no la hay) fe debe tomar 
partido á favor de lo que ef- 
criben Mela , y PUnio : porque 
eftos hablaron como teftigos 
de vifta de la Betica : Mela> 
por íer natural de una de las 
Ciudades del Eflirecho ; Plinio, 
por haver (ido Q^eftor áz la 
Provincia ; por lo qual entre 
todo lo que efctibió de Efpa-. 
ña , lo mas individual fiíe la: 
Betica. Eftos convienen en no. 



Trat.i. Cap.i. 

poner mas. que una Can 
feñalandola cerca de Gil 
tar , como defpues Ptolo 
y el Itinerario de Antoi 
Luego en cafo de diffrordi; 
bian prevalecer los rcfor 
por no haver autoridad 
prevalezca contra la de 
abonados teftigos, pues la 
más efcribieron de lejos y 
oídas. Pero el hecho es < 
todos dicen una mifma < 
y la variedad provino d 
penetrar bien la mente d 
Antiguos , juntamente co 
yerro de Imprenta de la < 
de Polybio. 

41 El poner una Caí 
junto a Canil (efto es , enf 
Eftrecho , y Cádiz) provii 
que Tita Livio mención 
cofta del Océano al defcrü 
fitio de Carteya : y al oír 
no j fe falieron del Eftredi 
que introdugeron junto -i 
nii tal Ciudad > en el fíti 
mzáo Aguas de JiíecJí^. Per 
Livio no colocó a Cartey; 
ra del Eftrecho , aunque ', 
ñalo en la Cofta del Oc 
confta por fus palabras 
entendidas, y por las c 
des del Eftrecho. Dice pi 
el lib.8. Dec. 3^ cap.i^. i 
Oceani Jkn ejl , tibi prim 
faucibus. angu/tis fsnJut^ 
Rara inteligencia de eftx> 
de fuponet » oüe Livio ef 
en Icalia : jr abiel Eftreci 



principio , en compara- 
u eftc ECcrítor , por U 
" del Mediterráneo ,4»ara 
ú pceano , y no al revésí 
^' detiJe Gibraltar á Ceu- 
¡fio defde el cabo de Tra- 
hal de Efpartél. Se ha de 
er también, que el Eftrc- 
o es punto indivifible, li- 
bado con longitud , que 
lende por mas de diez le- 
, y pot fct tan importante 
iDticia , y haverla yo Jo- 
> muy puntual , quiero 
g-Ia aquí. Valimc del Ex- 
áfsimo Señor D. Pedro 
[d ) Portugal y Colon , en 
n de haver venido fu Ef- 
B de la. America, y ha- 
los Oficiales en Cádiz. 



los Ohi/pados. '. 1} 

Con t.in buena oportunidad, 
propule tas dudas que tenia i y 
nic remitieron doi Dilcños ck 
|ir aékuütertado , üAo en punto 
iitayoí, y otro eji punto me- 
nor , aíTegurando fer lo mas 
cxa¿lo , y puntual , po( com- 
probación de los mas práaicos 
en. el Eftrccho , con todas las 
individualidades figuíentes , y 
dcinarcac¡on,qucaquÍteofrez- ' 
co , acomodada al tanian(> de | 
la Plana , que es en propor- ;| 
cion al medio de la del punto i 
mayor. Las Latitudes que ex- 
prcíTo , fon las mifmas dé que J 
me certifican: y efto es muy !( 
de notar, porque fon mas exac- \ 
tas que las marcadas comun- 
mente en I09 Mapas. ¡ 



X 



'•vAOia^A ^^'^ '' 



—aír,Li~iJa;£i- . M^u s= 




*4. 



E/MÜa Sacada. Trat, i. Cap.í¿ 




ESTKE,CHO X>E GIBÍtALTAR. 



- ■ • f í 



■ \ '> :4C^:.';^J 




ÁFRICA. 




A* Calpe en quien hoy GibraU 
tár. Su Latitud 36. grados> 
y 6. minutos. 

B. Abyla donde hoy Ceuta. Su 
Latitud 35. gr. y 53. min. 

C. Carteyá , hoy no hay mas 
que ruinas , y una Torre que 
llaman de Cartbagena. 

D. Las Algeciras. 

£. Punta de Carnero. 

E* Tarifa. Su ^Latitud ^6. gr. 






y?, min. 
G. Cabo de Trafalgar , antes 

Junonis Promontorium. Su 

Latitud 36. gr. y II. min. 
H. Conil. 
I. Cabo de Efpartel > fu Latitu4 

35.gr. y 50. min. 
K. Tánger. 

DefdeelCabo deTrafalgat 
á Gibraltar (que es deíHe la A 
a la G. en la coila de Eípaña] 

ha] 



pd OrigehM hs ObtfpddoL ^ i j 

hay en linea re¿k doce leguas cinco Millas de ancho y defdc 



Franceías i de á 20. en grado, 

(que fi)ri de las que uían los 

.Aíanneros) y reducidas á le- 

Suas Efpañolas de á 17. y me- 
ia en grado y fon diez leguas 
<y media. Defdc ■ ^1 Cabo de 
(Efpaitel á Ceuta (que esdefdé 
Ja I. a la B. en la Cofta de Áfri- 
ca) tiene de largo el Eftrccho 
once Icguasyde las citadas Fian- 
<efas, y coía de dáez leguas BC- 
pañolas. 

Deíde Gibraltar a Ceuta (que 
es defde la A. á la B.) hay cin^ 
co leguas Francefas : y cerca 
de quatro y media Efpañolas. 
Deule el Qibo de Traíalgar al 
de Efpartel (que es defde la G. 
á la I.) ocho leguas Francefas, 
y íiete de las Efpañolas. Lo 
mas angofto del Eílrecho es 
defdc la Punta de Tarifa (don- 
de eílá la FO hafta * jia cofta 
opuefta de la África ; poco mas 
dé quatro leguas Francefas , y 
poco menos de quatro £fpaño« 
las , fegun mi rcducoioaj pues 
la inftruccton que fé mb envió, 
íblo habla de lasFilancefasyqué 
es por lo que las expceífo, aña-* 
dienddde mió lo^Efp^ñolir t 

42 Ella aftual difpoficioií 
es muy diverfadeiiá.que ba-^ 
via en tiempo de los Apoftoli- 
eos : porque antiguamente era 
mucho mas angofto el Eftre- 
cho. Turanio Gracula y qac na- 
ció cerca de alli , le dio folas 



Melaría á la cofta de África, 
como refiere Plinio lib. 3. en el 
Proem. De lo que fe infiere, 
que Melaría eftuvo junto ¿ 7# 
Punta dé Tarifa , pues efto ep 
lo mas eftrecho^ Livio, y Co&« 
nelio Nepos , íenalaifon.' en df 
mas angofto íiete Millas i Julio 
Solino las da efcaías ^.pero 
fiempre es mas , que lo expueí^ 
to por Gracula» 'Viftor Viten*- 
fe pone 12. millas , en el print 
cipio de la Hift. Perf. Vandal. 
El hecho es , que con difcuríb 
de figlos fe han alterado las 
Coftas, alargandofe en las par-* 
t^^ y donde el Mar ha bajado^ 
y eftrechandofe en aquellas^ 
donde fubieron fus aguas $ por^ 
que el fuelo fe haUa expuefto 
i muchas variedades, ^w el ca^ 
fo prefente fe acortaron las 
coftas y fubiendo el agua donde 
antes no llegaba 5 y por tanto 
es 5'a mas ahcho el efpacio de 
Mar que fe halla en el Eftte^- 
cho,como conftapor las me-: 
dídas pueftas ; y verás varios 
cgemplarcs fobre efto en Plinio 
lib¿a. cap.85. y fig. Y.cn el lib¿ 
3¿ cap. I. en el fin,<donde har- 
bla de Efpaña , . propone por 
una de las caufas de lia var ie-^ 
dad de las medidas y el que los 
Mares , y Coftas fe han varia-* 
do. De hecho en eftos días fe 
ha viflx) , que en una graa hak 
ja mar fe defcubrió el íamofo 



z 6 Bfpaña Sagrada. 

•Templo de Hercules Gaditano, 
de que fe Tacaron algunos nnio- 
fiumentos , y fragmentos de 
Eftatuas. En la parte del Eftre- 
che antes de Tarifa > también 
parece que fe defcubren rui- 
nas , quando d Mar fe retira: 
pues Wefelingio (fobre el Iti- 
nerario de AntoninOy V. Aíello' 
rio) dice , que (egun Juan Con^ 
dmit y ocupa hoy el agua la 
mayor parte de aquel antiguo 
Pueblo. 

43 En efta lupoíicion el 
que viene de America llama 
entrada del Eftrecho a los Ca- 
bos de Trafalgar , y Efpartél: 
el que venga del Puerto de Oí^ 
(b del Tiber , llama entrada á 
la garganta que hay entre Gi- 
braltar , y Ceuta : y efte entra 
por parte mas angofta que el 
primero , pues hay menos def- 
de Ceuta a Gibraltar y que def- 
de Efpartel á Trafidgar. La li- 
nea perpendicular de Gibraltar 
á Ceuta divide el mar Medi- 
terráneo del Océano y de fuer- 
te que contando defde aquella 
al Occidente , es ya mar Océa- 
no, y no Mediterráneo; por- 
que los dos.Montcs de Gibral- 
tar , y Ceuta fueron los limites 
de los dos mares , covaa nos 
dejó fignifícado la Antigüe- 
dad, poniendo aqui las dos Co- 
lunas de Hercules (Abyla en 
África , y Calpe en Efpaña) 
pendientes en la Fábula , de 



Trat.t.Cap.i. 

que hallandofc los dos Mares, 
interior , y exterior , divididos 
por el lílhmo que focmabao 
eflos Montes í dio Hercules d 
corte que hoy fepara á Afídca, 
y Europa por la parte en que 
Rabiamos y a quien por tanto 
intitularon también Eftrecho 
Herc$deo , como todo confta 
por Pomponio Mela lih. i .fop.y 
44 Por tanto di/o Livio 
con toda propriedad, que Car- 
teya eftaba en la cofta del 
Océano , y no del Mediterrá- 
neo: pues en realidad tuvo fu 
íituacion en la parte Occiden- 
tal a Gibraltar , que es ya mar 
Océano $ por eftár fuera de ü 
linea en que acaba el Mediter- 
raneo. Pero los Autores mo* 
dernos , no reconociendo mar 
Océano dentro de lo que es 
Eftrecho , fino preciíamente 
defde que acaba el Cabo de 
Trafalgar ; al oír que Carteya 
eftaba en cofta del Océano , la 
puíieroA fuera del Eftrecho : lo 
que no es conforme con la fen- 
tencia de Livio , que la pone 
dentro , en la parte immediata 
a Calpe , ó Gibraltar ; como íe 
prueba por el dicho de que 
Caneya eftaba . en el fítio en 
que raíTada la garganta delEf- 
trecno empieza el mar a en- 
fancharfe j)rimeramente : IM 
primüm ifaucibus angufiis pan^ 
ditur more. Dos veces fe en- 
fancha el mar dentro del Eftrc^ 

* * cho 



. S)el Origen de los Obi/padof4 ' 17 

cHo para el que veqga de Ira* cion de Carteya ; poniéndola 



lía ; porque eue tiene que paf* 
lar dos gargantas : la pritnerd 
es entre Gibraltar y y Ceuta : y 
al punta que fale de efta lineay 
fe le empieza á enfanchar el. 
mar ; porque entre Ceuta y y 
Gibraltar no tenia mas que 
fMotro liguas f media efcaías> 
entre coíb , y cofta ; y paitada 
efta garganta fe halla con mas 
de fieteleguas de mar^ que hay 
entre Efparía > y África » por 
cauía de la Bahía de Gibraltar^ 
y Algeciras y como fe vé en la 
Figura delineada. 

45 Deípuesde efta prime- 
ra dilatación de mar y buelve 
á cftrecharíe otra vez en la 

farganta mas angofta y que fe 
)mia entre Tarira y y la cofta 
de Aftica , que no llega a qua- 
tro leguas Elpañolas ; y falien- 
do de .aqui. al Occidente y fe 
enfancha fecunda vez el mar> 
como á la vifta declara la Figu- 
ra: y por tanto (e conoce lo 
bien infbrnudo que eftuvo Li- 
vio del Eftrecho y y de la (ttua- 



en la parte en que primera^ 
mente fi enfamba el mar paflfa-- 
da la garganta de Gibraltar, 
que es en el mifmo (itio en que 
la feiialan Mela , Plinio, y líto^ 
lomeo y efto es cerca de donde 
hoy las Algeciras y al punto que 
fe paífa Gibraltar y corriendo* 
acia Occidente , en la Bahia 
que forma lo concavo del Pto-^ 
cúrrente de Calpe y como der« 
clara Mela : Calpe magis ^ pe^ 
ne totus in mate prominens. h 
mirum in modum concavus ab ea 
parte qua fpe£lat Occafum me^ 
diumfere latus aperit y atque in^ 
de ingrejfus totus admodum per* 
vius. Prope quantum patet Si-* 
ñus y d^ Specus ultra ejlyin eoque . 
Carteja(ut quídam putant y ali^ 
quando Tarteffos) C^ quam tranf- 
veóli ex África Pbaenices babi-* 
tant : atque unde nos fumus rín^ 
gente freto x MellariayO' Betio^ \ 
0* Bejippo y u/que ad juHams» 
Promontorium oramFreti óctí^ 
pat lib.2.cap.6. Del mifmo mo« 
do la coloca Plinio y tomando ^ 



D2 la 

(i) Es muf de notar U variedad y me fe baila eñ lugar de cingen- 
te fteto. Efla lección la pufa Hermoíao y citado de Zurita {fobre el 
Itinerario de Antonino) los MSS. y Ediciones antiguas y dicen cin- 
gcnteratum : V afsi la pufo Francijco Nuñez de la Yen^a en la Im- 
prefsiQ» de Saíamanea del 1498. Vaillant (en las Colonias ^ V. Trar- 
duda y en Aug.) pone Tingentera y tum Malaria. 'Pedro Chacón , 
(citado de D. Nic. Ant. lib.i. Bibl. t^et. n. 227.) leyó ex gente ea. 
Claudio Salmafoy Tingi altera. Ifaae VofsiOy TingiCetraria. Baf^ 
teprevesür ^enlo que por ahora no nos necefsitamos detener. 



1 8 Efpána Sagrada. 

la defcripcion por el orden 
opueftoyde Occidente á Orien- 
te , y acabando donde Mela 
empezó : Promontorium Juno^ 
nif j Portus Bififpo ^ oppidá Be^ 
hn 9 Miliaria > Pretum ex At^ 
tantico mari , Corteja , Tartef- 
fos d Gnecis dióia ^ Mons Calpe^ 
lib.3.cap.i« 

3S Aqui fe v^ , que pun- 
meñte la feñalan immedia* 
ta á Caipe (hoy Gibraltar) y 
por coníigiiicnte en la Bahia> ó 
Seno, en que fe enfancha el 
mar primeramente defpues de 
paliar la garganta de Gibral- 
tar , como propone Livio : y 
afsi todos dicen una mifma co- 
fa; íin que fe defcubra mas mo- 
tivo para poner una Cartcya 
fuera del Eftrecho > ( junto a 
Conil) que el haver menciona- 
do Livio la Cofta del Océano, 
]f anchura de mar defpues de 
a garganta primera $ por lo 
que los Autores modernos fe 
íalieron fuera de todo el Eftre- 
cho , íin pedirlo la fentencia 
de aquel Uiíiortádor ¿pues es 
verdad, que haUandofe Cartc- 
ya al Occidente de Galpe> per- . 
teneció al Océano , que íe. cf- 
tiende. hada la garganta entre : 
Gibraltar , y XJeuta j. como fe 
deja dicho , y fe vi. en tojjrb- 
puefto de Plinio, quc'dcíjpues 
de Melaría (cerca de donde ^ 
hoy Tarifa) pone cátiinañdó á 

j^ibraltar d Sürecho con nom^ 



Trat.i. Cap.i. 

brc de mar Atlántico , que es 
el Océano de la parte en que 
hablamos : y defde Calpe al 
Oriente empieza á contar Cof- 
ia del Mediterráneo : Dein lito* 
re interno oppidum Barhefida 
eumfluvio , &€. £1 litus tnter* 
num es lo mifmo que cofta de 
mar interior, qual llamaban 'al 
Mediterráneo : y afsi lo orien- 
tal á la linea entre Ceuta , y 
Gibraltar pertenece a efte mar: 
lo occidental , al Océano : y 
aqui ponen todos a Carteya, 
diez Millas de Calpe y como (t 
lee en AntoninoPio*, que forf 
dos leguas y media de Gibral- 
tar , donde hoy fe vén fus nii-» 
ñas, y una Torre que llaman ái 
Carthagena tntrc los dosRios 
Guadarranque (que es el mas 
arrimado a Gibraltar) y Palmo* 
nes , que es el que fe figue acia 
Occidente : y entre efte , y el 
de laÁíiel eftán las Algeeiras. 
De lo que fe íigue , que C\ S. 
Eílcio tuvo fu Silla en Carte- 
ya , no hay que controvertir; 
íiiue -cii el íitio delineado por 
Mela , ó en el expreflado por 
Livio : pues cffosí Eícritote 
no ponen . dos C^rtey as , uno ' 
una , cerca de donde hoy las 
Algecira$,eael íltio donde fe ; 
ver la Torre llamada de \ 
Carthagena. ' ^ 



\: 



V 



S.IV. 



pdOrigtnáe 

■ 

■ ■ 

5. IV. 

I • . 

Kfimm wimgtmaCMfm junto 
iCMTtbagius f ni mu oUaiisen 
Efpsíis j que los coñM¡ fiados por 
Atmibal. BxpUiánJi los limius 
de los Carpitanos y yOlcadesiy 
donde ejhtvo la Cindad de 
LamiiuQ. 

47 'TpOdavia fe necefsita 
X ^^ examen para fa- 
ber qual íiie la Silla de S. £fí- 
cio > aun fiípuefto que la tuvo 
en Carteya : porque^ demás de 
la que a^nos feñalaron junto 
áO>nil (entre el Eílrecho y 
Cádiz) fe lee otra fiíera de la 
Betica y en los Pueblos de los 
antiguos Olcadesy que eran par- 
te de la Tarraconenfe y mientras 
Efpaña fe mantuvo dividida en 
íblas tres Provincias 9 antes de 
Conftantino Magno: y por tan- 
to los Autotes que felcribieron 
antes del Siglo IV. colocan á 
los Olcades en la Tarraconen- 
ife : pero defpues que fe intro- 
djugeron las cinco. Provincias^ 
;tocaiOD a hiXiarthaginenfe, co- 
mb fe verá en fu demarcación. 

48 £1 motivo de {x)ner al- 
gunos una Carteya en los Ol- 
cades y fe reduce á que en al* 
gunas Ediciones de Polybio y 
Xivio fe lee por fu Capital una 
Ciudad dp^enombce t conr • 
quiftada por Annibal en fus 



los Obífjfúdos. tf 

primeros paífos: y como los 
Olcades no eran parte de la 
Betica y refulta haver otraCar* 
teya fuera del Eftrecho , y fita 
en los mencionados Pueblos. 
Pero que efto no deba fer ad« 
mitido , confta por el texto on-* 
ginal de Polybio , que efcribió 
en Griego , donde fe lee por 
Capital de los Olcades á Al- 
thia «Ad-ítfty (que comunmente 
fuele efcribirfe Altbaa , con 
Eftepbano) En efta voz de -4/- : 
tbia convienen las Ediciones 
griegas de Polybio y en Haga-* 
noa ano de 1530. y enBaíuea 
en el 1549. que ion lasque 
manejó : pero en el texto latir 
no de la Verfíon de efte Autor 
pufo el Interprete I Copiante» 
o Impreífor 9 C4rff^4 en lugar 
de Mthia y fin mas fiíndamen^ 
to y que el que afsi fe le anto^ 
jó ; acafo por no tener mas no^ 
ticia que oe Carteya y y juzga^ 
cia fer lo mifmo una y otra, 
por la femejanza de la voz. 
Con efto los Autores que íe 
fiaron de laVerfion latinado 
Polybio 9 fíieron continuando; 
en poner una Carteya en Jos^ 
Olcades > citando para ello al 
referido Autor. Pero como eh 
cafo de duda y fe debe eftár al 
texto original) y no ala copia; 
fe.infiere y que efta Carteya no 
tiene á lu favor, mas c^ue el* 
yerra á^\^ . Verfion latina de: 
Polybio, y lafratcricií»fe.dc-i 

be 



3 o Efpana Sagrada . Trat i . Cafi i . 

be pronunciar por Althia , ó en Suidas , que tratando por 



Althea > que es la del texto 
griego. 

49 Confírmafe k> mifino 
por Eftephano en (u obra de 
Urbibus y el qual hablando de 
los Olcades > pone por fu Ca- 
pital a Althaca AAS'aia;, fin que 
fe halle nniencion de Carteva : y 
hablando de Althea en el íitio 
que la toca por orden alphabe- 
tico , la pone por Capital de 
los Olcades. Efto quita toda 
duda y en que no huvo errata 
en PolybiOy de poner Althea 
en lugar de Carteya : pues ef- 
cribiendo Eftephano por Abe- 
cedario I folo en el orden de 
la A. debió poner Altbis y co- 
mo la pufo f Y de ningún modo 
tocaba alli Carteya, por fer 
eíla de claflfe muy diverfa. Ef- 
ta reflexión la debo a D^Grego^ 
rio Mayam , que confultando- 
lej[bbre el íentír de D. if£ir^/if 
A¿irti ( en lo que fe va á decir)' 
porhaver tratado al mencio- 
nado Efcritor , y haver efcrito 
fu Vida ; me comunicó elle re- 
paro , que quita toda duda en 
d aíTunto. Lo nüfmo fe haUa 



orden aiphabeticó^ de la pala 
bra ^^¿^4 (defpues deAAír^) 
dices que es' noiqhre pro|^Eiál 
de Ciudad de los Ol^e»«db 
Efpaña: y aísl la Capital qud 
mencionó Polybio en eftof ue«. 
blos y de ningún modo puede 
llamarfe Carteya y fino Althea; 
no folo por. la autoridad del 
texto griego , fino por veríe la 
mifmo en Eftephano y Suidas, 
cuyo orden de Abecedario no 
permite que fe lea Cúteya. 

50 El a. D.Martin Martiy 
Dean de Alicante y tratando 
del aíGinto de que fe hayan in* 
troducido dos Carteyas y dice 

lib.7. ^P^- ^3* 4^^ ^^ previ' 
no de k mención > que hicie« 
ron de los Olcades algunos 
Griegos , ignorantes de nueC* 
tras cofas : en cuyaxonfequen-^ 
cia reconoce tres 01i:adeS|Unos^ 
en la Tarraconenfe , cuya Ca-* 
piul era Althea , feguh Poly« 
bio : otros junto á Carthagena,- 
como dice Suidas : y otros jun- 
to a Gibraltar > cuya Capital' 
era Carteya y fegun Livio » y* 
Mela. i Yo conneflb , que do 1 



al-. 

(i) Di€tftm nempi es Olcadum mentione. Quq nomine multfpluis 
rtperio in Hifpania popuhs y a Gracis inducios y nrum noftranm 
ignoratiom. Nimirum in Tarraeonenfiy intra Ibermn flMviumy qm^ 
rum oppidum Alfbaes trat y ttftt Polybio. Deinde íirca Cartba¡^^ 
nem novam y auétore Su^da. As tándem in Batica y apud Calpen^ 

Ííomm Mpnt Carteps^Mi$ Lwins^& Mth enamrUe froiUin^ 
ib.7.epift.i3t 



S)é¡ Origen áe 
alcanzo , cómo dictó taJes co- 
ías eftc gran hombre : porque 
iü LItíq , ni Mela hicieron 
mención de Olcades junto i 
Cibralur i ni Suidas pufo mas 
Pueblos de eftc nombre , que 
Jos mencionados por Puiybio: 
y afsi parece que nivo^r mii- 
tna conleqtKncia , que fí havia 
Cartcya , havia Olcades , pues 
no dcrcubto oteo ñindamento 
para ceconoccilos cd la Betica, 
que el vct que alÜ colocan al- 
gunos á Carteya. Pero ni por 
naverCaneyaíc prueba, que 
huvo Olcades, ni al rebes: por- 
que en el Eftrecho havia ral 
Ciudad , y no huvo tales Pue- 
blos: en laTarraconenfe y cer- 
ca del Campo de Carthagcna 
havia Olcades , pero no Carte- 
ya , como fe vá a probar, 

51 El Autor del Chroni- 
con de Dextro pufo junto á 
Carthagena una Carteya, de- 
más de la del Eftrecho , dicien- 
do que S. Eficio predicó en 
una y otra. Comentándole Tío- 
drigo Caro , no halló funda- 
nento para ello i y z(si dijo: 
B* Cartijtt frope Cartbaginem 
SpaittMfúmjmabiao. EnlaCho- 
lograpiña ' del Convertto Juri- 
4icodie6eviUai/¿.3. fdp.74. di- 
ce-^ que Dextro fíie el primero 
<mc pnfo dos Carteyas : y quc- 
úcndo esforzar la de junto i 
CaiAagpm, alega i IJwio,que 
en algiuMs'fiticioncs pone (cck: 



los Obifpaáos. 3 i 

mo el texto latino de Polybio) 
á Carteya por Capital de los 
Olcades. Pero el que en Lívio 
íc lea Oirteya , quando refiere 
que Atinibai conquiftó á los 
Olcades } no tiene mas funda- 
mento que el de la Edición la- 
tina de Polybio : y advirrien- 
do cfto Sigonh , fubllituyó en 
Livio la Altbea , que Polybio 
feñaló por Capital de los Olca- 
des , y por tanto las ultimas 
¡jnprefsiones de Livio tienen 
á Alrhea , y no Carteya ? pues 
eíla es la que fe halla en el 
texto orieinal de Polybio , i 
quien Livio figuió , adoptando 
lo que encontró en el , cali con 
las inifmas palabras , como ve- 
rá quien cotege al uno con el 
otro en las primeras Expedi- 
ciones de Annibal. Por tanto 
al texto de Livio correfponde 
el nombre de la Ciudad que exH 
prcfso Polybio ; y efte no es 
Carteya , fino Althea : y afsi 
no fe debe citat á uno ni 4 
otro para Carteya , Capital de 
los Olcades. Demás de eftoin-' 
currioCW-a en k- notable in- 
confcquencia de d^cir en aqaélD 
Capiculo y que Dextro fue ef 
pñmero que feñaló doíOarttP 
yas jy empeñufe 'defputfs/«w 
que Livio reconoció ]^r <2api-' 
lái de los Olcádú ( lejanos det 
Andalucía , fegan fe explica: 
Cato) á eártcya-: pues fiendw 
ifidülHtabie ^ <juq Ijnío pófo ^ 



3 1 Efparut Sagrada. 

•Carteya ch la coila occidental 
de Gibraltar > íi ahora. & le ad- 
mite Autor de otraCartéya en 
los Olcades (diftantes de la Bé- 
dca) fe convence y que no fue 
Dextro el primero, que íeiialó 
dos Cartictas : püos'livi0í(. fe- 
'un Caro) lasiadmitiól algunos 
¿glos antes . del : Vercudero 
Dextro : y a vifta déla Vcrfion 
latina de .Polybi6\ fe infiere 
aue antes fdel fingido Dextrcry 
W hallaban ya .dos Ojrteyasy; 
una en el Eftrecho , que es ' la 
Verdadera ^ y otra por Capital 
de los Olcades , qué es la lubf-^ 
tituida por error en lugar de 
4ltbea : y afsi ni. hay prueba 
legitima para dos Carteyafi , ni 
fue elCntonicon atribuido á 
Dextro el primero que las ima- 
ginó. • 

52 Añade Caro > que Efte- 
phano Hamo Carpeya á la Ca- 
pital de los Olcades , y que te- 
úia por lo mifmo a dU Carpe- 
ya f que á la Carteya ; porque 
aunque . el nombre gentil de* 
Carpeya es » fegun Eftephano, 
Carpttanos , en efto fe conoce 
(dice Caro) que aqui habla £f- 
tephaho de la Carteya de los 
Olcades 9 pues eftos j^ron fi- 
nítimas f d los ■ mifmos qns los 
Carpetazos j qme es hofCaftiUa 
¡a Nueva: Nada de efto me pa- 
rece bien : porque ni Carayá 
es lo mifmo ique Garteya , ni ' 
Olcades lo. que Carpetanos.^ 



Trát.x.Cap.i. 

Que Carpeya es divería de 
teya^confta, flo íblo po 
haver mas Cajteya r qiú L 
Eftrecho , fino porqhe evi 
temente las difetehcia Efte 
no «a d .ordenalphcskbecii 
Akbeya \, y- Carpeya:^ y ct 
nec 1 á ' una /p3r.dfnfimiinqri 
los Carpetanos'i y^táiOtcad 
Olcades y Pueblos muy d 
fos> como prueba cl/qu< 
unos fe confedcracon) COI 
otros 9 para conünfic Á É 
bal, como cfcribcn .Polyl 
Livio ; aquel en el lib. 5. > 
en el lib. i. Decad.^. cap. ; 
que unos confinaban coi 
otros es cofa cierta : peto 
prueba, que eran diverfos 
blos, porque ninguno coi 
con figo mifmo : y los Vi 
que confinaban con los O 
taños y eran por lo müfino 
rentes de eftos. Demásidefl 
Capitales eran muy divc 
Altbea de los Olcades : Cm 
de los Carpctanos ; a eftos 
maPolybio en el texto ^1 
Carpefios , por la Capital 
nombra Eftephano Carpe;^ 
los de Althea los intitula ( 
des : y nada de efto es pi 
de. identidad > fino :de dif 
cia. Livio , y el texto I 
de Pólybio ponen C¿ir^ 
donde efte en el texto gi 
nombra Carpefios : y a£ 
Carpeya fxlc Carpefios y 
petados i al vioáo que de A 



. (Del Origen de 

y aun Althxates, porque en 
Demetrio dice que íe lee Al- 
ibétM AAd'ctiftf. 1 Pruebafe 
coa efto que Carpefíos i y Car- 
pétanos fon una mifma cofa: 
pero diferente de los Olcades^ 
óAlthacos. Iten>que fe debe 
decir Carpetania, y no Carpen^ 
tanta , ni Carpentanos : poraue 
de Carpeya , ó Carpia , no (ale 
Carpentania , ni tampoco de la 
etymologia que infinuó Al* 
drete (en el origen de la Len-^ 
gua Caftellana lib. 3. cap. 3.) 
donde dice que íignifica £r- 
ffon de frutos y por quanto Car-' 
fos en griego ^ fruto , y Ta- 
nia Región. De qualquiera de 
cílas dos cofas reíulta Car^ 
fetania y y no Carpentania: 
en cuya conformidad halla- 
mos en los Griegos > y La- 
tinos antiguos I que eícriben 
Cárpetanos y y no Carpentanos. 
Sirva efto de refpuefta k los 
que han notado en mis libros^ 
que no cfcribo Carpentania>co- 
mo Morales y y otros muchos, 
fino Carpetama, y Carpetanos> 
TComjy. 



los Obifpados: 33* 

que fon los de la tierra de To- 
ledo. La diferencia de Olea- 
des y Carpctanos fe declara 
también por los límites , que fe 
fijarán luego en los Olcades. 

53 La ocafion de que nues- 
tros Efcritores hayan admitido 
una Carteya junto a Carthage- 
na, y también unos Olcades 
diverfos de los de la Tarraco-; 
nenfe y la atribuyo no á igno-^ 
rancia de los Griegos (como e& 
cribió Martí) fino al modo con 
que los lian entendido » y á la 
aprehenfíon de que donde ho^ 
Vícík Olcades y havria Carte-* 
ya, y al rebes. Para poner jun^ 
to á Carthagena la Carteya^ 
no hay mas fimdamento y que 
el ver que por aquella parte té 
mencionan los Olcades. Efto 
ya fe dijo y que no prueba di 
intento : pues la Capital de loi 
Olcades no fe llamó Carteya, 
fino Altbéea $ y afsi queda def- 
autorizado el admitir tal Ciu- 
dad junto a Carthagena. Elre* 
conocer unos Olcades en la 
Tarraconenfe > y otros cercft 
de Carthagena > provino de no 

£ exa^. 

%u^úi ¥iMpüfií6v(^y h ixdÁMf '^ «ati9¿ff «r^Aiy. TÓ iOraedi üAAm^p 
mg euxi@*yii ah^Aiárn^y n «AS^uúitff. 'Euf«^v í% be Teu'gyfe^y 
^e¿iq ánftnrpí^ «aO«im. Eftóes;^ JttbéM ÜrbsOkadMm: Oksdés 
ánetemgens HíberU finitimi Cartbagini ^ fuam O" novam u^im 
appellant. Gentile {ab Akbétd) AlthMUS y fiaa o£éeus y vel Atibéá-i 
tes , vel Altbéeanus. Invenimus ^em ipud Demetristm jlkbdeá., ^ 



3(4? EfpítiCíSá^rada: TratítXkf/'^. 

cxáiniíiai; bicnilcsrtcxtos.origt-r ceccama. djSililtSi^tlilí^l 

n^lcs flcios Aiitqus que Te ak-i Carch^gen^ , . cu Jjiís 1 4»a 

g4Pi los qoales, habido de unos, pucñaa.-Pc[a|daeUasiiQ 

uñ^nítys PhcUIok^ y lo^ ModfCri fÍ0Ee*<qtr sñosKBufibUls 

nos.haii.hecho.dos.dalosqu«i íca diíltfltx>s<jde'laa>(T« 

np fon-w^sque uaow L i nenies^. .QoaítaiipqxdKi 

f f$4,,.P£U£ba& cño» porquei £ii£phana. j queino -M 

Mfif-JÁ .oca á.'PolybíO'paralo& ce AasqucjUnipsOicad* 

P^tcatkftdeia.TaTEaconenf^jyi ma(8^ueiic. voretinYuC 

pac» ,Í9Si da junto a (íaithag&h J'i^ ii ■ y¡ fe compqufiba . p 

na^ 3;Suidas. . Efte en los raX'^ exprersipnqsr:. fK)rqiie-r)<(i 

C9S giiegps.deJaS'EiliciDnes.do aquí ios.-)mencÍQnd.<)iin 

Mtlári!,.añg^4$)$it.(y"dcCaDEa-i Bbro^iijittflnVv^tliei'jtl 

frigia del ]í709..no,^ce. mo^ cotcbeO^ift .{^rtfaagena- 

qU9 ios.OIcaeksifoHiGente.dc (Qdo¡ceübchdbla.'d(liUiw 

U.HibeFia^ tomo fe. Jce reo o}asrCUyaiCittd|dcid>A 

iYa j^khita ¡-..y. B fsi . pof i £uidaj pues quaa4o io$ pMuici^n 

Mtü, prueban OkacksjumaÁ teía^ ¿bEo-j^ «ita.jjun) i 

M^th^geoft«irmd prcfifamctt^ Fplybi«.ái^vi,\\ib.:%.j.\Ki^ 

§t >fíWi ftni^b.l9s-4;Erfa<. dos dciquiencs.yolybib 

miCt^.Ciiul^iei3a.Althaai en. cl,ilUi.i5> fon ojiextai 

P^J(»J&licÍQn Utifl^ iJpiBafile^ aqafiUo$.caJU.Gi^»kaL\< 

^ •4nQ*i-x£>. icJoca que eftá th^,^c^ Í£<deja drtha 

£^t^.yv j^iu4^(iieftaba Tecina elÍo& nufmop fpn lp$> que 

)tCaci)b4genaí:yyQiv^afta ccco phaao,o}«nciona\ cneu 

¿.^awl^oatAlUrü^ Feíano ha- Can^ de Cf arthagcMl c 

JlvUtofe a^peUa^fxpi^orsí^di pot.tctxpreffiu <|füc.fu .£ 

^,te«t»i.gpcgpft dc.Suidaflt exa, JUcIk». i. y .pues) fu 

lic^/e «ptKdcv ¡^i^«fte.pdr pMawaneD.«nla^ApÍtal') 

MW0 M'o//f0 Hquc biallando en Tecntorio deGented^ai 

EítephanoCV.^í^rfí*) aquella uíénde diverfas cxprefsj 

^V<woadciSváfM» .nviw >*¿u«« ¿«leaKl<&.-i¿l4^d$iQ^-i.jbQiar 
-* ^ ;-;£«» d^ofrtttHuSnWM» afcttio^iaitMbctCNpoT' U 

JamihKflitiaU^dohaM^kiaf <>d«tf(uii0d^ < 



^^ Origen íe hsOhi/j^úW.^^ - 5 j 

dM'^fMtftffS^ fin' qtie'Atf ' a^ fó' tHagéna^ átiá ei EtM'of , lo ex^ 



jftñeía^^ 4(Ee • fon Aéi Nacida 
lies.- ^ d^olarap todci^ eft«)'e5^ la! 
jAúva : reibluciotí ^ dd ^iiMé^ 
afii pQufEi cohchli» que no hüvb^ 
sfaís 'qtio<!f uha CáíMytf ^' y^ho^ 
Olcadés/^ (fomot pura v fs^er íá 
fiAsricioii' ledtívia yqi^^'tfnda!' 
■lalicntendidá;'^"— r- ' - '.>:••: 
^'jpó ■•y?^'los«'Oiead€S eran 
coAfioamos^ ' C0n Cártbangehi^^ 
kUtijd «xprcíTamenié^ Eftephá^ 
ncu :-peM^ ef tigot* -dé fiPloctií' 
Clon- denota i^er'^an vecinos j 
no '|)fecírámer>té á- k Ciudad^ 
finaoi Caiopb y Territorio de 
Gartha^etüL r «^iibs^^di KA|^ 
%fiiá^®^ • ElCampo de Cartha-^ 
eena abraza 'tiolíblo \a Cid- 
oacty'^o -parte del Reynó^te 
Miifciá'^como-fe''ye en-Sliñioj 
que ^hablando* del Bior-TWri- 
^hoy Segu Fá >' dice , que riega 
ei^Qimpo Carthaginenib> fíen^ 
do'fíi curfó diftante de- Gartha- 
gena lAas'de ocho te^ias^ por- 
que <:lTerrkoria4eftaCíudad 
(jxm que coníiñabah'lós ^¡^^7 
áa¡) ic' eftendia faáftalos tér- 
minos de Xatioa. Queios mií^ 
ffloüVüebiGis ie eft^i3ijpt^por el 
Morte de los confines con Car- 



ptiefla ttoihien EftephaiKV, dí^ 
cifettiie , que -los Ólcádés erart 
Gente de ádiíellos Efpañoies 
iiueí^viáif áeli e! Sbro,/ó deni 
»ó ddl Ebfo, r efto> esr, enf Vi l 
pa#ffe interior tíc^ Efpaña ,-qü* 
tifeíie íal'KéírwVel'Ebro/ YcfÉ 
f¡kiiíx'4Lt ^ftá^ ilo^'es^jfiréráio^ 
neis y^pifcádas^ á - Uhó^ mrfmc^ 
Pu^bfói ; fe¡^ ^énote^ fií rttcftji 
fien- de 'Medi6(fija[;4 Norte > toU 
íMdcV'^el ^pñmér- punta deí<lA 
lós ^íoonérne^ *de^ CafthageidK 
haftSí'lásee»cattiá!S'del^Ibr6. ' 
• ■ ^ '-Pero^ittas claraitfiénkc fe 

5>niebá^toddeñlLivíó bñad^ «i 
iift. } i Pap.i. * donde j >(igiiiendp 
á^íolybio V refiere-, que Anni^ 
bal <lefpue9 de- coilqiuíbtr 'la 
Capital de los Okades y fe bol*^ 
Viaá Carthagéna /cargado -de 
deípojo*:*y afsi fe apoyas que 
eflbs eran 'Confinantes con ""ll 
jutifdicion de la 'tal Ciudad; 
Aiiacie y'que los CMcádes'^ mas 
propñámeñte fe deckn eftár 
c»^ el Territorio ílc -loyCartha- 
gifienfes y que en fií Doniinib: 
IñpaHe mágis j qíMm in ditioüt 
Carñfaginenjium* 4 Aqui fe vé, 4 
que eran parte confinante con 



■•1*14 



I*', te. *• í. i o' >4« '««T^l*» 



« I I t < 



E-'2: "» • *• el 

mTAfUÍ%^'no?^'0fí^ ér^híé. BÜOhcSy'Okade^ytdmquanrArca-^ 
én^gtnsHifpmorum y^edrütm^UrxfMra flupium Hiherüm' 'JPoff- 
biur in ferfio. ^(^^'Sagmftinitinftf^^^b^^^ ^QaBus 

mn^9i§tkUs yqÉtía'hauddtéié'B^ Olea- 

dumjínes prius (ultra Ibtrum ea gensin parte fiu^.y^^ptáliHn'di*' 

tmt 



3^ Bfp aña Sagrada. Trat.tXap.'í. 

el Territorio cuya Cabeza de de redondear fus Dominios, 



Partido era Cartiiagcna , Capi- 
tal del Señorío que los Cartha- 
ginefes tenian en Efpaña : pe- 
ro aunque confinaban con el 
terreno de fu jurifdicion , no 
eran confederados , ni fugetos 
á fu Dominio 5 y por cflb pro- 
cedió Annibal contra ellos. £1 
motivo de moverles efta guer- 
ra, no fíie precifamente por 
dilatar fu imperio , fino por te- 
ner ocafion de romper con los 
Romanos , que era todo fu in- 
tento. Para efto eligió comba- 
tir á Sagunto ; fabiendo bien, 
que por la eftrecha amiftad 
que efta Ciudad tenia con los 
Romanos , lo mifmo feria de- 
.dararfe Annibal contra ella, 
<)ue ponerfe Roma en fu &vor, 
y efto es lo que el queria. Por 
otra parte bufcaba algún pre- 
texto con que mover fus Ar- 
mas contra Sagunto : y el me- 
.dio ñie fugetar á los Olea- 
des , porque eftendiendofe 
eftx)s acia el Ebro , y dejan- 
do dentro de fus límites á Sa- 
gunto , podía dar contra efta, 
alegando , que lo hacia con fin 



Alsi lo refiere expreífamcntc 
Livio en la fentencia puefta : y 
de aqui fe convence, que los 
Olcades fe eftendian por fu 
Norte mas arriba de Sagunto^ 
caminando acia el Ebro deíile 
Carthaeena : pues folo defte 
modo le verificaba , que def* 
pues de apoderarfe de ellos 
Annibal , era conveniente do* 
minar á Sagunto , por el fin de 
que no huvieífe en medio tier« 
ra de enemigos. Si los Olcades 
acabañen antes de lo que hay 
de Cartagena á Sagunto y de 
ningún modo pretextara Anni- 
bal , que para redondear fu 
Dominio defpues de fer fuya 
la Oleadla , fe queria apoderar 
de Sagunto: porque ü efta Ciu- 
dad no quedara dentro de la 
extenfion de los Olcades , no 
le fervia para unión del terre- 
no que era fuyo. Por tanto íc 
infiere , aue eftos Pueblos no 
folo connnaban con Sagunto 
( hoy Murviedro fobre Valen- 
cia) fmb también paflaban mas 
arriba acia el Ebro i de modo 
que Sagunto perteneciefle al 



mc- 
ticne Carthaginenfium erat) induxit ixercitum , ut non fttijfe Sa- 
guntinos jfed rerum ferie Jínitimis domitisgentibuSyjungendi/que, 
traéius ad id bellum videri pofsit. Althaam urbem opulentam , ca^ 
pít gentis ejus , expugnat , diripitque : quo metu per culpe minores 
Civitates y JUpendio impqfito y imperium accepere. Viüor exerci-^ 
tus , opulentu/que prétda Cartbaginem Navam in Hiberna eft dedu^ 
tus. Decad.3tlib.3.cap. I. 



í)f / Origen de 

io de lo que los Romanos 
ekn junto á efte Rio , y de 
lie tocaba á los Carthagi- 
$ defpues que fe apodéra- 
le los Olcades. Dijoloafsi 
irco en la Vida de Annibal: 
mtini qnafi medij ínter Ro^ 
num j Cartbaginenfiumque 

: no dice y que perfcda- 
te eftaban en el medio , íi- 
amo en el medio > y es que 
)lcades no fe eftendian por 
coftas del Mediterráneo y y 
^ama,(z que pertenecbn 
le Sagunto) fino por la par- 
rcidental de Valencia , en- 
efta , y Cuenca , acia TV- 

y por tanto no eran parte 
>s Olcades y fino connnan- 
or el medio oriental , fiíc- 
: üi centro 5 y afsi no eran 
io perfe¿to^ ímo como me- 

[ En vifta de que la cx- 
on de los Olcades paíTaba 
arriba de la latitud de Sa- 
o y confta que corrían acia 
>ro y en lo que para noíb- 
es de la parte de acá , y 
Livio y de la parte de alias 
si dice que eran Pueblos 
. otra parte del Ebro (ultra 
m) y Plutarco (en Anni- 
lice lo mifino. (trans Ibe^ 
Eftephano dice intra Ibe^ 
Ortelio , y Rolando (en 
de Marzo n. 14.) leyeron 
Iberum : pero yo creo que 
Acadcs no íe eft?n4ieron 



los Obi/pados. 37 

tanto acia el Rio , que fe pu- 
dieílcn decir cerca , porque ni 
lo pide la hiftoria , ni hallo 
Autor antiguo que lo diga : y 
afsi el dicho de Ellephano me 
inclino , á que rio fe entiendct 
en rigor de ints\^ Iberum y Cmo 
aplicándole á la Efpaña cite- 
rior y porque los Griegos ufa- 
ron de entos , y eéiós en el mif- 
mo fentido, que los Latinos 
de citeriory y ulterior : y es ver- 
dad y Gue los Olcades tocaron 
á la Eípaña citerior en el tiem- 
po en que efcribia Eftephano, 
(y mucno antes) que fue def- 
pues de Q)nftantino M. y an- 
tes de Juftiniano y a quien Her-^ 
molao dedicó (como refiere Sui- 
das) el Compendio que hoy te- 
nemos de Eftdphano. 
59 De todo efto fe infiere, 

3ue el territorio de los Olea- 
es no fe debe reducir con A7¡p- 
brija á la tierna de Ocaña: por- 
que efta fiíe legitima Carpeta- 
'niay confinante con los Olca- 
des , y diverfa de ellos. Conf- 
ta por los limites de los Car- 
petanos : que por oriente con- 
finaban con los Celtiberos, co- 
mo efcribe Ptolomeo : los Cel- 
tiberos llegaban defde Ofnu 
a Cuenca. : porque Plinio pone 
el fin de la Celtiberia enC/i^ 
nia , y Cuenca pertenecía a los 
Celtioefos , como fe vé en fií 
inunediata Valeria , atribuida 
á ellos vpor Ptolomeo ; y aísi 

los 





Efihiña Sagrada. Tvatl. 'CafCi. 
Js , íjuc confina- fe mucftri lo mifmo'; hálíahdw 
xltilKros- , llega- alli un Viagc' áeíHe LamLnio k 
rj de Cuenca , y Toledo:- y la priineramanfiool 
n.í, quedaba den- al faKr de Lanamiole poiie^ítíi 
rpctanb, iTiirada csput /athinJsAnd ;c&Qái>s\c» 
ica "oricnui, que guas coítas : lo qUe prueba qtKÍ 
i?h Rio Xucar tx- efta Gudad era vecina al n»* 
lií-fu naciiTíiento cimientadeíjuadianaíljojnif'» 
. 'l*or' eI . medio mo le convence por una inííg- 
la Catioctania en nc Infcripcíon , queme dio ?y 
ampo de Montiel: copió^or fit mano EX Antomo 
de que el okimo Martinex, de Qaf/ií¿t, Maeftrd 
i Cirpctanos era de Artes de efta Univerfidad, 
111 Prolomco. : Eíle Bibliorhccarto del Colegio Ma«^ 
vo ccECx de Mon- yor de S. ildephonfo, ¿c quiert 
inio cxprefla , que puede elpcrar miidio £l Pubüí 
liana nacia en el co , fi lograren fomento fus tat- 
nirano , //i.^. i:-.i. réas', por fer de no ^-utear ct»* 
;rarip de Atuonino dicion en los primeros üiftcofa. 

LIVIYS L V P V S v/. ¡.s « 
' GENIO MVNICI - ■■' "^\ '■ ■■'■V 



, I íDf i Qégirt de 

!Mtínio( :(i^ cuyo Gicfliá^ 
laAre^dedícadUi) Cuvq fu- 
a¡Ofviriuy;cefcarde allí ry^ 
uMtOf llegando I 'io%íCarp6fi 
íh9flÁífkUi}(iQtíQ6faieS raf 
totanos ppr qQíí j>«r4e>)Cof. 

d^qiia <BtQlomao>.r(c;;ijBh 
/c|ue. Jatticf ra.idie/ Qcájia» 
igitíflÉiiCarpetanía nyicofi 
QttaDii í 3a6fíd5^ •> camb^iM 
loa/ Gaiipetanea íib i «ften-» 
Id Mtatttii MedifKli4«dorH 
Inoíieír^ bafta «LCuijptq 
bñtidíy y Sierra) d4iÁl0á4 
)iiec8« Jü que hoy abi^ 
sobifpado: idc iXdlfidoi ^ «be 
b«k) ) d) AdelhUtdmiciicd 

. .Lisi& iOlcadts I . ctaptt^A 
piche : la Sief ra ide Alizaráp 
ha de*AlbarraGÍQ}y y > T&f 
ctiipQz^Qdo fȇr*iiisUanii-i 
iíjbim^iin >.y) figttÍQf^ 
iental 4dl!:CUaába^i><^c 
arh^íift^'acerculq áITé« 
iy«cuÍ3a:irá)Segórve: pues 
leÁ&modfi) fe^inerífí^a^^lio 
¡celUvio deu\nnibal^ que 
adondearr^y :y ioaUzar la 
Ueifiia coriqüifta$> lea^ 
Ic^giinita: y iiioaOlca^ 
redíqgerati'á . la* tierra de 
B^pmc» r AnianrtCQOfexüoñ 
tatvicdro'.p ^ ■••■^ .:' .'• i': 
'«ISebeíe. paeirenir ;> iqnt 
ssi qüe^Aimibal >deíbixyó 
ds^4eAltheay^^y 
Dkauks ^ya^ no fe -ha 

m^ r^^Oadad-V 



los Obifpaiosi "", 3 % 

Pueblos- .,/ :éa í Ío». XS^ogrephb* 
del Sigl^iJL'^ydl^ípoctiuejjel, mk 
temo do Anfolllátll*3)íar de;tf% 
dj)r^lníigwr(MUk';^\tiQM:rá cíhi^ 
Gapítid(|f|iato^et;áíslfe le í&m\ 
dittÍQrefl'^rdoLluégorTla^ dof;;iak 
eiifdoáca 4e J05 ;01cailelL^ ^ 
ma / e&£ttvaolen<erincaQ(igüi6jf 
íagua)diaDBQl^Ui4Í Boocfaducd> 
nii)Melai^ hi (Éftrabl>n{> ñirPUr:» 
mo)^(hi< PtobiúiQ., hñíAcfftmi^ 
QOi^ijcnci^ioaaa)*^' MtktíñH\tíL 
OlcadeaJ/íquedalldo:^ ?iilchii4 
dor.ic^iJLlps!GÜti(lrards i)mTr:kr 
patftereq -qqeiieftMr^eanaiaiár^ 
con « lD^;HdB|:anosi^yI £k>tí:bt;ddi 
lodQinteflano5.?xi ünp ?Lrrt in 

:.}> .í^iv .ii(aí/h5nfi)ír¿ao^JDH^ 

: .'í (".líH .?. r:.-;p < ;,;í;.<\\3. :fí 

r::aj t:j^!diuyd^^Lqqc -fiLqnd 
j>ongx) lai:Sina:rde'í&Í£Ikipcei) 
Catteyii fin&¿twrtño cpiít candad 
avierigtiaiidQ -árqualdCtpdadcdd 
eBté di¿mbte.ip£xden¿dGL^ poe; 
eirmiidaid- ^nsx hnvd xnas i quq 
^Dar ^de :g£áh &Qiá: antes adelos 
ApoKote&vy^xiueh batio;MQn& 
daieii tíempq do iós.R&axaDos^ 
pufaSficaidotannren) eftDsiMo* 
IvuneittDsrel fet Gud^déMasS^ 
ttqpiarlpor!:n[iedioxle\;paiié? :aUi 
aNeptiiiaacací ipl.Tiii|0ate> 3I» 



40 Efpcina Sa^^^rdda. 

Sabcfe por las milmas Mone- 
das , que la Orthographia le- 
gitima es CARTEIA,y no Car-^ 
teta y 6 Cartbeja , como impri- 
mió el Conde Mediobarba en 
Jugíifio y añordiendo y que fue' 
capital de los Olcades ; lo que 
ya fe ha moftrado no fer ver- 
dad : pues los Olcades no to- 
carón á laBetica^ ni tuvieron 
por Capital á Carteya , fino á 
Altha^ : ni huvo mas que unos 
Pueblos de efte nombre : ni 
tampoco huvo Carteya junto 
á Carthagena : porque para to- 
do efto no hay apoyo legitimo, 
ni mas que las erratas de las 
ediciones ya propueftas, y la 
preocupación de diverfos Au- 
tores. 

¿3 Luis Nunez, ó Ludovico 
Nonio y efcribió > hablando de 
Carthagena y en el cap. 66. de 
fií E/paña , que S. Eíicio fue 
primer Obifpo de efla Qudád, 
fin dar prueba alguna para 
ello y ni fer conforme con el 
deftinode eftos Siete Apofto- 
iicos 'y pues ninguno efcogió 
para fu Silla Ciudad de las ¿Ca- 
pitales, y Matrices, qual era ea- 
tonces la infi^ne Carthagena, 
que defpues dio nombre a to- 
da una Provincia , y ya fe ha- 
llaba con Convento Jurídico. 
Carlos Clufio fue de parecer, 

2ue Carteya era lo mifmo, que 
arthagena : y en cfta fupofi- 
(ion lo mifinp feria decir , que 



Trat.i. Ca¡).i: 

S. Eficio fue Obifpo de Cartea 
ya , que de Carthaeena. Pero 
efto no movió a Ludovico No-: 
nio ; pues en el cap. i i. impaga 
na la opinión de Qufio, didcM 
do > que Carteya no fiíe Gar^ 
thagena. Excluido aquel coiH- 
cepto , como fe debe excluir^ 
no defcubro mas indu^vo pa-^ 
ra que huvieffe pueftoal. Santd 
en Carthagena 9 que- ver par 
un lado que fu Silla fiíe Cartea 
ya , y por otro que ' la 'fitua- 
cion de Carteya fue donde 
hoy la Torre de Carthagena : y 
al oír en la reducción de aque- 
lla Ciudad la voz de Carthagc- ; 
na , y ver que efta fupone por 
la Ciudad de fu nombre , (cu 
quien fe mantiene Silla Epifco- 
pal) dejaron algunos en el tio-* 
tero lo de Torre , y pufieron ca 
el papel á Carthagena ; fin mas 
apoyo para efto , que el qué 
afsi lo juzgaron : y üguiendofe 
unos a otros con- un poco de 
equivocación en .cada partCji 
nos obligaron a detenemos 
tanto ; aunque no quanto fe 
pudiera , fi íe huviera.dc tra^ 
tar con dignidad lo que min 
a nombres , y fuceílbs aun de 
fola Carteya. Para nueftro af- 
funto bafta , (^ue mientras no; 
íe defcubran inftrumentos (w 
bre Carcefa , con efta y 6 algu^ 
na terminación de las propuef^ 
tas , tiene contra si el no ha*- 
llarfe mención de ella en nio" 

gufl 



. S)el Origen úe 

¡eogra{^o : y que la &-^ 
Outeya , introducida en 
iderno Martyjrologio Ro- 
, feeuida de : no poco$ 
€5 y fe puede .comprobar 
r alegado. 
De Bergi , ó Bergio > fi- 
S. Tefí(bnte> fe tratará al 
r de Almería ^ por tener 
a conexión con ella lo 
omunmente efcribenlos 
res. Algunos fe apartaron 
ierablemente , diciendo 
tergi era Urgil j y Carcefa 



ios Obif fados. 41 

Zaragoza. Pero como cfto no 
tiene fundamento , y fabemos 
que Zaragoza gozaba ya del 
nombre que mantiene , (perdi- 
do el antiguo át S^duba) ^ot 
tanto no neccfsitamos dete^ 
nernos. : 

' De las Sillas de los demás 
Apoftolicos trataremos en fus 
íitios y pues fola efta de Caru^ 
fa y es la que no tiene conexión 
con otraiglefía , y por eífo an- 
teponemos aqui fu controver^ 
fia. 



, CAPITULO- 11. 

' iosfiete Ajfoflolicos fu^on Martyres ,y íDi/cipuhs, 

de Síintiafffi 

§. I. 

hafe , que ftú hay nada que fe oponga al culto (fuefe lei^ 
da de Martyres y y . ofrecenfe algunas 
. • • pruebas p o/itíVas. 



Todavía nos refta ave- 
riguar , fi eftos fie- 
poftolicos fuerqn Mar- 
5 y íi fueron Difdpulos 
mtiago ? £1 CU D. Juan 
fta Pérez, dijo en uno d¿ 
ianufcritos > que el lia- 
)s Martyres es contra to- 
ys Autores , pues ninguno 
9j que padecieron Marty- 
f antes exprelTamente. los 
man Confesores el libjx> 



yy Gothico de Alcalá , el Bre-« 
yy viario Muzárabe > y en fín 
>9 todos los Martyrolo^ios cjue 
yy hablan de ellos, ^baftiaa 
Lcnain de Tilemont alega los 
Breviarios de Toledo , y de 
Burdos y que los rezaron con 
Oficio de Confirflbres y como 
luego diremos. La praftica de 
lasIglefiasdeEfpana-ufa hoy 
del Rezo de Martyres, figuien- 
dola /cntencia de S. Gregorio 



4 ^ E/pana Sagrada . 

VIL que en la Carta del Apén- 
dice V. precedente dijo, que 
havian confagrado las Iglelias 
con fu fangre : frafc que nunca 
íe aplica á Confeífores. 

66 Toda eña dificultad 
proviene de la voz ConfeJfortSy ^ 
que en inftrumentos antiguos* 
íe aplica algunas veces á eftos 
Santos : pero bien mirado todo 
no debe rctardar,porque mien- 
tras mas antiguo fea el Docu- 
mento , obíla menos para el 
concepto de Martyres , por 
caufa de haver fido común en 
los primeros Siglos ufar con in- 
diferencia aquellas voces, dan- 
do los Latinos nombre de Cm^ 
feffor al mifmo que los Griegos 
llaman Martyr , porque efta 
voz no (igninca en fu origea 
mas que ateftiguar , ó confef- 
£if : y. no daban nombre de 
ConfeíTor al que no huvieífc 
ateftiguado, y afirniado la Fe 
delante de algún Tyrano , pa- 
deciendo por la tal confcfsion. 
Tal vez llamaban Confeflbr al 
que no moria en los tormen- 
tos : otros le llamaban Ma£tyri¡ 
(aunque no perdieíTe la vida) 
por Havicr ateftiguado , y pa- 
decida : y lo que inas hace á 
nueftto aífunto , folian intitu- 
Tu: Conícílbres a los que en 
realidad morían con¿ílando 
laFé. . 

6j £n prueba de efto no 
neceísitamos íalir fucrar de £í^ 



Trat.i. Cap.t. 

paña. La gloriofa Santa -Lf^^- 
dia mereció la Corona y noat* 
bre que la damos de MMfj^, 
por haver muerto > como fol^ 
mos decir , en la demancb d¿ 
confeífar la Fé , y por ikid!&^ 
guaría : con todo eílb los Pa- 
dres que fe congregaron en fií 
Igleíia para los Concilios IV. 
V. y XVII. de Toledo , la lla- 
man puramente C&nfejhr , co- 
mo confta por los M^. de S. 
Lorenzo el Real , y publico 
Loayfa : Beati/simé <!f SanBé 
Confejfaris LeocadU. A S. Her- 
menegildo Ac predicó S. Gre« 
jorio M.conftantifsimo Con- 
ríTor de Dios. El Oficio» Mu- 
zárabe intituló Confeflbres i 
S. Geroncio y Santa Leocadiai 
y S. Crifpin , fíendo aisi que 
explica fus Pafsiones. S. Eulo- 
gio ea el Memorial de \9S Mar- 
tyres íib.u les apUcala voz de 
Confefibres : In hoirum igitur 
certaminibus Confeforum. A S. 
Argimiro Martyr leda el mif- 
mo titulo : Argimirus quídam 
Confrjfor lib. 3. cap. 16. El 
Leccionario Compluteníe del 
Apéndice IL precedente ^ 6} 
junta uno y otro nombra ért. 
los fíete Santos de que habla^ 
mos : Martyres , Cf Conftjfaref 
fuosfufcepit infiue. Luego el 
aue íe halle la voz de Confeív 
fores en Autores antieuos » no' 
prueba que no huvieácn pade-< 
cido marryrio. 

El 



(De los fíete Apo/}oUcos. 4 3 

68 El Breviario Muzárabe aplica del Común , fe tomi de 

tal claffb. 



tan lejos eftá de neg^ que flief-. 
fen M-irtyrcs , que iante^ bíelv. 
ofrece algunas pruebas. y no 
obftante que no celebró, fu ^ 
Fiefta por el .fin que tuvieron»; 
ílno por la entrada, en Efpiaña^í 
como luego diremos. Delde la 
primera claufula de Vifperas 
ofrece la Lauda : Exortum ejly 
que es del Común de . Marty'- 
res. £n U ultima Lauda dice: 
Qui /ponte obtulifiis Dominó ani-- 
mas vefiras , y ofirecer volunta- 
riamente fus vidas al Señor es 
fraile que á nadie conviene me- 
jor que a los Martyres , pues 
eftos fon los que imitan al buen 
Paftor en el mayor amor de 
Poneré animamfuam pro amicis 
fiáis. £1 MiíTal empieza por in-i 
ttoito de Martyres y apuntan- 
do Dabo Sanéiis meis y y aña- 
diendo la cita del dia de los 
Apodóles : con el Verfillo que 
damos a los Martyres del tiem- 
po Pafcual (a cuyo tiempo per- 
tenecen eftos Santos) ¿Mr p#r^ 
petualucebity&c. y el que da- 
mos á los Apoftoles : In omnem 
terramy <!^^. de lo que íc infie- 
re y que afsi como el dar Oficio 
de ApoíbDl fupone calidades 
de Apoftolico en el zelo^y pro- 
pagación del Evangelio, afsi 
también necefsita convenir con 
los Martyres quien reciba fu 
Oficio y como íe verifica en ef- 
tos Santos : pues 16 que fe les 



6q En el Hy mno de Vifpe- . 
ras íeemos,.yp¿ir/¿ cineri una co-» 
roña tjly y fin reparar en las cc^. 
nizas ^<)uc fe pueden; entender 
con alufíon al Martyrio y bafta 
la voz Corona , que es propria 
de los Martyres , de modo que 
el infigne Prudencio no hallo 
titulo mas proprio , y compen- 
diofo para el libro de las Vidas 
de los Martvres , que decir De 
Coronas nt^i ^i^íioa. El Ve-* 
nerable Beda tratando de las 
fíete Vírgenes que fueron mar- 
tyrizadas en Sirmio , no tuvo 
mejor frafie para explicar fu 
mar ty rio »que dar a todas ile-* 
te una Corona : Apud Sirmium 
natalefeptem Virginum y qud in 
unum meruerunt coronariy como 
fe lee en el dia V. Idus Aprilis. 
Lo mifmo repitiq Adon,(y 
otros Martyrolojgiqs alegados 
por Qeorgi) lin u(ar la voz Mar- 
tyres. Ponela el Romano en el 
9* de Abrils pero no fe lee aqui 
la de Corona : y afsi lo mifmo 
es la exprefsion de íer unani-^ 
memente coronadas , que la de 
Martyres > por lo que los Matr 
tyrologios que ularon de la 
una y omitieron la otra : luego 
diciendo el Muzárabe y que á 
las cenizas de los fíete Apofto- 
licos correfpondió una Corona, 
es prueba que los tuvieron por 
Martyres $ del miúno modo 



I , 

44 E/paña Sagrada. 

que Beda á las fictc Virgenes, 
pues convienen en la expref- 
íion', y hafta en el numero. Lo 
mifnoio indica el andquirsimo 
Autor de la hiftoria de nuef- 
tros Apoftolicos , (pucfta en el 
Apéndice citado) diciendo dé 
ellos en el§. 5. que lograron 
;lorioros triunfos de la Palma: 
rloriofos palmé triumpbos re^ 
fortarunt , y no folo la Palma^ 
fino el Triunfo , fon mueftra 
de la lucha dc4 Martyrio 5 por 
lo que al fin concluye juntan- 
do las dos voces de Marryres, 
y Confeflbres : Martyres &* 
Conftjfores fuos fufcepit inpace. 
70 Por cfta ultima expref- 
(lon de que Dios recibid en paz. 
á fus Santos > fe mueftra , que 
quando los Martyrologios di- 
cen ¿/wr^jw locis quieverunty 
no excluyen por la voz quie^ 
verunt el concepto de Mar- 
tyres i al modo que en el tex- 
to alegado fe aplica á eftos 
la exprefsion dc/u/cepit in pa-^ 
ce y que tiene tanta energía co- 
mo la de quieverunt. Fuera de 
cfto fe convence lo mifmo por 
el Martyrologio Romano , el 
de Ufuardo, y Adon, que apli- 
can a Santa Tbecla la mifma 
ftaíTe ) requievit inpace 5 y Be- 
da dice Per/omnumpaciSyCX" 
prefsiones que no quitan pre- 
dicarla. Martyr , y Protomar- 
tjT entre todas las mugeres. 
Del Martyr S. Ponciano. dijo 



Trat.t. Cap.i: 

Adon en el 19. de Enero, Quie* 
vit in pacf^ De S. Alejandro 
Martyr efcribió con Beda V Pi 
30. del mifiiio mes, Bono JS$i 
quievit y y lo miCmo en otros^ 
lances : luego el que fe lea en' 
los Martirologios lá voz qme^ 
Vfrunt y o defcanfaron , no ex-^ 
cluyc que fiíeflen Martyres. 

71 Entre los citados folo 
Adon les aplica el nombre de 
Confejfares y y afsi no es cierto 
atribuir eflo á todos los Mar- 
tyrologios que hablan de ellos. 
De efta voz ya digimos que 
también era común a Marty- 
res5 y verás en el mifmo Adon, 
que algunas veces la aplica al 
mifmo que predica Martyr^ v. 
g. en 14. de Enero, dice de S. 
íelix y Beatifsimus Martyr y tt 
Confejfory del modo que el Mu- 
zárabe dice en el Kalendorio 
de efte mifmo dia, y Santo: 
S. Pelicis in Pincis ConfeJ/oriSyO^ 
Martyris : donde confta con 
certeza, que la vozConfeflbr 
no fe toma en el fentido que 
hoy , coittrapucfta al concepto 
de Martyr , fino como fynono- 
ma 5 una propria del Griego; 
y otra de los Latinos. 

72 De aqui infiero , qtie ni 
la exprefsion de defcanjdr in 
paz , ni el nombre de Pontífi- 
ces Confeílbres , excluye pofi- 
tivamente que huvieuen fido 
Martyres 5 y no haviendo prin- 
cipio convmceqtc, no'pode- 

nifis 



!De los pete 
|láRaTnos de U pt.iclica 
koy tiene nueílra Igleíla, 
izablc con algunos Docu- 
3S antiguos i pues fiícra 
dicho tbbre el Hymno 
rabe , icemos en el Autor 
omcntario de la Traslj- 
,e Santiago (Efcritor del 
:1 Siglo X.) que recibie- 
1 bien merecido premio 
!ucha feliz de fu trabajo; 
to Xahoris fui feliei agpney 
i voz agúfit es propria de 
ea , lucha , y triunfo del 

En el Breviario antiguo 
razona arreglado al Rito 
irdenal Quifiop.cs , fe les 
'teffo titulo de Mjtrtyrcs, 
do en cldia 4. de Mayo: 
rquati & Sotiorum tjus 
rur» I. htijus. Aísi en el 
dario de eñe mes : lo que 
a > que mucho antes del 
moderno de cftos Santos 
Laban ya ccconocidospor 
rxcs. 

La autoridad de S.Grc- 
Septifno ha íído la -de 
>efo en efte aífíinto : fín 
: pueda enervar con pre- 
cKque no contradiga á 
dátt^Tologios antiguos; 
rihemos vifto, que aque- 
f^ue no expreííen , tam- 
Rmtradiccn elMartyrio: 
de aqui fe toma el mas 
ite texto para el Rezo de 
^ í pvcs en R.«n? íc, ha 



mirado fiempre eftaCirtadcI 
Papa, como principal induñi- 
vo , para las conccfsioncs de 
los Rezos de S. Torquato , S. 
Segundo &c. decliirandofc en 
eJios el Oficio de Martyres pa- 
ra c:ida uno. Por tanto no lolo 
podemos alegar la autoridad 
de efte Santo , fino la de los 
deiiüs Sumos Pontífices , que 
han concedido á Efpaña Rezos 
particulares de eííos Santos, 
aplicando a cada uno el Oficio 
de Martyr. 

75 Otra prueba es , que 
los Éfcritores antiguos hablan 
igualmente de los fíete fin ex- 
cepción alguna ; lo qual fiícra 
de no tener prueba convincen- 
te para excluir elMartyrio , fe 
hace fumamente inverofimil; 
pues aunque uno íi otro hur 
vieflc muerto en paz , fin ex- 
periihentaz los tormentos del 
Tyraho , nó es crríWe que to- 
dos íe eximiéí&n. El funda- 
mento es > que no folo los A- 
poftolcs, fino lav mayor parM 
de loa Apoftolicos , repartidos 
por todas las Naciones , firma- 
ron fu doftrina con fu fangre, 
de modo qdc es muy raro cí 
que no murió Martyr : , luego 
aunque uno it otro de lós ntrcA 
tros no ihuriefle en el aftual 
tormento , es inverofimil apK-, 
car cfto á todos , fiendo fictcj 
repartidos por diverfas Ouda- 
desyProvintíkíjcn un tiem^ 



4^ Efpafia Sagrada. 

po de tantas Perfecuciones 
(cfpecialmcnte la de Domicia- 
no) y no teniendo cgemplo de 
otras partes , antes bien lo co- 
mún es ver , que los primeros 
Miniftros padecieron porcon- 
feflar la Fé , fegun lo que les 
havia prevenido el Redentor: 
Eritis'm^hi te/les.... u/que ad ul- 
timum térra. Act. i . donde , en 
apoyo de lo arriba propuefto, 
leemos en el texto griego £r/- 
ris mibi Martyret: y en aquel 
tiempo el confeflar la Fe j era 
cafí imprefcindible del pade- 
cer. Por tanto aunque uno ü 
otro fe cximieíTe de efto , no 
es verofimil afirmarlo de to- 
dos : y afsi la general locución 
de que los üete fueron Confef-i 
fores , no obliga a excluir el 
Martyrio , quando es imper- 
fuafíble y que a lo menos algu- 
nos no le padccieílen. Otro 
fundamento cs^ no poderfe ne- 
gar prudentemente , que S. 
Torqi^to fiíeíTe Martyr : y por 
tanto no fe puede oponer al 
Martyrio de los demás , lo que 
no excluye el de efte. Del Mar- 
tyrio de S. Torquato hay la 
prueba ocular , obfervada en 
el año 1 593. quando en el Mo- 
nafterio de Celanova ^ Diecefi 
de Ortnft) fe reconoció jurídi- 
camente el fagrado cuerpo^con 
fin de enviar Reliauia a fu San- 
ta Iglefía de Guaaix 9 por foli- 
citud del Senoc Obifpo D.Juan 



Trat.t. Cap.t: 

Alón ib Mofcofo, y con pro^ 
teccion del Catholico Monar^ 
ca D. Phelipe IL Entonces fe; 
obfervo, que en la cabezada 
y y Santo havia un golpe » y eiL 
,, él aun pegada con U mifmt 
yy fans;re fecá una vehda del 
,9 mi^mo lienzo de la morcajai 
como efcribe D. Mauro Cafte- 
lia Ferrer en la Hiftoria de 
Santiago Ifb. 2 . cap. 1 2 . pag. 1 6g. 
y Yepes en fu Chtonica tom. y, 
fol. 25. ¿.loque es claro vefti- 
gio del Martyrio del SantOi i 
quando el Cielo fe empeñó co i 
perpetuar la herida. 

76 Sobre efto fe ha de no^ : 
tar y que en la Efcritura Sexta< ^ 
del Apéndice del tomo referir, 
do de Yepes fe ve a la larga la 
Hiftoria de lo ocurrido en efta. 
exhumación : y a vifta de conf< 
tar y que eftaba entero el caer-* 
po y incorrupto el corazón y y 
cabales lo$ hueífos de los bra« 
zos y fe infiere y no pertenecer 
áefteSantolo queBivar refie- 
re de otro brazo incorrupto» 
que con nombre de S. Torqua-* 
to fe venera en cV Monafterio 
Ciftercienfe de nueftra Señora 
de la Vega ( Obifpado de Paleih- 
cia) con una herida de Lanza 
en la mano ; de lo que deduce» 
que murió alanceado. Efto no 
conviene á S. Torquato de 
Guadix y pues tiene en Celano^ 
va fus brazos : y afsi debe refe« 
rirfe á otro » íaDiendo que he^ 

mos 



íDf los fiett jlpo/lolicos. 47 

tenido fhas quc un Santo han hecho) A^s de los Mar* 



de eñe nombre y como recono- 
ce í^4M en fus Antigüedades 
de Portugal cap. 37. yíig. Y 
átm el Breviario moderno Bra- 
careníepone en 26. de Febre- 
ro á un S. Félix Torcato , de 
quien dice fue fuArzobifpoy 
Martyr en la entrada de los 
Moros. El Breviario antiguo 
no menciona tal Santo : pero 
conviene que fe prevenga la 
variedad de algunos de eñe 
nombre y para que no fe atri- 
buya todo al de Guadix. 

Si efte fue Martyr , y con 
todo eflb no le exceptúan los 
antiguos Documentos > quan^ 
do llaman Confeflbres a los fíe- 
te Apoftolicos y fe infiere , que 
por aquella voz no debemos 
negarles el Martyrio^ 

S. n. 

Di hs Breviarios antiguos. 

77 ^T^Jlimant infifte en el 

J. argumento tomado 

delapradica de nueftrasmi^ 

mas I^efías ; pues no obftantc 

(dice) que fe han hallado (ó fe 



ty rios $ no ha bañado efto y pa^ 
ra que las Igleíias de Toledo^ 
y de Burgos y no continuaflfen 
en hdnraries bajo el Titulo de 
Confeflbres. < A eftas dos Igle- 1 
fías pudo añadir las de Sevi« 
lia y y Abiia y que les nombran 
Confeffores 5 aquella fe ranite 
al común plurimorum Confejfth* 
rum y cfta al de un Confcílbr 
Pontifice temiere Rejurrtüio- 
nis. Pero aun juntas todas y no 
bañan > para excluir que no 
fíieflen Martyres , como luego 
diremos. Ahora fe debe ocur- 
rir al modo con que fe explica 
Tiiemont-, fegun el quai po- 
drán los Eñrangcros preíumir,' 
que aun hoy continúan las I- 
glefías de Toledo y Burgos eit 
celebrarlos como Confellbres. 
£ño no es afsi ; pues toda £P 
paña los reza con Oficio de 
Martyres. Tampoco apruebo 
el modo con que habla Tile« 
mont y de que las citadas Igle-* 
fías continuaron en la voz de 
Confeflbres , aun deíjpues de 
halladas , 6 hechas y las Hiño-< 
rias del Martyrio de algunos 
de ellos ^ y aunque la mayor 



par- 
(i) Lsplu/part nt manquint fas aujourd' bui de les traiter de 
mesrtjrs. On a mefme trottvé ou fait des bijloires du martyre de 
ijmeiqma uns d* eux y ce qm n empefcbe pos que les Bglifes de T(h 
tede <&• dé Burgos n ayent continué Ales honor erfous le titre de Com^ 
fefeurs. Tom. 1. árt. 40. fobtc S. Pedro pag. aoi. dt la Bdic. de 
Paris. 



4 8 E/pana Sagrada . 

parte los trata como Martyrcs. 
Efto tampoco es afsi > pues def- 
de Pío V. no creo que Igleíia 
alguna los haya celebrado co- 
RIO G>nfe(rores , y sh que Gua- 
dix , y Abila rezaron con Ofi- 
cio de Marty res á S. Torqua- 
to , y Segundo , al fin del Si- 
glo XVI. Defde . entonces fe 
empezaron á formar las Adas 
que fe compufieron por losSe- 

giidores del fingido Dextro, 
squalesno han fído adopta- 
das por ninguna de nueftras 
Igleíias y como coníla por los 
Rezos antiguos y que tío aña^ 
den nada a lo que donila por 
los Documentos exhibidos en 
clTomoIII. 

78 En fiíerza de efto fe de- 
be diftinguir entre los Brevia- 
rios antiguos y modernos : a- 
quellos Ulan ae h voz Confe/^ 
/ores 5 pero por entonces no fe 
havian introducido A¿tas de 
fus Mattyrios : eftos infilten en 
celebrarlos como Martyres, fin 
que defde que fe abrogaron los 
Breviarios particulares anti- 
guos , fe ufaífe mas la voz de 
Confeflbres. Y afsi el dicho 
de TilemOnt fe debe contraher 
al efpacio anterior a Pió V. 

79 En los Breviarios men- 
cionados por el , es cierto, que 
fe recurre al común de Con- 
feífores 5 pero, cfte en tiempo 
Pafcual (ep que caen eftos San- 
tos , celebrados por aquellas 



. j- 



Trat.i.Cap.i. 

dos Iglefias en j. dé Mayo) 
conviene en la mayor parte 
con el común de MartyreSi cp^ 
moconfta, no folo:porelGpcen 
jo de unos y otros , fino poc 
total expreísion delBr^iaiia 
antiguo Burgenfe , que^ en el 
día de eftos Santos dice : OmnU 
fiatit y ut in coipmuni PLURI^ 

MORUM MARTYRVM, qP9^. 

niam unum cfi comnmne Marty-' 
rum & Confejfomm Umfon 
RefurreSiionis , prater Hymnosp 
& P/almos noSiurnalis , mí 
erunt ¿t cíi plurimorum Conjtfí 
Jbrum.ACsi dice el Breviario ¿p- 
nuo correíium y del Siglo XVI. ^^i 
Otro que tengo Burgenfedel ) 
Si^lo XV. muy immediato ú i 
origen de la Imprenta , pone 
en el ultimo de Abril la Traf- 
lacion de S. Indale.cio 9 con tír 
tulo de Obifpo y y la Omefia, 
Ego fum vitfs vera , que apli- 
camos a Martyres. Al diafi^ 
guíente dice : Eodtm dh Tw^ 
quati €um focisfuh. Aña. Imx 
perpetua, V. Sén£H fui y y la 
Oración y que pufimos en el 
Tomo antecedente; pag.i45K« 

80 £1 Toledano mas anti*' 
guo que tengo y es del a&o 
1483. en Vitela. Efte ufa del 
Oficio de Martyres que cor-: 
refponde al tiempo Pafcual» 
confola la difcr(:ncia de que 
en el Hymno Sanáiprum mtri^ 
tisj cita efte .yctfo con folo 
el íiguiente f£f Junt quos reti^ 

nmsp 



(De los /tete 
■y y luego el ultimo Te 
ta DtitM : de- fuerte que ü 
Licra pot efta , y la ex- 
ion que cxpfcíTa el Bur- 
b (d<rmo íórreíium) piidic- 
s decir , que los cclcbra- 
»tabnctite por Martyres: 
no fe debe difimuljr, que 
coraun de muchos Con- 
rcs Pontiíices liay dif-'ten- 
el coinun de Martyres. 

HccWa cfti prevcDcioii 
cuila de fcr muy raros los 
■iarios antiguos^ rcfta faiif- 
: á Jo ofrecido , de que no 
rueba por ellos , que los 
Apoftolicos no tuvicflcn 
¡urea de Martyrio, Lo pti- 
> , porque á viíla de apli- 
s muchas cofas (y las mas) 
>ficio de Martyres ; el ex- 
lar prccifamente lo que 
lá muerte aíhial por eífli- 
de fangre,denota,quc pro^ 
:ron en cfto , comohoy la 
¡a Romana en los Oficios 
>. Martin Papa , Juan , Sil- 
> , Pontiano , y Marcelo, 
icncsporno havdr muerto 
I aftual tormento de der- 
ir la fangre , quita el oíla- 
.erponfotio de los Marty- 
y ies^ íeñaU otto } hacien- 
n cfto dos plaíTcs ; una de 
me efeüivamentc murie- 
Icnamando fu fangret otra 
I* que recibieron caufafu- 
nte para morir , y con to- 
^K> defcatiTaion en paz, 



Apoflolicús* 4 9 

p^rfcvcrando en confeflar la 
Fír. A cftc modo podemos afir- 
m.ii- , que fe portaron los anti- 
guos con nueftros Apoíloiicos, 
leñ.ilandoles muchas cofas dcí 
Oficio de Martyres , por fupo? 
ncc que padecieron como Con- 
feUbrcs de la Fe , y aplicándo- 
les otras del comiin de Confcf- 
fores , por ver que algunos re- 
fieren, que murieron en par. 
Ni fuera cftraño decir , que al 
leer en antiguos Inítrumentos 
efta voz , aplicada ya en el 
tiempo de los Breviarios parti- 
culares á los que no eran Mar- 
tyres, k entendieron en accep- 
cion común , y no como fe cm-( 
pezó á ufar en los principios. 
El fundamento es , que haíU 
el fin del Siglo XI. no fe def- 
prendió Efpaña de fu Oficio 
Gothico , como digimos en el 
Tomo precedente : y entonces 
fe ufaba ya el nombre de San- 
to Confcflbr , contrapuefto al 
deMartyr. La cultura y cri- 
tica de aquel tiempo no era 
tan efmerada , que obligue á 
dar por temerario efte rece- 
lo. 

82 Pero otra razón mas 
fieme autoriza t que no fe opo- 
ne al concepto de Martyres , el 
recurrir los Antiguos al Oficio 
de ConfeíTores Pontífices. Fun- 
dafe , en que los Rezos witi- 
guosno fueron 4e cada Santo 
en íingular , como hoy los c&r 



5 o E/pana Sagrada. 

lebramos, fino de todos jun- 
tos en un dia , fcgun fe vio por 
el Oficio Gothico del Tomo 

grecedcnte , y confta por los 
reviarios referidos. Ella cele- 
bración no fiíe por correfpon- 
der al dia de la muerte de ca- 
da uno > pues no todos murie- 
ron en un dia , no haviendo í¡- 
do degollados 9 ó quemados^ 
juntos. Tampoco fue por ve- 
nerar las circunftancias de Ais 
muertes > porque ni confta que 
fueíTen unas mifaias ,■ ni que 
convinieron en un dia. £1 mo- 
tivó de juntarlos a todos >fiie 
por razón común á cada uno> 
celebrándolo que les era ge- 
neral y conviene a faber ^ el ha- 
ver (ido enviados juntos á eftos 
Reynos > aportar ¿ ellos en un 
dia y entrar en la Ciudad de 
Guadix , dividirfe de alli á la 
Predicación , y fer eftos los que 
principalmente fiíndaron y 
propagaron las Iglefias por íu 
copiólo numero. £fto es lo que 
antiguamente veneraron los 

2uc rezaban de todos en un 
ia ; cfto lo que convino a to- 
dos indivifibíemente : pero na- 
da de efto explica > ni tiene co- 
nexión con la razón de Marty- 
res , fino precifamente con la 
de Pontífices. Por efto infiften 
en ella los Breviarios antieuos> 
fin recurrir al Oficio de Mar- 
tyres 5 porque aunque luego lo 
faeíTen ; no pertenece efto ala 



Trat.z. Cap.i. 

formalidad de primeros Obif- 
pos^que fue ía que antigu^^ 
mente fe celebró $ y con rá^ 
zon : porque defta NUfsion > de 
efta entrada y de efta rcpsut^ 
cion de lo$ fíeteVarónes ApoA 
tolicos , provino la fecundidad 
de la Mies Evangelidí en Ef- 
paña, y la abundancia de Sillas 
Pontificias. 

83 Que la Iglefia anticua 
de Efpaña inftituyo el O&io 
de los fiete Apoftolicos en me- 
moria y veneración de haver 
fido enviados por S.Pedro y 
S. Pablo > fer los primeros O- 
bifpos , ñindadores y propaga- 
dores de la Dignidad Epi(co- 
pal en eftos Reynos , coc^a 
por el Oficio Muzárabe y de 
quien defciendén todos los 
pofteriores. Defde el titulo ve- 
rás y que aquel Breviario infifte 
en la razón de Obifpos : Tcr- 
quati &* Comitúm ijus Epifco^ 
porum. £1 Miífal MS. que fe 
guarda en Toledo^ en el Ca- 
jón 30» num. 2. añade en el 
mifmo titulo : Mijpí in diem 
feptem Epifcoforum , qtü in Spa^ 
niam oh ApoJloUs mifsi funfy 
Torquati & Sociorum ejm : de 
modo que defde luego empie^* 
zan á declarar y que el celc^ 
brar a todos juntos es por la 
razón de primeros Obifpos , y 
formalidad del origen de las 
Cathedras Pontificias : al mo- 
do que la Iglefia mftituyó fcí^ 

tivi- 



¡Df los flete Jpoflolicos. j i. 

Íes para la celebración íw» txeoUtur , quorum praftn- 
~ ■ ■ . - - i ¡¡^ no/his urbibus auhoritate 

ApoftolicA deftina-tum fuijfe cog- 
nafámuf , fin que haya clauíu- 
\a que no fe ordene á celebrar 
a eftos: Santos como primeros^ 
Obifpos , y como fundadores y 
propagadores de la Chriftian- 
d^d y Sillas Pontificias en Ef- 
paña, 

84 A cito de ningún modo 
cprrcfponde el Oficio de Mat- 
tyres, aunque luego lo ftieíTen; 
porque Tolo reluce la Dignidad 
deVarones Apoftolicos y Obis- 
pos ; al modo que en las fefti- 
vidades de la CatUedra de S. 
Pedro ufamos del Oficio de 
CpníclTür Pontificc ; no porque 
el Apoftol no fijeíTe Martyr , fi- 
no porqucno le compete cfta 
formalidad en quanto primer 
por todo el Oficio, y en- Obifpo y Fundador de lasSi- 
ial num, 4. Nofirorum lias de Roma y Antioquia s y 
por tanto no fe lee en cftas 
Ficftasnadadcfu Martyrio. A 
cftc modo las Iglcfias de Efpa- 
ña que en un día rezaban de 
todos fiete Apoftolicos , pot 
memoria dé fu feüz entrada eti 
ellos Rfiynos , y por fer dirigi- 
dos por S. Pedro para U fiín- 
dacion y propagación de la 
Dignidad Épifcopal ; ufaron 
defTitulo y Ofício de Pootifir 
ees ,. fiíi , rpcúitic ; al de Mftctyr 
resi por no fct cottcfppndicntc 
k lo que vener^djan como ge- 
neral i todos en un dia.. 



Caüicdras de S. Pedro. 
:s lo que inculcan en to- 

^^rogreflb del Oficio , rc- 
o la luz que nos tragc- 
J camino * cl fonido de 

harta el fin de la tierra, 
lucftios Doctores, y Prcr 

enviados por los mi finos 
ales , de fuerte que toda 
teria del Oficio imifte en 
notvA de fu venida , pro- 
í de fu entrada y felicidad 
fpaña en' haver recibido 
a vez liere Pontífices, y 
os otras tantas Trompc- 
'angelicas , y hachas .en-r 
das , e;cpteflando que I4 
idad de aquel día cllaba 
Lada a la memoria de fer 

nucftros primeros Prela- 
como verás defde las Vif- 



tlum memoriam facientes. 
■m doSlrinis Fides Chri/iia- 
jjiris primum tnUpfa ejl 
nw } y en elntfw. 10. fe 

po;r^caufal la entrada de 
lus ficte Lucís, ¿;íí/ funf 
ftptttn fácula b»juj-fle/pe- 
nibui.indita ad tfiígAnáitm 

Ut%d noSiií ittfidelitatim 
u mife : OB HUJUS trgo 
ritgratUm a tt wfbit ttmr 
I &t, J-o mifi^p en el 
i^ : Y en la MifTa rmm. ig. 
ve ^declarar : Diem bunc... 
uo memoria nofirommV^ 



5" i ^fpand Sagrada. 

85 De aqui le infiere , que 
per los Breviarios antiguos no 
arguye bien Tilemont contra 
los que les atribuyen el Marty- 
jrio : al modo que de celebrar la 
Cathedra de S. Pedro con Ofi- 
cio de ConfeíTor Pontífice , nb 
fe prueba y que S.Pedro no hu- 
vieilc (ido Martyr. Nueftras 
Igleíias veneraron con razón a 
ios fíete conio fundadores V y 
propagadores Apoftolicos de la* 
Dodrina Evangelicia > y como 
ihftitiúdores de la Sillas Ponti- 
ficias. Efte folo titulo esbaf- 
tante y digniísimo para dar 
culto apios en un diadeftiná* 
do á efta memoria 5 al modo 
que diverfas Igleíias inftituye- 
ron fieík en el 15. de- Julio pa- 
ra celebrar la Díiperfioñ de los 
Apollóles. Si el repartirfe á 
predicar al mundo , dio aíTun* 
to para feftividad común a to- 
dos doce Apoftoles y qué mu- 
cho que le tomaflfe Efpaña para 
dar eloria a Dios por el dia en 
que la dio el copiofo y myfte- 
riofo humero de aquellos fíete 
Prelados Apoftolicos? Hizofe 
afsi en lo antiguo , como teíli- 
fica el Oficio Muzárabe : y oja- 
lá fe hicieíTe hoy afsi ; lo uno 
por imitar a nueftros antiguos 
Padres ; lo otro porque no íc 

auedaífen fín el debido culto 
os Santos de los fíete Apofto- 
licos y que por no mantenerle 
fus Iglofias y no han tenido in-: 



Trat.t. Cap.z. 

tcrceflbres 5 y finalmente 
que era digno y jufto tril 
gracias á Dios por el di 
que amanecieron en Efpai 
queilas Luces $ deftinada: 
el Cielo (cétlitus imffét ) c< 
ks fombras de la Gentilida 
á cuyos refplandores delx 
la total ilultracion de k> 
empezaron á alumbrar lo 
poftoies. 

%6 Como las Idefías ; 
guas recibieron delOfício 
thico el culto de todos c 
dia y aplicaron como ant( 
titulo de Obifpos: pero al 
toque , abrogados por D< 
tó del Santo Pió V. los Bri 
tios particulares , empczai 
rezar de cada una' en fing 
pidieron y obtuvieron c 
Santa &de el Rezo que co 
' ponde a Martyres; pues ya 
íaba el antiguo mdu&ivo. 
fe y ió en S. Torquato , < 
Oficio obtuvo la Santa Ig 
de Guadix en el atio 1 59a. 
fidiendo en la Silla Apoíb 
Sixto V. y luego fe cftcm 
toda Efpaña en el añoi 
La Santa Iglefía de Ahila o 
vo de Gemente VIII. ePd 
Segundo en el año IS94< 
fe eftendió a toda Eípan; 
el 1728. La AtGrsnadaV 
el de S. Cecilio en el 1702 
tendido a todos losDomi 
•de efte Reyno en el 1729, 
meria confíguió el de S. Ii 



S)e hsjiíte 
Ucio en d año 1731. que le 
hizo común á las demás Iglc- 
fias en c! 1739- /'*"' obtuvo el 
de S. Eufráífio en el i6og. 
Unos , y oíros convienen en el 
Común de un Marryr ; y aun- 
que no tengamos Aftas auten- 
ticas del modo de fuMartyrio, 
tampoco hay cola que fe 
oponga á Ío que fe ha alegado. 

S. III. 

Vontnft loj fundamentos que de- 

floran hAverJido Difcipíthí 

de Santiago. 

87 OObre fi fueron Difci- 
1^ pulos de Santiago 
hay también controverfia. Los 
íiindamentos fe reducen a que 
los Inílrumenros antiguos, que 
tratan de eftos Santos , no ha- 
cen mención de feme/ante cir- 
cunftancía : y por otro lado 
Vemos enlaHiftoriadcSanipi-- 
ro , Obifpo de Morga, (que 
cfctibió al fin del Siglo X.) 
otros nombres muy ckñintos 
aplicados á los íiete Difcipiilos 
del Apoftol : Altariquoqu<yquoi 
t_ft\fuper- eotyus B.Jaeobi Apof- 
te» i quid (onfecratum fuet*at d 
fefteihdi/cipuiis ejus , quarum 
imnindjitnt fr«r> Calcemuf Ba- 
Jílfúe ^Piut , ürifigpmt , Tbeo- 
dcrut j Atbanafius ', Maxintus. 
Aviñá'de una exprefáoii tan 
clai!ft>y tñh^tbifeoa^tal oq 



Jpo/íolkos. ' 5 5 

Kuor de los fíete Apoftcliccs 
precedentes, no fe atrevió Mu- 
rales a decir , qvic fiicflen Dif- 
cipulos de Santiago; antes bien 
eícribró , que tenia por mas vc- 
rolímil lo contrario , como fe 
Ice en el lib.g. cap.-j.fo¡.22^. b, 

88 No obftante etto digo, 
que es mucho mas autoriza- 
ble , afirmar que S. Torquato, 
y fus Compañeros foeron Dif- 
cipulos del Apoftol Santiago, 
como refiere el Breviario de 
Clemente VIII. diciendo en U 
Fiefta del Apoftol , que los íie- 
te primeros Obifpos dirigidos 
á Efpaña por S. Pedro , fueron 
del numero de los convertidos 
por Santiago en cftosRcynos: 
y nadie ignora , que los nom- 
bres de los ordenados por S. 
Pedro , fueron Torquato , y los 
demás ya expreílados. La au- 
toridad que merece la claufula 
del Breviario de Oemente VIII, 
fe prueba por lo dicho en el 
Tomo antecedente pag. 44. 
donde referimos las difputa^ 
y examenes que precedieron í¿ 
hecho^ de corregir el Brevbt. 
rio , y pOT tanto fe refolvi^ 
wn miicno acuerdo. 

89 El texto mas antiguo 
que comunmente fe alega para 
■prueba de qiK fubtcm Diícipui 
los de Santiago y es del Pap» 
Calillo II. Pero antes del, con 
anttíláciondemasde un Siglo, 
-|o bavú tkúxa ej A"<^ ^^^ 



5 4 E/pana Sacada . 

Comentario de la Traslación de 
Santiago , publicado por Juan 
Bofco , Monee Celeftino, en el 
fegundo orden de U Biblio-» 
theca Floríaccnfe , á pae. i8a. 
(reimprclTo por el P. Andrés 
Scoto , en el Tomo I. Hijpamd 
Bibliotbeca pag.p. y por A^uir- 
re toni.3. Concil. pag.iaot) ef- 
te Autor nombra entre los Dif- 
cipulos que trasladaron el cuer- 
po delApoftol áEfpaña^áS. 
Tefiphonte,publicandole Obif- 
po de Vergi , y compañero de 
los demás Obi fpos que nos di- 
rigieron los Apoftoles, del qual 
no fe puede dudar que es uno 
de los íictc Apoftólicos , ni de- 
cir que no fueron Difcipulos 
de Santiago los que nos trage- 
ron fu cuerpo. Efte Comenta- 
rio fe efcribió en el Siglo X. 
como declara Bofco y quando 
dice que tenia mas de feifcicn- 
tos años de antigüedad : y ha- 
viendofe impreffo fu Obra en 
el año 160J. íi quitas mas de 
feis Siglos , retrocederás al Si- 
glo X. entonces fe tenia ya 
r>r publico en la Francia , que 
^ Tefiphonte , y fus Compa- 
ñeros fiíeron los Difcipulos 
que tragcron a Efpaña el cuer- 
{po del ApoftoL 

90^ En el Siglo XI. y cerca 
del año 108^ lo efcribió/con 
toda exprefsion el Mpnge Qu- 
niaceníe Ebretmo y que compu- 
fo el Oficio del Breviario de 



Trat.%. Cap. i: 

S. Juan de la Peña en la Fiefta 
de S. Indalecio. Sus palabras, 
las puíimos en el Toqio 3» pa& 
{43. y haviendo acohcepdodn 
to mas de treinta años ^ ztíUS 
del Pontificada' derCáüftp ^.in 
debe dccirfe efte el Texto mas 
antiguo del aíTántQ :. antes bi^ii 
fe puede recurrir al Papa León 
IIL que atribuye á Ips C^IfcH 
pulos de Santiago la Trasla- 
ción del cuerpo del Apoftol á 
Efpaña , añadiendo y que def- 
puesde fepultarle , quedando^, 
fe dos al lado del Sepulcro (que 
fe llamaban Theodoro,y Atha- 
nafío) los demás entraron á 
predicar a lasEfpañas acom- 
panados de Dios: Alij veri Dif- 
cipuliDeo comité ad prddicoM^ 
dum Hifpanias ingrefsi funt. 
Efte entrar en Efpaña y fupone 
que havian falido defoues de 
fepultar el cuerpo : y me afsi^ 
como fe deja dicho , pues fue- 
ron á verfe con S. Pedro. Le» 
que vinieron con el cuerpo , ya 
dijo que eran fus Difcipulos: 
los que defpues entraron a pre- 
dicar en diverfas Ciudades d^ 
Efpaña , y que en breve logra-* 
ron abundancia de Mieflíes por 
la converfion de los Pueblos, 
también dice y aue eran fus 
Piícipulos: Po/l di quantum ve^ 
ro temporis (efto es , defpues de 
fer ordenados por S. Pedro) ati 
EJUSDEM APOStOU DIS- 
CIPUUS inJídtiagnitionefU- 



©f los fíete -^po/íolicos. $$ 

i'ihus edoífh , brevi aaóK^-itJa- iunymo á Cromacio , (c pone 



mnda at Deo multiplicata mtf- 
Jts. Que eftos fueron S. Tor- 
quaro y fus Compañeros , no 
parece <^ue fe puede dudar: 
porque de ningunos otros nos 
eonfta haverfc eftendido á pre- 
dicar poi tüverfas Ciudades : y 
de eftos tenemos el antiquilsi- 
mo teftimonio del Oficio Go- 
thico, que lo expreíTa. Por 
fento podemos alegar al papa 
León 111. para el mifrao con- 
cepto. 

91 El Pontífice Califto Ü. 
fue quien lo efcribíó con ma- 
yor exprefsion en las palabras 
dadas en el Apcnd. IX. Alega 
para efto al Martyrologio de 
S. Geronyrao : pero fegun fe 
hallan los Martj^rologios de 
cfte nombre , no le debe atri- 
buir la autoridad del Santo á 
todo lo que alli dice Calitto; 
porque ni en el Florentino , ni 
<n Acherio , ni en Martene , ni 
en el que fe pone al fin de la 
novUsima Edición de S. Gero- 
nymo , hecha en Verona , dcf- 
pues de la Parificiifc Benedicli- 
fia , fe ciprefla lo que propo- 
nía el Fapa, quodfepulto in Ga¡- 
Uciti Seátijacoéi cótfort , ah 
jlpofiolííPeíro 0- Pamo infuUs 
Epi/iopafihus apud Romatn ordi- 
nañtmr , tí^f . En el Martyrolo- 
gio MS. en vitela , que efta en 
b-Sonu ^lefía de Toledo > y 
emplcsa por la Carta de &* Ge-: 



la Mifsion de S. Torquato, y 
fus Compañeros , cali con las 
mifmas palabras que fe hallan 
en Califto , como las propufi- 
mos en el Tomo 3. pag. 1^6. 
Pero faltando 2\\\fe¡futto in Gal- 
Uci* B.Jaeobi corpore , fe debe 
decir , que eíto no es del Mar- 
tyrologio citado , fino enlace 
del Papa , que con razón fupu- 
fo aquella claufíila, por haver 
fido la Mil'sion Apolíolica pof- 
icrior á laTra^lacion de San- 
tiago. 

92 En el Siglo immediato 
á Califto reprodujo Vicente 
Belvaccníc , que S. Torqj.it(,^ 
y llis feis Compañeros tiieion 
Dii'cipulos del Apoltül. Lo miP 
mo exprefian los Breviatios an- 
tiguos de Sevilla, y Ebora, que 
le hallan en mi Eiludio, Lo 
mifmo el de Córdoba , citado 
por Aldrete. Primo CabÜonen- 
le , en fu Mapa wundtjpiritua- 
li¡ , Maurolito en l'u Martyro- 
logio, (15. de Mayo) Marineo 
Siculo , Valeo , y orros muchos 
pürtcriorcs , autorizados con el 
Breviario Roiruno corregiáo 
por Clemente VIH. 

íf3 Añadefe el ver en tefti- 
monios antiguos , ( y entre cf~ 
tos el Letcionario Grande 
Complutenle , con el Breviario 
antiguo de Toledo, y clCer- 
ratenfc) que el numero de los 
Dif^ptilós efco^dos en Efpa- 



5 6 Efpaña Sagrada. Trat. i . Cap. i: 

na por el Apoftol para andar dirí^ic¿^a Efpaña ^ mis que S 



I á fu lado, ñiede.íiete. < Eílos 
íbn los que defpues vinieron 
con el cuerpo : efte el numero 
de Torquato , y fus.ComMfic-r 
ros : eftc el de los oírdeiíados^ 
y enviados por S. Pedro : y eC- 
taeti fin la mayor congruen- 
cia, para enviarlos á Eipañai 
por caufa de tener conocimicn- 
to de la tierra : porque tanta 
períiftcncia en el numero pre- 
cifode fíete ofrece una total 
identidad entre las acciones de 
unos , y otros y eíto es, que los 
Cete efcoeidos que le acom- 
pañaron nafta Gerufalén , y 
tcageron el cuerpo , fueron los 
Cete ordenados por S* Pedro, 
y enviados a eftc Reyno ; no 
uendo regular , que íi fueflen 
diftintos , tuvieíTen ficmpre la 
precifa convinacion de fíete. 

^4 Deducida la identidad 
de unos , y otros por ei nume- 
ro , fe infiere también el in- 
duftiyo para que S. Pedro los 



(i) Hic vero , alus divtrfa Cofmi.Climata adeuntibus^ nutu 
HiJperU orij apulfus , bominibus inibi degentibus , fAtriAmquc /if- 
cúlentibuj , Verbum Dii predicando di^erit intrepidus. Vbi dum 
parva feges , quét tanc excoli velUt , Ínter fpinas fruSliJUa invetU^ 
retur , paululum commoratm y fertur feptem Client ulos prdtU^ 
&jji y Chrijlo fubniocm (al. fubnixos) quorum Collegio lolium iveU 
lindo extirparrt radicitus , Verbique jemina telluri , diujlerili per^ 
manenti , committeret propenjius. Cumque dies immineret fuprt^ 
mus HierofolymamUnditjeJlínus. A cujus contubernali folatio prd^ 
diiiorum vemaculorum nullus extat JubtraÜm. Brcv. antig, d¿ 

Toledo I y Lect;ionar. Complut. en la Traslación de Santiago. . 



Qtros , en mas , o menos numen 
ro : pues fíendo naturales ,.7/. 
haviendo ya,cmpcza4o át M(M 
dicat , defpues de gsptttt%^:fil 
cuerpo del AfK3^t,ihisvia cqitj 
gruencia para cícogcc i ^ftpn^ 
y premiar fus tar^^s cofi el ho^ 
ñor de Obifpos. Que fueron 
Efpañoles lo infiero y por ha** 
ver fido convertidos, y eíco-¿ 
gidos en Efpaña , como confta* 
por los Apéndices pceceden*^ 
tes ; fin que fea digno de opo^ 
nerfe, que algunos de fus nom- 
bres fean Griegos , pues c9io% 
eran muy comunes en Efpañai 
como tratando de Santa Xan- 
tipa prevenimos en el cap. 2/ 
num. i7« del Tratado i. Áña^ 
defe para la identidad entre; 
unos, y otros la edad de S.Tor-^ 
quato, y fus Compañeros , que 
legun el Apéndice IL del libro 
3. era ya abanzada > pues los 
llama Senes : lo que viene bien 
con los Difcipuios He Santia^ 




. : ©e hffiete 

^y'paes efcógidos cerca de 
treinta años antes de apqrtar 
a Guadix , y hallandofe en una 
edad de madurez , (como cor- 
rcfpondia para andar al lado 
del Apoftol) 'havíanidé tener 
edad (cxagcnaria!, quando vi- 
nieron ultima vez á Elpaña. 
Por tanto la razoh , la veroli- 
militud , y la autoridad ds An- 
tiguos, y Modernos, no per- 
mi ten que neguemos, a S. Tor.-» 
quato y y fas feís. Compañero^ 
h honra de Difctpulos dé.San^ 
tiago , qoando por otro' lado 
note defcubre cofa autorizada^ 
que la impugne;' ' - : ', ' 

j^j £l.mencio de^ilgunbs 
antigaos Documentos no' bafta 
por Vt . Colb : k) I. por general 
razón' de argomeiuo liegátivó 
fin mas prueba : lo 2. por ra- 
zón efpcdal ; porque el .Oficio 
Gothico , y el Apéndice. 3 i de 
la Mida Apoftolica > cxpceflar» 
mente: trataron de. eftost San^ 
tos como Propagadores db lá 
Dignidad Pontificia > y Orden 
de los Divinos Oficios > Tegíin 
refumió deípues S. Gcdgorio 
VIL en la Carta del Apéndice 
V. Para efte fin bafto la men- 
ción del Prüicipe de los Apo A 
toles y por fcr la Cabeza de la 
Igleíia. Juntamente afsieftosi 
como el bocumento del Apen^ 
dice 2. (facado del Leccióna* 
ríoCompIutenfe) tomaron por 
zífanto ci.T^rir losbieoesquc 



JpüfloUcos: j y 

de los fíete Obifpos refulMron 
á Efpaíia, en la propagación de 
Chríftiandad , y Sillas Pontifi- 
cias : y como ello fue poftcrjoc 
á la Confagracion , balVi iníiC. 
tir , y mencionar á S. Pedro > y 
S. Pablo > fin hablar de Santia- 
go , que no influyo en el he- 
cho. Si valiera el filcncio , d¡- 
geramos que no fueron Difci- 
pulos de Chriftp ,' de S. Pedro» 
S-¡JPablo , ni otro, algún ApoA 
tol , ni Apoftolicd 5. pues á. na- 
die mencionan por MAcílror.y 
conio no es perfuafible , que 
Varones ordenados por $• re^ 
dro j y S. Pablo no fijefien Di¿« 
cipulos de alguno, de: los Apofi 
toles , fe convence , que el .fí-i 
lencio UQ excluye que lo foef^ 
fcn de Santiagow 

g6 Menos fíierza debe h^ 
c^rJo que fe halla en la Hiflto-- 
ria de Sampiro , fobre qu6 fo 
\bivaátpn<;alocerófBafilioy Ó*fi 
Lo I. porque aqui hablamos 
de los Diicipulos efcógidos 
por; el Apoftol como tales y pa^ 
ra andar a fu lado , y acompa- 
ñarle haflia <}erufalen : alli no 
í^jdice. otas .q^ie los nombcddoii 
eran Difcípulos del Santo: y^ 
todo .pmsckrftr. verdad: pot^ 
que I03 Infltruoientos no dicenjr 
que fío convirtió mas que á 
uete y ó que no tuvo mas aub 
fiete.y fino que fiet;^ fueron toj| 
eícogklos ^ al modo oue del 

ik. dicii 



G«l*ií»i Msipífeo no 



H 



cjife. 



5 8 Efpaña Sagrada. 

que tuvo prccifamcntc íctenta 
y dos Diícipulos , fino que cftc 
fue el numero de los que feíía- 
ló , para que fueíT^n á predicar 
delante del : Defignavit Domi-^ 
mis O* altos feptUAginta dúos, 
&*€. como efcribe S. Lucas al 
cap. lo. A efte modo convino á 
S. Torquato , y fiís feis Com- 
pañeros y el fer efcoeidos para 
acompañar al Ápoíloi ; y a Ca- 
hiera, Pio,&c. el haver fido de 
los demás Difcipulos de San^ 
tiago. 

97 Efto va en fupofícion, 
que fea aquel texto didado 
por Sampiro s (obre lo que yo 
t(engo vehemendfsima fofpé- 
cha , de que no es fuyo : y eíla 
es la fegünda refpuefta : que 
mientras no haya mas compro* 
bacion , no fe le debe dar au- 
toridad , fino reputarle por una 
de las interpolaciones volunta* 
rias delObifpo de Oviedo Ó- 
Pelayo , que floreció defde el 
fin del Siglo once en adelante. 
£1 fíindamento es ^ que'ningun 
Erudito ignora hoy el eenio de 
cfte Prelado , dado á interpo- 
lar los Efcritós de los Anti^ 
guos : y efedivámente quando 
Morales refiere los nombres de 
Cahc€r9y Bafilio , ©v* atribuye 
la noticia á D. Pehyo , dicien- 
do, {lih. p.fal. 219. b.) que la 
leyó afsi en fií Hiftoria origi- 
nal : luego no haviendofe deP* 

Cubierto prueba alguna cntr^ 



?. 



Trát.%. Cap. i: 

todos los Manufcritos anterior 
res y fobre que fe llamaíCen s^st 
los Difcipulos de Santiago , yí 
teniendo pruebas evidentes del 
genio de efte Autor , correí^ 
ponde á folo h\ la fofpecha ét 
que interpoló aquella dain 
íula. 

98 Añade Morales que lá 
halló en otras memorias anth 
guasipcvo como noexpreíla las |: 
|ue ion y no podemos graduar 
u antigüedad y crédito. Una 
de ellas puede íer elChioní* 
con de Sampiro , de que vamos 
hablando : pero efte no pone 
en numero fobre la autoridad 
de D« Pclaí^'o > quandb le átpr- 
mos Autor de. lo interpuefio» 
En el tomo i. de ios Anaks 
de Galicia 9 pag. 109. cita fu 
Autor D. Francijco de la Huer^ 
^ü. un. Privilegio de D«Alonfo 
elMai;no , donde dice , que fe 
mencionan ellos mifmbs , j 
añade que los nombra también 
la Hiftoria de Sampiro , interpo^ 
lada por el Obijpo Pelayo. £f- 
crito efto con el acuerdo que 
pide la materia, fupone que no 
fe .halla la claufula en hiftoria 
no interpolada : y por tanto 
fe debe referir á pluiáa del ex- 
preílado D. Pelayo : en cuya 
fiípoficion , afsi como no fe de- 
be interponer para ello la au- 
toridad d^ Sampiro ; tampoco 
admitiré la de D. Altbnio el 
Magno 9 porque üendo la nta-r 

te- 



fDt hsfiete JpoftoUcos. 5 9 

, <Íel llegado Privilegio la claufula; porque aísi lo pro- 
mete fu irregularidad , y ver 
que la adición de los nombres 



lia que la expreíTada en 
ñíQ 9. (una y otra de la 
agracion de la I^efia de 
age) el que no (e contuvo 
iá una 9 tampoco fe con- 
ria parala otra $0 a lo me* 
[ene íiempre contra si la 
¡cha. 

'. Lo cierto es , que Sam- 
;ftá reputado entre noíb- 
por hombre de gr.m íe^ 
tor coetáneo , de grave- 
y juicio , que no cfcribió 
Lie no pudiefle probar, 
habló -de - lo aftual . , ó 
reciente. No haviendo 
mentó alguno anterior a 
cmpo ,/ na fe encuentra 
[pío , para que abfoluta-« 
: dictaíTe aquella claufula 
fa que le precedió en no^ 
ntos años. Al contrario 
IOS de D. Pelayo , que 
tó mil efpecies , reviA 
>las con el modo que qui- 
1 mas autoridad^ que ima* 
o afsi ; y pa&ó a ingerir- 
materia de Inftrumentos 
ntiguos^ como lo imagi- 
De efto hallarás varias 
as adelanec V donde mof- 
las con evidencia fus adi- 
9 por faltar en Códigos 
3S antes de fusdias lo que 
|ol6 : y á eftc modo creo 
i Ce defcubre alguno de 
ro , efcrito al principio 
glo XL no contendrá tal 



de Caloícr0^ &c. abunda en el 
periodo , y fm ella queda la 
oración con toia perfección. 
En fin, ni antes, ni dcfpucs del 
Siglo XIL hallamos que Iglefía 
alguna de Efpaña haya adop- 
tado a íemejantes Difcipulos: 
y efto bafta para que njfotro^ 
noiníiílamos masen el aflun* 
to y por falta de inflxumentos- 
auténticos. 

5- IV. 

De los milagros que obra Dios 
por las Reliquias de efios Santot, 
y di a en que fe hacia fu Fiejta • 
antiguamente, 

100 T?N teftimonio de la 
JlI fantidad de los fíe^ 
teApoftolicos alegan el Mar»* 
tyrologio de Adon > el Cerra-* 
tenfe , y algunos Breviarios aa- 
tiguos 9 con el MS. Gothico 
que havia en Alcalame y cqpia? 
mos en elApendiceil^ :t)c6c¿- 
dente 9 pag«xxiii. tomándolo 
dc> Tamayo) que Josimifinos 
Santo» plantaron á la puerta 
de la Ijgiefia una Oliva» la qual 
florecía mik^rofamente en la 
Viíperade ra Fcftividad^y al 
SsL fíguientc concutña todo el 
Fuebfo k ¿oget accycunas> que 
eran mbchai» y fiarvian lasque 
guardaba cada uno para romo- 



6o Efpana Sagrada. 

dio de fus enfermedades. El 
Cerratcnfe cfcribe, que fe con- 
tinuaba aquel milagro hafta 
fus dias. (u/que hodie) Lo mif- 
mo refieren los Breviarios de 
Sevilla , Ebora , y otros , im- 
preíTos en el Siglo XVI. y íien- 
do efto tan moderno , parece 
que el bafia boy no fe debe en^ 
tender como fuena , fino como 
xefumido del primer Eícritor^y 
adoptado por los pofteriores á 
los Moros $ porque defde la en* 
trada de cftos , ó quando fe fa- 
có de Guadix; el cuerpo de S. 
Torquato , parece que cefso 
tiqiiel milagro. Aun hoy fe 
conferva junto a la Ermita de 
S.- Torquato una Oliva de im- 
memorial antigüedad , que fe- 

Eun me avifan eftá tenida por 
L mUlná : pero parece que no 
fe* riega con la mifina devo- 
ción que en lo antiguo ^pues 
no produce Üos fíutosique re- 
•fieren; ios imencionaidos Docut- 
<mentos. \ 

joi Qub ¿Ao fucedia en 
Guadix iJb dice. cxpKÍlamente 
Adoñ y y otros pofteriores, que 
afijíman eftaba, la OHva junto 
ai &puk]x> de S. Torquato. 
Ninguno atribuye .el milagro á 
un Santo Iblo y finó común a 
los ;mieritos de todos ., cómo 
coríiefpohdia á c^e citando alli 
juntos fe planto. Sobre cftc 
milagro . fe anadia el de íanar 

^&m m ^ey te ][as eofórmed^r 



/ ' 



Tom.i. Cdp.t. 

des. El Leccionario dictf 

todos los enfermos que IL 

ban con. devoción á fiís «Se 

cros j ; lograban 'por intei 

fion de los Santc^ el reme 

en lo que fe ve y que eih 

conocidos por entonces lói 

gares donde yacian fus c 

pos. Afsi efte , como el O 

tenfe > cuentan entre los iS 

grosde fus Reliquias, que 

zaban Demonios , y daban 

ta á ciegos : prodigios i 

correfpondientes a los que 

vinieron a librar de la fu] 

ticion de los Idglps , y a 

brar con la luz del Évang 

Generalmente añaden y 

quanto fe les tpedia con fe 

confeguia. Eran Padres, P 

res, y Maeíkros : y afsi mir 

como tales á fus Pueblos^^.. 

102 El dia de k Feftiv 

de eílos Santos le. ponei: 

Marty rologios de Bcda, U 

do, Adon.; y clRQmano 

guo pequeño, con el a¿ 

en el dia i y. de Mayo, ^ 

delberto , Atitor del año 

cfcribió un br^ve Marty; 

gio jen verfo (que fe pufo : 

de la Edición primera deU 

do hecha por Molano , y 1 

lleras en el tom. i. de Bed 

Aombre á^Epbcmcridts) x 

15. de Mayo dice: Pom 

féfUm llcffirUfn fimul I 

orñjimt: de fuerte , qpe 1< 

'C£Ítp£es£^casgcro$ paree 



I . 



^eios /tete 
no cotvíáctoñ otro dia : y aun 
en Efpaña Us Igiefias de Sevi- 
lla , Ebora , y Granada inllí- 
tieíOQ en ¿1 para la Feftividad 
de cílos Santos , como mueí- 
iran fus' Breviarios del Siglo 
XVI. Otras (aunque pocas, fe- 
gun el feñor Pérez , Obifpo de 
Segotve)los celebraban en i. 
de Mayo ; proviniendo efto, 
ce pluma del citado liuílrilsi- 
mo, de que en el Libro üoihi- 
co de Alcalá fe efcribio el dia 
con una cifra , que en lugar de 
entenderfe de los idus , le apli- 
có á las Kalejidas, Afsi eftc CI. 
Vajon en el Patecet que dio 
fobirc las Laminas de Grana- 
(ál.;-' j ^..- iiv.v' " i^; ■■.rii.-icJ 

loV' i^a^ige eneL.á{)eat&- 
ce 2. d«l' Tdmo 1 pre^eñÉe', 
que no ejúilc.aqucl.Lüara^'^ 
por . canto no poftetDosjfaahlu 
fobre JA ccHra^ lAita(ío.> ,quej él 
indu^vo de que; oí^div^íd- 
fyis Qelebtafljén>¿ .edos.Sáotófc 
eni. de Mayo, no psovinotiei 
modo í de eicribirfc Su día eh 
,aquel Lihio, ; |)orquc cfte nio 
<JODÍW«iao fuefié, caí js^ antL- 
£tiQ, |iiqut,6jR0é£Qnoctdod« 
^(kcfíotes diftádHcs» w de ooras 
igkíWs .dé Eípaiía (]u¿ inlMtie^ 
xoá ea d i . de Mayo : iosqua.- 
)c9.no foeron;. nh pocas: ^ como 
f^xpttSk elifeñw Petüest^ues 
Jw r»tir^de.míi£^Vd») jierlec 
)clt<!dÍa!en;.dL BreviwaMú&ai- 



J^pofinUcos. 6 % 

prevalecer , no íblo por no ha*- 
ver otro común á las Iglelias 
antiguas de ellos Reynos , lino 
por fu mayor antigüedad ; y 
alli no folo es indubitable íu 
dia por el Kalcndario , fino por 
una Rubrica cfpecial , (]uc lia- 
blando de conairrencía de 
FieíVas , dice que S. Phelipc y 
Santiago le trasladen , y fe re- 
ce de S. Torquato y fus Com- 
pañeros , por fcr eftos los que 
tienen Oficio proprio. Afsi el 
BrcviarioToledano antiguo del 
Siglo XV. afsi dos de Burgos, 
uno del Siglo XV. y otro del 
XVI. afsi el deTarazona , aco- 
modado al Rito del Cardenal 
Quiñones ) donde en el Kalco^ 
^aiio de .Mayo,'dia 4. fe e»- 
:prefla-: íTerquatí & Soeiorum 
efus martyrum i. hujus , afsi el 
de Abila, y afsi el Santoral MS. 
skcLGerratenfe det Siglo.XfiL 
-que Iti encontró en otros mas 
antÍCTOs. De losi-delñnás. qufc 
tcrigo , folo Sevüla-y E^orarii»- 
fiftcn en el cUa 1 5 . y por íiíltan- 
Icsi el Kalendario , no puedo 
jcéíbhfér j'íi acafo íciíalanv'o» 
IsKxelXuriafoneoTei el díailr^ 
'^uerpoDedár ocupada conrJbs 
-y^íoñplcs^ noqoifictÍDhjtociiai 
p^a io» ApoftoliaJS. Aldreífe 
cñá:.cl 'Breviario ; db Córdoba 
a^iCíikjp' celebraba •tn>^'7rái 
^Müyincünandofe ai^iw'.o^. 
cbgicron efte-dia p6r eftiurootít 



6 z E/pana Sagrada. 

mo dice en el lib. 2, de las An- 
tigüedades dcElpaña cap. 12. 
pag.275. Efto mifmo pudo in- 
ducir á las Iglefías que no per- 
íiílieron en las Kalendas de 
aquel mes. 

104 Lasque mantuvieron 
aquel dia y mueílran el pode- 
roíb indudivo , que tuvieron 
(originado de la venerable an- 
tigüedad) quando no obílante 
hailarfe ocupado con S. Pheli- 
pe y Santiago, iníilHeron en el. 
Por tanto no las movió la cifra 
de un Código particular de Al- 
calá j fíno la generalidad de las 
memorias antiguas de eftos 
Rey nos ; pues no fe hallan tan 
pocas (obre el dia» que no fean 
mas en numero y autoridad, 
que las opueftas ; porque á las 
aqui expreflíadas debes añadir 
ios Leccionartqs grandes de 
Alcalá y Toledo , juntamente 
con el Martyroiogio MS. atri- 
buido á S. Gcronymo , que cU 
tainos y propufimos en el To* 
mo III. pag.i^. y el Kalenda- 
rio Toledano impreíTo en Gra- 
-nada por Xanthcs de Lebrija 
año de 1 5 5i^ al principio del 
Manual antiguo Tpledafx). ¥ 
aun el Breviario : aatͣiio de 
Burgos (corregido) añaJe , que 
caíi en todas partes íc celebra- 
ban eftos Santos en el primero 
-de Mayo : Etjí horum Sanfíif- 
fimorum Pontificum Kalendis 
Maij nátaütium íibique pene 



Trat.t.t^ap.i; 

gentium alehpetur. Afti en t\ 
ultimo de Abiil j en que reck* 
bió Reliquia 4eS. Indalecio. - 
' 105 He- didio: efta p»a 
moftrar que antiguamente /e 
tuvo por dia fijo éñ Efpañá d 
I. de Maya pata la celebra* 
cion de los íiete Apoftolicos ; ó 
bien porque los dos Apodóles 
notenian ñefta en lo^rimitl 
vo , ó porque no gozmdo 
Ofício proprio , fe trasladaban 
á diferente dia. 

106 Qhc motivo tuvieflíe 
nueftra Igleíia para efto , es di- 
ñcil de averiguar- por falta de 
Inftrumentos. Según toqué fe 
<lijo en el num. 83. que cde- 
braban fu feliz arribo á Efpaña^ 
mirándolos como primeros O- 
biípos y y Fundadores de las 
Cathedras Pontificias , parece 
que efcogieron efte^dia,poc 
Jbaverfido eldicholb 'Cn que 
entraron , ¿ fe efparcieron- a la 
Pttdicacion. 'A efto favorece, 
ver que en un dia los cclebra"- 
ban a todos; lo que no pudo 
fer porque huvieflen muerto 
en el , quando no confta que 
ñieifen martyriziidDs juntos: 
antes si que murieron en diveiV 
fas Ciudades : y afsi > (tie por 
una razón común á todos ellos, 
la qual fe verifica en el entrar 
en Guadix , ó en repartirle á 
fiíndar fus Iglefias. Es muy ve- 
rofimilque aquel dia fuefle el 
determinado en que^ ^Uegaroii 



S)eÍos /tete A^ofloVcos. íj 

i Guadix i porque fu Oficio k teman dedicado los Gentiles 
nos dice, que en il fe hallaban a los Lartt Prejlites , Diofes 
los Ciudadanos celebrando á preíidcntcs de fas cafas y mu- 
fus Diofcs. Por Ovidio fabe- rallas , que cftaban prcfentcs á 
mos,qac el primero de Mayo todo,y iosdcfcndhn; . .i 
Prttfiitíbm Maja Laribus vjdert Kalenda .<i 

t ArsM tonfiítui y parvaqite Jígna Dtttm..,. k 

Stant quoqiíe ^a nobii , O" prafunt manibui Vrbis: 
fiíiur " - - 



Etfunt prtfentes , auxiíiumque ferunt. Faft.j. 

107 Tenemos día propiio trangecos? De cftos unos á\- 

CCnNataU SanílorutrijOttosni 

aun efto dicen , poniendo fola- 

mente ios nombres. Yo digo, 



para calificar la nílual fieÍKi en 
que fe hallaban los Ciudada- 
nos: tenemos que en cftc dia 
fe cdcbrabaii los Santos en Hf- 
paña: Juego tenemos veroTimi- 
jitud para decir » que lo hacían 
en memoria de havci entrado 
entonces en Guadix , y haver 
empezado entonces los miU- 
grus. Si dices , que ignoraran 
el dia de Ai entrada y reparti- 
ción, añado que aun dado cflb, 
efcoj^ieron un dia muy oportu- 
no para celebrarlos : pues pa- 
rece que con fcnalar eñe , ti- 
raron a defterrac. la roperíH- 
cioD ddl Gentiliíbio> vcnoxan" 
do a unos tan fagrados Patro- 
nos , y Defenfores , quctntro- 
dugeron en nucñras Ciudades 
ycafasla Itadel Evangelio; 

loS Yadigc^ue efto .es 
cola dificUdc averiguar: pero 
no lo ts menos el lecunrir para 
todos i los Idus de Mayo. Por 
ventttra murieron todos en un 
día? Fue cfle el ¡de fii «miada 
<a Eípaña? C^ teAimohio of- 



que fí hay opoíícion entre Jos 
Documentos proprios de la 
Iglefta de Efpafia , y los eftra- 
nos , debemos fentenciar por 
los proprios i porque toda Na- 
ción debe fcr preferida, en que 
para fuceíTos particulares Tu- 
yos fe antepongan fus textos; 
cfpecialmcntc quando las difi- 
cultades militan igualmente 
contra todos > como fucedc 
aqui. 

: 109 Peto creo qne iw tuy 
opoíícion entre asuii j otrosí 
fícndo difuntos los motivos de 
icnalar la fíefta. Efpaña cele*- 
bro Ja entrada ó cepartÍcion<(ft 
Jos flete Apoftolicos: 16s íi& 
tEangeTOS.io quccorre^inñd^ 
ila prá&ica' de lot Marryrdl^ 
pos , aoc es la muerte. Paifi 
cílo iníiüieron en el dia 15^ no 
porque fiíefte proprio del tratv- 
íico de ttKioi , fiho porqo* Íó 
íiic de S. Torquatb 1 fcgun nos 
di á entender la viáñioai defi^ 



^4 Bf paria Sdgrdda 

Igleíui , y el que el milagro de' 
la Oliva lucedia en fu :Sepul- 
ero en eíle dia , como dicen los 
Documentos alcgado5;>Siefndo 
S. Torquato el primero, de U>s 
nombrados , con razón atra'o ■> 
á fu dia la mención de ios 
otros 5 porque haviendo de 
juntarlos , en ninguno mejor 
que en el traníita del que fud 
mas antiguo. Los dias dé cada» 
utio en ungular fe han aplica^' 
' doícgun ha parecida mis con- 
veniente 5 en S. Torquato el 
I j. de Mayo : en S. Cecilio el 
I. de Febrero : en S; Segjmio 
CI13. de Mayo í S. Indalecio 
mantiene ei.míílno dia. dw S; 



. Trat/t.^ap,i. 

Torcjuico en 'éí Oñcio nueva 
concedido á Efpañii; £íto6 (bn 
dc< los que hoy reioL'todb cl 
Reyno , y4os ' diast qu<i tienen 
fenalád<i|Sé nntéfxfónr pfropone 
^ otra' diftribudon*;'^ S/Eufí-afio 
en 14. de BnijrO'^'frwS. Cecilio 
en !• de Ftbrero ; á'^. neíiquio 
. en .1 . -de Marzo : a S. Tefiphon- 
téjca-i- dc'Abíil^y oh cl jd. á 
S..]índatdcio-9 á'S. Segimdo en 
2; de Mayo i y S¿ ¡Fótt^uato cti 
14. de Junio. Efto' folo firvc 
pata que re'giftres -Ubibs qoe 
tratan de eftos Santos j íin que 
haya cofa cierta én orden k 
cftcwdias. • . ■ 'í ? 






CAPITULO IIL 

. ^ ■ 

Del Trogrejfo de las Sillas Epi/copaUs. 



Ho 



DE aquellos mifmos 
Varones Apaftoli- 
eos por quienes empezó en Ef- 
paña la Dignidad Sacerdotal^ 
provino también la Propaga- 
ción de las Sillas Pontificias. 
'Eftos £ueron , como fe dejadi-< 
¿hio *S. Torquato y. íiis Com- 
pañeros c . porque enviados por 
S. Pedro y S. Pablo con cargo 
Paftoral , correfpondia al tm 
de fu Mifsion j que aumentan- 
dofe cada dia el numero de los 
Fíeles , con la notable abun- 
dancia y celeridad que fe ex- 
pufo cn^l Tomo antecedentes 



aumentaíleii también tfl'numé» 
f ó de Pa(lores,que eobernaflen 
los Pueblos conquiSádos. ACú 
lo dejaron declarado Julián y 
Félix , citados en el num.5. 

III Haviendo pues vifto 
las Cathedras que eftablecie- 
ron para si los Apoftolicos, de^ 
hemos examinar el modo con 
que fe fue introduciendo' aquel 
copiofo nimiero de Obifpos 
que a poco tiempo defpues fe 
hallaba repartido por todas las 
Provincias. • Para cfto ( como 
para la propagación de Chrifr 
tiandad) aotfoumente! influye^ 

ron 



©í/ Trúxrejfo de LisSiltar: \ é j 

'orquato y fus fcisCom- el ticnipovtnenm pndráii cxU 
" ■ ' " mirle de fu voracid.uílos Int- 

trunientos cícricos cu corrczis 
de arboles , ó en U debilidad 
de un pergamino. 
■,: 115 En Erpañafobrciag*- 
neralopofidon que ct tiempo 
íjene contra la pirmaíicncia, y 
fuera de la común contradícloa 
que las PcrlccucionesGcntiü- 
cas declararon contra los Lt- 
bros ( m Libros quoque f<tv'ttmm>, 
como decía' Tácito mKíf. jJ¿r¿- 
f £>/. Í-; 3.) huyo la raston cfpcí- 
cial , de haver fidu mucho ma»- 
yores los combates : porque 
luego que fe acabó la furia de 
loi Emperadores , vino fobre 
elLi la pcíle de los Barbaros, 
Vándalos , Alanos , y Siicvos; 
y quando los Godos .qniílcrón 
ocurrid á:eíte íaaU ie .fiteroii 
aumdntándo., halla qué llegan 
Fon Idonúnarlo todo. Fueran 
0D fin algo f Qlerables eítb&da- 
-ños , ÍI 00 lúsJiuviora fobrepiL- 
-j^doel cáutivcrÍQt)dBlos6ara^ 
Genos ;>,-qútf'tKin fuifierezar; con 
la inhudiaDidad de los Almohal- 
des , y íbbre todo con uha do» 
minacion tan prolongada ^ nos 
dahaus que admírác lopocb 
que ha-quedado^quelo muf 
cho <Jue nos quitaxcfD. Por tan* 
to ni los Godos podieron reci>' 
bir mucho de los primeros Si- 
glos i ni nofottos délos Mtlz^ 
.iabcsi . : ■ ... 
i. lij^. Oc^a Gatt&' patai.qitt 



íítt,y Di fcl pules, íino ram- 
ios demás Apoftolicos, rc- 
,os en cl Tomo III. Pero en 
,.y otralincáfe debe arci- 
\a principal di;noniiiiacLtji(i 
lyor numero f y por unto 
do Ce trata tic Ulgieíia en 
tal, lesdanaus elprjuclpa' 
r. . 4 

1 Eftc , y los dcaiis pun-^ 
e losptimcroaSigtüs cíUq 
tlariKcte obfcutos» fino cib- 
loradüs , por falta, de üif- 
cntos de aquel tiempo, 
lace muy dillcil invelUgat 
opagacion de cada Silla, 
en las primitivas de eftos 
fe it^nora toíalincnre el 
3rc de los Prelados que los 
dieron : j' en las- tres i de 
'gi y Cat-ttjraf yi Airgi ao 
illa mas nocida «-qoc Ja 
£ra, de.S. Eu^iáítú^Eficio, 
fifoMte. El ifíiotiTO: rta;íc 
atribuir a que. ntttcstjQ /n 
exObifpo , fe fiiptiodcflea 
94P/aquelhs SiU».;(pori- 
U b íolicitud de los demás 
dos , ni la necefsidad de 
«les,, que cada dia fe iban 
Díaijdo , pcrmitcij ul to- 
i^íino por otraf £au^. La 
:^y la falta de Ingtumen- 
s Ip^ primeros Siglos: pot- 
R hafta las Ciudades, los 
ÍÍPÍ », y aun los Monu- 
9S; gf^ivados en las» mar- 

mjy. 



€ 6 EfpdHa Sagrada. 

ño haya noticia de la continua- 
ción de algunas Sillas pri- 
mitivas y fue la decadencia 
de fus Pueblos , y havcr- 
fe trasladado las Cathcdras 
á otros mas iluftres : porque 
como cada dia fe iba dilatando 
el Evangelio , era precifo qiié 
fellégaíie á introducir en las 
Ciudades comarcanas de mas 
nombre adonde no havian he- 
cho afsiento los ApoftoUcos : y 
de efte modo la Silla que zl 
principia fe pufo en ucT Lugar 
menos íamoíb^ dejó do -conti- 
nuar , ó bien por haverfe ami- 
norado la Ciudad, 6 porque 
ríléndida la Chriíiiandad , y 
acabadas las Perfecuciones , fe 
traslado con la Pú a otra Po- 
blación : cercana-' de nías nom- 
bre : V. 1^ a S. Eufrafío l(t cor- 
reípondia la folicitud de las 
Ciudades confinantes Caftulo, 
Tucci , y Córdoba : propagada 
alli la Chriftiandad por si y por 
fus Miniftios ) no folo fe hicie- 
ron Sillas ^iino tambi<;n<fe tras- 
lado con el tiempo á alguna de 
ellas la <^ue eftaba en Andujar, 
como fe infiere por la antiquif- 
íima noticia de eítas Cathe^- 
dras (aun en tiemix) en que du- 
raban bis Perfecuciones)de mo- 
do qu<^ cada una pudo recibir 
en si á un próximo Suceílbr de 
S^Eufinifío, fegun la antigüe- 
dad que nos ofrecen. Conti- 
iiuando pues^ftas > no tq^ieinos 



2 



Trat.i.Cap.^: 

ue eílrañar la ñilta de t\c 
e losObifposde Ilíturgi^i] 
do fe ofrece grave fíihdam 
fobre que perfeveraron 
«1 nombte de CaftidoAc 
Tucciúinos j ó Gdrdúbenn 
115 Lo mifmo digo de 
gi r porque ¿fiando efta ' 
dad cercana á Abdera , f< 
común fentir , y perfeven 
efta Silla, parece qué los Su 
íbres deS. Tefifontcfe ella 
cieroii'aqui , por fer Pu 
mas fimioíb oueBergi. Ca¡ 
( í¡ fiíe la de b. Eficio ) pa( 
Malasa , ó Medina-Siá 
per fer efias comarcanas 
ac^uella^y perfeverar fui 
cia quando &lta la deC 
ya. v- ■•;'■ 

irtf:- Otras Sillas primi 
perfeverafi haíla hoy ^ po 
verfe mantenido fií grane 
como Abila^y Guadix.-c 
^ue infiero y que la- falta d< 
ticia en la fucefsion de las 
primaras fue por defcaecin 
tode fiis Pueblos^pues Í6j 
pcrfcvcrarón con hoáót 
perdieron la Silla ; como i 
también en Eliberi» y ^ 
cuyos Prelados no perdi 
d nombre , mientras fe ms 
vieron con ériasPoUaci< 
que fue por todo eltiem{ 
los Godos. 

117 Confirma el pí 
miento ; ver que eivla^ e 
da ddtSiglo ly. hattámbs 



(Del Trogrejfo 

Concilio de Eliberi . menciona- 
da la Silla de Salaria ( hoy Son 
bjptr en e^Adelant^JQl^^Q.de;: 
Cazor|a)de; qukn tiof'tefie^ioil; 
mas notió^,>piei.iU'de»^.jiquclr 
Gmkíüo i fm-dM^^f porque iic^; 
Puebla no continuo en gcand^-r 
za. Pues (i ^n tieaipo tanjtn-^r 
mediato á laPazd^ lalgi^(ia.|^ 

fib cxtinguipieAcOlíifpflrtPf q«l^^ 
mucho , q^ie ncf pcífoy/ecafle ú^ 
memoria de algünos,BW.i»i¿Brt; 

tos? / -.--; i ■ ■. ^: .-.n 

ii8 .Por^oUcitii4 de Ids^ 
prelados primitivos deGuadix. 
fe propagó la Chriftioíid^ á\ 
Baza , como o^ece la ceroinia) 
de una y otra .Ciudad : .pero* 
fin perder Guadbc fu Dignidad»- 
Te introdujo la Silla Poñtifícia. 
en Baza(llamada entonces Baf- 
tí) porque afsi una como otra 
teniaxi excelencia de Pueblo,; 
en que fe mantuviorou*; 

.Lo mifmo fucedió con Urci 

Y Cartbagmay ambas confinan- 
tes f ambas grandes Qudadcs, 
y ambas con el honor de Sillas 
Pontificias. 

119 Lo mifmo con Italiia^ 

Y Sevilla: en aquella hallamos 
a S. Geroncio , contemporáneo 
de los Apodóles , que figuien* 
do el miímo genio de los fíete 
Apoftolicos,no eftableció fu Si- 
lla en. la Ciudad matriz , fino 
en la que fíiefle menos firequen- 
tada de Pretores , para que ra- 
dicada y cftcndida la F^ cnal- 



de las Sillas. 6 7 

gunos Pueblos , fe fueíTe intro- 
duciendo fuavemente en los 
ma$ Capitales*. Entre todos los; 
Qbifpados > ningunos mas im-! 
niediatos que Itálica y Sevilla^ 
poes no tenían mas (eparacioqc 
que los Tornos del Rio Guadal-*- 
quivir : y afsi de aquella 9 que 
e^^. la ma$ antigua ( fe^un lás^ 
m^.Q)orias xnas; autenticas quc^ 
nqSi han quedado) debemos fe- 
T^jH la, prqpagacion para la 
Syia de; efta. Mantuvierpala 
ambas., por la dignidad y ex- 
cdeada de una y otra : pero. 
Qc^O^ SevÜla era matriz en lo- 
Cív^lVAtít fu Obifpo Metropor. 
líSadD di^l de Itálica. 

: d^0 £fte modo de difcurrir 
en la propagación de las Sillas 
por las Igleüas mas antiguas 
comarcanas , fe fíinda en la; 
pf áiSdca primitiva (obre el ter- 
citorÍQde los Patriarcados^que 
fiempre fe atribuyeron á cada 
uno las Iglefias confinantes con 
él 9 porque por confinar , ha- 
via defcendido de alli la pro- 
pagación del Evangelio. Añá- 
dele lo que expreffso S« Grego- 
rio Magno , fobre el modo que 
fe debe obfervar quando de 
nuevo fe introduce la Chrif* 
tiandad en al^un Reyno. En. 
efte lance fe deben poner las 
Sillas Pontificias con immedia- 
cion $ pues aunque quando enr 
tra un Obifpo folo , puede or- 
denar á otro , fin mas cornea-:. 



Í8 E/páüa Sagrada. Trxt,i.Cap^$. 

ñero (por no haverle) dcfpues de Rates pOr si foío orlenaria 



Otro Obiípo en Ciudad coiiiar* 
cSiftá rV. g/7*iiy j y dé cftií rt». 
db fé'iriá ^fb^agdñdb^iá^^hfíT- 
tlahdády Sitiad Poiitktci£$ ik)jir 
(SalIcia'V p6r lkpártc«éj)«!nh 
txlóñaV de Luíitaríia.' Parala 
parte Meridional i y centró de 
ofta Provincia > nos ofrecen las 
Mimorias dé Etíora á S. MJm^ 
tü -j cotAo^fe tti|o eñ el Todib 

122 Por la parte Oriental 
(ddndc éftában los Verrones). 
ten<fmos a S. Sekündo en if&f- 
¡M y GiUdád de K>s Vcttone^ 
cotífitímté'con íes Vaceos. En 
Id'Cárpctania) á S. EugeHiopñr 
níero de Toledo.- En el Ebrb' i 
S,' Rufo y dejado por S, Pablo 
en TóTtbfa , conñnante cott lip 
Celtibcff ia , con la Edetania , y 
lo qué hoy llamamos Cachi- 
na. Navátra hOsofrece la prc-^ 
íencia dé S. Saturnino , que in- 
trodujo alli la Fe vy ia Digni- 
dad Epifcópal, coftQo todo que-r 
ga,es prcciío dccirique S.Pedro da prevenido en el Tomo ÍII. 

(j) InAngtó'rüm Ecclefiá iti qua adhuc fólus*JU Bpifcofus inve- 
iuris , ordinAre Epifcópum fíon áliter nifi fine Efifcopis potts... Sed 
fraternitateni tuam ita volumus in Anglia Epif copos ordinare , ut 
^Pfi fi^^ Epífcopi longo intervallo niinimé disjungantur : quat&nüs 
nulla Jit necefsitM , ut in ordinatione alicujus Epifcopi eonvenirc 
nonpofsint. Pafiorumquoqu^útiquotumprdfentiavAlde ifi utiliSy 
ut facillime debeant convenir t. Cutn igitur'Deo auóiore ita fuer int 
Epifcopi etiam inpropinquis fihi locis ordinati , per oniniá Epifco^ 
porum ordinatio fine aggrégatis tribus vel quatuor Epifcopis fieri 

pon dcbrt. Epiít.3 1. Iib«i2. in Refp. ad q£tavam interrogattionem.' 



que fe aumente el nun^ro es 
j»recifo que fe junten tres , ó; 
quatro para la Coníagracipn; 
y íi eftuvieran las Igleíías muy* 
^pairadas > fe pudieran íe^uiri 
graves inconveñientes.Por tkh- 
to previno S. Gregorio al Dif- 
éipuk) que envió alneláterra^' 
qfieíundafela^ Sillar ím ndtal^t 
' bltí diftandá: •^ y pok lo mlftrí* 
dei^emos reconocer > qtíé (bdá' 
üridklcios Af cftolicos itiitoák^' 
cif la Sacerdotes en los Piítsbiótf 
que tenia mas cerca > cuidando 
tt>cló9de la immodifaícÍc»i^d«ilás' 
Sillas ^ por quámíor fí éflúvdcíriiiy 
diftantes , feria iríiiy - dificit él 
flirítárfe a' confágtat Pafto- 
fes , no foto por la ñioléftia déi 
íáminb, fino por el rigor de las* 
Perfecuciones. 

' í 21 ^ Eli effiaícohformídádjcío- 
itio no ¿enemós noticia* dé que' 
Santiago dejafle mas Obifpo, 
que el perpetuado por laTradi- 
cion de la Santa Iglefía de Bra- 



{Del 'Progrejfo 
Ip' Teniendo pues Pi'cla- 
Bwftolicos repartidos por 
Mas Provincias defde el 
IH 3 eftos debemos atri- 
u propagación de las S¡- 
isitíficias cu el modo pro- 
ií porque careciendo de 
mcntos proprios de cada 
a , y de aquel tiempo ; no 
■ecc modo mas verofimil, 
brizable con praftica de 
partes , que el recurfo á 
mediación de unas,y otras 
ias. Favorece a elto mif- 
1 cfedode la propagación 
bifpados que fe halla en 
»lo ill. viendo que en los 
mos diametrales mas re- 
is de Eipaña havia Sillas, 
:s Ion OJfonobA , compara- 
Mi 'Tarragona, y Gerona: 
1 comparado con Malaga, 



de las Sillas. é^ 

y con Urci : Lisboa, y Badajo^ 
con Tortofa , y Barcelona; 
Unos extremos tan diftantcs ctl- 
rrc si , tan feparados de las Si- 
llas de los íicte Apoftolicos, y 
tan cercanos en el tiempo, 
mueftran la brevedad con que 
fe fijeron propagando lasCa- 
thcdras Pontificias de una Ciu- 
dad á otra ; y cfto fin duda fue 
por medio de los primitivos 
Obifpos , pues antecedió a U 
Paz de la Igklia. Con las guer- 
ras que fe figuieron deípucsC 
huvo algunas novedades , cx~^ 
tinguicndofc unos Pueblos , y' 
engrandecicndofe otros : y afsi 
huvo ncccfsidad de erigir nue- 
vas Sillas , como fe veri en el 
progreflb de efte libro, y quan- 
do le trate de cada una en íín- 
gular. 



CAPITULO IV. 

)W Origen áe lasTroyincias Eclefia/licas en E/paÜa* 
$. I. 

idíiterfidad de ^rotfindas HcUfiafikás no fe nece/sitim^ 

rosolis efiahles ^ n't .precedencia de un Ohifpo d títro' 
r fuero de fulglefia. Quándó empego en Efpana, 
y fuera de ella , el honor de precedencia en 

íij',,'-, .'\/'Uí 'Metropoliütiosi ; ; , ." : .' 

- ^' A L aumento de Obif" écasíporqué «atodaWnot^ 

S\ pos fe fíguió ladif- denada- 'RepablieaV co«vicrte> 

Mdapfovincias ^efuf- 9K.fa^a3ubit«£l:acl^vi«i^l 



7 o Efpaña Sagrada. 

no dé todos los Miniftros , co- 
mo fe explicará al empezar á 
tratar de las Diviíiones de 
Obifpados. Antes es neceíTario 
exponer > fi defde el principio 
de la Iglefia , y.quando ya ef- 
taba propagada la Dignidad 
Sacerdotal , guardaron nucf- 
tros Prelados alguna diferen- 
cia y que no folo diílinguieíTe 
el territorio de uno , y otro, 
fino también de las Provincias. 
125 Ya digimos en el To- 
mo L que deíde el tiempo del 
Emperador Aucufto , y deter- 
minadamente aefde el año 27. 
antes del Nacimiento de ChriC- 
to, fe dividieron las Efpañas 
en tres Provincias , que eran la 
Tarraconcnfe , Betica , y Lufi- 
tania. Digimos también , que 
aquella partición fe mantuvo 
fin aumento de numero, ó nue- 
va Divifion , harta, el Imperio 
de Conftantino Magno , en que 
lubdividiendofe la Tar raconen- 
fe en otras dos , ( que fueron la 
Carthaginenfe , y la Galicia) 
quedó repartido el Continente 
en cinco Provincias. No duda- 
mos ahora del origen de Pro- 
vincias antijguas en la linea Ci- 
vil, gue íc deja explicado , fino 
precifamentc contrahido á la li^ 
nea Edefiaftica ; y es punto tan 
obfcuro, y capital, que creo ho 
ocurre otro que le exceda en 
quantas dudas fe mezclan en h 
hiftoria de la Jgldia de Eípaoa. 



Trat.u Cap.á^. 

126 Toda la dificultad 'fe 
reduce a los Siglos anteriores 
al Concilio Niceno ; (obre Jos. 
quaies fe dividea tiu\. 4|aflpe«: 
tralmcnte los Autores % : quff 
unos no quieren adiaític loasi 
que una Provincia > y otros an- 
dan tan liberales , que no íplo* 
reconocen Provincias , y Me- 
trópolis ertables i . fino jtoda . lai 
Ley de Gerarchia Eclefiafticar- 
en Obifpos , ArzobitjpOs, y PjsUi 
mado. Ni a unos , ni á otros; 
fe puede fubfcribir en general: 
porque eftos folo £e guiaron 
por pafsion , fin apoyos auten* 
ticos : aquellos por : feveridad 
de juicio , con empeño de no 
deferir a la contraria afEerciopu; 
Y creo que fi á eftos últimos fe 
les huviera propuefto la razón 
de diverfidad de Provincias^ 
dcfnuda de las exorbitancias 
con que la quificron reveftir fiís 
AíTertores , la huvieran abra- 
zado , ó defconocidó menos, 
Tegun nos prometen fiís talen- 
tos ; pues fon no menos,que los 
cruditifsimos Mendoza^ Mon^ 
dejar , y otros. La'coíkesbieii 
remota , y no clar^ $ 4oQ^^ no 
fe han de erperar demoftra- 
clones : pero en el modo poí^i- 
ble nos podremos acercar á la 
verdad , bufcandola fin eftudio 
de partea , y reflexionando íe- 
riamente en inftrumentos áu-^ 
tenticos antiguos, (tales quaies 
nos haa que£uio) y jiwtamen-i 

te 



S)el Origen de 

lias pruebas , que alegan 
,y otros. En lo que yo 
ibro hallo razones mas 
cHiderantes en favor de 
huvo en Efpaña Provin- 
Eclefíafticas antes del Con- 
Niccno , que para infíftir 
i contrario : pues para los 
mentos que le alegan con- 
1 diftincion de Provincias, 
firmes foluciones , que de- 
n fu vigor a ios de la otra 
í , con tal que fe propon- 
corno deben , fin rccurfo, 
!zcla de inftrumentos apo- 
5 , ni pretenfiones, que no 
en (er autorizables. 
7 Para efto fe lia de fu- 
tj que el aíTunto de fi hu- 
lElpafia divifión de Pro- 
áÜ Eclefiafticas , (efto es, fi 
' diftintos Gefes , que go- 
iflcn fu reípedivo territo- 
oh algún tiiero fobre los 
pos de la tal Provincia) 
índcdcque efta Dignidad 
rimado j primera SiUa , o 
opolirano , (que en la pfe- 
materia fií^nifican lo mif- 
Hhiviefle fija en detcrmi- 
Iglefia : pues efto, 6 no lo 
en los primeros Siglos , ó 
litivo'j raltan inftrumentos 
iticós que lo digan. Efte 
ipto es por quien princi- 
ente fe ocafionó la divi^ 
de Autores : pues unos 
querido engrandecer fus 
iás con prerrogativas > que 



lasTroT^mcias. 71 

no han podido probar : otros 
han negado mas de lo que fíi^ 
mementc pueden rebatir. Que 
para admitir diverfidad de Pro^ 
vincias no fe necefsita que la 
dignidad Metropoütica cfté fi- 
ja en determinada Iglefia,con¿- 
ta con evidencia de hecho en 
las Provincias de Afirica , don- 
de (exceptuando a Carthago) 
fueron defultorios , ó volantes, 
los Primados , efto es , anejos 
únicamente a la Iglefia dei 
Obiípo mas anti^ó , que hoy 
era el de una SiUa iluftre, v 
mañana podía fer el de la Ínfi- 
ma. Con efta prevención fe 
deívanece , quanto fe puede 
oponer á la diverfidad de Pro- 
vincias , tomado por Capitulo 
de no confiar en Efpaña el fue- 
ro de Metrópoli en determina* 
da Iglefia : pues no hace falta 
acá , aquello fin lo qual halla-" 
mos en otras partes variedad 
de Provincias Eclefiafticas. 

128 Tampoco pende el a(^ 
funto , de que los Metropolita- 
nos que lo fueífen en aquel 
tiempo , tuvieffen la mifma ex- 
prefsion de Metropolitanos, que 
tuvieron defpues : pues aun en 
aquellos Prelados , de cuyas 
Iglefias fabemos que fueron 
Primeras Sillas , no fe halla en 
los principios , mas que el dic-^ 
tado de Obifpo de tal Iglefia , ó 
Ciudad, como fe dijo en el 
Tomo I; pag.i2$|. Ni fe necéP 

fi- 



7 1 Efpana Sagrada . 

fita , que tuvicíícn unos mif- 
mos fueros , con toda la exten- 
ííon , 6 cxprefsiones , que hoy 
fe hallan : pues como efto cftri- 
va en Difciplina Eclefiaftica, 
que no es invariable , como la 
Fe , fino antes bien mira á lo 
<^uc fe debe pradicar fegun las 
circunftancias , de tiempo > de 
Regiones, &c. de al es, que los 
mi^mos hechos nos mueftran 
variedades en efto : y por tanto 
lo de hoy no es regla convin- 
cente de los ñglos paflfados. 
Efte esotro principio para la 
opoficion de los Autores : pues 
algunos han querido infiftir en 
unas razones de Metrópolis, 
circunftanciadas con las mifmas 
palidades, y prerrogativas, que 
tuvieron defpues : y viendo 
otros mas juiciofos , que aque- 
llo no fue afsi , negaron no folo 
la parte , fino el todo, 

1 29 De aqui fe infíere,que 
la falta del didado de Metropo- 
litano , y el no hallarfe Metro- 
polis eftables , no bafta para 
excluir que huvieíTe diftincion 
de Provincias Eclcfiafticas. Lo 
mifmo digo del fiíero de pre- 
cedencia: porque el preceder 
clObifpo Metropolitano á to- 
dos los de fu Provincia , (en 
Concilios Nacionales , o fuera 
de fu proprio territorio) no es 
imprefcindiblc del concepto 
4c Metropolitano , fino pro- 
prio de Difciplina Edefwfti- 



Trat.i. Cap:^: 

ca de Sie^los pofteriores. Conf- 
ta efto por la primitiva pradi- 
ca , de que los Obifpos tuvierr 
fen fu precedencia , fegun la 
antigüedad de Ordenación; cor 
mo le dice en el Concilio Ijtújtf 
vitano , donde en el Cf^non lij^ 
fe eftablece como. Regla obfer^ 
vada por los Mayores y Prc^ 
deceífores , que los menos an^ 
tiguos cedan á los mas anti^ 
guos el lugar; guardando el de- 
recho de Primacía en los Me- 
tropolitanos de Namidia y y 
Mauritania : efto es,. que cá 
concurrencia de todas las Pro- 
vincias ningún Obifpo fe antc- 
pufieífe a los Metropolitanos 
de eftas dos Provincias, aunque 
fe dieífe lance , que fbeírc mas 
antiguo en Ordenación :otro 
Obifpo Metropolitano de di^ 
verfa Provincia, pues efto quieb- 
re decir , que todos obfcrven 
el orden de Antigüedad yfaif09 
el derecho de la Primacis de Nu^, 
mtdia , y Mauritania. Las par 
labras (on: Unufqmfque no/lrum 
Ordinem Jihi decretum a Deo 
cognofcat: & fofleriores anti^ 
rioribus deferant : nec eis incon^^ 
fultis aliquid agere prétfumant.u 
Univerji Efifcofi dixerunt : Hic 
ordo Ó* d Patribus ydf d Major 
ribus ejl fervatus , d nohis DeQ 
propitio fervabitur yfalvo etiam 
jure primatus NumidiayO' Mau^^ 
ritania. 

130 £n efte Canon fe in« 

cto; 



. S)el90rigen áe'las TroVmcías, 
ffa dos cofas : una , que el "" ' 
¿primitivo era precederle 
Búípos Tegun la anñgiie- 
tte cada uno : otra, que los 
ropoiiíaiKís de Numidia , y 
rírania fiíeíTen dVcntos de 
Ic^ia , precediendo á los 
s oteas Provincias, (que Ic 
rcn allí en el Canon ulti- 
por caafa de fcr las prime- 
y afsi por mas antiguas rc- 
ieron cl\e honor en fus 
ados. Eíla pradica de mi- 
i (ola la antignedad.fue co- 
ilsima en los primeros Si- 
, de modo , que fin aren- 
al honor de las Ciudades 
itaics , precedía en cada 
.■inda clObilpo mas anti- 
: y en concurrencia de di- 
mes Provincias pcccedia él 
antiguo dq ia-.iuu^ al mas 
guo de la otra.-yEri Aftiífi 
-faavii lu^r ár t»i>éccdcncia 
ju Provincia coDOCra: pues 
a refpectivo alMeiropoIi- 
} dentro de Ai territorio, 
regla , que folo ptefidlcíTe 
US antiguo : pero á vifta de 
en el Canon fe dice , que 
UiDs inconfidcradamente 
3i»lian á otros , no fíendo 
rant^uos , y aun' paíTaban 
icer algunas cofas , íin con- 
'smJV. 



73 

fulta de los primeros ; confta 
que aun en África no llcmpre 
fe puardó el orden de que 
el Metropolitano precedieilc: 
Hunc ordintm jab:at Sanííiías 
vefin , melias vcfiñs intcrlocu^ 
thntbus roborare. Aiirtliut Epif- 
copas dixtt : Non decucrat qui- 
dem , ttt bitc repíteremuí , rt'Jí 
forte exifterent 'imonfidtrnta 
menta quorumdara , qut ad bae 
fiatutni^ nofirot acuerent fen- 
fus. A vifta de el>:j recurrie- 
ron á la Regia primitiva, de 
que todos guardaíTen el orden 
de antigüedad, (como también 
leemos en el Concil.IV. de To* 
ledo , y en el XVI.) ' ■ < 

131 Los Obifpos de otras 
Ret^iones fueron r.in tenaces en 
eíla obfervancia , que aun fien- 
do Prelados de las Iglcfías Ma- 
trides deferían el honor denrcf- 
cedéncia al mas antiguo. Conf- 
ía efto cxpreHamcnte enElpa- 
ña , como fe vi en el Concil; 
de Eliberi, y aun en el primero 
de Toledo , fegun fe entienden 
comunmente ius firmas : y de 
Francia previno lo mifmo Pe- 
dro de la Marca y en la Diferí. 
de Primados n.%o.áox\áz dice, 
que fi-equcntifsimamcnte fubf- 
cribian los Metropolitanos en- 
K 



tre 

i): Secundum ordínationii fut tempor*reJÍdeaat.Qor\ci\AV. 
>'Ót^ D»m.^.. unufauifyue Tuftrorum ex more feámdur* <w- 
ythmtfuít tempuiin Utit debitis rejiátrtt, ToL XVL in E^ri 



7 4 Bfpana Sagrada. 

tre los demás Obifpos , fin 
atender al orden de Dignidad, 
fino folo de Ordenación , como 
fe vé en los Concilios de las 
Galias , donde fac efto tan ge- 
neral , y duró, tanto tiempo 
deípues de introducida la va- 
riedad de Provincias, y Metro- 
polis , que S. Gregorio I. mo- 
tejó , y corrigió efta pradica, 
intimando a Sy^rio , Áugufto*^ 
dunenfc , que tuvicíTe fu lugar 
immediato al Lugdunenfc , fi- 
guiendofe deípues de él los de- 
más Obifpos Sufragáneos , co- 
mo confta por la Epifi.i 14. del 
üb.'j. Y añade Marcay que efta 
i pradica fe empezó a hacer con 
cftudio^y efméro, defde que 
prevaleció en Francia el titulo 
<le Arzobi/po , al medio del Si- 
glo o£tavo : de niodo , que la 
precedencia del Metropolita- 
iio ñie c&Cto de ^rado de Dig- 
nidad , y de Difciplina Ecle- 
íiaftica : pero el que un Obifpo 
precediefle a otro por antigüe- 
dad de Ordenación , íiie prac- 
tica de la mifma Antigüedad 
en lo comuna a excepción de 
jalgunas Sillas que fueron reco- 
nocidas íieinpre por primeras: 
en las que no gozaron efte ho- 
nor de ule fu origen , fe fue in- 
troduciendo la Primacía con 
el tiempo. EnEfpaña (de quien 
folo hablaremos) fe halla de- 
cretada la precedencia del Me*»- 
tropolitano en el Concilio I. 



Trat.i. Cap. 4.. 

Bracarenfc , del año 561. en d 
Can. 6. donde fe dice : P¿fnv/; 
ut confervátQ Mrtrofolitimi fru 
matu c^teri Epifcoforum fecm^ 
dumfiut Ordinatianis timpíu\ \ 
alius alio/edcndi deferat hcmi, 
Efta es la primera vez que fe 
decretó en Eípaña el privilegio 
del Metropolitano : y la prime^ 
ra en que le hallo praaicado i 
en. concurrencia de diveríos | 
Metropolitanos , es en el Con- 
cU. IL Bracarenfe , donde con- 
curriendo con el de Braga el ^ 
Metropolitano de Lugo liti- 
gio , (recien elevado á efte fue* 
ro) firmó primejco ^ que jlbutreij 
Obifpo Irienfe ; no obftante 
que efte era mas antieao^que 
el de Lugo : pues Anc&crs, y no 
Nitigio > confta que era Obifpo 
en tiempo, del primer Concilio 
Bracareiife. . 

132 Sobre efto íe ha de 
notar , que aunque la primera 
mención del fuero Metropoliri- 
co en preceder i los demás, no 
fe halla en otro de los Conci- 
lios de Efpaña hafta efte de 
Braga I. con todo cílb antes de 
ahora fe verificó , que elMe- 
tropolitano precedieíle á los 
que no lo eran ; como coñftá 
no folo por los Concilios T^am^ 
raconenfe , Gerundenfe , Toletaj- 
no IL y Barcinonenfe , (ino por- 
que en efte mifmo Canon* ic di- 
ce, que confervada la prima^ 
cia del Metropolitano ^ le fen^ 

taf- 



^ <Del Origen de 

Mos demás por antigüe- 
fe Ordenación : y en ello 
ibQca , que ya eftaba en 
ica ia precedencia del Me- 
ilitano i pues de otra fuer- 
no digeran conftrvadA la 
uia del Metropolitano, fi- 
Giran de otra exprefsLon 
la del Privilegio, que en- 
ts le concedian. Guarda- 
pues antes del Concilio 
iienfc,cl que el Obií'po 
La Iglcíia Metropolitana 
rdieíle á todos los de fu 
incia , aunque fuellé mc^ 
.ntiguo que otros : y afsi 
Hamos piaílicado en los 
:ilios anteriores citados; 
e no nos confta , que fiíef- 
as antiguo el Obiípo de la 
:Í2 , y le hallaraos fiempre 
idiendo : ni es creíble , que 
antas ocaüoncs tocafle.ía 
e de nuyc» antigüedad 
i£unente al pbift>Q de Ja 
tal : y afiji pot-^e úem~ 
tjite era yaS^oVLefta- 
Lfiíerp; de Mettopoákana^ 
1; Mnot de pncedenda, 
> á la Matriz eftablemen- 
* pot ellb dice el Canon 
tienfe^póftericH: k k» otros 
átiosf dentro del mifmo 
0. qne conlcrvada la pre- 
itcia del Metropolitano 
^ae no fuel& ñus antiguo) 
ntaffen los deinás poi or- 
de afitiguedad : y quando 
^ precUados á decretar 



ias TrfflDincias. y j 

cfto , es feñal que duraba en 
Efpaña por entonces la iniron- 
fidcracion de que Ce quejaron 
los Padres Africanos en el Con- 
cilio citado Milevitano del aiío 
416. lobrc que no fe guardaba 
el orden de antigüedad de Or- 
denación. Y fe debe notar, que 
tampoco el Canon Africano 
propone el privilegio de pre- 
cedencia de ios dos Metropo- 
litanos , como concedido en- 
tonces; fino como mas antiguo, 
y afsi dice , qncdc/aívo. 

133 Elricinpóen que ello 
fe introdujo en Efpaña , no fue 
antes del Siglo V. pues en el 
Cohcilio I. de Toledo del año 
400. no fe atendió a honor de 
Iglelia determinada , en lo que 
puede inferirfe de las firmas: 
y como al principio del Siglo 
VI. hallamos ya á los Metto^ 
poliranos precediencb •> folo 
podemos decir , que ¿n el Siglo 
V. le empezó a practicar el que 
tuTÍclTen efte honor de prece- 
der .k- todos por .fuero. de tal 
IgleGa : pues ya por entonces 
eftaba introducido (á lo menos 
en algunas Provincias) el que 
la Metrópoli no fíicfTe defulco*- 
ria , como fe dirá luego. En el 
Concilio II. dé' Toledo halla- 
mos a fu Prelado precediendo 
á todos , aunque ñielTen mas 
antiguos , como lo era I>Ieiri~ 
dio , ObiTpo de Egant , <iue af- 
fiftió. al L de Tarragona- en 



; 



7 ^ Efpafía Sagrada . 

el 516. Entonces no eraObif- 
po Montano , porque folo lo 
fiíc nueve años , fcgun exprcf- 
fa S. Udcfonfo : y como vivia 
en el 527. (en que prefidió d 
II. de Toledo) le convence, 
que eri menos antiguo que 
Ncbridio : y con todo efto «no 
folo precedió á Ncbridio , fino 
a otro mas antiguo que firmó 
antes que el Egareñfe. En.el 
11. de Braga firmo también, el 
Metropolitano de Lugo > antes 
que fiís Suii:aganeo$ y fin mirar 
á la antigüedad , como fe dijo. 
Y advierto , que no firmaron 
juntos los dos Metropolitanos, 
(de modo que no meaiaíTen Su« 
fíagmeos) finó fi^nnando dos 
el wes : una empezada por el 
MetropoUtario de Braga, fcr 
guido de los de fu Partido: 
otra del de Lugo 5 pero prece- 
diendo a los-fuyos. £1 de Bra- 
ga fíie delante , aísi por fer mas 
antiguo, que el de Lugo, como 
porque fu Metrópoli era- tam^ 
oien mas antigua : y afsi en efto 
fiícedió lo prevenido en Afiri- 
ca^de que ios Metropolitanos 
de Numidia, y Mauritania pre- 
cedicíTcn a los demás , por 
t]uanto fus Provincias eran las 
mas antiguasb En Galicia fe ve- 
rificó efto mifmo,no porque 
Braga fiíefle Provincia mas an- 
tigua , (pues ni antes , ni def- 
pues de los Suevos huvo alli 
^ps Provincias /como fe d[ira 



Trat 1. Ca¡>.^. 

en fu lugar) fino por mayor 
antigüedad dé las Metrópolis. 
Fuera de efte lance de Galicia, 
no fe atendió mas en Eípaña, 
niá antigüedad de Provincias, 
(pu£&,. tres .fon mas antiguas 
que las otras) ni a antigaraad 
deMetropoUs : y.áfsidefile ct 
Concilio III. de Tol. (del año 
589.) no tuvieron los Metro- 
politanos entre si mas orden, 
2ue el de la antigüedad de Or^ 
enacion , fin relp'efio á las Si- 
Uas/fina pre¡ci(amence..á las 
Perfonas v hafta que la S. ^e« 
fia de Toledo fue privüeeiada 
en' efto , (como fe dirá en Iv^lu- 
ear) qúedandofe los demás Fre« 
lados con la alternación de án^ 
tiguedad , pero precediendo 
fiempre á los qüei no eran Ojiií^ 
pos de < Metrópoli ; comb'ün 
excepción fe pra&icó deíHc ¿1 
Concilio II. de Toledo : en lo 
que fe \h , que en Efpaña fe 
introdujo el orden de prece^ 
dcnciá por honor^,' antes que 
pn las GqliaK , fegon^projtoheló 
reípedcvaá' cftbLS el IfaUÜifsix 
rao Marca. ' ' . ; ' í 

134 De . toda efto fe infic-i 
re ,quanto- tardón, enfintrodu-* 
cirfe la prádica déla preceden^ 
cia por honor en lo^ Metropo- 
litanos : pues aun en Áfirica 
(que file la Iglefia mas obfer- 
vante de la precedencia por 
antigüedad de ordenación) no 
fiemprQ fe practicó , que pre- 



{Del Origen de 
0k rimas anticuo , V por 
b ncccísitaron formar ói- 
Vcn que efto fe mandalle: 
■ñando , que ya havia di- 
■da de provincias Ecle- 
¡ós i fe ve lo inútil que es 
edio tomado por pumo de 
edcncia , para inferir. la 
Me Provincias y Metropo- 
los. En Francia en el Si- 
VII. íe vé prccifado S.Gre- 
Q a intimar alObifpo cita- 
iugurtodunenle (enviando- 
i Palio) que folo cediciVc el 
\x al Lugdunetifc , y pícce- 
fe á todos los demás Obif- 
í los quales debian confec- 
cntre si el orden de anti- 
íad: fm que aun por cnton- 
fc tuvicflc cimero , en que 
Metiop<dBtanQ^ jnccedieflié 
ue no lo era , como fe deja 
tenido. Y como conña^ que 
ia diferencia, de Provincias 
cfiafticas,ic infiere lo pró- 
fto , que por £ilu de honoir 
jpetedcDcia f n el Mcti^opa- 
tKv-, no íopUedie- jorobar' que 
líavifcflc Provincias. Lo raiC- 
fe veiÜK^ cu Efpaíía : pues 
de cikiqacnta añosdeípues 
!!Íi<;eno->(*n que ya ícad- 
iti' PnVihdias Eélefíallicas) 
ftlta':^' ordec deñibfdribir 
Mtítfitdíá áe . oidenácioii 
tíL CotftíiUo Ii< de Zaragoza, 
f^VÓttadicí queiCQinunmen- 
Sdiciiiy robre qne :el|Obif. 
¿e-Mecida ( ik qi^^ poi^ 



tas TfoYínáas, 77 

bran W«/o) afsiftió á cftc Coiv- 
ciliuj pues no obftante que fu 
Igleíia era Metropolitana (co- 
mo le verá) liibfcribe el ulti- 
mo. En el Concilio I. de Tole- 
do tampoco fe atendió mas que 
á la antigüedad de las perfo- 
nas, fcgun fuelen entenderfc 
las firmas : y aun los que admi- 
ten la Metrópoli de Carchage- 
na en la Subfcripcion de Heóíor 
en el Concilio Tarraconcnfe, 
dsbcn confelTar, que mas de 
11$. años dclpucs del Toleda- 
no I. duraba el firmar fegun 
antigüedad , como fe ve en' 
Heftor , que fubfcrit>e alli def- 
pues de un Sufragáneo : y no 
fe puede decir , qiíc la Carrha- 
ginenfe no era entonces Pro- 
vincia Ecleíkfticfi. Por tañe© 
fe convéBce,áud por lasSúbf-4 
cripciones del Concilio dé EU- 
berj no fe prueba bien , c^ne 
por entonces no haviaProTin- 
vias-y Mdtl'opoljtanos «n E(pa- 
ñd : fino foto f qüe^no ft haviaí 
introducido el ÉUdto do ihorioa 
de ptecídencta ,-'H*fiftieníto 
aun mucho" defpuee los Padre* 
en la píimitiva práftica, de qu» 
fdlo los (^noüifeíTe aqudl graa 
dode antelación,! con qudljios 
dlfpafo , qik:- ühó- fuelle -Obcf^' 
po antes que el otro , con^ d<Mt 
clara el GáriortAfiicanb dta^- 
do. ■-;-- .; : -v >i' ■■";! ^-; ■ - -'' 
135 Fundafe táa ''éÁ fjae 
enfqUftUos^plímeiicís Sigtúc tf- 



7 8 Efpaña Sagrada. 

taban diftantifsimos los Padres 
de quanto íbnaífe á afe¿tacion 
de honores 9 caidando princi- 
palmente de conciliar las hon- 
ras > mas con la humildad y 
fantidad de acciones , que con 
pompa exterior : y afsi vemos, 
que ni quiílcron admitir el dic- 
tado de Arzobifpo , ó Principe 
de los Sacerdotes , que ufurpa- 
ban algunos ; contentandofe 
con aquella Primacía , que te- 
man por medio de la mayor 
antigüedad , pues en efta no te- 
fijui entrada la ambición. Por 
tanto aunque el Gefe de una 
Provincia (que en los primeros 
$i^los era el mas antiguo) fubf- 
cribieíTe fuera de ella , defpueS 
de. ptro mas antiguo ^ que no 
fiíeíle Metropolitano s en efto 
no defraudaba á fu Igleíia ( co- 
mo algunos arguyen) pues en- 
tonces no tenia la Igleíia » por 
tal Igleíia , eíte fíiero $ fíno (b- 
lo la perfona : y á efta tampo- 
co la ofendia , el que firmaíle 
primero , el que era primero 
en ordenación : y ÍI tal vez fe 
9Jiteponia el que no era mas 
antiguo ) como íignifíca el Ca- 
non citado del L de Braga » lo 
difsimulaba el amor de la hu- 
fñildad en el otro : y cfto es lo 

3ue el Concilio procuró remé- 
is ^ pues'el c|ue fe guarde or- 
den , es proprio de "la Gcrar- 
quia Eclcítaftica. 

136 Siguefe pues t que pa^ 



Trat.i. Cap.^. 

ra admitir diferentes Provin-' 
cias y Metrópolis , no fe debú 
recurrir 9 a que losQblípatde 
las Igleíias , Capitales en lo Qf 
vil y fubfcribieflfen en primaí 
lugar refpedo de los de Ciiúbti 
des inferiores : pues para qoo 
la Provincia de la Becica v. g<. 
lo (ueíTe también en lo Edo^ 
íiaílico » baíba y que los Obif-^ 
pos de aquel termino reconOf 
cieífen a uno por fu Gefe i d 
qual los cónvocafle y prefidief-* 
le en los. puntos que pedían 
concurrencia ; con cuyo acuer^ 
do fe hicíeífen las ordenado^ 
nes y elecciones $ y que para 
eílo fe atendieífe a las Igleíias 
y Prelados de efte Terncocio» 
y no de ñiera. Puelh>. cüp fe 
halla verdadera Provincia di 
lo Ecleíiaftico. Y quién na vfe, 
que todo fe compone » Con que 
ofireciendofe un Concilio Na« 
cional , fubfcriba efte Prelado 
defpues de otro , que fea mas 
anneuo y aunque no fea cabe- 
za de fu típfpo&iva Provincia? 
Yo , á lo menos , no defcubro 
impedimento en Siglos en que 
no hallamos decretada la pre« 
cedencia del Metropolitano 
por fuero de tal Igleíia : y tales 
fon los anteriores alEmfpera- 
dor Coníiantinót y Concilio 
Antiochcno y del 341* en cuyo 
Canon p. parece háverfe decre- 
tado primera vez > el que el 
Qbifpo de la Metrópoli Civil 

prc^ 



íDel Origen Je 
luía en honor á los de Id 
pKÍa : Epijiopos , qui funt 
jiMjifiTgffr Provincia fcire 
HT y Bpiftopum qui praeft 
rvpoli itiam euram fufcipe- 
tius Provincia , eo quod in 
•opoUm comurrunt omnes 
quaque qui babent negotia: 
•uifunt tji cum queque ho- 
pracedere &e. Aquí fe ve, 
b ci honor de la preccden- 
lcI Metropoliuno fe arri- 
c a tal Iglefia, de modo 
por atención á cfta , y no 
antigüedad de ia perfona, 
: preceder á todos el Obif- 
e la Ciudad inattiz , v. g, 
; Tarragona á todos los de 
ovincid. Pero ni antes de 
Concilio , ni aun defpues 
1 , fe halla introducido efto 
c líiego en todas JtoPiro^ 
ias i^iifDcotci.y i^ no 
inos inílílit , ni -en el ran- 
I deMettQpolL:anejá¿dcs 
inadá IgleíU * niicn el ñic-' 
£ ^cccdencia por Digni-i 
, y ho por antigüedad, pa- 
ñn de eftableccr Provin- 
Scieíiaflicas en lós.ptime- 
l-Siglos , porque lo uno 
eftá 'muy. indepen- 
'.'. ^diente de k> : 
.otro, 

*^* ********* 



lüsTroVináas. 



19 



s. n. 



En 4frica huvo iiverjtdad de 
Provincias EcleJíaJiicAS en ¡at 
primeros Siglos. Pero aunque no ' 
las buvieje , no/e convence nada 
contra L/paña, por ¡a mayor an- 
tigüedad de Cbrifliandad en 
efio% Reynos. 

Í37 pL modetno Acadc- 
r^. mico Luíitano Pt~ 
reyra da Sylva dilcurre de las 
Provincias Primitivas de £fpa- 
ña del midno modo que juzgó 
de las de África, diciendo, que 
aunque aquella Región com- 
preiicndia varias Provincias Ci- 
viles ; en lo Ecleíiaftico no fue 
en los primero j Siglos mas qud 
una. Afsi en fu Diflcrt, £*f¿í- 
tieA]SÍ4tA^.\n. i-i, acftO'ftic- 
ra afsi , mucha fuetza ptrdie^ 
rin los ugi)iiiestOs,que pi^ 
dictan hacerfc para Eíl»jSai 
Pero aunque ís vecdad *' íJuc 
file de efte fentir C4r/w ííf í. 
Pablo , alli citado ( fin íjue obf- 
tc la nqta de thlfienio lobitcí 

f;unto) 4igo que en efto fe def- 
izo aquel Autor: puesjAtricoii 
nofoloenloCivü.foio en Id 
Ecleli^co , conftó en ti^mpb 
de S. Cypriano (efto es , al me- 
dio delSiglo UI.>dc ítesBro- 
vineias: Pruebafe éfto por ■ a 
Concilio -deliSamo, qootofiB*- 
re N.P. S. Augoftin , diciendbi 



8 Q E/pítña Sagrada . 

que concurrieron muchosObif- 
pos de la Provincia de África 
(efto es de la Proconfular , co- 
mo fe dijo en el Tomo I.) de la 
Numdia , y de la Maurita- 
* nia. í Ellas tres Provincias 
eran tales en lo Eclefiaftico , y 
no fe cxpreíTan alli fegun el or- 
den Civil : porque defdc el 
año 42. (en d Confulado de 
Largo con Claudio Au^ufto) 
ftie dividida en dos Provincias 
la Miuritania > una la Cefarierh- 
fi^y otra X^Tingitana , como 
confia por Dion lib. 60. Pero 
por qnanto en tiempo de S.Cy- 
pciano no fe havia introducido 
en lo Eclefiaftico el que fiíeíT^n 
dos ;^ por eflb, hablando de 
Mauritania como una , es prue- 
ba , no hablar de lo Civil , fino 
de lo Eclefiaftico. ' 

. 13S Ni obfta lo que con- 
tra efto oponoii- (en el tomo 4. 
de Noris C0L58.) los Presbyte^ 
ros Véronenfcs , alegando las 
palabras en aue S. Cypriano 
„ dice , que íu Provincia era 
„ muy dilatadaí por abrazar la 
„ Numidia , y las dos Maurita- 
„ nias coherentes : no obfta, 
digo : porque aqui no fe toma 
la voz Provincia por termino 
de jurifdicion Metropolitica, 



Trat.i. Cap.^: 

fino por Dicccfi del Prin 

en quanto Primado , por c 

to el Obifpo de Carthago 

la prerogativa dé eftende 

todas las Provincias, cómt 

mado de los Primados de 

ca, efto es, fuperior á 

Metropolitano. Y aun de 

probamos nueftro aíTanto: 

el Primado en quanto ta 

pone diferentesProvincías 

fiafticas,por caufa del fuer 

breMetropolitanos,y pod( 

denar Obifpos en qualq 

Provincia : y afsi para cx] 

S. Cypriano la gran cxtc 

geographica de fu jurífc 

en quanto tal Primado, 

bró 1:ís. Mauritanias enp 

recurriendo a divifion ' 

pero en el Concilio cits 

pone Mauritania en finí 

para que fe vea , qne alli 

blade razón de Provine 

lo Eclefiaftico. Lo que 

toda duda , para acbnit 

tres Provincias de África 

Concilio Arelatenfe , del 

fulado de Volujiano y Aíí. 

efto es, del año ^ i a. dom 

man Legados de la Pro* 

Proconfular , de la Numi 

de la Mauritania. Afsi d 

en la Colección de Binnic 



(i) Cum in unum Cartbaginc convenijfent Kalcndis Séft 
Epifcopi flurimi , ex Provincia África , Numidia , ilÜMtr. 
cum Presbyteris & Diaconibm &c. Aug. lib. 2. de Bapt. 1 
Donatift. cap. 2. 



0el Origen de las froVindás. tt 

iiBaden los Legados de la Aportóles. Sabemos , que eftí 
bcia Bízacena ( Eburio, y Reeion no fue la ultima en el 
pro) Efta Provincia es me- orden de creer : pues fuera de 
otras pruebas , lo cxpreíTi afsi 
mi Santo Padre; * j^rono di- 4 
ce , quándo empezó á creer! 
Scbeljlrüe en la Diliert. I. dt 
Ecclef. Afric. c. 2. recurre al Si- 
glo 11. Lo qnc mas hace para 
mi artiinto , es , que hablando 
Tertuliano (al principio del ill.) 
de UsNaciones,qiie por enton- 
ces h avian ya abrazado la Fe,' 
dice > que muchas Gentes de 
las Mauricanias , v todas las de 
las Efpañas , conteíTaban el 
nombre de Jefu Chrífto : Mtth 
rorum muiti fines : Hifpaniarttm 
omnes termiH! <2^c. AdverCJudt 
_ _ f. 7¿ En lo que lcvé>quantt* 

i origen de U Chñftiah^ mayor era la propagación de 
;n AíiTca ( que és lo que la Yh cñ Efpaña >. que en la pat'^ 
te de A6rica> llamada de loi 
Moros , ó Mauüitaiiia. Siendo 
pues mas antigua la ChrilJtianr 
dad de ETpaña , que la de Añi^ 
ca , y tújkuido en , nueftros 
Rcynos tantos Obifpo& en el 
Siglo 1. y mas Chtiftianos en el 
ñn del Siglo IL que en las Mai>* 
' L ti- 

RomatM Eselejid > in qua Jemper Apojtoiied Catbtdra vi- 
ñtuipatuí , & c^erií terrii, unde Evangeiium ad ip/am AJri- 
owí tí^f. Epift.43. (al.i<S7.)num.7. (3) Innocent.L Epift* 
eccntium. Gregoi. Magn. lib. 7. cpift. 32. (4) Notm»U* 
rmnationet etiam poft ^rieam ercdidtrtmt : unde certurnj^ 
minordine tredendi non ejfe navifiimiun. Aug.Epift.con- 
loutiftas AdCatbQUeoí cap. ij. tom. 9. £dit. Fuif. wtc^ 



cía Bízacena ( Eburio, y 
jifa) Efta Provincia es me- 
|Kigua que las otras, á 

£que en tiempo de S. 
o, no fe hallaron en íii 
jKo, mas que las tres Pro- 

8 , y afsi le debe reducir 
loduccion (íi las firmas 
Eitimas)al confín dclSi- 
í. y el IV. 

9 Para nueftro alTunto 
, que antes del Concilio 

10 le hallen divcrfas Pro- 
ís , fin infillir , en que 
ti tres , ó quatro ; ai en el 
o de fu primera intro- 
Mi , ya por no fer de mi 
:o , como pot la obfcuri- 
c la materia : pues aun fo; 



[ñas conexión c<m lo que 
á cftablecer ) nafe halla 
rierta. SabemosíwrN.P. 
guftin * y por tcftimo- 
ae PontUíces , t^ que de 
Lpa(so á A&ica elEvan- 
, por medio de Varones 
añicos j no poE medio de 
v.lV. 



t •■* 



9 i E/pana Sagrada. 

ritanias; no es buena conlc- 
qucnck contra las Provincias 
Eclcfiafticas de Efpaña , el 
¿gcmplar de África : pues aun 
dado cafo , que en ella nofuef- 
fc Provincia fcparada la Mau- 
ritania , por no tener tanto nu- 
riicro , ó cxtenfion de Chrif- 
tiandad (y por coníiguicntc, 
ni de Sacerdotes) como las Pro- 
viricias de Efpaña ( fcgun io 
que tcftifica Tertuliano) en eC- 
tas havia lugar , á componer 
Ptovincias diferentes , por pe- 
dir mas Paftores* los mayores 
Rebaños. 
. ' ; 14a De aqui ( aunque de 
' paíro)fe deducen dos colas : la 
primera , que fín razón efcci* 
bío:ei citado Pereyra , que en 
Efpaña no fe necefsitaba mas 

Se iHia Provincia en lo Ecle- 
ftico, antes áaConfiantinoy 
"L vifta (dice) de los Óbifpadós 

f|ue tenia , que no confta ñief- 
eñ muchos. Contra eílo mili- 
ta , que por Tertuliano vemos^ 
que todas las Provincias de Ef- 
paña havian ya abrazado la Fe: 
y fiendo eftas dé 'tanta dilata- 
<:ion , era forzofo , que el mu- 
cho numero de Chriftiano^ íe 
aiantuvieífe por muchos Sacer- 
dotes : por quanto los Obifpos 
de la Betica v. g. no podían 
ocurrir á las cofas v. g. de Ga- 
licia > por la mucha diftancia> 
y. rigor de las Porfecuciones : y 
afsila Chriftiandad que dcfde 



fe 



I 



i 



Trat.z. Cap\\. 

el Siglo I. fue creciendo, y .qdc 
al ña del IL fe hallaba; propár 
gada por todas' las Provinciaii 
pedia forzofamente un nünie< 
ro de Obifpos , fundente páia 
conftituirPtoviñcias s ybailañ^ 
, do tres para e^da uru^yjuiV' 
tandofe la necefsidad^qiite la 
diftancia anadia ( por las difí* 
cultades y perjuicios 'de recur^ 
rir a Metropolitano de. fiíera 
de la Provibda.CiviL , que tpo- 
dia diftar fírequentemente mas 
de 1 50. leguas) baífca cdo-pará 
reconocer diferentes Provin- 
cias. Pero antes de la Paz de la ^ 
Iglefía nosioonfta expreflGunen* \ 
te. üiíiciente numero de Obif^ 
pados : pues folo en elGonci- 
lio de Éliberi (tenido antcfrda 
Gonffahtkio) di lial)aron idiez y 
nuevo Obifpos y opit los tnas 
eran' de los contornas de Ja 
Andalucía : íin x^tie feiíallaflea 
en ' 'tal Goncilia ' otros varios 
Prelados, cqy as Sillasi nos comf^ - 
tan antecedentemente 9 como 
Tarragona i Tortofe , Lisboa> 
Braga, Itálica ,:Aftorga, y otras 
de I0& contomos de Merida y 
León , fupucftas por S.Cypria- 
no i en lá Carta de que fe tra- 
tará , fobre el cafo de Marciúl 
y Bafilides : y afsi no hay fiíir» 
damento para negar tres Pro- 
vincias ^ quando conftan mas 
de 25'. Obifpados, conoo del- 
pues diremos. " • 

141 La otra cofa ^ .que in* 

fie- 



5)f/ Origen de las 'Pro'pinctas. 8 3 

jK^quelo quefuclede- fan£iitatis sliquod pr'ivilsgium 

^e que la ^lefia de El- dignitatit pofsidcnt.Y ,i(si mien- 

Hrvd U práftKa de U de tras no fe pruebe privilegio, 

t^ en dar la Primacía al prevalece paca la precedencia, 

Éñguo; no fe debe en- el lugar que dio Dios á cada 

de mcxio que Elpana ló Obifpo por fu Conragracíon, 

Bé de África : pues por como fe alegó en el Canon deí 

¡K antigüedad de ObÜ- num. 129. En cuya fupoficion. 

¡oErpaña, csmas natu- el recurrir á África , por el 

«r Afrita imiraíle á eítc egcmplo de que el Obifpo mas 

a' Ello cscn rupoficion, anticuo precedieíle , foio le 

falotomafle del orro:á puede admitir, por quanto 

yo no me inclino : fino á aquella Región fue la que pe'r- 

i.mifma razón natural feveró en taieftylo, aun def- 

iii(íta,que cl masanri- pues que en las demás Nació- 

íifpo preceda al menos ncs fecontrajo la precedencia, 

r, mientras no fe íluftré y fuero de Metrópoli , a dcter-i 

con filero particular de minadas lylefias : tanto que el 

de precedencia , 6 ya Papa León IX. trató de fmgulat 

Lvilcgio de la Cabeza de en eílo á la Iglcfia Aftica- 

5a , o por confentimicn- na. l Con razón pues fe rccuP- r - 

los milbios Obiípos , en re á África en bufca de tñt 

mpre íc faporít alguna egemplo : pero no para qué-Eíi- 

ativa rupenoi' en.íuna paña, ni otra Región ,t!oni^ 

,mas que en otiía^^^cói- aquella prá&ica de África*;^. -' 
prcfia S, líeonlX. en fu Coníefto queda defvanéct- 

\. por las íigiüentds ipa- do el axgamento , de qWftó 

. Efifeoporum ordo unas havia en Efpaña ProvíAclák 

uMpvis iUi}..préfmlrotur lEcIefiafticás-, por recmcfo á pa*- 

fUt,pro eo quodifrrimas Cí- ridad en África r ¿otlñandij qlje 

& .magií nominMAí fi.- allí- itambien havía' diferttit^ 

ipotert^iMa-, Oat-^fgi'fjjt'- Mptcópolis, ó Provincias t y 

i»etít,^e /¡md ^tSar^is iqucaun.fm eíTo pudieran eñi- 

u pro aliqua rivtreñtia blecerfcen Efpaña ,-por'Í3 mái- 

1;..,., .":■ 1 ■,..,, .;^'-/l .■! .■..■!... L-2 .''ydk 

M ii.Afiriem.Pr'matíhm aUttr inffUigéadmm ^V^d '^ 

■^tjiu JProvifíei^ aittltptifus Pvim^t^ 6mittitb»ftu»y^ru^'/!^ 
f\fot«nt,i<tm aliñ^us\avit»tú-^fed ]fi(imdiim\*tmpiü^"jié 



^ 4 Vfpam Sagrodú . 

yor extcnfion de Chrillian- 
dad. 

$. IIL 

Vtuihanfc tres Provincias en la 

J^lejía de Efpa^a antes de Conf- 

tAntino. Dafe razón de la Con^ 

fidta de los Obi/pos de E/paña 

aS.Cypriano ^en laCaufa 

de Bajilides , y Mar-- 

eial. 

142 T AS tres Provincias 
I j Civiles 9 TarracO' 
f§en/e y Betica y y Lufitana y de 
que confiaba Eipaña antes de 
(Jonftantino , componían otras 
tantas Pronncias Eclcíiafticas. 
Pruebafe por la Carta 68. de. 
S. Cipriano á los Obifpos e 
Isleñas de Efpaiía , cue le con- 
sultaron en la Cauía de Ba^- 
lides , y. Marcial y quando por 
£iltar eílos á la Confeísion de 
la Fe , fueron depueftos de fus 
Sillas , y nombrados otros. En- 
tonces , por haver recurrido á 
Roma Bañlides , y logrado del 
Papa f que fueíTe.rcftituidb a fu 
I^leíla , efcrihieron los Efpa- 
xioles á S. Cypriano : y efte en 
íu refpueíla y aprobando lo que 
haviaii hetho , refiere , como 
la ordenación de Sabino (elec- 
to en lugar del dcpuefto Bafili- 
deSiObiíbo deAftorp) efta- 
ba hecha legun la debida prác- 
tica rpcM: quanto para eUofe 
bftvi^' juntado los Óbijpos imz 



mediatos de la Provincia tñ • 
citaba la vacante : y que e 
con prefencta de la Plebe ( 

2uanto el Pueblo conoce la 
a y coftumbres, que dan b 
teílimonio al que ha de 
elcdo) eligieron y conf:^ 
ron a Sabino , con accefíon 
efcrico de los Obifpos aul 
tes , pues todos los de la I 
vincia debian concurrir , ó 
viar lu parecer 9 f<%un la ai 
gua prádica , incorporada i 
pues en el Canon 4. del N 
no y y en los tres Cañones 
meros de la Colección d< 
Martin Duniienfe.'Todo 
fe hizo afsi en Efpaña en 
cafo : y calificándolo S. < 
priano con apoyo de las E 
ñas Letras , y Difciplina E 
íiaftica , concluye y que el 
curfo a Roma no p<xiia firuj 
un hecho tan jurídico $ { 
Baíilides informó mal al I 
(que era S. Eftevan L) cal 
dolé la verdad > que el Pon 
ce no fabia > por caufa d 
mucha diftancia : y aísi 
aprovechaba al dcpuefio la 
Clon en que añacUó ál d< 
de la apoftasia de la Ffe > c 
engañar al Papa. Ad eam 
bem y cm pnepofitus ordin 
Epifeopi ejufdem Provinciét 
ximi quique conveniant... 4 
apud vos faSium vidtmus in 
bim Co^legét noftri ordim 
nc... Nic refeind^re ordim 



S)el Origen de 

tn firfeélara potefi , quoii 
■Ir».. Romum pergern, Ste- 
líCollegam rwjirum , /on- 
tWrf , & gefié rti , ae ta- 
Ifrit^s ignarum ftfellit, 

I La Iglefta de Aftorga 
: fe fcñala ia Silla de Ba- 
) pertenecía entonces a I j 
icia Tarraconenfe. Aquí 
TÍccon los Obifpos co- 
nos ie U mifma Provin- 
no de otra , como dccla- 
ianto. Luego el termino 
Provincia Ovil era ter- 
de la Provincia en la li- 
clcfiaftica : porque a no 
i, fino que toda laNa- 
iicíTc una Ibla Provincia 
as funciones de la Igle- 
3 digcra el Santo , que fe 
(Hi los Obifpos etrcgnos 
mifma Proviruia tn que 
U véante , fíno preci fa- 
los (onu^emt^í : pues 
todo «i Reyno una Pro- 
'fbla', qu:üquicra Silla 
de caer en la Provincia: 
» añadiendo , que con- 
rOn los comarcanos de la 
Frovifitia en que citaba 
Itítt ; ftiüelh'a , que unas 
IdiatÁih k una Provincia, 
i-Otta: y por tanto el lí- 
IVil ,era también límite 
l-Cclefiaítico. 
' i^S3 dices y que de aquí 
6te qne qualquicra Pror 
de U linea Ovil ^a tam- 



las Trotfincias, 8 5 

bien Provincia en lo Eclcfiafti-, 
cu j digo , que mientras no 
confte lo contrario, por falta 
de fundente numeto de Sillas, 
ii otro comprincipio , lo tengo 
por regla general : y afsi conf- 
tandonos en Efpaña fres Pro- 
vincias Civiles, fin principio 
que pruebe haver fido una (ola 
Piüvincia en lo EclcfiafticOíy 
hallando i lo menos , ocho 
Obilpados para cada una , fe 
deben reconocer otras tantas 
Provincias Eclenafticas. S. Cy- 
príano dice , que en Elpaña fe 
veriftcó , el que los Obifpos 
comarcanos á la Iglcfia vacan- . 
te , dentro de una mifma Pro- 
vincia, fe Juntaion a la elec- 
ción, y configracion de Sabi- 
no , concurriendo los demás 
por efcrito. Quod apud vojfac- 
tum ^idemus.i.. uí de univerfé 
frátemitatit- fuffragio , <í^ dt 
Epifcoporum qu¡ in frétfmtis 
cOHvenennt ', qíüque de to Hit 
vos lateras fecefant , judido'^- 
Epí/copatus ei Aeferretury&' ma- 
nus ei in locum Bafilidit ir>tpif2 
neretur. Tenemos pues OmCl, 
pos corifagrantes en Aftorga^* 
que crari cercanos á eftá^Uay 
y tres á lo menos. Eftos debíC' 
ron fer de Lugo , Orcnfc, Tuv, 
Braga , ó Falencia , por pedirlot 
afsi la mayor immediacibn -, y, 
la antigüedad , y excelencia 
de eftos Pueblos, 'feocióios 
ouos autcntcs > ijiie accedieron 



8 6 E/pana Sajrrdda.. 

por efcrito.-y ellos pudieron 
fer muchos , por la gran dila^ 
tacion de la Provincia Tarra- 
conenfe , de que defpues fe 
compuíicrpn tres , y no peque- 
ñas. Luego no hay induftivp 
para que la Xarraconenfe no 
fiíefle Provincia en lo EclefiaC- 
tico y del inifítio modo que lo 
era en lo Civil. 

.145 En laLufitania fuce- 
dió también lo mifmo : pues la 
ptra vacante por MarcUl fue la 
Iglefía de iWifriá^ , (Capital de 
Luíitania) como confta en 
nueftras Hijftorias , y reconoce 
en la de efta Ciudad fu Hifto- 
riador Moreno de Bargas lib. 2^ 
cap.^. S. Cypriano aprueba el 
heclio de las dos elecciones^ 
por unos mifmos principios : y 
afsi losObifpos comarcanos de 
Merida, y del termino de la 
mifma Provincia , fe juntaron 
en. numero de tres , (a lo me- 
nos) concurriendo los demás 
por efcrito. Los comarcanos 
debieron fer el Paccnfe , el de 
Qxr ia , Ebora , y Lisboa , cu- 
yas Qudades fe hallan antece- 
dentemente con grandeza y y á 
^ii^'dc que luego hallamos 
(bh ¿1 Concil. de Eliberi) á Ojfo^ 
noba con Obifpo , fiendo Ciu- 
4»di mas retirada j junto al C^ 
bo de S. Vicente , v no mas iluf- 
tyc, que las referidas ; no hay 
principio para negar Sillas en 
eítas ,;y le hay para admitirlas^ 



i 



Trat.i. Ctí/7,4. 

á vida de fu grandeza , y de lo 
que S. Cypriano dice en^ el 
aííunto. Lo xnifmQ &yo¡xg¡c i 
las Ciudades» de Cgimbca» Abh 
la y Salamanca » y Oteas que ík 
hallan con Obifpo en tieinjo 
de los Suevos >.qu^[ alminas 
eran antiguas : y af$i huy lug^u 
para reconocer SiUjbS en .Qbíf? 

os aufenjcs >y ippr.^taqtoxy? 
lay motivo , para qtt$ I4. íen? 

tencia de S. CypnwOinoif^^enT 
tienda .en prppjiQ ,-jy; jcigotofo 
fentido/de que cfta$ dosPro* 
vincias eran tales en fueros át 
la Iglefia y cotqQ en lp% Civiles» 
De la Betica np ha^cuon de 
dudar : por fer la qw fnospÍTe« 
ce mas numejro de. Sillas y deíde 
los fíete primitivos Obifpps. 

146 Antes de falir de eftc 
punto , y para ma&i'cpníirma- 
cionde lo propueíkoj tc^qidecQ 
prevenir , que de.-^iu\ toman 
fu principal apoyo leí que jao 
admiten en £fp)¿a'mas qfie 
una Provincia : y jaun quieren, 
que no gozaíTe de MetrppoU-^ 
taño ; por quanto (i le huyiera» 
no recurrieran eftos Obíípos 
de Efpaña alPrioiado 4e Airt« 
ca , fino al.Gefe de; (ii .Provin- 
cia. Afsi Mendoza , (obre el 
Can. 58. del Eliber. Ub. 3' cap. 
42 . a quien figuicrpp ¡Otros» ; ; ; 

147 Ci?rtiO, fiftHí íí% CDl*.da 
eílrañat , que hpíqbtits 4ff. ^^n 
diílinguidos talentos > y, erudi- 
ción , fe alucinaifen con eftp 

pen^. 



. :-^l Origen ie 
,■ tan ineficaz par.i 
; b^ho-fc mucfthi por 
[w'pnncipicK. El i. que 
s oc Conftantiiio (quaii- 
idmite efte Efcriror , lib. 
lo. que fe havi.in crigi- 
rtopolis eftable.'O elcri- 
Igs Gbifpos de Efpaña 
nhrojtft , y otros Obifpos 
)S,robre puntos de la 
de los Priu:ilian¡fta<;, C\n 
itllos harta que Ilc^aílcn 
puedas , como coníta por 
encía Dífinitivadcl Con- 
té Toledo. Luego el rc- 
cn negocios muy gra- 
reladós íbbrcfalientcscn 
id , y letras ,tio prueba, 
D huvieíTe Mctropolíta- 
■ Ptovincias -. pues por el 
> de S; Ambroíio , y S. 
ciano,ya fe íbponen en 
I ; y con rodo eflb los 
tanj|uato$inRftros OkñC- 
Concilioi{ «n quécíerta^ 
tenían <j6fei<4}ae loi hu¿ 
icoh^gadoi:^' todos , y 
b prefimefle ; y allí' hiil- 
cita ca zlCMonS. mna 
i^aackm hectu) ■ por \oi 
ygrLu^t/tnoítiíae por tan- 
: iaponéi}' con^egados 
íiílolprojtejo líiSte de fu 
4d> í'cn wíquff' esencial- 
Ifecmbnfefve teconocí- 
Hlo Prelado ■; a qoicn to- 
i'^Jíucro Metropoütico. 
HonciÜa Car thagpnenfe 
(&& tamt&en y que iobce 



líisTrotiinms. t^ 

los Donatirtas fe confuiré al 
Pontitice,y á S. Simplicíano, 
(CaB.48.) y nadie dita , que no 
tenia África Primado. 

148 El 2. principio es, que 
la materia en que confultaton 
á S. Cypriano , fue fobre depo- 
ficion de Obifpos, la qual 110 
fe hacia por el Primado folo de 
la Provincia , fiíio por algunos 
Obifpos juntos con élenSyno- 
do ; como fe ve afsi en crta 
Carta de S. Cypriano , (donde 
fe dice que los Obifpos comar- 
canos fe juntaron á la nueva 
elección) como también en el 
índice de Cañones de que ufaba 
la Iglefia antigua de Efpana, 
(que daremos á fu tiempo) en 
cuyo lib.5. tit.18. y 19. ie ale- 
gan los Cañones de algunos 
Concilios primitivos.fobre que 
ia depoficion de Obifpos, 6 fus 
Ca^f^Svfe hagan por -diverfos 
OlMfposiycn cafo de difcoc- 
dja , fcrecurra al Metropoüta- 
no confínante,et-qual con otros 
de fus Comprovinciáles, deter- 
mine la Caufa, como fe ptaíti- 
có en Efpaña en tiempo de S^ 
Ifidoro y fcgun idiremos en la 
Provincia antigua Carthági-J 
neate. A vida de erto , es malo 
d< argumento vde que no hayia 
Metropolitano en Efpaña : pue» 
m de La confnltá , ni del hecho^ 
fe infiero, que cfto lo debí* 
hacer el Gefe^ibk> de ta reT- 
pc^vapxovioda , fitto d Sy- 



8 8 E/paña Sagitada. 

nodo : y cfte no fe prueba que 
no le huviefle entonces , fino 
antes bien de la Carta del San- 
to fe infiere lo contrarioj pues 
dice, que fe juntaron los ObiC- 

püS. 

jj^g Fuera de efto , el re- 
currir a África no fue porque 
en Efpaña no huvielTe Tribu- 
nal fuficicnte en que fe lubftan- 
ciaflc la Caufa. Confta afsi cla- 
ramente , porque la depofícion 
de Baíilides , y Marcial , y la 
elección de fus dos fucceflbres, 
fue hecha en Efpaña fegun 
pedían los Cañones 5 como 
confta por S. Cypriano, que 
aprobando en toda i u Carta la 
depolicion , dice, antes del me- 
dio , (y en mi Apéndice I. num. 
I.) que la elección de los fuc- 
ceflbres fue Canónica, y que 
el recurfo á Roma no refcindia 
lo que eílaba egecutado fegun 
Ley , en deponer á uno, y ele- 
gir á otro : Nec refcindcre ordi-- 
nationem JURE perfiStatn po^ 
Ufty &*c. Aqui fe ve claramen- 
te,que los Obifpos de Efpaña íe 
portaron en efta Caufa , fegun 
pedia toda la Difciplina Ecle-^ 
fíaftica de aquel tiempo : y que' 
en Tribunal legitimo fedepu- 
íieron los culpados , y fe cli- 
icron otros , guardado el or- 
len que pedia el Derecho : por 
lo que S. Cypriano lo da por 
bien hecho ; y exorta a que no 
p:an admitidos a fus Sillas los 



depueftos , como concluye al 
fin. Pues íi los Obifpos de Ef- 
paña no recurren á África en 
bufca de Tribunal , en que fe 
adüc la Caufa, ílno toda íe fu- 
pone ya fentenciada , y S. Cy- 
priano lo da todo por bien he-¿ 
cho i que principio hay en eC 
to , para mferir , que no haría 
Metropolitano en Eípaña , (fi 
fe dice , que le tocaba á efte la 
Sentencia) ó Juez , y Tribunal, 
ante quien leeun Derecho & 
tratafle la^Caula? 

1 50 Yo conñeflo , ^ue mas 
razón hallo , para dear , que 
havia Gefe , y Tribunal legíd^* 
mo , fe^un pide la Gerar<]utt 
Eclefíaftica de fuperior , h infe* 
rior , que no lo contrario: pues 
donde la Caufa , tan grave , fe 
fentenció fecun Ley , y fe pro- 
cedió en ella juridnramenfic 
(como aprueba , y aun alabaj¡ 
S. Cypriano) preciíamente hu^ 
vo Tribunal Superior , ante 
quien fe trataíTen las Caufas dt 
los Obifpos. Y no fiendo efto 
cofa de todas las Provincias, 
fíno de aleunas > no hay moti- 
vo para decir , que no havia 
Tribunal en cada una : y cQo. 
no puede fer , íin que fe rece*: 
nozcan en ellas Prefidentesv 
Pero fí fe iníiíliera en la opi-^ 
nion de Mendoza ; no (olamen^ 
te careciera Efpaña de Provin-* 
cias en aquel tiempo , íinQ que 

ni aun fuera Provincia por si 

fo- 



l 



-4 



íkí Origen de 

fola. Confta cfto , por quanro 
no admite , que huvieiVc un 
Metropolitano, 6 Gefe, para 
todo el continente : porque íi 
le hu\icra , (dice Can. 58.) fe 
hcíviera terminado acá la Cau- 
A , y no huviecan recurrido á 
Provincia a^ena, con vi.ige tan 
prolijo, como el de recurrirá 
Canliatío. Luego Efpaña no 
componía , ni aun una Provin- 
cia Eclcfiaftica : porque donde 
no hay Metropolitano , no hay 
Provincia , Tegun el Canon 
que cita, fobre que en cada 
Provincia fe reconozca un Pre- 
lado > á quien todos acudan. 
Acá no le havia , en fu femen- 
éa : luego ó el Obifpo de Car- 
i th^o era Metropolitano de Ef- 
paña, (que es un gran defacicr- 
to) ó no componía todo el Rey- 
no ni una fola Provincia. Batía 
cfto,por no fer ncceífario dedu- 
ar mas abfurdos,quc fe figuen. 
151 El motivo de recurrir 
los Éfpañoles á Aftica , fue por 
lo extraordinario del cafo j no 
prccifamente en quanto á la 
dcpofic!on,y elección de otros, 
(pues efto fe hizo Qrmementc, 
y fin confulta de afuera) lino 
por la Carra de! Papa , en que 
con mal informe obtuvieron 
el que ftí Jes rcíHluyeíTcn las 
Sillas : y al ver los Obifpos de 
£fpaña (íicmpre rendidifsimos 
a! Sncefibr de Pedro) el Ref- 
criptóFontifído , que Baíilides 
Tom,ir, 



lasTroYmdas. 8^ 

obtuvo ; y por otra parte , que 
aquello no era arreglado ; en- 
tonces, como era tan notoria 
la fabiduria de Cypriano , le 
confultaron fobre el expedien- 
te : y efto , como mucftra la 
refpuefta en fu principio , fue 
psra confuelo fuyo , fobre fi cf- 
raba bien hecho lo cgecutado, 
y tener un arrimo tan podcro- 
íb , como e! parecer de un taa 
doílo Prelado. Y ni aun pare-: 
ce, que la Confulta fue á S.Cy- 
priano folo , ííno á los Obifpos 
de la Pcoconfular : pues la ref- 
puefta del Santo vino en ñora-- 
brc de Concilio de Obiípos: 
en lo que fe ve la madurez con 
que procedían los Prelados de 
Efpaña , bufcando tanto apoyo 
a fu refolucion : ó la de S. Cy- 
priano , que por si convocó á 
algunos Obifpos, para que la 
refpuefta ñiefíe mas autoriza- 
da, y como pedia la materia,' 
por ferCauía de Obifpos ; ef-* 
to es , que no la juzgaba el 
Primado por si folo , fino junto, 
con otros Sufragáneos. 

IJ2 Omito los cgemplarcs 
de Confuirás hechas á N. P. S. 
Auguftin 5 y á S. Geronymo, 
que no era ni aun Obifpo; 
porque de que un Prelado acu- 
da á otro , pidiendo fu áx2tan 
men , ni aun vifos fe defcubrcn 
de que el uno fea Metropolita^ 
rx) del otro. Xuego decíararo- 
ma¡sdiniotivo<Qaciufi Ccilo^ 



90 E/paña Sagrada. 

cinaron en cfto los Contra- 



rios. 



§. IV, 



Otras pruebas /obre la iiverjidad 

de Provincias EcUJiafticas , def-- 

atando lo demíís que fe alega en 

eontrajy mojlrando que en EfpOr- 

. ña tuvo fuero de Metrópoli^ 

tana el mas antiguo 

Obifpo. 

JI53 /^Tra prueba, de que 
Vy havia Provincias, 
y Metropolitanos en Efpaña 
antes de Conftantino , fe toma 
del Concilio de Elibcri , donde 
fe dice, (Canon 58.) que en 
qualquiera parte fe examinen 
fas Letras comunicatorias , pe- 
ro efpecialmente en la'Gudad, 
donde fe halle el Metropolita- 
no , que entonces fe llamaba 
Obifpo de Primera Silla : Pía- 
^t ; ubicumque , ^ máxime iñ 
00 loco , in quo prima Catbedra 
ionfiitutus eji Epifcopus , ut in- 
terrogentUr hi , qui communica- 
torias lítteras tradunt , an om^ 
nia re&i habednt , & fuo Ufii- 
vfoñio comprobent. De aqui fe 
infiere , que en cada Provincia 
havia una Primera Silla : por- 
que el examen de Letras comu- 
nicatorias era en los que paífa- 
ban de una Provincia a otra , y 
no precifamente de un Obií pa- 
do a otro $ porque en efte cafo 
no era neceflario , que los Pa- 



Trat.%. Cap.é^. 

dres recurrieíTen a láPrin^erí 
Silla : y afsi hablan del traníito 
de una Provincia a otra : y por 
tanto , ó ha de fer reputan(U)á 
Efpaña una Provincia fola, otra 
a Francia , otra a Afírica , &c. 
(tomando la Provincia por Na- 
ción) ó fuponicndo dentro dd 
continente diferentes Provin- 
cias , como realmente las havia 
en lo Civil. Si fe admite cfto 
ultimo , fe concluye , que en 
cada Provincia de k9 tres de 
Efpaña , havia un Metropolita* 
no , ó Primera Silla, fegun pro* 
pone el Canon«.Y que no ic 
deba recurrir al otro extrenno^ 
de que en toda la Región nO 
huviede mas que una Provine 
ciá , y una Cathedrá. primera/ 
íe puede deducir de la mate-* 
ria. 

Dice , que el examinar Jas 
Cartas fe haga principalmente 
en el íitio donde eftá el Metro* 
politano. Si.no fe admite mas 
que uno en toda la Nación ; 6 
es determinación, que rara vez 
(e ha de pradicar , 6 es un íxi^ 
mo gravamen el obligar a que 
los tora(ler9s acudan á la Me- 
trópoli : y ni uno , ni otro fe 
debe defender. Confta efto: 
porque frequentemente podia 
fuceder , que el que traía la 
Carta comunicatoria falieile de 
Barcelona , ü otra Iglefía de las 
de Cathaluña : y que la Prime* 
ra Silla eftuvieflc en Ebora» 

OíTo^ 



. ibelOñgenie 

|bba, &c. 6 que (aliclll- de 
ga , Urci , Carihagctia , y 
etropoiitano reljdieUc en 
í , pues íuponcmos que íb- 
caba et tuero al Obiipo 
intiguo , y no de Iglefía 
minada. En eftos talos 
"erian frequentífs irnos) Te 
aba al íbraftoro al molef- 
lo gravamen de andar cafi 
ntas leguas en bufca del 
do que dcbia examinarle. 

no quieres que camine 
ydebes quirar el Canon 
K fe encarga efto ; pues 
c fuperfluo , íi no fe din 
affbs que principalmente 
ga. Siguefe pues,quc efto 
DC entender de cada una 
s tres Provincias en fingí», 
ni cuyo fcntíkto í^e bien, 
:J examen íc haga en la 
)polí ' refpe^va ,' como en 

principal , donde 'lefide 
fe: pues fiendo efte ámbi- 
s reducido , es mas pru- 
al decir , que & cnCami- 
fcl. 

f £n efto fupuíImos,que 
ifpo mas antiguo dentro 
da Provincia , era el que 
fuero de Metropolitano, 
las funciones que ocur- 
1 , afsi en el examen de 
;tras comunicatorias , co- 
tconñrmar elecciones de 
^w, y convocarlos áCon- 
Soponemoslo afsi,ya poi 
tlac ñudamehto en con- 



lüs TrolJíticias. j t 

ttacio i como por lo qiic Ce dcf- 
cubrc en fu apoyo en cfte 
mifmo Conciliojdondc el Obif- 
po de Guadix , que nunca ha 
fido Iglella Metropolitana poj- 
filero ellable , prendió a todos 
los demás : y afsi la antigüe- 
dad de Ordenación le dio la 
precedencia. En el Canon ci- 
tado fe infínña lo mifmo : pues 
li la Metrópoli fuera determi- 
nada , pudieran ufar determi- 
nada cxprefsion : mas Tiendo 
defultoria , no fe pudo expref- 
far con mayor propriedad. De 
lo dicho »»w. 1 2?. fe infiere el 
pofirivo fundamento , que los 
obligó á ello: y por lo que fe 
dirá en el num.ijj. veras com- 
probación legitima , proprta.de 
ia Iglófía de ETpaña. 

lyy. En el Canon 19. del 
Elibcritano «xpreíTan los Pa- 
dres Provincia rcfpeftivaá ca- 
da Clérigo, y Obifpo ; y Pro- 
vincias en común, de la Re- 
gión.! Y pata que efto fe cb- 
tiendx precifamente de lo Ci- 
vil , y no también de limite 
Eclelíaltico , no hay fiínd^ 
mentó -.fino antes bien induc- 
tivo , para que f¿ cohtrayga á 
lo íagrado : porque la mifma 
calidad de lasPerfonas obliga 
a que la razón expreíladia oe 
Provincia fe mida por fus le- 
yes : y afsi fctá Provincia Ecle- 
fíafticxla que firva de límite a 
Jas Edefiafikos. Efto fe halla 



j z E/paHa Sagrada. 

afsi en el citado Canon 19. en 
que fe manda , que ningún Sa- 
cerdote negocie de Provincia 
en Provincia , fino que en cafo 
de necefsidad, y en materias 
honcftas , lo haga dentro de fií 
Provincia: Epl/copi ^ Presbftc- 
Th O' Diaconij de tacisfuis nigth- 
tíandi €aufa non difcedant y me 
circumeuntes Provincias , qudf- 
tuofas nundin¿u feñentur.... O" 
Jivolwrint wgotiariy intraPro^ 
vinciam negotientur. Para ex- 
plicar una 9 y varias Provincias 
Eclefíafticas > no pudieron ufar 
de otras mejores voces^ 

1 56 Otra poderofa razón 
trafccndental fe toma de la ro- 
gla general , de que las Provin- 
cias Eclefíafticas fe miden por 
los límites y numero de las 
Civiles» mientras no fe halle 
jEundamento» que por razón ef- 
pecial perfuada firmemente lo 
contrario , fegun lo dicho tom. 
{I. pag.i^o. y en Efpaña es tan 
cierto efto , que no hay egem- 
plar de Provincia Edefiamca» 
quenofuponga difpoficionde 
Principe Civil: y al punto» que 
ic introdugeron las cinco de 
Conftantino Magno » fe fiíeron 
eftableciendo otras cinco Ecle- 
fiafticas. Ko haviendo pues 
fundamento que perfuada el 
que las tres Provincias , que 
precedieron á la Paz de la Igle- 
fia » no fíieron otras tres en lo 

£cleí¡a$$oi&^j2e eg^ á Ja 



Trat.%. Cap:^: 

regla general. Que no hay ; 
da en contra , fe mueífara 1 
lo dicho , y por lo que fe vi 
decir. 

157 £1 fimdamento prir 
pal de Mendoza 9 para negai 
orden de Getarchia Edc^ 
ca y de Obifpos inferiores' 
fuperiores y con feñaiamiei 
de limites $ es y que efio pe 
Concilio general > ea que 
tratafle > y fe convinieile £o\ 
k materia : y no íblo la d 
cuitad de los caminos > i 
la prohibición de losEmpc 
dores » no permite admitir 
tos Concilios- Quan fupc 
cial fea efte reparo y confia 
efte mifino Concilio de Eli 
ri y donde concurrieron de 
Has diftantifsinias > y de c 
Provincia , fin que te eftori 
fe ^ ni la fatiga del camino 
el Decreto Imperial de tes G 
tiles. Demás de efto , el mil 
Autor reconoce > QiK i.c. 
que las Sillas eftaban dividi 
por fus límites. De efto no : 
ja prueba , ni Concilio : p 
e debe admitir > por qqánü 
contrarte no feria Orden , : 
confiífion , y continuo fem 
rio de pley tos , fobre fi es 
ya , ó mia , cfta Parroquia 
aísi ninguna cofa tiene mas 
ceísidad de Congreílb de O 
pos , para q^ue convengan 
bre jurifdiciones 9 que aqu 
fiQ q^Q ÍS intercfla la SiUá 



i 



S)et Ón^en de las ^rotfmctas. 



iada uno. Pues íl los Decretos 
Imperiales , y difícuUa<ies del 
camino , no impidieron una 
junta , en que íc arrellanen los 
términos de cada Obiípado en 
finguíar í quién impediría otra 
fobre aflunto mas breve , de 
Jqne cada Provincia tenga en lo 
iclcüaftico los límites de que 

toza en Ío Civil ; y que todos 
)s Obifpos de cfte termino re^ 
■conozcan por fu Metropoüta- 
l3io al mas antiguo? 

íyS Admite también efte 
Efcritor(como debe) que ya 
havia aquel orden de Gerar- 
quia > de que el mas antiguo 
preGdicfte, comodice/.3.(.42. 
Pues quando trataron -eílo, 
quién ijiipidiá,que no hícícC- 
feíi lo mifmo para cada una de 
Jas tres Provincias? Sí para to- 
da Efpaña íe Its permite un 
Gefci que impedimento hay 
para cada Provincia? Y fríe di- 
ce lo mifmo de cada ima de las 
tres en fmgular i que falta, pa- 
ra admitir tres Provincias Ecle- 
liaflicas , y tres Metropolita- 
nos? Omito lo que dice , fobre 
que en el mifmo Concilio 4c 
Elibcri DO quifieron tratar de 
.Mctiopolitanos , 6 Primados 
de cada Provincia , por quanto 
eran (dice) tan moderados y 
tan Tantos , que fin leyes de 
Frinudos, ni fus juicios > fe 
«mfervaban en la esfera dé fu 
«fi^,, OaaitoJo , poique, d£ 



J>3 



aquí fe íigiiicra, que no ncccf- 
fitaban Cabeza , ni aquel or- 
den de Gerarquia , que efte Ef- 
critor admite : fin lo qual todo 
fiíeraconfiífion. Ni la fantidad 
fe opone a ladiftinciondefu- 
perior é inferior : pues los C&: 
ros de los Angeles fon bien 
Tantos, y tienen Gerarquias.- 
Eftos antiguos Prelados eratt 
bien contenidos ; pero eran 
hombres , y huvo , que juzgar 
a muchos, por havcrfe portado 
como tales. Ni podían det-. 
prenderfe de la Regla del Ca- 
non , en que fe manda , que 
fuera de lo refpedivo a la pro- 
pria Diecefi ^ no haga cofa al- 
guna el Obifpo, (in acuerdo 
del que prefide en la Ptovins 
cía ; pues efta es Regla prímt-f 
tiva dcfdc el principio de la; 
Iglefía , como confta por el An- 
tioqueno ,. que fegun la Ver-i 
fíon de que ufa aquí Mendoza, 
dice : Nihil Mnplim prater 
eum cateros Epifeopos agtre ,fe~ 
cundum ant/quam A Pjtribí/s 
nojlr'is Regulatn {onJUtutam. Y 
en la que ufa Cabafucio , at 
sfult qm ab hútio obtitutit Afi 
trumCarum. - 

i;9 Añade cite do^tífsinidi 
JETcritor (^Hb. i.e. lo. ) que á 
que defienda Metropolitanos 
en Efpaña en tiempo del Con*. 
cíiíodeEliberi^mueftre dóndifr 
eftaban fus Sillas, y quiénes 
ttanfitt Si^ragancos &c. Aquí 



9 4 E/paña Sagrada. 

fe ve la mente de efte Autor, 
ibbrc que Tolo fue contra las 
Provincias y Metrópolis , cir- 
cuftftanciadas con razón dePri- 
níera Silla permanente > con 
filero de Precedencia por ho- 
nor peculiar , y que efte fo- 
lo fentenciaflfe las caufas ; ó 
que acudieífen á un Primado 
rüc todas las Provincias por ape- 
lación 9 como han pretendido 
^aléanos , ignorando la difci- 
phna antigua de la Iglefía de 
Efpaña $ y ofendiendo la ferie- 
dad con que deben fer trata* 
dos eftos puntos , fin tema de 

rfsion, fino con ingenuo amor 
la verdad. Por tanto dige, 
jque afsi efte > como los erudi- 
tos Autores fus Sequaces y no 
huvieran perfeverado en negar 
Metropolitanos y Provincias 
en Efpaña , fí el aíTunto fe les 
huvierá propuefto fin los cmpc- 
jios de tales accidentes:pues en 
la fubfiancia aqui propucíla no 
ic, incluyen los inconvenientes 
Cüc ajegan , como fe vé al pre- 
icntc : porque para eftablecer 
Provincias y no es neceílario 
JQOftrar qual era la primera Si- 
lla 'y ni efto es pofsible en Me- 
trópolis defultotías y vagas. 
Los Sufíraganeos bien fe pue- 
den moftrar : pues fon todos 
los Obifpados ; que caen den- 
tro de los límites de la Provin- 
cia Civil : los quales recono- 
cieron por Metropolitano al 



! 



Trat.i.Cap.^. 

Decano cnt)rc todos i como ft 
mantuvo en África^ - - V 

1 6o Si alguno ceparáñ; M 
que en el Concilio ^Wltfm/^ 
y en clNieeno y firmaron aig»* 
nos Efpañolesy con titula Jb 
Provincia de Efpaña, y no Pfi- 
vincias : digo , que '6n efto no 
excluyeron , el que huvie(& 
Provincias : pues tomaron ^ 
quellá voz por lo nífino qué 
Región y bailándoles femejante 
di&rencia eh concurrencia de 
Obi fpos de diver fas Nadones. 
Que efta voz fe tome algunas 
veces por Nación y fe mueftta. 
(fín falir de la materia) potf 
quanto elObifpo dcRim.ñX'^ 
mó en el Arelatenfe con titulen 
de Ex Provincia Galliarum ( fc^^ 

Í^un las Ediciones de Binio) er^ 
o que íignifícó la Nación y y 
no la Provincia propria y que 
era la Bélgica y una de las qua- 
tro primitivas. Lo mifmo fe vé 
en la Epiftola de S. León IL di- 
rigida a los Obifpos de Efpa- 
ña , pues pide que fe firme la 
Sexta Synodo General peruni-^ 
ver/os ve/Ira Provinciét Prétfu^ 
les y entendiendo por Provin- 
cia la Región y como confta, de 
que aqui no habla con ningún 
Metropolitano en (ingular y fi- 
no con todos los Obifpos de 
Efpatia en general : DileÜifsi" 
mis Fratribus univerjis Ecclefia^ 
rum Chrifii Prétfulihus per Hif- 
faniamconfiitistis. Yfiendoin- 

nc- 



Ipf/ Origen ¿e las 'Protiincias. p 5 

hegable , ^ne Efpaña eftaba bre el mifmo alVunto á Pedro, 
entonces dividida en muchas Notario Regionario, donde di- 
Provincias , fe ve claro , que ce Hifpanam Provinetam , to- 
tomó la voz Provintia por Re- mando la Provincia por Na- 
gion. Veaíc también la Epifto- cion : y lo mifmo en otros mil 
^<ÍC £fnedi£io 11.- dixi^idA fo- egemplos. 

CAPITULO V. 

É)í/ tUm^ í« ^ue /e introdujeron en E/pana t^etropoUs 
efiabUs. 

i I. 

2Sueftra/e' tjue no fue antes del Concilio 'Antiot^ueno ¿el 

año 3 4 1 . j c^ue buljo efpectal dificultad en unas TfQ~ 

"Píndas, mas que en otras. 

161 /^TRO punto obfcu- tratamos en el Tomo I. p.Tap.) 
Vy riísimo , y de gran Elta Carta fe efcribió en el año 
íílcncio en los Autores , es el 585. y en ella le encarga el Pa- 
dct Origen dp la Metrópoli el- pa y que la comunique á todos' 
Table y permaaente en cada los Obilpos , no folo de fu Die- 
tína de las tinco Provincias, cefi (efto es , de fu Provincia) 
Que dcfpnes' de Conftanlino fino también .á todos los Caz-i 
Magno fueron cinco en 16 thaginenfes , Beticos , Lufita- 
£cic/Jaftico , del mifmo modo nos,y Gallegos, ó ya que no 
que ch el orden Civil, confta á todos , alómenos a los'qoe 
por la Decretal del Pontiñcc conñnabap con ¿1 en aqaeUas 
Í;>/Viíí, dirigida á £ammo , O- Provincias., ' Aqui fc^vcj^OTC' 
bifpo de Tarragona ( de quien todos ellos Obilpos fg'dijlm- 

guian 
(1) H>f quit ad tua con/ulta re/crip firma , in omnium Coepifio^ 
porum Hofirorutnperferri fatias notionem : & nonfolum torum qMi 
w tua fimt Diaceji conftituti ^fed etiam ad univer/os Cartb<^itU9^ 
fn V tff Btttieos , Lufitanot ^-.s^ut Galiaites , vti tes jiu vitimt tM 
fc/íimant bim;:üidt Prasápaifl'Cap.:i^. 1 o..'i-.:. .- o(,„jn;."' 



^6 E/pana Sagriida. 

guian por clafles de las mencio- 
nadas Provincias y gozando de 
proprios Metropolitanos , pues 
de efta voz ufa el Papa en la 
miíma Decretal t/>. 8. Las mio- 
mas cinco Provincias fe fupo- 
ticn y mencionan en el Conci- 
lio I. de Braga , hablando del 
tiempo de S. León ( cfto es del 
medio del Siglo V.) como conf- 
ta por el num. 2. de la Edición 
deAguirre. De modo que no 
puede negarfe , que al medio 
del Siglo IV. en que ya eftaba 
publicada y pradicada la Di* 
viíion Civil 0>nflantihiana> no 
huvieíle también igual numero 
de Provincias Eclefiafticas , ya 
pomo haver ñmdamento que 
fe oponga 5 y ya por hallarfc 
pruebas tan immediatas. 

Lo que dudamos es , quan- 
do empezó en Efpaña á ufarfe 
el ñiero de Metrópoli eftable 
y permanente, fin recurfo á 
mayor antigüedad de la per- 
(bna,{ino precifamente mira- 
da la excelencia de la Silla? £1 
motivo de dudar es por no te- 
ner Concilios Provinciales an- 
teriores al Sglo VI. por quie- 
• Des pudiéramos juzgar por cau- 
fas proprias. Y fi en lo pri- 
mitivo fe anejó la Metrópoli 
Edefiaftica á la mayor anti- 
güedad de las períbnas , como 
le de)a dicho aparece muy na- 
tural > que aun de^nies de au- 
mentado el numero de Provin:; 



Trat.t.Cap.i^ 

cias y fe mantuvieíTe la aíhtigúá 
Difciplina , á lo menos por al- 
gún tiempo , por Cct cofa muy, 
conforme al amor de las pnc** 
ticas antf^s el intento de la 
confervacion f que retarda el 
defprenderfe de ellas. Por otro 
lado y quando empiezan los 
Concilios Provinciales , halla- 
mos á los Prelados de las Capk; 
tales precediendo ODm'ó' Me- 
tropolitanos á fus Comptovin- 
ciales , fin refpeílo á mayor 
antigüedad. Pues quándo em- 
pezaron fus Iglefias á gozar dcL 
cfte filero? 

162 Digo, que nofiícan-? 
tes de Conliantinó M. como re-s 
fultapor lo dicho eneiCapi-^ 
tulo antecedente 3 y por la, 
prádica del Concilio de Elibc^ 
ri y afsi en las SubfcripcioneS|i 
como por el Canon citadi9^ 
num. 153. de lo que fe infiere 
que no eran por entonces efta- 
bles las Metrópolis* 

1 63 Tampoco puede admi^ 
tirfe antes del año 341. en que 
fe tuvo el Concilio Antioque- 
no , y en el qual fe hállala pri- 
mera exprefsion de qué el 
Obifpo de la Mctropoü Civil 
preceda en quanto tal ( efto es 
por fuero proprio de fu Iglefia) 
a todos los demás de ia Provin-. 
cia , como fe dijo en el num. 
136. donde propufimos fiís pa-i 
bbras. Y u antes havia (ido 
Metrc^litano en cada Provin- 
cia 



t£fp^a el mas antiguo, 
fe prccifo conceder , que 
b delprenderian de cfta 
ica antes de cnconrtarlo 
;tado; cfpeciaJmcnrcvíen- 
omo vemos , que aun ¿cC~ 
de efte Concilio no todas 
aciones admitieron el ufo 
ftc Canon , pues África fe 
ócomo citaba. Efpaña le 

á recibir y practicar , pe- 
lo no pudo fer antes del 
pruefto : ni aun en el cfpa- 
iramediafo muy cercano, 

algún tiempo le necefsitó 
que llegalic acá la decla- 
n , y mas para reducirla á 
ica formal y general : por- 
cn el Concilio I, de Tole- 
:1 año 400. vemos , que fe 
) fobre que todas las Pro- 
ias obfer\'airen unifonne*- 
rc ei Concilio Níceno : y 
o fucedió con un Concilio 
ral tan famofo , y que ef- 
publicado antes enXfpa- 
quánto mas tiempo fe ne- 
caria para un Concilio mas 
ano , qual era el Antio- 
o? Por tanto hafta algún 
po defpues del 341. no pa- 

fc puede conceder , que 
gleíias de Efpaña recono- 
:n por Metrópolis pcrma- 
es á las Ciudades Matrices 
lavil. 

Í4' Pero aun defpues que 
vo noticia de efte Canon 
oqueno, nopudiecon nuef- 



tr.tsProvincias reducirle á prác- 
tica igualmente. S^befe que le 
tuvieron prefcnte , por el índi- 
ce de los Cañones antiguos, 
en cuyo lib. i. tit. 49. le halla- 
mos ingerido : pero como no 
todas las Provincias eran de 
igual antigüedad , tampoco pu- 
dieron fer iguales en defpren- 
derfe del ufo primitivo. La 
Tarraconenfe, la Betica, v Lu- 
fitania , como eran anteriores 
á Conftantino Magno , tenian 
Capitales reconocidas por tales 
defdc Augufto ; y eftas eran 
Tarragona , Sevilla , y Merida: 
pues aunque Sevilla ha tenido 
alguna competencia en losEf- 
critares Cordobcfes , fobre 
qual de ellas fue Metrópoli Ci- 
vil, parece mas fundado el fen- 
tenciar por Sevilla , a caufadc 
que en Córdoba no fe defcu- 
bre nada que mueftrehaver ítw 
do Matriz en la linca EclefiaC- 
tica , y en Sevilla si : y como 
por otra parte hallamos que U 
Primera Silla de Tarragona y 
Metida fe pufo en las Metró- 
polis Civiles , arreglado con lo 
Político lo Sagrado ; viendo 
cfto mifmo en Sevilla , fe coy 
noce que ella fola fiíe la Ma-; 
triz Civil. 

165 En eftas tres Provín-: 
cías es mas &cil feñalar la in^ 
troduccion del Canon Antio-, 
queno í porque no folo tuvie- 
ron firmes y conocidas Capí- 



9 8 EfpaHa Sagrará . 

tales , fino también permane- 
cieron con ellas : y aunque fe 
quiera decir > que fe pafso al- 
gún tiempo en anular las Me- 
trópolis defultorias , con todo 
cíTo como eftas tres Ciudades 
perfcvcraron en fu auge, foc 
mas fácil que arraygaflfen fu 
filero , y por eífo nos ofrecen 
mas continuadas pruebas. 

1 66 No afsi las otras dos 
Provincias Carthaginenfe , y 
Gallega. Eftas empezaron en 
el Siglo IV. defmembradas de 
la Tarraconenfc , como fe dijo 
en el Tomo I. Hafta el medio 
de aquel Siglo no pudieron te- 
ner Metropolitano feparado; y 
cfte debió fer el Obifpo mas 
antiguo , fcgun fe havia prafti- 
cado hafta entonces en las tres 
provincias primitivas. Por tan- 
to aunque la Carthaginenfe tu- 
vo Metrópoli Civil (que fije la 
denominante Cartbagend) no fe 
puede probar que antes del 
Antioqueno fueífe Metropoli- 
tano eftable fu Prelado , por no 
conftar eftc fuero por enton- 
ces aun en las tres Provincias 
mas antiguas. A la entrada del 
Siglo V. ya pudiera haver pre- 
valecido la razón de Metrópoli 
Edefiaftica permanente en de- 
terminada lolcfia 5 porque aun- 
que fuefle algo larga la vida de 
aquel Obifpo que por mas an- 
tiguo era Gefe de la Provincia, 
^quando fe empezó á pradicar 



el Canon Antioqueno ; es muy 
verofimil que a la entrada del 
Siglo V. cftuvicílcn ya en cfla- 
do de que cedieíle el nus anti- 
guo , y fe rcconocieflc por Me- 
tropolitano al de una IgldSa 
eftable. 

167 Por efte tiempo nos 
hallamos con la novedad de la 
entrada de los Barbaros > que 
lo turbaron todo; Juntóíc un 
mal fobre otro' , <íeftruyendo 
los Vándalos á la antigua Ca« 
pital CarthagetiAy en tiempo en 
que fi huviera perfeverado, 
pudiera haver prevalecido con 
el honor de Metrópoli perma- 
nente : con que antes , por cf- 
tár tan reciente la Metropdi 
de efta nueva Provincia , aneja 
al Obifpo mas antiguo , y aho- 
ra por las guerras y deftruc*- 
cion de la Cmdad MÍatríz , hu* 
vo efpecial dificultad en h 
Carthaginenfe , para introdu-* 
cir el hiero Metropolitano en 
Iglefia determinada. 

168 En Galicia fucedió lo 
mifmo. Segregada de la Tar- 
raconenfe , como la preceden- 
te y empezó como las demás » á 
tener por Metropolitano al oaas 
antiguo. Para defptenderfedé 
efta práftica en el tiempo en 
queíe huviefie de eftablecer 
Silla determinada > huvo la es- 
pecial dificultad de hallaríe 
con dos famofífsimas Qixk^ 
des ^ capaces de levantarfe cota 

el 



Ú)e las Metrópolis e/lahUs. 



|0r de Metrópoli , ambas 
Kas de Partido , iluftradas 
5S Romanos con el fuero 
mventos Juridicos , como 
Braga y Lugo. Hallabanfe 
i poiíelsion originaria de 
ferir una á otra mas que 
.fuerte delamayor anti- 
id de iosPrelados.Al tíem- 
I que como en la Cartha- 
fc fe pudieran havcr aco- 
do á la prádica de las de- 
Provincias ( por la entra- 
^1 Siglo V.)huvo las tur- 
nes y embarazos de las 
as de los Vándalos y Sue- 
que no les permitian el 
ríe á Concilios : con que 
fta parre fue prccifo que 
ardatTe el reconocimien- 
la Metrópoli eftable, mas 
ehlas tres Provincias pri- 
as, como fe acabará de 
:ar en lo Uguiente. 

S. II. 

mje las pruebas que mH't~ 
i favor de cada Provincia 
enjingular. 

AL punto que fe pu- 
blico en Efpaña el 
n en que el Concilio An- 
leoo declaró por Gefe de 
wincta al Obiípo que pre- 
CB Ix Metrópoli Civil ; es 
mente verofimil que fe re- 
Seápri¿ííca eniaTatta- 



coiicnre , Betica , y Lufitania, 
por la cfpccid calidad de eftas 
Provincias. E! tiempo de la pu- 
blicación de aquel Canon fue 
anterior al Siglo V. pues den- 
tro del efpacio del IV. fe ha- 
llan pruebas de haver fído Me- 
tropolitanos los Obifpos de las 
Capitales Civiles en la confor- 
midad que fe figiic. 

1 70 En Merída , Matriz de 
la Lufitania , leemos fuero Me^ 
tropolttico cerca del año 380. 
porque por eftc tiempo dice 
Sulpicio Severo en el IÍb. 2.dc 
fuHiftoria, que luego que lle- 
gó a noricia del Obifpo de 
Córdoba Hygino (ó Agidino) la 
peftilencia de la heregia de 
Prifcilianojdió cuenra al Obif- 
po de Metida (que fe llamaba 
Idacío , fegun común fentir)' 
del mal que no folo amenaza-* 
ba á Lufitania , fino que ya pa- 
rece havia defcargado fobre 
algunos que feguian á Prifci- 
llano , y apoco tiempo le eli- 
gieron por Obifpo de la mifma 
Provincia. El de Metida em- 
pezó prontamente á proceíTar^ 
aunque con el poco acuerdo 
de exafperar mas de lo jufto i 
dos Obifpos í lo que fue caufa 
de que cnccndiendofe mas el 
fuego que prercndíó apagar; fá 
neccfsitó recurrir á un Conci- 
lio tenido en Zaragoza cerci 
del año 3S0. Efte es el he-i 
cho, -' 

Ni, Y>t 



I oo Efparía Sagraid. 

171 De que infiero , que el 
Obifpo de Merida era Metro- 
politano , pues acude a él , y 
no á otro , el Obifpo de Cór- 
doba. Idacio empezó á proce- 
der contra los reos 5 focro que 
no correfponde fobrc Obifpos 
á Prelado que no fea Cabeza 
de Provincia. Y afsi del modo 
que la Ciudad era Metrópoli, 
lo era también la Silla. 
. 172 Qje cfto no convino 
al Obifpo de Merida por ma- 
yor antigüedad , fino por ñiero 
eílable de fu Iglefia y confta lo 
primero, porque Idacio fue uno 
de los que concurrieron alCon- 
cilio de Zaragoza y fegun ad- 
miten comunmente los Auto- 
res.; y fu firma fe halla en ulti- 
qio lugar 9 la de Itacio ( fi quie- 
res recurrir á efta voz ) en el 
feptimo : con que por ninguno 
de. eftos dos nombres fe prue- 
ba la mayor antigüedad : antes 
bien de aqui inhero , que por 
entonces le mantenian en el 
antiguo ufo de firmar por or- 
den de ordenación.. Lo fegun- 
do , porque la Iglefia de Meri- ' 
da profigue dando pruebas de 
Metropolitana en tiempo pof- 
tcrior,como fe lee en la Olym- 
piada 306. del Chronicon de 
Idacio (que es el año 44.5.) 
donde vemos , que defcubier- 
tos en Aftorga unos hereges 
Prifcilianiftas (que alli fe nom- 
bran M^niqucos , por fer abor- 



4 



Trat.%. Cal>.^. 

to de cftos y de los Gnómicos) 
dirigieron los Obifpos que los 
proceífaron , lo aftuado al O- 
bifpo de Merida (que fe llama- 
ba Antontno ) a fin , como fe 
prcfume, de que cftuvicflc pre- 
venido en fu Provincia y y de 
hecho a los quatro años de(^ 
cubrió Antonino en Merida á 
uno de los hereges que huye- 
ron de Aftorga , y le hizo falír 
de fu Provincia , como refiere 
Idacio. En efto fe confirma que 
el Emeritenfe era Metropolita- 
no , por íuponer cfte filero cl 
recurrir a él los Obifpos de di- 
verfa Provincia (qual era la de jú 
Galicia, como antes laBetia k 
de donde era Hygino) y el en 4 
quien tenia juriídicion fobre la 
los límites de toda la Lufita- ^ 
nia y como fe vio en la acciod l¡ 
de echar al reo fiíera de la < 
Provincia, ' 

173 Todo efto mueftra Me- 
trópoli permanente en tal Igle- 
fia , pues fiempre recurren á 
fu Prelado para lo que mira á 
efta Provincia , y el proceílaba 
en materias comunes y fin que 
confte fu mayor antigüedad de 
ordenación , antes bien la va- 
riedad de fucefios en diverfas 
perfonas no ofirece la convina- 
cion forzofa de que fiempre 
fiíeíle afsi por precifa calidad 
de mas antiguo. Por otra parte 
vemos, que cfto convino deter- 
minadamente á la Capital Q^ 



(De las Metrópolis efiabUs. loi 
{ue profiguió defpucs co- por la refpucfta del Papa , fe 
letropoli cftablc.y á quic- ve , que efta Capital era U Mc- 
jlas íe concedió eftc fuero tropoli Ecleilaftica , diciendolc 
Antioqueno : luego aun- el Santifsimo , que intime a to- 
immcdiara mente no fe ha- dos los Obhpos de fu Provin- 
ueba , por filra de inftru- cia aquella Decretal , y á los 
os i con razón decimos, demás de Efpaña ; zelando £o~ 
:s fumamenrc verofimil, bre la obfervancia de losCa- 
:fe reducido á praílica nones. Todo efto mucftra foH- 
l Canon, luego que fe pu- citud, y excelencia de Cabeza 
en Efpaña , eño es , no en el Tarraconenfc , pues fe 
lodefpuesde haverfe he- dcfca informar en Caufas ge- 
Sobre efto cae la verofi- nerales , y el es quien las debe 
ud ; porque defde el año intimar a fus Comprovinciales, 
hafla cerca del jSo. no Por otra parte vemos, que el 
ibro infttumento.Pero def- Obifpo de la Metrópoli Civil 
año 380. ya no debes re- es quien fe efméra en efto : y 
r á congeturas , conftan- afsi no fe halla fundamento pa- 
)r la prueba feñalada, que ra ticgar que le competa por 
Letropoü Gi'il de Lufita- fuero lic tal Iglefu ; antes bien 
era también Eclcfiafticai poco defpuesliallamos que cf- 
lueftra que tío califique fer te Prelado egerce firmemente 
le. Y como para efta , y fuero Mctropolitico en el año 
rras dos Provincias primí- 455. en que el Obifpo de Za- 
, huvo un mifmo indudi- ragoza recurrió a él , con fin 
in diferencia í fe infiere, de que contuvieflc los exccllbs 
todas tres fueron Metro- del Obifpo de Calahorra , qtie 
permanentes dcfpues ó fin dit cuenta á Reunió (que 
^io del fíglo íeñalado. era el de Tarragona) ordenaba 
4 En la Tarraconenfc Obifpos en divcrfos lugares, 
también prueba pofitiva Afsiconftapor la Carta líc ios 
i del año 385. pues por Obifpos Tarraconenfcs á Hila- 
ideS. Siricio firmada en rio ,efcitta cerca del año 4^4. 
de Febrero de aquel año, donde fe reduce efta acción al 
a, que el Prelado de Tar- efpacio de fíete , íi ocho años 
na efcribió al Pontífice S. antecedentes^ y por^tanto h 
alo, confultandolefobré fdñálo cerca 'del 45^. Anade-i 
:ibspuntosdegovierno:y íe, queá la entrada del Siglo 
>k> por efto , fmo tandiicti f^cnt? íc >defciibte yá dke 



101 Efpaña Sagrada. 

Prelado prefidicndo Concilios: 
y cftas continuadas pruebas de 
ícr Metropolitano , manificftan 
fcr fuero de fu Iglefia 5 ya por- 
que no íicmpre havña de tocar- 
le la mayor antigüedad de Or- 
denación, como porque el ver, 
que fiempre corrcfponde efto 
al Obifpo de la Metrópoli Ci- 
vil , apoya que efta mifma era 
la Metrópoli Eclefíaftica. 

175 La Betica ofrece prue- 
ba de fu antigua Metrópoli en 
Sevilla por medio del Siglo V. 
pues cl Papa S. Simplicio , que 
governó la Iglefía defde el año 
467. conftituyó Vicario fuyo á 
Zenon , Obifpo dé Sevilla , re- 
munerando la pureza , integri- 
dad , y zclo , con que en tiem-^ 
pos tan calamitofos havia go- 
vernado fu Dioceíi , de un mo- 
do tan notable , que no fe co- 
nocía que huvieífen paífado 
por ella los males que pafla- 
ron , como digimos Tomo I. 
pag.i36. y en el IIl. pag. 221. 
Efte hecho Pontificio luponc 
que era Metrópoli Sevilla , por 
QO daríe Vicariatos de tal li- 
nea áObiípos que no fean Ca- 
beza de Provincia ^ como fe di- 
yo en ATam. L pag. 141. y co- 
íao ia razón que favorece á Mi- 
rida milita también por las 
Otras: dos . Metrópolis Civiles? 
de ai es , que aunque por &lta 
de inftrumentos no defcubra- 
Sios tan antiguos alegatos en 



Trat.i. Cap.^; 

una como en otra , fe debe re- 
ducir la eílabiüdad de la Me- 
trópoli Ecleíiaftica en todas 
tres á un mifmo tiempo 5 eflx) 
es, cerca del año 370. pues por 
entonces ya pudo cftar publi^ 
cado el Antioqueno , y lo efta-' 
ba , en viíla de los alegados 
fundamentos. 

176 En las dos rcftantcs 
Provincias no huvo la mifma 
razón , por la diferenda feña- 
lada defde el n/i;?^.! 66. La Car- 
thaginenfe tuvo Metrópoli cf- 
table en el Siglo quinto , fm 
que yo defcubra principio por 
donde anticiparla. Efta debc^ 
mos prefijarla en Toledo , por-* 
que Carthaeena , que era U' 
que pudiera naverla con(egui--> 
do , no ofrece prueba alguna: 
antes bien la hallamos deftru'H 
da en el tiempo en que pudiera 
añanzarfe en ellai* Por otra 
parte vemos a Toledo enno-* 
blecida con aljgunos Concilios 
defde el fin del Siglo quacío; 
fobrefaliente no íolo por fu 
acomodada fítuacion , íuio aua 
por lo matecial de la Ciudad, 
Cabeza de la Carpetania , y 
mas eminente que Jas Iglcfias: 
de la Celtiberia. Vemos tam- 
bién , que a la entrada del Si-^ 
glo fexto no folo era tenida 
por Metrópoli permanente^ por 
filero de tal Isleíia > ílno . tam-> 
bien reconoado aquel íuera 
de Metrópoli pot mtucho oías 

an- 



©f las Metrópolis c^abUs. 103 

no , intitiilandofe Metro- la Metrópoli vaga , anq* a 

ano fu Obiípo , no folo mayor antigüedad de las pcr- 

roftumbre , fino por anti- íbnas , la qual entonces correC- 

wfiumbre , como fe lee en pendió al Obifpo de Lugo, 

irra de Montano, cftrira Muerto efte antes del año 447. 

del año 527. Y fiendo palsó la dignidad al Obifpo de 

ices confiante el referido Braga , que era entonces Bul- 

> por coftumbre antigua, contó , y fe h.ilUba con mas de 

cnos rerrocedcr al Siglo treinta años de antigüedad de 

:dentc , para decir que ya ordenación, (como le vi á moft 

eftaba reconocida Toledo trar) lo que me perfuado que 

Metrópoli firme, y per- le atrajo el tuero de tcr Metro- 

:ntc. De efto fe tratara politano. 
imente en la Provincia 178 Antesdel ano4i(5.cri 

haginenfe. Obifpo de Braga Bolconio, ct>* 

7 La Provincia Braca- mo confta por la Carta de Aví- 

', ó Gallega , no tuvo Me- to , mencionada por Genadioj 

>1Í permanente hafta dcf- por el Autor de los Faftos Ida-^ 

del año 43 j, porque en cianos, y nun por el Chronicon 

iño fabemos por el Chro- antiguo, que publico Ruinart 

1 de Idacio , que el Obif- íbbre Viítor Vítente j la quaí 

e Lugo era Metropolita- Carta puficron los Theologos 

pues dicCj^ue cíi aquel LovahienfesenelfindclTomo 

orio íe hicieron dos Qr- X. de N. P. S. Auguftin , y los 

cienes de Obifpos contra BcnedÍ¿Ünos en et VIL deípucs 

iluntad de Agremio y que déla Obra áf CíWf^íí£J«. Ef- 

)bifpo de Lugo. Efto fu- ta Carta fe cfcribió en aquel 

fuero Metrbpolitico, pues citado año defde Gerufalen j y 

de eftc modo fe pudiera alsi parece que algo antes era 

', que la acción iébicicíTe Obifpu Balconio. Por el año 

ra ia voluntad de Agréf- 447. todavia governaba la Si- 

Eftrivándo el deforden en lía Bracareníe , fegun fe ex- 

reeglarfe al Metropolita- preflá en el Concilio 1. de cfta 

[DC es á quien le tocaba Igtclia > donde retrocediendo 

Derecho. Por otra parte ai tiempo de S. Lean, dice qué 

ír4ialla qué Lugo ñieflií losObit'pos de Efpaña que fe 

ópoli permanente antes juntaron á OincUto general 

aedio del Sígló VI. y afsá connra '\o$ Prlfcilianíftas de or-> 

icda otro recurfo que el de doi dctmíüno Santo , remitiea 



1 04 E/paría Sagrada. 

ron la Regla de la Fe al citado 
Balconio , que era entonces 
Prelado Bracarcnfe : Ad Bdco^ 
nium tune bujus Bracarenfis Ec^ 
€lefiée Prafidem direxerunt y co- 
mo fe lee en el num. 2. de la 
Edición del Card; Agpuirre tom. 
2.pag.2g^. Efta acción no fiíc 
antes del año 447. en que S. 
León mandó fe juntaíTc aquel 
O)ncilio : y afsi contando deC- 
de el 416 . hallamos en Balco^ 
nio mas de treinta años de or- 
denación 5 tiempo miiy corref- 
pondicnte a que fueíTe el Pre- 
lado mas antiguo , y que. por 
tanto pertenccieíTe á fu Igleíia 
la Metrópoli , muerto?. el Obiíi 
po Agreftio, a quien 14. años 
antes vimos con efte fuero. 

179 El que los Obifpos de 
las quatro Provincias recurrief- 
fen a Balconio , Obifpo de Ga- 
licia , ^que es la exprefsion de 
que uia el Apéndice del Con- 
cilio I. de Toledo) enderezán- 
dole la Regla de la Fe , que fe 
f)roponia a los Obifpos de Ga- 
icia y mueftra que eíle era el 
Metropolitano : porque á nin- 
gún inferior fe le toma por 
medio para acción general á 
toda una Provincia. Defde efte 
tiempo no fe halla egemplar 
de ^uc Braga no fueífe Metró- 
poli común , y única, de Gali- 
cia ; y afsi es muy creíble que 
en alguno de los Concilios que 
UuiYQ por entonces , quedaífe 



j 

[ 



S 



Trat.i. Cap.$. 

reconocida efta Iglefía por prí-i 
mera Silla permanente , al mo- 
do que las demás Provincias 
tenian eft^ablc la Metrópoli. Poc 
el año 537. vemos que el Bra* 
carcnfe Profuturo confultó co^ 
mo Metropolitano al PapaS. 
Silverio , refpondiendole Vigi- 
lio, fu Succcllbr , en el año fi- 
guiente. Por el %6u hallamos 
que congregado en Btaea el 
Concilio !• le intitula Afctro- 
politanade Galicia: y no ha- 
llando cofa en contra > ñno en 
pro , en todo lo que fe defcu^ '^ 
bre defde el medio del Siglo \ 
quinto 9 debe reduciffe a efte i 
tiempo el origen de la MedXH 
poli eftable de G^ilicia. 

180 Pafcual Quefnél fue 
de fentir que entonces tuvo 
aquella Provincia dos Metro- 
polis. Pero todo lo que alega 
fediíTuelve con el modo pro^ 
puefto de admitir Metropolita- 
no al Lucenfe en fuerza de 
mayor antigüedad ^ de cuya 
pradica no le havia deíprendi- 
do por entonces la Provincia. 
Demás de cfto ife convence íer 
i&lfo el modo con que quiere 
afianzarlo , diciendo que los 
dos Obifpos Idacio , y Cepomo^ 
mencionados por S. León y y í 
quienes efcribió Santo Tori- 
bio y eran Metropolitanos ^ en 
cuya conformidad da a Idacio 
la Silla de Lugo , y la de Brae;a 
áCeponio. Pero nada de eí(o 

pue-* 



años de Obifpaflo: y''tfs 
pudó fcr fu Silla U de tugo. 
onio tampoco lo eu en Bra- 
al tiempo qac S'. Lcon le 
icipnó.en fu Gartá : porque 
s,y defpucs del Concilio 



iDehsJ^fetropotiíefiahks. loj i 

^ fubfiftir ) porque Idacio ao prueban que fueíTen Metro-i 
*Obifpo al inifino tiempo politanos, fino que eran muy , 
iprcüoia en Lugo el referí- Ibbrcfalicntcs en letras, 6, en 
íügreftioi cltoc-^Jüccl ¡uío reputación de actividad^ y vir- 
. en el qual tenia ya Idacio tud. Lo demás que alega Quef- 
nel fe oqjHcara en ta I*rovÍncia 
de Galicia , al tratar fi tuvo 
dos Metrópolis aptes del Siglo, 
fcxto; Solo advierco'de pa(fo¿ 
que no equivoques áefte ulti- 
mo Idacio con aquel que fis 
cial, qnc de orden 'ae\ San- propufo en Metida : porque 
relebraron las quatro Pro- como verás en el Apéndice del 
:ías , preíidia- j^conib en Idaao Ilufirada fueron muy di-í 
ga , como fe deja dicho, fcrcnrcs. 
go las menciones , y recur- De la Provincia Narbotici^ 
que fe hicieron a eftosdos fe tratará en fu fitío, ', .; 
lados, (Iddcio, y Ceponio J !; 



t.715 ! 




tí- 



■Vt,'>i>','vViV. 






ItRATADO III. 

LAS DIVISIONES ANTIGU 
I de Provincias en quanto a la reganicion 

',„;ide Obiípadó,; -;,,;;;,: ;,;píi^ 

mrflfenciortfohft el Mapa de hs Ohijpados antí^oi 

) AS muchas veces que en cl difcurfo de las Di 
líes-de Provincias fe necefsita recurrir á los* 
ncs de rnas Sillas con otras , nos obligan a-f 
ncr un Mapa.general de los Obifpados que 
en ritmpo de los Godos , para que ocularm* 
pueda percibir el refpcíio ceooraphico mal 



r 
I 1 



¡«pteferibL elMapa,lcrviri para elpartldibr que e(})c«> ^ 
dé cada (ññfpado en (úigular. Eflc íblo le órdciu i. decUrax li 
fícuadende unoa» y otros ^. la. ¿paracíon de lasPrarintáii^ 
que vi nottda' |wriQCctio')de'üiicM'jpiin«ca. 'Enlas'deGflíi^V^ 
l4iíhai3iáledeoi»tM^gliir;«ku£ftadM:i t jpór iantoidqnntjrdi' 
^a hjUlarás Galíci A-,^ins,v3CA : 1^ qaeiaS¡ica^.y qéc loinctaUa 
dentro de aqnéUbk paño» dejfile «IDuecb-j^tténeSó^tfioÜBS 
cñ tiempo de- k» 3Íevos'{ poé antes, y decaes de aqüellbvltié^ 
yes eta de-Lnfiramat por dmáirre efta de^Galicia poi;el Dafitoí^ 

Ea >piutfo de iajB Gndos.')£e latífaid' no he :cmetido JÜ^ 
atmqoeteñgo vdteiaibMeÍóípechade^iie''li»m i%i|iifeflt 
(quefiyí^ niuvu^iie^nodbfenranlks vetd;MlBtai diiadí^^ 
nes. £1 cori^if eflQ.'piinnwftncaHrcn J¿odÍ» JtoiCnM&dwT^ 
acidiar^aa Vi^vetGSües que fdii^biibaaÉi eitieJtlidtBaiHq 
eos Elpañoles^ mde unai pcdyidena&<nus «Id ^ qoe: Ikclnia s piiat 
creo no fe poctí Ic^du: , inittnttastel (ttoipFaí lacrfitffíalrfiijefaé 
que recomendolD todo , y láinóafáiá 4UfDsvmí¡&n6s'ihfthaÍMift 
tos , obferven'', y nos'dfcalaqoc teítítíc^S^t ahora me 'an^^ 
á los Mapas comunes , aunque juzgo con ño malos fiindametitoit 
que derdecl Eftrecho á-Santander hay yerro-en lo común '<te 
medio Grado , como en parte obfervarás , notando lo que fe ha^ 
Ha' en los Mapas , y cotejándolo con lo que fe propufo en -di 
<ap.i.fobrc las Latitudes de las Codas del Eflrecho.. . . ' ' 

Fuera de efto cortijo algiióas coüís, qulc me conftaftítiEr tttiM 
<la$ en los Mapas Franccíes. Añado algunos S.ios , y quito tot 
-que he fabido que no hay , refervándo la correixion de otroft 
|Mra qnando fe proponga el Mapa particular do cada Silbii f i£ 
nalmente añado los nombres antiguos, y modernos de losPto^ 
montónos , Golfos , y Bios mas principales ^para que fe teng^ 
pronta la reducción. -' . ' 'Z 

CAPITULO PRIMERO/ : 

!Df los limites de cada Metrópoli ,> Obi/pado,figM 
la linea Ciyil, • 

1 'T^AN malo cscldefor-' crió al-Mundo dividió la^ tdia¿ 

J. ^n, y confiífipn en de lar otras, preñjandatas el 

las colas 1 que áeidc quepiofc.'4í^^ry ^^^^^ ^.i*^*^^^^^ 



io8 E/pana Sagraba. Trat.^. Cap.J. 

guardar , no folo en la parti- que tcnun con el dcfordcn, 



que aun á^ la Ciudad Tola de 
Roma la tenían diílribuida en 
Regiones^ y cada una de eftas 
(que llegaron á catorce) en Vi- 
cos ^ ó Varrios ; en cada Var-. 
rio quatro Gcfes > que tían>a^ 
ban Vico Magifiri , dos Cura- 
dores i y dos Denunciadores^ 
&c. como podrás ver en Pan- 
vinio en las Obras Vrhy R$map 
Civitas Rumana^ y Imfmum 

' 3 Si las Repúblicas, animar 
das por fola la razón, natural 
cuickiron tanto de evitar el def- 
orden, qué diremos del gobier- 
noc de la Iglefia Cathokca ilus- 
trada con^ luz nmy fuperior? 
Reluce, en ella ao loio aquella 
harmonio fa . diílribucion que 
embuelve la Gcrarquía Ecic*- 
íiafticapor fu diverfidadde Or- 
denes , y lubordmaciQi* de 
unos, grados á óteos ^no tam- 
bién la repartición ¿e\ \ps Hmr 
tes y en. que fe debe contener 
cada Mdnifti'o. Dos Con las claG- 
fes que por ahora nos ofrecen 
aíUinto : la primera fobreb Di- 
vifíon de Metrópolis; la fegttñ- 
peccion, I^as Frovihéi^cíía-vdi át JósQbilpaÜos entre si. 
ban diyididas con íineular Ya dijimos, que al punto que 
acuerdo entre muchos Minit- . fe propagaron en Efpaña las Si- 
iros :)y era tanta la opoíicion Uas Pontificias > fe empezaron 

á 

(i) Fecit ^x uña wmi gtnus homiñúm ínbabitarc fuper univ^r-^ 
famfaríem ttrrd , dc/ínUns fatuta témpora , & términos habita, 

fimii twum. S.Fabíocap.17. Aíi. Apoft, verf.atf^ 



ciliar razón de cada cfpecie^ 
(ino en la encadenación de 
vna6.cQn otras. En el concepto 
geographicQ dividió las Na- 
ciones 'pot Mares » Montes > y 
Ríos : en el Civil diftrihuyó lak 
Familias por diverfas Provin- 
cias >..eftablecicndo términos 
poca fu habitación., i no folo' 
eñ la primera diviíion hiftoria- : 
<Uí defde el. capí io« del : Ge- 
l^cí&.^ fino en lá de k tierra 
ftrometida y referida dcfde el 
capi^ 13. de Joíue. Los Genti- 
les jniraroa por tan fagrado el 
fiícisode los límites y que Ceña- 
bloo^unDios para pnefidehcia 
4c.. los Términos ) añadiendo 
inil. execraciones, para quien 
IcJtraíp^aíGi^y eftablecien- 
do leyes muy convenientes en 
lii confervacionw En la linea 
f oiiticá tmnieron los Romanos 
jun orden tan admirable y qoe . 
pmfa admiración ver aqudla 
luirmónia que. obfervaban en 
Jos cargos, afsi Sacerdotales, 
iqpmo de las Prcfefturas, y h/íi- 
^iftrados, prefijado á cada uno 
el límite que tocaba a ííi i»f- 



V-oneglai iloü MetioiMlifbnoil 3ñ»^^"ilohde'iieflHis-vi:^i$ 

á los iBniíe» ooe les ofrecfam TjhcsdiUfibo/ObilbádejMatf» 

las Profindas Oviles , paia eb ga , reclamó por algunos}!^ ' 

t&£toú& l4$ JtttKaSj y di^xiíb^ qjínos de "ñiDiecEití.iiliúfoa 

cienes ^flejMwlUh de idifiaeB-^ «noitivodc'UseaetxaS'ViMii*!- 

t^:tetvijao»Bt0viiiúiaies¿C:aK cCs (eteo qae dA I l(&Vuddo4 

(UObirpürttqdlfb. taAAtfca^ruE SiUngps, Suevos» y GodDs)ttaiA 

£s&ra i'^tü^iit'.^ono la Pbo^ vUri íldo. défnmnbtadúsjÁrdfc 

vinci» pútiCHar eftiba diudi-^ juciGlidoa i y fe JuUabairpojfr 

daqncq}eftgs;yri:iiWDectíí>jqua ieídos |>Qr hslgícíiasconfin^ 

<44%toiKtiutt»4ws:Bl'BiiibtR}jiÍe tea.f^ja , Griúada,,yiG^bm| 

l3B<ít>««*'W***Pc<il»c«liíiflnw ' ' • " - 

V9; :<UftN<tf«f:;jUl«ÍpaCKM.:^ 



l)adas 



ír<roncÍM3T . 

las vaiiedMcrqw Iwlriejtnpcsíi 
V'Ms-.ei&va» ocaáiotvuori en 
j|psPu$&]Ó9 donde eñabao^col»; 

jCadas las Sillas , fue {irecifó otra Igl¿riaí.pDrquantocneftt 
queie.altQzaíTetl loslimites^en iaiice tii^ lalxy del PcifiimiA 
Unay.oua linea. Todalaafeii* '■^o. Afsi en.Ia Accipni-.rEi^b 



Laifentencia ftrxiádujb ya^'Vii 
«tiiiquieca: Pacroqnia íc^xeu^- 
t»ywff i aquella £Ik.q ' 
lo antiguo Gonftaílé havcg 
Kndicb>>alli , no óbftántq'ía 
prolongad^ ponefúon que ,daA 
dj: lahodiüdad fe haUafla.'i 



cien de eftc Tratado es íbbre 
los tcnnifios que tuvieron anti- 
gijamentc las Provincias de Ef- 
paña «n k> Bckíiaílico ; exami- 
nando los Sufrac^aneos que per- 
tenecieron á cada Mccropolita- 
no j-y las variedades que huvo 
en eftc , en quanto pende de 
principios generales porDivi- 
uones de Principes ; pues lo 
pariicular.de cada uno ( fí algo 
le raftcca) toca al Tratado par- 
ticular dé tas Metrópolis. 

j Que.defde los principios 
huvolÚJutcs conocidos > ÚO fOr 
Ibcn cada Provincia > fino, aun 
CR cada Obifpado , confta por 
el CoiicUio U. d«. Sevilla » dea 



íéguiida reclamó el ObiTpo "de 
Ecij'a, S.Fiilgencioi contra H»t 
norio de Córdoba , fobro la 
poncfsion de otra Parroquial 
y toda la fentcncia eñrivo-en 
los antiguos límites , de modo 
que fucile perpetuo pofleflbf 
aquel á cuyajurirdicion corrcft 
pondía por marcación antigua; 
Si BafilicamVETBRlBVS AVQ- 
NIS limes frafixus monfirave¡^ 
rit'.. Eftb. nos dá it entender, 
que fe mantenían en tiempock 
los Godos. Ips términos y qud 
mucho antes! de. kas holUlidat 
des (k'los Bárbaro» . ccniaí catGl 
Silla , pues de otra fuerte m) 
íhúMíHuilea íllos >.iú enviáraa 



1 ID Efpnna Sagrada. Trat.}. Cap.ii 

(como envir^ron) ÍP.fpcdorcs líos Provinciales , los quaics 



que examinaflen los límites an- 
tiguos. 

: i| Mas de un Siglo antes de 
la irrupción de los Barbaros 
hallamos en el Concilio de Eli- 
beri un notable numero dd 
Obifpos ( los mas de la Betica) 
entre quienes eft.iba dividida 
la parte Meridional de Efpaña: 
y cfta miiiiia divinen de Sill^is 
inpcsie la divifionde límites j 
fK)rqiieíin ella. no espolViblo 
paciüca adminiftracion di losf 
mlddos. 

r' y. Quales fueflen eftos en 
los.' primeros Siglos , es punto 
muy obfcuro y li fe buíca ra- 
86n intr infecí > tomada de la 
Imea Eélefiaftica ': porque ni la 
diftáhcia de los tiempos , ni Jos 
infoitunios de las Perfecucio- 
ncs y las Guerras, nos han per- 
mitido documentos proprios 
dé cada Iglefía y ni aun de las 
mifmas Provincias. Los Cón- 
cUios eran los que pudieran 
dar luz en los límites de ellas, 
íí fiíeran Provinciales: pero los 
tres mas antiguos que tenemos 
del Sigk) IV. todos fonNacio^ 
cales. 

6 No obftante por los efec- 
tos , y por lo que fabemos de 
la linea Civil , íe pueden medir 
lofc términos de las Provincias 
Eclefíafticas. Los efedos fon 
los límites que en Siglosjpofte- 
ñores notamos en los Concir 



todos mueftran una puntual 
correfpondiencia entre la linca 
Eclefiaftica y Civil : y á vifta 
de jcíio debemos relblver , que 
el límite, del Metropolitano r* 
g. de SevilU /fue el mifmoque 
el del Pretor de la Bctica>abra- 
zando en fu jurifdidon todos 
aquellos Obiíbos cayas SüI^l^ 
eíbibiin inclulaasdientrode los 
términos de la< linei Civil» 
mientras ' no coní^c tíettarñcn- 
te la excepción. Y como en el 
Tomo I. fé explicó ya la extenr 
fionde las tres Provincias pri-» 
mitivas , y aqui fe o6recc Ma^* 
pa ; no es neceifario bdveclo á 
repetir. 

7 Que la Geogtaphia-Ccle' 
fíaítíca le midió con atcmipera- 
cion a la Civil , confta por el 
efe¿to de no haver en Efpaña 
Provincia en efta linea, que 
noloñieífe también enlaprí-^ 
mera , como fe prueba por los 
cinco Metropolitanos que Ct 
figuieron á la Diviíion de las . 
cinco Provincias de Confiantí-- 
no. Lo mifmo en la Galicia del 
tiempo de los Suevos; donde 
vemos eftendidos los límites 
Eclefíafticos del mifmo modo 
que eílaban los Civiles. Dcf- 
puesque fe extinguió el Rey- 
no de los Suevos , fe bolvió i 
reducir a las lineas en que d«- 
ñeron a la Provincia los Ro** 
manos. La mifmo las Metrcv- 



. -■ 2)«/d5- iMífiottés Í9 OhiffáÍQf^ 1 1 X 

i'ipati eftas íé eftabléde- refiere Plinio en los Coniret»^ 

iteii: h bj^duque eri Gá-i tos } cada Cabeza de Pantdoy y 

.Án Itf^ BoUiico , como fe «aa cada MunidmOjbkvui^ > 

le]at:ares Provincia» mas £(berdonde fe eftendia-rirteo4 

)Éas:.y »in eñ las otras reno. Hallando pues loaPrbb 

amlnen fe o^ocúnn con cipes Ecleflafticos bíeft ref>at4 

ifino xefpefto de ferias tÍdotodoe(to,noncceísitarod 

ades maS: íbbreíáUentes para la jurifdicion de- rcada 

I tiempo. La czceníion de Obifpo ^as afsignaiciOn » -que 

artfaf^nénlc nos. ofírece la de obfervaí los Umke» ti» 

a comprobaóon , i vida viles: v. g. el Qbifpado de A^ 

lidttenecir i ín Mettc^li 'i confina con Amci , y «tt 

illas confinantes con los Mencefa : pues'pan fabér. U 

gaos iúnites orientales de que tocaba al Bafticmo^ baftlr r 

!tica}COiiiH|íepaKaciontan baladivifiott que hiuvíA M:ia 

sfdíi;»óieiBÍi^ssbtenha^ Ovil paítt eftas ttesjQadadei 

r^gtfiada puntñiliBenté las confinantes. A cftc mo^ivet 

Fopolis por \á linea dcPIi* mos que fe arKgló lalglefía k 

^sPtol)omeo,coiiia.(e pnie» io.fupuefto tn la razonpotkii 

n el cortlfánio eipacio qns ca y eeographica , pajra dál 

ia entre Urci y Abdera; precedencia a un Obñipo fobr* 

i y Hibcti i Caftuiay Ttiü- -ouo^ (como- fe dijo ea etltot 
■ai(>I. ) midiendo la exceleiiidft 

Los Otnlpados ítguieroo de una Iglefia por la qitoéoé 

s Metrópoli f;n-:arTCgíarié #1 tiempo y. íáyor de los Prjlv 

« límites. OvíÍeS-| povqtia icipes puede engrandecer de 
EUmiahos mo Tolo crancf- nuevo a una Oudad. Sieneftf 
ados. en la partición de las fe atempera una linea á la otnot 
vioda^ entre si^&iOjtamr quaoto nías en U prcciía razfi» 

I en la diftribucion de cada de extenfion material? 
'ísdivijücndolá' entré varios 9 " De hecho en el Concilio 
ados del Pretor-(íi era muy IV. de Toledo fe recurre ai 
idc d ámbito) Conventos límite Ovil de Provincias y 
dicos en los Pueblos mas Ciudades para dirimir contro- 
KÍaUentes , y Jueces Duum vcrlias Écfefiafticas , diciexxlo 

II en las Colonias y Muni- que fi la poffefsion de Keinra 
os. Eftos forzofamente te- años Cs de Parroij^uia » qu« «ftfc 
1 íeñalados términos de la íüera de la Provincia , na de- 
iiücion de cada uño , como bcrá valer, a fin que no Ce con^ 



111 E/paita Sdffraáa. Traf.^. Cap. Ti 

fundan los límites Provinciales tiende aqui de la iariícliciofl 



con pretexto do defender la$ 
1 Diecefís. » Si la Parroquia fe 
hallare dentro de la Provincia 
del que poíTce, los treinta años 
le dan jurifdicion legitima (b- 
brc ella ; pero np fobrc el ter- 
ritorio circundante del Con- 
vento 5 y por tanto las Parro- 
quias que de nuevo fe edifícá- 
reií alli pertenecerán no al 
Obiíjpoá quien tócala prime- 
H ,íinoá aquel cuyo es el ter- 
\ ritorio. » V. g. fi el Obifjx) de 
Stgobia tiene poílcfsion trice- 
nal' pacifica fobre lUifias y no 
íe debe admitir inftancia con- 
tra tí', por hallarfe eíla Parro- 
quia 4cntro de la Carthaginen^ 
íc-rpcroílde huevo fe eriMii 
feti'ui contorno otras Igleuas, 
ffcíi dííberán pertenecer al de 
SMObiay fíno al Obifpo de Tb- 
iero , cuyo es el Convento Ci- 
ifili'del territorio. Aqui íciyc 
Stpreglado el limite Diecefino 
fsbr el material politico de 
A Silla ; pues la expref&ion del 
Cúfwento del territorio fe er>- 



Civil de la Ciiidad en xjuanto 
Cabeza de Partido.. Y como aii^ 
tes del eftablecimiento de las 
Cathedras Pontificias tenían ya 
las Ciudades prefijados fuslP 
mites , no fe necefsitaron Conr 
cilios para repartir a cada O- 
biípo términos 9 fino obligar a 
todos a guardar los que Jiavia. 
Afsi fe declaró en el Carthagí^. 
nenfe 11. donde no infiftieroni 
los Prelados mas que en decir^ 
que la Ley de Dios prohibe 
apetecer lo ageno >. y que poc 
tanto ninguna. traíbaíEÜIe los 
límites de fu Disceíi : SaMr49H 
da .ejt lEcvlefiífiic^f difiipUnái 
nf.jqtfifáiufm Ejpifitfórmik /¿dtek 
rius Mebe's , vel Dioeeéfim ^fua 
importknitate púljare debeai..^ 
Blacft ' yi feeundum jdnxmée ims 
O* San£li Evan^elij auBori^^. 
iem, ' j.' út ^emo nojtruimi alienes 
Ümitts. tranfgrtMaUír. Efto fe 
dijo:én elanÓ39o.(fi^unPar* 
gi) en el Cañón n i. Boiviófe á 
leer en el Concilio II. de Sevk 
JJla.,:pero ün mas expoficion ení 



-*'■.:■■ '. . ■ una 

^ (i) ' Quicumque Epifcópus alterius Epifctfidiceeefimfer'^Oi an- 

¡nosJTne atiqua interpellatione pojfederit y quía fecundum jüs legis^ 

ejusjam videtur ejfe diaecejis , admittenda non efi contra eum aÜio 

'f^oji'endi \fed hoc intra unam provinciam 5 extra verd nullo modo¿ 

^éédum diaeejís defenditur , provinciarum termini confundantur. 

^it. 34. (2) Sicut dimcejim alienam tricennalis pojfefúo tolüti 

4ta- territorij conventum non adimit. Ideoque Eafilicá que novée 

Mndit^t fuerint , ad eum proculdubio Epi/copum pertinebunt , 

€pnventus eJfe eonjiiterit. Tit.3 j. 



iDe/as^ivi/iottesJeOét/paiíos. stj 
la parre , que el rccur- P.irroquias y Obifpados , ni de 
limitss dccadaSilU:y lo que hiivo delpucs Te debí 
ndolc en U antigüedad infiltir en m.is que en lo que 
iS , ni Documentos fo- auténticamente conlta por los 
Iribucion Eclellaftica Concilios Provinciales. Eílos 
, y íicndo ilificíentes ion los índices legirimos : y 
es , y aun autorizados por elíj el íchor L?.ty/.i cuido 
Cañones í debemos in- de formar Catálogos al fin de 
ellos para las Provin- cada uno, en que rcvieiVjn las 
bifpados antiguos. Sillas Sufragáneas. Delpues de 
£n muchos Efcticores la entrada de los Motos le apli- 
;s encontraras citadas carón muchos Eícritores a re- 
Reparticiones de Pío- ferir los límites antiguas de 
y Parroquias atribuí- Provincias : pero folo los que 
s primeros Siglos : pe- Ce contbrmcn con hsSiibfcrip- 
lir fac*ias de las que cioncs de Concilios, nos deben 
Decretales de los Pa- dar la ley ; porque algunos Ca- 
¡riores a S. Damafo , y talegos fe formaron tan fin cri- 
3o las encontraiás en- tica , con tanta ínconltancia ds 
ibroe : íiendo hoy cola voces , y reducciones de loan- 
La entre los $abios,que tiguo a lo moderno tan ridicu- 
:n la antigüedad que las , que en lugar de darnoj 
derciJdo : y para los luz y auinentatún la obrcuri- 
s debe fer indííputa- dad , como notaras de aquí 
ivedad f pues en el In- adelante. 
as Decretales que ufa- 1 1 Antes de entrat en cada 
ri Igleíia en cl Siglo Divifion , y Catalogo , quifíe- 
e halla ninguna ante- ra te hicieras cargo del eftado 
. Damafo ; lo que es infeliz en que por la invaíion 
ue tío conocieron ta- de los Moros quedó' nueftra 
etales , y que jio las Kacion ; pues las mas de eftas 
aquel Siglo; noticias, y todas las que ne- 
c Conftantino Magno cefsitamos impugnar , íon par- 
1 introducidas otras tos de aquehtiempo. Y no di-^ 
rrales por la mayor ex- go que imlftas en los funetliái:* 
e la materia , y por el mos trabajos que padeció cu 
nn que fe han adop- los primeros in:^tus del furor 
10 nt aun por entonces de los Barbaros , fmo que paf- 
.nada en el punto de íes algunos Siglos adcL^nccy 



114 Efpana Sagrada. Trat. 3 . Cap. i . 

quando ya empezaba a relpi- en dia la ignorancia 5 y quan- 



rar , cnfanchando los límites 
dcla Chrifti andad , y alejando 
la jurifdicion de los Mahome- 
tanos. En todo aquel tiempo 
que huvo defde el Siglo VIH. 
al Xin. es condonablc la falta 
de erudición, que prevaleció 
entre nucftra Gente , porque 
el continuo fobrelalto en que 
la hacia eftár un poderofo ene- 
migo que tenia dentro de fu 
cafo , y el ardor continuo en 
rcftaurar fu dominio y Chrif- 
tiandad , los obligaba a poner 
toda la fuerza y atención en 
las Armas. Las Guerras conti- 
nuadas por tan dilatados Siglos 
no daban lugar al ocio de las 
Letras : no fe conocían las Uni- 
veríidadcs : los Libros como 
pcdian fer copiados > por falta 
de la Imprenta » eftaban redu- 
cidos a las plumas de los Mo- 
naílcrios , por quanto los de- 
más cuidaban de la Lanza y de 
la Efpada. 

12 Eleílado en que la en- 
trada de los Moros cogió á 
nueftra Nación flie por fus pe- 
cados de mucha difracción 
aun en los Eclefiafticos , que 
eran los que debian florecer en 
los Eftudios , y harta el Siglo 
XIL continuaron en ilícitos co- 
comercios. Añadiendofe á la 
primera diífolucion la difícul- 
tad poftcrior de dedicarfc a 
Jas letras > fue creciendo de dia 



do iban empezando á abrir los 
ojos y fe hallaron preocupados 
de ijgnorancias ptoprias y di- 
verías patrañas de los Moros^ 
con quienes havian comercia- 
do muchos Siglos ; y para no 
adoptar aquellas cofas en que 
fe havian criado ^ era necefla- 
ria una critica y ciencia fupe- 
rior a la que podia darles aquel 
tiempo. 

13 De aqui nació , que los 
que empezaron á efcribir de 
cofas ya paífadas > nos dieron 
por fu ignorancia y (encilléz 
unas noticias > que aclaradas 
mas las cofas es precifo impug^ 
nar, porque noíotros 9 y no 
ellos , tenemos commódidad 
de confultar las fuentes. /Ügu« 
nos no contentandofe conef* 
cribir lo que podian darnos en 
fu nombre , fe propaílaron i 
interpolar lo que efcribieron 
otros : efte con buena fé » fe* 
gun lo que havia oído y ó co- 
mo lo entendió : y aquel con 
otros fines menos reftos. En to- 
da edad ha havido varios Ge- 
nios. En la de los Aportóles no 
faltaron fínpdores de Efcritu*^ 
ras apocryras , que intentaron 
atribuir no meno'!s que al Efpi- 
ritu Santo. Defpucs del Siglo 
XV. quando empezaban a 10- 
brefalir las Ciencias y la Criti- 
ca , huvo pefte de papeles fin* 
gidos. Pue¿í í¡ en tiempo de 

tan- 



ta claridad huvo quien le- en Galicia y otras partes > jaz- 
itafTc turbiones. tap obU:4- glnqae ya.espzcado elreba- 
, que mucho que en Siglos tirio: fí es del Siglo XII. ó XIII. 
finluzhovMle'quÍKiáca;! aohiliui toccs con qucpqai 
[kiflbtropeza£|(;^.,yp'no cf- ' der^rra -antigüedad.: fí la le- 
ioloquc erraron , por iál- tira ^es GocVica » 6 Longobar- 
le mas ciencia i ni aun 1q d# aparece que es carácter de 
fingieron , porque en ñn verdad. Pero aunque fe junte 
% honbrcs: pero- tampoco .todo, no bafta para lar deci>- 
[ierái^uíE quien participe de ftoti : porque aunque fuele ha^ 
ella poca lüa , Uis imite en . ver algunos Manufcritof. ^i(^ 
:rcdulidad , : igOQr;uidj| , 6 cioíbs , q^e fon coipo unas mi- 
ocupación; porqú¿ }n no ñas de oro > Káy también per- 
'dircuIpaparae&>}iíGlcQr gammos cfcritos con letra Go- 
nunca la huvo para lama- thica en elKglo Xl.y-XII.cuyo 
íi ñ fe modo, al^ma enet mayt» miiieial folo dá piedras 
cipio; . ; V &l{as. Por tanto unos y i otros 
Digo efto» no folo ^ ÜD de nece&itan de contraftc: pbr-i 
te d^fprendas de qualquie- que ol que quifo ^Ifear , fabiai 
aísion , fino también para- efcribir en letra de fu tiempo/ 
procures diftinguir de Ef- y en las membranas ó pieles 
js y£fcrítur3S.my algunos que tenían : y afsi no bafta un- 
en viendo que efto eirá cf- principio folo , Itno los com^^ 
) en pergamino , en tal At- principios , como verás en ix 
ro , en al libro de Becer- materia de los Capítulos Ci-y, 
!> Tumbost como los llaman guientes. 




Pl 



CK- 



lltf 



B/paHa Sagrada, Trat. 5 . Cap. t. 
CAPITULO II. 



S)e la ^hifion de ^rol/incias Eclefiafiicas atribuida ai 

tiempo de ConfiantinoMagnOn 

Quefir aft que es apocryfa y y facaia del Efcrtt» iet Moro 

lUíis. Tiempo a que fe debe reducir la obra de aquel Moro ^ 

j que en ella no fe pufo la Iglejia de Toleda 

por Sufragánea. 



fiy T A primera Divifion 
I j de Metrópolis que 
hallamos en nueftras Hiftorías 
con atríbuck>n a Principe Ci- 
vil y es la de Conftantino Mag- 
no. Eíla fe lee en la Chronica 
de Efpaña^que liamati Gene- 
ral y compueáa por el Rey D. 
Alíbnfo el Sabio y en cuyo cap. 
^y 143.^ dice f que a los treinta 
yy años de Conftantino y que fe 
,, cumplieron en la Era de 376. 
yy años y avino afsi , que el Em- 
yy perador Conftantino aguisó 
yy fus hueftes ^ h vino á Eípaña 
yy a libralla de algunas centes 
99 que fe decien los Baroaros, 
yy que la tenien apremiadas :: é 
„ como avie faborde adelan- 
9> tar la Chriftiandad y partió 
9, toda Eípaña en feis Arzobií^ 
yy pados. El uno es de Narbo- 
i> na &c. 

16 Lo mifmo fe lisJh en 



un Proceflb antiguo que (e 
guarda en Toledo (y pondre- 
mos defpues) donde fe añadc> 
3ue^efto fue en claáo quortii 
el Imperio de Conftantino, ed 
que hallandofe en Efpaña con-i 
vocó a todos los Obifpos, 7 
feñaló términos para cada uno, 
dejándolos repartidos entre 
feis Arzobifpos. , el primero de 
los quales fue Narbona &c. El 
Autor del fragmento atribuido 
á Dextro aneja efto á un Con- 
cilio que de orden de Conftan-í 
tino dice fe tuvo en Tolcdo> 
preíidido por fu Prelado Natal> 
para reftaurar los límites ya 
perdidos de las Sillas antiguas. 
El Gerundenfe recurre al Con- 
cilio de Elibcri, que dice fe 
tuvo de orden de ^anta Hele- 
na , en prefencia fuya , y de fu 
Nieto Conftante. Otros mu- 
chos adoptaron lo niiímo^ apli^ 

caiv: 



'canden «1 AabH que qumí- tecks de todas las Igleíias , aii- 



17 Deíüeaqiii Ce empieza 
á ver la. venfad de lo qnefe 
ha prevenido f dando aas que 
admiiar el modo can qne lo 
han ■ fegwdo k» Modernos, 
(eftando taic m^ tramado el 
cuento) que la íenctlliz de los 
'Antiguas^ Dtídc que efcTibió 
Afólales es aíin mas de eftra^ 
Sar qoe haya cuntUdo tantoj 
pues le <^íb derechamente á 
la Venicb de Qmftantino á. 
Efpaña , y i la Divilion de 
ObiTpadios que fe le atribuye. 
i8 Si empezamos á exanú- 
nar la Venida , fe halla total- 
ifiente deftituida de autoridad} 
no exprefiando tal cofa los Au- 
tores de la Hiftotia RomanafUi 
aun ios mtfmos de quienes el 
Rey D. Alíbnfo dice que íc va- 
lió , incluidos los que por feí 
Efpañoles > debieran haverfe 
explayado mas en efte aíTunto, 
como fueron Paulo Orofio , S. 
Ifidoro , D. Lucas de Tuy , y 
eJ Arzobifpo D. Rodrigo,NÍn- 
guno de eftos expreíTaron tal' 
cofa , fiendo afsi que íc pufie- 
ron á tratar de aquel Empera- 
dor , y no es perfuafiblc que 
oculcalicn en el íilencio una 
cofa tan memorable , y hono- 
jifica ) ñ la huvieran leído , ó 
reputado por autentica : por- 
que un Concilio general de to^ 
da la Nación ¿.tenido para, in^ 



«fizado con la prc&ncia de 
tal Emperador , en un tiempo 
en que íe empezaba á refpiEuí 
de los ahc^os de Perfeoadów. 
ncs tan íimeftas, era punto taflí 
íobrefalietjte , que de níngúi 
modo le pudiera omirir el Ef* 
pañol qu¿ efcribiefie iLe aquel 
Emperador. 

. 19 D.FranciTco deP«^^ 
tratando en fu Cenrana4* «Mi 
^. de la Venida , y acción 0$ 
CbníUntino , fe luce caigp 4lt 
(fte gran íilencio de EfcritcH" 
res , y dice , que pues lo eiC- 
preíso la Hiftoria General, har 
vria algún Autor, que k> digeí^ 
fe. Eíu.es una teípuefta qa6 
no alcanza , pues no baíht que 
lodiga unqualquicrapor bat-. 
baro que fea : es neceflario ver 
ÍI tiene autoridad para preva- 
lecer contra el íilencio de v»^. 
dos los Patricios , y Eftrange^ 
ros , que efcribicroo en tiem^: 
po coetáneo, y poft«rlor i pues 
de otea fuerte fcrá t^n bárbaro 
el que adopte , como el primer 
inventor. Aquí ves un buen 
egcRipIo de lo que fe ha pre- 
venido fübre la ceguedad de 
feguir íin examen lo que cftá 
manufcrito , ó con letra de mol- 
de y como fuele dccirfc : pues 
como manificíta efte Efcritor, 
baila que uno lo diga , aunque 
tenga contra si 4 todos los de- 
ífas anteñoics , y aunque el 



1 1 8 Efpaña Snorada^ 

dicho CiTibuelva djlad:rtos, 
coí^^io fncjdc en cílc , no íJío 
por lo qu^ mira á ia Venida de 
Conílantino á Efpaiía , fino por 
el fín que cxprella de librarla 
de los Barbaros que dice la te- 
nían oprimida. Rcbuelve Au- 
torcs en bulca-de qué Barbaros 
dominaban áEfpaña en tiem- 
po de Conftantino. Y fi no ne- 
ceí sitas que fe halle en otra 
hiíloria ñias que en efta y pro* 
cura componer lo que refiere, 
de que foflegada Efpaña fe fue 
á Roma á celebrar las fíeílas 
Tricenales^ y mira fi hallas apo- 
yo de que no eftuvieflfe enton- 
ces en Conílantinopla 5 ó que 
fegun las guerras que.tenia en 
el Oriente , pudicfle aguiíar 
ius Hucíles para Efpaña ; y efto 
con tal celeridad que viniendo 
icn fu año treinta , le bolvieflen 
£n el mifmo , dejando pacifi- 
cada á Efpaña , convocado , y 
concluido un Concilio Nacio- 
nal, de modo que fe hallaflc 
en Roma celebrando por Julio 
las Fieftas Tricenales , tenidas 
fegun los Fados Idacianos en 
el dia ocho de las Kalendas de 
Agofto , (que fue el 25. de Ju- 
lio) y juntándolo tgdo , creo te 
verás precifado á confeírar,quc 
no merece crédito el que con 
tanta ligereza efcribió lo que 
adoptó la Hiíloria General. 

20 Pero el mas claro argu^ 
mentó de que efla Divifion de 



Trat.^. Cafy.t. 

Obifpados es cofa imagihad-i 
en un Siglo muy talto de noti- 
cias , fe tortia por él mifmo te- 
nor, en que á la Igleíia de Nar^ 
bona la pone en priinor lugar 
entre las Provincias de Eípuña 
en tiempo de Conftantmo Mae-^ 
no. Elle es un deíacierto de 
los mayores que pueden co-' 
meterfe en la Hiftqria , porque 
en mas de djcientos años átC^ 
pues de aquel Emperador no 
perteneció a Efpaña la Galia 
Ncurbonenfe, como con eviden^ 
cia de hecho fe moftrará en fu 
ficio. Luego todos los inAru-^ 
mentos que atribuyan á Efpa- 
ña la Narbona en tiempo de 
Conftantino M. no pueden fer 
tenidas por auténticos: y tal 
fue aquel de donde tomó efti 
efpecie la Hiftoria General; 
porque el Rey D. Alfonfo ño 
añadió de fuyo lo que mira a 
Narbona, (como juzgó Padilla) 
hallólo atribuido á Conftanti- 
no en aquel alguno de quien 
antes defendía Padilla que to- 
mó la venida. Es cierto que hu- 
vo Autor anterior que lo ef- 
cribieíle h aunque efto no favo- 
rece al que admite que D. Al- 
fonfo añadió de fuyo laNap- 
bona ; porque íi efcribe efto 
fin egemplar alguno que le 
abone , y teniendo contra si á 
la verdad , bien pudo referir 
de fuyo la Venida. Pero lo 
docto es j que donde halló. lo 

uno 



- * 



A^ V> otto : y aíu qtuda tradujo un Arquitecto , tvn^ 
Idáinonzado.por íii och tñen Moro, llamado MohcHnétv - 
ayudado dCl licenciado (^ 
Pérez. Amteofio de Motalcfe 
dice.en el libro xi. cipu58i que 
nnro otro egcmplar en Cane^ 
llano , difcurriendo que dé 
aquella traducción Portu^fa 
vendría i. nueftra lengua V f 
añadiendo que lepariecia fíi li^ 
bro mas antiguó que el de Pc^ 
tugal. En el difcntfo prelitmJ* 
nar al Ub. ii. pa&^ii. «^ ' 
pceílá que fe efoibió elOri^^ 
nal que tenia en el-áfío ífti. 
Los egemplares que yo- lie' vi& 
to todos eftanenC^iíellano, y 
no con total conformidad en- 
tre unos , y otros. En la Santa 
Iglefía de Toledo - hay tres Co- 
pias ; la una muy ccrcai^a al 
año 1512. que refiere Mora^ 
lcs,fegun fu antigüedad : pe- 
ro no es aquella la que tuvo 
Morales. HalUfe en el Cajón 
51.num.2j. Las otras dos ef- 
tán en la Colección del Señor 
Pcrcz , copiada la una del M9. 
que havia en el Colegio de S, 
Ciithalina de la mifma Ciudad* 
y en la otra íc previene "eftár 
tomada de la que usó Morales, 
que es harto diferente de la 
piimera, é incompleta. Otra 
he vifto formada de 16 que re- 
fulta de cftas dos , la qual fiíe 
de D. Luis de Salazar , y fe 
guarda en el Mohaftcrio dfc 
Monfcrratc de Madñd. 0^t-&, 



£1 primero qae efcri- 
bsOfvifítni, jotrando nui 
oviodas dé Efpaña la 
loaife én el Impcno de 
utíno M. fue Abnben- 
iahomat A^/ i de quien, 
r&equenda coa que fbe- 
a^ en nueftros Éícrito- 
:oDvÍene decir algo. ^Ae. 
Uftoriádor del.Mirania- 
yDaSiarak, para cuya inf- 
lan ^ y de a^o mandato 

, y Defcripdon de Efpa- 
qué en fu nombte anda 
ifcrita en los Gabinetes de 
ruditos , pues hafta ahora 
a vino la luz publica. Co- 
rfcribió para Principe Afri- 
.> y el aunque Efpañol era 
? t uso del idioma Arabi- 
para formar fu Hiíloria. 
a hoy no fe fabe donde 
ningún MS. en eña len- 
: en el año ia39* le havia 
"oledo , como le infiere de 
ue fe dirá num. 26. En el 

> figuicntc confta hallarfc 
]ien en Porrugal; porque 
iempo del Rey D. Diony- 
y de fu orden, refiere Bar- 
Mscbado en la Blbliotheca 
itana , V. Diniz, que fe tra- 

> en la lengua vulgat. Re- 
lé en la Carta á Quevedo 
lafu Maurut , dice que le 



I lo E/pana S agrada ^ 

qi:c es como compendio en al^ 
gunas cofas, y no fiel en la ma- 
teria , pues incluye lo que no 
ic halla en ninguna ; y los 
nombres de los Reyes tampo- 
co fon los que Raíis usó , íino 
los que nofotros les damos. Li 
Academia Valenciana ha pre- 
venido que imprimirá el Efcri- 
to de elle Moro con Notas 
marginales del Señor Pérez, 
Obilpo de Segorbe ; y enton- 
ces labran todos el juicio que 
^e debe formar. 

22 Sobre el tiempo en que 
Rafis efcribió han errado algu- 
nos , por no fabcr reducir ^los 
Años de los Árabes , ó por no 
haver manejado el mi fino li- 
bro. El hecho es que al fin del 
íe dice expreíTamente , que 
quando el Miramamolin reci- 
bió el Efcrito andaba la Era de 
¡os Moros en trecientos e fefenta 
gfeisatwSyY afsi eftaba con- 
jcluido en el año 977. con 
5quien concurrió en fií mayor 
jcípacio la Herirá 366. pues 
empezó en Miércoles 30. de 
'Agofto de 976. 

23 La calidad de la Obra 
íblo merece aprecio en lo Geo- 

raphico, (acomodado al efta- 
lo de aquel tiempo , aunque 
muy desfigurado de lo anti- 
juo) y en lo que mira á las co- 
fas de los Moros. Lo nueílro 
en lo anterior , y poftcrior á 
ios Romanos eftá lleno de fa-. 



. Trat.3. Cap. i: 
bulas, é ignorancias, pudien^ 
do fervir oc mueítra el punto 
de que vamos tratando , poei 
eíle es el primero que atribuyó 
á Confi:antino la Divifíon de 
Obifpados de £fpaña> inclu-< 
yendo la Provincia Narbonen- 
fe 5 y efte es de quien lo tomó 
la Hiftoria General > como fe 
infiere , no folo por la mayor 
antigüedad de Rafis, fino por 
hallarfe en la Obra de D. Al- 
fbnfo el mifmo orden > (ó deC- 
orden) que en la del Moroí 
uno, y otro empiezan por Nar-i 
bona 5 y fíguen por Braga > poí 
la Tarraconenfe, Carthaginen^. 
fe , Emeritenfe , y Hifpalenfe; 
Teniendo pues conformidad 
entre uno y otro ^ es preciíb 
decir , que el moderno lo. tomó 
del antiguo. Ni fe pueden atrí*. 
buir mas que a un Barbare las 
cofas que le incluyen en efta 
Divifion. Mal Texto para puQ« 
tos de Chriftianos i Mal teftiga 
para el Siglo quarto el que vi- 
vió feifcientos años defpucs, 
fin alegar teftimonio coetáneo^ 
ó intermedio! 

24 Para que fe proceda me- 
jor conviene ofirecer lo que fe 
lee en Rafis : „ConftantÍHO 
„ (dice) pufo muchos Obiípos 
„ en muchas Cibdades^ que los 
yy non havia antes : et digeron- 
„ le que Efpaña era buena tier* 
„ ra, et bien poblada » et havia 
n gauchos Chriftianos , et non 

ha- 



11 




^ n^ijrivtqptofatw? .ct. tev» 

,, feisOiyítios /et qne lia em^ 
«íbirao tt.&timifiaa rjoofinf:. 
» jGBá£ifÍ>:xÍe JeíhChqfto : ci 

M Obifpa dfrN»boii»« et dU^ 
„ Le con cUi. feu Qbdade^ 

«, que iKAíeOc dé T^ «t j[:«fti-í 
>, gu quinto en tefaVi-áB' Uft 
j^ammasd gt las fSM^ilfíihaa 
,, notabse/la; i. Péntis tret k 
^ otra Tobift/cCila ocriLMlg» 
^ lona f et la otra XcwAefuií, efi 
>, ia ()tra Tatagona i et Carca-; 
j, xooa. Et Carcaxona há uñi 
», Igkfia que es muy boñtz/U 
t, entre los Chri(üaaos « á que 
f> llaman S. ManaGtoriofaiec 
M en efta Santa María há Hetls 
n Oltelos de plata } et un día 
}, del año van a ella los Chrif- 
,t tianos , & facen hi muy gran 
t, fíeíta como quier que pos el 
„ año van allá muchos. £c de 
n efta Meíia á Balcelpna ha 
„ diez olas de andadura. £t<U 
„ otraesIaCaba:&la otra es 
„ la Illa. 

>,Et alifegündo Obifpp dio 
r,iÍ3raga.^e otrosí muy gran- 
„ 4^ «et btteaa^ ' Cibdades y et 
^ la pitmera e^ Domian , ct el 
,,Puetto de Portogal> &Co- 
„ tía , et Qviedo , et EAorga, 
^>et Bretaña, et Santiago, et 
,, la IgleGa de Qi9 > «t ^ie i 



IXI 

Liubca, et Xi&^etjFac&R ., 
, i M Ei il tetteto fíiór k'T»^ 
.y^goAa; et á Bircdoaa ^ jrt G^ 
j, na, et Mat!ada> & Alvíecaj>eC 
n, Qriela ^ct Lsrida>y ct Toáo^ 
M ía f ec Zanigoza.k<«t' JHueA^ 
^et -Bedelohijiet (uaI^horca.,c 
í :i^al otro^¿LÍ Caefihasi^ 
„i)&í Et al otra. á-lTolsdaifiec 
„ Caritro , ec Eftunbta , et'Ss^ 
„€umbdii'..>-et Alci»&j;«o j( 
„ iSaadaláijam iCRMaldiieia¿M|^ 
%i Murcia!» et:ú]&.iii4 «.cc.:£)aÁ^ 
H il^na^ ct' MoBlagWi ct jBu^i 

jj^OCÜe^eiUj '.;4^> (;!jr)] cfupM 

: j) Etal quíntadiolá MsricLb- 
M ét.-á Beka , et á Lixbonft ,'CC 
,f i.Gobtania , et i Gogumbiai 
„ et la'Mora, ec Enoría, ec Go^ 
), ría, cc Lampa. 
( .«y£t aifextojdio áSeVüIa, 
„ et á Italia , et á Xerez-Sada-^ 
>,ña, etáNidbla.et .iMila- 
„ ga , et a Libita , et á Ecija, 
„ et Cabra. Et anfi partio'Cc-f 
», fat Conftanrino á £rpañj..por 
» feis Obifpos. 

„ Et Conftantino tova .-jior 
<,<, bien í^ue la Fi de, Jefu Chriíi 
„ to dviefíe Señor poi si , et 
„ fiíe W i morar á Conftanti- 
„ nopla : et tlainófe Rey et Se-t 
jyñor dcConftantlnopIa: a^íi 
„ como lo9 otros fc.havian Ua^ 
„ mado de Edma, fit puesiof* 
„ denó , que todos los airif- 
„ tianos obedicieílcn al Ssñor 
,> de Roina , aquel que ecá $0+ 
{>ñot de losCtiriftiaaosQer» 



^9 



III E/paña Sagrada. 

» gos, ct que ellos decían que 
5, era Santo por ci poder que 
^y el havia de fu Apoftol Pc- 
„ dro , ct que jeíii Chrifto 
„ diera a Pedro. Et los que hi 
y, fe ficicron Chriftianos en- 
^, tonce y non ha honne en el 
^y mundo que los pudieflc con- 
yy tar , ni dar cuenta. Et ovie- 

ron Reyes, et Principes, et 
„ Grandes : ct tanto le confín^ 
,, tió Dios, que nunca cofa co- 
„ menzaba , a que non dieíle 
,y cabo a fu voluntad. Et pues 
„ que todo eílo pufo , fizo el 
yi tantas de buenas cofas , que 
„ ya non pudieflcn fer desíc- 
„ chas , et parecerán por fíem- 
j, pre jamás. Et murió. Et rey- 
„ no treinta años : et vivió por 
„ toda fu vida fcfcnta y cinco 
fy años. 

25 Afsi fe halla la Copia 
antigua de Toledo , en que fín 
duda hay defedo en lo que mi- 
ra á Carthagena , y Toledo: 
pues fegun le colocan con íe- 
paracion eftas Sillas , refultan 
íieíc Metrópolis , y no fcis 5 lo 
que es contra la mente del Au- 
tor , que ^xpreíTamente fe ci- 
ñe a feis Provincias , y acaba 
en cXfexto Obifpado. Según 
propone Refcnde efta Divinon 
de Raíis , fale cabal el numero 
de los feis ^ pues de Carthage- 
na y Toledo no forma diferen- 
tes Metrópolis, fino una: Quar^ 
to (dice) Cartbáginem , Lorcám, 



Traf.S^ Cap.t. 

Bajiamy Toletum, Albaram,Oxc^ 
mam , Saguntiamy Valentiam^ 
ValerUm , CaJIulonem , MtntC'^ 
fam , Oretum , S^cobrigam , ^ 
quinqué alias y quarum nominé 
non intillexi. Afsi en la Carta 
á Quevedo pag.xoio. deltomo: 
2. de la Bfpaña iluftcada. Pera 
efto es muy diferente de lo 
que coníla por el Texto alegar- 
do de la Copia de Toledo , la 
qual íín duda es muy immedia^ 
ta al principio del Siglo XlVv 
en que fe hizo la Vcrfion en 
Caftellano. También lo coiv 
tradice derechamente el egenn 
piar de Rafis , que file del Se- 
ñor Sima , y para hoy en el 
Eftudiodel Señor D.Juan Ai>' 
tonio Samaniego , Q>nfegero 
de Caftilla , m defcendiente: 
donde fe lee : „ £1 quarto dio 
a Toledo ^ el quinto dio á Mé« 
rida ; el fexto a Sevilla. 

26 Convencefe efto mif- 
mo 'y porque en el Siglo lÚIL 
al punto que el Rey Don Jay- 
me de Aragón conquifto a Va-^ 
lencia i reclamó el Arzobispo 
de Toledo , que efta Iglefia 
pertenecía por derecho anti- 
guo a fu ProvindBuHüvd Plcy- 
to fobre efto : y entre los ínut 
thos libios que fe hicieron tet 
conocer para efte fín , uno íiie 
el de Raíis , que no eftaba to^ 
davia traducido : pero vallen» 
dofe de un Judio , y un Moro^ 
declararon cóntcherfc alli ( y 



HN Atibes Anonynios) la 
"~ ' ' " baatrir 



BilJUb(Mb4cTolcdo,cw 
H^qU pvbticó «I fcoot 

iftritutfffertst hjtgi **i 
O" in dmhuí áiiis libriit 
n.AuBores non tranti di-, 
t nobis , quqd in diílii ti- 
ntinebMur , quod inttrftx 
tus diéioj , fa¿Í4* .4 Conf~ 
o Imperatore inWfpania, 
'ivitas VulcncMfub Civi- 
'oleto. En fuerza de cíIq 
, que en el Texto Ara- 
fe Rafís Ce hallaba como 
ipoli Toledo, y no deba- 
i^Hgunalglefia. 
. b- Verdad , qu¿ fiinda> 
' Ce mxeác imaginar, para 
n Moro , Efcritor deí Si- 
, -puíiefie por fufraganea 
eoo r quando al entrar 
» £fpana » hallaron ¿ ef- 
idid Corte de los^eyes, 
KÍ de todos Ais dominios» 
itiopoti donde tod^ las 



Provincias conc ntr ian á Ga 
CoociUos Nacímulcs ? S .poa: 
haUár.4te.Hacb(ña eftaba «iv- 
tonce^unidacon Efpafiaj; cssm 
yo quola míTmo havia- íi¿adb- 
do --en ttcbqio ' de OftíAüntÍBat 
cpmo^ct pol^hte « que hallañl 
dotamlnen á Toledo nmcaCa;- 
pitai. derdi PKmocik > yjReyl 
iKk»iJE hlotíQf fofia^^twa JiE»- 
tre los E(critores modeÓMsi» 
dff JAt) dpi^RVQT' . dudftlfobrc b 
aeogUdd^- !de I k ^Mccn^ 
TbledaR^ toMnd ft prOpondíá 
eq el toiDonguienc^pero pan 
qtie cl-MoHQ Rafikmáeffií te» 
iotutorieiBente ^ ^ i Toledo; -pof 
fufraganea , no ie defcubiA et 
mas mínimo fundamento : an** 
tes bien tcaundo de ella en' lá 
Defcripcion de Efpaña , dice, 
„ que fue fíempre Cámara de 
„ todo$. los Reyes :-b todos ^ 
,, eícogieron por .mejoc.'.paiia 
„ íii u^iiAz i porque era a íí} 
„ voluntad en todas las- cbfas: 
„ e.fuc una de las buenas Cib- 
„ dadcB de quatro que 6iado 
«HqríplcSj en ETpanaT.ii.defi- 
„ pues fíeoipte los Cefarcs (a 
„ tovicron CK)r Cámara. Qmen 
dice que fiempre fue Cámara 
de Celares , y Reyes , no tic»- 
ne fiindamento para que ha>- 
Uandola unic4 Capitaí'ide A- 
Provincia la 4efrntidailc dd 
fiiCrQ^ Mctt<)p(>Ü. JSi fe-pUR- 
4e probar, que tuvo algnn Ia& 
fvunieftco , de que .notbsco&o^ 



124 E/paña Sagrada. 

recemos : pues fabemos que 
aquellos de que uso , eran pof- 
tcriorcs á la unión de Narbona 
con Toledo , como confta por 
-dar á aquella el primer lugar 
entre la Divifion de las fcisSi- 
Has : y en el tiempo , y Docu- 
mentos en que Narbona fe co- 
loca por Provincia de Efpaña^ 
noíe podia lect Toledo íufira^ 
^nea. 

27 Teniendo pues , como 
tenemos^ Copias del Efcrito dé 
Rafís y donde fe lee efta I^leíia 
como Cabeza de Provincia , y 
confiando que en el texto Ará- 
bigo que fe mantenia en ¿1 Si- 
loXIII. fe Icia también como 

[ctropoli de Valencia , &c. fe 
infiere, que el cgemplar de que 
usoRefende citaba con algún 
vicio , como lo efta también el 
c^c hemos exhibido de Tole- 
do ; donde dice , que Cartha- 
gena fue una de las I^lefías Ca- 
pitales. Eíto ¿s temible > que 
fea inverfion de las Copias; 
cues fegun el numero de lolas 
icüMetropolis , y que á Tole- 
.do no le pudo negar efta ra- 
zón i fe infiere , que a Cartha- 
^na no la corre fponde plaza 
entre las Capitales Eclcuafti- 
cas, (pues en tal cafo no ferian 
ifcis [fino fietc) Djmás de efto, 
es difícil pcrfuadirnos , c^ue el 
Moro del Si^lo X. tuviefle no- 
ticia de la Silla de Carthagena: 
porque tü entonces , ni en el 



Trat.$. Cap.i. 

efpacio de quatrocientos añoí 
anteriores exiftia tal Obifpado: 
y afsi en nirwgun Concilio pof- 
terior al -■ áfio-y 1 6. refüená fü 
mención : ni noíotros tenemos 
noticia autentica de masPrCr 
lados de Qirthagenií j *que de 
lino , ü dos , ambos anteriores 
al Siglo feptimo: luego es^muy 
difícil perfüáfdiry qísé' ün Bir-í 
baro , que efciibii» '6W tieMpof 
mas otMcuro i y^eii'^fk^si dé 
Inftrumentos delycrpa^ió en 
que no hávia tal'Óbiípado , le 
pufieflTe por Mctropoü y ni aun 
fupicfie que le htfvia havida 
Junta a efto el numero de las 
feis precifas Capitales > y verás 
que es mucho mas verofímüi 
quefi la menciono yfíie atrí-^ 
huyéndola á Toledo? ó cxprct 
fando que efta era Cabeza de 
la Provincia Capfbaginen/e 5 lo 
que en alguna Copia fe redujo 
a Carthagena ; ó fe antepufo e^ 
ta voz y que fegun los fíinda^ 
mentos alegados debia^ eftai 
pofpuefta. 

28 Prevenido efto aísi^á fini 
que no alucine a algonod tex- 
to que propone Reiende i fe vh 
el defprecio que merece la Di- 
vifion deObifpados atribuida 
á Conftantino ; por no tener 
mas fundamento que' el haver-r 
lo efcrito afsi el MoroRaíis, 
i^norantifsimo de las coías an^ 
tiguas de los Chriftianos y y 
<jue en eftc mifino punto exr 

pli- 



suponiendo ¡i 
linooqjfonda «on'cr-^ 
llteptf 4e Confiautiko 

dqoe cnellmpetiaide 
¡^ & dividió £Q)á52 
ttf9iaaáS:(coinb le de^ 
^'^'cl Tomó I.) Por 
It» luU6,ti|w quando 
k^^potto^n de En 
bba oicbrpórada cbri 
3»tia NAbonimife } no 
é áNaybonk,-|bk> há- 
) PKiyínciáf Cffi«d¿ftro 
ntc; cr^^ pues j qué 
t «otrabd i codiponer 

üti dé >ftÍBJ'*-Itt¿¿^ 
de el principio havm 

:■ y-confiíndíendo lo 
Dti lo Eclpfiañico , y 

ando el tiempo de los 
ron el de los Romanosi 
i conjunto fflonñnió/o 
Üa y Eípaña en ricm- 
onlhntmo , attibüyen- 
r loGíilioEclefíafti- 
Kiuciendo á fu Imperio 
lie de cierto fabemos 
rcxiílido pt» entonces^ 
ego diremos ; fiívitudo 
■mención' jpata Tijüe fe 
> que precifamente ha- 
lA el eftado pofterior 
íftn las Sillas en tiempo 
lodos. ^ 1 

^lkl libro de Raíis, 
tftte que fe- hallaba ch 
i^'fiíe eftendiendofe por 
ktos, qi^ con el ¿c- 



qdeoce.tntoGODios'Mnravtpil! 
nian'conocinucntn de lalcná 
guá; G9^i^!ku£iglD»iiMicraA 
dcf.colnitai, &:lao'3[dopiaii<|o 
la! ofixciei fiti «samen ^ntx<jl 
dáj6fe¿tf£ro lósiMSS. ded^k^ 
do, yidil Reyt D^ Alfbiüb '^ 
Sabio : llegd con masBadüboi 
i nofoñosi penf jQonwjlá'notíi 
eiáifiíe'fbárhúla ent4b!Blo>g0fi$, 

oniftat for .{VUKápUi obteáiiá 
cas-finbikberiUi^flir {¡pócdui 
Filtrónos ^ lá fiíeOcn^^fce^ 
tahdo» pues aquT'pufeceiqd^ 
urge aqikUái agta-.4clDa:iíl 
día:' S^iai ab:iiuÜ¿'n9mcJiÁ* 
fiftit-t fmgftfit: ta^^Hs: pin 
(nnvalejeit. :■ ' ■ *>nf' 

■■ 30 Gafpar EJldtá ,' «n las 
Antigüedades de Portugal,>d^. 
65. quiíb dar á.xfta .cfpectie 
mayor antigüedad que u de 
Rans } reduclénd^a no menos, 
que a Juan , Obiípo de Gero- 
na , £ufit;ino , iuGural de Sca^^ 
labis (hoy Ssrttaren}Antotr de 
mil años antes de elCiiblr £flá* 
zo. Pcib <3quivo£au4<^'4>óX.Ia 
identidad, del.iiombrc y SiUa, 
erró novecientos años : porque 
d Joan liüTitaiió;, .O^mK^ de 
iGerona ■, floreció en ep Si^o 
.YL y es: ol que llamamos .m'í^ 
slarmfé.i:fOf havéviúdo.Abul 
.de 'VaUclara7>pbtoia»ixiu¿i rvfté 
-el qas: elcñuiorio que fillátaÍB 
.afríbujre •> finol^tib Obirpb dk 
-jSsrooa, ilam^ aunbicn. Juáb 



It6 E/pana Sagrada. Trat. 3 . Cap. xí 

(que es cl que comunmente fe tar la autoridad del Inftrumcn- 



entiende por cl Gerundenfe) 
que floreció en el Siglo XV. 
novecientos años defpues del 
Biclarenle, haviendo muerto 
en Roma en el año i/Aa. Efte 
Cfcribió una Hiftoria de las co- 
ías de Efpaña, tan llena de 
defaciertos , que ca(i fe hace 
increíble que efcribieíTe tales 
cofas un Prelado Efpañol. Si- 
guiendo a Rafis y y a otros, que 
le havian copiado y atribuyo á 
Conftantino la Diviíion de 
Obifpados de que vamos ha- 
blando : pero ni fu dicho tiene 
mas autoridad que la de Rafís, 
ni yo lo he mencionado y mas 
que por ocurrir a la equivoca- 
ción de £ílazo/á ñn que no 
pafle a otros la confufion de los 
dos Juanes Gerundenfes. 

■ 

S- 11- 

Otras pruebas de Ja f al/edad de 
ia Divifion de Obi/pados atri- 
bmda a ConJlanPino ,- y en que 
. fentido pueda interpretar/e > 
verdaderas 

31 TIJ*L feñor Loayfa pone 
XL en lapag. i3i,yen 
k 143. de fus Concilios y efta 
Inifma Divifion , atribuida á 
Conflantino Magno , citando 
en fu favor un Manuícritp de 
U Santa lelefia de Toledo. 
Tampoco euo puede aunaeo-. 



to de que vamos tratando \ no 
íblo porque yo he vifto elMS. 
citado por Loayfa 9 que nocie^ 
ne mas antigüedad que lá del, 
Siglo XIII. (naviendofe eícrito 
en el año 1253. como fe lee al 
fíndel Código 5. del Cajón ai.) 
fino porque expr^flamente fe 
pone en el la noticia , como exr 
trahida del Efcrito de Rafis, 
como fe vio en U claufula pro^ 
pueda en el num.i6. Y porque 
efte fragmento es también con^ 
ducente para defcubrir lo apo^ 
cryfo de la tal Divifion y quie* 
ro ofrecerle aqui fegun. le por 
ne enlapag.143. 

3 2 Divijio Provinclarumfi-' 
cundum Imperatorem , boei foo- 
do : Cdfar Conftantinus anm 
quarto Imperij fui fex Arcbie- 
pifcopos ut dividerent Hi/t^ 
mam in fex partes , fem Provin-^ 
ciasjufsit : ita quod unufqmfque 
baberet términos fuosy quos nmlo 
modo quis excederé attentaret. 

Narbonéejubjtnty Piteusy To- 
hfa y Caxdora y Albiy Magalona^ 
Nemis y Carcafona. . 

Bracarée fubjínt DumOy Por^ 
tucalyTudey Auria, Iria,Lur 
€0 y Britonia y A/lorica. 

Tarr acorné B.arcinona y E¿a^ 

ra y Gerunda y Empuriée y AMtfihr 

na y Leritay lílofay Tortofa , Cif- 

farau2ufla y Ofcay Pampihna, 

Calaforray Tyr^onay Auea. 

Toleto fubjínt , Secobiay Ar^ 



ea^ 



gmtU, 9%l«aHs,TM- del cónnD»: del- Omfiíladp 

.^StáaUfSmnt, IV. Lo fegando, porque eftb 

iOapaé», Fsltria, Confulado coiiefpQóde al año 

éiMtioát I Bestia tJBiei^ 31y.de la Era TOlgat,.enel 

A^riCM r''A^« , Pálm- quai o Mifiimü > que OúoBi 

^ .' tantina dividieflb.UE^ialSa eti 

krUw/»^/fiit , Pstft Oxé- íéis Arzobiípados ', conftandtili 



aU fmkjmt ,B¡»lit» tAfi- 
aifét Má¿»á, Bümií, 

'', Ceráiés , Sgtbro , Tmc-i 

Por todo cftecmtexto 
efe la ficción del Inflra- 
1: paes empezando por el 

3 que fcñala, fe conven- 
: m el aquí propueíto » iñ 
i exprcfla la Hiftoría Go- 
, dan lugar aliuceíTo. £1 
)ui exprcHado^es el t^tur- 

Imperio de Conflantino: 
:fte no fe pudo hacer Di- 
de Obifpidos , poique 

año fue anterior á la 
ría de Maxencio , y a la 
le la Iglelia ; y anres de 
'az , y de aquella Vifto- 
o pudo Conflantino ba- 
que fe le atrib'uye , por- 
o era Chiiftiano. Ki fe 
: decir , que por aquel 
airto fe entienda el Con- 
íiV. Lo primero , porque 
ramento recurre cxprcf- 
ite- al año tpiarto del Im- 
k) que es muy diferente 



qne pdi ¿ntonces (y algonot 
años delpues) no hávia Aiat 
qiie tzes Provincias s 'pues, bi 
Gircha^^nfe y Bracitenfir 
no fe dividieron de la Tanaico4 
nenfe hafti i7.añosfdeQ)iK4 
^o.eifpQrel año i^a.comb 
fe' deja didio en eí Tba» h 
nig.a38. Lu^ es ¿Ifo , que 
Conftantíno hidieflé efbDivi* 
fion eñ el año quarto de fu Itii<- 
perio , de qualquicr modo que 
fe entienda efte año. 

34 I^ Hiíloria General re- 
curre al ano treinta de ConC- 
tantino , en la Era 376. que 
correfponde al año 338. y en 
elle año repugna aquella ac- 
ción , por havet muerto Conf- 
tantino en el año antecedente» 
337. Luego omitiendo la poca 
fe que merecen los Inftrumcn- 
tos (de donde fe faca efta no- 
ticia) por la inconftancia y opo* 
íicion de uno áotro ; confia fu 
falfedad en lo mifmo que afir'- 
man. Entre los Patronos que 
tiene eíta opinión , hay ram^ 
bien otra notable opoficion: 
pues unos dicen , que fe hÍB> 
en un Concilia deToledoj 
otros que en el deEübeíi ití' 



1 1 8 EfpáHa Sagrada 

que es prueba de que proce- 
dieron arbitrariamente lin do- 
cúmento firme , y guiados de 
malas congcturas ; porque en 
Toledo np fe puede afirmar 
Concilio alguno hafta defpues 
de Conftantino ; ni reynaba 
cfte Principe , quando fe con- 
gregó el de Eliberi. 

35 Fuera de lo que mira 
al tiempo en que (e dice hecha 
la Diviíion de Obifpados , fe 
mueftra también , que no pue- 
de reducirfe á Conítantino, in- 
ííftiendo en los nombres de las 
Sillas que expreflli. Para efto 
bafta el referir alí^unas , omi- 
tiendo el examen ele todas , ya 
por la barbarie de los nom- 
bres , y ya porque pocas baf- 
tan para conocer la ficción del 
Inftrumento. A Braga la da 
por Sufragánea á Dumio : y ni 
en tiempo de Conftantino , ni 
en docicntos años dclpues, hu- 
vo tal Obifpado; haviendofe 
erigido en honor de S. Martin 
Dumienfe , defpues del medio 
del Siglo VI. En el texto de 
Rafis ,Vegun fe halla en Tole- 
do , y en Refende , fe añade 
también á Oviedo ; que ni en 
tiempo de los Romanos , ni en 
el de los Godos , era Silla , ni 
guando lo fue , tuvo fugecion 
á Braga. De Porto , y de Bri- 
tonia es también autorizable, 
que no exiílieron en tiempo de 
los Romanos ^ como íc dirá 



. Trat.i.Cáp^i} 

adelante. En Tarragótia. póñfi 
el texto de Loay fa á líhafa y Sir* 
lia imaginaria , fegun diremos 
en la Diviíion de Vamba. En 
Toledo expreíT^n á CQmpiuto» 
y Beacia , que tampoco íueraa 
Obifpados en tiempo de los 
Romanos. En Merida i Calta* 
bria , que no fue Silla hada el 
tiempo d^ los Godos. Añade 
aquieltexto dcLoayía á Nu- 
mancia , la qual íi fe entiende 
de la anticua , nunca fue Obif- 
pado ; y u fe toma por Zamo^ 
ra , no lo fue en tiempo de 
Conftantino , ni antes de los 
Moros y como todo conllara 
en fus proprios. lugares. 

36 De aqui podrás inferir^ 
que todo efto es ciertamente 
pofterior al eftado que tenian 
las cofas en Efpaña , no folo 
defpues de los Romanos > fino 
también de los Godos : y aue 
todo ello publica haverfe dif« 
puefto efte Inftrumento fegun 
el afpedo que la Igleíia de Ef- 
paña tuvo defpues del Siglo 
VIH. En lo que mira á Rafis 
parece que fe arréelo al eftado 
de la noticia que havia en fu 
Si^lo X. Las copias de otros 
Elcritores pofteriores miraron 
a fu tiempo $ porque como los 
nombres eftaban desfigurados 
de lo antiguo eti el texto de 
Rafis y cada uno ponía la rer 
duccion que imaginaba , ó que 
tenian las cofas en fu Siglo , co« 

mó 



Bm^ 6iGaaq)luto ,.qucla 
nicáaa> 4c Kaíis tknüua 
iMlfiftMÍyilo milmo en 

aMAotíá/Gedcrali íc pio- 
ñ dtta» cofas «testal: modo, 
.ccb) caboa^woñiuida. áé. 
Vafeo tSbbrecLa6o 338.) 

U ttiit^i^ftim Conque, 
eio» 'dbe&danbiáDC ^úfii' 
eti6 y en inñr k 'rUiboia- 
EípáÁaen tictapode ConA 
ho, y redtti$rl át iTk faipe-i 
illai que bohovo entoa- 
fe ^ínntanMi los de cttroi 
xíoresrque ignorando el 
.0 primitivo le aplicaron 
oderno con las corrupcio- 
le nombres y leducaoncs' 
1 tiempo. 

cgun el parentefco que fe 
en efte punto con el de 
vifíon atribuida a Vamba, 
iclino á c|ue el Efcrito de 
t prevaleció y fe mezcló 
Siglo XIII. con las fíccio- 
]iie en la entrada del XII. 
aron á la de Vamba. 

Concluyo , que ni por 
fcrito de Raós^ni por el 
ijey D. Alíbnfo , ni por el 
le Toledo , ni por muchos 
lies que patrocinen la Di- 
a de Obifpados atribuida 
nftantino Magno y de nin- 
nodó merece fer admiti- 
fino antes biea reputada 
: las -mas apoccyras , por 
mJíC. 



fu mal original > .por íu bartu* 
lie , por íér dciconotiida 'de 
teda la anúgaeda^^fipottíi 
contradiccioD' , que tbBne . cún ( 
ocios Dóotnáentódié^itniosj :v 
■': ||8: 'Lo iia¡úa.qii¿) fcl átég^ 
admitir eseflle^ato: éf-f Q]^ 
en tiempo, de /Gaiftaritinal£ 
le hizo laDivifíondeProvinfj 
cias Civiles en Efoaña^ qoe 
luego íe arraló lo Ec^iulftf 
co. incifúda la .paite doíA^fi 
caTingitana , fiieíon. feú: 3^ 
omidc^eña (pornofaaverto* 
cado acá en lo Edeíóttica; ó» 
mo íc dijo en el Tomo X.) füe^ 
roQ clncd-,:Ia Tarraconenfc,; 
Carthaginenfe y r Betíca , Lufi^ 
tana , y Bracarcnfe. 

J[9 Qu^al punto que le din 
leroh ch cinco las Provin- 
cias ícgun la Ley Ovil , C^ 
atemperó al miíhio numero lo 
Canónico , fe deja ya propueC- 
to. Entendida la Divifíon de 
Conñancino en el fentido de 

aue por fu difpoficion fe div^ 
icron las Efpañas en las df> 
chas Provincias.y que losObit 
pados fe dividieron cambien 
con atribución al nuevo nuuie- 
to de Metropolitanos } en eille 
fentido es legitimo y autentH 
co , que Conftantino M. hizo 
nueva Divifion de Obifpados 
en Efpaiía , como también ea 
otras pactes. Pero decir , que 
efta Partición la hizo el Empe- 
íadox eíbmdo ene^s BsC^nai^ 



1-30 Efpaña Sagrada 

ó que erto fiic convocando á 
los Obi (pos á Concilio , ó bien 
ai de Elibcri , ó alguno de To- 
ledo, cfto es apocryfb. Que 
entonces eftaba atribuida á Ef- 
panaí la Galia Narbonenfe ; ó 
que exiftian las Sillas mencio- 
nadas de Dumio , Oviedo, 
Compluto&c. efto es falíifsi- 
mo. Que la Diviíion de Coní^ 
támino no incluía en fu origi- 
nal ¿ftos vicios , tampoco pue- 
de ;2^marfe : pues fobre no 
alegarfe texto donde carezca 
de ellos , tiene contra si aun á 
los mifmos Patronos que la li- 
guen , los quales todos la re- 
conocen revenida de las mcn« 



donadas calidades , á ifié no 
puede deferirfe crédito. . ^ ; 
40 La Divifíon de cinco 
Provincias , y cinco JMctropo- 
litanos , puede y debe llamar- 
fe Conftantiniana en el fenti^» 
do expuefto. La de feis , en 
que íe incluía la Narbonenfe, 
íolo debe intitularfi: Gothica, 
no Romana aporque íblo en 
tiempo de los Godos > y de A 
pues de la muerte de Liuva 
( hermano de Leovieildo) fe in-^ 
corporó la Igleíia de Narbonat 
con los cinco Metropolitanos 
de eftos Reynos , como dccla^ 
rarémos en lu íitio. ..i< i : 



i 



CAPITULO ni. 

É 

fie la ^itt/ton de Ohi/pados y Metrópolis ¿el tiembo j 
[' .,. dominio de los Sueldos* 

§. I. 

Iproponefe lo áBuado en el Concilio intitulado de Lago ^ y 

mueftrafe nofer originales ejias JStas. 

É 

• 'jfl Tr\Emás de la Diviííon 
. ^ J_y de Obifpados atri- 
.buida al Emperador Conftanti- 
no , fe tiene comunmente por 
autentica otra que fe atribuye 
á un Concilio de Lugo, cele- 
brado en el tiempo de los Sue- 
vos. Pero efta nofiíe ceneral 
» todo elContínente ^ ímo folo 



para el Dominio de los SuevoSi 
que abrazaba la Galicia , Aftu- 
rias, y parte de Lufitania. Atri- 
buye fe efta Divifion á un Con- 
cilio de Lugo , en que , demás 
de otras coías , fe erigió una 
nueva Metrópoli ,' fe arregla- 
ron los límites que debiato- 
Jier cada Ot^ifpado , y fe fiuv- 

:da- 



S¡itía 9>Íítlím^ÍeÍMt9¡M.:\ 



n de toevo algunas StUas. 
?SX»naUtt^CLhá.pcu9dk^ 9 ó 
ImrMiAnoiíc ha ;dcfi:ubim[4 
B|baJiogri'iau<]ue cifrag-^ 
to de una :pasxc hiftocial, 
[fe>iIi9K cfi unaG^pU , y 
l«btataibi«i oculta hafia et 
Id Sii^XVL en que la 
idbi^^ámi^ ái iMjfA en 
hoL deConcdioS) jmpreí^ 
L MadtíA ^ el x$i?3^ Del 
cilio fe halla mención en 
ieyto iqufr-d Arzobifpo de 
¡ago t(uyp con d de Braga 
empo de Inocendo ÚI. cu^ 
botfciida' poncknés en. el 
idicé n. Antts le mehdó* 
Ghronicon Irienfe, y creo 
efta' es la memoria mas an- 
u D. Lucas de Tuy ha- 
del mifmo Synodo , deí^ 
de la Era 704. §. Poft 
la¡os. Juan Vafeo trata del 
tiento que pcrmaneix, co- 
(ue exiftia en el Archivo 
L Santa Igleíia de Braga, 
^ía dice y que le recibió 
eñorObifpo de LugoD. 
Ruiz : y que en fuerza de 
toridad'fe movió a darle 
blico. Amhrofio dcMon^ 
menciona como ekiñen- 
í Lugo: pero folo copió 
imera ciai)fula {lib. ii. 
Y Hxx los demás Autores no 
I fe.le dá nombre de £f- 
tjif como prindpalmente 
j||ciUo> fupQmcndo como 
inconcufa la Divifiondc 



Oblípados ^ y lo demás, qué 
ea elU te mcDciom. £lvnioder^ 
QO^^Lufitam> fmifiUvifk Áfhé 
admitiendo la li»irimklad dé 
la fuiíftauída ^ ^uiade>./que..ls 
Efcritunt, eñ^ que £6 btm^ im 
es originaL Antes de' hablát 
fobre eflo , es predio ejduiÁv 
la Eícrinu;^ y que feg^ la<.]m^ 
blicó Loayfa pag. ia&; (tío 
quien la haa tomado Jos de4 
más) es afsi: S:¿ ... i 

4a TitMon Smnfórtm rfiA 

nusríj^ Tbfwhmirm y Pfimipi 

Civiíáti Imo jMfWM^it,4úi 
€fmfirmM%iam fidem Cé^tbotí^ 

€am y vel pro diverfis M^Ufim 
caufis.PoJlquáfn feregerunt quid^ 
qmdfe Concilio ingerebat , ¡Í/Vv-* 
xit ídem Rex. Efiftolam fuafn ud 
Epifcoposy qm ibidem erant ion^ 
gregati , continentem bmc : Cu* 
y pió Sandifsimi Paires ^ ut 
y provida utilitate decernacis 
y in Provincia Regni noftri; 

> quia in tota Galbccias Reeio^ 
y ne fpatioíac fatis Diocceles á 

> paucis EplTcopis tenentun 

> ira ut aliquantfle Ecdeíiar pet 

> (ingulos anuos vix poísint á 
y fuo Epifcopo viíitari« Infu^ 
y per. tantx Provincias, üriují 
y tantummodo MctropaUtanus 
iEpifcopüs eft;& de cxtié4 
, mis quibuíque Paroc} " ^^"^ 
, gum eft fingulis 

> «iliuxii^convc»Mi^ DumbJm§ 



í' 



Bfiftolam Epi/chpi hgtrunty elc^ 
ffrunt in Spwdo y ut Sedes Lu-< 
ceníis iffet Metropolitana jjicm 
tt Bracára ; qma ibi erat termi-^ 
miás de eonfimtimis Epifcopis y & 
^ ipfum locumLueenfem gran^ 
disfemper erat eonjúnóiio Sue-- 
vorum^ Etiam in ip/o Concilio 
alias: S$des elegerunt ^ ubi Epif- 
topi ordinarentur : Jieque pofi 
bdc, pro unaquaque Catbedra 
TOiascefes O" Parochias divife^ 
runt y ne inter Epifcopos conten- 
tio aliquatenus Jieret : id eft. 

A^ Ad Catbedram Braca^ 
fcnfis Ecclejiét , q$ue in vicino 
funt y Centumeelfas , CoetoSy Le^ 
mtos y Aquafie , Milia y Ciliolis 
éd pofiarn , jtílio y CarandoniSy 
Tauis y Ciliotao y Getanio , Ocu- 
lis yCerecis , Petroneto , Equirie 
éd Saltum 'y Ítem pagi Pannor 
nias y. Lederay Verganciay Aftiaf- 
tico y Tur eco , CunecOyCberobiOy 
•Berefe y Palanticio y Celo y Supe- 
legio y (¡f Senefquio. 

Ad Sedem Portugalenfem in 
Cáfironovo Ecclejias qua in vi- 
Uno funt y Villanova y Betaoniay 
Vi/fa y Mentuno. , Torebiay Bou- 
ka/le y 'Btnzoafie y tumbo y Nef^ 
$i$y Flapolet y Curjnianoy Ca- 
gf^^Jlo ,'Leporeto , Melga , Tan- 
gpbiúy ViUagofHedea y Tauvafe: 
Ítem pagi y Lábrencio , Aliabioy 
Vjdiacia , Truluco y Cepisy PJan- 
dalas y&, Palentiaca. 

Ai Lámeco y Lamecumy Tu- 
$ntíca y Atauoca > Cantabianoy 



.Trdt.^. Cap. y. 

Omniay & Camianos, 

Ad Conimbrienfem y Cmm 
brei y Emimó y Lutbino , Ifífum 
la y Antunancy O^'Portútdc Capi 
trum antiqumm. 

^Vefcnfe» Vefeo ^ Rodo^ 
miro , Submontio , SmbverbeMf 
Cofonia y Ovellione y Totela y &, 
Caliabrica y quét apud Gotbos, 
pojlea Sedes fuit: 

Ad Dumio familia Servo^ 
rum. 

Ad Eeitanienfem toita Egi-^ 
tania y mene , Cipio , Cf Fran^^ 

COS. 

44 ^Lucenfcm Luco CU 
vitas cum adJAcentiafua ^ quam 
tenent Confites XI una cum Cair 
roga y LemoSy &* Cavarlos. 

Ad Aurienfein Palla y Asmay 
VerugioyBebalosyCeporoSyTenneSy 
Pinca y Sajfavio y Verecanoe y Si^, 
nabiay & Calapages majores. 

Ad Aíluricnfcm Afiorica^ 
Legioy Bergido, Petra , Speramtii 
Comanea y Ventofa y Maurellos 
fuperiorum & inferiorum , S«i- 
vircy Francelloey & Pejicoe. 

Ad Ir ienfem Mortacio y Sali'- 
nienfe y Centenoe > Celóme y Me-^ 
dienfiey Peflamarcos. . 

Ad Tudenfem Ecchfias in 
vicino y Turedo y Tabolelá y Loco^ 
parre y Áureas y TabuUUy Longch 
tude y Carifíano > Martiliansy 
Turonio y Cele ff antes y Turnea: 
ítem pagi Aunoncy Sacria y Erhi^. 
lone jGasáda yObinia, df Cotr, 
tefe. 

Ad 



9U'U fblfptfiQñ 'dths^afm. 



I ^réém Britoñnomm Et- 
fisfmii t htrm Britmmty 
Mi Mní^/krto'JUuciwUi &" 
'tAJhfñii/mat.. 
., Xohiftoiiat deeftelnf- 
into es que defpues fie 
jttidos los Suevos i UFi, 
Ds mil^n» de S. Martin 
nenie , y predicación de 
irtin Duímeníc , mandó el 
Theodomiio , que Ce tu- 
: unCoDcitio en h Qudad 
^ugo^ con fin de que fe 
[rma^ la Religión Catho- 
7 otras colas neceflarias 
Iglefia. Conchudo el Con- 
envió el Rey i los Padres 
Carta , en que les propo- 
que Tiendo tan dilatado fu 
no , no havia correrpon- 
te numero de Obilpos} 
efto trahia coníigo el gra- 
iconvenicntc , de que íien- 
luy dilatadas las Diccefís, 
K)dian los Pallores vifitar 
tímente fus Ovejas. Jnnta- 
te,que no haviendo en tan 
cado efpacio mas que una 
ropoli y era grave moleftia 
i algunos Obifpos el con- 
ir á Concilio cada año,por 
lucha dtftancia. 
¿ ' Eñas razones hicieron 
:ha fuerza á los Padres» 
qne efectivamente fe eften- 
Qalicia en aquel tiempo 
le el:Mar Cantábrico hafta 
cercanías del Tajo , dejan- 
Eléntio i Coimlira f y i Ida- 



^53 



fía. En vifta de ellas relblvu^ 
ron , que de alli adelante Ce 
aumentafie 'Una Metrópoli en 
li^ > por caaíft de let efbi 
Oudad la mas propudonada 
i la concturenda de lorObif- 
pos Sufragáneos de la parte del 
Norte t y juntamente por íet 
Pueblo muy &ttofo en ló Q^ 
vil , donde acudía gran con* 
curfo de Suevos. Para evitar d 
perjuido' que ocaíionaba i Ibi 
Proados la gran dilatación de 
fus Sillas , reíblvieron que A 
cri^edén de nuevo algimos 
<%ifpád6s , fefialando los l¿ni- 
tes que debian tener todosj pa^ 
ra que ninguno mvieflTe alter- 
caciones. Eñe es el hecho , £e-. 
gun nos le propone la £(crí^ 
tura. 

47 Q^^ ^u materia no fíie 
aíTunto de congregar el Syno^ 
do, y que tampoco no es" el 
mifmo Concilio , confta por lo 

3ue dice de haverfe congrega- 
o para diftinto fin , y que eot^ 
tluido todo lo que pertenecía al 
Concilio , fe propufo , y trató 
lo referido : luego ni es Conci- 
lio , ni parte , ó fragmento de 
Condlíd^^fino folo utia Efcri- 
tura , ó Aftas de lo que re-: 
fultó. 

48 - Que tampoco es inftfi>^ 
mentó Original lo notó ya Pi^ 
reyra al fin de las Memorias del 
Obifpado de la Guarda , en la 
pi^ftacion £xegecicA V'^'^^o» 



^34- E/patía Sagrada. 

III. num. 1 8. y confta , por 
quanto en los términos, que 
atribuye á Vi/eo , una de fus 
Parroquias es Caliabria , fobre 
quien añade , que de/pues paf^ 
so d Obi/podo en tiempo de los 
Codos. En efto fe vh claro, que 
la tal Efcritura no es del tiem* 
po de los Suevos , ni original, 
ni extrañada en aquel tiempo: 
pues los Suevos no podian de- 
cir , que Caliabria , Parroquial 
en fus dias , ñie Obifpado eti 
ios de los Godos , como de fu- 
.yo confta , por haver fido eftos 
poftcriores a aquellos. Por tan- 
xo fe admiró con razón el P. 
JTaüez (en el tomo t. de fu Era 
.y Fechas de Efpañapag. yo2.) 
.que Morales digefle(lib. ii. 
cap. 59. ) que efta era la Efcri- 
tura mas antigua de quantas 
en Efpaña fe han confervado: 
pues no es del tiempo y Era 
^que en ella fe refiere con atri^ 
.bucion a los Suevos , como fe 
mucftra por lo mifmo en que fe 
recurre a ellos , Tempore Sue- 
vorum. Efta primera claufula 
declara fer formada la Efcritu- 
ra defpues del Rey nado de los 
. Suevos : porque quando adual- 
mente dominaban , no fe em- 
pezaban afsi los inftrumentos, 
. ni fe empieza ninguno con fe- 
mejante exprefsipn , quando 
dura el Tiempo de los Sobera- 
nos que le forman \ pues lo de 
im ilip tempore íicmpre es claur 



Trat\^.Cáp.^. 

fula de quien efcribé deípués: 
y folQ remitiendofe á un ion 
pcrioy ó linea de Reyes ya aca^ 
bada , le dice con propriedad 
en tiempo de Cal imperio , 6 tal 
linea : v. g.. en tiempo de ioi 
Romanos > en tiempo de ios 
Godos , de los Moros, &c. 

49 Lo mifmo confta por 
las voces de que u(a el inftrtí^ 
mentó , que fon de tiempo pa(^ 
fado , no prefente : aUi (dice) 
era el termino: bavia gran con« 
curfo de Suevos : y fi la Efcri* 
tura fuera del tiempo de eftos, 
digera , a^i es ; aqui hay : rey* 
nando tal Rey de los Suevos» 
&c. y no en tiempo de ¡os Suih 
vos. Luego efta Efcritura ño 
es del Siglo a que fe aneja. Y. 
fe debe añadir , que ni es del 
tiempo de los G(k1os> (¡fio poP 
terior a eftos , como fe prueba^ 
por el modo con que habla de 
Caliabria, diciendo que fiu Si^ 
lia en el Rey nado de los Go- 
dos : y íi efto fe huviera 
to , quando actualmente 
naban los Godos , fe pufiera 
que ya era Obiípado » ó que ^ 
Silla f pues, fe nuntuvo coma 
tal en todo fu Dominio. Peto 
ufar de tiempo ya paflTado , y 
decir y^r Silla en tiempo de w 
Godos , es prueba , que efto £b 
eícribió , quando ya ni eca 
Obifpado y ni havia tales Go-. 
dos. 

SP Efcrico eílQ 9 iulft >of 



j: idblntíoii - 



fe 

liP; Qmifbr di áfgaté tf^ 

éünóded éd Arzobiípado 

r55tilkHKÍ6ic)Qficliiyc 9 cflc 

EkMrámentOi^ havia y^jpcr- 
Oliábria la' dignidad Pon- 
ai y ocMdSgnientfimente no 
a»6¡6(tl mfragpiento ^ 
andcí.lot Sttoros, ni aüo 
spd09>'fino en tiempo de 
bueyes dtfAAums. . A&i ef- 
kiijtornain.1254. IM^cUar. 
Ir efia Eícritnra nf nrifd^ y ^ 
f00frior iXQoto jfc ke en 
«^ 502. Antes de -ptopo^ 
yo k) que fíento fobre fu 
guedad y crédito , quiero 
:cer la Chronologia y va- 
lad que hay fobre el año 
Concilio de Lugo : y por- 
í efta tiene conexión con los 
Braga , es precifo antepo- 
la de unos y otros. En el 
mo I. oíreci una DiíTcrta- 
n acerca del Concilio Lu- 
ife : efta es la que fe íigue; 
itido el nombre de DiíTer ra- 
in , por dar mas encadéna- 
la materia. 



#^^ #^# ^:ff^ 



«55 



$. IL 



Dil tiempo Á piefi MüfidMh 
HComriúo deiJfgOy y dfrimiro 
ff(^mio BrMiartnfi. Qgi Rt^j 
' jú daminsbatí entomu 
'" inGaUciaí. 



j 



<i -^Obre cítiempoenque 
\¿j le tuvo el ConcUioidfe 
Lugo ,' cuya parte fe dl¿e efta 
£fcritura> difcurtén muylvaf» 
riamente los- Autores. Lo unU 
co en ^ue parece que debes 
convenir» es ^ que efts .CorcmIío 
fue pofterior al L de Bcá^ > y 
anterior al IL Que fiíe defpues 
del primero delBraga j conftá 
por lo dicho tom. 2. pag. 14^* 
fobre que el ConcUio L de 
Braga fue el primero que fe tUr- 
vo en Galicia , defpues que los 
Suevos abjuraron la heregia, 
fin que haya lugar a que fe ad- 
mita otro Concilio en los anos 
immediatos anteriores á efte 
que anda con nombre de Bra- 
carcnfe L Luego. el Concilio 
de Lugo fue defpues d^-l pri- 
mero de Braga. Confidinafe, 
porque en el de Lugo Jfe dice 
erigida efta Ig^efia en Metro- 
pontana , y que fe aumentaron 
Obifpados : luego efto fue def- 
pues del Bracarenfe L porque 
fi huviera fido ' antes , ie hallara 
ran.ya en él los dios Metropo- 
. ittanos ^.y mas Sillar de Usqme 



^ 3. ^ ^ff^^^ Sagrdáa 

concurrieron , como fe vé en 
el fegundo de Braga ; donde 
vemos dos Metropolitanos, y 
die¿ Oblfpados fiíera de las 
Matrices^ y de Dumio $ no ha* 
viendo en el primero mas que 
un Metropolitano , y fíete Su- 
fragáneos. Infíereíe pues, que 
el Concilio , en que fe pone el 
aumento de Prelados y me pof- 
tcrior al I. de Braga , y ante- 
xior al n. y que por tanto fe 
hallan mas Obifpos, y dos Me- 
tropolitanos en el íegundo j y 
no en el primero. 
' 52 Veamos ahora , quándo 
íe celebraron los de Braga? 
Baronio y Perreras reducen el 
Bracarenfe I. al año 563. Era 
éoi. Pero efto tiene contra si 
á los Códigos antiguos MSS. 
de los Concilios , en quienes 
prevalece la Era 55^. como 
unánime fe halla en tres Códi- 
gos , fegun lo dicho tomo 2. 

pag.193. y ^^ ^^ ^^^^^^ apartar- 
nos de tan venerables monu- 
mentos y quando no fe conven- 
ce cofa en contra y como fuce- 
-de aquí. Demás de efto y aquel 
.Concilio fe tuvo en el año ter- 
cero de Theodomiro , ó Aria- 
miro : y folo a la Era 599. (año 
561.) favorece el añoIII. del 
Rey Theodomiro, fegun lo di- 
'cho en el tomo 2. cap. i. de la 
-Chronologia de los Suevos. 
• Vafe/) queriendo dar por erra- 
dos los nuuieros de los libros 



•.i - j 



de Concilios, recurre al aña 
536. Peroyernt: porque ni cin 
ronces reynaba Theodomiroi 
ni eran Catholicos los Suevos; 
ni havia entrado /on'Efpaña S^ 
Martin Dumisníer, queme ano 
de los que concinrrieron al 
Concilio , y el prihdpal inftru^ 
mentó para la converíion de 
los Suevos. JPí^'inGñc en el 
iiño^^o. pero efte Autor dif* 
mínuye en efto , y en las prae^^ 
bas que alega , el numero d¿ 
un año: y pues dice, que fe 
debe eftár a la Era que feñala 
Loayfa , que es la 599. año 
551. no alcanzo , con qiib rof 
zon iníifte en el 560. Conftam 
do pues por los Códigos MSS. 
la Era 599. fe debe anejar el 
Concilio L de Braga al año 
561. defpues del qual ñic e^ 
Concilio de Lugo. 

5j £1 Concilio IL Bracas 
reníc fe celebró en la Era 610. • 
ano IL del Rey -Af/w , como 
añrman conftantemente los Co« 
digos antiguos , y fe vio toma 
2.pag. 193. La Era 610. es el 
año 572. y por tanto Vafeo ycpíc 
recurrió al año 564. fe aparto 
de la fé que merecen los Codi^. 

Í50S conteftcs. Perreras feñala 
a Era 609. año 571. y dia i<. 
de Diciembre, que es el 18. de 
las Kalendas de Enero, „ como 
„ fe vé (dice) en los Códices 
„ por quienes hizo Loayfa la 
„ edición de efte Concilio , y 

«no 



fk tvdejumo del año ñ~ das de Enero, qu6 fe hall¿3 
itentc, como eftampó A- en impte&iones anteriores; y; 
Inp. Ea- d oum. 13. añi- aquello de que fe defcartarbn^ 
}iie P^ pulo eñe Conci- cieyó Peñeras que era lo que 
íi el aíío «ya. „ pero noíb- íe debia anteponer » íin rcp4-> 
• (dice) íeguimos las no- rar en la lección princip&i ', qq£ 
de las Eras indnbicables es la del texto } ni en que ex-i 
» Efpañoles. Eñe ETcrí- preflamente añrmó Lpayla»' 

miro bien los Coditos que todos Los Códigos conve- 
;uos, ni k Loayfa , ni á nian en el i. de Junio: ni ea 
rre. Ko á los Códigos: que todos feñalan conñante- 
oe eftos feñalan la Era menee la Era tfio. y fupuefta 
auno confia por D. Juan eíU Era (como fe debe fupo^ 
ifta Pérez , y Loay& , ale- ner) &lto Perreras en decir, 
stomoa.p^. X». y ex- «^uelI^ueiasNousdelasEí^- 
úñente aíce el íeñor indubitables a los Efpaiíoles, 
fa , que tock» los Codi- pues ni en los Manufcritos , ni 
:onviencn no folo en la en lo imprcflb fe lee otra Era 
(ino en cL dia I . de Junio, quelalXlX. (¿10.) y el llguo 

1 fe ve en el lugar citado; la 609. y por tanto fe apattd 
fu libro de Concilios al de Loayfa , y de los Códigos 
ipio pag.X. y delpues en en aquello que figue. J^gulrre 
:. donde pone ene Con- en fus Notas k die Concilio 

exptcflando en el texto, vum.j6. dice^que fe celebro efl 
almdarum Jumarum : y el ano J72. ex eon/en/u or/H 
s contra losCodigosJ, y nium. 

1 Loayfa decir > qae en 54 De aquí refulta , qué el 
los por quienes hizo fu Concilio de Luco fe debe fe- 
>R eñe Efcñtor , fe ponia ñalar defpues tlel 561. en que 
. 1 5. de Diciembre de la fe tuvo el L de Braga : y antes 
)9.ynocI I. de Junio de del 572. en que fiíe el IL Pe- 
3. Es también contra ro en que año determinado, no 
re : pues eñe üguió á es fácil determinarlo. Vafeóle 
'a > íui mas variedad en pone cerca del año 564. á lo 
to , que efcribir KaJenda- que dice Padilla , que es error 
m lugar de Calendarían, manifíeño : porque en la ca- 
b es, que afsi Loayfa, co- bcza de la Eícrituta de que va- 
guirrc , puficron en el mos hablando > fe exprelTa la 
;n el día 18. de Las KaLen-! Era DCVU. que es el año 5^9. 



138 E/pand Sagrada* 

cinco anos defpucs del que pu- 
fo Vafeo. Loayfa quitó la fiíer- 
za á cftc argumento; pues pro- 
pufo en fus Notas la duda de 
ñ debia leerfe Era DCVIL ó 
Era DC. feptimo Kal.Januarij. 
De efte modo ccífa toda la inf- 
tancia de Padilla ; pero fe au- 
menta la duda , por añadirfc 
variedad de extremos, y no 
haver firmeza en la Era. El Au- 
tor de aquella Nota dice , que 
le agrada mas la Era DC. pero 
<jue figue la DCVII. por auto- 
ridad de Morales y Vafeo. En 
cfte ultimo no hallo yo la Era 
DCVIL fino laDCII. puescx- 
prefla el año 564. que en fu 
ientencia correfponde á la Era 
éo2. como afirma en el Cap. 
12. Lo mas autorizable me pa- 
rece , infiftir en la Era DCVIL 
conforme eftán los números: 
porque el numero de las Ka- 
lendas no fe acoftumbraba jun- 
tar con el de la Era , fino fepa- 
rarle, por intcrpoficion de otra 
daufula > ó explicarle por le- 
tras. El hecho es , que como 
cfte inftrumento no es del tiem- 
po de los Suevos , ni aun de 
los Godos , no debemos cuidar 
mucho de fu fecha , ni aun de 
la' autoridad de las materias^ 
por lo que fe dirá, fobrc no 
fcr verdad que en Lugo fe de- 
cretaífe la erección de Metro- 
poli y nuevas Sillas. Prefcin- 
íUendo del fitio ^ fe puede ad- 



Trat.^. Cap. i. 

mitir la Era fcñalada DCVIL 
año 569. porque el aumento de 
Obifpados ñie mas cerca del 
Concilio II. Bracarenfe , que 
del L como fe infiere de que 
clObifpo deAítorga precede 
en el Bracarenfe IL al de Bri- 
tonia y no obftante que efte ñie 
de los nuevos, y aquel flic con- 
fagrado dcfpues del I. Braca- 
renfe , como fe dirá num. 1 14. 
Si el de Aftorga empezó a fer 
Obifpo defpues del Concilio I. 
de Braga, y con todo eífo te- 
nia mas antigüedad q^ue el nue* 
vo Prelado <Íc Britonia , es prc- 
cifo admitir algún notable ef- 
pacio defpues del primer Con- 
cilio Bracarenfe , en cuyo tiem- 
po yacafle Aftorga , y recibief- 
íe fuceílbr , que no obftante fu 
poca antigüedad precedieíle al 
de la Silla nuevamente erigida. 
Efto prueba que la erección de 
los nuevos Obifpados diftó mas 
del Concilio I. que del U. lo 
que viene bien con el año 569* 
diftante ocho años del prime- 
ro de Braga, y folo tres del fe- 
gundo. 

5 5 Sobre el Rey que hizo 
congregar efte , y ios dos Con- 
cilios Bracarenfes , veafe lo di- 
cho tom. 2. defde la pag. 138. 
El Autor de. los Anales de Ga- 
licia , D. Francifco de la Huer- 
ta y Vega , dice en fu tomo i. 
que el Concilio I. de Braga fe 
tuvo en tiempo de Ariamiro, 

fu- 



S)ela ^>htfion de hs Sn^s. 



fa de Theodomtro t. hi< 
1 Gatmñco : el Synodo der 
) ,' reynando Theodomlto 

d ímindo de Braga en 
jú de Miro.- ' El fundam¿n-> 
n efto íe reduce > á que 
I CondUo I. de Bcaga ib 
ñvniro , y en el de Lum 
idoañto : de lo que innes 
}ue entre TheodomiTo I, 
ro>huvo dof Reyes, <Ark- 
, y Theodomin) H.) y que 
doro procedía cari cqm- 
cion , quando no lecono* 
uqae Hfl'nieQdoiiiiro, y 
! S ArUmiro :yoanciuy¿, 
egtñrá el oráín d¿ los Com- 

wmú teftigas MUthititós, 
1 efto S. Ifídoco DO tuvo 
ntc el orden de los Con- 
; , ó no le quiíb fcguir , íi 

alli dos ThcodoRuros , y 
riamiro. Ni uno ni otro 
e debe decirfc : porque 
loro floreció immediata-^ 
c á los citados Concilios, 
w fe introdugcron en el 
K) de los Cañones deque 
ludftra Iglefia crt tiempo 
. líldoro : y mas puros 
piares havia en el Siglo 
le las Aftas de los Conci- 
racarenfes , que en los S¡~ 
(ofteriores, en que fe fiíe- 
ariando algunos nombres: 
i no hay principio' para 
char que el Santo no tu- 

prefentes copias de eftos 
ilios, tan buenas , 6 mcjo- 



fes que las de hoy. Teniéndo- 
las , y no mencionando áAria-* 
nüro , no hallo íundamento 
pora que nófonosle pongamos 
eti la íSrie'de tos S'JcvosCa- 
tholicos: pues el Santo- tomó 
efto por aíTunto , y fe halbba 
rauyimmediatoí los üicefTos» 
y con todo eflb no propone Cid 
nombre , tü mas que un Thea«i 
domico. . ■■ - . .-V X 

$6 Si miramos i Ja inste* 
riaí elcritura, (e halla otro Rey 
mas en los Códigos de. Cono* 
Ik>s:pues en erHv^kn&ty..y 
en el Toledano ríe leeri^mi* 
roen el Bcacaienfe I.: domo 
prevenimos conLoayfa en el 
tomo i,p¿ig.J9^. y aun el íeño¿ 
Pérez exprcfsó a folo efte nom- 
bre. Sá le mira ^ las antiguas 
ímprersioncs , fe halla AriamiX 
ra en el II. Bracarcnfe. Ludgo 
ni en lo Manafcrho , ni cty -lí» 
impreflb hay uniformidad (jue 
autorice aquella opinión : y 
por tanto los nombres de.kis 
Reyes expresados en aquéllos 
Concilios no fon teftigos au. 
tcnticos de la fucefsion. Junta 
¿ edo el' eftár enr'cpntra S. líl- 
doro , y no haver otra Memo- 
ria tan antigua : y parece que 
debemos reíolver á favor de ló 
que exprefla el Santo : dicicn* 
do , que afsi como el nombce 
de Ariamiro fe vició por alguil 
Copiante en Argímiro , y «t» 
lugar -de Miro pufo otM i 



1 40 E/patia Sagrada. 

Ariainiro ; afsi también Thco- 
domiro degeneró en Ariamiro, 
ó tuvo ambos nombres efte 
Rey , como fe previno en el 
tomo 2. En favor de efto miU-< 
ta la Chronologia : pues mira- 
do lo que refulta de San Iñdo- 
10 j correfponde el Concilio I. 
de Braga a Theodomiro > efto 
es al Rey en cuyo tiempo fe 
convirtió el Reyno de los Sue- 
vos. Efte Concilio fe atribuye 
tn algunos Códigos a Ariami- 
to : luego la Chronoloeia indi- 
;ca fer un mifmo Rey el de ef- 
tos nombres > pues no havia 
dos Reyes en un mifmo dia : y 
como en otra parte fe lee , que 
Miro fe llamó también Theo- 
domiro , es fcñal que los Sue- 
vos ufaban de nombre , y fo- 
hrenombre : en cuya confor- 
midad fíieron de un mifmo 
Rey los nombres Theodomiro 
^r Ariamiro, óArgemiro : y afsi 
pudo S. Ifidoro ufar del primer 
nombre 5 y de los otros las Ac- 
tas delCbnciiió. £1 hecho es> 
que la variedad de nombres en 
efte kncc ^ no caufa- diftincion 
de Reyes , povque el Concilio 
citado perteneció i íblo uno, 
no á diveríbs : luego el que las 
A¿bas |>ongan diferentes nom- 
bres y folo prueba , que todos 
convinieron a un Rey , ó que 
fe npiezcló vicio de copiantes, 
corrompiendo el Theodomiro 
en ¿^rianniro y Argenüio. 



Trat.$. Cap. y. 

57 Para admitir dos Thco^ 
domiros no hallo fundamento, 
fí íe dice que S. Ifídoro proce- 
dió con equivocación , porque 
el Primero confta por d Santo, 
no el Segundo : y (i íe equivo- 
có , negaremos el primero , di* 
ciendo que no huvo tal Rey, 
fíno el que efte Autor llama 
Theodomiro II. anteceílbr de 
Miro , con el qual equivocó S. 
lüdoro el que propufo. Peto 
nunca fe verifican por el Santo 
dos Theodomiros. Y que na 
huvo mas que uno , confta. por 
el Biclareníe , que fencillanien<> 
te introduce al Rey Uiho def- 
pues de Theodomiro (como S.^ 
Xíidoro) ñn didado que deter- 
mine el numero ó calidad del 
predeceftbr. Si huviera dos 
Theodomiros., debia. haver exr 
plicado á qual de ellos fucedio 
Miro , diciendo que era Theo- 
domiro el n., ó elMozo^ al mo- 
do que en el fuceflbr de Jufti^ 
niano no fe contentó con el 
pombrede JFii^iiw , y la Chro- 
nologia > fino añadió el J^JWf/cr, 
para diftinguirle de otro luftir 
no que havia precedido : luego 
no ufando d<e diftincion alguna 
en Theodomiro , es prueba (fc- 
^uu fu genio cfmerado) que no 
tuvo otro con quien equivo- 
carfe. Lo mifmo digo de las 
A¿las del Concilio de Lugo , y 
de S. Ifkloro > que ponen á 
Theodomiro del modo que á 

los 



los Reyei :iinÍcos en fu hooh p«S. Martin, cómo infiere del 



bre:yafid et lamel» qae no 
coDodefo&ntf míe uno : por- 
jquefi hnrieei (KM a no Tupie- 
«amos de qn^ de ellos habla- 
Inn , pnes no din diAintivo. 
]Eflo$ fon los textos mas anti- 
guos que tenemos, para hablar 
con fundamento de los últimos 
Sitycs de. los Suevos : y como 
no hay alnfion pata dos Theo- 
domiios , e$ precifo: que infíf- 
tamos en uno , fin poder afir- 
mar otro Jri^miro , difiinto 
pcifoaalmeiite, ílno ¿)lo en el 
nombre ."^ porque fífeiníraála 
cfcritura maECrial de los QmU- 
gos , fe deberá poner otro Rey 
Argemiro , lo que es ridiculez, 
por no haver tocado el Concir- 
lio de Braga mas que á un Rey; 
y afsi eílas fon erratas mate- 
tiales, 6 Tobrenombres del úni- 
co Theodomiro que hallamos 
en el Biclatenfe y en S. Ifído- 
ro. 

58 El Cl. Ruinart comen- 
tando las Obras del Turonenfe 
(//¿.I. df Miraeulií S. Martini 
cap. II.) anduvo tan lejos de 
admitir dos Theodomiros , que 
ni aun quifo reconocer á Car- 
■riarieo , y dijo , que aunque los 
mas de los }ASS* ponían efte 
nombre , no huvo tal Rey , y 
que file el mifmo que Theodo- 
mito,, ó Ariamir&> Padre de 
Miro t añadiendo que Mico ñic 
el hijo del JB^y Suevo , fañado 



iib. 4. cap. 7. de laHfinria del 
Tuionenle > donde dice : ^ro 
RixhtCwittíe ilU i» jmé-di* 
ftffir tJMi Safikesm f . Martini 
dJJ/ítiaerat, Pero con Tu licen^- 
cia digo » que no permite ^as 
identidades k Chiooolo^ 
puefia en clTomo II.Íégun la 
qual Cacriatico fue diveríb de 
Theodomiro , y efte ñie eL&> 
nado , no Miín ríin quemopH 
be lo contrario el texto del T«k 
lonenfc ; porque la palabra: dr-, 
etffor no cae piedíamente fi>». 
bte. el Padre de Mm> , feíofoi- 
bre elAbueloiyarsicefladidi 
todo el argumento. Veafe cl 
TomoILpart.2. c.i. 

S. DL 

Muefirafe no fer cierto , que em 
Lugo fe tuvieffe Concilio para 
dividan de Obi/pados , y aumen- 
to de Metrópoli. Motivo de equi-, 
vocación /obre la introduecion . 
de efte Concilio^ 

jj T A mas importante 

I j Diflertacion es ver, 
fi huvo tal Concilio, ó que cré- 
dito merece la Efcritura pto- 
puefta , en el nombre que la 
quifiercs dar de Adns ,.ó Con- 
cilio? Ya vimos que ni es ori- 
ginal , ni de íá antigüedad, que 
algunos hanjuí^ado.. Para a- 
yeriguar fu autoridaid. dslo^- 



14*' E/paña Sagrada. Trat.$*Cap.$. 

mos Icparar lo que fin ella los Prelados 5 lo quede fuyo 



confta por diverfos principios. 
Que Lugo fue Metrópoli en 
tiempo de los Suevos, confta 
por el Concilio 11. Bracarenfe, 
donde concurrió fu Metropoli- 
tano Nitigifio , ó Nitigió , con 
Martin Bracarenfe > Anno fe- 
cundo Regís Mironis d/e Kalen- 
darum Juniarum eum Gallada 
Provincia Epi/copi^tam ex Bra- 
<arenji , quxm ex Lucen fi Syno- 
dOy cumfuis Metropolitanis pra- 
cepto prafati Regís Jimul in Me-- 
tropolltana Bracarenji Epifcopi 
convenljfent y id eft y MartlnuSy 
Nitigljius y Remí/ol y Andreas y 
Lucretius , Adorlus , Witlmer, 
SardinarluSy Viator , Avila, Po^ 
lemlus y Maylocus &c. Eftas pa- 
labras fe han de neccfsitar mu- 
chas veces. En ellas fe vé cla- 
ro , que el Obiípo de Lugo era 
Metropolitano en aquel tiem- 
po. 

60 Que la erección de la 
Metropoh de Lugo fe hizo en 
algún Concilio , tampoco pa- 
rece que fe puede dudar , por 
pedirlo afsi la gravedad de la 
materia , y el interés común 
<le diverfas Iglefias ; porque 
haciendo dos Metrópolis de lo 
que antes no componía mas 
que una , fbrzofamente fe al- 
teraba la razón de Sufraga- 
neos y y los límites de Braga: 
y para arreglar efto era necef- 
fario confultar y contratar con 



pide que fe junten : y mucho 
mas fí y como dice el Inftru- 
mento , fe erigieron entonces 
nuevas Sillas , y fe arreglaron 
los límites de las Dieceílsé Efto 
no fe pudo hacer fin Concilio; 
porque para dar a unos > ha- 
vian de quitar a otros : y no 
concurriendo todos á Ja di/jx)- 
ficion , fuera un Seminario de 
quejas y de pleytos. Por todo 
efto juzgo indubitable y que la 
Metrópoli de Lugo , y la nue- 
va diftribucion de Sufragáneos, 
fe efeíluó en un Concilio. 

61 Que los Obifpados que 
fe afsignaron al Metropolitano 
de Lugo fueron ( como dicen 
las Aftas ) el de Orenfe , Aftor- 
gay Irla , T'uy , y Britoniay tam- 
poco pende del citado Inftru- 
mento : pues afsi eftá autenti- 
cado en las Subfcripcioñcs del 
Concilio II. de Braga , donde 
defpues del Metropolitano de 
Lugo firman los Prelados de 
las tales Iglefias 5 al modo que 
los Sufragáneos atribuidos á 
Braga, fubfcriben defpues de 
fu Prelado en aquel mifmo Sy- 
nodo. 

62 Que en el Concilio en 
que efto fe cfeftuó , erigieron 
de nuevo algunas Sillas , fe in- 
fiere ( fin recurrir á cfta Efcri- 
tura) por quanto en el Conci- 
lio anterior ( primero de Bra- 
ga) no huvo mas que ocho 

Pre- 



iDel Concilio dt Lítgo. 143 

os» inclnldo el Metro- qae alffaw no fe erigieílen 

DO : y encl figuiente (íc- ahora , como es fbrzofo con- 

Bracuenfe ) fe haUan feflar , al ver , que nunca huvo 

Sllas iBas:doce en los en Galicia mas. que los trece 

os que rubfctiben, y otro Obifpados j y que folo la ma-r 

dienfe , que no firma k yor parte , o los mas . prece-^ 

, por quanto S. Martin dieron al Concilio de Lugo. 

>poUtano de Braga rete- Por tan» no fiendo probable» 

IMgnidad de Dume : y que todas trece Sillas fe halla- 

a efle Concilio havia ya ban erigidas antes de cfte Con- 

Obifpados en Galicia , lo cilio > u del primero de Braga, 

huvo antes , y por tan- queda lugar i que algunas fe 
aumentaron SíUas en el eftabledeflén de nuevo antes 

io intermedio de los dos del fegundo Bracareníé. LO 

¡líos Bracarcnfes. ElDoc- mifmofe califica por lo que fe 

rrtras efcríbió ( Ibbre el dirá de cada Silla en partícu- 

69, ) que los Padres del lar , moftrando , que algunas 

iUo de Lugo erigieron á fon pofteriores al primero de 

:^efia Metropolitana (en Braga. Luego confiando ya to- 

ion a la Súplica del Rey) das por el tiempo del fegundo, 

ando Sufragáneos » y ter- efto es, antes del año 572. fe 

s á Ijs Diecefis , para que infiere , que es verdad lo que 

iviefle plcytos, nidifcor- dice la Efcritura en orden á 

éntrelos Obifpos, finque que algunos Obifpados fe cri- 

ntonces fe determinaflen gieron de nuevo defpues del I. 

^ir nuevas Sillas , pues y antes del Concilio II. Braca- 

a (dice) que las mas que tenfe. 

aron a una y otra Metro- ¿3 Que todo efto fe hizo 

ya cftaban antes cricidas. en Concilio congregado en 

carece de la formalidad, Lugo , no k> tengo por cierto, 

fe necefsita para prueba ni creo que fe puede probar 

1 antecedente : pues para con Inftrumento diverfo del 
tra de que ahora no eri- prefente : y me inclino mucho 
n ningún nuevo Obifpa- mas á que no huvo tal Conci- 
:ra neceflario probar, que lio en lo anterior á fer Lu^o 

las Diecefis que feñala- Metrópoli , por lo que fe dirá, 

icada Metropolitano, ef- El motivo para no tener por 

1 antes erigidas. Pero de- cierto que efto fe hicielfe en 

»lo que /« mat > no prueba Concilip de ¿¡uéo , es que Mo- 



144 E/paña Sagrada. Trat.^Xap.^. 

rales lib. ii. cap. 59. cita á Ita- da ano defde las partes mas 



cío ( diftinto del Idacio Lemi- 
ccnfe) diciendo , que en lu 
Chronica no hay mención de 
tal Concilio de Lugo , y que 
aquel Autor pone la Diviíion 
de las Dieceíis del Dominio de 
los Suevos en el Concilio I. de 
Braga. Mariana refiere lo mif- 
mo en el lib. y. cap. 9. poniendo 
las dos opiniones ( que deja al 
arbitrio de cada uno) inclinan- 
dofe á que la partición de las 
Dieceíis fe hizo en el primero 
de Braga , y que en el de Lu- 
p fe confirmó. Para efto no 
alio yo prueba autentica: mas 
por ello fe infiere , no fer cier- 
to , que fe empezaflTe a decre- 
tar en Lugo 5 pues vemos tefti- 
monios que lo aplican a Braga^ 
y a efto es á lo que yo me m- 
clino , infiriéndolo de que en 
efta mifma Efcritura j de que 
hablamos , fe fupone y expref- 
ía y que quando fe hizo Lugo 
Metrópoli , y fe erigieron nue- 
vas Sillas, dando a cada una 
fus Parroquias , fe hallaban los 
Padres juntos en Concilio. Efta 
junta no es probable que fuef- 
fe en Lugo , fino en Braga : lo 
primero , porque por la Qirta 
del Rey vemos que los Conci- 
lios auuales fe tcnian en la Me*- 
tropoli , fiendo el motivo para 
aumentar otro Metropolitano^ 
el impedir la moleftia de que 
todos concurrkflien á ella ca** 



remotas j lo que fupone que 
las juntas fe tenian en Braga, 
pues de otra fuerte fe pedia 
convocar el Concilio á una 
Ciudad del mtdio , y fe obia- 
ba el trabajo y fín aumentar 
Metrópoli : y afsi es feñal^ que 
el Concilio fe celebraba en la 
Iglefia Metropolitana. Lo fe- 
gundo , porque la Ciudad de 
Lugo era la Silla ultima de Ga- 
licia por la parte Boreal , antes 
de erigir la Britonienfe^ de mo^ 
do que folo para el Obifpo de 
Iria y el dcAfiorga tenia pro- 
porción acomodada , íiendo 
moleftifsima para los mas , en 
efpecial para el de Coimbra, 
Vifeo, Lamego , Dumio , y 
aun Braga , que difta unas qua- 
renta leguas. Luego no es crelr 
ble que antes de 1er Lugo Me-* 
tropoli convocaíTe el Bracaren- 
fe a los Padres para tener alli 
Concilio. Juntafe , que no hay 
prueba autentica de que efto 
fiíeíTe en Lugo : y por tanto 
tienen mas urgencia las razo-, 
nes. 

64 Pero fupuefto que efte 
Decreto de hacer á Lugo Me- 
trópoli , y erigir nuevas Sillas» 
fe tormo en Braga 5 no por eflb 
fe figue, que fe hizo en el Con- 
cilio Bracarenfe L pues tene- 
mos fus Adías, y no hay en 
ellas mención , ni cofa que alu- 
da á tales provideacias. En la 



;,SbriC|ñBfc del Lncenfe como fe intfodbjó por eqnivtí^^ 
■' "' " * cacton,óiiiaIainKUgeiiciaik 
untcrmino. Lá.ocaíiottdehai 
ver efcrito que havo ConcUio 
en Lugo , nació de que S. Mam 
úa Dumienfe y Bn<^ccníé,foti 
mó^una Gdléocíoade Cancoeii 
dedicada ó diiindal.^/^- 
Metropolitano, de Lqaó , y Á 
tttdo tíConeiÜo dt Ulgítfia iM^ 
«tnfiy cofDo íe lee en k cabezk 
d¿: (tichaCoIecdon ^ Nitigrfit 
Bf^e^ i. vr/ m^fowft . Cáiuifió 
lnh^ Bftl^ MtrthmSpi/l 
títfm.' Al Xccc.6aw«Ui«i M la 
I^efía de Lugo , fíie nanfraUfi 



bt.qiae' odaí añ<>fi:/jua-> 
iGaocUio ; jr aín en nao 
M (defpoes del primero 
Igadet afio5tfi.)íe<ti- 
lamr Metn>ppli'>.aiiiiien-' 
,Qbiq^»d»8 : "^ótagK ya 
(Ma €00)0 pafece.preciía 
ix , qne eftoíe hiciaSc <ea 
tpiV quCoofiíe úues del 
ífctOnbcaKnre; 
. De.aqúiDfiúto >.qae ea 
Mieddo CBiilat^Síaitim 
nic myibay : oofii, tíemí 
é: IcK ^ocfis'pciiebt p(^ 
Documenm* ASado^^qué 
WlD al prvidpal affimto 
ytsSk tenido en Lugo d. 
iljo de Ja Divifíon de la» 
, tampoco tiene baflanto 
idad,no folo por loqne 
iba de decir , fino por fee 
imenco fbnnado muchos 
i dcfpues del tiempo de 
levos , lo que le hace á lo 
s fofpechofo , por caiifa 
a ^rave ocafion que huvo 
fu mtroduccion , y por el 
' que rcynó en Siglos pof- 
es íi los Godos , íobre in- 
larDocumentos antiguos, 
kít otros nuevos , como 
Mariana en el Tratado de 
nida de Santiago a Efpa-' 
y propondremos lutgo, 
[70, 

Antes de moftrat lo que 
uda la fé de eítc Inflru- 
o , es precifo pcopoocr 



JHQO el peníar , que los-Obíf. 
pos fe hallaban alli en aOual 
Synodo : y de hecho por ellas 
palabras fe movió Morales k 
probar (lib, 1 1 . e»p. j^.) que hu- 
vo tal Concilio en Lugo , ac-J 
tualmente congregfado , guan- 
do S. Martin envío fus Cano^ 
nes á Nitigio. Vnfto fe valió 
de lo mifmo; fíguiendolos otros 
muchos: y eíte parece eluni-i 
coinduéltvo para el primeros 
que defpues de los Godos com-^ 
pufo eíú ETcriturajComo Apen-J 
dice del Concilio de Lugo : y 
realmente tuvo bailante motH 
vo para equivocarfe. 

6y Pero que por la clauru-i 
la propuefta de S. Martin , no 
fe entienda ContUio en cfte fcn- 
tido (de Padres a£lualmenta 
congregados en determinado 
lugar púa tratar puntos de U 



1 4 tf Efpañá Sagrada 

Doftrina , ó Dilciplina Eclc- 
íiaftica) lo tengo por indubita- 
ble : pues alii la V4>z Concilio 
prccifamente fignifica el con- 
junto de Obifpos de particu- 
lar territorio que forman un 
cuerpo y ó comunidad con fu 
Metropolitano. Provino cftc 
nombre , y cfta fi^nificacion, 
de que quando Galicia fe divi* 
dio en dos Metrópolis , por la 
mucha extenfíon que tenia 
aquel Rey no en el Dominio de 
los Suevos j no fe hizo díviíion 
cñ dos Provincias ( cómo fuele 
fuceder donde hay diverfos 
MetropolitanosXmo antes bien 
fe mantuvo 9 y fe intituló una 
Provincia en üneular , como 
confla por las palabras expref- 
fas del Concilio IL Bracarenfe» 
pueftas en el num. 59. Allí fe 
ven ya los dos Metropolitanos: 
y con todo eílb fe dice , que 
todos los Obifpos eran de una 
provincia. Y es que Galicia 
cunea tuvo EMvifion Civil en 
diverías Provincias $ por lo que 
los Padres fe abftuvieron de 
eftas voces , aun defpues de ef- 
tfir dividido el Reyno en dos 
Metrópolis; y efcogieron los 
nombres de Synodos , ó Con^ 
cilios , llamando i unos , Obif- 
pos del Synodo de Braga y y á 
otros del Synodo ó Concilio de 
Ltigp : porque la partición pre- 
ciumentc le redujo > a oue pa* 
la obiar la moleítia de los lar-> 



•■* 



• Trát.y.Cap.^. 

gos caminos efl la cbncnrren^ 
cia de los Synodos , . ñieílen 
unos- á Braga ', y otros hr lM&>f 
cada uno como á própria Me- 
trópoli y no como á diverfa 
Provincial - Y, el dar nombre de 
Concilios ¿ettós-dd^ Partidos 
provino con grun^* propHeda^ 
del ufo de los RomaneftVpiies 
como afírmá Sé liidoro 9 áe alt» 
fe tomo el hombocf de CbHch¡ 
lio: ComiUf fkim^trüium'ejl 
ex more Motnafm ólÉffmicafl 
16. £1 ufo de 1o¿ Romanos fíí(! 
llamar Conventos h las Cabezas 
de Partido y en que fubdividian 
las Provincias y por quatito allí 
debian concurnr los Pueblos^ 
que atribulan a cada una': y 
dle concurrir fe dice en latín 
convenir e y y por tanto todo el 
territorio fe nombraba Con- 
vento y que es lo mifmo que 
Concilio. Viendo pues los Pre- 
lados de Galicia^ que fu deter-* 
minacion no era aumentar Pro- 
vincia y íino dividir la que ha- 
via en dos Partidos y eicogie- 
ron muy oportunamente el 
nombre de Convento , ó Con- 
cilio y llamando a unos Obis- 
pos del Concilio de Lugo , y a 
otros del Bracarenfe. Y aun el 
Breviario antiguo de Braga usg( 
en la Vida de S. Martin (día 
20. de Marzo) el mifmo nom^^ 
bre Romano de Convento , di- 
ciendo, que Nitigioera Metro^ 
politano ádConvcfito Liscen/fi 

Que 



íDf/ Concilio áe Luga. 1 47 

t% Q^ cfte es "el fentido vino D. Juan Bautiíb Pcrcz ; y 
' ' ^- -I!- en efto íolo qvüficion declarar, 

que eftos eran los de k jurif*. 
(W^cm.de la MetfopoH de La4 
spf pero no que a^fauUnentt 
lo, lüIJUban celebrando SyáM 
do OÍ Lugo, porque eftoes ro-, 
pugnante >. quando rabean^ 



verdadero de k voz Condiio 
en elle cafo , confta por las pa-r^ 
labras dadas del Concilio-dci 
Braga ; pues hallandofe en efl^- 
Gudad , dicen , que concün-. 
rieron los Obiípos de la Pxp- 
vÍBcii 4e.GKlÍP»>aíst¿9i dtí 



Simdp, MM1Í0 t.Wiloo.;hs. Mi W. ?$üi en Braga unlda8«| 
MKIw/^ JÜMqftbiifttUbist Sjhi CónciUp. Pues fi quando eflü^ 



nodo B:;^í39Actüou-¿s Jlfl(jw£q0i 
qu4;id4U^jÍ!4ritMÍd«fei de.' 



eoBñgt > íe dice con verdftdi' 



f 



3ue9un-hQy7ftrll6ienlociviL ¿■{Svncreslomííma queObUV 
e h,p^Í^'^ttif4vvasií;éifs R9S ^aau»}OKotc congregados 
plicvJd,aqDbit»de.i»lcs.yUP. «a]Lugp:.yjnr tanto eltoatt»i«i 
lesPueblpsnmd^.en.uQ(»e«^ oútof íbloügnifícan enlape»^ 
po , .T. g. eii jb MsntaSzUí lente materia Obifpos déla 1»^ 
•a» Jmttñ df!C94e)» : b qua^ nulicion de Lugo , que quáfrí 
: ILuoa aú'i aun quañdo fií* 49 llegue el lance deíerocHh 
miembros no eftbn aftualmeih^ vocaaos por fu MetiopolitaDiv 
te congregados á decidir n^on han de concurrir á tal Ciudad* 
cios , iiiio folo porque quand(> libres d*: la antigua práÁica de 
fe Ueguen áj'untar , han de fer ir fie lejas tierras á Braga , pues 
de aquel determinado territoi iTolp ptñ evitar eíle tralñjo fs 
aumento la Metrópoli , para 
que tuvieíTcn en ella fus Con- 
cilios. ..i 
69 Efta mifma íntelligen;* 
cjahajlp qiwjdió elPapahio^ 
cencío lU, k. la voz Coneiliot 
quando hablando en- nombre 
(iel Arzobttj» c^ Santiago . D« 
?f¿i!o(en.díPleytoqiK;cftctUf 
fegun4odeBra^Cque;fuCi&0^ Ví^coocl de Braga) dice en Ja 
iieratdeanibas.MetropQtiOlos Carta que efuibió alde&nf 
dd PfUtidQ de Logo ufaron de tiag? lo mifmo que llevatft^f 
cñaútaifi-zEfifSymidoytefítfit ^JcpucAo ; MMtdaveí^, Rtf/ 

Ti «Id. 



rio. A elle modo el diftrito.da 
Qbifpos qiie tocaban a Lugo, 
fe . tlanuba Coneilio, Lueen/e, 
aun quando no eftuvicílen juflii 
^5.1 porque. folo eftc^ y no 
ptros .haviar> d0 concurrir 4 
LiígQ , quando iii Metropoli- 
tano los llamaflc á iConctlíOi* 
Pof t40^ al fabfcribtr en el 



148 E/paña Sagraid. Trai. fl Cap. j. 

nem Provincia y ut f ex Efifco- nifica lo mifmo /qué én cílL 
fatuum fui Regni Ponti fices fa-- de Braga > donde Synodo Uuen^ 
icrent Conciliuní aptid ¿Ucnm^- fe no denota Obispos congre- 
0'fex alij apudBracaraM :& gados en Lugb ( ít¿ndo cierto 



ideo dicebantur fex ad unum 
Concilium , <5^ fex ad aliud per- 
tinere : O* de utroque Concilio 
apud Bracaram , quafi de utra^ 
que Concilij afsignatione y venif- 
fe.Cujufmodifignificatioñem no- 
minis approbari dicebac ex Epif- 
tola , quam Martinus Bracaren- 
Jis ex certa Jcientia dirigit ad 
Epifcopos LVCENSIS CONCI'- 
LÍJ y non quod tune celebrar etur 
ibi id Concilíufny cum idem Mar- 
tinus legatur illi Concilio ad- 
fuiffi yfed ad Epifcopos y quite- 
nebantur expradióto Regis man-* 
dato tcmporibus fuis illuc ad 
Concilium ccmjenire. Aqui fe 
ve clíuramcnte , que Concilio 
tucenfe denota prccilamcnte el 
territotio de que debían fer 
los Obifpos que a fus tiempos 
concurricflcn á Synodo en la 
Ciudad de Lugo: v fe explica, 
que en efta fígnincacion debe 
entenderfe la Infcripcion de ios 
Gañones de S/ Martin dtrigi-^ 
dos a Nítigio y á todos los Obif- 
pos del Concilio de Lugo y efto 
es , a todos los Prelados de la 
fiirifdlcion y territorio de Ni- 
tigio : pero no de modo que 
por ello fe entienda aftual 
celebración de Synodo en Lu- 
]^ y non quod tune cehbraretur 
^i id Concilium ; pues aqui fig- 



que fe hallabani en Braga) fino 
Obifpos del tertitorio de Lih 
go. . 

70 Aunque eftcfuceílbde 
la Provincia de Galicia es cofa^ 
en que difícultofametire fe ha- 
lla paridad , con todo cffo fo- 
bre la intéliaendá c^ue damos 
á la voz Concilio , fe ' encuentra 
alguna confirmación én Afiri- 
ca : pues . en el Catthagincnfe 
III. Can. 2. fe dice, qm cada 
Provincia envié al Synodo Na- 
cional tres Legados del cuer- 
po de fus Concilios : De Comi-- 
liis fuis ternas Legatos : y aqui 
la voz Concilios no denota Jun- 
tas aduales en determinado lu- 
^ar y fino el diflxito de donde 
e toman los Prelados que de-* 
ben concurrir' a fu Metropoliy 
quando ocurra Synodo Provin- 
cial. Lo mifmo en el Can. 17. 
de la Colección Africana^ don- 
de para dar á la Mauritania Si* 
tifenf e Metrópoli diver& de la 
Ñumidia y fe dice en el texto 
latino , que la Stifeníe ie di- 
vide de la Junta dé Numidia: 
Ex cujus Coetu feparatur y y ít 
Vcrfíon griega puíb Ex cujsá 
Synodoy de modo que deícle en- 
tonces los Obifpos fe deciaü 
unos de tin Synodü , v otros 
de Qtro (al modo que íurmanMi 



tégftlhiJilSjUiédo -df^lM^ ésj Concilio enq^. l8 ¿icicfib 

^HQtaiído cb aquelú VdE Metropolitana dta/^jlcfía^'^ 

ijy Sff«ií^f el oiftñto dé en que fe dividieflai km teiiiii'i- 

^'.áímatí concurrix á los nos de los Obiípadbs. Efto oó 

^Uibs^KiAiudiá, yak» fue én'Lugojno folo por Íó 

i3itífthi.fií,:pdes. todos té- arriba dicEo j fíno''poira(Be el 

thariíáJk) tctxícorto > cayos ^ridamenro vn que eÜrmteni 

ekbéft ^bdfátt tráff^írar Vafbo'y Mkirnles para «btdt^ 

ffiíntiodfe' juntas Provitt- talConcíIioj nOpruebatal'tib^ 

»y ttOi- vemos que N.P. íaipues lattediCatpilX de Úi 

^MÉltt ctflp&UTíiaoriav Martini Nítifft fllt¥io¿'hÍ 

pt ^ViCbonio convocó & Óbi/pe/dtl Coimlioibfcm/i , ñd 

tdedcÑumiiÜaáiaiObir^ ftipone , (ctMno Te ha jüzgádél 

k lu Mauritaniaaj i quie- que éftós Ptelados ít fawab^ 

Bd debió convocar , por ¡u^álincnte refídentés en iM-i 

m» éftós ttnian Pxiinados go ,#io precifamente denota,' 

aáúefiÍEf^'Í9. ^ 21^) que aquella Colección deCa- 

> formaban fus Concilios nones , que remitió á Nitígio, 

la Ktlmidia , ni en la Nu- no era íolo para hl , íino par« 

a , fino a pacte. Solo lialló que la íntimalie d todos ¡e/Obif-i 

ifcrenciá , qUé en Aftica íc fes ¿e/u diflrito , qué Te enten- 

a\3ÍiZT\ Provincias diferen- áiin por Obi/pos dtlSynÁdÓLi^ 

. porque toda Metrópoli ren/i , como rubricaron quan-J 

nia diverfidad en razón do do eftaban en Braga 5 congre4 

ihcia civil : pero en Gali- gadOs al fegundo Concilio* ' * 

como no havia mas qué 7» Y aunque quieras dc-^ 

( nunca fe intitularon los cir, que S. Martin envió f\í CoJ 

pos contradiftinguiendo lección de Cañones a Nitigiá,^ 

incias, fino Sy nodos i dan- quando tenia juntos en fu' 

entender en efto , que Jas Iglcfia de Lugo á los Obifpos' 

Jk^etropóUs prccifamcnte de fu Jurifdiccion , noTe póédc' 

partición de diftritb , 'paxí entender efto del Concilio ild 

I de evitar moleíHa en la que vamos hablando , tino dé* 

uirehcia de Concilios. otro diftinto y poferióri. La- 

' A vifta de ello fe ener- razón es , porque él Synodo dé' 

ida la fuerza del principio, qáe tratamos ves'dc aquel eri) 

A qual fe ha admitido que ¿pie Lugo ic hizo MetrppoWi' 

i^ en Lugo el Concilio ycftc lio eftabji aftaalmerii^ 

[áe^vamoa'tntando} «fto c^i^gK^do ^toMdo^ &^Mahi(i^ 



I JO Efpam Sa^dda. 

remitió íus Cañones á Nitigio, 
fino ames bien ya fe havia te- 
nido, Confta por las mifinas 
Adas ; donde leemos , que el 
Concilio Lucenfe fe juntó pa- 
fa caufas de la Vh , &c. antes 
de , fcr Lugo Metrópoli : y que 
defpues de concluir aquellas 
caufas , fe leyó la Carta del 
Rey , en que pedia fe aumen- 
taflc una Iglefía Metropolita- 
na , como fe hizo acabado el 
Concilio : luego es indubita* 
ble , que al tiempo de convo* 
car aquel Synod:) no era Lu- 
go Metrópoli , ni fu Obifpo era 
m.\s que uno de tantos , fufra* 
caneo de Bras^a , y que no pre- 
lidia el Concilio , confiando 
que Andrés Obifpo de Iria era 
mas anticuo. Qaando S. Mar- 
tin dedico á Nitigio fus Caño- 
nes , ya Lugo era Metrópoli: 
pues por euo le remitió la 
Obra , para que como Metro- 
politano la intimaflc a todos 
ípsObifpos de fu jurifdicion: 
luego el Concilio que pudo ha- 
ver para intimar aquellos Ca- 
ñones ya fuponia el otro en 
queLMgo fe iaftituyó Metro- 
ppji. Ni antes de efto necefsi-: 
t^ba S. Martin valerfc de Niti- 

Sio : . lo. uno , porque folo el 
racarenfe era.cl Metropolita- 
i|o de toda la.Províficia.:,la 
otp:o-,)pai!quc ya; que cftc pó Ce 
líallaílie prefidiend9 el SyqEq4;> 
^4MC Luga& í^zQ fM^ 



• •:.* 



Trat.^. Cap. y. 

11 (que no es creíble) fe hnvie^ 
ra valido d;:l Obifpo que pre« 
fiiU el tal Concilio ; y cftc no 
pudo fer Nitigio , fino Andrés. 
LvL'^o ayanque S. Martín en-* 
viaíT^ fu Colección al Lucenfe^ 
quandD eíle fe hallaba en Sy^ 
nodo con fus fufraganeos $ nq 
fue efte Concilio aquel en qu^ 
Luc;o fe hizo Metrópoli , (quo 
es arique tratamos) fino otra 
poi^erior , en que Nitigio coma 
Cabeza de fu territorio convoy 
caílc á los que ya no concur^ 
rian anualmente á Braga; y. 
que por tanto recurrió á él & 
Martin, para que k)S intinuíle 
los Cañones. 

73 Suponemos queenLu-* 
^0 fe tendrían algunos Conci- 
ío3 defpues de fcr Metrópoli, 
pues cde fue el único fía de fu 
erección : pero de cílos , ni áz 
fus Adas , no ha quedado wcC-^ 
tigio en efcritos auténticos, 
que yo fcpa. Y afsi no lüí le- 
vantes falfo tcílimonio, pen^ 
fando que yo efcribo , que en 
Lugo no fe tuvo ningún Con- 
cilio : antes bien digo^que aun-> 
que no tengamos Acl^s de nin- 
guno , reconozco que fu Me- 
tjropQÜtano ceíebramalg.*inoSy 
pues afsi lo pide el zelo de la 
DifcipIinaEcleíiafticayque tan 
gloriofamenti; einpq^ó á reípi-^ 
rar par aquell^a Provincia, f 
que etlcAie el fia parA que fe 
erigió JUr Mc(i¡op(^ Lo qu^ 

di- 



i 



pdrqac MMjAw s, no fon 
fligtV 'iiíl|— te-, 6A{iendi- 
ffSynbd» JCÓhgrd^ado e« 
f9.y mefirNoigio «de- 
PdfbcilibQaiul^fBnxKki 

M[GttiDttei¿ ndfbé efte el 

lénppyJVÜaarotila yoft 
ixir din) ittu^ifuerd de^ 
Si Maü&tefi» Colecdon i 
p^i iDdfatf IpsObiTpo^ 
imtiU^UKufífVO pnie^ 
leliBvíeflé entooce3.C0»^' 
» '£«!^ , fino iblo ^leeftx 
Ltenta terrícocia ptópríol 
; fe'haf 



'^elCwikilWdt ¿«gt; 



\ 



*J« 



Di /ií Colección de CAnones etf 

S. Martin Bracaren/e. Prueba/^ 

que noft hizo tn Lugo, ni rneftce, 

for fu formación nombre de Cow- 

ci\ÍQ. No fe leyó efia Colección 

en los dos Concilios primeros de 

Sraga,nifHe la frimera,que]t' \ 

binó en el Mundo. Quart~' ' ' 

dofej'ublico^ ' 

74 T^El prirícipío antece- 

' • Íj/ dente fe han ícguij 

do también' otras eqiiivocacio- 

0€Sf ditíendo, qué en ¿LCpncÍM 

lipLuceofe haaE;S.-JiiaffdntJar 

Colección deOnortes:y qór. 

íUpoSjpor loque lii'hx en algunos Códigos íe, intínilá' 

<. Iten, que alguno, vien- Synodo Uuenfe por haverrc .-ot— 

inftrumentos auténticos denadoallí. Iten» qu¿ por ha-' 

verfe refamido et^Braga para 

-corrección de las.coílumbreS], 

fue tenida por tercer 'Concí-r 

lio Bracarcnfe , cOmo efcribe 

Lbayfa pagt x. tratuldo de los 

Códigos JVSS; : h ■ 

75 : Efta es una máteiia de 
notable, ünportanciá, cuya gr^ 
vedad no permite' íer pafiada* 
ení¡lcn¿ioi PaA¿íbohernDs,dei 
Tuponei. , que-añtc¿ delJooncih' 
lio Calcedonenfe- elt^'" ; lyai. 
ibrfnada -la Colección de •Ca- 
notiés y que íe ttaenciooa j >t- 
confirraa en eiGanonil; del«»^ 
"^ #:ft# "'■ '• ■ ■ -•■ tadbCwitiilio, iCdmoaqucUof;! 
■■ ■' , ;: •■: ; ;' ■■ ■ I , ' ■ ■ 'C*"' 

MeffUMSápSormmPittrumperfinffiia raimM/¡pu^C9*tiliér\ 
•utaípr^mm robuf obtiturt-dÁrñ/imu, C^cd.CBn*4;v < ! 



rminos de Synódo y Cim,- 
XMcenfe , los entendió enr 
lificado CGmoni^y no en 
ecial que tienen en talé? 
meíiroriy que con efte 
ibemo , y -poi 'aquella 
oacion Í0 iritrodujo ^el 
¡lio de X-ugo ■> de que fe 
itandó ^ y (« le aplicó loí 
lita,' o A¿ías';<quc inn- 
unbs ,'«orno íét origina-* 
fiverfmcas. ■ ' ' ' . 

** ' *#* ■ *i»í* ' 



I j 1 Efpaiía Sagrada, 

Cañones fe formaron original- 
ipcntc en Griego , fac precifo 
traducirlos en Latín para ufo 
4c las partes del Occidente. S. 
Martin Bracarenfe , como era 
Onental y y do£l:o en la Icn-* 
gua Griega 9 advirtió que al- 
gunas cofas de aquellas no eP- 
taban traducidas con toda pro- 
priedad : que otras fe . hallaban 
obfcuras y y tal vez diminutas, 
por incuria de los Copiantes, 
yíendoeftofe aplicó á tomar 
el gloriofo trabajo de hacer 
una exafta Colección de ma- 
yor propricdad de voces , cla- 
ridad de conceptos , y perfec- 
ción de fentencias ; difponicn- 
dola en congruente methodo 
por medio de diftinguir las 
clafles de Obifpos, Synodos, 
Clérigos, y Legos: y reducién- 
dolo todo á ochenta y quatro 
Capítulos. Efto parece fiíe lo 
que S. Ifídoro llama Regla de 
Fe , y de Santa relicion , he- 
cha por S. Martin : efto lo que 
el Santo dedicó a Nitieio , y k 
todos los Obifpos de m Jurif- 
diccion : y efto lo que decimos 
que no fue hecho en Concilio 
congregado en Lugo. 

7^ Lo i. porque ni confta, 
m es verofimil , que S. Martin, 
ficndo Metropolitano deBra- 
I ga , afsiftieíTe á Concilio cele- 
brado en Lugo : pues et hacer 
Metrópoli a efta Iglefía fbe pa- 
t\ coflcorrencia precifa de los 



Obifpos que la aísimarón , tT5 
para todos los del dominio de 
ios Suevos, como fe vé, en que 
quando fe ofíxxió juntarlos k 
todos , ñieron convocados á 
Braga : y afsi no fíie S. Martin' 
á Lugo , (Inb los de Lugo vi- 
nieron á Braga. Lq i. porque 
la Colección de los 84. Cano^ 
nes pedia mas tiempo y defem- 
barazo , que el que podía te^ 
ner mientras prcíidia ti Cond-r 
lio : pues gaftaban muy pocoí 
dias en los Synodos , (como fé 
notó en el tomo 2.) y los Ca- 
ñones eran muchos , con preci- 
ñon de cotejar el texto Griego 
y Latino , añadir, explicaría 
coordinar , y acomodar : y to- 
do efto es mas proprio para el 
Gavinete de fu Eftudio , que 
para el hofpedage de Lu^o. 
Lo 3 . porque fí S. Martín eftu- 
viera prendiendo el Concilio, 
no era neceflfario que para pu-i 
blicar fus Cañones elcriblefle 
á Nitigio , ítno fel miímo como 
Metropolitano mas antiguo, 
huviera intimado los Eftatu^ 
tos : y no huviera hablado coa 
folos los Obifpos de la Jurif- 
dicion de Lugo , (¡no con to«*. 
dos los de la Provincia de Ga- 
licia , pues era general á todos 
la materia^ Por tanto fe fupo-; 
ne aue el Santo havia ya pro-^ 
puefto a fus Sufragáneos eftos 
Cañones ; y que para que ufaf- 
fen de eUoslos del Partido de. 



f>HCmicíMeíif¿p¿:v \ i$5 

» i Ife lot lenúiíó defde ObiQx» del térritoüío deLo^ 
nñoitras no go. La primera, lección sptid 
ÍKetnft folo puede admitirfeí 
cnteiuUendc^ de la pubUcá-t 
don, no de la formación ;pof 
y> que (jüeda díCho. 

ji Los que llanun á ete 
Coltiecion SfHoAo Brs^áftttjk 
Te deben «ñtendcr enelmifiná 
fentida } por. fer muy verc^* 
mil qte la' publicación (e \áí 
c&efla en algún Syjiodo.ElG(H 
dig0 .que hiivo en el Eícoríalf 
con titulo de Imetnft , parece 
que la reputó por tercer Conf 
aÚo de Braga i pues pómciK 
dola (como tos demias CodiJ 
eos) entre los Synodos que' 
hoy tenemos con numero de 
II. yULBracarenfe^dá á eftci 
ultimo el titulo de quíono : lo 
que prueba , que el Colcdox' 
reputo a los Cañones precc-* 
dentes por Concilio lU. pues 
no media otra coOi entre el Ilt 
y el qoc llama quarto. No aísi 
en otros Códigos , que aunqiía 
ponen efta Colección deípues 
del fegundo Biacarenfe , x\o lá 
reputan por Concilio, pues pcV 
nen al {¡guíente con titulo de 
tercero j y efto no por números, 
(comc^ nota el mencionado 
Vázquez) fino por letras, «q 
que es mas difícil el errar. 

7P Sobre eíko me parece 
mas autorizable ,. decir, que en 
rigor la Colección de S. Mar- 
tin, no Te debe dedr Concilio 



finBCa.pnKoa autentica^ 
¡Ogmi inodikafinnartyque 
iQxia y Metn^Utaoo de 
Irxft hftlibflb enCcKicUio 
i^;\-.iú que lúciefíé la 
xaon^ .de Ais Gañones ef^ 

en -.tal Ibldia. Veamos 
»'«fi. aqneOiiOdeccion íe 
léiaritiuat Sjmodo Lucen- 
BcacaRnfe;; . . ^.■'- 

r. Qnefe pol^cA bnLof^ 
alé puede negar con fiuH 
entOj pues i efte fin la re- 
y.S. Mutin al MetropoU- 

1 y no es creíble , que tu- 
b oraifsion en materia tan 
e. Bien pudo remitir co- 
i cada Obifpo , i intimarla 
efctito , pero parece mas 
brme, que fe hicielle en 
no de los Concilios anua- 
para cuya celebración le 
o la Metrópoli : y folo en 
fentido fe puede decir Sy^ 
• Ltuenfe ]a publicación de 
dios Cañones. Juan Vaz^ 
. del Marmol nota (en el 
nocimiento del Código Vi- 
lo) que efta Colección 
titula en unas partes Capt- 
txOrientaUum Fe,trum Syr 
t i Martino Braearenfi Ep//- 
eolle£Ía , apud Lucenfe Con- 
n t y eu otras ad Lueenfe 
rilium. Si fe lee ad Lucenfe^ 
c eotenderfe por ello , que 
lartin dirigió fu obra á los 
'9m.iy. ' * 



154 Efpafia Sagrada. 

fcgundo,ó tercero Bracarcn- 
fe , ni Luccnfc , porque confi- 
dcrada por si fola , en la con- 
formidad que la tenemos ^ no 
fue G)ncilio , ni fe la ha gra- 
duado como tal en fu titulo, íi^ 
no folo en lo que fupone el Có- 
digo Lucenfe , quando llama 
quarto Bracarenfe al que nofo- 
tros tercero : y efto no tiene 
mas autoridad que la voluntad 
del Coledor , contra quien mi^ 
litan no folo los demás Codi* 

fos, fino ver que aun en aquel 
.ucenfeno fe ponen eftos Ca- 
ñones con titulo de Concilio^ 
fino como fe ha dicho Cafittt^ 
la ix Oriintalium Patrum Syno-^ 

8o La razón para decir, 
que no fác Concilio es, porque 
ni tiene preámbulo Conciliar, 
ni numeroso concurfo de Obif- 
pos^ai fecha, ni fubfcripcio- 
nes f fino precifamente el titu* 
lo que fe acaba de citar , y la 
dedicatoria de S. Martin á Ni- 
tigifio , qual correfponde á una 
Carta ^miliar , que daremos 
defpues : todo lo qual no tiene 
indicio alguno de íer Synodo. 
Afsi lo fintió el referido Mar- 
mol en la razón individual que 
tomó del Código Lucen/e de or- 
den de Phelipe II. por medio 
de fu Secretario Antonio Gra- 
dan Aldreté , en el año 1573. 
4:oncluida a 4. de Marzo. Aquel 
j&fignc Código I que era el mai 



Trat.^. tap.^: 

antiguo del Efcdrial , parece fe 
quemó en el incendio del año 
1 67 1. Memoria que no puede 
renovarfe fin dolor y pero que 
debia excitar la de los Minif- 
tros del Rey , para ocurrir á 
femejantes daños en loque nos 
ha quedado $ reprefentando k 
fu Mageftad y que mandaflO; ha* 
cer Copias autenticas de lo mas 
preciólo; las quales fe pufieílen 
en la Real Bibliotheca que ca« 
recieífe de los Originales , afín 
que no folo cooperailen al bien 
publico de los Eruditos , fino 
que fe aíleeuraife un TheíbrOi 
(]ue perdido por algún azar 
inevitable > no fe pueda refar- 
cir con todos los caudales de 
las Indias. A efte modo fuce- 
dio en el Código Lucenfe, pues 
folo nos ha quedado enEípa- 
ña el índice del referido Au- 
tor ; y ni aun efto gozáramos, 
fi no fuera por el Extrajo que 
hizo. Dice pues , al hablar de 
efta Colección , que no la re- 
putaba por Concilio : Ego ta* 
men {falva nieliusftntiiníU cor^ 
reñione ) potiw judUanm ex ti^ 
tulo fupra feripto ; fártitn ijfi 
Bracarenfis Concilijjcmndi y at- 
quifub €0 contimri i pront bic, 
tf in €xeujisy &* in Vi^ihnOy ubi 
fequens appelUturiciXXMíXí. Quoi 
adjuvatur tx eoy quoi nulUJbr^ 
fM Comiliifervatáprdferibitury 
non praambuU , me data , mu 
fubfcriptiomsyéua numermEftf- 



.t» 0i m ft ii Sfmdh <^im- 
m Pá t n m » mt. *¡urtifjimt 



CtntiUj nones£S.Klaxtin,tK>ielüze^ 
ni íepublicó en ¿1 Concilio L». 
cenut de que vanx» hablando, 
pormie t&t fue antes del fe- 
cundo Bncarenfe ; y aquella' 
luedcípneSfComo lc.conTe&> 
ce poE lo dicho. 

«a Sguefe también * que 
eQo$ Cánones recoddos por 
S. Martin no fueron los Cafú- 
tulos que fe leyeran en el Con- 
cilio vi Bnc^eofe : porque Sl 
íc reco^enm defpues de aqusi 
Concibo , cómo le havían dé 
leer antes de hacerfe? Lotoue 
íé propuíb alU fiíe la Colección 



'. i Dice. que no es Con- 
,. fioQ piiñe del inundo 
atQn&. Yo no admito ni 
eáo i potqae Ci fiíera parce 
^oeduo 11. natUe k huvie- 
putado por ifrttr» , íino 
fegupdo J y el hKho es, 
.eq. pep^ de los (jodos 
Auyo. refutada la Cfilec- 
de Cañones por Concilio, 
> conña por el Índice de 
ntiguos Cañones dé £(pa- 
londe fe cita muchas ve- 
iquelta Colección , peco 
:L precifo titulo, In exeerp- 
Urtini : y afsi á lo que no 
Ton por Concilio no fe 
aplicar nombre de fegun- 
li tercero ; ni parce del fe- 
o , pues ya fuera fcgun- 
El que fe ponga dctpues 
juel Concilio , y antes del 
ro, folo prueba que aque- 
jleccion fe hizo defpues 
ígundo Bracaccnfe j y por 
a colocan a parte , como 
diverfa, y tan diverfa, 
^ Código Lácenle la fur 
tercero , quando al fí- 



antigua , que fírvio de funda- 
mento á S. Martin. La razón 
es, porque antes del Concilio 
II. hallamos en el primero de 
Braga, Código de Cañones Ge- 
nerales , y Provinciales , como 
fcleealli:flí/í¿?/ ex CÓDICE- 
toram Concilio tam generalium 
Sjmodorum Cañones , quam loca- 
liutn. Efte Código , que prece- 
dió al Concilio L Bcacareníc, 
no era el de S. Martin, (que no 
fe hizo iiafta defpues del fe- 
gundo Concilio) y aquel fiíc 
el que íe leyó delante de los 
Padres del Concilio I. en todo 
lo que miraba á la DifctpUna 
Clcricaí, como alli fe refiere. 
Defpues de renovada efta notí- 
ite le graduó de <]uarto. cia , y leída cambien laDccre- 
íie fe ligue de aquí es lo tal <k1 Ponúñcc i^igilio dirigí- 
nos movió á decir todo da i Profiíturo , Metropolitano 
i que la Colección de Ca- de Braga , pallaron á deaeta^ 
Ya \» 



I {é ^/patta Sdgrada. Tratl 3 . Cap. 3 ; 

\o que determinaron , que fe entonces 9 fefía la mas jAft^^ f 



•redujo á XXII. Cañones. Eftos 
jnifmos fe bolvicron á' leer en 
el ícgundo de Braga , pero no 
el Código general ; porque lo 
rcleidoen eftcSynodo fue lo 
que fe decretó , y firmó en el 
primero , (como conña por la 
propuefta que hizo á íos Pa- 
dres S. Martin) y efto fe redu- 
jo a los XXII. Cañones. De lo 
que fe infiere , que no fe leyó 
entonces la Colección de S. 
Martin , porque efta es de 
ochenta y quatro Capitulos , y 
no file decretada, ni firmada 
en el primer Concilio , en cu- 
yo tiempo no fe havia com- 
puefto. Por tanto los Capitu- 
los , y Código de Concilios 
leídos en el Synodo I. Braca- 
rcnfc , fueron los que fe halla- 
ban en la Colección antigua 
que precedió á la de S. Mar- 
tin , en que el Santo advirtió 
que havia voces obfcuras , im- 
proprias , y con algunos defec- 
tos 5 por lo que fe movió a 
componer otra , corregida , y 
arrc^kda a la pureza de los 
textos en fu origen. 

8^ De aqui le infiere , que 
la (Jolcccion de Cañones ufa- 
da en nueftros Reynos defde 



correfta de todo lo que hzviz 
en el Octídente ; pues á efté 
fin fe aplicó S. N^tin Bracas 
renfc a componerla. Poco deA 
pues fe hizo otra mas comple-^ 
ta , por el Santifsimo Dodor 
S. Ifidoro. Defpues de S. Ifido- 
ro cuidaron nueftros Obifpos 
de ingerir en fu Código los Ca- 
ñones decretados en los diez 
y nueve años ooftenoces á la 
muerte de S. líidoro , como fe 
lee en el Concilio IX. de Tole- 
do: i y afsi por todos eftosi 
principios fe prueba^ que nuef- 
tra Colección feria de lo mas 
puro, y completo del Occi- 
dente. 

84 El Doftor Huerta im- 
primió en fus Anales de Gali- 
cia tom. 1. ¡ib. A. cap. i5. que 
efta Colección ae S. Martin nic 
la primera , que afsi en Oriente j 
como en Poniente , vid el Orbe. 
Bien me alegrara dáráEfpa- 
ña efta gloria , fí pudiera pro^ 
barfe : pero por el mifmo S. 
Martin hallamos lo contrario^ 
haviendo antes del Santo , no 
folo el texto Griego , fino la 
Verfion Latina en que notó la 
impropriedad , y defó¿)x>s que 
corrigió en la fuyaspues fa- 



be- 

(i) Decrevimusy ut Capitula qua in prifcis Canonibus minimi 
babebantur inferta ^pari protnulgarentur/ententia, &" antiquisjun^ 
gerentur Regulis perenni jugitate man/ura, & onrni reverentia conr, 
jcrvania. Tolct. IX. in Exord. 



«ti en lAas^'dé tres Si^cn-: a ios 
Btrtárdos en mú de. quacoo : & 
Jos it^M » en mas . de cíneo i y 
i Ids GraeiJiús en feif : pprqo^ . 
Rhe^oñ , Abad de: Pmm-vi 
lá Dieccfi de Trevexir^^jBore^ . 
ció fcéun Tríchcmio pordafio ', 
910. Buicardo y Omípo- dC; 
Formes por él'ioio. IvimXIar-^ ' 
notcníe(Obirpo de Cbatírü 
en la Galia Senonenfc i óZu|3 . 
dimchre quárra) p(« el zoj/m 
fegiin cl fmImoTrithemia:y 
Gracian , Monee Bcncdi&ino . 
en Bolonia , deípucs del 1 1 lo, 
ó fcgun algunos por cl 1 1 50. 

8 y S. Martin formó , o pu- 
blicó fu Colección con la ai>- 
ticipacion infinuada , pues mu- 
rió en Marzo del año 589. fe- 



t>1ifiH!¿Ueñte fe apm 
^^Ü^tiéBü^ ia - dpkcéion 
iütes hálña, cóñf» confta 
f&s pábbras. > En fuerza 
b^fe t^ ane fx> íblo pre- 
T'élféf OnicAte' el Código 
^ j'finó CB el Occidente 
v^rfídn latina : la qual fín 
dcB^nfia fe halla men- 
t(U (antes que S> Martin 
ijtéffO en él Gobcilio I. 
iTcnfc t como íe 'áeja di- 

'Precójió también la de 
lylio Exinu. En África 

otra mucko antes de 5. 
th : lo mifmo en Italia, co- 
crás en el Tratado De Ve- 
is Canonum ColleSiionibus 
^rzobifpo Marca. De mo- 
ue por la Colección de 
Martin folo puede atrí- 



I Domino beatifíintOy atque Apojloliea Seáis honore fufpicien- 
CbriSo fratñ , Nitigejio Epifcopo , vel univtrfo Coneilro Lu- 
Eeclejia Martirmí hptfcopus. San¿ii Cañones qui in partibus 
tis ab antiquis Patribus eonfiittai funt , Graco prius fermone 
Hpi funt , pofita autem fuccedenti tempore in Latina lin^tta 
latijunt. £t qnia difjicilé efi-, utJtmpHciuí aliquid ex alia íin~ 
'•ansferatur in alteram ,J¡mulque 0" iUud aetidit , ut in tantis ■ 
tribus Sfriptores aut non inteltigentes , aut dormitAntes , multa 
rmittant; & propterea in ipfos Cañones aliqua apud JiñiflmQ~ 
dfantur obfcura ; ided vifum efl, ut cum omni dilrgentia , & ea 
trtranslatores obfcurius diBaJunt^Ú' ea qu£ per Scriptores 
immutata ,fimplicius , tí^ emendatius refiaurarem : hae fimsá 
vans , ut tila qud adEpifcopos vel univerfum pertinent C¡e~ 
. una parte eon/iriptajint :Jimiliter0' qua ad laicos pertinente 
Jtnt adunata ; ut de quo capitulo aliquisfeire voluerit t ¡ofsit 
iwiiKtn»W. S. Martin B»c. 



1 5 8 E/paña Sagráis 

gun el Breviario Bracarenfe» 
o diez años antes > feguti el 
Turonenfe , y afti fe debe re- 
ducir al efpacio anterior que 
huvo entre efte año v el de 
573 • porque no folo fiíe def- 

})ues de íer Lueo M:tropoli^ 
ino deípues del Concilio II, 
Bracarenfe , (tenido en el 572.) 
porque efte es el primero que 
confta defpues de la Metrópo- 
li Lucenfe , y no fe hizo en- 
tonces la publicación > pues en 
tal cafo no habí ira S. Martin 
con folos los Obifpos de Lugo> 
fino con todos los que anual- 
mente íe hallaban congrega- 
dos en el II. d¿ Braga : y afsi 
fue defpues , como la colocan 
los libros Conciliares; pero an- 
tes del 579. cerca del qual mu- 
rió ¿1 Santo y como probaremos 
en fu íicio. 

§. V. 

Motivos que muefiran no hacer 

fé la Ejcritura en que efiriva 

el Concilio de Lugo, 

26 T TEmos dicho , que la 
JTjL Efcritura intitulada 
Concilio de Lugo , no es au- 
tenticable en quanto a la par- 
te de que efta Iglefia fe eri- 
gieíT: Metrópoli en Concilio 
celebrado en ella : y que aun- 
que huvieíT: Concilio aftaal 
en Lugo , quando S. Martin 
dirigió fu Colección de Cano- 



Trat.^.Xap.^. 

nes aNitigio , no fe pruelNi eC» 
to por las palabras diel Santfif 
ni fue efte Synodo aquel ñ 
aue fa hizo Lu^o MetropoUi 
uno otro pofterior : y aísi ea 
qqanto á cfto , y por efto nó íe 
prueba > que (ea legtiináo d 
Inftrumento. En quanto á laf 
demás partes > que no conftaQ 
por otro lado 9 dij^o , que tanh 
poco merece creduíta. / 

87 Lo I. porque d formar 
dor diftó muchos Si^os del fu- 
cedo y como fe probo al mofr 
trar, que no es Efcritura ongi- 
nal y fino del tiempo de los Re« 
yes de Afturias $ pues aun la 
mención del ConciUo de Lug9 
no antecede al fin del Siglo nor 
no , en que fe lee en el Chro- 
nicon Irienfe : y defde el año 
570. en que murió el Rey 
Theodomiro > hafta el fin del 
Siglo IX. van mas de trecien- 
tos años : efpacio muy dilatar 
do para afirmar lo de antes del 
570. fin alegar teftigo , y te- 
niendo contra si razones pOr 
derofas , que es donde efta la 
fuerza de efta clalfede areu* 
mentos : pues en lo que no ha- 
ya cofa urgente en contra , no 
alego el filcncio de Autores , ó 
inftrumentos mas antiguos: pe- 
ro fi a la falta de teftimonios^fe 
juntan otras cofas de pcfo , no 
obliga el ^¡cho de Efcritor 
muy pofterior a que le demos 
crédito : y aísi fucede aquí» 

por 



% Ju' pnípaefto, y m el modo fuperñda! conqtid 



K le cxpondilt : y aun por 
,-tt'4ifi4iica del Sglo <n 

& X)tá¿i cfla £íainiri^ 
e&o «IFi^mr, que no 
: ^eoá'fif f-íbbce que hu-> 
'%■ kmdo' tal Concilio en 
) : C«rt¿ CtiOt&w hmgi rt~ 
oris Jittmii fmtjipum ep' 
üvf ,sr 'át tiUérttoConcf- 
Uéwtféíerié Mmhitstsm^ 
loptoNuicib G^Kjiíaxi' 
ag.4;3. n. pe», no ot^ftante 
anduvo tan éanco en efta 
3ia , que admitió hafta 
ro Cbocilios en Lugo en 
pbde S.Mattintocaicn-i 
leco la fuerza de lá rázon 
:(mtexto de la mifma Ef- 
rá le obligó á decir , que 
leiecia fé,por ladiítáncia 
empos. 

lo a. por la incerti- 
jrc con que procede en 
ar el principal motivo del 
:íUq ; diciendo que fue pa- 
infirmar la Ffc Catholica, 
ra diverfas caufas de la 
a, Eftc modo disyundi- 
le ttnof ü otro , es de quien 
a el motivo determinado^ 
a que fe va con tiento , y 
tx> errarlo , recurrió á cí^ 

aquello. Bien se , que en 
»odc los Godos folia to- 
! la partícula vel copulatí- 
ntei cerno fe declarará en 
paite : pero ni efte Efcri- 
BC de aquellos tiempos^ 



, qtid 

toca el principal aflúnto del 
Concilio indica que cuido mu-i 
cho de efta. Lo principal qob 
debía proponer, es lo. que (e 
aáuó en cL Concilio : y poei 
de eflo no hizo cafo , y toda Ü 
atención la enderezó a- lostiep» 
tfiinos de los Obifpados , es t»* 
miblc ,cuie el fin dehaverfon 
mado ene inftrumento,fíie.d 
di£ la.cxXeafioo de a^tttia SMhj 
(tomo ^¿/deípues, 
: 89 Lo 3. poique en lienh 
pode los Suevos po fe íbxm6 
inftrumento ConcUiar , en que 
fé dcteitninaOe i cada Obiipo 
el numero de Parroquias que 
havia de gozar , quál ic fíngu- 
lariza en citas Actas. Infiérele 
efto , no íblü de que el produ- 
cido no es del tíempodc los 
Suevos , fino de que ii fe hu- 
viera efcríto la Diviílon de los 
trece Obi^dos> parece mo- 
ralmenie- impofsible , que fe- 
mejanre £l'critura le huvlefle 
defaparecido : porque inltiu- 
mento común á todas las Igle- 
fias en materia de límites » pe- 
dia que fe tianfcribieñe para 
cada ^lefia , a fin que cada 
una fupiefle lo que era luyo 
por fentencia conciliar , y que 
ninguna trafpaílafle fus térmi- 
nos. Pues fiendo trece las Si- 
llas i cómo es pofsible que en 
ninguna fe haiiafle i efpecial- 
nente íicpdo aquellas Igleüas 
Vuw 



X 6o E/pana Sagrada. 

las que cftuvicron menos ticm- 
ipo en pcxier de los Moros, por 
lo que tuvieron mas oportuní^ 
dad > piira confervar fus mona- 
meneos. Y no hallandoíe, ni 
aun mención autentica de que 
huvieíTc tal Diviíión de Parro- 
quias en Concilio de Lugo^ 
por que razón fe ha de creer á 
un inftrumento , que por si no 
nace fe? 

90 Demás de efto la Efcri- 
tura de que hablamos folo fe 
hallo en Lugo ^ íin que haya 
raftrode ella en tantos libros 
de Concilios de Suevos , y de 
Godos , como fe guardan en et 
Efcorial y en Toledo ; pues Dv 
Juan ^ Bautifta Pérez , que los 
manejó eloriofamente,no men- 
cionó tal Concilio de Lugo , ni 
tal Divifion de Obifpados ef- 
criturada en Synodo , ni aun 
ciltacio de Oviedo, fegun pre- 
viene Morales lib.i i. cap. 5 9. y 
es de notar que aquel libro íc 
cfcribió al principio del Siglo 
XII. como fe dirá defpues : y 
aunque pone la divifion de Si- 
llas d¿ los Suevos , dice que fe 
hizo en el I. de Braga. Y vfcr 
que folo en Lugo fe halló tal 
inftrumento ; y no en el infig- 
ne CodÍM de Concilios de la 
tal Igleíia , (que fe intitula Ca- 
dex Lucenjis , el mas antiguo de 
los del Efcorial) es prueba, que 
íc formó defpues de haverfe 
cfcrito el libro de Concilios^ 



Trat.^íCáp.j: 

y fcparadamente > Cómo cofa 
divcrfa. 

91 Aiíidefe , que la I^Ieíu 
itnas dotada en la talEfchturai 
es la de Lugo 1 como de(puc3 
fe verá : luego el hallarfc fola« 
mente en eU:e . Archivo ^ hace 
fofpechofa fu invención. S^ di^ 
;eres , que Vafeo alega . tam-r 
>ien cfte inftrumento. comq 
exiftcnte.eñ Bragas reípondo 
que eílo ño fue. afsi deíHe 0I 
principio : porque en el Siglo 
XII. todavía no fe hallaba en 
aquel Archivo » como confta 
por la fentencia de Inocencio 
IIL en el pley to de efta Igleíla' 
con la de Santiago, donde refr 
pondiendo el Bracarenfe a loi 
alegatos de fu competidor , y^ 
eftableciendo fu intento , re- 
currió para probarle alCond- 
lio Lucenfe de que hablamos, 
citándole como hallado en el 
libro de que ufaba el Arzobif* 
po de Santiago ; In eodem qus* 
terno (dxcc el Papa , hablaxido 
con el Compoftelano , y expo-. 
niendo los alegatos del de Bra^ 
ga) quem contra Bra^aren/im 
froduxifii , iMcenfe Concilium 
tft inventum. Aqui vemos,que 
eftc inftrumento fe halló en 
quaderno de inftrumentos exr 
hibidos por el Arzobifpo de 
Santiago \ y por tanto no le ha- 
vía antes en el Archivo de Bra- 
ga , que eftaria bien regiftrado 

para elpleyto. Defde que fe 

dcA 



ibd Concilio ¿e Lmr ' 't6t 

é^a.cL^aderna cita-, vienen To« ttftÍBioniot' de loé' 



^ i Bcasá , porque ia- 
Ml^K>a ru pieteofion: 
tínico Archivo fue el 
: naciendo alli pw. la 
cocNcftadc la voz Sy- 
centb (7 'p<x la.extai¿ 
P4n0qwasrqu¿ pre- 
üfiM^aúdoE ttotíto di- 

0^ porque U Carta 
(uD file {ñdiendo el 
de nnaMetiopoU, y 
ks Sillai, fin nuncio- 
irdia entre Prelados 
utes. El Goleabr de 
ks^ dejando en el tin- 
3 principal para que 
:1 Concilio , y la dc- 
de qub Sillas fueron 
las entonces, (porque 
uy obfcuro, y no ha- 
ntento) puío roda fu 
en lo que el Rey no 
:uídando folo de fc- 
roquias. Lo mifmo 
i la fegunda Efcrítu- 
ublicó Bivar con tí- 
larto Concilio de Lu- 
e fe tratara defpues) 
o el alTunto es con- 
üas de Obirpos ima- 
T (bbre dotaciones y 
Íes de Lugo : y efto 
:char , que el mduc- 
introducir cfta Efcri- 
a- cxtenTion d^'.línii- 

> 5. porque no con-. 



3ue tratan fobre eftar Dmfioír 
e ObiQudos y Rvto^aiau 
l^réicn lafejsunda parte-de' 
las Grandruu £ Igom \ cap. z8,- 
dice rqt]een,efte.Conc3lio..dei 
Lugo íeiBcnciond él Oisirpado» 
de León > feHalando los ternü*- 
nos de fu dlíhito > y que íe ha- 
lló aUi yli/iv/yo , fu Óbifpo. Na- ' 
da de efto fe encuentra en ^ 
Concilio f^un laETcrtnira (te 
la Iglefia de Lugo: antes Ueír 
ponen iwr ptimera Parroquia 
de Aftorga i ¿Mffí y aunque eli 
fbrmador de la Divtfíon de 
Obifpados attibuida i Vamba, 
quifo ocurrir a efto , defpues 
veremos con qué modo lo hi- 
zo. En donde fe halla lo que 
efcríbe£«ifrd> es enD. ¿«fiu 
dt Tuy , que pone por ñn de la 
afsiftcnciadelObifpo de Lcon 
al Concilio de Lugo , el confír- 
mar la Divifion de los tales 
Obifpados de Galicia y fus 
Parroquias. Pero efto no con-; 
cuerda con lo que dice la £f- . 
critura de Lugo , fobre que el 
íin para que concurrieron los 
Obifpos me para caufas de la 
Fe» o Difciplina Ecleíiaftica: 
y que concluido el Concilio fe 
trató de la diviíion de los 
Obifpados ; y afsi el motivo de 
los Obiípos que afsiíHeron , no 
fíie el de los límites, fmo otto, 
á que como Apéndice y con- 
fequenda , fe fíguió el tratar 



1^1 'EfpáfiA Sacada. 

4e las Sillas. En lo que ^ vé, 
que cada uno aplicó á efte Sy- 
nodo Lucenfe lo que le didó 
fu devoción : el primero que 
formó la Efcritura no mencio- 
nó á León , íino como Parro- 
quia : el Tudenfe expreífa haf- 
ta el nombre del Obifpo , con 
todos los linderos de fu Silla, 
propaíTandofe a decir , que fiie 
Iglefia dotada por los Roma- 
nos , con lo demás , que fe ve- 
ra defpues. 

9± Otxa difcordia de tefti- 
momos es la que refulta por el 
Chronicon Irienfe>que hablan- 
do de la dotación de fu Igle- 
fia por el Rey Suevo y dice que 
la dio las Parroquias que alli 
feñala > que fon treinta y una; 
añadiendo , y otras ^ que fuman 
en los Cañones. En la Efcritura 
de que hablamos folo fe atri- 
buyen a Iria feis Parroquias. 
Luego es prueba , que cada 
uno reviftió las hdíoiS de la Dí- 
vifion de los Suevos y fegun fu 
interés reípeftivo ; por lo que 
no pueden fer tenidas por au- 
tenticas. Y advierte , que la 
mención oue en el Chronicon 
Irienfe fe nalla del Concilio Lu- 
eenfe y es poniéndole antes del 
primero de Braca h lo que es 
£ilfo , como fe deja dicho : y 
no expreíla que fe hidefle en 
h\ Divifíon de Obispados > ni 
dotación de Parroquias. Solo 
pone la de fu Iglefu> como he- 



Ttát.l. Cap. 'i. 

cha por el Rey Miro (fin re- 
currir a Concilio) y efto no lo 
reñere hafta defpues del Braca- 
renfe fegundo : por lo que fe 
vfc , que no convienen las Ef- 
crituras fobre las Dotaciones. 
Añado, que el P» Contador po- 
ne en fu tomo 2. de las Memo- 
rias ie Braga ps^. 849. eftc 
Concilio de Lugo> fegun /e ha- 
lla en dicha Iglefía : y es diver- 
fo del modo con que le publi- 
có Loayfa i pues exprefla a la 
larga los Condados de Lugo, 
fegun fe hallan en otra Efcri- 
tura , de que fe va á tratar. 

De lo dicho refulta » que no 
hay fundente fiíndamento pa- 
ra decir, que huvieíle en Lugp 
un Concilio en que fe hideUe 
Metrópoli , y fe dividieílen los 
Obifpados : pues la Efcritura 
en que únicamente eftriva y no 
esdebaftantc autoridad pari 
el aífenfo : y afsi no haviendo 
otra prueba en fu fiívor y y te- 
niendo tantas contra si y digo, 
que no fe funda mas que en la 
equivocación ya defcublérta. 

S. VL 

Proponefe , y exanunafe otra Ef- 
critura y que fe baila eon nom- 
bre de nuevo Concilio 
en Lugo. 

95 XyOi la .grande . afírn* 

X dad y ó hermandadi 

que tiene con la Eícritura de 

que 



^tl Concilio de Lágt, itf^ 

««OiyOtia^ fe di- Piymmi^XhééfOmiihm Cstb^ 
■üi» Concilio IL de tieonmBfiftofommtfm R$tí^ 
vpw otros Concilio ffofmim tñrwmn^i áb i¿h ' 
s<debeinos omirír fa intimatk-e/f^ mm áaimo ttonéti. 
fHt perfe&9 j éaBoñtatt ttiam. 
Sedis Apo/hJieé S. Pftñ, (mjttt J. 
Ugationtm Uti ixtepfmitf , «r .-> 
am£ÍA^u»€ffait tsm Sedi ttm- 
trarié , quttm etíam EceUjiis 
Dei f jeu Stdibus , ftrferatt^ 
remmr^ ^ ftrftnaeté eorrigt* 
rtmms , tum nnfiüo 



pues me perfíiado 
DMMS de una mírma 
rt b una aclara mas 
ic'h otra. Elh es 
sntim ^ cujra cabeza 
sdes,pot íer(como 
Umdá. (Lii.c.tfzO 
loeabioaó i tantos 
bombees ác los Re- 
MÍw,yJC»w. Yef- 
aigá^ój^»» flcTcu- 
i para admitúr quar- 
en Lugo : y copia- 
ite deí Tumbo de 
de la Igleíia de Lu- 



EpifeM«fmm,ut Cbñjli wrmf. 
tfm 



vtPo. m^mtii- «fiJñHM ¿Mvbv 
fiafiimttf^ i m w Uia u. DiccttfaUt 
Mnmftujúfqut dvitatij diva^ 
riatos ab auétoritate J^ dntiquaf 
Paga/torum perfitutione. Quod '"' 
a* feg-in la tecibió fiuáioft ptr^rentes eum ejuf' j^^^ 
f5i. dice afsii arre- ^em ProvJncU Pontifieibusy in 
tht^rapfaiá a la mo- eodtm Concilio Lueinfi aduníaisy 5- 

ai potuimus , per veritatem artti- 
mnipotenti Trino &• quam unicuique Cívttati fuam 
O- Filioj &• Spiritui tribuimui dif/initionemffett por- 
Sapitnti* inéffabilij tionem ^ ae per Villaru» , foeu* 
er/eéía , exaíii/sime minaque montium ,feu antiqmh- 
'unt , tám pTétteritAj rum Caftramm , vil archarum 
i , infpitit , ordinat, confiniea (afsí lo trac Bivar) eit 
it , ut Domimu) ip- términos ingefsimus , ne EeeUfié 
am Rege intlyto inf- contra Eccíefiam dífeeptans , al" 
r opitulanti : Ego teriut términos inaaderet { útque 
VtRex f cognomento eos propriis fiAftriptiombw ad- 
teiéi totius provin^ netaiíhmui Concilio etíam Bra~ 6. 
i eju/que Genitricij cara cengregato fecundo tfintiÜ 
rite , eeterarumqtu modo , veritate reperta , confir^ 
a^iensfamuluj efft, matum efi % prdjidettte in etulem 
coédunato nutu Dti Urbe Martino Epifiope. Concef- 
'Mtenfi jam prdfáts ^rmu etiam EceUj^ Luttnfi . .^ 



1^4 E/pana Sagrada. Trát. 3 . Cap. 3 . 

Saníía Mmd Jicut potuimus ComitatuumyfeudiJ^nitionayi 



£ir veritatem exquirere ab stUi^ 
qms y uniecim Comitatus.ffcili^ 
cety Seinosj Cavarcos , &" Cairo- 
ga y Cfc. quos Comitatus unde^ 



me Nitigio nutu Da Lacenfis 
Sedis Epifcopo diligenti/sime ex^ 
quifitasy per antiquorum viro^ 
rumfcicntiamy feu firipturarum 



vineid GalUcidyaiftautibusEpif^ 
copis. ipfiui Provincia univerjis^ 
tam in Bracarenfi cautioneiquam 



cim propriis nominibus dejigna- feriemvetuftarum repertju Jluf- 
7. vimus. : Nitigio ejufdem CivitA- diojifsime 5 poji peraÜam Bna-- 
tis Epifcopo comedente y qui jam CArenJium ( aísi dice ) Synodum 
in Arebiepifcopatum y communi fectándam, ibidem in diebui'glo^ 
Concilio totius Provincidí GalU- riojifsimi Domini Míronis Re^ 
cid eidemEccleJid Uácenjifuerat gisyfub EraDCX» in prd/ent/a^ 
cleSlus^ Comitatus vero tali te^ ipfius Regis y C!^ omnium Catho-- 
norefortiuutur.. Comitatus pri- licorum Magnatum totius Pro-^ 
%. mus Flamofis oritur , ubi intrat 
fiumtn Naira in Mineo^ ^c. fe- 
cundus ver^ Comitatus orituTy 

ubi ingrtditurjumen Rovem in etiam ex Lucenfis Ecclejid domi^ 
Mineoy a^c. Tertius Comitatus nationeydiffinitumy atquc lauda* 
dicitur Navienfisy oritur in cam-, tum ejlyét ab ipfo Rege Ciernen* 
fojurcoy^c. QnSittas Comita-- ti/simo eonfirmatumimintir. Be* 
tus Sarrienfis dicitur y levat fe in ckjiam LucenfemySSf^ ceteras fibi 
' Penam majorem , O'e. Quintus vicinas,aliqua oriritur eUfcepta^ 
Comitatsís Paranúenjis nuncupa- tio , aut zizanid fuper/eminatio: 
tur y incipit^ ubi intrat Sarria in fedjicut in Concilio Lucmfiuni^ i 
Neirdy &c. Sextus dicitur Pal^ cuique Civitatifud tradditdfunt 
Urenjisi oritur y ubi ingreditur Parocbid per determinationes 
fiumen Argundi in.Saliceday&c. antiquorum Cafirorum y C¡^^- 
Septisnus Comitatus Decenfa minum y ita perfeverent ; ut ve^ 
nuncupatur y originem fuam in lint omnia membra CbriJH ejft 
montea Summoy&c. 0¿%avus Co^ inpace in unitate Fidei Catboli'- 
mitatusDurrienJis dicitur y levat cd. Epifcopi omnes , qui ajffut-- 



fe in monte Summo , í^^. No- 

nus Comitatus. dicitur VlienJtSy 

/ incipit a monte de.Efpinóy &c. 



runt y bis geftis fubferipferunt: \ 

Martin US Bracarenj^s Sedis Me^ 

tropalitanus fukfcripfi. hacre* 



^' 



Dccimus Comitatus: Nailarenjis tius Colibrienjis Ecclefid Epifco* 

dicitur y incipit y &*c. Undcci- pus fubfcripfi. Sardinarius La^ 

mus Comitatus Monte NegrenJIs mecenas. Ecclefid Epi/copus fubf* 

dicitur y C2^ incipit y d^c. cripfi. Ego ipfe Nitigiüs Lucen* 

' Has itaque determinationes fis Ecclefid Metropolitanut bit 



%Bt€USé Bfifnfus Mfmfji. 

rétj^ Sfifi^Pm EttUJui fiáf- 
mpjLAmífal Vifutfit EkUJÍ* 
BppnfKi. hit: g*JH$ Mftripñ. 
JdwiM Btttaiiiéí EtxUfiM E^f- 
eopái /id^^rbífi, Viator Mmu^ 
tm/i^^BeaUfit Efi/capiu ftibf- 
erifji. Máilmi Bñtomtnfít Et- 
•Ufiñ EfifttpmfiáfiripJ^ 

96 Efta £(críttm « data- 
mcnttf uní XEfínñtmntxaid fer- 
modó fan A^cn^flc de la pii- 
aién : pue». mi confiando en 
aquella mw que los once Con- 
dados cif comuña le pareció 
precifo alfarmadoi^que aque- 
llo pedia una mas individual 
demarcación j y efto en Eferi- 
cura a parte > pues fí íe inzeria 
en la primera., (como ic halla 
en el tom. z. de las Mem. de 
Braga, p. $51.) feria muy no^ 
tablc elquc Vicflen tanta dila- 
tación en la IglcTta de Lugo, 
y fe haria nías loípechofo que 
eílo ñie elocigen de todo , co- 
mo fe dirü en la de Vamba fo- 
bre elXugo de Añurías. Pero 
olque formó ofta fegunda Ef- 
dñtutW fe.^ alucinó mucho mas 
que en la primera : y con la 
voluntaria exprefsion de que 
lomombres Tbeodomiro y Mi- 
fb fueron ptoprios de un Rey, 
ha^ hecho alucinar á muchos. 
No esniíeftio empeño injiuiac 



á nadie , find'octiñftr i' qae^ 
le tenga piSr honhi'Íe»*que^'jes 
flfKKrmb, cómo fotedé'CA cM: 
pues la Sania I^dk'déLtt^ 
tiene tantas glonas verdaderal, 
que la hade so poca injuríft,éhfl- 
en lá qmera d¿fd6rar cdh Í1»H- 
jaidff inftmmérítbs Í\}^KSé6&i¿ 
97 Que cftá Srcritift^bb 
lea ni autentica, ni dbltteáf^ 
de los Suevos , ya lo iiot6 tí 
V.TáUn, en fíi Obra dte'JRii 
f Pttb4tÍ9EJfimé\ ^átíS-^^ 
tomo 2; p.'44f.-.pi«vi¿flfr"iMte 
£ugb 416- ife; erlgló'MMíM^i. 
tbna pf»: iféencia , 6 cónniíñ^ 
don Pontificia ; y i k) que' iíb: 
Ice aqni num. 3. dice, qn¿ es 
addieion de algundevcto. Eh'Ii 
p. 502. añade , que efta Rtla^ 
cion cspermijíia , f muy tarda 
rtfpeÜo de los Suevot : „ por- 
„ que en efta también fe ák- 
„ marcan termino» , variados 
„ por -autoridad amígua , en la 
„ peifecucion de los Paganos 
„ (*.4.) y es daufula poftcrior 
„ k la irrupdon de los Moror» 
„ y no del tiempo de Nitigio. 
„ Intitula Condados á las reti- 
„ gresiaSjó Concejos; y en ticm- 
„ po de los Suevos , como de 
„ los Godos , era otra la figni- 
„ fícacion del titulo dé ^n- 
„ des , Condados , y Comiti- 
„ vas , como confia de Cafío- 
„ doro. Afsí Yánea. 

Regíftrando mas adentro 
fus clauluUs 1 tv#ai.^ c^ ^c^- 



^ 



1 66 Efpaña Sagrada. Trat.^.Cap.^. 

de la primera es iinperfeda Yañez , Pallares , Monte-E/pi- 



efta ^fcritura , pues fe queda 
íín fentido y remate el primer 
punto , de ego cupiens y a cuyo 
participio falta verbo determi- 
nante y que haga perfefta la 
oración. Lo 2. elKey es el que 
empieza la Efcritura , y Níti- 
gio es el que la acaba , fín bol- 
ver a mencionar mas al Rey, 
fíno folo para decir , que la 
confirmó : y empezando la Es- 
critura en nombre del Rey ^ y 
.¿¡ciendo Nitigio lo de fu con- 
firmación , no (e halla firma 
del Rey 5 ni Era del tiempo de 
la tal Efcritura y haviendola del 
Concilio antecedente de Bra- 

fa : lo que baila para que no 
aga fe femejante Inftrumen- 
to. Lo 3. dice r que en el Con^ 
cilio IL de Braga fe confirmo 
ela(runto:y nadie ha defcu- 
bierto hafta ahora claufula y ni 
hOtzSy en que fe tocafTe eftc 
punto. Lo 4. (juien lea. el latin 
de los Concilios de Braga , y 
el de efta Efcritlira , verá lo 
que difta un eftylo de otro: 
pues el de efta fe halla lleno de 
improprias locuciones 5 muy 
agenas del tiempo de los Suer 
vos : Comitatus oritar , Irvatfe 
Ú'c. y ufa la yoz Arzobifpado 
(n.yO cofa nunca oida en Efpa- 
ña por aquel tiqmpo y ni uíkda 
mucho defpues ; con otras vo- 
ces agenas de aquel Siglo , co- 
mo el Comitéftui 2 que previno 



98 Lo 5* dice y que deíignó 
antes los Condados por íus pro- 
prios nombres , quando ya #/^ 
^^^ Nitigio elefto en el Arzo- 
bifpado : y no hay tal defíena- 
ción por proprios nombresnaf- 
ta ahora : por quántp la EÜcri- 
tura precedente Iblo mcncio<- 
na el numero de los once Con- 
dados. Lo 6. dice > que en el 
Concilio de Lugo . fd txprcfla- 
roh los terminosxle los Obifpa- 
dos y por cotos dé las Villas y 
Rios(n.io.)yno hay mención 
de Rtos y uno folo en la Di- 
viíion pofterior » atribuida á 
Vamba. Lo 7. díoe ' de Lugo 
(n.2.) que ya por. entótaces era 
Ciudad de la Provincial Ga- 
licia : como íi Lugo haviera i¡- 
do antesCiudad.de otra Pro- 
vincia: declarando- en efloV que 
quando fe formo -la Efcritura, 
havian empezado las dudas del 
Lugo de Galicia y el de Aftu- 
rias : pero nunca Afturias hizo 
Provincia a parte de Galicia, 
pues ó fue parte de la Provin- 
cia Tarraconenfe y Efpaña 
Citerior y 6 tocó á la* Galicia» 
defde que efta fe dividió de 
aquella. 

99 Lo 8. que el Rey reci- 
bió Legacía de Roma y expedí- 
da y para el fín de que Lugo fe 
erigieífe Metrópoli por autoría 
dad Pontificia^ y para que no 

fe 



.. . S)elCtncÍUodiLM: V téi 

fedeccCtaflé nada.que 'IbeflV yS/jyfó cónffiuk» tdoiiflsi'f^' 
contrario 11* Sede ApoOolka, frefTainence - poié d' 6DDdl;*I& 
lúilasdeBUIgMias. EflOyi deBcdgardondí'ánelExti^fiiy 
dijo Yafiesv <t^ en didado íts-poñen primero loJidoéMbí^ 
por algoD devoto: y en el todo tropc^itanos j y luego los-d^ 
de la dauTuIa íe vé, qae es mas pcw fus antigüedades T^ 
pofteñot ii los Moroi : 'tiorqne aísi en M , coaifb ietí 'las Sim? 
k» Skievos (iú Idi Codos ) (uy oipci^ncs ypE&eede S^wéfd-^ 
ufaiba dceftot recuríbs : ¡tetes ¡jurerí»^ Bno bafta -para qn<? 
bien los Cóndilos le juntaban íe conozca , tfiü el que. ¿mu 
por prece p to delRey, como fe eña Efcrimra ^ no era m dtf 
vi . cneEb» Jie Btaffi': ni el fu- tiempo de Mitigio , ni del 1^ 
mo KÍpeto qoe EQjaña'tuvo MÍro!> íbo pofteribr'i le» M»^ 
íicmpccikla.Sede ApofioUca rosj como pr¿vIno,'7MnE'':'y' 
(yGtlicb Jaterdaya'moftTa-'' por tamo no -puede d^i^ ¿ . 
do én íñ CondL 1. Bracar.) dio Inftnlmento , que no folo efti' 
tugar i que vinicfle Legado k dcftituldo de telHmonto del 
impedir perjuicios de la Silla tiempo de los Suevos , fíno for- 
Romana ; no fiendo imagina- jado con muy poca harmonía, 
ble cofa en que entonces pu- y no poca diíbnanctadeterihí* 
dieíTe fer perjudicada. La p. nos , como podra conocer (ib- 
pervirtió el orden de las Subf- brc lo dicho) el que le quiera 
cripciones contra la difciptina examinar con mas efcrupulot 
de aquel tiempo : pues a Obtf- efpecialmente acudiendo al 
pos ^fíaganeos de Braga Ibií Tomo I. de losAnaltt deGali- 

gufo deípoes del Lucenre(qua- eia pag.40(!. donde le pone con 
s fon Remifol y Adorio , y Vía- diverfi lección de la publica- 
tor) y 4 Nitigio le pufo entre da por Bivar , y toda entera: 
&]¿aganco5 de Braga , debicn- en parte con diverfidad mate- 
do ponerle , ó antes dé todos, cial , y en todo con muefttas 
ó (¿fpues de los de Braga , fir^ mas extcnfas del ningún cre-^ 
viendo de' cabeza á los de fu dito que merece , pues en lo 



Partido, como fe v¿ en el Con' 
cU. II. Bracarenfe , que fe ha-^ 
ña ya celd^cado por efios mif- 
mos Obifpos. 

■ ' loo De aquí íé defcubre 
otra yerro , pues Lsurecio firma 



mas no fe puede formar una 
buena oración latina de fenti- 
do per&^o , y tan llena de íb- 
lecifmos , que mueftra bien la 
barbarie del Siglo en que fe 
hizo -.u/qüeinjiumin* ^fro iffo 



como «Has antiguo «jucü"»- fiímiiu , frw jútmint ^ <U fumi- 



IÍ8 Efpdna Sagrada. Trat.^.Cap.^. 

ne , per illa Serra , fupcr monte íionado lo qac fe cfcribia de 



CalvQ yAdiliú Cajlro , ai primo 
ifÍKfftíi jsd illa ponte O'e. de 
modo que folo ignorando el 
latín , que fe ufaba en el Si- 
glo VL ó ignorando latÍQ> fe 
podrá atribuU á tal Siglo 
íemejante Efcritur^ : y en- 
tre las cofas (que incluyó Bi- 
var en el O't. del fegundo Con- 
dado fe lee en Huerta per illam 
antiquam Veredam ^ voz barba- 
ra para los Latinos > y {amiliar 
á nueftra lengua vulgar : pues 
el Latino conoció Vtreius^y 
Veredarius , pero Vereda^ no 
creo que hay ejemplar de ha- 
ver fido conocida por los La- 
tinos, ni la mencionan fus Dic- 
cionarios , aísi como ninguno 
usó de las infelices frafes , y 
concordancias ( ó difcordan- 
cias) de que todo eíle Inftru- 
mcnto eftá manchado. 

loi Yo me inclino á que 
efta Efcritura & introdujo cer- 
ca del tiempo en que fe inven- 
tó la Divifion que fe atribuye 
á Vamba : ya por lo que apun- 
té fobre los Cotos de Rios 5 y ya 
por lo del Lugo de Afturias, 
Como también por lo quem- 
fifte en obiar difcordias de 
Obifpos y de Iglefias 5 firaflcs 
conformes con las de la otra 
pic:ta. 

102 Defta facilidad fe (¡guió 
otra en favor de h Iglefia de 
^raga: pues viendo algún apaf- 



Lugo, no quifo que fucflíc Bra- 
ga menos cn/iis limites : y afsi 
forjó oxra Efcritura , en que 
dice , que no folo Lugo , fino 
Braga, excedían á las demás 
Diecefis en límites , ponien- 
doíe muy defpado á contar ios 
refpe¿livos á efta Iglefía. Y 
añade, que la razón de Me- 
trópoli en Lugo no eximia á 
los Obifpos Suñrapaneos de la 
autoridad , dignidad y reve- 
rencia del Bracarenfe : inten-^ 
tando con efto abrir rumbo al 
empeiio de la Primacía, Pero 
toda la Efcritura efta tan mal 
tramada , aue no parecía dig<- 
na de que la facaíTe a luz en 
nueftros dias el P. Contador de 
Argote en fu tom. 2. de las Me^ 
mor. de Braga pag.857. no folo 
por los defaciertos de fu texto 
latino, fino por la fentencia 
que traduce en Portugués ( y 
yo en Caftellano) Martin Arzo^ 
bijho de toda la Provincia di 
Grieta : pues ya notó efte Au- 
tor , que era obra muy moder- 
na, pofterlor á los Godos,aqucT* 
Ua en que Nitigio fe intitula^ 
Arzobi/pQ (p.j^j.) y bien po-* 
dia conocer , que tanto repug- 
naba entonces efte didadó al 
Prelado de Braga , como al de 
Lugo. 

Que la Metrópoli aumenta-* 
da en Galicia fue la de Lugo 
de cftc BiCyao , llamado Uáms 



■fiityño en Ij^ode Af- rteg'ar»por lo dkh.omam.62'.- 

s/Cc moftcui en fu fitio. Que eftos no pallaron de eineo, 

le prueba } por quanto antes ¿er 

$. VIL cfte tiempo hallamos ocho 

' Obifpados en aquella Provin- 

^j^/Sufi UtifnmBpifi»- da, como fe v& por el Cond- 

tm titimpo dt los St$tvoii lio I. de Braga : y como nunca 

M fm Jm májr^ txtt»/ío» llegaron mas que i fpr», fe fi- 



■M tmM mMs «tf trti« 

^S no poco de admí- 

i tar el filóido que 

día en los Autores íbbre 
reftigadon delosObifpa- 
qne (e dicen erigidos de 



que no pudieron erígtríe 
de Buevo » rus que cinco. Que 
en Galtda nunco^ paflkron de 

ES no poco de admí- trece los Obi^M», confta por 
tar el filóido que el GoncSio IL de Braga , que 
file el que fe tuvo delpues de 
las Sillas aumentadas , y dimde 
concurrieron los Prelados de 
oen el Concilio dé Lugo; una y otra Metrópoli» con to- 
lO tan importante pora la dos fus Sufragáneos; y no oom- 
iguacion déla antigüedad pufieron en todos mas quetre- 
as Iglefias , y hallandoíe ce, fegun lo prevenido num. 
>ida comunmente por tegi- €z. fobre Dume, Lo mifmo ca- 
la Efctitura en que efto fe lifíca el Coledíor de las Adas 
re. Ya díeimos , que por de eftc Concilio de Lugo: pues 
ue toca í la claufula de no fañaló términos mas que i 
:ion de algunas nuevas Si- trece Igleíias. Lo mifmo en fin 
, folo teníamos que oponer reíulta por convinidon de las 
lencio , que en punto tan Subfcripctones de tos Conci- 
tal obíervó el Coledot de lios de Efpaña : pues no hay 
kftas del Concilio. Ello es conocida otra alguna Igleíia, 
t> bien obfcuro : pero pon* que ñiera de las trece fueílé 
primero loque le puede Epifcopal en tiempo de los SuC" 
>ar , para que fírva de luz vos , y tocalTc á Galicia : y afst 
que pende de vetolimili- el leerfe en el Catalago de 
lycongeturas. Loayía (que pondremos átC~ 

Óa Que en tiempo del pues ) catorce Cathedralcs , es 
Mievo Tbeodotniro fe eri- yerro de Copiantes , que efcrt- 
on ayunos Obifpados, co- bieron á Fetica ; la qual jam\s 
expreflán las Añas referi- fuena en Concilios , ni en los 
, no parece que fe puede demás Catálogos , ni aun en- 



1 70 Efpana Sagrada 

trc los Gcographos , que tra- 
tan de Galicia. De lo que re- 
íulta y que fin apoyo autentico 
á\)oQuefnel ( en las Notas a S. 
León , que Aguirre tranfcribió 
en fu t. 2. p. 204. n. 61. ) que 
quince a lo menos fueron los 
Obifpos de Galicia > quando 
á lo mas folo fe prueban tre- 
ce. 

105 De eftos confta , que- 
no fe erigieron de nuevo los de 
Braga , y Lugo : porque mu- 
cho antes hallamos mención 
de tales Sillas > como fe vio en 
el Tratado precedente n. 177. 
Tampoco fueron las de Iria y 
Duinc: pues fus Obifpos An- 
drés y Martin afsiítieron al L 
de Braga > donde fe hallan fus 
nombres , y en el II. la expref- 
íion de las Igleíias referidas. 
Tampoco fiíe Aftorga de las 
nuevas : porque en elSiglo an- 
tecedente confta que era Epif- 
copal, como fe lee en el Chro- 
nicon de Idacio. Tenemos 
pues y que de los ocho Obifpa- 
dos , cuyos Prelados aísiftieron* 
al Bracarenfc I. los cinco fue- 
ron de las Igleíias feñaladas y y 
afsi no fueron eftas Sillas de 
las nuevas. 
. 106 Quales fueron las tres 



. Trat.$. Cap. y. 

reliantes, que exiftian en tiem- 
po del primer Concilio de Bra- 
ga , es punto mas obfcuro. 
Loayfa ( fobrc bsSübícripcio- 
ncs de aquel Synodo pag.123.) 
dijo , que ¿Mirffr/¿^( cuya Ürma' 
fe halla en elquacto lugar) ftie 
Obifpo de Coimbra» deducíen-* 
dolo de que en el Concilio IL 
de Braga ñrma por aquella 
Iglcfia Lucencio , ó Lucccio, 
y previene pag^» 17a. que afti 
fe debe leer ^ y no iMcrecio. 
Padilla íintió lo miímo , y an- 
tes de uno y otro lo dijo afsi 
Morales. Dado tSto , íc debe- 
rá añadir á las Igleíias prece-^ 
dentes la de Coimbra : pero 
parece que no -puede fubfiftif 
aquella prueba ; porque íi Ut^ 
cencio del Concilio I. fiíera el 
mifmo que Luceeio del II. pare^ 
ce que havia de fer mas anti- 
guo que Remifol , el quai no fe 
halla entre los Obifpos del Bra- 
carenfc I. y fiendo mas antigua 
Lucencio , que Remiíbl , havia 
de firmar primero , por eftár 
afsi mdndado en el L de Braga^ 
Canon 6. y no fucede aísi; ' 

Para efto es necefiariq po£- 
ner por delante el orden dcí 
Subícripcioiies de uno y otro 
Concilio, 



OBISPOS 



pdCwcUio dt Lup, 



^r:^ 



OJUDOS DEL GOMCOJO L BRACARENSC 
z. Lucrecio. f . Martin. 

6. Hmotheo. 

7. Cotto. 

8. Maliofo. 



. nderico. 
4. lAcendo.' 



Í>e eftosiíbto ;& fabe» ipi 
Irí» t y Manifl deOMw. 



Lnciecio . cea de Brt^a , Andté^dsi 



OBISPOS DEL CONCILIO' O. BRACARENSE. 



'1. Manin » Bracarenle. 
a. iLofQÍlal,Vifcore. 

3. Lucedó, ConimbEicenre. 

4. Adono ; ^jtuiieníi:. 
(. $acdinario , Lameceníe. 
6/ Viator , Magnetcníé. 

X07 Aquí ves , que de los 
del primer Concilio , folo An- 
drés , y Martin , alcanzaron el 
fcgundo : pues Lucencio , y 
Lucecio, tienen alguna dife- 
rencia: y aunque fean uno mif- 
mo , confta , que RimUol no 
afstllio al primero , y aísi íi no 
era Obifpo entonces , y lo era 
Lucecio y havia de fer efte mas 
antiguo» y por confíguicntc, 
fumar: primero. Sucede lo con- 
trario : luego parece , que el 
Lucecio del CoRciUo U. es di- 
verfodelL 

loS He puefto añi efta inf- 
tancia , no para oponerme i 
que I^Kcacio ñieflc Obifpo de 
Coimbra , y el mífino que iSr- 
/líUó al IL Bxacneare, ívao u- 



i/'NhI^o,Luceafe. * --'.j 
3. AndnSf Iñeníe. 

3. Witimer > Autieníé. 

4. AviU,Tudenfe. 

5. PolemiOtAfturienlei. 

6. Mailoc , Britonicnfe. 

tes bien , para inllftir en ello: 
porque defatando efte argu- 
mento (que es el único , que fe 
me ofrece en contra) quedará 
mas acriíbtada la fentencia , y 
Ce abre puerta para la antigüe- 
dad de otras dos Sillas. Digo 
pues , que Lucecio del fegnndo 
Concilio es el mifino Lucencio 
del primero 5 porque el de el 
II. fe llama también Lucencio 
en algunos Códigos, fm dife- 
rencia' alguna del que afsiftió 
al I. c(»no fe lee en el margen 
de Loayfa pag. 171. y en el 
texto de la pae. 171. Y expli- 
cando fu Iglciía de Coinibrt 
en el fegumio Concilio, fírve 
efto de prueba , para fabcr,quc 
fue Commbúcenle el Lucei>r 



i 7 ^ B/paña Sagrada. 

cío que afsiftió al primero: 
pues por el mifoio motivo con- 
vienen los Autores , en . que 
Andrés del I., fuo Irienfe , y 
Martin Dumienfc (que luego 
afcendió a Braga) folo por con- 
venir eftas Iglefias á los nom- 
bres de los que afsiítteron á 
ijno , y otro Concilio , como 
fe manifiefta en las exprefsio- 
nes del II. Luego verincando- 
fe lo mifmo en Lucencio y (e le 
debe reconocer por Conim-' 
bricenfe : y por tanto efta Iglc- 
fia no es de las añadidas de 
nuevo , pues fe halló fu Prela- 
do en el I. de Braga , que ante- 
cedió al de el aumento de las 
Sillas. 

109 De aqui fe figue , que 
tampoco la de l^i/eo fe debe 
contar entre las añadidas , fíno 
entre las antiguas : porque Re- 
«>//¿/eraObiípo antes del Con- 
ciüo I. Bracarenfe, como conf- 
ia por llevar la antigüedad á 
Lucencio , y fer el mas anti- 
guo de todos los de fu Metro- 
poli . Por tanto fe infiere , que 
el no afsiftir al 1. Concilio y fue 
por enfermedad , i\ otra aufen- 
cia precifa : pues ñ no fuera 
Obifpo en aquel tiempo » y 
mas antiguo que el de Coim- 
bray no huviera llevado la pre- 
cedencia á eñe. 

1 10 Siguefe , aue en tiem- 
po del Concilio I. de Braga ha- 

4LU ^ (lalicia piucvc Obiípa- 



Trat.^. Cap.^. 

dos : los ocho que conftan por 
las firmas de - otros tantos Pre- 
lados : y el reftante fue efte de 
Vi feo , que no afsiftió al Con- 
cilio. Y configuientemente las 
Sillas aunientados no fueron 
ñus que quatro , pues nunca 
compufieron en tócüSy mas quto 
trece : ni parece que fe deícu- 
bre fundamento mas que para 
reconocer quatro de Origen 
del tiempo de los Suevos. De 
eftas pertenecieron tres a la 
Metrópoli de Braga : y una á 
la de Lugo. 

III De las de Braga una 
íat Egitania jhoy Idaiía. Afsi 
lo reconoce el moderno Aca- 
démico Lufitano Pereyra en las 
Memorias que efcribió fobre 
efta Iglefia , (part.i. caü.6. ) en 
fiierza de que hafta efte tiem- 
po de los Suevos no íe halla 
mención alguna de tal Silla. 
Afiado,que el motivo propueC- 
to en la Carta del Rey Theo- 
domiro fobre el aumento de 
Obifpados ; (efto c$, la gran di-^ 
latacion de las Diecefís)en nin- 
guna parte fe verifica mefor, 
que en efta del Mediodía de fa 
Reyno: porque folo por la par-* 
te de laaüa prevalecía mas la 
cxtenfion , (no exiftiendo antes 
efta Silla) a vifta de que defde 
Vifeok Marida no havia nln-r 
jun Obifpo en medio : y (1 ya 
idada fuera Epifcopal , no ha-- 
via(po( efta parte) motivo pa^ 



S>eÍ Concilio de Li^0^ ■ 17 j - 

del Rey. Conf- lia SaÚii Yo aiíado, que en há 
" ' ' fubfcnpciones -del Concilio IL' 

Bracarenfe fe fígue aldeEgi-> 
tania el Lamecenfe en penul- 
tímo lugac , dé fuerte que el 
J^taiwníe , Lainecen& , y 
Magnetenfe j fon losTrci uio-^ 
BUS , ypor tinto Piehdos me-^ 
ais -ant^^uDs -. loque apoya 
qoe efios eran los reden elec- 
tos, \|^intale' que Lamego es 
dudad ídaicDnódda en tienw 
pádi^i» JU>niaiios., ím que íe^ 
pamMde.<ílta,haft>el deU» 
Sn^voi'i y>ipoí untff;efta piíe^ 
de dedríe eri^da de nuevo, 
porqne en cam de duda t no 
podemos recurrir para anti-i 
gitedad de Sillas á Ciudades 
modernas , privando de cite 
honor á ús mas &mofas > y 
mas antiguas} quando por otro 
lado el orden ac las fírmas fa- 
vorece á lo cxpucfto , y aun el 
motivo que fe tuvo de ocurrir 
á la dilatación de lasDiecefis, 
prueba que Lamego no era 
Epitcopal , pues ti lo ñicra, 
cellaba aquel motivo eftando 
cafí en medio de Dume y de 
Vifeo , de modo que ni aun 
hoy fe halla aquella parte con 
mas Sillas. Pero fiíltando eñz, 
havia mucho territorio fin PaT-. 
tor, como fe ve en el Mapa: y 
alsi.debe dedríe tma de las 
nuevas. 

114 La cimentada en el 
GpavcDtodei^igofiíe laiTfH 



opáes, ^iC'fe deben ad- 
rollas nuevas defpues del 
ler Condiio de Braga, nín- 
L me^r , qoe Idaña } en 
Eá de' íiríitiudca , y 4el fin 
cñftli itagrandÚtntc^' 
itlMecefiK t como 'conoce^ 
K» la viña del Mapa. Jnn^ 
, que cfla duáaá no-cotn- 
en nn&bre con otns : y 
no fnueba- tantat Ui$ga<B-' 
encKcelenda.' "■■■'- 
II La' fmioda 'SóÍa del 
ipo de los Suevos «sP«rf0, 
^Obin» Vistor firma' con 

de Magntttnfe en el ü. 
Iraga , por lo que le dirá 

1 írtio. De cíb defiende el 
io Percyra , que no ante-* 
ó al Concilio de Lugo; 
ftrt.ExegttísA Noti 3.) y 
jue el feñor Atuña intro- 
: con los Pfeudo-Chronico- 
Dbifpos en cfta Iglcfia def- 
:1 Siglo I. y fu Addiciona- 
Cerqutyra Pinto lo preten^- 
:sfoizar>con todo cflb no 
amebas para que admita- 
aquella antigüedad ; fíen- 
las autorizado lo dicho en 
>mo i.pag. 20J». fobre el 
en de la voz Portugal. 
[3 La tercera fiíe Lamt- 
Afsí el referido Pereyra en 
'iffcrtacion Exegetica, No- 
^psg.ioó. aunque no ale- 
mas razón , c^ el no ha- 
c ames mcnum de aqucb 



174 Efpana Sagrada . 

tonienfe , que cftuvo acia Mon- 
doñcdo , como fe moftrará en 
fu lugar. Confta efto , por la 
gran dilatación de Dleceíis, 
que en la Carta del Rey. fe po- 
ne por motivo para el aumen- 
to de Sillas : pues afsi como an-i 
tes de er^ir . á Idaña era mun 
cho el efpacio meridional (¡a 
Obifpado y también havia de 
fer dilatadifsimo el de el Ñor-. 
te y antes del Britonienfe ; cp^ 
mo propone el Mapa.iDetnás^ 
de efto firma aquel Prelado et^ 
ultimo lu^ar y dcfpues de Po^ 
Umio y Obifpo de Aftorga y lo 
que prueba la reciente orde- 
nación del Britonienfe i á vifta 
de que le precede uno que no 
era Obifpo en tiempo del I. de 
Braga y aunque exima fu Silla: 
en lo que fe vfc , que Aftorga 
vacó defpues del Bracarenfe I. 
y con todo eílb era mas anti- 
guo fu Obifpo y que el Brito- 
nienfe : luego efte es de los 
nuevos, y mas nuevos. Aña- 
do , que efta Ciudad no com- 
pite en nombre y y excelencia 
con ninguna de las otras Epif- 
copales de Galicia : y afsi la 
antigüedad de Silla fiívorece 
mas a las otras : pues defpues 
del Siglo L fe fueron colocando 
las Cathedras Pontificias en los 
Pueblos mas fobrefalientes^co- 
mo fe deja dicho. Mmdcz Sjfl-^ 
va quifo introducir' aquí una 
pobladoQ antiquifiima : .pero 



Trat.^. Ca^.^. 

reconociéndola deftruida antes 
del Rey Miro , dice que la ree- 
dificó efte Rey. Si efto fue aísi, 
es cofa muy coníigaiente y que 
la clevafie aquel Principe á dig- 
nidad Pontificia : y / por tanto 
bíty mas congnaetida pva que 
empezafle en * pempo de lo& 
Suevos. ' ! 

. 115 EIM. Tipfs en la Cen^ 
turiaL de fuChraníca t^moL 
fól.940rdice>.fer cofa cierta 
que Orenfe ñie uno de los Obl(^ 
pados <)ue fe erigieron de nue^ 
vo en tiempo & los Suevos- 
No da pruebas , ni parece que 
las hay y fino para lo contra^ 
rio : porque en el Concilio IL 
l^racarenfe vemos al Obifpo de 
efta Iglefia con una antigüedad 
tan notable y que precede a los 
de Tuy , y Aftorga : y quien 
antecede á eftos no parece de 
los nuevamente confagrados, 
conftando que Aftorga era Si^ 
lia de las anticuas , y lo mif-^ 
mo debe conféflfarfe en Tuy, 
como luego diremos. Favore* 
ce al intento k antigüedad y y 
excelencia de la Ciudad de 
Oreníe y que no permite fer 
privada de efte honor 9'por los 
que andan tan liberales^ que le 
eftablecenen Pueblos de mu^ 
cho menor nombre, y mas mo? 
dernos. 

ii5 Por las mifmas raso* 
nesíe conoce* que Tfí/ no fíic 

Silla erigida mucyapaoote^ vieo^ 

do 



e-fiObi^ prcadc al cifícó , en d Britoiüeiile. " 
117 Oitnt nzM general 
pau Tny ff Oreníc , Oí caia 
paSe piHÍdeb adkiHtir.xnfúdot 
ácaáevó.maame qu^tobObiA 
pÉdosiáFTiAáde^conftat nue- 
vt :ántgrdet fJToyJRn L Büa¿*¿ 
rteft^y -no hiTCor fidd noDci 
mas ique accé. l^fto» qoátid 
nBCvosBO.ft'dcbca.ÍnirÍbiiíc jl 

deffJDJáDiMits de-SÍUa^-7fttM 
tttenfkita, «D Paebk» ¡¡^.¿ona-i 
cidbs anUbM Luego ;tenieñdb 
fíieri db loi nueve ObUpadof 
antiguat quatto Oudades f cU- 
yanómbic no puede I ^ompeñt 
coHTuy,&c. «s Kias autoriza- 
do el recurrir a cftas quatroy 
para el aflbnto de fer las Sillas 
nuevas. Añade á efto , ver que 
en el Concilio 11. Bracarcnfe 
firman en ultimo lugar los Pre- 
lados de las quatro Igleíias fe- 
ñaladas ■, Egitania , Lamegúy 
Magneto^ y Britonia ; y juntan- 
dolo todo , tendrás por mas 
autprizable,que íblo eftos pue- 
den decirfe nuevos. 



0^','cÉya Igícfía era de 
liflBliii yr niinqnr íh Pre-> 

tenia muchos años de 
icÍD¿j<piiBÍDi^e fcdijo 
\i¡(iy:tim.tctáa eflp ine 
ií>al . Aumenio!^ -SiUasj 
[tiidkie>de qne prec¿4 
^tifioEiiéiiffr^iqíie es el 
^¡aanñatf^Bi B^rtida 
>o r^aédd dechtb : ^nkvo^ 
mar«atiLiÍB» ananpot 
' fiaiK)£di->9nisilTit Chit 
ypor Jb:jqDe fe diti eh 
t. i^ Frecedkffdo Ipues 
Tiiy ai ds Afioica.^Ptcl»' 
i^atítiguo: qiie'Úfiri&w 
','debembs 'leoÍDocer k 
aibnadc UsIgleTiasifi- 
. - Juntamente ,:la gran- 
antigüedad , y £una de 
dad pide que no la ne- 
)S elle honor , quanda Tío 
mdamcnto convincente, 
no le hay : antes bi^ np 
Autores , que reconocen 
■ por Silla de Gefvnio, 
> de Galicia al. uiédio 
;lo V. como ditfemos en 
endice III. §. 4. Y aun 
endo al ñn de eftableccr. 

1 Sillas , por evitar* la di- 
>n de las Diecefís , fe in- 
ue no debieron recurrir 
, íiendo fu fituacion muy 
tata á Brasa : y afsi de- 

atcndér a Pueblos mas 
es de tas Sillas antí- 
como fe dijo , y fe vc- 



118 El feñor Loayfa quífo 
Icñalarunaiglcíia diiü en las 
FtcladAs t}ue concurrieron al 
I. de Braga : y dijo , que Cotto 
era Obilpo do Ámpitrias , ale- 
gando > que afsi conAa por las 
firmas del Concilio U. Braca- 
renfe. Yo me admico mucho, 
de cómo íe -cñámparon oi 
aquella Obct-de X.oayíÍK«ftas,' 



1^6 Efpana Sagrada. 

y otras cofas femcjantcs : pues 
ni entre las fubfcripciones del 
Concilio fegundo hay tal Cott 
Al 9 ni tal Iglefia de Ampurias, 
ni cofa que tenga aluficHi i 
uno , u a otro. Fuera de efto 
la Silla de Ampurias era de la 
Provincia Tarraconenfe^ no de 
ia Gallega : y afsi para recono- 
cerle afsiftente en Braga , eran 
oeceílarias unas pruebas con* 
vincentes de uniformidad en 
los Códigos , II otros comprin- 
cipios urgentes. Pero no ha- 
viendo en el Concilio II. ni aun 
dluílon á tal Cotto , y tal Igle- 
íia p no alcanzo , con qué ra« 
zon efcribió efto Loayía , y lo 
copió Aguirre,(in añadir al** 
guna Nota. El P. Fr. Juan Ma« 
rieta , hablando de eí^c Conci- 
lio en fu libro 20. cap. 2 1. pufo 
a Cotto por Obifpo de Lugo. 



Trat.^. Cap. i. 

Efto es menos defcaminado: 
pero queda en linea de vo- 
luntario f mientras no íc aoi 
torice. 

119 También debo advet^ 
tir y que es diminuto el Cátalo^ 
go que defpues del Concilio 
IL Bracarenfe forma el íbñoc 
Loayfa > previniendo que ea 
aquel tíempo havia doce Sillas 
Cathedrales en Qalida« £1 nu^ 
mero total eran.trcce. » como íe 
deja dicho : pero los firmas no 
fueron en aquel Concilio mas 
c}ue doce > por quanto S. Mar-- 
tm retenia la Di^idad Epifcor 
pal del Monafterio Dumienfe,; 
que havia fido fundación fuya^ 
y por fu honor gozó Cathedra 
Pontificia. Conviene que fe 
prevenga afsi , para que nin^ 
guno íe equivoque en el nu^ 
mero. 



CAPITULO IV. 

S)e la ^bifion de los Obifpados de Lufitania hecha pof^ 

el <í^jf Godo ^cef^intho. 



tío THNtre todas las Divi- 
JLÜj íiones de Provin- 
tías Eclefufticas de eftos Rey- 
nos , que fe hallan comunmen- 
te en los Autores , atribuyén- 
dolas á diferentes Principes, fo- 
lo efta 9 del medio del Siglo 
Séptimo y es la que excluye du- 
das fobce fu s^r autentico. Hi- 



zo fe rejrnando RiCifvintho tú 
Efpaña » y (iendo Metropolita-^ 
no de Merida Oroiuio^Q^c pre^ 
fidió los Concilios VIL y VIH 
de Toledo en los años 6/^6. y) 
55^. y murió unos tres años 
deipues , a vifta de que en el 
año 655. en que fe tuvo el 
Concilio X. de Toledo, eftaba 

va-í 



eflAK.Í^c&. De loque d*M nf h í f tí Pft :-^ tafidmNint* 
^ii,q[Ue«ftaDÍYÜÍQafe Bitti^jwi^ttmdmT 
0^ «oliÉgip tf^. en que 
> .k.irytiU Reccrvintho, 
^ «qi oHg. bavia fiUljDci' 

fvwMiUnpcIcUde cf- 
9 1 qpfl in d jSpnoHo 
:ida,i eft oiyofif^^. Te 
, /if < cocno en cqíá noto- 

y ^efMientttion del 

P^jekNO'. Reoe&intho» 
e arreglaOeik^lfOA tQ>iú-> 
le losObifpados de U 
ncia Lufítana . y Tus 
>chias } H methodo y 
a antigua de fus Cano- 
como cfe^vamcnte fe 
ilió por Decreto de 
ilip, y jornia judicial, 
; ci Rey añadió fu Keal 
rmacion. Omnihut. peni 
<n msnet , quomodo divi- 
t*,qum nf Strtnifümi, 
itfmtnti/simitdoMitiinof- 
Prineipis Rettfvintbi Re- 
aanu tenet , 0" ubi vult, 
rtef , fmgtrentt fan£ÍM. 
tjai0ijurrio piro Onn-, 
feog9 , anirmm tjtu ad 
t mvverit , ut ttfminoi 
mfiná^ l^tMuté. tufif 
yifQpiSi torutttque Para- 
mxta priontm Cofumum 
M y ad rfotnfn Prtvin^ 

fropfilif<m4mk'm/fy 



■^ 



dié£Íi¡ft0>A. . '.ri'^H ' . •'. 

1 is%:;:Lu.Aa:iS'de »{uelta 
npeya^XBvifíon de'ProviDdaf 
y CoiKÜio :en.qu(i cft»fe4ÍG0 
a(}ui efe¿budo , no han pave^ 
cido hada ahora : pero es cont 
tant!» el hecho!^ haUandofe«ir« 
tei|EK4do en .ttlexpreí&do^Sf -3 
Qodft de Méndasdondd fe'fch 
ficte...efto como i^fa-poteu 
tonee» notoria, havicúdo ^a» 
iado entre el tiempo de la tal 
Divifíon y del Concilio en qoo 
cfto fe contiene , mas de dies 
^ños : como fe \h , cotejandot 
los computos , pues la Divifíon 
(e hizo antes del 6^6. y efto 
ultinio OmcíIío Emeritenfc ü 
tuvo en el 666, en que falea 
mas de los diez años. 

Xt2 De aquí fe infiere 
(contra lo que algunos han cd 
^tito) que no al punto que fo 
extinguió el Reyno de los Sue* 
vos, recobró la Provincia Luíi- 
tanica fu cxtenfion primitivií 
pues lo contrario confia en efle 
Concilio, donde fe aneja la re(^ 
tauracion de fus antiguos límí- 
tes.al tiempo.de Recefvintho^ 
cito es i deípues de la Era 687. 
ó año 649. en que empezó á 
reinar : ,y. haviendo mediado 
cnt£Cxfl|siicaq>o^7 d del'fín 
% 4& 



178 Efpaña Sagrada . 

de los Suevos , más de fefenta 
y quatro años ( por lo cXpuef- 
to en el tomo 2. paW.*. cap/i .) 
fe infiere que en todo^ efte ef- 
pació pofterior a la extinción 
de aquel Reyno , íc mantu- 
vo la Provincia He Galicia en 
poflcfsion de U dilatación que 
tenia en tiempo de los Sue- 
vos. 

123 Viendo el Metropoli- 
tano Oroncio , ^ue fu Provincia 
Lofitánica le hallaba defrauda- 
da de la" extcnfiótí d<; ftis añtir' 
guos límites , (eh que llegaba 
tefla el Duero) y que el Imfe- 
tio de los Suevos y que havia 
fido caufa de aquélla uíurpa- 
don > fe havia' ya extinguida 
tantos alíos ant^ss trató* con k 
Perfoná R¿al fobre que fuMC;^ 
crbpoK recobraíTe la antigua 
jürifdicion , que por diverfi- 
dad de Cetros fe havia deC^ 
membrado , y ya por unidad 
de Principe! Civil ílebia rfcfti- 
tuiríe álr cftado primitivo, de 
quando la Galicia y Luíitsmia 
recono¿ian un fólo Soberano. 
£1 Rey favoreció la Caufa de 
efta Igleíia : y mandando con- 
gregar lín Synodo , fe exami* 
ñaron juridicament¿ los límite^ 
de la Provincia antikua Lufíta-> 
»ica, y fe^n ellos fe jpromuP 
gó la Conciliar Sentencia > que 
el Rey con fu Real confirma-^ 
ckm autorizó..Confta de lo qutf 
h cxpr^a en el CoocUaa ^' • • j 



Trat.$. Cap.'j^. 

1 24 Quales fueflen ló's lá- 
minos antiguos á quienes fe 
arregló efte eftado iiiodetnoi 
reftáurando lo alterado por ks 
Suevos ^ fe dedwre de eáe mif* 
iho Concilicí 9 -y de tas deiiñar^ 
cacioiies de lOü^-Getfáráphos 
antiguos; ítof* tí (bncdio^ ve-í 
trios j qub áfsKKetbp á M^ yfá^ 
marón confio- fdfí^agiúiéóé át 
Mérida , tres (^ifpos de loé 
que isn tkVipO idé kísSufevibs 
pe'rtenedefOft á Itragá^: y Ocho 
ét* ;los antiguó^ ,^cie' ñútíca -fe 
apartaron de Meridá. ' Lo& Híim 
tiguos fiíeroÁ -' • ' 



ElPacenfc. 
Etdt'Abila. 
•El de Lisboa. ' 
£1 dé Sal¿nanca. 
- El de Coria. . 
' El de OíRHioba; 
£1 de Ebora. 
£1 de Caliabria. 



■ . .* • 



•r 



125 Por eftps (fe^conóce cF 
efládo en ^ue ft mantuvo li 
Provincia dé Lufitáñia .j^cuy¿ 
Capital era Mérida) dcfdc lúi 
Suevos hafta el cafo prcfenter 
en ló quefe vfe,:que íblo por 
taparte del Ncirte Ib' Vatio 4¿ 
lo antiguo^ püés antes ftbraza-^ 
ba hdb el Dwrf^Vy deíSle los 
Suevos fe terminó póreÍRid 
Mondego (que es el que bam 
por Mectiódia á Opimbra) y- 
doTde^ift cmbociadiva dt cfW 



^JMtM[t^u:t»^^W».l¿-' ron donso fm Sufraganoos- ai 

t el7i^,qiieleqQrt%^ Concilio de Meriende 666, 

}S¡^''9lf % ^a0^a, Np a&^o el de ^^ , porque' 

pft»¿q5.Ía^Ua49i <^rlgtefia,fe htlW» J^teP 

'ogi^bf^lkK^^igifitt wpnfíí vacdpte;^ pups no ñrnur 



ilf^ftqymÓA por cC- nrnc^sl, m^ppE VifUi*, Y'ftac 

e iu|op: nóvcpci'í^Sx 4^140 (E^xervintiiQ . Den:¿ne4 

día^ defd& U etec- cicfle i Héñái i conua lo x. 

: luiievas Sillas n» k» por eftit dentro de lo» lúmteK 

4ia4%!4. oUGp de que, an^uosdeUiíicania>efto:et|»i 

^(tfbÍa..V;uin. fe puede ^t^ puero y Tajo. Lq. 4^ 

jnui^iimiD} tíeaipo,. pot^e Latmg». fe Redujo í 

|ff^:.<^ Uff'^qoUúpí Agenda, y. entre ^^dd^cfti 

rOs^,<^|)f^iS^ aquoUa la de Vl^o, mas 'arcana de 

iij^Jaj^ijx^ac <So Mérida, que L^mego. Lo 3. 

ll¿od<Hii¡i»^que.toA4- P9rquc m.elKr/h^nfJHftió -4 

i erigir mas 'Óbifpa- Braga en el III. Concilio que 

B^|p»'a\uy:.,d|latad9:c^ .feí^uio áe^DivifíoirdeJI^ 

3 y y pocos loi Óbif- cefvmtho , ni fe halla en el Ca- 

. . - ' /'. talego de laProvinciardcGa- 

Las-' I^efias ^ue fe licia * que mueftra.elcftadode 

on á Merida en t;cmpo la Metrópoli de Braga poíle- 

eívintho , ü^eroo :Egi~ rior á efte Concilio de Mérida, 

loimbra ^Latoego¡wVi~ que fcgun fe halU cn Xoayfa 

; tres piimcEps .^iftic- p.134, es . ■ 

bracabjE metrópoli subdita. 

Bracara. . Iria, 

DmüiQ, ' Lugo. 

. Pprtucalc. Britonia. 

.:Tpdc, Aftorica. 

. ''Auria. 

^ilc- Catalogo espof- defde los Suevos Tbtoiomrof. 

tilaDivifion en que ef-s Miro y era eftado proprío de ut 

jrpor.elfevclaaltcra^ Provincia deGaUcía el Cata- 

t, causo en Galicia -ía. k^o de. las tiece ¿alias, (de 

le Rccefvintho; pue» aueyj%Íc|up^ca4P>JS<SP(Ü&'. 
■ ' Za de. 



I §o BfpanA Sdgrdiá. Trdt.$. Cap.^. 

de Rcccfvintho (juitaron á Ga- jurifdicion de aqueíias quatA 



licia quatro , Eg^itania , Coim- 
bra , Lamcso , y Vifeo , cómo 
kvh por ía lifta prccedfcntfc. 
El havcrlas tenido tiic corref- 
pondicnte á las conquiftas de 
tos Suevos , que fplo por la 
parte de eftos Pueblos defmem- 
braron lo que en tiempo de 
lo$ Romanos era de laLnfíta- 
&ki*,y lo incorporaron con fu 
Reyno. Por tanto fue con- 
gruente , que extinguido el 
Gobierno de eftos Principes, 
fc rcftituyeífc Lufitania á fu 
íér primitivo , recobrando la 



Sillas. 

128 Por efta Dlvifipn de 
Recefvintho faiió muy' tncjoi 
rada la Pcovineia^ tfe'Mérida» | 
porque gozo de lais Sillas nue* 
vamente erigidas por lésSue- 
vos , Egitania , y Lámego, que 
nunca tuvo en tiempos ante-, 
riorcs : y afsi def4e entonces, 
efto es , antes dd- iño 6^6. fac 
el cftado de'la^Ptovincta de 
Merida ^el^que ífc'exprcCfa en: 
el Catalogo OüfT^ii/^ ,"qüe fe 
halla en Loay (a p.. i ^ ^: en k 
forma fíguiente: 



r ' r 



W^TJE METRÓPOLI SÜBDIT;^ (¿tfmpóHIteH¡/v^^ 



i.Merita. 
a. Pace. 
3.01ixibona. 
4. Éxonoba. 
y. Egitania. 

6. Conimbrio. 

7. Vifeo. 

Añade alii efte Catalogo á 
Numantia , diciendo , que es 
Zamora : lo que onüto , por lo 
que íe dirá en fu fítio. 

129 Mantuvofe en efta con* 
form:dad la Metrópoli de Me- 
tida todo el tiempo reftante de 
los Godos , como fe infiere por 
continuar en los Concilios la 
memoria de eftas Sillas, y por- 
gue en el Concilio Émeritenfe 
¿ figniñumantenerfe eh paz 



8. I^megp. 

9. CaUabria,^ 
10. Cauria. 
ix.Elbora. 
12. Abela. 

113. Salmanticav 



lo decretado fobre efto por lá 
íentencia deí Synodo,y del 
Rey , fin que confte protefta- 
cion ni répUca , íino antes bien 
comprobación de todo por el 
eftado de los Obiípos de Gali-^ 
cia congregados al Concilio 
III. Bracarenfe , año 6j^ que. 
ninguno fiíe de los aqm expreí^ 
fados , fino folo de los pertene- 
cientes á Braga , fegun el Ca-; 
talogo antecedente. Deípue^ 

sis 



bfúla4aí!a.i'ú Istefia dé ypararefudicon'CeMmi ci 

ridgo de 'Galicia , la razón Obifpado Irím/i , que no dtíG¡ 

MeaopoU Emeritcnfe , & tantehavcrfídoderaraga,(¿n^ 

:f¿lae>cenfiondc>cftaPro- tes de laMctropofí de Lin;0 

úitipor'ioiaíiatíút va di-^ fe iipUcó i Compoftella. Shi 

(l»{myto que húvo entte fi^rrtencia la hañaris en el 

dos Prelados áe firagá , y A]^e¿dice IL por fer un cem- 

Santiago , fobre la poffef- pendió puntual de todo lo ale- 

1 de ios ^quatro fuñ-a^- gado por eñasquatto Sillas ccHl 

Sfagréj^dosporReceíVin" notable agudeza ,' en que í(t 

i MéruU: frties'ale^aiidb cmbuelren mudias buenas ttóf 

a-Hno poderofas' nizonesi tidas. '' • t . >i 

rcdogenHi en^'tíeñtpo dé - -Hoy'cbn Ja'divetí«áad'''díí 

iK.///.JtufiaMDi«ablecóin« Prirícipbs-^viles íe faállá v^ 

ícion , partiendo U (fí&ren- riadó todo lo antecedente , c&i 

,de modo que Braga leoy^ maCcféti. en eI£ftadoaátu| 

SelAs dos, y SantbebÜos deh« Pnnriaeiú^ Por ahor» 

Mdos. A enafif'apHcáron fiíto fettátá del antiguo j y «fr 

[glefias de Lanñg» y Egitd» to en ^uanto. á Tola la linea dc 

: y &aga Te quedó cóñ alteración de límites de MaR>i 

mhra y Vi/eo , en fherza de polis , pata que fe vea i quiea 

'ilegios que Braga , y no tocó en lo antiguo cada Igte^ 

ciago, obtuvo fpbre V^'i fia. " 

CAPITULO V. 

fíe ¡a !Dh>ifioH de Ohi/pados atribuida ál titmf^ 
del^F*mka, 

alteres que no han aprthad» efla O^ifiom 

o T7Ktrc todas las Divi- nombre del Rey Vamba. SoÍk| 

E* fiones de Obifpa- cíU abrazó i «das las Provbw 

de que íé tiene noticia, das de Elpañá > incluyendo I4 

cuna tai) individual y uni- GaliaNíirlíonenfe:ycoinofuC! 

al^ como la guc an^ ^ ^'alTmitóigcnsalebaAdQtanH 



1 8 1 Efpafía Sagrada. Trat. 3 . Cap. 5 . 

bien generalmente recibida , y rieron bien d¿l prefertte Inftru- 



adóptada de Elcritores , Eípa- 
ñoles y Eftrangcros , que fin 
examen fe han ido figuiendo 
unos á otros , por cfpacio de 
mas de feifcientos años. Efta 
univerTalidad y ancianidad, ha 
aumentado la dificultad de un 
moderno particular examen; 
porque ya no Tolo hay que li« 
diar con ¿1 mifino Inftrumen* 
to , fino con el numeroío Efr^ 
(;uadron de los que le han ufa- 
do. Años há, que me hallaba 
perfuadido , á que la Efcritura 
Ci> ,que íc conferva la.Divifion 
¿eVciniba, ni esioriginat,nt 
djel tiempoide losf Godos : pero 
Ytcmlo la generalidad con que 
ün cícrupulo alguno ufan .de 
ella aún los Grifioos moder^ 
nois , tampoco fe me ofreció 
duda en la fubftancia. Por tan-^ 
to dando por fupuefto que hu- 



mento , conviene a faber,D. 
Antonio Aug^ftin^y D.Juan 
Bautifta FtYepj Varones Confu- 
lares en^ ía República de los 
Do¿los > y Pamelas de ;ia Na^ 
cion de Efpaña^ 

131 No obftante que let 
efto en la Carta 25. (que al fin 
de laCenfura de Hiítorias fa^ 
balofas dio al Publico D. Gre-^ 
gorio Mayans ) no me desím-* 
prefsionó de mi concepto el 
ver que el Señor Pérez, mani^ 
feíló á D. Antonio Ausuftin 
muchas feñales de fer eojí nm^ 
VA y fingían : porquie no indivi-* 
dualizandofe lúngiip^f Us apU^ 
cabayo á lo que .jusg^ba m-> 
terpólíKlo \ 6 ingerido de' hue-> 
yo. El Iluftrifsimo D. Antonio 
A\iguftin graduó á efielnftru^ 
mentó por , co/0 4^ Moteas > du- 
dando y defeando fabcf , fí íe 



vo tal Divifion , mejpHfe ^^tr^- hallaba en, el Efcrito de Rafis, 
bajar fobre todo lo que juzgue " C!omo la Divifion atribuida á 



¡nferpolado 5 por fer no pocas 
las cfaufulas que cfedivámcn- 
te manifieílan no fer dal tiem- 
po a que las quifieron reducir, 
ni dignas de fe aun entre I05 
que empiezan á (aludar nuet 



Conftantino. Yo po pudeincli* 
narme a tiadá* de eífo : porque 
1^ individual y molefta proli- 
gidad con que efta £ibricada 
la pivifion de Vamba > no da 
riiotivo a recurrir á ningún 



tras Hiftoriasp VI luego unPlie-.. Moro xpu©s eftepudOv.equivo- 
go ^"¡JPJ^.ff^ > en que fe trataba car mucho "nueftrascoías, pero 

no ponerfe tan deípacio á fin- 
gir un Docuniento.de tinta im-* 
Í>ei:tinenc¿a y fatiga » como es 
. eñalar los límites de unas 
ochon):a Iglefids. A lo menos 



ei^' Divi^ipa .de flaciouuLo., a 
Vromba .: . y recurriendo a ia 
filante de. quieiifine :j>ei;fu^di 
dimíuuba eftji cfpfcie;^ loah 
tm^u íle 4^\)^99^ qu? no, lip. 



t'^e&ubcoquefin, oqxA 
ts*voÓD inducir á un eno^ 
At \z l^diz, paiamat- 
or ñt atbitxio los confines 
idíObACpo Chiíltiano en 
tos- fíefnos,:Y afsr aoi^ 
cfta fe podía ej^poncF , de, 
dfCUViaKín D.' Antonio 
iftin ibio'jquHb reducirlo 
upo , y no a mano , de los 
«¡con uxio cflo en cofa 
üibida^ yiln pracbas que 
anderaflen á lo opucftó, 
e quiic contenta! con fola 
i'toiidad exnánTeca de la 

2 Acudí en fia:. i ^en 
dcr¿ que me , podía dat 
i rcrpuefta , por fer tam- 



bien (ñigen de nú du^ Elcn* 
bla D. Grtgorh M^iñjniyj^ 
folome declaro Üi meóte ¿lof 
bce leputat cña Kcsa por üim 

fida , uno c^e me fraoi^icol^ 
eraúsentfi un ■- libjro. oxi^Bal 
4e üt berrtiam D.v^m* Aátmük 
May¡aM , compu^ _d^ lyaríoi 
Apuntamientos •ocurrent¿&,%a 
gun varia lección , p4ro tad 
eruditos; >.dpcstunQs , y/túcotut 
difos: ,: que mueñtanlbieh to 
mttcboque de. alii BOedeinü^ 
nar<aI-PDbUcidsü-ie rMgfiííU' 
cAódío-coii la inipAnántci, áéí 
bida pto^douj por fer uno 
de los primeros que en Efpafia 
pueden abacial al que di ja 



Sint l/Sactnátes , non deermt Placee Marones. 



ta de eño qucd¿ no íblo 
ceocupácion , Hno del to- 
rrfuadido , á que el Inñru- 
o, de que hablamos, no 
:t tiempo de Vamba , ni 
Leonado de los Gados: y 
íor-maí cftcndido y .'recí- 
que'íe halle , debe prcva- 

la verdad ; porque por 
íhio que es ínteres en que 
tta de todas las Iglefias, 
pas oblkacibn -de- examí- 

: y íe le HafHá reo de 
aoon apoífypha , no gra- 
te de autentico. No nay 
mas opuefta al bien co- 



mún civil , que ñlfear los IníV, 
trumentos públicos , aunqua 
Tea en pertenetidasde tina Al- 
dea j b utia fola Jñamilia. Pueá 
que íerá en materia EcleftaHúí 
fa , y en punto general á codas 
las Iglefías? Un Cuerpo tan íih 
grado tiene , por lo mifmo qua 
es fagrado, mas derecho, á que 
de I ningún modo haya vioU» 
áon de ííis papeles. . 

13,3 En el c^o pcefentA 
croo que «fta^wiy (Úícuhiena 
ía verdad: y afsi eS' di íiu^rN 
del PnbUco ofrecerle todos k» 
|»inapai¿s^ fimdameritos p.tf» 
en 



184. E/páñá Sagrada 

en íu conjunto pcríuadcn la 
ficción. Varios Autores havian 
ya declaradofe contra ella; pe* 
ro parece que les fucedió lo 
que a nú) de culpar varias par- 
tes, íin condenar al todo. £1 
M aeftro Bivar notó ( fobrc el 
año 5 59. de fu Máximo , pag. 
éU9.) que en efte Documento 
le incluían cofas deftituidas 
aun de verofímilitud : In quibus 
O* fequintibus multa dicuntur 
Jimlitudine veri dejlituta. En 
las Adiciones á S. Braulio pag. 
82. fe admira de las muchas 
mentiras que fe amontonaron: 
Bone Deus y quot funt in bis co^ 
agmcpitata mendacial £1 Infígne 
D. Nicolás Antonio previno en 
fu Cenfura de Hiftorias fabu- 
lofas lib. 10. cap. ;;. que efta 
Divifíon eftaba dejlituida de le^ 
gitímos y antiguos tejlimonios. 
£1 Maeftro Gándara » £fcritor 
de mi Sagrada Religión y ade- 
lantó mas que otros » y llegó 
i conocer y proferir , que el 
Itacio publicado por Loayfa, 
ni es Concilio , ni parte de 
Concilio , antes bien , dice , /# 
tengo por fufuefio 5 con todo lo 
demás que referiremos deí^ 
pues. El P. D. Geronymo Con^ 
tádor de Argote , Qerigo Recu- 
lar , Académico Luíitano y im^ 
pugna derechamente efta Ef- 
critura>en el tom.2. de las Me« 
norias del AtzobUjpadq d^ 



, Trat.jéCap.^. 

Braga , lib. 4. cap. 7. DIÍc. 1. 
pag. 759. como fe irá notando. 
Entre los antiguos > y primeros 
de todos y fe deben citar por 
efto , D. Antonio Auguftin » y 
el Señor Pérez , Obii^ de Se^ 
górve. Algunos otros moder^ 
nos no íintieron bien de la tal 
Diviíion , en orden á varias ín« 
dividualidades: pero venció los 
eftudios de todos el menciona^ 
do D. Juan Antonio Mayans 
(á quien defiero totalmente la 
palma) probando con argur 
mentos invencibles la £dfedad, 
y fupofícion de eíla pieza en 
el todo de ella.-íln que haya 
recurfo á graduar el InCbrumen* 
to de precifamente interpola^ 
do y pues fus reflexiones muef- 
tran que no huvo tal Diviíion 
en tiempo del Rey Vamba. Su« 
pongo que te hallarás preocu* 
pado por la coitaunifsima opi- 
nión : y aísi te pido » que no 
des la fentencia, hafta que. veas 
todo lo que fe alega > porquQ 
no cada prueba eo fi^gulax^ . 
fino el conjunto > es el 
que mueve 'al 
Juca. 



*#* 



*** 



^kmM 






' .« 



S.n- 



antiguas , afín de conocer los 
tenDínos que cada ^lefíjTit^ 
vo , juntó á todos los Prelwtos, 
y feñaloácada uno lo que eia, 
uiyo, con general aclamadon.;- 
Las circunuancias de los ETcri- 
tores fon haver fido todos E^ 
panoles , el uno oóetanso , los 
otros no muy diñantes j y que 
Te pufieron a tratar de las CO' 
ías de Vamba , mencionando' 
expreflamente el Concilio coik 
gregadoen fu tiempo. S. Jo- 
Han , Metropolitano de TÓlC'^ 
do , Te puíb muy derpacio k 
hií^riát los íbcelibs de cftc> 
Rey en la Rebelión de PiaÜo,: 
que fue lo íjue ;uz^6 mas dig-; 
no de atención. Ifidora Pac«>- 
íé , que flcicció en elSi^lo im^ 
mediato , hizo exprefla men-t 
cioQ del Concilio de Vamba.' 
Los Chroniccmes antiguos, el, 
de D. Alfonfo lU. ( que andu- 
vo en nombre de Scbaftion» 
Obifpo de Salamanca) el de el 
Monge Silcníe » y el Emllia- 
ncnfe > todos tratan de las co- 
fas de cite Rey. El .^zobífpo 
de Toledo D. Rodrigo hizo 
también mención del Concilio 
reilldo en fu Reynado : y nO' 
folo no refiere ninguno de cf- 
tos Autores punto de Divífiotf 
de Obifpados, pero ni ofrecen' 
el mas tmnimo fundamento pa^' 
ra ello: ni hafta ahora fe há 
dcfcubierto Inftrumento ante- 
■ rior al Siglo Xll. en que fe ha- 



•Üéft, jHir Ai DM/ion átri- 
i J^VáiíA* tortee de toda 
t suttTitivf m los Ataiffu>Sy 
fófitivétiuñte e/lwoo def- 
ida. No fe biza tH el Con- 
XI. di Toledo y ni pudo eon- 
•dotroyfenm áfaello en que 
wienen bt mfmos fU* . 
Us firmam , 

EL primer urgéntifsi- 
mo reparo , que ía- 
slEícríco dcD. JuanAn- 
Mayans ,es vfcr que cíle 
imento no ha íidocono- 
le los Eícritores pofterio- 
Vamba , en efpacio de 
de quinientos años. La 
1 de cftc argumento con- 
n la calidad del hecho , y 
iftancias de los Efcrito- 
í\ hecho fue ( fegim fe re- 
uno de los mas fobrefa- 
s y notables de quantos 
:n ocurrir en la Hiftoría 
aftica de un Reyno : por- 
e fupone , que havia una 
al dífcordia entre todos 
bifpos de Efpaña > fobre 
atuos límites de fus Sí- 
nvadiendo unos á otros 
Íf<Ucton de las Parn>» 
: que él Rey por reme- 
dos difturvios , fe aplicó 
cordarlos : y que ente- 
fe bien dfi; las Quonic^s 



1 8 rf E/paña Sagrada 

Uc alufion para tal cofa. Pues 
cómo cspolsiblc , que un pun- 
to tan íobrcfalicntc , tralcen- 
dcntal á todas las Iglefíasde 
Efpaña , y que fe dice Iris de 
tantas diííenfiones entre todos 
los Prelados , no fe confervaífc 
en ninguna Memoria , fiendo 
tantos Tos que hablaron de efte 
Rey , y aun del Concilio Pro- 
vincial que congregó en Tole- 
do? Si efte fe mantiene , ficndo 
particular de una Provincia , y 
fi fe halla expreíTa Jo en las Hif- 
torias ; cómo no hablan pala- 
bra de lo mas principal , de la 
Paz de la Iglefia , y de la Divi- 
üon fobre todas las Diecefís? 
Cómo un Inftrumento general 
de todas y de cada Iglefía y no 
íc halla ni en la memoria de los 
Hiftoriadorcs? 

135 Y íi en los quatrocien- 
tos años pofteriores a Vamba 
DO hay mención de tal hecho; 
ouc fe merecerá el primero que 
le pufo á efcribirlo , fin ofre- 
cer fianza ? De que Inftrumen- 
to y 6 Efcritor lo facaria , no 
hallandofe en aquellos que 
exiften y efcribieron las cofas 
de efte Rey, y fu Concilio* Si 
lo fupo por Revelación del 
Cielo , debia haverlo dicho, 
para conciliar autoridad, y que 
por ello dieíTemos gracias a 
Dios 9 por haver manitcftado lo 
que en mas de quatrocientos 
años fe mantuvo en oculto. Si 



no tuvo Revelación , ni Autor, 
ó Documento de quien poder 
facarlo ; claro efta y que por si 
folo no hace fe , no pudicndo 
fer teftigo de lo fucedido qua- 
tro Siglos antes , pues no pue- 
de decir que lo vio s ni alega 
que lo leyó y ü oyó de unos á 
otros $ porque hafta ahora no 
fe ha efcrito, que femejante 
efpecie venga por Tradición 
del Siglo fíete al doce. Luego 
por tcdos capítulos queda in- 
diano de crédito íemejante Ef-- 
critor. 

136 Es verdad , que algu« 
nos Concilios y Documentos 
antiguos fe han perdido : pero 
efto folo puede decirfe de 
aquello que por alguna memo^ 
ria confia oue lo huvo. Aqui 
no folo no nay noticia del fu* 
ceífo y fino que hay fundamen^ 
to para decir 9 que fiíe huvief- 
fc hecho tal Divifion , no fe 
hu viera perdido. La razón es> 
porque cada Iglefia era inte- 
rclTada en tener copia del Inf- 
trumento de que penden los lí- 
mites de fu Diccefi , y de fus 
Confinantes : y fiendo fctenta 
y nueve ü ochenta las Silbs 
que fe dicen arregladas ^ era 
moralmcnte impofsible , que fe 
perdiefle del todo , y que ni en 
una fiquíera fe mantuvieíle co- 
pia y como fe han mantenido 
de otros Concilios mas anti- 
- guos> aun fia fer Generales. 

Hafta 



t^>altMtt no lé ha viña eri' de Tcformacion de cx^bmbce^ 
Áñ>'ú'N>Uotheca> EC~ íino precifainente lá Divif¡3ii> 
'" de límitcr. Pero fi miramos i 
lo .que fe halla en D. Lucas do 
Tuy ( que fue el primero que 
puUicó efta erpecie)es&lfb, 
que no hiciefl&n Canonesj pact 
íc psncn dos, uno contra la Si-, 
monla . y otro (obre que los 
Clérigos vivieflen fegon la ELe^ 
gla de S. lildoro de bontfiatw 
Clrríeorwm , como verás aqni 
num. 3 1 2 . y aunvn los Advo*»* 
farios de Luitprando Ce pooett 
con methodo conciliar , de Qi-> . 
non I. y Cañón 11'. como fe led 
en la Edición Antuerpienfc dó 
Ramírez pag. 505. Yfiícra de 
cfto, aunque no huvieíTc Ca- 
ñones , por ventura no merece 
mención un Concilio General 
de quien provino la tranquili- 
dad de todas laslgleíias? No 
es mayor induíHvo el interés 
de lo que debe guardar cada 
Prelado de fcis Provincias, que 
el Canon providencial de íola 
una? Y fi en ningún antiguo 
teftimonio fe halla apoyo á cal 
Concilio, que fundamento ha^ 
vrá f paia colocarle entre el 
once y doce de Toledo ¿como 
intima alli Higuera , efpecial- 
mente no teniendo * en fu o(ü- 
nton , ningún Canon refpedivo 
á coftumbres? < 

139 El P. CantMhr de Ar- 
gott pone , en el lugar citado, 
un oportunifstmo acgiunsnto^ 



t de tal Divifíon, 
i-d&dt anterior al- 

^ i 1^ hay fknda- 

stMfií' WiHAitrit que la hu- 

7 Los Fautores de los 
Chroiúa>nes pretendie- 
enervar efte, armamento/ 
riendio con fu- fingido 
remi» al Archivo de Me- 
Foro lóbÉe iéifto no pOde- 
Íiiiblkr,hafta que afinen 
acuerden fus leAteiicias: 
te el Luitprando de D. 
las Tamayo no halló mas 
a cabeza delConcilio , y 
:te al margen el mcncií>- ■ 
Autor ( en el FraginínCo 
i) qti-j en ningún Código 
mas. El Luicprando de 
•cz del Prado anduvo mas 
I , pues lo dio todo con 
idcros y arrabales : y afsi 
iremos a que fe compon- 

3 El P. Geronymo Ro- 
\e la Higuera , conocien- 
; era innegable el filem- 
todos los Antiguos fobre 
oncilio General de Divi- 
.e Sillas , procuró en las 
de Luitprando (que im- 
► p. Lorenzo Ramirez) 
aquel defefto con decir, 
i8. que cfto provino , de 
n aquel Concilio no í¿ 
>anon alguno en punto 



1 8 8 Efpand Sagrada. 

qucmucftra halLirfe pofitiva- 
mente defconocida de las Igle- 
fias de Erpaña la Diviíion de 
Vamba al fin del Siglo XI. 
porque congregados nucftros 
Obilpos en el Concilio de Hu- 
ííllos (tierra de Falencia) a re- 
Iblvcr las competencias que te- 
nían los de Olma y Burgos fo- 
bre límites de fus Diecefis , cx- 
prcflan, que no fe fabian : Con- 
finia eorum tí^ tcrmini incerti 
hébebantur , como fe Ice en 
Loayfa (que publicó efte Con- 
cilio , facado de la Santa Tgle- 
fiade Burgos) pag. 145. Halla- 
banfe alli juntos muchos Obif- 
pos , Abades , y Señores del 
Rey no : y conreflando todos 
que no tenían noticia de los 
términos antiguos de las cita- 
das Sillas , es prueba que pofi- 
tivamente fe hallaba defcono- 
cida la Divifion de Vamba: 
pues fí entonces la huvicra, 
ningún lance mejor para que 
ufallen de ella , ó a lo menos la 
mencionaílen : mas no (blo no 
la citan , pero ni aun feñalan- 
do los límites de Ofma , fe ro- 
zan con ningún nombre de los 
expreflíados en laEfcritura de 
¡Vamba : y es que por entonces 
no fe havia h>rmado todavía. 
,Y ni el que la compufo parece 
. tuvo noticia del citado Conci- 
lio y pues no folo no mcncípnó 
ningún lugar de los alli expref- 
íados y fmo que en Ofma fije 



Trat.i. Cap.^. 

donde mas fe manifieílá fu fic^ 
cion,como verás en el num, 
3 20. De efte Concilio, y lími- 
tes de Ofma tratáronos en fu 
fítio con individualidad , por- 
que he logrado un Mapa im- 
portan tifsimo , por quien fe 
averiguan cofas muy notables, 
que ím él fe hallan ó mal en-« 
tendidas , ó ignoradas. 

140 Lo mas notable es, 
que aun defpues de havcrfe 
formado la Efcritura de Vam- 
ba , fe mantuvo en iu rincón 
apocryfo cien años , hafta que 
D. Lucas de Tuy la ingirió en 
fus Efcritos. Confta cfto por el 
gran Pley to que al fin del Si- 
glo XIL huvo entre losArzo? 
bifpos de Santiago y Braga fo- 
bre los quatro Obifpados Egi- 
tanicnfe , Conimbriceníc , La- 
mcccnfe , y Vifenfe 5 en cuyos 
alefatos íe portaron las dos 
poclerofas partes con tan de- 
licado efméro , que el mifmo 
Papa Inocencio IIL (en cuyo 
tiempo fe redugeron á compo- 
íicion) los graduó de frudenter 
acfubtiliter allegata , como ve- 
rás en el Apéndice II. num. i8. 
No haviendo pues dejado por 
mover el Arzobifpo de Santia- 
go ninguno de quantos Inftru- 
mcntospodiat^ &voreccr á fu 
Derecho MejfropoUtico Eme- 
ritenfe j no hizo la mas míni- 
ma mención de la Divifion de 
Vémba , en quien indubitable- 

mcn-- 



fDe la (Drai/ion ¿el 'J^j VámU: 185» 

mentó fe afsignan á cita Me- y Valco. Baronio, fobrc cl aíúí* 
675. adoptó la abfoluta de to- 
dos. Y para que le vea la falta 
de examen aun fobre los exi- 
prciTados ; fi acudes á D. TXo- 
drigo , no hallaras n¡ aixn men- 
ción de tal Divifion de Sillas, 
como coníia por fu lil?. 3. cap, 
II. donde nata del ConcUK> 
XI. áñ Toleda,, jcpngriQgad? 
ópt Vambo. Y<!/^^«exe !^ 
Jucho , peto np líe fígBel^ aatóf 
bienconcti^ qtxn^ Xt h^9 
)cD e^Qondlioili ' '^^ 



tropoli las quatro Sillas de que 
fe difputaba. Efto fue antes de 
D. Lucas de Tuy , y defpues 
de cftár va Eibrícada la Divi- 
fion : y afticonfta, que fe man- 
tuvo oculta muchos anos , fe- 
f\xm lo que fe propondrá fobre 
ii Origen. 

141 Demás de la £ilta de 
noticias , y pofitivo defconoci- 
micnto , en que fe halló cita 
Pieza antes del Siglo XIII. hay 
contra fu legalidad , que ni aun 
ios mifmüs que fe declararon 
por fus Garantes , han podido 
convenir en el ano en que. fe 
' hizo ; y mirado aquello en que 
fe halún. tinamnies , f(: y¿i ^que 
no huvo tal DiviGoD ¿ti juan-j 
po del Rey Vambi..ífta.Chro-. 
nologia es una de las cofas en 
que mas fe maniñefta , que lo^ 
Autores fe han ido aoionto-. 
narulo unos fobre otros » fín 
examen , y a ciegas ;, pues uno 
de los grandes I^rtidos es re- 
currir a que fe hizo en cL Coi^- 
cilio XI. de Toledo ; fíendo tal 
la preocupacijOn , que haá Ho- 
eaílo á citar par^ fu apqyOi^un 
a ios mifmos que exproflamen- 
te lo impugnaron , o no hide-^ 
ton meocion de femojante co- 



mía ^apací táo pptleiofa , qie 
J^Ur^Csvia prefi^íado. a ^ 
«uifülib. ;i.ca£.^q^cóiiiá4^ 
¿eiñós. £1 Tudeníc diceque^ 
Ifizo en Concilio de Toledo^ 
¿ero no en elXI. íinp, en;jjm 
Concilio General ; y el XI. nup 
puro ProvinciaL La Chronic?; 
General, que fe alega en £ivor^ 
fe puede también alegar pat;| 
lo opuefto, pues conñindió do9 
.Concilios en uoo , el Frovin^ 
cial 3CI. y el General diftintp: 
Ayuntó (dice) el Rey Vamba el 
omew Concilio enToUdo. E fue- 
ron i Uegados todos los jírzobifr 
f^ e Opijpos de U tierra , i lot 
Perjontros de los que non pfdie- 
ron venir. ^ Poco havta que pro-- 
fi^pdizar para conocer qué 



Ílá..£lfeñbrj:«(iy/A a¿sC£^bn^ CqnfjiÚo., á que concurrieron 

efte á^Gintp'ato^ ¡otSifion^ 'f.odo$.hs:4rzabifposyC-e. no era 

derts MJpaiioUí ,KX^d^^ k elXJ.dcTpleda,pues efteñie 

fiaos quatto , I). Rodáeo^ Jit de un folo j^^biípo, itf. ObiC- 

Ghromca general ,_clX)i9Cfííe( -SP^^y- 4?sVica¿ios deSufta- 



1 9 o Efpatia Sagrada 

gáneos de Toledo , como que 
era puramente Provincial. 

142 La equivocación pro- 
vino de leer en el Tudenfe, 
que cfto fe hizo en Concilio de 
Toledo : y como del tiempo 
del Rey Vamba no ha quedado 
mas que el XI. lo aplicaron á 
cfte , fin mas confuirá de Ac- 
tas , ni examen de fi fiíc Con- 
cilio General. Con efto fe vé, 
que no todos los Hiftoriadores 
Efpañoles efcribieron , que* la 
Divifion de Vamba fe hizo en 
d Concilio XI. pues de los qua- 
tro que fe ponen por mueftra, 
cl uno no mencionó el fuceflb, 
otro impugnó el aíTunto , otro 
recurrió á Concilio General', 
(que es diverfo del XI.) y otro 
que nombró al XI. dio armas 
para impugnar efte recurfo, 
afirmando que fue en Synodo 
de todos los Arzobiípos y 
Obifpos , lo que no fe verifica 
del undécimo , pues confieíla 
Loayfa , (y es innegable) que 
fue folamcnte Provincial. 

143 El único que entre to- 
dos los antiguos dice que ci 
Concilio de Vamba fiíe gene- 
ral (efto es de todos los Obif- 
pos de Efpaña y la Galia Nar- 
bonenfe) es IJidoro Pacenfe: pe- 
ro ó fe fió de la imaginación, 
ó tuvo algún mal ordenado 
Código: porque habla del Con- 
cilio XI. de Toledo , (fin duda 
alguna) efto c$ del congregado 



. Trat.S. Cap.$. 

en la Sede de la Virgen Maria¿ 
año quarto de Vamba , Era 
DCCXIII. defpues de diez y 
ocho años en .que no fe havia 
tenido ningún otro Concilio: 
y todo cfto es proprio dd Con- 
cilio XI. como no podrá negar 
el que lea fus Atlas. Pero efte 
no fue General de todos los 
Obifpos de Efpaña y de la Ga- 
ita , uno Provmcial de íbla la 
Provincia Carthagincnfe, como 
cónfta expreíTamcnte por el 
mifmo Concilio , donde en el 
Exordio fe dice : ColleóHs in 
unum Carthaginenjtf Provincia 
Sacerdotibus. Lo mifmo confta 

{)or las Subfcripciones : pues 
os 1 5. Obifpos , y los dos Vi- 
carios , todos fiíeron Sufraga- 
neos de Toledo , como verás 
en Loayfa , donde los nombres 
de las Sillas eftán fin alguna 
variedad que las extrayga de 
la Carthagincnfe : y á vifta de 
cfto eftrano niiicho , que en la 
Nota de las Firmas efcrtbieílc 
Omms ferc Epifcopifunt ex Mc^ 
tropoli ToUtana : pues fcgun fus 
Añas no hay duda en que fo- 
bra el fere , no háviendo Obif- 
poj hf Vicario , que fea de otra 
Metrópoli. 

144 Morales tampoco tuvo 
razón en decibCjib.'ii. c. 49.) 
que algunos Obifpos fueron de 
otras Metrópolis y no de la de 
Toledo :pvícs aun miradas las 
firmas como M las pone , de 

fo- 



10 pudo decir (pe era cilio fíu; meramenu PrpvÍQr 
^Metrópoli , mas no de ctal^comofe deja 4u^o: lu&- 
S: y aquello conlifttó ea go en ¿1 no fe pudo fcvBiar el 
ir claro el Código por arreglaimento d? 1(» OtHfpa- 
fe guió , leyendo 4^0»- dos de todas las FrovM^iax 
onde dtcc ArcsoUtnft, porque ya fe havia dcciptadO 

pues fon Icgitiinos Su- en ¿ConcUioiy.de Toledo, 
x>s de Toledo : y afsi íc que cauíás de la l^b ^ ü de otra 
ic6el^ueníé en juzgar qualquieta efpccie- que fiíefle 
le Goieral t como le fu- general a todas las IglefíEU* lé 
allí imfmó^entifcirque debían tratar en Synodo^Cte- 
fonfo afñfiio á ene Con- neral deEípaña,y.d(;,laGa- 
e Vamba. (lo'^ue adopto lía. > Fuesq^kn 4áda,qii« <!■ 
val en fus einco Obif- arreglar kw límites 4c lodÁs- 
ag.^59.)£Aa es patente hu Qbifpados de £fpa5a es 
Kacion : pues S. lldefon- canfa general % EfpectalmcDte 
ió ocho añps y nueve diciendofe en la müina Efcri^ 
y medio antes de cele- tura atribuida á Vamba , <]ue 

efte Concilto ; ni afsif- eran gravifsimas las contien- 
ntnguno , Tiendo Metro- das , que tenían entre si los 
no , pues íblo en quanto Prelados : en cuya fuDolícton, 

fe lee Ildefonfo en el fí cada uno no exhibía fus ra- 
lio oAavo : eftc fiíe Ge- zones , feria nuevo feminarto 
: y aísi parece que el Pa- de difcordias , el que fín fec 
equivocó lo Nacional de pidos ñieífen fentenciados. Por 

Concilio anterior , con tanto el orden judicial, y la re- 
vincial del XI. de Tole- duccíon á compoficion amiga- 

con todo dio no hizo la ble , pedia que todos fe juntat 
linima mención de que fen. De hecho , los inftrumen- 
;;e$ fe hicielTe la Diviuon . tos , que fe alegan , convienen 
tifpados. en que ccmcurricron todos los 

Que ella no fe hizo en Arzobifpos, y Obifpos. AlJi el 
ncílio XI. coníta por la Tudenfe>afsielItaciodeLoay- 

infinuada de Vafeo , y í^, aísi la Qirpnica General» 
la por Morales. Eñe Cbn- ala el Luítprando de EUmifez * 

don- 

Si cáufA Fidfi tjí, Mt tUieUbet áíÍ4 BctUfid. e mnm uf it tX«' 

ftotíus W/paniM ^GdlU Sj/tudui ewvtMtur, <ff* ToL JY. 



1 9 1 Ef^am Sagrada 

donde fe pone la Efcritura 
completa con firmas de Prela- 
dos. Luego cfto no fe puede 
contraher á un Concilio pura- 
mente Provincial , como fue el 
XI. Toledano. 

145 Mas. En el Itacio de 
Loayfa fe Ice pag. 144. que la 
Divifion fe hizo en la Iglcfia 
de S. Leocadia : el Concilio 
XI. no fe tuvo en ella Iglefía, 
íino en la Sede de la Madre 
¡Virgen , como fe repite en las 
Adas del Concilio : y por tan- 
tx) lo uno no fe puede reducir 
á lo otro. Ni recurrió al fitio 
del Concilio XI. el que inventó 
ia Efcritura de Divifion , que 
imprimió Ramírez 5 no obftan- 
te que para el Concilio Gene- 
ral íbbre el aflunto , no le baf- 
tó una Iglcfia , pues fin motivo 
alguno mcommodó a los Pa- 
dres y haciéndolos paífar de la 
Iglefia Pretorienfe de S.Pedro 
y S. Pablo , á la de S. Leoca- 
dia. El myftcrio (fi no me en- 
gaño) confiftió, en que D.Tho- 
más Tamayo imprimió en el 
año 1 6 3 5 .el retazo de cftc Con- 
cilio general , en que fe dice 
celebrado en la Iglefia Preto- 
rienfe í y viendo luego que efto 
íe oponia á lo impreflb por 
Loayfa (donde fe recurre á la 
de S* Leocadia) quifieron re- 
mendarlo cincO' áiios defpues 
en la Edición Antacrpienfe de 
jjLuitprando^ que hizo R^amirczj^ 



. Trat.$. Cap.$. 

con fus Notas , y las del P. Hi- 
guera. El modo fue hacer a 
los Padres que fepaíTaflen de 
una a otra Iglefia, V para efto 
efcribieron que íe abrió el 
Concilio en una , y fe cerró en 
otra. Efto no convino al Con- 
cilio XI. y afsi no fe puede re- 
currir a efte para el cfcdo de 
introducir en él la Divifion de 
Que fe habla : ni el variar Igle- 
íias tiene apoyo en los -demás 
Concilios de Efpaña , y aísi 
aquella imaginación es volun*. 
taria. 

147 Si miramos al tiempo 
en que fe dice hecha la Divi- 
fion de Vamba , no folo no hay 
principio que autorice los inl- 
trumentos > fino antes bien fe 
ve fu mala trama. El kacio de 
Loayfa pone la Era DCCX. 
(pag.i44.)-quc es el año ¿72. 
En efte año no pudo ícr , por- 
que file el primero del Reyna- 
do de Vamba : y confta por el 
Concilio XI. que hafta fu año 
quarto no fe congregó ningún 
Concilio en efpacio de 18. 
años. El P. Higiiera (en la no- 
ta al Chronicon de Luitprando 
pa^. 358.) lo quifo remendar, 
diciendo , que al X. le fakabá 
un rafguillo , con el qual for- 
maba XV. Efto tiene contra si, 
que fi al X. fe añade rafguillo, 
íignifica XL. conio reconocen 
los que han manejando Privile- 
gios y Eícrituras antiguas : y 

9ÍSÍ 



JZ)a U T>í)Hfi0H dtl^9 VíHUn^ ; -t^y 



hacf >6ui(lanieato para 
crie pOK ■ fw»» : y aun 
i(Ío,afúCque es etaño 
j^BC'.ccMtni. si , que no 
^.Ovt^UcoQ de Luit- 
•09 Twiayo , fino; el de 
9>PQ9en efta Diviñon 
^. <|üÍd9 de Vamba- 
nncmtypf : y cflo nocpr- 
4e aitíS* ^» fino al 



148 En los Advetlários de < 
Luitprando pufíeron Tamavo 
y Ramírez la Era 713. (año 
6y^.) lo que tampoco puede 
verifícarre : imes eifa» fue la del 
CóncHioXL (cotno confta por 
lo dicho tomo 1. pas. 196.) te-- 
nido en el día fiece de Noviem- 



bre* .BAc fue el. primero del 
_. ^._, ^,, ticínpQKteelkRey.iaWiendá- 

_ túie I|i p«yw, la edición fe queno htivo octp antes en. 
ap^e^.p^ 31J[.< Ia de efpado de 18. años : y aTú nO< 
rotula la nDifmaEtra precedió nin^ino ante»' .del 
a$o- 6yy.) pero e^ no dia.7, deNoyienri>re del aña' 
me ala&> V. del Rey, 67^. tú dentro de efte mifm3 
¡propone alUipues en apo , y ddpues de efte día pti-> 
Herede «ft».,&a 7x5. do fer el OxidUo General^ de 
yj.) corría el año texto, que fe h^la : porque aunque 
íe probó en el tomo 2. tampoco convienen en el dia, 
tidascftas y otras inco- (fifiíc el ii.fiel 15.) nofalen 
íes (pues en una Plana y de Noviembre : y en efte fe ha-, 
miímo Autor , íe lee año liaba congregado el XI. Tol&« 
ño VI.) no puede recur- daño dcfdc eí dia 7, en adclan- 
1 año (S77. del P. Higuc- te : y en un mifma mss ( y aun 
irque todos convienen en en unos mifmos dias) no pods-v 
amba reynó cinco años mos admitir dos Concilios ,.fí[| 
es de la Divifíon , como que para efto fe alegaffcn tex:-* 
\ decir ; y en tal cafo lie- tos ineluílAbles. par tanto .no 
ürcynado al ¿81. en que fe puede recurrir á elle año, 
los cinco años el P. Hi- que es la Era 713. Ni á U714.- 
: lo qual es &lfo , pues en porque el Que imprimió cStk 
e Oáubre del 6S0. ya (que es Ramírez) la iant6 eti 
ba£rvi^o,como fe dijo una parte con el añ3 3. de 
tomo 2. Por tanto no íe Vamba , én otKacon el quinta» 
¡.infiftirealaEra^pCCX y con el fexto jy aun con Jii 
dida IlananKnte «ni apa- Era 713. Y'aj^ no mícQCcM 
lo ^ la X. el rafguUlo que infttumento .de tan sacft , ín* 
ga XV. ni de modo que conftancia. . .. > 

uXL. X0_ Sol^ ttnaco&cs^enl|E 

».iKi BbL «»jv 



I p 4 Efpafia Sagrada. 

qnc convienen los que cfcri- 
bcn Ibbrc el ano djl Concilio 
general que atribuyen á Vam- 
bn : V es , que dcfpues de efta 
Divifion vK'ió cinco años. Afsi 
confta por los Coditos de 
Oviedo y de Toledo , imprcf- 
fos en Loayíli , donde fe lee 
pag.144. Vixit atitem plus bic 
BexVamba annisV. ?ot el plus 
creo debe íubftituírfc pius , y 
el vrxit fe ha de entender de 
los anos que fobrevivió en el 
Throno 5 porque afsi fe cxpref- 
fa en el Ce digo Gothico de 
Oviedo imprcflo en el tomo 2. 
de la Efpaña Iluftrada pag. 
833. Pofi^ hacVamba regnavit 
annos V. y en los Adverfarios 
de Luitprando de la Edición 
Antuerpienfe de Ramírez pag, 
509. Vixit práiUius Rex Vam^ 
ba annos V. ad annum Btét 718. 
tf mortuus eji , pojlquam degit 
éliquot annos f anuí i/sime in Mo-^ 
nacbatu Ordinis SS. BenedUiiy 
&c. En todo fe ve claramente, 
qvc hablan de cinco años del 
Reynado y que acabó en la Era 
718. como aqui fe^cxpreíTa, (y 
fue el año 68o, en i^. de Oftu- 
bre) y no del tiempo en que vi- 
vió efectivamente 5 pues en el 
Monafterio vivió, fcgun el Tu- 
denfe 1 2. años, y en la opinión 
de D. Alfonfo ÍIL de D. Rodri- 

50 , Arzobifpo de Toledo , y 
c Sánchez de Arebalo , Obif- 
po de Falencia j> vivió .fíete 



años , como ligue también San- 
doval en los cinco Obifpos 
pag. 3 55. De modo que ni los 
cinco años fe pueden entender 
de lo que vivió defpues de Rey, 
ni los Codigois tícnen variedad 
en concederle V. años deíjpucs 
de formar la Dividen. 

150 Supuefto eftoj digo 
que no huvo tal Concilio , por- 
que haviendo renunciado Vam- 
ba en 14. deOdubre del 680. 
fe debia anejar aquella accionf 
al año 675. que es el único á 
quien fobrevivió* los cinco 
años de Reynado en que todo» 
fus Patronos • convienen : y en 
eñe no fe tuvo tal Concilio 
General , como fe ha moftn- 
do , en fuerza de que hafta d 
dia 7. de Noviembre confta por 
el Concilio XI. que no huvo 
otro Synodo : y defde cfte día 
en adelante fe celebró el Con-^ 
cilio Provincial dé tós Cartha-* 
^inenfes , /in que haya lugaí 
a que en eííe mifmo año j^ 
mes , íe admita otro , por Ccl^ 
cofa fin egemplar 5 y demás dí^ 
eftofelec en el titulo ultimen 

m 

del mencionado Synodo , quj^ 
el Rey los concedió el bolver-^ 
fe a juntar en los años figuien— 
tes , por lo que le dan gr4ciasr 
y los que exprcífan efto en lí^ 
nea de Concilio Provinciáí, 
mejor lo hicieran en la de un 
Nacional , que por entonces 
debia cftár convocado ^ ü fe 

ha- 



■s'^tíámt en aquel 
e.umo no íé puede 
3^ I^TifícHi , en vida 
le £w -Códigos alir- 

¿tt7Ae>k»'parecc que 
¡(law) 1m Foaaadores 
Sfyit eftinícion per- 
».^qiw laDivííton fe 
iCondlio XI.de Tq- 
t es X quien el Rey {o- 
qin^a&ovyporeíro 
90^ fin . (^ «umerQ: 
tr«^qW|ip hay lur 
^ Gou en el ano ea 
leni^, fe ia$ere»que 
jcn.SiUb. Y lien lo 
Mchen , no merecen 
ink dirbtnos de lo de- 
le tanto difcuerdan? 

S. III. 

M del Código intítulíí- 
y dt quien fe Jaed la 
di Vamba : y empie- 
inofirar que notat~ 
rtce crédito. 

JNo de los princi- 
pios que concut- 
lár crédito á la Dívi- 
unba t fíie verla con- 
un libro , tenido por 
iguo y con titulo de 
l:rito en letras Gothi- 
fe llama Ovttenfe, por 
oníervado en la Santa 
; Oviedo. Como la 



Antigüedad moccce pot si cré- 
dito ; quanto mas iuiciguo le 
ha juz^o el tal Código , tan- 
ta mas autoridad le fíieron der 
íiriendo. Es punto muy tras- 
cendental á varias coíks, y raíz 
de la que íe vi examinando: 
por tanto es conveniente pc&r 
venir lo principal del aflunto, 
para que fe vea j que tan lejos 
eña i que el Ithacio > Idaclo « í 
^tacío , auKxice la Divi/ion de 
Vamba , gue antes bien es una. 
de laS'prmcipales pruebas de 
Ter pieza pc^riot a efte Rey 
en mas de quatrocicntos afíos. 
Yo no he paflado á Oviedo: 
pero tengo la fortuna de har- 
llarme con un Manufcrito de 
Morales , en que da puntual 
noticia de todo y y dsl cotejo 
que hizo de eftc libro con 
otros tres : uno de Gircilafo de 
la Vega , que llama el de BA" 
tres , y fue de Hernán Pérez de 
Guzmán , Abuelo de Garcila- 
íb: „ otro de Floriandz Ocain- 
„ po : y otro de la Libreria del 
„ Colegio de aqui de Alcalá 
,} de Henares y ( fon palabras 
„ de Morales ) harto antiguo, 
„ el qiial Florían havia bien re- 
«, buclto , y en lo que juntó 
„ de los Privilegios lo lla-na 
„ Memoria libri antiqui Com- 
„ plutcnfis, (hoy no oxiftc) . 

153 Sobre el titulo de /?*• 

th ya previno Morales lib. ii^ 

cap. j7, que no fe ha de peivb 

Bb2 Co. 



1 9 tf Bfpana Sagrada 

far que fea lo mifmo que el 
Itacio ( ó Idacio Lemicenfc) de 
cuyo Chronicon hacemos tan- 
ta meiporia en cftos libros , y 
ferá el primer Monumento que 
entre los de la Hiftoria de £f- 
paña te dr.rc en el Apéndice. 
El Idacio Lemicenfe floreció 
defpues del medio del Siglo V. 
y llega fu Chronicon haftala 
Olympiada 312. año 11. efto 
es y año 469. en que acaba. Y 
como elte precede al tiempo 
deVamba en docientos años^ 
es cofa indubitable > no poder 
reducirfe á tal Idacio las cofas 
de cfte Rey :' y afsi el titulo 
del Código de Oviedo , en que 
fe pone la partición de Sillas 
formada en fu Reynado, de 
ningún modo proviene de lo 
efcnto por Idacio Lemicenfe. 
Y lo mas notable es , que fe- 
gun la Tabla que propone Mo- 
dales de lo contenido en el li- 
bro de Oviedo , no fe halla en 
tcdo el , la Chronica , ó Chro- 
nicon del verdadero Idacio : y 
afsi ni aun fe puede decir , que 
le provino efte titulo por ha- 
llarle alli aquel Autor y el qual 
fegun orden del tiempo debia 
ocupar el primer lugar en- 
tre los Hiftoriadores que tene- 
mos. 

1 5 J. Otra circunftancia es, 
que el Itacio no fe prefija , mas 

2ue en el Tratado de la Divi- 
on dé y amba : como fe ve en 



. Trat. 3 • Ca¡^. j . 

el mencionado índice, ó Ta- 
bula (que es el nombre que ufa 
en Ca(tellano) Dividefe en dos 
ordenes, uno mas individual 
que el otro : en el primero dí-^ 
ce: „ La primera cofa que ti¿- 
yy ne fon eftas t>alabi:as : Per 
„ lagius de Obeto etíi indig- 
„ ñus Epifcopus propria manu 
„ fcripíit Ikcc genealogía : y 
luego íiguen unas geneaio- 
gias de Reyes Godos i y Re- 
_ yes de Outílla , con unos 
>, circuios ( tengaks yo en ejlá 
forma y que es mejor que la im^ 
preffa por Morsleslib. 1%, céf. 
29.porfermas ártifieiofa^ y atm 
mas clara.) 

„ Luego figuen muchas^^ 

„nealogias de la S0^ra4aEÍ^ 

,, critura , háfta nueftra Señora 

,, y Santa Ana. :=: Luego (¡guen 

los titulos de los bbras por 



» 



,, efta orden : Incipit numeras 
„ Sedium Hifpanienfíum. Esla 
„ divifion de Wamba. Efte K- 
„ bro dijo Pelagio fer del Au- 
5, tor Itacio. Vocatus cft liber 
,> ifte Ithatium {fon j^alabras del 
„ Obifpo) ab illoqui eum fcrip-: 
„ fit nomen accepit &c. 

„ Otra Tabula de lo que hay; 
„ en aquel libro de Oviedo. 

>,£1 retrato de la Cruz An-- 
jy gelical de Oviedo. 

yy Una cifíra antigua del Rey 
„ D. Alonfo , que decía Ade-i 
„ fonfi principis fum. 

;j Genealogías de Reyes Go- 

I, dos 



BS ( las citadai de ¡oí círcu- 

«O 

¡ítaci; Chronicon (aqui afia- 
tsJ mareen es U divilion de 
Ibnba , que llama Itacio. 
f Sebaftiani Salmanticenfis 
^fcopi Chronicon. 
, Vulia: Chronicon. (al mar- 
de diver/d mano , toino tam- 
t ¡a nota antee f dente jVJifc- 
horum dice : jr ejio confir- 
h dicbo tom.i.pa^.ióy.) 
ijj Aquí fe \c , que elti- 
3 de Itacio correlponde uni- 
icnte al punto de que ha- 
mos ; de modo que en todo 
ronrenido, ni hay obra del 
cío legitimo , ni fe aj-licó 
: nombre m.is que á l.i Úivi- 
i de Sillas det Rey Vaiiibaí 
dfel índice , cindoten cl pri- 
r orden yineipit numtrmSt'- 
m Jo imprimió Loayfa pag. 
. y fíg. Lo de ttstij Chro- 
ii ji'cs proptiatrientc vi Ita- 
) $'£CciiUira fie que vamos 
tJiíidtf. tn efta fe haUa la 
tc^ de tó&- Vándalo!» , Sue- 
yy tíodosVcomd exprelia 
ijjfa-pag. i^j.yconftapoT 
grados Índices de Morales, 
»yo primer orden Te ana- 
ft lo del numero de las Si- 
i huipít líber de nominibtu 
iwwm, Vandalorum y Aiano- 
iy'O' Gotborum ah Ératré- 
efima quinta > y al' margen 
ohe , que es lo de S. Ifídá>- 
& ei Indicg de ft^tr» ig 



del l^y Vamha. 1^7 

pone defpues del Prefacio (que 
haUar.\s aqiii , num.i 59.) CÍf?ra- 
mc.% yandaloratn k Suevorum 
crónica tzGotorum hijlorij ~Su- " 
pittrientum D. Ildefonji'z: Na- 
fíierus Sedium Hifpania. Efto ul- 
timo es el aflunto fobrc que 
apela el Itacio : y la hUtoria de 
los Godos, incluido Vamba, es 
conttante no fcr det verdadero 
Idacio y que fue dos Siglos an- 
tes. 

Lo de los Vándalos , Sue- 
vos y Godos j fcgun fe halla en 
el Itacio Ovcntcní'c, tampoco 
es de S. Ifídoro , ut jacet : por- 
que como noto D. Nicolás An- 
tonio (lib.3. Bibi.Vet.num.pj.) 
no le halla en S. llidoro lo que 
íe cita de efté ' Itacio. £1 xaxy- 
derno Académico LufitanoPf- 
reyra (en las Memorias del 
Obifpado de la Guarda part. i* 
tit. 2.num. 51.) probo nofer 
eíla obra de ^. llídoro , por 
quanto en el Santo nofi: lee 
en lahiftoria de los Suevos el 
CjonciUo de Braga , ni.^ de 
Lugo, 4ue citan Morales , y 
Brito, del Itacio.OvetenTe. % 
concluye Percyra , que el Itat- 
do , J&tor déettaCnronica/6 
no es diltinto del que elcribié 
el Código de Oviedo, ó esaH 
gun nuevo Efcritor de los qui; 
con Dfxtro , Ataxia» Cfe. eltih* 

'vieron eíperandod Siglo de lá 
credulidad , para reiweléntaí 

iñsoáúía fn elTbe^ddl 



I 



4 



1^8 Efpiíiia Sa<!rada 

Mundo, y captar li bcievo- 
Icncia de los ignorantes y po- 
co cautelofos. Eftc Irado (di- 
go yo) no es diftinto d;I que 
cfcribio el Codico de Oviedo; 
y precedió al Sido en que apa- 
recieron los falfos Chronico- 
nes en quinientos auos , como 
fe verá. 

1^6 Lo cierto es , que las 
hiílorias de Vándalos j Suevos, 
y Godos , efcritas brevemente 
por S. líldoro , fe trasladaron 
al Itaciode Oviedo^como conf- 
ía por el Prologo , que fe pon- 
drá : pero no íc copbron con 
la fidelidad necelíaria , fíno in- 
terpolando todo lo que quiíb 
el Efcritor 5 como fe ve por lo 
que declara Morales lib. 11. 
cap.57. donde habbndo de cf- 
te Itacio dice: „ Tenemos fuya 
19 una breve coronica de los 
„ Suevos , Vándalos, y Godos. 
„ Mas lo de los Suevos , y fe- 
,, ñaladamcnte lo de efte Rey 
0, Theoi oniiro , y fus Suceflb- 
M res, efcribio con aleuna par- 
9, ticularidad : todo lo demás 
M es cofa muy breve y de nin- 
wgui provecho. Aqui íc in- 
cluye la interpolación de todo 
lo de bs Sillas de Galicia que 
íc ponen en tiempo de Theo- 
domiro , como leerás en el Tu- 
deafe , donde fe halla también 
)a facefsion de los Vándalos y 
Suevos , tan breve ¡ que fe re- 
flucc á los no(nbrcs. Eftaspai^- 



i ' 



ticiibrid.ides de Thcodomíro 
non fon de S. líidoro , como ni 
que en el Concilio I. de Braga 
(c hicieflfe la divifíon de ObiA 
pados I que Morales refiere de 
efte Itacio y y afsi (bn notorias 
interpolaciones del queloco* 
pió en el Itacio » como hizo en 
los demás Inftruvientos » que 
fe itáa mencioDando. 

. 0)n que tenemos f que el 
punto ¡ntitulado.ft^yC¿roii/r 
con en el Oycteafe,.ni es de 
Idacio Lemicenfe , ni.de S. Ifi-* 
doro , fíno una mezcla de lo 
que efcribio el Santo fobrc 
Vándalos , Suevos , y Godos/y 
unas Adiciones de cofas no et* 
critas por Autores del tiempo 
de los Godos : la primera Aai- 
cion es loque mira ai Suevo 
Thcodomíro , y Divifíon de Si- 
llas en Galicia , aplicada al 
Concilio L Bracareníc : la íc- 
gunda es la Efcritura de que 
vamos tratando , ingerida en la 
Vida de Vamba. Afsi lo dicp 
exprcífamente el índice citado 
de Morales , en una Nota aña- 
dida por otrofol.iytf. Invita 
Vambd inferit di fuo Pelagius 
Epifcopus ai longum iivifionem 
Epifcopatuum quam ait ab f# 
faílam : efta Nota es del qup 
marginó aquel índice , y mucf- 
tra (er erudito p fcgun las ad- 
vertencias que hace : pero lo 
que firve para lo que fe vá tra- 
tando , es que tuvo los Ma- 
nar- 



ntiTcñtos de que habla Mora- las Sillas (qnc otros tediicea 9¡t 



fcs en eñe índice, 

' 1 57 Sobre todo lo rcfv-'rido 
rfc Morales hay U gran com- 
frcbacion de una copia de 
aquel Jibrode Oviedo , qire fe 
halla en ia Rea! Bibliotheca de 
Madrid , y conviene con lo 
que fe ha propucfto. Allí ve- 
mos que defpaes del numero 
de las Sillas , fe fígue 

Libtr ItAcij incipit. • 
In nomine Dñi N.Je/u Chrtjli 
inciptt líber de nominibuí Sue- 
vorum O- Ev andalorutn , AIa~ 



de Lugo) cono expñflál el X^ 
denTe enlji paev 56. ddtam^^ 
éc Ja ^paá»iluftrada. Acii»4 
db cfio dice: PofimoritmTbnb 
demirkMumi-Miepit ramm 
Brm DWN. & ftat iitibrán, 
CtneiÜmm Bruártmffi efle «é 
ein. Aquí pene hs Gaxasóé 
loaiDbi^pot xfaa tíñ^ei€ék. á 
Goódlioiy. fcn k dclLoonife 
dufc ^ii'JjutHfi Bcikfikf^ 
JuU/fin^tf >ár ái- £vmdáÜrJm 
MMriUy iiUi- g^i /iMriP^ 
ládtflLc^ona 



www , & avi Ém um J*- Je*^ Éi^iuXapomi^.BfehJu BkA 

«Am : «f itío ^Hmrjh^^ei»\ , -Ftfi hos Üotbi &•€. aquí, po^ 
menaeetpit. ' » né la fíicersioh de los Godot 
* Suevij & Ewandiiái&'Ah^ cn ti tenor ilel ChronicoD d<í 
ni fraaeufaverunt iotm W/fár- Vul&, qQe exhibimos cn el 
nias. Primus Üex Ewandalcmtit Tomo IL'.'y al Uegar al Rey. 
Gundtrieus rfgnítvit <^í. Aqüt Vamba dogicre la Divifion^ 
fígue clorden de.los^nombrei Obífpados., que daremos dcf- 
<le tos Vándalos al inodo que pues. Al ip^into que acaba \% 
ert et toiq, 4. de la Efpafia iluf* Uiviíion v propone pof remate ..• 
ftada,pag.55'. Luegopohelos ■ Itatij líber Jinitur^ ■■ ■«• 
nombres de los Suevbs i conef^ 158 Eftc es el libro qu4 
tendiendo al titulo que cav tanto ruido, mete' con nombrq 
trajo con razofi á tos nombres* dc'£/ Itfcia OveUnJi : la auto4 
jiiies fulo ^o es lo que íefaca ridad qpe merece por -Tus lett^ 
cn limpio i:y a(^ dijo bien Mo^ tencias , fe conocerá alpropor 
rales , que era coía muy bre- nerlas : ahora folo intentamo* 
Ve y dé ningún provecho. Al dái noticia de lo que es cft0 
U¿^ i Thimtomiro , dice que Itacio , en lo que rigoroíamenf- 
fiíe tültholico , que empezó té fe encuentra con f al titulo 
Era ÜV. y luego ingiere A enaquelCodieoí que estoiiH 
Gonciliode Braga ,cnquí di- clukío y mencionado aqui ca- 
fe fe Itffieronbsl^jfiwiesdp tfcLiktrMéájineipifiyúJ!^ 



200 E/paría Sagrada. Trat.$. Cap.^. 

nhur. Lo que fe íigue á ello b moque animo, cam hger/t'Sy ifh 



es la Hiftoria de Sampiro , con 
el Concilio de Oviedo , y Re- 
lación del Arca de las Rcli- 
<)uias : el Chronicon de S. I(¡- 
doro, con título de Cprogra^ 
pbia Ifidori Júnior i s : la breve 
Hiftoria que efcribió el Santo 
de los Godos , la qual tiene efte 
titulo : Incipit Cronrca regum 
Gotorum a beato Ifidoro Hi/pa^ 



venietis quomoio júnior IJidorus 
Pacenfis E^cUpét Epifcopus yfi^ 
tut in viteri Tefiamento &*na^ 
vo , O* per Spiritum Samílmm 
intcHexit ; ita ab Adam ufquc ai 
Noe y O" u/que ad Abrabam, 
Moyjem (í^ David , <!^ ufque ad 
adventum nojlri Ridemptoris^Ú^ 
dfjudicibm fiue, & Rcgibus in 
Ifrael y & de Romamis Regfbus^ 



lenfis Ecclefia Epifcopo , ab Au^ Jive Imperatoribus , tP. de Wan^ 
narico rege Gotorum ufque ad dalis y Ó" AImís , five O' Suevis 



Catbolicum regem VanAanum 
/cripta. Iten la Hiftoria que S. 

Ífulian efcribió fobre la Rebe-* 
ion de Pablo contr^Vamba, 
dando al Santo titulo de Julián 
Pomerio.y^TÍ2íS Girtas de Obif* 
pos del tiempo de los Godos. 
Las Chronicas de Sebaftbn, 
Salmanticenfe , y Pelayo de 
Oviedo , con otras cofas que 
no hacen á mi aíTunto. Las pro- 
pueftas conducen , para noticia 
y examen de la autoridad que 
merece efte Itacio : fobre lo 
qual te pondré por delante el 
Prologo que fe tialla en dicho 
libro y conforme le copió Mo« 
rales en el índice de que va- 
mos hablando. D. Nicolás An- 
tonio le dio en el lib.7. B'bliot. 
iVet. cap. 3. pero el mió es mas 
puntual , y copiofo. 

Ineipit liber Cronicorum ab 
exordio mundi (no añade Era.) 

IJ9 Cbarifsimi fratres fi 
Sfo^iam bañe quam a/pieitis, 



Hifpanis regibus » Jieut d majo^ 
ribus & préedecejforibtis fuis' in-^ 
quifiiHt dt audivit y píenifsime 
fcripfit. Et beatui IJidorus Hif^ 
palenfis Ecclefia Epifcopus y de 
quo nunc Legionenjis gaudetEcr 
clejíay de Regibus Gotorum dpri^ 
mo Atbanarico rege ipfortám. uf- 
que ad Catbolicum Bambanum 
regem Gotorum y prout pofmt 
píenifsime expqfuit. Et i pr¡€^ 
diño rege Bambano ufqui ad Ca^ 
tbolicum Pelagium Regem Goto^ 
rum beatus Julianus PomeriuSp 
Toletana Sedis ArcbiepifcopuSf 
qui Arcam cum San£iorum pig-. 
noribus , qua nunc Qvetenjis Ec^ 
elefia gloriatur y cum Rege Pela* 
gio fecum in Ajluriis tranfiulit^ 
& ficut a majoribus &" prade- 
cejforibus fuis inquifivit de Re-*. 
gibus Gotorum 0* audivit y pro* 
utpotuft y píenifsime fcripfit. Et 
d Pelag.'o Rege ufque ad Adefon* 
fum cafti e^ Catbolici Regís 
(afsi dice) Gotorssm, SebaJHanss$ 

Saf^ 



^mti^tnfií Mtdifüt Eptfiüi- ■ nos:^ ib diíie kAuté el Manli j 

Sut^s. AS.IlslotofololecotH 
cade el^Ubrd de los Godott^ pe* ; 
ro tXíTi «1 nou'Ué dd&ciáno' 
de ¿ue cftribio - YaM Vadbaf I 
_ fí¿ndb''aK'Mqtíe dn^ió ct&mco'; 

7^ f^ itfyit» di Adrfiít- treinta y'' teis'iitiOs antes kM"! 

t^ffmjJÍÜMmRápmHiJiCo' Rcyiudode Vamba;ydefde'br 
afíó^Dtede aK^¿//«,en quc'^ 
acatíai j(Íi'i|úá«ría dp'lqi Gor- 
dos ,' hdfts tVafmba > hu^o dn--! 
co Reyes' Intermedios ; de los 
quales folo pudo hablar en ' 
Profecía , pbt havcr muerto! 
antes. 

itfi AS.JuIÍan,Mctropo-- 
litano déTófcdo, Je atribuye»- 
que eifcríbiódcídeVambahaf- 
ta D. PelajTO , que es mayor' 
i^norttncia : pues el Santo mur- 
rio en 6. de Marzo del ano 
tfpo. (Era 728.) como moftia- 
rémostínfuíglefia, cofrigíen-" 
do lo que anc^irtipretroctiloS' 
Fados Tdédanos. Dcfde fií' 
muerte hafta el Rey D. Peláyo' 
huvo tnaS de veinte años : y 
afsi no pudo cfcribir los fucef-' 
ios de ¿ftos tiempos y Rcyes^ ■ 
intermedios , y mucho menoí. 
trasladar á Afturias el Arca de 
lasKeK^tliaSi que aquí fá lé 
al^ibuytt : poAmé ¿fta ttviíi 



9fin¿^^ StJ$ Jdtfimj'b /•/• 

m'fdJ¿^tn-^M*fítMAjh^- 
^ EttUfiét Bpi/it^ ,Jieut 
lujbrihm-ú' préiitttfforibus 
iUJip^ 0- ^MáMt deti^h 

' t ntgf ^itt ad jldtpit- 

jjteía ainsjorlbui Ht'prédt- 
wibnáfiaí itüpüjivit e^il»- 
It di Gotit' 9* •ArAgontnfis 
bus proitt' potuit j pieniftime 

60 Aquí le v¿ el c!r¿dÍto 
■■ inerCce -femefante Compi^ 
>r, quc'-én pocas líneas eri-' 
a tantos yerros. A IfidorO' 
CtVfe' atribuye el Chronicon 
niero que Tolo eftá conoci- 
por de S. Ifidoro , fin que 
:ircunñancias permitan que 
tribuya ai Paceftfc : y efte 
rito es el que immediata- 
itc fe feguii al Prologo pro- 
fto , en el Código Bárren- 
le Gaccilafo, como afirma 
ñdice, que propone el prin- 
ÍJi, de que Dios Ciíólasco- 
tn feis dias5y vá profi- 
»do por Edades , hana iii^ 
r''io5 Empeíadoies &oma- 
am.lK 



clon no fe hizo hafta defpues mente J[$dian Potnfrio ^ fíno 



de la entrada de los Moros , y 
fegiin fe lee en el libro »de 
Oviedo en la Hiftotia de la tal 
traslación (que tengo manuf- 
crita en el Índice de Morales) 
fue en la Era DCCLXIIl.(763.) 
año 72 54 ^ue es 35. anos def- 
pues de la muerte de S. Julián. 
Sandovalen laChronica atri- 
buida á Sebaílian pufo diez 
años mas. Era DCCLXXIII. 
(en la Vida del Rey D. Pelayo) 
PeUicer no pufo Era , porque la 
Efcritura defta traslájcion de la. 
Arca, que imprimió en el lib.i.. 
de fus Anales pag. 17. fe facó 
de otro libro de Teíxa/iientos 
y Donaciones Reales de Ovie- 
do , como exprelTa alli 5 y de 
quien dice que D. Pelayo fu 
Obifpo la. traslado al libro de 
Que vainos. hablando. Peroco-. 
ía pofterior a la entrada de los. 
Moros ( como es la traslación, 
de la Arca á Afturias ) no pudo 
convenir a S. Julián, Metropo- 
litano de Toledo. Afsi lo notó 
también el Arzobifpo D. Ro- 
drigo lib.4. cap. 3. donde redu- 
ce la acción a Urbano > fuceílbr 
de Sindenio. 

i6i Pellicer atribuye la 
traslación a un fuceílbr de efte 
Sindcredo , que dice íe llamó 
Julianj diílinto del llamadp Po- 
merlo : pero eílo tiene . contra 
91 , no folo que en el Pf plp^o 
propuefto fe nombra expreíiar: 



principalmente , que en la San* 
ta l^leíia de Toledtf no baha- 
vido ningún JW/Vin deíjpuesdel 
fuceílbr de Quirico ^ como 
coníla por losCatalc^os im* 
preílbs afsi en Loayfó,.como 
en el fin del tom. í. deS..l(¡do- 
ro de la Edición Real ,.eh la. 
Efpaña iluílrada , en Aguirre, 
y en el MS. que yo, tengo , co- 
piado auténticamente "ii^lCo- 
digo Emilianenfe: del Efcorial» 
y en. la Serie que la Santa Igle- 
fía tiene de fus Prelados en la 
Sala Capitular 9. todo lo qual íe 
exhibirá á fu tiempo : y Prela- 
do que no coníle poc t^es Inf- 
trumentos , fe debe, reputar 
imaginario, l^ de Pomeríocs 
otra eípecie , que fe explicará 
en fu íitio. .£1 atribuir á eíle 
Santo la hiíiotía. de los (Sodos 
haíla D. Pelayo ^ crepque fue 
por Juzgar obra íiiya.laChro- 
nica de los Vifigodos , que inti<>>' 
tuUron Vulfe Gotborum : díí lo 
aue hablamos j.quando la pu-* 
íímos entera en elTomo II. 

. 16^ Otra equivocación, 
que ha cvmdido mucho , es 
atribuir á Sebaílian » Obifpo de 
Salamanca , la Chronica de D. 
AlfonfiJ III. que efte Rey re- 
mitió al mencionado Sebaílian: 
y el nombre dg aquel k quien 
fe dirigió el libro , le aplicaron 
alAutor^ 

.164 A vift» de las equivo^ 

ca- 









elatnSMuttikdi laqotwif 
U «rnotoaa. En filecza de 
eflo , y ' de los defaciertoe.qufr 
úi «AcUonn en: Wy fe iiicKnü 



di'W<|<fllWi 'Siela lo' age»»' iqw'aoles^IXPéUyaikjiid 

^ fe' ttUÁtkngt intaOo ,ii<^ Ftoemitv, fina det algún pofleí 

nb tiida'li''»tatididquénii- "--' —■'^ -— ' -"' 

tezcafiílégitiaM Autor. 

..■■ ':.;t .;]:/ I K : .. . 

fíJ^- P/mkt/eoÉUM bitdaid 

fmmé tl4AlJ^ dr Ovi$da I>.P«t 
lafo. Gem« ijKdád UiJltPn^ 
lad«tdefiiibinitaénl9ftm- 
mentas ituditot^ ■ 

itfj Tj ^ citado Don Juan 
f> Antonio Mayaas 
conoció claramente > que d 
Obifpo de Oviedo D. Pelayo 
fiíe Autor del Inftrümento'de 
que varaos hablando. Pdlicer, 
en el lugar teferido , atribuyó 
ál miftno ObiCpo el Volumen 
intitulado Uker Cbronieonm 
nk exordio mundi ufqtte ad Eñm 
MCLXX. de (|a« habia ¿I Pto- 
1flfg« que dejamos propuefto. 
£tCI. D.Nicolás Antbnio po- 
lúendu por delante efta Era 
1 170. dice (Jib.j. fi.4$u) que es 
iorpechoTa (en fnpohdon de 
que (t atribuya la materia i 
D. Pelayo ) porque fegun San- 
doval , y Gativay y no Viviacf> 



ríori,'que qnifo emkigar (ü 
alTunto del bbro. Lo mifao 
confirml , por quanto. allí fe 
habla de D.I^eUyo «n láini£> 
ma <»nfónindiid. que 'de.ioi 
otros Efcritotesya^fiiiitos'inr 
que- á^^e íé le/anifeAye w 
el haver cícñM de lo»Rejp«^. 
de Aragón i lo que no le halU 
en nitritos de D- Pclaya^y 
af»i fe remite ^ quien haéa el 
examen , manejando el lipro. 

166 Según efto fe debe dí(i- 
tínguir entre el Prefiício , y el 
libro. Pero el' argumento to* 
mado por la Era , cefia en la 
copia que yo tenso (- y queda 
puefta) donde no te lee Era, co> 
mo fe ha prevenido. Demás de 
efto en mi índice antepone M(> 
rales : Hant Prafationern fe- 
quenttm PelagijOvetenfis Epif- 
eopi ejft crediderioif qui in unurn 
volumen bai omnes yiui He eom- 
memorat iiJloriM emgefíit. Pai- 
ra cfto alega la pnieba , de que 
el Código de Batres (es una Vi- 
lla entre Madrid y Toledo , ft- 
ta junto al Rtio Guadarrama) 
empezaba por U CoW^gcadtAi 
del ObifpcD. pelayo:'^ ¡poi- 
que yo tengo «ftc pvihcípAo 



X04 IS/pana: Ságrala. 

(que es muy imiH)rttóte) le 
poneo aquí: Pelagius Ovctenjts 
Ecclejtd Epifcopus fmt conftíra-^ 
tus fub Era MCXXXVI. lUI. 
Kals.Januarijizxyo 1098^3.29. 
de Diciembre) Immcdiatamcn* 
te añade el eñado en que fe ha- 
llaba entonces lo material de 
lalglcfia, con vigas viejas, y 
Altares pequeños y fin luci- 
miento : que lo hizo todo nue- 
vo , y confagró los Altares, re- 
firiéndolos en fingular , y con- 
chiy e : Vos ergo rratres Charif- 
Jimi , qui ad pradiéia Altaría 
Dium cxoratis , & Ffalmos cor 
nitii , &* divina myfttria cele^ 
bratis , pradiÜum Eplfcopum 
P.ilagium die as noéle in memo-' 
riám babeatis , ita ut 0* vos qui 
digne oratis a Domino Deo no/- 
troJifuCbriJloexaudiri valea- 
tis. Amen. £1 libro que fue de 
Florian , dice el índice , que 
empezaba con el mifmo exor- 
dio. Y figuicndofe a cfto la 
Prefación de Imipit líber Chro- 
mcorum , parece que todo de- 
be referirle á eíle mifmo. 

167 El Código de Oviedo 
no empezó por efte orden, 
pues lo primero fon las Genea- 
logías citadas : y es que eftas 
eran de mano propria;por lo 
que las antcpulo, hn omitir fu 
•nombre*. Ya advirtió Morales 
iUb.1%} cap. 29. que todo el ref- 
-to del libro es de diverfa letra. 
A vifta de qOlo no necefsitamos 



tener delante el libro y pui 
ver por. Ía;eafla de la letra , fi 
el Prologo , y la materia es de 
un Autor , confiando por Mck 
rales, que íblo las GenealQ^a& 
fon de nuno del mifmo D. Pc^ 
layo '9 Y por ello diciendo alli 
Morales que tuvo el Original^ 
que efcribió efte Obifpo ea 
continuación del Chronicon 
de Sampiro, (que es el que JJa- 
mamos Chronicon de D. Pelayo^ 
que empieza por Bermudo) 
añade , „ que ejtribíd , ó man- 
„ dó efcribtr,donde juntó todo 
yy lo que antes avian efcxito los 
„ tres Obifpos Sebaf^iano , líi- 
„ doro , y Sampiro de la coro- 
„ nica de Efpaña , con otras 
„ muchas cofas de tiempo de 
„ los Godos y de que atrás 
„ me he aprovechado : y es el 
libro viejo de la Igleíia de 
Oviedo , que diverías veces 
>, he alegado. Dice que efcri^ 
bió y ó mandó efcribiry para que 
fe vea , que no le llama Origi- 
nal porque fea de letra del Au- 
tor , fino por fcr el primer 
es^cmplar que fe formó. Y en 
eíto fe ye , que Morales tUr 
vo por Autor de aquel libro 
viejo a D. Pelayo , pues dice 
que ingirió fu Chronicon en 
aquel donde juntó lo que los 
demás efcribiecon. Por tanto 
eíle conjunto que fe- halla en 
el Itacio de Oviedo , y en las 
otilas copias que ib: hicieron, 

ten- 









de xaXQkiifpo^po hnvteOb eü 

coajoDto^iwx alguna» de las 

mtcrpok(l4s^tunpP<p hs^huvo 
aivciJ "todo ^.aecelnta ptio^ 
Uar. 

i6^ , Que no Bavo ant^ 
aquel todo t axift^ por quanco 
defile la primera, hoja , es letra 
d£-IXfóUyQ..> como coañeBk 
Mócalas X y ci Infice jitopuef-^ 
to-; y ames del, principio del 
libro, no huvo tú libro. La 
Fteíacion pcopuefta. nútüñella 
lo mifoio ,.pQc (es ctiftado Tih- 
yO} comoíe-ccmoce, por quan- 
ro de un núfino modo procede 
en lo que dice de la Confagcar* 
cion , que en el final del Pr07 
lo^o : y afsi haviendolo recOr 
pilado todo D. Felayo , nabur 
vo antes íémejante conjunto. 
Lo roifmo fe convence por 
quanto.fu Igleíia de Oviedo es 
la mas dotada en ella Pieza: 
como notó el citado Mayans, 
y por lo que fe va a decir , Co- 
bre fer fuyas las interpolar 
cioncs; 

itfy Que antes de Di Pela- 
yo no huvo las. interpolacio- 
nes que tienen en el libro de 
Oviedo los Documentos ante- 
riores, lo dijo.ya^ PellicÉr en 
íiis Anales üb. i.n. 31., (Wlc 
habla de UEfcriturade la^Avr 
ci'j.pceviniendo „ qi^c ta inféir- 



fi.'QbirpOi de Oviedo , interpO' 
tt laudóla , cortándola , y atei 
>^dtendala.en fiívolmMii'kidi 
yt, xiúado^btrCbMmeomittTíé 
njtarotdh 'mmadii,:. Ixt-iíaííEitík 
eonfta eiqnKÍlamente'-^^Há 
edición , que hizo SxndoVJd4«ít 
Ouonicon. atribaklo<i Seb«A. 
tian , en cnyo principio.fe lUH 
Ma paite de Ix TrasIadoiitfM 
Arca de lasReUquias^y attM? 
tar de t). -AUbnío el Callo, «Mi 
prcíTa : Aéditío. PeLuijEpi/^ 
Qvettnfii,. Pcoíiguela rdado^ 
hafta D. Bermudov dondeaik' 
de : Hueu/que Pelfigws. Afsi-ft 
lee encLCodrgode Oviedo»'de 
donde lo tomó Satidoval, comtí 
afirma en el útaXo yEx Coiht 
OvetenJtlittirirGothitis txarth- 
to : lue^o por eL mífino librp 
Original eonfta , que lasChro- 
nicas antiguas alli incluidas 
na edán puras , fino inccrpola- 
das por D. Pclayo» ' 

-Fuera de lo que el mtfmo 
Obifpo declaró fer adición 
(por medio del titulo referido) 
ion taiT^ien interpolaciones 
fuyas otras varias elpecies 
donde no intcrpufo íii nom- 
bre : V. g; en el Chronicon ci- 
tado de Scbaftian inferió , al 
hablar del Rey D. Ftuela, que 
eñe Rey havia trasladado k 
Oviedo el Obifpado de Lugo 
de-Afitl^tas edificado por los 
■yandaloS : 7 aunque no pre- 



zq6 E/paná Sagrada^ 

viene ícr adición fuya ^confta 
qu^ lo es f por quanto no fe 
halla tal cfpecie en otroEfcrU 
t0 mas .antiguo que el ñiyo^ 
antes bien fabemos que ^ en el 
Chronicon atribuido a Sebaf- 
tian> Obifpo de Salamanca y no 
huvo lemejantes claufulas, co- 
mo fe convence por los Codi« 
gos conlervados mera de Ovie* 
do,v. g. elGothico Soricnfe, 
donde taltan las interpolacio- 
nes y fcgun verás quando le 
publiquemos : luego no hallan- 
dofe mas que en el libro de D. 
P^layo > es prueba que fon fu* 
yas. 

170 El Doftor Ferrerasy 
tratando en el aña 983. del 
Opilpo D. Pelayo , dice, „ que 
fy fue el que empezó a traílo- 
9, car nueikas hiftorias , He- 
>, nandolas de conocidos enga- 
itaos. £1 P. Mariana en un 
Prologo MS. que formó á los 
Chronicones de Sampiró y Pe- 
layó , habló aun con mayor 
claridad , diciendo que efte D. 
Pelayo • era llamado comun- 
mente Elfábulofo : fus palabras 
fon y hablando de' Sampiro: 
Magna fidei fcriptor. Quod Pe- 
lagio Ovetenji dejideratur , qm 
Ubi Sampirus finem facit , ipfe 
initiofiimfto ad obitum Alfonfi 
VI. qm Toletum ccepit , Cbroni^ 
con perduxit , fnbuUs fmdum. 
Unde fabídofiu v$dn eft diíius. 
£n el Tratado de la Venida dé 



Santiago aludió á^fto nnrifino, 
con motívo de ^tratar del- libro 
de Galifto 11. (que floreció en 
el miflno tiempo de D. Pelayo) 
ditíefidó <x)mo efte Siglo XIL 
fue infeliz en el genio que rey- 
naba f fobre interpolar los Ef-* 
critos antiguos : Aiditionibm 
& cent oni bus aUchís ftedmñ^re- 
quenti ejusfaculi more , qtáo vé- 
terum /cripta additionrbus hcu-^ 
pletandi fperíe mfferis fotius 
modis fdpe fagdamnt : cujüs lu 
centiét non unum excmplum ex* 
tat. Cap. 1 2. 

171 Sobre la determinada 
materia de que hablamos pro- 
bó bien Pelhccr , (lib. 5. nuin. 
\6. de los Anales) que es in- 
erpolacion de D. Pelayo: „ En 
el año mil ciento y veinte 
tcgia D. Pelayo , Obifpo de 
Oviedo , fu Líber Cbronico- 
rum ab exordio mundi y y lle- 
gando á encadenar en el or- 
den que llevaba el Chroni- 
con de San Julián Pomerio 
el Segundo /dcfde Vamba á 
Pelayo , interpoló el Reyna- 
do de Vamba /INSERTAN- 
DO EN SU CONTEXTO 
LA DIVISIÓN QUE HI- 
ZO DE LOS OBISi'ADOS 
de Efpaña en un Concilio. 
La prueba de que efto fue obra 
de D. Pelayo , fe toma de lo 
qucPellicer añade imftiediata- 
mcnte : „ La quar(dice) falta 
99 en el Códice Original (de S. 



i,,JitJíw»>4He h^morv^iY \aa t6. Leen Domiiücal CZu 

noIuBaix|preiape|uiteIKv»-: Defde el año 109& en ai?; de 

fíoft ^ S^ Jid{^^ lu. e». oCTOf XiXdembte fe hdiaba conftn^ 

Efcricoi aa^igii9>9Vtcrior^ D«' tta4oObirpodeOñedD,.cciiiqf 



co fornú^dor di^ fene^te ii^; 
triuneBtfi,,^.f:t dtaftaOtHÍf> 
po, pues á cfio &vorccc.Iá cer- 
teza de que fií.genip y accio- 
nes fujcnmilc interpokr, y el 
3ue noíéhaUa tal:^ra fuera 
e fu Ubro! *, y por taqio recur- 
ren quintos^ la chan , al»iFMi0 
de Oviedo, como fuente de 
quien manó fL los deinis. 

De lo diqho fe irMiere , que 
efte Itacio OvetenCe no. úene 
mas antigüedad, que la del 
Obifpo p. Pclayo : y que ni 
huvo tal Itaciú , ni tal Divi- 
fíon deVamba > antes de tal. 
pbifpo. 

172. Sobrequando y hafta 
quandp floreció efte : Prelado 
(dc.cuya edad -pende la del li- 
bro) hay también que notar. 
Que vivió en tiempo de D. Al- 
fonfoVI. y algo dcfpues, es 
coCz cierta , pues la continua- 
ción de Sampiro , que es el 
Chronicon proprio de D. Pcla- 
yo j llega y acaba en la muerte 
de efte Rey , (á cuyo entierro: 
afsiftió efte ccm los demás Pre- 
lados) en la EraMCXLVII. en 
I. de Julio,aÍ amanecer el Jue- 
ves , como allí refiere : y. eOo . 
fiíe puntualmente en el año 
I jop. !|!^ tuvopot Cyckt>>!r. 



u¡^)Oiium.xM. La'dudaes) 
hafta.- quando viyíó^ .'Maiiapi 
en el. Prologo inccUoo eicádo^ 
dice, que vivía cercidri aflil 
ii^o.fmb>AIfonfoVn. El titm- 
lo deñiIJbro de lasChroili» 
cas , fegun le propone íf lljob 
incluye UEtaiiyo. qub esel 
añoiS33. D; Nicolás AnconiD 
dice en el lugar dtadd ■ qujlk. 
tres años antes no viviaya'Di/ 
Pelayo ; pues en el 1 1 29. fe lee 
porOblípo de Oviedo un I>. 
Alonfo , como refiere Sandoval 
en la Vida de D. AlfonfoVL 
fbl.i4¿. y Garibay lib.12. cap. 
2. En el año 1124. por junio 
vivía D. Pelayo, como fe prue- 
ba por otra Efcritura que pone 
Sandoval en la Hiftoria d: Ios> 
cinco Reyes fbl.i$4. b. dondb 
firma PtUyo Ohifpo de Oviedo 
en la Era iitfi.que fue el aña 
1 1 24. Con que fi en el 1 1 29. 
era ya Obiípo de- Oviedo D. 
Alonfo „ es prueba que antes 
fiíltó fu Antcceífor , y por- tan- 
to no vivía D. Pelayo en el áfio 
1132. en que 1¿ citaelDocn- 
mentó de Pcllicer, y mucho 
menos defpues del 1140. en 
que le pone 'Mariana. 

173 ■ No obftante me per- 
filado, qutf vivió wucho mas. 
Sob» c^putfcc que íe hah 



io8 Efpaña Sagrada 

mezclado erratas de anos y 
ana de nombres en lo que mira 
a firmas , y Prelados de efta S. 
Iglefia ; jpbrque Pulgar en el 
como 2. de la Hiftoria de Fa- 
lencia pag. 147. pone una Do- 
nación firmada de Martin 
Obifpo de Oviedo en la Era 
1161. que es el añoii23. y 
cite repugna con la de Sando- 
val , que pone vivo á D. Pela- 
yo en la Era figuicnte. El mif- 
moSandoval pone a un D.Alon^ 
fo por Obifpo de Oviedo , (en 
el lugar ya citado) el qual no 
íc halla reconocido por Prela- 
do de cfta Iglefia en el Cátalo- 
go que imprimió "Gil Gonza- 
íz , ni en el de Tamayo en fií 
Martyrologio á 13. de 0£la- 
bre. Ellos convienen en poner 
por immediato ílicceíTor de D. 
Pelayo a D.Martin, fcgundo de 
cftc nombre : y en efta fiípofi- 
cion yerra Tamayo en poner lá 
muerte de D. Pelayo en el año 
li20. y yerra Gil González en 
poner a D. Martin en la Silla en 
el vi 1 24; porque D. Martin II. 
fiíc elcdo en Valladolid á igi. 
de Setiembre del año 1 143 . Era 
1 18 1, como confta por un 
Qironicon inédito , que tcngcí 
de la fuceísion de los Abacfcs 
del Monafterio de Cortas en 
Afturias, donde fe dice : In Er^ 
C. LXXXr. pojí mil. Bpi/coPus 
Sicunius Martinus ehíius tfiik 

VaüeoUti t^cifum Kál. O&o^ 
brisi 



Trat.$. Ca¡>.^í 

ij± Con efto concuerda ci 
tratado que citan Morales y y 
D. Nicolás Antonio , en nom- 
bré de Di Fclayo , mtitulado 
át algunas Ciudades deE/pañá. 
Tc'ñgole entre mis MSS. y es el 
mifiíio que Fr. Juan Gil de Za- 
mora mcncipna en fus Advcr- 
farios inéditos (pero citados 
por p, Nicol.' Antonio lib. 7. 

num.5 ^* S^^l* Vet.) donde po- 
ne por Autor á D. Pelayo , ci- 
tándole en el Jibro de fus Chro- 
nicas , (efto es , no en el Chro- 
nicon que empieza por D. Bcr- 
mudo ) fino en el liber Cbrom- 
corufn , donde juntó las hifto- 
rias) Solo hay la diferencia en 
los números 5 pues D.^ Nicol. 
Antonio propone que defde la 
creación del mundo hafta la 
fundación de Toledo paílaron 

Íj774.años, y en el mió no pone 
mo4ii3. Ettc Tratado tiene 
el nombre de D.Pclayo en el ^\^ 
tillo Pelagius Epijc^pm Ooeteñ^ 
Jis Bcclejia : y en la recapitula- 
ción de los años que da á León, 
repite que aquello fe cfóribia 
en la Era 1 180. fin que haya 
errata en los números , pues 
viene puntual con los compu- 
tos : Ab adijíc^ione prafatét Ur- 
bis (de León) u/que boaie , quod 
ejl Era MCLXXX. funt anni 
tranfaóii DCCCCXXX. Et ab 
introitu filiorum Agar in Hifpa^ 
nia ufque bodie j qUod eft Era 

MqLW.ímjimíi QGCEXXX. 

J5í 



i féfi^KFÉthiu frmfaltít Vr- 
i^^mhoiie , qmoi tft Era 
iX^L./imt anm tranfoBi 
XI, lidíalo por U conftan- 
en el numeto de la Era, (tno 
Ja üuná de los cómputos 
atocine el .año en que fe 
3»a áqodb en la mendo- 
a Eia 1 180. (año 1 141.) 
75 A cflo cortefponde el 
onicoB otado , f^nepone la 
cion de D.- MÚtm U. en el 
figuiente i aquel en que 
a Ja ultima memoria de D. 
t]ro,que es elaño 1142.7 
in efto murió D.Pelayo^ 
dpios del -iUío X143. en 
por Seticn^refoe ele¿to 
Kc0br. EfteChionicon es 
oetaneo* pues no trata mas 
de tres Obifpos , D. Arias, 
rlono (que fue el antecellbr 
!>. Pelayo ) de quien dice 
ió en 28. de Junio de la 
MCXXXVL año 1098. y 
ñeñe puntual con la noti- 
dada de que D. Pelayo fue 
*^rado en eñe mirmo año 
. de Diciembre. Trata tam- 
. de D. Pelayo , diciendo 
confagró la Iglefia del Mo- 
nrio Caurieníc en la Era 
LL ( añü'i 1 1 3. ) y defpues 
IgunosAbades pone la elec- 
dcD. Martin II. fin hacer 
cion de la muerte de D. 
yo f ni de oteo algún Obif- 
y afsi parece , que no Ilu- 
stro ninguno entre c^s« 



como fe confirma -por no efüt' 
reconocido ocro1h;eUdo ene! 
Catak^ Ovetenfe. YAipuef- 
to éAo es muy autorizada la 
Chrpnclogia expue^a > por te- 
ner i fu favor el imímoEícritiq 
de D. Pelayo en el libro de 
O'iedo /y elChroiúcoa cita* 
do , lo que no vieron los AutOi 
íes (pues ni uno ni otro éfti pu-, 
blieado) y afsi tienen (Üículpa/ 
Fot tanto no fe debe n^r it 
D. Pelayo el Prologó -. atada 
arriba con la Era 1170. por ti*.' 
rulo dé no vivir entonces) pues 
dora fu memoria diez años 
mas. Ni eftrañes. que fiíefib 
C^ifpo 44. años i pues fe lu^ 
lian otros que vivieron y fiícJ 
ron Obifpos tantos años , c<v< 
mo verás deíbues en el Apeiu 
dice de Idacio^ Obtfpo de Ga-i 
licia , y dcterminadainente ett 
el primer Arzobifpo de Sanda-^ 
go, gue lo fue mas de cinqueií- 
ta anos ; Cobre otros repetidos 
egemplares , en S. Athanafio^ 
S. Remigio &c. 

176 De todo fe concluye,' 

aue el Itach , ó Código de 
>vÍedoy fus copias , fe han de 
poner anteriores al medio del 
Siglo XII. y que quanto hay 
allí anterior al año 1143. fe 
puede atribuir á D. Pelayo, 
por fer Autor del libro , fegua 
el modo con que efÜn alli dií^ 
pueftas las hiñorias. Ni por el 
Índice Que tengo , al por otro. 



lio Efpafia Sagrada 

libro, encuentro , que fe inclu- 
ya en tal Codito noticia pof- 
terior al cxprcflado año : y afsi 
el titulo de Chronologia no 
excluye > que fe le reconozca 
por Autor de lo que en el fe 
encierra , en quanto a cftár cf- 
crito en el tallibro antes del 
año 1 1 43 • Según lo que mira 
a la parte de la Divifion de 
iVamba , que es el Itacij Cbro^ 
nicon j fe efcribió deípues del 
año iii9«por lo que fe dirá 
1MÍIW.317.;' 342. 

177 Hafta aqui folo hemos 
tratado del libro en común , y 
&gun las partes generales que 
encierra , tocando únicamente 
las que tienen conexión con 
d aífunto 5 para que fe vea, 
<)ue lo incluido folamente en 
aquel Código, y.en copias poC- 
teriores , no tiene mas autori- 
dad , que la que merece fu Au- 
tor : y de efte ya has vifto en 
d Prologo la mueftra. Mayo- 
ccs ignorancias verás en la mif- 
ma Eícritura atribuida á Vam- 
l}a : y íi te diera lo que fe citó 
arriba de Ciudades , conocie- 
ras bien lo fabulof o , que le 
aplicó Mariana: pero bañará 
lo que fe irá expreflando en lo 
figuiente. 

178 IcXV. Contador de Ar^ 
gpU impugnando efte Inftru- 
mento de la Divifion de Vam- 
ba (tom»2. pae.76o.) dice ^ que 
9> ni es Concilio , ni parte ék\^ 



rx' 



. Trat.^Xap.^. 

„ ni obra de Itacio , fino un 
„ agregado de verdades y 
„ mentiras , ó ignorancias : las 
„ verdades cxtrahidas del li- 
„ bro de Itacio , y las menti* 
„ ras , ó ignorancias didadas 
„ poi; el que fue fabricador de 
„ tal Quimera. Efte Autor no 
eftuvo bien enterado de la ca* 
lidad del libro intitulado //ii- 
CÍO , por falta de Inftrumentoss 
y creyó que huvotalobra, an- 
tes del nn del Siglo IX. y an- 
tes del Papa Juan VIII. enga- 
ñado con unas A€tM apocry- 
&s de un Concilio Ovetenfe, 
donde por efte tiempo fe in- 
troduce memoria de SillasEpif- 
copales antiguas y modernas 
del tal Siglo , remitiendofe á 
Idacio. De aqui arguye el cita- 
do Efcritor , fobrc que el Inf- 
trumento publicado de la Di- 
vifion de Vamba , no merece 
el titulo con que fe halla en 
Loay fa , donde fe llama /f^icío: 
porque fi ñicra obra de Idacio, 
havia de tener los nombres de 
las Sillas Epifcopalcs del tiem- 
po de los Romanos , quales 
eran Celcnas,Saxamone, Aquaf- 
calidas , Benis , que ion las que 
atribuye á Idacio el Concilio 
Ovetenfe. Efta impugnación 
procede bien contra la Efcri- ' 
tura de Vamba , fupuefto que 
huviefle antes del Concilio de 
Oviedo tal Itacio, ó Idacio: 
pero el fupuefto qs falfo $ pnesr 



■ Sieia ^ittl/ion del l^ty Vamba, ti i 

cío -mencionado en tales Vamba la Efcricura de Dlvifion 
de Obtfpados que apareció en 
fu nombre , es ponerla por de- 
lante , y que ella miCina hz^ 
ble. 

179 El ptimcro que laim-* 
primio Latina fue D. García dei 
Loayfa en fu Obra de Concilios 
de Efpaña , imprefla en Madrid 
en el 159^. En Caftellano f« 
dio áluz en la Chronica Gene- 
ral de D. Alfbnfo el Sabio , im- 
prefla primera vez en Medina, 
del Campo en el 1541. Det 

Í)ues la ingirió también Mora-^ 
tí en fu Íib.i2. cap, 50. advir- 
tiendo, que ferá mucho de ello 
diferente de como fe halla en 
la Chronica General, porque 
alli (dice) ella muy mcndofo y 
corrupto. Sirva para prueba de 
cfto , que a la Sed; de Toledo 
la feñala por límircs y Dieccíi 
todas las AJlurias fafia los Mon- 
tes Pyrineos. Por tal mujftra 
conocerás látela. La Ciro li- 
ca General lo facó en Li fabf- 
tanciade D. Lúeas de Tuy , q le 
file uno de los libros , d-:qi- 
el Rey fe valió para la Chroni- 
ca , como dice en fu Prologo. 
D.Lucas la tomó con buena 
fé del Itacio de Oviedo , efcri- 
to cafi cien años antes ; pu--'S 
efte fe formó cerca díl aña 
1 1 24. y aquel empezó fu obra 
kTRO modo aun mas ur- de orden de Doña Berenguehy 
w Rente, en prueba de que Madre de S. Fernando, y la 
acabó en el 1236. en que fue la 
Ddi Qiv* 



I es el libro de Oviedo, 
ac fe halla de mas de la 
¡on de Vamba , y junto 
:Ua , cl capitulo citado 
154. que empieza Inetpit 
wus StáiumHiJfmenfittm., 
el Catalogo de Obifpados 
Tacado de Oviedo impri- 
U)ayfapag.i33. con el ti- 
In nomine Dñi nofiri^efu 
U intipit. numerus Sedium 
inienjmm &t. El mifmo fe 
, (lacado también de Ovie- 
:n cl tom. 2. de la Efpaña 
adapag.830. Efte es cl 
"c incluye en dicho libro 
:cnfe : efte el que citó el 
ador de lasA¿tis que fe 
luyen al Concilio de Ovie- 
y como ya fe ha moftrado, 
ni en Oviedo , ni en otra 
e , huvo tal Itacio hafta el 
"po D.Pelayo , fe figue que 
\ aquel Inftrumento en que 
te , no es , ni pudo fcr del 

3 IX. 

§. V. 

r/> elprittcipio de la Divifion 
'fuida A Vamba ; mojirando 
\juria que fe bizo d los Fre- 
ídos de aquel tiempo en el 
fin con que fe dice 
efectuada. 

^TRO modo aun mas ur- 
gente , en prueba de que 
huvo en tiempo del Rey 



i I i Éf paria Sagrada 

Conquifta de Córdoba , que es 
k) ultimo de fu hiftoria : y afsi 
floreció un Siglo defpues de D. 
Pclayo» Demás de cito en el 
Tudenfe fe halla al pie de la 
ktra lo que Loayfa publicó 
(facado del Itacio de Oviedo, 
y otra copia de Toledo) como 
conocerá quien lo cotege , y 
diremos defpues : luego D.Lu- 
cas lo facó del Código Ovc- 
tcnfe. 

1 8o Morales dice , que tu-* 
vo ios originales de D. Lucas^ 
y Itacio : y que aunque havia 
algunas diverfídadcs y no las 
quiíb poner , á fín de no fer 
molefto CH cofas tan menudas. 
Si el Documento fuera verda- 
dero, no te efcafeára yo las 
diverfas lecciones que refultan 
de cgemplares diverfos , por- 
que en femejantes cofas , aun- 
que parezcan menudas , no fal- 
ta utilidad. Pero fiendo , como 
es , apocryfo ^ y no necefsitan- 
do para moftrar efto , el decla- 
rar la inconftancia de los tex- 
tos 5 figo el parecer de Mora- 
les : V me contento con darte 
la Eícritura , fegun la publicó 
el feñor Loayfa , con los malos 
latines que alli fe hallan. Olvi- 
dóla en §§. porque es muy di- 
latada : y en lo mas fobrefa- 
lientc mezclo las reflexiones, 
para que la immediacion faci- 
lite la memoria del que lea, fin 
Sbligarle á citas , o á la molef- 



r* 



. Trat.^Xap.J^ 

tia de mis repeticiones. TañfH 1 ( 
poco la traduzco en Romance; I i 
porque para el que fea tan ig* 1 < 
norante , que no fepa ni aun I ( 
Latín , no firven , m deleytao 
cftos puntos. 

i8i Divijío terminorum Di(g^. 
eefium O* Parocbisrum Hi/pa^ 
niét a Wamba Rege fa£is : ex li^ 
brisM.SS. EecUfiétTíoktanét, O* 
Ecclejid Ovetenfis , cujus ti tutus 
(afsi dice) eft Itaeius : in quo 
hiftoria Regum Vandalorum Ú* 
Alanorum in G¿UUrís , 6^ poftes 
Suevorum , c!^ dtmum Gotborum 
fcribitur. 

182 Era DCCIIII. poft Re^ 
cefvindum Wamba Rex G&tbo* 
rum regnum novem annos obti-^ 
tuit. Hic Toleto ea hora qua umf-^ 
tus eft in Regem cum quaÜam 
evaporatione vi/a eft apis i 
cunéiis qui aderant , ex capite 
ejus exire , & ai cfíos votare. 
Hoc Jignum faSlum eft a Dño, 
ut futuras viítorias nuntiaret de 
inimicisper eum , & dulcedinem 
pacis quambavuit ergafuosn Af- 
tures & Vafcones infinibus Can- 
tabria crcbro rebellantes edo- 
muit , tí^ fuá imperio fubjuga^ 
vit : eivitatem , qua Cartua vo^ 
cabaturj & Pampilonem amplia* 
vit y quam Wamba Lunam voca^ 
vit. Provinciam quoque Galliétj 
qua Hifpania citerior dicitur^ 
Jibi rebeltantem , multis agmini^ 
busFrancorum incerceptis yfuh^ 
jugavit : C^ Paulum perfidum 

Gal-^ 



'ié ty r im mm etpit, ttqut oeu^ 
viUtrtfTéttpit: & úd fu^ 

TtlttdMsm mm triumpba 
m tt^erfm , iifcordt/qut 
tifittt ,'t9 fuod áiij tUorum 
telñái twvádábánt , ad ron- 
ism Jtvátút rtvMoft. ñeit 
^tnniiíStRiffimfriontia co~ 
ifi ¡tgirt i mtféuilhu pept 
wus Páfockiánm éividirt, 
r ántí^mkés dtmtMñt , d" 
rgrtt jiiris «n^ím : tf jur» 
vrM ^MkÜbtt Eul^A fofii- 
rt i Jisia fubjt&a drnottt 
fptura. ' 

)j Toda efto es confot- 
ie halla la hiftofia en el 
ienfe , hafta en el yerro de 
ita , que debe fcr DCCX. 
:s en efta üiccdió Vamba a 
:cívintho ,' como fe dijo en 
orno 2. lacluyenfe aquí va- 
: cofas , que no ion confor- 
; á legitima hiftoria. Bafte 
a nueílro afliinto lo que ex- 
ffa de la Ciudad de fatnph- 
, diciendo que el Rey la lía- 

Ijina de Vamba. No puede 
er mayor puerilidad, excla- 
aqui el P. Contador : conf- 
io i qUíC Pamplona fiíe obra 
Pompeyb : y por el le intí- 
t Pvmfejofoíit (efto es , du- 
de fomj/eya) lo que variado 
nudo en fampiionA y y en 
nance Pamplona. LuisNu^ 
(ó Nonio) al cap. ^. de fa 
«Afutrara de ridicula efta 
mol^la : y, en lugu del 



M^ydmbd. 113 

nombre antiguo; que aqyi fe 
fupone CartUM , leyó MártuÁ. 
En Ptolpmeo fe ha llegado k 
introducir cfla voz , pues en U 
voz Pon^ehn , fe anadió 4 
margen en la edidon de LeoA 
de 15^41. MtrtiM diSs, ti 
Card. Baronio (en el año £75.) 
puíb en lu^ die Pami^tonain;^ 
Bamieimam-.y fegoo la ídbt 
de ios qcic interpretan £«MÍktf 
£wM,nofepudo üTatlaP. &• 
no\,óB. como Lims de Fam- 
¿^ó^Bamba. D.^|iianAntotdó 
Mayans impagno efte pirnto» , 
diciendo , que en el mifino Ca* 
tal<^ de la Divifíon de Vam^ 
ba , fe ufa de la voz PampÜonaf 
y Í! efto fe huviera efcrito en 
tiempo del Rey Vamba, fe la 
huviera dado el nombre que el 
Rey mandó , Vambeluna : con 
que no ufandofe de eftc , íino 
el que ha prevalecido de Pam- 
piiona , es prueba fcr cño pof- 
terior á Vamba. El mifmo Ma- 
yans nota el figuicnte dcfacier- 
to , de llamar Efpaña Citerior a 
la Galia Narbonenfe : ficndo 
afsi que aquella parte de la Ga- 
lia , nunca fe llamó Efpaña: 
pues la Citerior fabian bien los 
Padres de aqu-sl tiempo , que 
empezaba de la paite de acá 
del Fyceneo,como notóS. líi- 
-doto lib.i^. Etjim. «4. y enfo» 
Concilios Generales á que con- 
currían les Obifpos de la Nar- 
boncofe , fe inutulabaí^ de U 



^^^^^^^H 


Efpañii Sagrada. Trat.$. Caft.^. 
c ve en el 3. de lo que por la Divinon precfr 
4. &c. y nunca dente de Provincia , fe difputó 
Ij Efpaña. En ci entre las Pjtrochias de los 
;I BicUrenfe fe ve Olíifpos de M.iña y Salamanca. 
e , que el nombre Y fí mas competencias ocurrie- 
a Citerior no íc ran , bailaban , como para lai 
Galia Narboncn- feñahdas , las fcntenciaí de los 
ndode£./«¿j, di- Concilios refpedivos Provin- 
fu hermano Leo- cíales. Pues coma tan de rcr 
yno de la Efpaña pentc nos hallamos con una 
era lo que hay difcordia General que turba 
incos acá; conf- todas las feis Provincias , y que 
lidoro , que Liu- cl Rey puedo aquietarlo todo 
tó con la Galia: en un inftantc, folo con que le 
nat Efpaña Cite- lean lasChronicasi" Que Chro- 
a,cs de Siglo de nicas Ion eftas , tan lucintas, 
tras que cl de que leídas dcfpucs de congre- 
gado cl Concilio , lo facilitan 
,0 también que todo: y tan copiofas , que in- 
fcordia tan gran- fluyen el D:recho de unos 
duce entre nucf- ochenta Obifpados fobre los 



©f ia íDhúfion 
sHtano , y no de Sufraga- 
á Sufragáneo : por quanto 
cftos bailaba Concilio 
'incial , como vimos en Se- 
, y en Mérida. Pues de na- 
ay mas lilencio, que délas 
opoHs , de cuyas Dicceíis 
: habla la mas mínima pa- 
u Con que venimos a Ta- 
que la mvaíion de Parro- 
t no era jpor Prelados ma- 
s y lino folo por los Súfra- 
os. Pues eíros á que fin 
Icn á Concilio General , n 
ufa es de particulares indi- 
os!' £1 legitimo Juez es fu 
opolitano, junto co» otros 
provinciales, fegun la Dií- 
la de aquel tiempo. Lue- 
3 hay motivo alguno , pa- 
dmitir Concilio^ General 
c eftc punto , Ci fe exclu- 
ías DieceÍJS Matrices , co- 
iodos las fuponen exclui- 

6 El Autor de los Adver- 
1 atribuidos á Luitprando, 
fo á fcñalar la caufa , de 
lué no feñalaron límites a 
apitalcsíy dijo (al n. 270, 
edición de Antucrpia,que 
en la anterior dcTamayo) 
e cito confiílió, en que la 
irdicion Metropolitana no 
oifeeftendia á fuDiecefí, 
o a todas las demás de fu 
wincia , como el calor del 
razón á Us miembros. Ra- 
npUcidad , ó funpleza! Por 



áel^yVamba. 215 

ventura el Metropolitano no 
tiene en quanto Obilpo deter- 
minada Diecefií Y fi en efta ho 
le fenalan límites, no podrá in- 
troducirfc en agenas Parro- 
chiasi Los que mas pueden, 
fuelen abufar mas de fu poder. 
Pero en fin fuponiendo , que 
los Metropolitanos no fe mez- 
claron en ufurpar límites age- 
nos ; hemos de incUnarnos a lo 
mifmo en los Prelados de Ix 
Carthaginenfe. La razón es, 
porque eítos tuvieron un Con- 
cilio entre st>aí año 4. de Vam- 
ba , que es el XI. de Toledo, el 
primero que cfta Provincia tu- 
vo en tiempo de cfte Rey , y 
que de cierto precedió al que 
fe dice tenido para las Diviíio- 
ncs. Pues fi entre eílos Obif- 
pos huvieta las gravifúmas 
contiendas, los gravísimos pley~ 
tos , que por qualquitr pretexta 
nos dicen las Actas (publicadas 
en el Luitprando de Ramírez 
del Prado por los que qiiifie- 
ron vendernos tal Concilio) có- 
mo hallandofe congregados en 
Tribunal legitimo, no ocurren 
á t:in gravi/simas contiendas j al 
modo que fin menos ruido lo 
hicieron losObifpos de la Lu- 
fitania , y de la Bctica? Pues en 
verdad que facaron al Conci- 
lio las difcordias de malas vo- 
luntades , que havia entre al- 
gunos particulares Cabildos; 
proveyendo (en el Tit. 4.) el - 
mo-_ 



%i6 Efpam Sagrada. 

modo de obligarlos á que fe 
reconciliaftcn mutuamente. Sí 
cuidan tanto de remediar dif- 
cordias de las Ovejas , cómo 
no acuden á las de los Paño- 
les? 

. 187 Yo confieíTo que ten- 
¡o por injuriofa á los. Obifpos 
le aquel tiempo la ficción con 

3UC tan gravemente los ofen- 
en : y no puedo eximir de cul- 
pa erave al que fin fundamen- 
to alguno , para fines también 
íin fundamento , usó de tales 
medios. Y lo peor es, que paf- 
íaron a publicar los nombres 
que quiíieron dar ¿75. Obif- 
pos , tan con animo de auto- 
rizar fu Efcritura , que ni una 
Iglefia encontraron vacante en- 
tre 79. que forman con los 4. 
Vicarios. Y para llenar el nu- 
mero que imaginaron , añadie- 
ron Obifpos de Iglefias que 
jamás concurrieron , ni fe oye- 
ron entre nueftros Concilios: 
y ni aun bailando efto , pufie- 
ron dos Obifpos á un tiempo 
en unas mifmas Iglefias , como 
en la Accitana , Malacitana^ 
&c. propaífandofc á fcñalar 
Vicario a un Obifpo prcfente: 
con unas formulas , que jamás 
fe hallan prafticadas en los de- 
más Concilios de eftos Rey- 
nos : Placa y placet. Vivat mul- 
tas annos Serenifsimm C2^ glorio-' 
Ji/simus ReXy ac Dñs. nofier Fia- 
Vfus Vamba ^ cuya formula 



Trdt.$. Cap.^. 
Placet y placet , fe ufaba en di- 
vcrfas Provincias ; no en Efpa- 
ña ; donde una fola vez que fe 
lee el Placet (en el XII. de To- 
ledo y tit. 4.) es tomado de la 
Iglefia Africana y cuyos Cano^ 
nes alegan. Y aunque fe feli- 
citaba al Principe y aunca con 
el vivat multos annos. 

188 Demás de efto ^ aun- 
que en lasA£tas fe dice, que 
el Rey con la lección de fus 
Chronicas arregló fegun déte-* 
cho á los Prelados , y que la 
Efcritura fiie aprobada por 
todos y con todo efib el forma- 
dor del Chronicon de Luít- 
prando j (que dijo también, 
que el Rey hizo la Divifíon) 
añadió una multitud de Jue^ 
ees : y para componerlo mc^ 
jor , dijo , que todos apelaron 
al Primado Toledano 9 y en h 
caufa de los Toledanos al 
Ah^id Sua^lio y con otras cofas 
Gue pedi^n paciencia » fi no 
fuera mejor el defpicciarlas. 

S. VI. 

Efcritura de Vamba por lo ref* 

peSiivo d los Vándalos. Defcu^ 

brenfe los yerros de iñi punto : / 

qut el Lugo de Ajhirias nmh. ' 

ca píe Silla Pon^ 

tificia. 

189 l^Rofigue y ó ftmpiezty* 

X la Efcritura , por lo 

que mira a Jlos Bueyes yaadalo;» 



Mt , O- conjirmamtts^ 
t GtHuUricM , Geferi~ 
lerieuí y Gutaiftuadui, 
I-Guitrul , Reges Van- 
dvitítíem Uteum fue- 
taverimt , tematpaíi- 
nuti términos , qui in- 
tbferibmtia: Íjo que 
ice de Lugo en el Co 
edano, previene Lo- 
largen , que en Itacio 
ide de Lugo de Aftu- 
:gun lo pu^ clfTudeP' 
rimiu Rtx Vaadalorutn 
tfs regnavit im GalUei^ 
'Urmm fortibtu annis 
*dificavit Civitatem in 
, quam voeavit Lueeoj 
m. Quo tnortua frater 
ritus regnavit pro eo. 
•tm Hunneriau regna- 
ttti Quo mortuo Tra/e- 
rígnavit pro eo. Quo 
{ildericus regnavit pro 
nartuo Gi¡imer,/ubquo 
egnumF'andalorum,reg- 
10. Ifti omnes Lucen- 
ejiam dotaverunt : qu£ 
■te Romanj permanet 
^ nitmquamfuit fubdi- 
\etropoii. 

Aqui exclama Bivar 
.dicioncs á S. Braulio, 
3 defpucs de M. Maxi- 
. 82.) Botií Dtus , quot 
fíí soag'nentata mtndi- 
?. Contador dice , que 
Lrta de fábulas y difpa- 
íordles omitió todo cl- 
V. 



síel^yVamh4, 117 

to , porque dcblo pcrfuadirlc i' 
lo mifmo. El cafo es , que cií 
Afturias quiíleron, que huvief^ 
fe unObifpado con tirulo de 
Lueenfe , el qual jamás fe oyó 
halta ahora en Rueftros Conci- 
iios , ni hiftorias : y para efto 
fueron enfartando ( fcgLin la ig- 
norancia de aquel %glo) tat^ 
grandes defacicrtos , fin que, 
ni para qué: pues la Santa Igle- 
fiade Oviedo tiene tan verda- 
deras grandezas > que no ne- 
cefsiu de recurfos á veíHdos 
ágenos , y en cfpccial , trama-- 
dos tan grofecamencc , como fe 
tegcn cftos. 

191 Huvo un Lugo en As- 
turias : pero trecientos años 
antes de los Vándalos nos hizo 
mención del Ptolomeo : y afsi 
fu cdifícacion no fe debe á los 
Vándalos: y mjcho menos la 
erección y dotación de fu Igle- 
íla , fegun aqui la pinta cíU Ef- 
critiiira. La razón es , porque 
no fe halla fundamento para 
afirmar, que los Vándalos re- 
lidicllcn en la parte de efte Lu- 
go de Afturias , que fegun do- 
rales lih. 13. fíip. 18. eftuvo me- 
dia legua mas al mar , que hoy^ 
Oviedo , por la parte de Oácn- 
te Septentrional; y aun fe con- 
fetva el nombre de Se^nt» Ma- 
ria de Lago. Los Vándalos rey- 
naron en Galicia con los Sue- 
vos , fegun Idacio y S. Ifidoro: 
pero no conftaque los Vanda- 



X 10 Efpaña Sagrada. Trat. 3 . Cap^: 

el robarlas , no feria para do- L%w , Ctinfancatn , Barnantes^ 



tar a la de Lugo. 

194 Profiguc la Efcritüra, 
feñalanda las poílcfsioncs que 
lá dicrori : Tenest igítur diüa 
Lucus (afsi lo encadena el Tu- 
denfc) totas Afturias per Pyre^ 
peos monteSyO' per flumen fnag" 
num Ove y C^ per totum liSu 
maris Oceani u/que Bifcajamj 
per Sumnmmroftrum , C^ per 
Summumcabrium , per portas de 
Sanéia Agauja , per Pozsfaleníy 
per Umbam de Polios , una eum 
eaz/ipo Erbolio , Gordon ufque ad 
iliam arborsm de Quadros 5 per 
RivulUm de Httmana. Lunamy 
Vandabiam. ufque ad Pyre-»' 
tw?r montts 'y Coyanzam Vil^ 
lam 'y Qtuxidam y per Coniaque- 
Um y Monto/am ufque ad ftss^ 
Wieú Urhetttm, in Gaílecia y S$ur^ 
909» y Vallem longam. Verawy' 
fíamófam-itotaní Sarriam , 2^i4. 
rafnum' ufjfue ad Jlumen Mi^ 
neufít. Totam Lemos y Vinyfoy 
VerofmOy& Semmanorum y &' 
Froiism ufque ad jlumen Silum. 
Tútatn' Lftnjiam y cum Eeelejíis 
dePetraio y qud edifeaté funty 
peí fuirint y Ínter Amoyum Jlu- 
men (J^ Silum. A termino mofi^ 
tis Buron , & per aquam Zorey 
ufque infundum Amoyi , &* per 
ipfum difceffum ufque in fiumen 
Mineum , lueza ufque Portelam 
de Vanati , & Ecclejías de Sal-^ 
laZj Ínter Afnoyum O' Silum y 
fumEccleJiis de Bar.eofo y Ca/lel-^ 



Cí^ Avión y Afmam , Carabam, 
Amaneam yjtcuf diífam Etcle- 
fam Lucenfem Regéi Vdndái 
dotaverunt. £n el»Tudei^ tB& 
efto menos Ñial apuÁta<£(y^ 

195 Efta parte -de; ídotJi- 
cion y aplicada al Lii^ idé AA 
turias , fue uno de los órkici^ 
pales índudivos para la 'Mim^L^ 
cion de la Efcritüra , qué fe 
atribuye á Vamb¿^ : pues algu- 
no juzgando y que eran anti^ 
quíísimas las dotaciones que 
al tiempo de cfcribir cfto /te- 
nia Oviedo , y viendo por otra 
parte y que en ellas fe- citaba 
lo: que havia fído' proprio *de 
la Iglefía de Santa Máríá ác 
Lugo ; entendió efte Lií^ó de 
Galicia por el de Adunas : y 
juntandófe á efto la opinión 
del pueblo , que el Lujg^ de 
Afturias havia (¡da Epíícópal, 
(digolo aísi, porque no me pcr^ 
luado , á que de malicia fe fin^ 
gieíTe un mal tan grave ) lo en- 
lartó todo junto ; y reduelen*, 
do fu antigüedad al tiempo de 
los Vándalos , formó efte ente 
de razón y (in razón y haciendo 
un agregado chimerico de dos 
Lugos y y un Oviedo. En prue^ 
ba (¡rve lo que Sandoval ef- 
cribió ( fobrc el Monafterio de 
iS*. Vieente de Oviedo y al hablar 
del Rey D. Sylo ) -donde ^lice» 

3ue las Igle(ias pueftas en efta 
otacion atribuida á losVan^ 



©tf la ^iVifton 
ialos , fon las mifinas , y los 
lilmos términos , que el li- 
tro del Bctrerro de lu Santa 
glcíia de Oviedo (ctcrito en 
•tra Gorhica , con titulo de 
JsTeAámcntüs Reales) di- 
c, que el Rey D. Alonfo el 
;afto dio á 1a Iglelia de 
Wicdo. Vcafc efto en Aguir- 
ramo'j.Concilior. pag.156. 
n Sampiro. 

96 Con que tenemos, que 
Fortna<k}r de la Efcritura 
:bulda á Vamba, aplicó al 
npo de ios VandaloS) lo que 
lo en Oviedo , quando cdo 
Icribia , efto es , Siglos ácí- 
s de D; Alfonfo cí Caño, 
10 confia per lo dicho en 
h, y fe dirá dcfpiies. En cf- 
dotaciones le cica lo que 
antes de la Iglefia de Lu- 
, como ft ve en el P. Cortta- 
, en fu tdmo 2. y efto era 
prio del Lugo de Galicia, 
10 ptucba alli pag.681. y 
fta por Efcritura que cxhi- 
, p, 842. que el Rey rcftau- 
con equivalentes lo que 
tó del Lugo de Galicia para 
iedo : todo lo quaí fiíe in- 
no , pues cftaban "ias dclTt^^ 
is deñruidas por los Mo- 
: lo que no era afsi en tiem- 
de 'los Suevos ; pero apli- 
do á eftos lo que fue pro- 
I del tiempo de los otros, 
i el agregado tan enorme 
10 íc ve poi la mifma cUur 



del '^y Vanih. 111 

fula de que vamos tratandoí 
porque al Lugo , que entiende 
de Afturias , le da ix)i Pjrro- 
chias á las Iglefias de toda la 
Snrria , de Lenios , y de lo mas 
meridional de Galicia , que Ib- 
lo eílando deftruidos los Oblí^ 
pados de Orenfc , y de Lugo, 
poslian pertenecer a Oviedo. 
Aplica también a Lugo Ío que 
ni al de Galicia pudo pertene- 
cer , como etan todas las AC- 
tiirias: pues ellas defde el tiem- 
po de los Suevos tocaban a Bri- 
toma , como fe expreíTa en la 
Efcritura del Concilio de Lu- 
go , pueña en el num.^. y por 
tanto decimos , que juntando 
los dos Lugos , formó una chi- 
mcra, cuyas partes no pudie-: 
ron uniífe en ningún tiempo. 

197 El M. Crandara en fu 
tom.2. de Palmas, y Triumfhot 
de Galicia , pag.244. Tolo pudo 
hallar un recurfo á efta dota- 
ción de los Vándalos tan am- 
pia , como aqui fe pinta , di- 
ciendo , que como eran Aria- 
nos , qucrtian tener en el Lu- 
go de Afturias una Cathedrál 
de fu maldita ScCía , con tales 
dotaciones , que no quedaíle 
jurifdiclon alguna a las demás 
iglcfías de Catholicos. Efto ya 
fe vé , que es mas que ironía: 
pero la luma extenfion , que 
aqui fe da a cfte Lugo , da lu- 
gar a que fe efcciba efto : pues 
no queda tieíia que pilar á los 
'^ „OblC- 



99 
19 



1 2L 1 EfpAna Sa<!^riuU. 

„ Obifpos de Britonia , Ufgo de 
^, Galicia , y Oren/e ; y entran 
„ en el de Tuy , y en el de Bra- 
9> ga : y cómo havia de pafllic 
„ por efta tan disforme divi- 
„ fion un Rey Catholico como 
Vamba , ni los Obifpos , que 
alli fe fupone que firman 5 ni 
„ era razón que paffaflen , ma- 
)> yormente haviendo fido he- 
„ cha por Reyes hercges Ariá- 
yy nos. Afsi el citado Gándara. 
La principal razón es , oue ad* 
mitida efta dotación, le que-- 
daban los Obifpados comarca^ 
nos fin jurifdicion : y en ticmr 
po de Vamba no pudo fer afsi; 
pues exiftian. las Sillas de Bri^ 
tonia , de Orenfe j y de Lugo. 
£n tiempo de D. AlfbnCo el 
Cafto eftaba deftruida Brito* 
nia , y las otras no eftaban re- 
pobladas y como declararemos 
en fus fitios : y afsi efte Rey 
pudo dotar á Oviedo taa libe- 
raímente : pero no debió apli- 
cárfelo a Vamba > el que íbrnió 
efta Efcritura : porque confun- 
diendo tiempos tan contrarios, 
Bo pueden concordarfe los de- 
rechos de.unas,y otras Igl&* 
fías. 

1 93 Efta parte del Lugo 
de Afturlas > fe buelve a repetir 
fliis abajo en efta mifma Efcri- 
tura , diciendo , que fue funda- 
da por los Vándalos , y que no 
eftaba fugeta a ninguna Mctro«> 
poli, ni Primado;: y en el Qiro^ 



nicon atribuido a Sebaftian , fe 
ingirió que D. Fruela trasladó 
el ObifpadodeLugo deAftu- 
rias y (edificado por los Vánda- 
los) a Oviedo. Eftq ha cundido 
muchifsimo , y admira ; (como 
dice Gándara) ^^que Autores 
„ gravifsimos no reparaflíen en 
,y eftas patrañas , que íc hallan 
)> en las obras de D. Lucas de 
„ Tuy : pero quien -tuvo maña 
,y para introducir efte papel 
jy (de la Divifíon de Vamba) cq 
>> los Archivos de las Igleíias de 
„ Toledo y Oviedo, también la 
yy tendría y para ingerirle en el 
yy Tudcnfe. (pí¿. 244.) Y cnU 
I yo. dice : „ No huvo Igleíia 
i> Cathedral en Lufio de Aftut 
y, r¡as:y el papel de U Iglcfia de 
„ Oviedo (que Loayfa impri- 
yy mió con titulo de Itash) tú e$ 
yy Concilio y ni parte.de £^pcí« 
yy lio : antes bien, le tengo, par 
j9 fupuefto y y quo fi|lta:C4(i^ei{L 
,1 todo, lo hiftori^l & laycrd«á^ 
i> y que no fe le debe dar cbodi^ 
y, to alguno^y fe debe anulart y. 
)9 repeler del tomo de los Con- 
a> cilios. Las razones qfie hay 
para-i cfto, fon fuíigientes par» 
h9\%rlo di<^adc>i El F.jCama- 
doren fu tomo 2. hizounaDif- 
fettacion contra efta Iglefía de 
Lugo , defde la pag.¿^ . y po? 
quanto la materia es tranlcen^ 
dental a varias partes ry es de 
ios mas convinc^entes paifa la fic^ 
cion.de efta B^ituade Vüm^ 

ba; 



Utí ««U^ilcl todo def- 

:alarteRtinAa ^ oicniiir 
jMoaA' tfkpáít loi !b- 
''' ' édeiniaftiiaSan- 



* ■ • ■ * " nutUtis tfi itfirua^ LáÜlé* 

ttopolique c[eíjpues(c efcribe 
tiBaÜ<bgda-40viedo dcfde Lv 
^ jibe U dd Lugo de thSS- 
cía?: coniD •recohacia el qtt¿ 
UéAuyUeabnnvtldb en forma. lak'Axbui/qae'páblicó 
»4>rAániB tacrr^HVO ffi- Agukre con n(»nbre ae Coih- 
^Afbbpol f^r kkidbiítrarío, cilio de Oviedo , tonij^. p.15^ 
oÓÉraf Quietan plana en ■ nj4.dondqredice,qQetrasla- 

U« ña^pbAív i^iptaocias, Luf^o, quo^Ouvo fiígcta ^ Bta^ 

fe aodieibn ntcadocir en %k'.Í^wáá^ SidetJ^re^ 

S^'-ile hienode los fffJtiM <Ovétrnfu><w Liut»/S 

Etpos'|)pfteriora< á 'Jos Oo^ Smlt tfi trmuLia. ímn^ n^m 

y'por htfvcc coirf&áidjdo la 



w¡& de Logo de GaBcia j£ 
edo , txm la Paxroctüa del 
;o de las Aftuiiás. £fta há 
k IsRfizdfe- efta fdquiroca^ 
T : y paii dcféiÍTcdarlo , hei 
; de empezar por eñe wii* 
hilo. ■ 

9^. Qoe laciecdonde la 
LdéOviedo no Alcedio (en 
dckcadones exprcíTadas) ál 
yo qiieihuvie£Cic.en Afturiás, 
;i:alóbií^adD de Scitoniáj 
fb - expresamente .por -el 
inoRfy queladoto'^D. At- . 
ra'cdCaflD: el quál !ñ{ \u 
l^ttiitai:, que propone el 
:bMja!dr't.«».p. 791. y- p. 
^ «fice, que hace , y confir^ 
i hlglefía de Oviedo Silla 
UÉdtt^ la de Britonia dcl^ 
lU : Iffam Ovettnfem Eeelt- 
iJSitimu <¡f eonfinmamsfn 



Sr Stdet fritu. MitropoUtrna^ 
atar^ fiái dtwdtfvb^títa. £C 
to bien claro habut del L^igo 
de GaUda » Metropolitana en 
tiempodc los Suevos , y fu&a* 
^nea de Braga en el de los 
Godos , como confta por los 
dos Concilios II. y III. Braca- 
renfes. Ai Lugo die Afturias de 
ningún modo le conviene: pues 
lo que fe propone en Vamlü^ 
no permite , que eftafbefle fu- 
fraganca.ide Braga, á vi^ de 
que Te dice eflenta. Pero fí ef- 
tó ñiera afsijni el Rey D.Alon- 
fo , niel íbrmador de eftc Con^ 
cüioÜeOviedo'tenian que re^ 
euiTÍr:a Britonia V ni al-Ltigo 
de Qdicia ,.para ded^rar Jk 
Oviedo Silla , y Metropblij| 
por rraslactop % {ino precir** 
mente inliíUr en ib Lugo di| 
Afturias , que fcgun eítii%íhi> 
nua de Vamba > cía nó ítío^ 





ntn. Afsi arguye tador, pag.6Si. Pero aun fu- 
ir. puerto , que yi cftaba fundada 
de , que en Efpa- U Ciudad de Oviedo , confta 
nas que un Lugo claramente Ter interpolación 
amo le Ve por el deD. Pclayo ia cípccie d^ la 
los Suevos , que rrasLicion de iaSitladcl Lugo 
odo el cfpacio de de Afturias a Oviedo , por 

, (en que entra- qtianto en el Chronicon de D. 
as) no folo no ha- Alfonfo III. (que es el atribui- 
mas que de un do á Scbaftian) fegun fe man- 
uc todas las Aftu- tuvo cu el Código Sorieníe, 
idica a Brilonia, copiado por el P. Mariana (que 
lejos de donde publicaremos á fii tiempo) no 
do. Efte Lugo fue fe halla ral efpecíe. Y afsi fe 

1 de Galicia , co- conoce la ficción. 
r las dotaciones. 201 Otra prueba es, el na 
■)or el Chronicon haver mención alguna de tal 
5nde dice , que en Silla de Liigo en tantos. Conci- 
dc Lugo , Con- líos , como huvo en tiempo da 
co , fe hicieron los Godos , y aun entre los 
s dcObifposcon- Suevos. De nudo , que nadie 



hallo a tal Vaftremundo. 
a el fegundo milita , que 
ahora no fe ha viíla tal 
en Coniñlio de Lu^o : y 
remos lo miüno del Obif- 
I que -en el Concilio III. 
jledo fe mencionen .d.)& 
os de Lugo , no favorece 
il Lugo de Afturias : pues 
'o (por quien fubrcrit>ió 
Braga) eta Obífpo del 
de Galicia , declarado 
spoUtano de efta Igtefía 
antes del año 571. como 

en el Capitulo III. tra- 
) de los Suevos. £1 otro 
tei¡a,qfic ñie herege Aiia- 
ntrufo por el Rey Lcovi- 
) y abjuró la heregla en 
Tmo Concilio, como conf- 

1 fus Aftas, pag. 215.de 
■fa. Con que feria fuerte 
acia,que de un folo Obif- 
iano fe tenga noticia en 
go de Aftucias.El cafo es, 
¡ntonccs huyo en una mif- 
glcfía dos Obifpos , uno 
olico , y otro Ariano ; pe- 
onvcrtidus los hereges, 
leron al Concilio ; y por 
en un mífmo Lugo de Ga- 
fe Icen dos Obifpos; iin 

:1 fer dos , pruebe dos Lu- 
pues de otra fuerte digc- 
>s que huvo dos Valencias 
copales , dos Tuis, dos Vi- 
, dos Tortofas &c. pues en 
s cftas firmaron dosObif- 
Sigucfc pues 1 que efta fir:- 



mi deBccils no prueba nada 
para elLugo de Afturias. 

202 Y aun concedido ctíOf- 
urge el miímo argumento. Co-i- 
mo en tantos Concilios pofte-' 
riorés no fcbucive a oir maS' 
Lugo , que yno, Sufiraganeo de 
Braga , que es el de Galicia? Si- 
quieres decir , que era poríer 
effenta antes de Vamba : tienes- 
contra ti la firma del Becila»' 
que alegabas. Tienes también 
á todos TosMetropolitanos con- 
tra ti : pues cftos no tuvicroa 
fobre si a otro mas que al Pa- 
triarca Romano; y con todo 
eftó afsifticron á los Concilios 
Generales IV. VI. VII. y VIH. 
en cuyo tiempo todos eran 
elTentos , fin reconocer a otro 
fobre 81 , mas que al Papa. Di- 
más de efto , en tiempo de los 
Godos era el Rey el que man- 
daba congregar los Concilios,- 
como confta en ellos mifmos: 
pues que myfterio hay, en que 
ningún Rey llamaíTc al Obifpo 
de Lugo de Afturias , ó que lía- 
mido , no quifielle alsiftir á, 
unas caufas tan fantas? 

205 Mas. Si eftc Obifp» 
es effcnto de todo , y efta tan 
retirado en fus Montañas ; có- 
mo ahora los Padres de efte 
Concilio , atribuido á Vamba, 
fe ponen tan dcfpacio á fentcn- 
ciar fu caufa , examinando to- 
dos los linderos de fu cafa? Y 
advierte , que con los demás 
Ff . ^\a.-. 



ii6 E/paña Sagrada 

Metropolitanos ( y en efpeciai 
con el de Toledo , que era tan 
eílento como podia imaginarfe 
el de Aíhirias) no fe meten en 
cofaal^na. Solo a Braga la 
expreflan , por hallarfe inclui- 
da en la dotación que citan de 
los Suevos , y que buelven á 
confirmar : pero fi el Lugo de 
Afturias eftá excluido en la do* 
tacion de los Suevos y cómo 
fe meten con cfta Iglcfía taa 
eflenta? Si es favor , el feña- • 
laria términos ; de donde tanto 
privilegio á Lugo , que no al- 
canzó a Toledo , ni á otro Me- 
crcpolitano'í Ciqo no fe recur- 
rirá a los Vándalos Arianos, 
que citaban extinguidos en 
África mas de un Siglo antes. 

204 Todo lo que fe quiera 
decir en refpueíia de que aho- 
ra íe la feñalcn términos > fe 
xebate por el íilencio de los 
Suevos. En tiempo de eftos fe 
prefijan Parroquias a todas las 
^lefias de fus Dominios , en 
que entraban las Afturias: pues 
cómo dotando á Braga , que 
era eífenta > y al Lugo de Ga-- 
licia y que era Metrópoli ^ no 
fe acuerdan de Afturias , fino 
para darfelas á Britonia? No 
havian venido todavía los Ván- 
dalos? Ya havian falido de Ga- 
licia y de Efpaña mas de 140. 
años antes : y ya no havia en 
el mundo tales Vándalos. Que- 
da pues eftablecido ^ que no 



. Trat.$.Cap.^. 

hay ni una prueba autentia 
en fiívor de Silla Epiícopal en 
el Lugo de Afturias : y tenieñ* 
do tantas contra si y debe fec 
defatendida^ como cofa naci- 
da en Siglos de ignorancia: y 
una de las razones y que la im- 
pugnan y es la calidad de las 
fuentes de que ha manado, por 
eftar llenifsimas de iodo , co- 
mo en efpeciai fe irá, móftran- 
do en efta mifina Efcritura de 
Vamba , que es la mas antigija 
que fe alega : fiendo afsi que 
eila formacu defpues de las d> 
tacioncs con que los Reyes de 
León dotaron a la Santa Igie- 
íia de Oviedo, comoconfta por 
lo dicho 'y y efta parte de hifto- 
ria y 6 por mejor decir , fabub, 
de la dotación de los Vándalos 
a Lugo de Afturias , y la traf- 
lacion de efta áOvi^j ha fi* 
do , y fe debe borrar como in« 
juriofaá efta Santa Iglefia : por 
no deber fíindarfe fu grandeza 
verdadera en tales defacier^ 
tos, ni enveftido agenodeb 
verdad , como es decir que íii 
primera Sede fue la que eftuvo 
en donde nunca eftuvo s ó que 
viene fii origen de los Barba- 
ros Hereges , ó Paganos. 

205 Pruebafe por la mifma 
Efcritura ( puefta n. 194. ) que 
efto es poftcrior a Vamba , y á 
los Moros , por el miímo efty- 
lo , agenifsimo del tiempo de 
los Godos , lleno de voces poí^ 

te- 



©í la 'DiVtfion 

res , como Bi/eajam , Caf- 
t , Stummumrofirum , Qm- 
í^f . y fobrc todo , porque 
ciaras dice fer ladoticim 
ley D. Aionfo el Cifto, 
is palabras , de que la dü 

lat ígltjias que efiaban 
'ifieadas , ó en adelante fe 
ijfen j entre el rio Arnoys 
il. Eftolodijo elRey D.i 
ib , porque entonces fe 
onquiftando aquel cerré- 
f cada día le eíperaban 
progrelTos : por tanto da 
ledo lo que fe havia edi- 
3 ya , y lo que cfperaban 
:ar entre aquellos dos 

pero Vamba, a que atlun- 
vía de decir efto , ni dar 
jgo de Aíhiri^s Iglcfias 
Bcanal territorio de Orf«- 
ucdando en medio el de 
' '! QjJndo eji el tiempo 
imba fe llamaron montes 
ICOS los que eftaban eptrc 
:iis y Biícaya , como aquí 
Kf Los del tiempo deítí& 
>s bien fabian, que los Py- 
is fon los que dividen las 
^ de las Érpañas ; pues 
3 efcribió S. líidoro ¡ih.i^. 

cap. 8. y .$, Jiili:in de To-, 
, en la hiftoria de Vamba, 
i nombre de Pyrineos i 
lifmos que nofotros : pero 
[Dontanas de Aílurias de 
llana. Ilamarfc como las 
lividcir á Francia y i la 
óa , no creo fe hallará an- 



dfl 'Jigy Tamhá. a 1 7 

tes de los Siglos barbaros de 
las Moros. Otras nulidades tie- 
ne generales a las d^nisclau- 
fulas t que fe expondrán def- 
pues. 

S- VIL 

Dtfaeiertoi de la Eferitura dt 

Vamha en lo que mira 

dLeori. 

206 Qlgucfc en la EfcritoJ 
O ía ío perteneciente 
á León > con tantos , ó mayo- 
res defacicttos , por attibuif 
al tiempo de los Suevos, y Go-* 
dos , lo que efta Ciudad tuvo 
únicamente en el de los Reyes 
de Lcon. Lrgio quAm condide- 
runt Ro-nana Legiones , qua an- 
tiquitus Fhifult vocata , O'per 
Romanum Papamgauiet ptrpe". 

tua libértate , &- extat Se- 

dfs regia (diz claro cft.i cerra- 
do en el Tuienfc , añadidas las 
palabras y A nojiris prtcdecejpo-' 
ríkus ) atqu: alicui Metrópoli 
numquam fuit fubdita , teneat 
per Juos terminas ant'qms yji- 
cut f 4CT dotaverunt Hermeritusi 
Reciiila , Reeciarius , . Maldrd^ 
Fruinjrius, Remifmundus,Tbeo^ 
_domundus ,Suevorufít Reges' ^ (5*, 
Tlteodoji'rus. 

207 Arjui íiguieron el dsfa- 
tino , que antes c<.\ los Vanda* 
los : porque Reebita fue ^y mu- 
rió Idolatra , fcgm tcficre Uv 
cío j y no feíia m;nos fu Padr^ 



i i9\ EJpána Sagrada. 

Hermerico , que crió tan mal a 
fu hijo : y íucra de cfto confta 
por Idacio ^ que ambos fe em- 
plearon en continuos jrobosy 
hoftilidades contra los Galle- 
gos, que ocupaban losCafti- 
flos prmcipalcs : y no es creí- 
ble que tales Reyes barbaros 
fe echaflcn á robar > para do- 
tar con ios defpojos la Iglcíia 
Catholica de León , íiendo el 
uno Gentil y el otro á""loiñás 
Áriano , pues por cola efpecial 
fe refiere, que Reciario fiíe Ga- 
cho I ico. DcMaldras y ácRe-' 
fnifwundo , que andaban divi- 
álidos , y de Frumario , que fe 
levantó contra Remifmundo, 
dcfpues que mataron a Mal- 
dras $.fabemos muchos males, 
que hicieron en Galicia, y nin- 
gún bien : porque todo fue ro- 
bos, y muertes , fin venerar loi 
dias ¿agrados de la Pafcua:y 
Frumario perfi^^mó al Obifpo 
Carbólico Idacio ( que refiere 
ttdo efto ) puefto el Rey de 
parte de los hereges Priícilia- 
nillas : y eftando en efte tiem- 
po turbada toda la Difciplina 
£clefiaíüca en Galicia , como 
cjonlla por Idacio , no hay en- 
trada a que cftos Reyes anden . 
dotando a León De Remif- 
mf^ndó fabcmos, que hecho Sc- 
ñdc .de todo , fe hizo hcregc 
Amno i por predicación del 
malvado 4yAZ , que vino de la 
^alit :y «odc» tos Reyes pro-: 



-\ 



T^rat. 3 . Cap. j . 

íis;uieron enemigos de la Saiv¡ 
tilsima Trinidad , hafta que 
Thcodomiro logró , que todo 
el Reyno Suevico fe hiciefle 
Catholico , cooBo fe dijo en fu 
fitio. 

208 Con que la dotación de 
los Suevos a León , es como la 
de los Vándalos á Lugo : no (o- 
lo por fer los mas Árlanos, íino 
porque al modo que en la T>i^, 
vifion de Diccefis d^l tiempo 
de los Suevos , ho fe hizo men-' 
cion del Liieo de Afturíás ; afst 
tampoco fe nizo de León , para 
feñalarla términos, como conf- 
ta por la Eferítut?á que publico 
Loay fa,y púfiraós n. 44. En ella 
fok) fe nombra A Leéfi por Par- 
roquia de Áftor^a vy lo mifma 
fe repite ¿n la "de VámBa' (có- 
mo fe pondrá abajo ) con (ola 
la diferencia, que eo'Lóayík 
fe efcf ibe Z>¿/(Wi^i»í ftipü^ ÚrHf^ 
co , efto es , Leonfohr^ H rh Or-i 
bfga : lo que parece ' ha fído 
caufa de que fe introduzcan 
doi Liones. Pero en lá impreí^. 
fion del Tudenfe fe lee : L^o, 
Su!perurbi€0 , haciendo dos Par* 
roqnias ,-una León , y otra Su^ 
perurbico : lo qoe parece fe ne- 
cefsita afsi , para que > coÁio 
dice , refultcn owi Parroquia; 
en la SilladeAftorga/ Seaco^ 
mo fiíere , el hecho es , que ttl 
laDivifion de los Sueyos ob' (^ 
dotó a León : y afsi' es faijb , |^ 
d«l todo voluntaxio ^ deéir'iCf] 

I4 



©f la 'DiVifion 
la Ercrítura de Vamba , que l.i 
confirtnan en los antiguos ter- 
ininos con que la dolaron los 
Suevos. 

209 Ni contra cfto fírve lo 
que fe efcribc en un Conci- 
to de Oviedo (publicado por 
Aguirrc) que havia dos Leones, 
y que entre las dos componían 
lina Silla : /n amhaj Legiones, 
yBrf funt una Sedes : pues ad- 
mitido cfto , tefulta , que en 
tiempo de losGí-dcs no havia 
Obilpo en León. Confta aísí 
por las Adas del citado Conci- 
lio , dordc le dice, que una de 
las íjillas que no leñaron en los 
Concilios anteriores , fino lolo 
dcfpues de los Moros , era efta 
de h.ton , como la de Safamon: 
eftaS lí di<:eti alli nombradas 
hiievamcnícs yque no l'e oye^ 
ron antes , como es cierto ; ^ 
itnUqtias Sedes , quit in Canoni^ 
but ttjonant , xei alias quas mo- 
do nominavimus , id efi , Legh- 
rf<m\ Saxovionem , e^f. luego 
León! no era Silla nombrada 
en tiempo de los Godos ; y por 
tanto aunque huvielle despue- 
blos de elle nombre , y com- 
ftlC\kÍtíi\'üWzSiáií,b&t^ por 
'«JStáfiho'it^íuñienéó ,' qo^^ii 
ffiftwrert cl^SIgle Á«h<f/^tt 
qiMJlfc^ tuvo -ti - Chatio jl¿ 
Oviedo) pues U cdtitrádLffiñ^ 
f*ich (te-las Sillíí *rftÍEuas^ Ni 
nivft^Mir', que eítotolo cdti- 



blíjs. Nofirvcdigo, lo i.pür-í 
que ntngnno de los dos Ce mcn- 
cicna EpiícciaJ en tiempo de 
los Suevos y Godos. Lo 2. 
porque folo hallamos reduci- 
do al tiempo de los Suevos un 
Leotí por Parroquia de Aftorga: 
fupongamos que huvo dos, co- 
mo dicen las citadas Adas del 
Concilio de Oviedo : aun dado 
ello no pudo ninguno de los 
dos lugares , llamados Leonj 
componer Silla diverfa de Af- 
torga. La razón es, porque fe- 
gun aquellas Adas , los dos 
Leones no formaban dos Obíf- 
pados , fino uno : In ambas Le- 
giones, qute funt una Sedes. Uno 
de ellos era Parroquia de Aí^ 
torga , fegun la Efcritura del 
Concilio de Lugo. Preguntoj 
qual de los dos? Si es la Sobré 
Orbcga ; buclvo á preguntari 
cómo es una mifma Silla con 
la Ciudad Epifcopal de Lconi 
tocando una a Aftorga , y ficn^ 
do la otra diferente Silla? QaJ- 
ro eftá , que cfto no puede feri 
Luego fi huvo dos Leones , es 
forzofo » que ambas tocalfcn á 
un mifmo Obifpado, para veri- 
fitíi! que componían unaSUlifi 
Conio V. g. fí hoy dedinor qa<C 
Orthagena íy < Mxiiái- coáipOí 
•tíen una SÜzytis prtidfolqpl; 
ambas toquen h un Ób^oc^ 
y aún que' ambaf lean'Cffh^ 
<tfral69 : comb í^ Attilflcii'icih 
X^klahena- % & ^mlng«ii «t 



1 3 o E/pand Sagradái 

|«ien y Bacza ; pues fi una de 
las dos no fuera Cithedral , no 
fe pudiera decir , que amlias 
eran una Silla. Si amSas Iglc- 
fias de León eran una Silla, có- 
mo fcra pofsible , que una de 
kis dos fe puíieflTc en tiempo 
de los Suevos y de Vamba, por 
Parroquia dc Aftorga? El cafo 
es , que ni confia mas que un 
León, ni fiíe Obifpado diverfo 
del de Aftorga en lo anterior á 
los Reyes de León , como fe 
dirá en fu fitio. 

2 lo Efto lo dejó ya dicho 
Moraleí lib. ii. cap. 50. pag. 
175- b. Gándara t. 2. pag, 150. 
Qonfadort. 2. p, 763. Fundafe 
cn^el mifmo areumento, que fe 
li^^puefto en el Lugo de Aftu- 
puis:p9rqu.e defde los Suevos 
k«fta Jios Reye^ de León jamás 
f^ halla , menciotí de Obifpo 
jLegioneafe. Y folo fe lee por 
Parrofquia de Aftorga entre los 
duevos^ £1 que formó las Ac*- 
Us del Concilio de Oviedo^ 
fíntia>lo; mifmo> que era Silla 
nuevamente nombrada. Y lo 
que mas lo esfuerza, es que no 
tiene mas texto en fu favor, 
que la Efcritura de Vamba: 
jcontra la qual(en efta parte) 
milita lomifmo , que lo dicho 
«a. Lugo, fobrc que á eftas 
dos Iglelias, que fe dicen eflcn- 
Xaspor entonces, la$ feñalaf- 
ícn.'teírroinos : y tales, que tolo 
paafUí) d;:fpae$ de lp$ Moros, 



'« 



Trat.^, Cap'.^. 

como fe verá en la clauíjula fí-^ 
guíente. En ja prefentc ^» fobre 
el defatino de la dotación que 
atribuye á los Idolatras y he- 
rcgjcs Ariapos Suevos^ tiene los 
defaciertos dp atribuir .á Iqs 
predeceílbrcs de Vamba el que 
hicieron Corte ¿ ó. Silla Real , a 
León : k) que confta fer pro- 
prio de aquel Rey de León, que 
la dotó con los límites que lúe* 
go fe pondrán. 

211, Dice que antiguamen-- 
te fe llamó Flos y cofa que no 
halhrás en ningún antiguo : y 
es puerilidad Semejante á ló 
propuefto arriba fobre el Vam^ 
bd tunam de Pamplona : y al 
modo de lo que efcribió el 
Tudenfe fobre 'Le9yigildo,que 
por LeQvigildo fe Jil^ni^ Lfon 
efta Ciudad* Solo : ^he hallado 
en el Advtrfaitio .1. de Luir- 

prando,que k>$ Godo6 Uaiiia.-7 
ron a León JFl9^C¿^>ittiii^\ pev^ 

ro fobre efto no .fallió Raiiurea^ 
de Prado AutO): ^ ai texto alga- 
no que alegar 9 pues es del V^r 
do voluntario , y didado por 
el milmo , que al punto aña^ 
de, que iU^neftuvo fugeta á 
Braga hafta el tiempo del Papf 

5. Lucio (al medio del .Sigl9 
III.) y la Efcritura de que nar 
blaiTK)s , dice que numa eftuvo 
fugeta á otro. 

2. 1 2 De efta eílencion dudo 
mucho D. Nicolás Antonio lA^ 

6. BiU. Vtt. ai. 4S1. no obftan* 

te, 



Kivptc ño llegó á ccnooet la 
fiüícoad de la E&rinira de 
Vaiid>a;yccpocque coéio alli 
nota i fúiaud^a adiiütir Silla 
en Loon di' tiempo de losCo- 
doi-j'fehaUa apoyó. El decir- 
le:aqm' qaontnua cftuvo fu^e- 
tá ; me pata contradiíHnguirla 
de Lugo , qiie havicndo -fído 
Metrc^ollf bóhHó^' fer fufí^^- 
ganea; Loque' mas puede pat 
mar en efte. puntos fobré la ase- 
duUdad h ignorancia del Siglo; 
en que fe elcríbíeroñ eftas cb- 
iás , es lo qué en el tomo i. de 
UHiJpmU ilá/irát* fe impii:' 
mió pag. 932. íacado de Cudi* 
goB antiguús de Oviedo ^di^ 
ciendo , que efta eíTeucion la 
añanzó el Obifpo de León Dr- 
teruio , con autoridad del Pa- 
pa en el Concilio de Eliberix 
tenido en prefcncia del Rey die 
los Alanos ; y que ta dio los 
términos abajo feñalados. Haí^ 
ta ahora nosdigeron , que los 
Suevos i ya tenemos en campo 
a los Alanos. Pero ellos jamas 
reynaron en Galicia : y mas de 
cien años antes que entraílcn 
en Efpaña , fe havia ya cele- 
brado el Concilio de Eliberi: 
pero no obftante la barbarie, 
y ferocidad de eños hombres, 
introducen muy pociñco , y 
pió- o. fu Rey Ataz , á fentarle 
con los Padres'del Concilio, y 
á dotar a la IglcHa de León , y 
decictacla elknta. Eüto mas 



pide compaísion , qite úñp(^- 
nacion. f 

213 to aac í>. tm»! Ji 
T»y efciibió ícrfne nnObifptf 
de León , qoc dk» aísjfti6 ií 
Concilio de Lugo del tícnpá 
de los Suevos > no tieoe en fá 
&vor mas que el decirla : puet 
haíba ahora nadie ha defctP. 
bictto tal firou en el Concilio} 
ni & compone lo que aquí ís 
dice > con io que íe haua en 
aqndi^t Diviíion , íégun noCA' 
mosnum.93. £Uo es harina (6 
íalvado) de . on miúno- Cgftai* - 
Veamos cómo la van ixa» 
£uido^ 

214 Ugi»tme0t ptrFyrt* 
neos montes (lo mifino que en 
el Lugo precedente) ét pitt 
Ptmtéun rweam > una cttm Má» 
dialevaea , Cervera , Vetrás ni-* 
gnu f jíniott ufqíu.ad ^Mnti» 
Carrionem , ptr Villam Semam^ 
per RJvulmm fisemn , uftpu aii 
Villam Ardegam. Per Cirefingí^ 
ufque inCaftrum Pepi. Per Vi- 
llam Manam u/qur in arbortm 
de Quadroj. Supra, Fines terrm 
QdlicU , tria Oafielia , Turte* 
res f Datineus y CsfiellatMn, ¿h 
Naviam. 

215 LegioCivitas Sacerdo^ 
talis & i*egia , <^ Lactts quam 
Wandáli daifi'eaverttnt in AJÍif 
riií ,teneant perjuot terminas 
antiquot , Jtcut eit divijk Re» 
Tbeodominu. ti> nulli ftAAam* 
Un- ATtbiipifeopo,velPrimá*i. : 



xi'L E/pÁña Sagrada. 

216 No pudieron delatar- 
fe mejor de lo moderno de la 
tal Efcritura , efto es , de que 
todo es pofterior á los Reyes, 

auc hicieron Corte , y Obifpa- 
o cflento al de la S.. Igleíia de 
León. Los términos que la fe-- 
ñaian ya previno Morales, que 
/bn los que tuvo de/pues , quando 
iojnenzó dfer Obifpado. Las vo- 
ces fon las mifmas , que fe em- 
pezaron á ufar en aquellos Si-^ 
;los , y fe confervan , Peñaru- 
lia , Cervcra , Riofeco , Car- 
rion, Quadros, &c. Lo de Ciu^ 
dad Sacerdotal no quiere decir 
otra cofa , como nota bien 
Gándara , que : el fer Epifco- 
pal ; lo que es común a toda 
Silla y ni León tiene mas titulo 
de Sacerdotal que las demás. 
Pero como antes fu Prelado fe 
intituló Afiurieinfe , por oftár 
incorporada efta Igleíia con 
Aftorga , convino que en tiem- 
po de los Reyes de León fe di- 
fi^eflfe Sacerdotal , por fer ya Si- 
lla independiente : y por lo 
mifmo fe la dice Regia , porque 
entonces afcendio á Corte , y 
no en tiempo de los Godos, 
que ninguno vivió por aquellas 
tierras. 

: 217 Lo mas defacertado 
es y que recurran a ladivifion 
de "tbeodomiro Suevo , para la 
dotación de León : fíendo afsi, 
que en las tales Acfcas , confor- 
me fe hallaron en Luso «no 



hay tal Obifpado de León : fi- 
no folo conforme la interpoló 
el Tudcnfc: y auQ>eflx>, refi- 
riéndolo íolo , como incluido 
en la Efcchura, 4c' \?amba*.La 
concluílbn de }o% nombres.^lf^' 
zobifpo Y Primado ^ fc delatan 
también de tiempo poifterior á 
Yamba , en el qual nunca fe 
oyeron en Prelados de Eípaña 
tales voces : y afsi íc mueftra, 
que. todo efto fe fi:agu6 defpues 
de la reftauracion de Toledo, 
y la Bula de fu Primado. 

218 La eífencion que apli- 
ca a Lugo de Afturias , es la de 
Oviedo en quanto Oviedo : y 
ya notó Morales, que en Itacio^ 
no fe hacia memoria . dé tal 
eflencion : y con efto fe com-, 
prueba , que es remiendo in^ 
gerido en la tela del Tu Jen fe,.* 
pues aun lepufieton íuer^ de 
íu quicio , entre Metida y; 
Braga. 

2"i9 El Autor de los Ad- 
verfarios de Luitprando n. 66. 
(alias 74.) fingió, no s¿ con qub 
inductivo, que Jóiofa era Silla 
anterior á Coaftatitino , y que 
folo el Papa podia juzgar a ef- 
te Obilpo : lo que es hacerla 
eílenta > aunque también dice, 
que eftaba fugeta a Tarragona: 
lo que concordará el que la 
admita eífenta. Añade, que 
Frontiniano fuObifpo afsiftió 
al Concilio Gerundenfe : lo 
que es ptro defatino : pues 

Fron-. 



JFfV»fM«w , que firma alli,lá ámbos'cóáiptMos ntx: ManicT 



~ era dé Get0na , como coníb en 
el Cbncilk) Tarraconense. Vea^^ 
fe num. J15. Aqui Iblo men- 
cianamos la eflencion , por c(v> 
nexion con la expreflada en 
Lu^. y en León rddudda al 
.tíempo de lo$ Godob' 

; 5. yra. 

E/fritura ■dtVanÜa en Jo rtf-, 
, ptSiw ai territufiéie hs. 



I I^NElpiíes de las dos 



'aao 

^ Iglcíias , quejiña- 

dieron á la Dlvifion de los Sue- 
vos, entraña tratar de las que 
fe incluían en cUa. Sedes Por~ 
tucalia permane¿irtt in fuadivi' 
Jione , ficta til di-oijit Rex Tbeo^ 
domiruí eum bis etiam quf nos eh 
adjeeimus. Afsi efta oipermane- 
ant en el Tudenfe: lx)ay fa pufo 
permanet , manteniendo el plu-; 
ral eh. Aguicre lo pufo todo en 
fmgular , tiendo afsi que fuele 
copiar fielmente a Loayfa, aun 
en las erratas. Mueñca en ef- 
10 , que entendió el Portucalia 
de Ja Silla de Porto , y no da 
todas las del tiempo de los Suc>- 
vos : lo que no debe fer afsi: 
pues la £fctitura dice > que 
iVamba añadió : y á Porto no le 
fucedíóefto : pues tenía veinte 
y cinco Parroquias,y con otra; 
tamas fe quedó , entrando ca 
TomJK " 



Añadieronfe ahora , uo^íblot 
algunas Parroquias a los trece 
Obifpados antiguos- de ,úa)f^ 
cia,íino dos Sillas masj ¿ne* 
fon Oviedo y Lcon : y el ÍciK' 
tido del que fingió efta Etcuiúy 
raífe puede entender afsi,^fr 
no íblo permanezcan las trece 
Sillas , fino las dos que fe han 
aíuuüdo ; porque no hallando^^ 
ie'eftas doren laDivUíoadá 
los Suevo» , nccefsitaban ,--^aé 
otro Rey las metieflfe y 4oia^ 
íet y, efio- es lo que atribuyera 
ron á' Vamba. = -t 

2»i Supuefto pues , - qofl 
por la voz P^rttualid entienda 
a las trece Iglefias del Domlnuí 
de los Suevos , fe mueñra^que 
efta Efcritura no es del tiempo^ 
de Vamba > pues ni aun en 
tiempo de los Suevos fe Uam»^ 
ron las tales Iglefias de Portin 
Sal , finó precifamente de Ga^ 
tieU i mucho menos en tiempo 
del Rey Vamba ; en que una* 
eran de Lujttania ( las del Due-- 
ro acá) y otras de Galicia; por-» 
que la voz Portugal no fe apli- 
có en tiempo de los Godos at 
diftrito de los Obifpados fuge-^ 
tos á Braga , fino á fola la Die-' 
cefí de Porto , y defpues de 
havetfe feparado aquel Eftado 
de la Corona de León , fe fiíe 
aplicando el tal nombre á lo» 
Dominios del Rey de Portu* 
sai , como fe previno en e( 



^ 3 + E/paña Sagrada 

Tomo L pág. 209. Por tanto el 
nombrar Sillas de Portugal á 
las Iglefias de entre Duero y. 
Miño y y á todas las del tiempo 
de los Suevos , es prueba clara 
de formación pofterior al Si- 
glo XL 

. 222 Bracara Metrópolis te- 
neat Centuncellas y Gent'tfthilliay 
Laineto , Giliolis , Adonejle , A- 
fortisy Ayloy CeuntenáoniSy Lau- 
bis , Cilioto , Letanía ^ Cerejísy 
Petroneyo , Equijis aá faltum^ 
ítem pagi Panoias , Leta , Brr- 
gantia , AJliatigo , Tarego , Au^ 
negó y Metrobio , Bereje , Palan^ 
tu/teo y Celo , tí^ Senequumio. 
^h uno XXX. No fon mas que 
XXV. 

; . 223 Ad Sedem Dumenfem 
familia Regia. 

224 Egitanenjis teneat to- 
tam Egitaniamy Meney Cipio, 
ét. Francos. 

225 PortugalenJIs teneat in 
Cajiro novo Ecc lejías y quét in vi- 
eíno funt : fiiU Vdlanova , Be-- 
taonia , Vejea , Menturio , Tore-^ 
bia y Br amafie y Pongoafiey Lum-* 
bo y Nefiis y Napolt , CurnianOy 
Magneto, LeporetOy Melgay Tan- 
gobria , 'Villagomedi , Tanuata. 
ítem pagi , Lambrencio , Alio^ 
brio y Valeritia , Turlango , Ce^ 
risy& Mendülis , &- Falencia. 
Sub uno XXV. 

, 226 Lamecum teneat ipfum 
Lanugumy Tuenciay AraucayCan^ 
tabriana y Omnia , C^ Ctmitms. 



. Trat:$. Capl^. 

Sub uno VI.' 

227 Conimbrienfis Sedes te^ 
neat ip/am Conimbriam , Eflít" 
nio y SeliOy Bime y ínfula, Afirw- 
done y O' Portugalid Ca/lrum 
antiquum. Sub uno VIL 

228 Vefenfis. teneat ipfeun 
Vefeo y Rodomiro , SfAmaneia¿ 
Suberbeno , 0/ania , Ovelioney 
Tutella y Gokia y (¡^ Caliabriay 
que apud Gothos pofiea Sedes 
Juit. Sub una VII. Son IX. 

X29 . Veafe , qué defatmo, 
poner en EfcritunL atribuida á 
Vamba,el que deípucs entre 
los Godos'fiíe Silla; uchdo afs^ 
que Vamba era uno de los Go- 
dos , y antes del era ya Silla 
Caliabria > y a¿hialmente lo 
era. 

230 Irienfis teneat ipfam 
Iriam : de IJfum u/que Cu/anca- 
ro y& de Caldas de Rege u/que 
in oram maris OteanL Aqui fe 
omitió lo 4pl Concilio de Lu^ 
gQ : y metieron lo que cfta dcf- 
pues mas abajo num.288. Vea-: 
fenum.236. 

231 Lucenfis teneat ipfam 
Civítatem cum adjacentibusfuisy 
cum Cantoquia y Sames , Cí^a- 
barcos, Montenigro , ParragOy 
Latra y Aíamana y Segiosy Tria^ 
vada y Pogontiy Salvatera, Aíon- 
terrofoy Doira , Deza y ColeSf 
Sub una XVI. 

232 Aurienfis teneat Vefu^ 
gioy Rwuaiey Teparos , SedifoSy 
Finciá y Cafavió i Verenganoí, 

. So- 



,$)«Ía ^i^í/im del '^^gm^if, ac^- 

vla , tíf' Cdáhazss mayo- nales del mundo, fíñ cxpliifiíi: 

'akuMoX. . Parroquias, contcntandofecttn- 

[ , Afiorttei^i ttpeaf, tp-r havcitai hecho á- la larga en<et 

(yf oricM» f l4ffon4m fi^tr, Lngo- ^rAfturias yy ' etvLtdifi ' 

iyfBttifoiPttr^fptrantít. Pero ni al» quífo repetir todo 

tkiif GáidelUuj Marelhi lode los &ievos.»coii{o r6> v6' 

ar^&^it^ríeá^tntStáif^. poi; i>w ; iti^da aísi > que Qa 

'ñ^elot , b' Ptrieof. Sub trabajo lo p6dia haver egecti^ 

'J, tado , por hallarfc no íoío en ' 

f SrítuuefitfiitfneittEe-. lopucuo num^ 44J fíno mas la-^ 

r ^ine in vieino funtintro tamentecnelQironiconMetl-^ 

iMi,. wffj aun -Monafterio fe, donde vemos una eopiof4> 

•minf^inñmmntOvt. dotacioncklReyMtro, ctieftit 

j- Tndenfi ttneat ipfam forma : Aürus -Rex Sfii fuM; 

ninámEntefih, qu^invi-, Irienfi cantulit Diaetfts , jw.- 

mty'íortlOf Torwerat Im- Mortuiém , Sakneif Aforsníam^ 

'atre, Agaove , Sagria, Er- Ctlinot , Montes, MertUm, Tú-^i 

e , Áureas , Laagetue , Ca- berioloi , Velegiam , Lemtum , <!f 

},Tonua. ítem pagiy Cau- Pi^omarcos , AmercAm-,Corima- 

yvini4 , &" Cartaffe. Sub tum, Dermianam, Gentines^ Cel~ 

'y. tagoj , Barchalam , Nemaneos^ 

)e eílo fe tratará , quando Vimiantium, Salagiam , Bregan^ 

oncmos la Dívifion , por tinos , Farum , Seutarios , Du- 

ipios generales contra to- briam , Montanos , Nemirosy 

la. Pnuios , Vi/ancos , Tra/ancosy 

§. IX. Lavacengos , ^ Arras , & alias, 
qud in Canonibus rtfonant. 

^elorefianttde la Efcrttura 257 Eílo ultimo parece 

atribuida a Vamba. que alude a la DiviHon del 
Concilio de Lugo , por quanta 

HAfta aquí pufíeroa no tenemos noticia , deque en 
la Divifion , expÜ-. otros Cañones refuenen Parro- 
cada Parroquia en íin- quias atribuidas por Miro a Si- 
;, á excepción de /««I. De lía alguna. Pero el que formo 
adelante parece eftaba ya la Divifion de Vamba , ó no 
ido el foimadoc , y tiró á tuvo noticia de ellas dotacio» 
v'iAx , feñalando á cada nes , ó fe las tiró á quitar; pues 
ia los términos por rcrpcc- no qutfo exprcífar aun las mu- 
los quatro puncos Ordí? (horneóos ^lefias (que alHUai 



2 fé' E/pana Sagrada 

man DUceJts ) que fe hallan en 
Iría en la Divifion de los Sue- 
vos. En fía de aqui adelante 
ÍC contentó con decir algo^ pa- 
ra que fe vea fue la Diviíion 
gen<pral: y ni aun podemos afir- ! 
mar con certeza y que atendió 
á los puntos Cardinales j de 
Orietate á poniente , y de Nor- 
te: á mcdiodia : pues yo hice 
varias prolijas pruebas y y veo 
que fucle tomar dos puntos 
por la parte del Oriente de la 
Silla , y los ot-ros dos por Oc- 
cidente : de modo , que aunque 
fuera legitima efta Divifion, 
era inútil para el ufo de confi- 
nes , como podrá experimen- 
tar el que tenga paciencia, co- 
giendo V. g. las Siihs de la Be- 
tica. 

238 Loayfa parece que no 
vio el Código del Tudenfe, co- 
mo infiero ( fuera de otras co- 
fas) porque fcgun lo apafsio- 
n^áo que era por la Primacía 
de Toledo , no huviera omiti- 
do lo que pone D. Lucas , por 
¿xcrdio de la Metrópoli de ef- 
la^Santa Iglefia, diciendo : 7(9- 
letMm Metrópolis y regia SedeSy 
Ínter meteros HifpanU , quandiu 
buic SañélaCatta flacuerityMe^ 
tropol. taños , teneat Primatiam. 
Y en verdad que el Tudenfc 
era voto defapafsionado , por- 
que fegun refiere deGarivay 
Padilla ( en el Concilio XII. de 
^ToL^D. Lucas deTu)rdá i 



. Trat.^.Cap.^^ 

„ conocer ficmprc , no fcr na- 
„ da propicio , ni devoto , a la 
,5 Primada de Toledo : fino 
,; que manifeftó, querer fuften- 
„ tar la parte de los ArzobiC- 
„ pas de Santiago , fiendo 
, j Autor del diftritó del Rcyno 
,9 de León , que efcribió íii 
„ obra al tiempo , que eftando 
„ León defmembrado de Caf- 
„ tilla , los Arzobifpos de San- 
„ tiago pugnaban de no reco- 
„ noccr et derecho de la Pri- 
„ macia a los Prelados de Tb- 
„ ledo. A vifta de efto fe infie- 
re , que eftaclaufula no la fi)r- 
jó D. Lucos , fino que la halló 
ya puerta en laEfcritura atri- 
buida á Vamba : y efto baftaba 
para calificarla de apocryfa , y 
pofterior al tiempode los Go- 
dos : pues hafta el Arzobiípo 
D. Bernardo no fe usó de íe- 
mejante didado. Dice pues e| 
Código de Loayfa 



/ . 



Toleto Metrópoli fubjaceant bét^ 

Sedes. 

• ■ « 

27p Oretum hdc teneat : de 
Galla u/qui Eciga : de Betra uf". 
que Campaniam. 

240 Beatia : A efta la dejó 
en blanco la Edición de Loay*- 
fa. En el Tudenfe fe lee : per 
términos de Oreto , tí^ de Men^ 
tefayO' Acci. Un Código MS. de 
la Santa lelefia de Toledo (que 
pfta $n a C^on ai. num. i« 

dice;' 



ilcc i ftnMtá* Cancana ufymt'. 
Mtta^fam ; i* Terberea ¿fqae 
íamttS. - ' ■ ■ 
■- 241 Mtmtf* htefentáf : dr 
Eei¿a ufqtu Sttiifsm: de Liid 
it/que-PHUXttM. 

242 ^ Áeei.hée tcnett : drSi~ 
mra u/que Moatañe'am : de Ar- 
Tofel ujque Caraebtui. 

243 Bafii'-kK tentat : di 
Montanta »fque EgiJUm : de 
Ranea ufqui Vufitam, 

244 Vr^ btte ttntát : de 
Egefia u/que Cartbe^inftn : de- 
Sajffri tt/qme Muttdam. 

245 Bigafirum hti teneati 
de PugíUa uJque Nifdoroiam : de 
Serta u/que in Babam, 

246^ Illici btte teneat: per 
témanos Bagaftri , O" Setabis 0" 
Denia. 

247 Setahis hdc teneat : de 
Qufia u/que ad Moletam : de To~ 
gola u/que ad Intam. 

248 Denia bkc teneat : de 
So/a u/que in Intam : de Silva 
u/que (jil. 

249 Valentía teneat de Sil- 
va u/que MufveUtm : de mari 
Ufque Alpont. 

250 Valeria bac teneat -.de 
Alpont u/que in Terrabelam : de 
Stizerola ufqueNinar. 

-251 Secobrica btte teneat: de 
Tarabella u/que Obviam : de To- 
ga u/que Breeam. 

252 Areabrica bae teneat: 
de Aleont ufque ad Obviam ; dr 
Mora ufque Bafiram^ 



35^ Comphittmtíu tmeati 
de Aleont ufqut ad torUm : dt 
Gujia ufque ai Coflem. í 

^ 354 Stgontia bge tenestrd» 
€^t ufqut Pmftam : deGodU 
ttjque Pinam. ■ ' 

"^''ijS Oxoms i<rc tlmeat^.M 
Füfea ufqut Arlanze» , quomodo- 
eurrit in camino (bello btirí 
dcttien«^,deVamba!k) Sémíii 
PetHy qui wutítj ad SttnÜmmJaf' 
eohum : dt Garafe ufquá-Htrmi-' 
A^. Dcipucs fehabluidee^. 

2 56 Steobia bae tetuttt i'diá 
Almet uf^ Mambellam : di: 
Afo^el ufqut Vafodvto, 

2 57 Paíentia bdc teneat idt 
MamMla ufque Caham % dt- 
Valbona ufque Fortofam. 

25S Loayfa nota al mar- 

fcn algunas varias kccioncj 
el Itacio : pero fi huviera yo 
de notar las variedades que le 
hallan fobre las voces , y re-; 
particiones , feria fóltidiofo : y; 
afsi no quiero ferio. 

Tarraconenf Metrópoli fubjoi 
ceant bafcdts, 

259 Barcinona bdc teneati. 

de Mina ufqut Pagellam : de Uft 
ufque Bordel. 

260 Egara bae teneat : di 
Bordel ufque Paladera : de Mon-.. 
tefa ufque Portellam. 

161 GerundabM teneat :dt- 
Palada ufque JúJÜematt : dt Ah-r 
fa ufque Pinnas, 



138 Efpaña Sagrada. Trat. 3 . Cap. y . 

262 EmpurU bac tencant: Planta ufaue Amajam : de VilU 

inferno u/que Ptdem Moram. 

274 ínfula Baleares y AfaJ0- 
ricam , MinoYUan^^ Fornumt- 
ramy UfetUam. . 



de Inflámate ufque Bercam : de 
Ventofa ufque Giluam. 

263 Aufona bac tene^: de 
Borga ufque Auratam : de Bulga 
ufque Mentia-ín. 

• 264 Urgela bdc teneat : de 
Aurata ufque Nafonam : deJUu^ 
reía ufque Valam. 

265 Lerita hdc teneat : de 
Nafona ufque adfontem Salam: 
di Lora ufque Matam. 
. %66 I¿fofa(ác qubConci- 
Hos facarian eíla'O bdc teneat: 
de Font Salla ufque Portellam: de 
Mor ale ufque Tormelam. 

267 Tortofa bdc teneat : de 
Portilla ufque Deniam : de Tor^ 
moga ufque Catenan^. 
.268 Qétfaraugufla bac te- 
neat : de Moovia ufque Splanam: 
de Ribas montes ufque Gordoto. 

• 269 Ofca bac teneat : despla- 
na ufque Cohello : de Speflem uf- 
que Riberam. 

2 JO Pampilons bac teneat: 
de Cabello ufque Muflelam : de 
Lotica ufque Tallam : de Mufle- 
la ufque Nampiam : de Sparga 
ufque Oflrual. Efte vá bien,que 
Ueva ocho linderos > y los de- 
mis folo quatro. 

271 Calaforra bac teneat: 
de Nampia ufque Spargam : de 
Mn/lela ufque Lacalam. 

272 Tirafbna bac teneat : de 
SpargA ufque Platenam : de Al- 
tümonte ufque Millefam. 

273 Auca hét^ Uneaf : de 



Spali Metrópoli fubjaceant 
baSedes.J 

27^ Itálica bac teneat : de 
Ulea ufque Bnfám : de Afa uf- 
que lamolam. 

276 Afidona bac teneat: de 
Bufa ufque ad Senam : de Lotefá 
ufque viam latam. 

277 Elepla bac teneat : de 
Sena ufque Datam : de Abifa uf- 
que Cortefam. 

278 Malaca bac teneat : de 
Data^ ufque Malexcam : df Te-, 
mia ufque fedes campo. 

279 Eliberis bac teneat : de 
Maleoca ufque Sotellam : de Al^ 
mica ufque Sedille^ 

280 AJligi bac teneat : de 
Sotell^ ufque Parietem : de Luca 
ufque Raucam. : 

281 Cor duba bac teneat : de 
P ariete ufque Ubetam: de la Galla 
ufque Ranam. 

282 Egabro teneat : de IJbe^ 
ta ufque ad Malam Sayam : de 
Gafla ufque Suetam^ 

283 TWr; bac teneat : de 
Mala Saya ufque d Balagar : de 
Gigara ufqsáe Calonam. 

Br acara Metrópoli fubjaceant 
baSedes. 



284 Dumio bac teneat: de 

Da- 



S3ie laíDí»iJ¡om 
iffqikjIlbiáM : de RioM' 

^ortucale bae tmeati 
M/qtu Lofolam t de Ol~ 
M Solam. 

J'uie bdc tfíuat : de La- 
ueZjffMo^: i«. Monte 
puFtítifani. 

JtoPM hét trmtt : dt 
i m/fMe Silmm : de Vire- 
'jwr CalabazM majores. 

JrU bate ttneMtide J/o 
u/atam : d¿.CaUáU de are 
I ormm máris Oeeani. 

Léuo báce teneat : de La- 
que Bufam : de Monte 
f«f Quinranam. 

Brttonia : de Bmj^ uf" 
'entes : de Oéiova ufyue 
n, & ufque ad Opem. 

AftoritA bict tenest -.per 
tllis Carcer , &■ per jtu^ 
umaria ,/eiticet, & Ubi~ 
Berco , C^ Tavara. 

t£ Metrópoli fabjateant 
bs Jedet. 

Pote bde teneat : de Ba~ 
i/que ad Crocam : ad 
t ae Olla ujque Maro- 

Olijibona hae teneat : de 
n/que Ambiamt de Olla 
íatam. 
■ Eliora héec teneat : de 

ifyue Petram : de Ru- 
'ue Paratam, 

JExomba btee ten^x d$ 



Ambiatíf^SalamziUif/a 1^ 
queTurrem. ■ ■ ■ '- ■■■i 

2p6 EgeditMiia héc teneat: 
de Sala nfque Navam i de Sena 
ufque Muriellam. 
■: 397 Canimbria bue tematt 
de Nat/0 n/que Bergam : id* TínU 
rente m/qme Laram. . > 

298 Vefeutn bae teneat : dt 
Barga ufqtu Sartén : de BweU 
la ufque Ventofam. ■ 

299 Lametum béte teneéff: dt 
Sarta ufqut Petram : JU TarM 
ufque Órtgfam. . -r,. 

300 Caliabris bst teneat: dt 
Sarta ufque Mhemam : de Sota 
ufque Param. 

301 Sahnantiea bac teneat: 
de Albenia ufque Satobram : di^ 
Ruja ufque Siberam. ; 

302 Numantia bte teneat; 
de Peñagodijfe ufque ad Tormem 
fuper iiíoi Saíneos : de Valle de 
Rege ufque Dorium. De Villalall^ 
ujque Üterum de Futnus 'feeus 
Rívulum Jieeum ufque Breto: de 
Tai-ara ufque Dorium. Aquí 
cargó la mano > como en Fam-' 
piona. Veafenuni.317. 

303 Abuta bac teneat : dt 
Petra ufqut Villam : de Viafta 
ufque 1 orrero. 

304 Cauria btte teneat : de 
Villa ufque Tagum : dt Afa mp 
quePÚmar. > 

Narbend Metrópoli fubjatta$a '■ 
bm Sedee, 

■10% Btterritiiétr tentattát 



z 40 E/pana Sagrada. 

Staletb u/que Barcinona: de Ma- 
cal ufque Ribafora. 

306 Agatha hac teneat : de 
Nu/a ufque Riberam : de Gallar 
ufque Miriam. 

.307 Magalona bae teneat: 
de Nufa ufque Ribogar : de Caf- 
tello milita ufque Angoram. 

308 Nemaufo bac teneat: de 
Bufa ufque Angoram: de Caftello 
ufque Sambiam. 

309 Luteba bdc teneat : de 
Samba ufque Rabaval : de Anges 
ufque Montem rufum. 

' 310 Car c áfona bdc teneat: 
de Monte rufo ufque Angeram: 
de Angofa ufque montaña. 

311 Elna bétc teneat: de An^ 
gera ufque Rofinolam : de Late-- 
rofa ufque Lamufam. 
: Hétjünt Sedes bar um duarum 
Hifpaniarum oStoginta^fub do- 
minio Gotborum , tam Arcbie- 
pifcopales y quam Epifcopales^ 
per quas nobis minijiratur Ver^ 
bum Dei , qua a Romano Pontí- 
fice accipiunt Communionem Car- 
tbolica veritatis : ut fecundum 
Traditionemy&' doóírinam Sane- 
torum Patrum , animas fibi com- 
mijfas valeant gubernare. Hétc 
igitur noflra in/litutio , qua af^ 
pnfu onmium Archiepifioporumy 
^ Epifcoporum diÜarum Se^ 
dium y auStore Deo , faíla ejiy 
firma permaneat in aternum. 
Hite ómnia fupra f cripta legit 
gloriofus Réx Wamba (un Secre- 
tario bañaba) in Concilio Tole- 



•« • 



Trat.s. Cap.j. 

taño : ubi omnes Arcbiepifcopi df 
Epifcopi convenerant : qu^fubf 
criptione omnium ' confirmsti 
funt y Quiríaco Toletano Arcbie- 
pifcopo Primatid dignitate , & 
Pide Catbolica confiftente. 

312 Statutum eji procrea in 
diíio Concilio y ut omnes Clerici 
viverent fecuudmm Regulam 
Sanéiifsimi Patris Ifidori , prout 
continetur in libro ejufdem de, 
honefiate Clericorum. Et qui-^ 
cumque Archiepifcopus y Epifco^ 
pus y Abbas ClauJtraliSy ^el Séecu^ 
laris j pro dignitate y vel ordincy 
aut aliquo Ecelefiafiico beneficioy 
minam daret Regi y. five aíiqu£ 
alid perfond y Ule excommunica^ 
tione perpetui anatbematis ííh 
nodetur. 

Efta es la Efcritura y feguri 
la publicó Loayfa : y aunque 
ella acaba aaui y todavía pro- 
figuió Loayía en copiar otra 
parte del Itacio de Oviedo , y 
Códieo Toledano; que fe pon- 
drá defpues, y fe examinará^ 
por fer hermana carnal en los 
defaciertos y gravifsimos per- 
juicios que ha caufadp á la ver^ 
dad de la Hiftoria ^ y á la S. 
Igleíía de Oviedo, Y advierte 
Loayfa , que emendó lo mejor 

aue pudo , la mala Efcritura 
e eftos Catálogos : y con to- 
do eíTo quedaron tantos malos 
Latines : que tal feria el Origi- 
nal? (p^¿. 144.) 

^ 31} Todo, lo que fe dice 

en 



id MM..3XZ. prueba , qii¿ 
i-es j bSbeácK k U teftáurar- 
lUldToledbiy de mnfflm' 
torl^el tiemf*) de-los'Co-' 
■rocda:} íe rvé; porque no! 
tx'.óc la fñaao h ^óíabta 
^ify&s. Iníiftc también , en 

día Diviflon fe hizo en 
id&iGenenl'i i que .aísií^* 
Íhi ieodos. los AnobiTpos Jn 
fposry. ya vunoa^qnecA 
ipodeVanibano huvotat 
icilio. En clfMliM: jia.po- 
i modo de:poftdaGi(dcC> 
I .de lo.>qne.jlic¿-ifirn)iulo 
oichenu PiehdosO los dos 
on¿s, que lefieie : y en cfto 
iñeftá , que qnifb'teducir- 
}do al Qinduo XI. de To- 
, pues en el TitV, fe ocur- 

los excelTos de los OerjU 
; y enclTit.Vm.áJaSi- 
ia ; previniendo en zl-tit.^; 
antes de la Confagracion 
ate el Obifpo' ekao , eftif 
:' de femejanté mancha. 
indo á cito el fbrmador de 
U^s , forjó aquellos dos 
Mies , con nueva declara-^ 
de fu materia i por^uanto 
pinion que prevalecía por 
□ees i file que fe hizo la 
don . ta el Concilio XI. de 
do.-y dio tom6 tanto cuer- 
afta;hoy y que el Cardenal 
guirre lo ingició en el Ti*' 
, ó Cabeza del Consilio, 
ra lo que halló en Loayíai 

elle , aunque lo pufo en 
mJK 



fí» Notas, voieró conio4cbia, 
d Titulo del Synodo. AiSmicK 
nialco' ifeñali^ excomñqion '^m* 
jMM elqueinvept(Kdb;Divi4 
fian: de VaiÜbii jjcomo pope en^ 
ol'fin r<etT lo 'que fit conoce^ que 
t}o tuvo 'por nielante al Cóncl^ 
Uo,XIk(pues eñe ctí cLTit.9: 
vAa h. fiíhuña por dos'ifíos:' 
y í^láiaqiiel efpado íe áioftta^ 
MU" ka idds;an;epcntidos^lo« 
abfoeWe.y icfiintyr i:fwho4> 
nÓKS* ■■ ..;■':,■; ;.- V; 
.y>- ■ '.'. S. X.t...:. -;■■•! ;n 
^;:-'. ■'. -. J -y... ■.■l:\:- ^ --j 
Miejhsfiin Saim i» tfiaMf, 
entura ,for ios dé/sclertoi fut 
fe bttUtyen e» elttxto dé los 
55. precedentes, 

314 "pSTA Divifion tiene 
rH orta mofttut^dadi 
en fer abundante , y defe^o^ 
ía. Las doce Sillas del Don¿4 
nió de los Suevos las pone dos 
veces : una , Icñalaodo todas 
fus Parroquias en particular : y 
otra , por los quatro puntos : y, 
cftó ultimo es del todofuper- 
ñuo : porque ñ ha explicado 
toda la Diecefiv. g. dcLugOj 
diciendo una por una todas íiis 
Parroquias , á qui fín entra 
luego á decir , que tenga do 
tal parte á tal paite? Diga, que 
todas doce gocen lo que acaba 
de feñalar , y no galte perga-t 
láino y tiempo en añadir unot 
ccrminos mas obfcuros , que 



X42 Ef parid Sagrada. Trdt'.^/Cap:^. 

los que pufo antes, Y advier- Riera de las Arenas , que entra: 



te >:que en la repetición ya no 
íuele explicar ninguna - de las 
Parroquias , que fe nombraron 
antes, fino otras diílintas, fien- 
do uno mifmo el Rey , que lo 
eftá feñalando. Otra fobraes, 
poner los términos de Braga, 
üendo afsique noponelbsde 
otras Metrópolis :: y fi aqui hay 
rasión efpecial > por la dotación 
de los Suevos, digo, que la- 
mifma razón havia , paca que 
en llegando . k efta Metrópoli, 
cxprefliiífe , que tuvieífe de tal 
parte á tal parte : porque h'a^ 
vía razón clpecial para hacer-r 
lo afsi til efta , y no en lasde- 
m;is Metrópolis. Si dices , que 
ya itnjló antes todas lus Par- 
roquias , y afsino neccfsíta re- 
petirlo i lo mifmo diga yo en 
las ótr;^ doce Sillas de los Siie-^ 
Vos 5^ por tanto prueba ^que 
cflío íc tbmtó fin acuerdo; ' • 
. 315 . También, .abunda-la 
Eícritura,por lo dicho en el 
Lugo de Aftúrias , y en Leen; 
ííO m\lmo:p(OTJ¿to/a ,h quien 
pbnc ¡^ufragüi.éa de Tarrago- 
na. Efta es una SlUa no oidn, ni 
vifta en los Concilios : y fegun 
los linderos que la feñala^dc 
confinar con Tortoík por Por-^ 
tella , con Lérida porFont/uIa^ 
y con Egara ipor Portella y hlc 
repugnante en la Geographia: 
porque Egara cftuvo donde 
hoy S. Pere de Tarrafa , á la 



en el Llobreg^a >xomo determi^ 
narémos al hablar út fu Jgle^ 
fia. Y I£iofa ( íca. quien fudle): 
no pudo confinar conTortofa y 
Egara, porque tienen en mcdxoí 
a Tarragona : y afsi el dar por 
confinantes a Egara y áTor- 
t^fa , uniéndolas, con Ktoía por 
PortcUa^ prueba lo. maJ forja- 
do : fin que baftc decir que Ic-> 
tofa íe extinguió luego : pues 
el modo con que la. pintan, 
mueftca que nunca la huyo. 
Dfágo (en losvCondes de Barce*. 
tona lib.2. capLí 2. y 1 57.) aña- 
de , que I£toiut confinaba cotf 
Zaragoza' :yvinokaUo talcon-* 
fin ; per€> admitido hace ^mas' 
repugnante que alcanzaíTe a 
Jcigara. ' > ' v • • . ^ » 

316 iAbünda 'también: etf, 
poiler porSufiíagahcasde Tar^ 
ragonaá la5>blasi Baleares: por- 
gue aunque feuiñéíon aEJfpa-^ 
na en el tiempo dé Honorio, 
duró aquello muy poco , y fiié 
prcctfamente ehio Civil , al 
nxodb de la Provincia Tingita-' 
tía: y fegim digimos en el To- 
mo I. Veafoi2ix/i9iir^en las No- 
tas de la Perfecuclon de los 
Vándalos , doñdeen la Noticia 
de las Iglefiosde Afirica fe vin 
Mallorca y . Menorca unidas 

conCerdeña: 

.^ 317» Hambien redunda la 
Divinoh - en poner á Numanciá) 
Silla jamás' oída en tiempo dq 

los 



SBJtoi» ;camo:voaftal pqkt; «|Ult&d¡^,.iAttve¿iho«s^a- 

fkDias.de^iúdKporIoquf^' pininlas , no' onñriria' el R^ 

ÁtH Vafdajii^. it,£pi/iu^- ím nuevas Sillas en cftitDiví^ 

^iimaétíiuú.MMmqiiÁm /Mit,^ íToni, porque dóbiodoñúía»:'^^ 

l»deriaca}iltícs¿{>d>hi' a&rcomQ'lqs'Padicí'tcAiickíí^ 

EoAtt,'fU)»oii, afttf. nombrci' ccndinoíi.poticftsbiRrdb <^fa( 

aütt'itfiíktto is^K-éntaa^i ReslvQtontMfbup^aftíicdW 

UbvtffJxlBtlmlanNuman-. lo mitmó ton íósl{mlc¿»,qiiB 

¡(jmo rdencíitaai en fu fí- huviellé fetlaCado á las IglefiaA 

Wma iaítsi'&het i '<fat- Ht«vaÁi ^cBÍ'haft» qu«-:ienti>^ 

cFy6<'tbUSHla^'haft^ qmfj aiity<»ít^ íkéeQbrvnb'vlM» 

«^^^lardeJZafQolri^ £llálf9qiM:a^lA^ttri»^,M 
i^hw lAtercMkiitíUrí pbr^ esdet tieió^ .delInceAb^ AtS 
Ucton'd«)]ai:tiKl»l: {¿»{f! «teíEteOior:: y afii él -faltar 1» 
modanakdc'T\ít\catpOf>pitíe> 
ba,qúc •■ti0és Jití^iyiraAaáa 
Voipba. ■'.■■/..,- ..i- r. .-..u'...^, 
: 3^X9 ConTiencii--to¿03fti> 

ri'dc efta£fcn«uva:etv^nel 
^isAbula'i yo tengo eftp 
flor tina'' nusva mueftfti^ds'ml 
afTunKnpueB. ^avienÜo^tanH 
variedad eh .lasSübrcrjpciónei 
de les Concilios ' antiguos , nd 
he hallado firmx enlqoefclea 
Abuien/ü > fíiio. &eqüen Debiente 
^itf/ía/Zf ^ como en el Synodo 
de. Gundcmaró y en el VIL de 
Toledo ,en el Ep:ier^enfev en 
clXItl. y XVI-dcTólcdo,)» 
Abilen0t en el IV^ y Vllfc ce 
mo fe ptiede vi» en;Loáy(^ 
Ni en los Geogmphos antiguo^ 
rehalla Abtiia fuera de la Car^. 
th^^inenfei Yafsi esufopofli©- 
iior 4 los 'Godos el decTrjiAw^ 

u,. ... :... •..:... ■-.:/:■:. ;i 



látüd >en 4leMfJóida <3iXái 
I étírba'd*lráfíty-jíi i?»;CW 
xiay&. ' EMOiice» lat feña*^ 
ííii¿tw¡,^ como>eftábab' 
xñentes^oa^Olii &á^H^ 
i^Iíion atribuida áVamba/ 
(tó fu Autor ', mas qQ£ en 
nii'y áfsi b claafula dfcP 
^. es- una' de' lastptue- 
efu ficción; " '-i •'■ 
% También hot6 muy 
onaiinentc D.'Jton Anto^ 
iayans, que es diminuta 
poner los Obifpados que 
IConcilioXII.daToledo 
IOS aumentó Vamba , ha- 
olos colocado en un lu-^ 
equcño , llamado- A^uis-r 
arrabal de Toledo , don- 
aba la Igtefia Pretorienfe 
Pedro y S. Pablo , y en 
Lugarcillos y Aldeas, c»^ 
fixpreOa en ci Tit,- 4, pe 



z 44 BfpAfia Sagfália, Trat. 5 . Cap. ^ . 

3 20 El mías palpable defec- aquí la ufurparon ) fignifícA el 



\o es citar en orma.(num,255.) 
el Camino i€ S(inti^p , cofa no 
andada y ni dcfcubierta antes 
éc los Moros. Y el decir Citmi'" 
nodfS, Pedro , no ^zgues, que 
es cofa de ir a Roma » fíno , co- 
mo notó bien D. Juan Antonio 
Af^yans y fígnifíca el Monafte- 
rio de S^ Pedro de Cé^rdeHa. £1 
P. Berganza en fus Antig^eda^ 
des lib. I , ^af.j. lo exprefsó» con 
b prueba , de que media le^ua 
del dicho Monafterio , efta el 
Rip Arlanzon , y Camino de 
Santiago. Pero no tuvo razón 
en atribuir á D. Nicolás Anto- 
nio (en la Bibl. Anti^a) que 
Arlanzon era voz Arabiga:pues 
exprefla (lib.i^num.yg.) que no 
ie atreve a decirlo y uno folo 
que es voz moderna. Y Ber- 
ganzá no tiene mas recurfo pa- 
ra hacerla anti|;ua > ^ue el ha-^ 
Uarlá aqui efcrita.^ Sin reparar 
( por la preocupación) en el vi- 
cio precedente^ y en el figuien- 
te de la claufüla barbara quo-- 
Modo currit in Camino. Sobre 
lo que erró mas Bivar ( en Ma- 
9cima p. 3 3 3 .) pues conociendo 

3UC /unt vena reeenti/sima... 
f- hartare^ ut jaeent laiinitate 
donata, quifo reducirlas a Vam^ 
barcomo fí entonces no fu- 
pieílen latin , ni la palabra Via: 
íubftituyendo por ella la Caíle- 
llatla Camino y que fí fe mira al 
latin (que es el idioma en que 



Orno y FragM i Hogar &c. Con 
<^ue el Rio Arlanzon^ corría en 
tiempo de los Godos por la Co« 
ciña , íi Orno , del Monaftcrto 
de Cárdena. Covarruvias en lU 
Tbeforo , dice que fegun algu« 
nos fe deriva de Caynnm y vox 
Arábiga , que es lo mifino que 
Camino.cn Caftellano. Luego 
aunque no huviera mas prue- 
bas , baftaba la del num. 15 ^. 
para conocer y que fe fraguó 
cfta pieza ¿n los Sielos barba- 
ros pofteriores á los Moros. 
Nota también » que en daño 
1088. no fabian los Obifpos de 
Efpaña los Umites de orma> 
como fe dijo fiiífü.1 39. y ü hu-- 
viera entonces efta Divifíon de 
Vamba % en cUa eftán biiendan 
ros. 

32r Otro argumento traf* 
cendental á toda la Eícrituray 
es el que ufe D» Juan Antonio 
Mayans y por eftar llena de pa«,. 
labras Arábigas 9 que recibie- 
ron nueftras poblaciones por 
impofícion de los Moros : tales 
íbnt Almet, Azamana^ Alcont» 
Al pon t y Mu/veto ; pues efte 
nombre que pone en Valencia 
para fígnificar á Murviidro 
(que es el antiguo Sagunto) no 
es lo mifmo que Aíuro viejúy 
Murus vetus y ó Mmfvetus y Una 
Tolo le pufo para fígnificar i 
Murviedro : y efta voz es Ará- 
biga > como dice elNubienfc» 



«|eiia,)((^|iMMD end inútil ^xoDiqueiea varias ou-; 

)t>fiéoiaip<ÁúaM1m. tes fcpraebavcO^ <Kftribiii« 

íahíe :1a antigua voz da cftá Divifíoa: T;g. por lo 

>, qQe^pafso i C>zftnlo^ dichón. }i5. y pocjlKflUc^.tih ' 

: locgO:. CíIrUit^ , ipof la nifin» CKpetnaexitaátai^s\íÁé* 

éá£í¡á¿ kiiiAiBfacs,coa res .cotejar: ge<ncá|ihic!u>éñtt 

mi^^pft convierta la & los línútes de Ic&ca coéfinan- 

¿^¿á óeSiíiaizAai^a te con Afádoha vos B^éiy^ 

i : €<«Aw de<aadea , &c, Aísidona-oui Eleí^ fotSm», 

te CéUJón» »á también hafta DjIm : y por ■ ei£e :DétM ft 

%gloft de;kMi^lotos , en Malagá:cob'He{xla': de modot 

dc: C^/l^jnM* : Y' losET- qncjen mi^iúia. coávilñipei* 

MfiKldqrnosvüiavizaBdo kaymodo pB^Oico paca^j^aAv 

xs tein -convertido la F. teuto ^ pon^tte quedan en me^ 

e ufaban los de aquel dtode unosyotros, juiirdido- 

3»enH.fqlo paia laEf- nes agenas. Juntafe lo fumar 

1 , pues en la pronuncia^ mente petegrtno de los notn^ 

lierden la afpíracúin , lü- bres : que cómo notó JÜdrttr. 

q CaloQrrt , y efctibiendo en el Oiw. d« ta Lmg. Ca/l, Li. 

orrs: lo miíino en Gma- r. ij, a£iúra tanto» que^drcr* 

ara t que ya perdió la F. que aquello na pudo /er en Efpáin 

jtras mil dicciones : y afsi ^a. \si\ mifmos que han mira* 

celara , que todo es pof- do como Oráculo efta Efcrim" 

a los Moros. En >¿(rM ra, fe han vifto precifadps. i 

la voz Calabazat mayo- confc£^ , qtie no firve para bt 

3bre cuyaetymologia ufa que fe hizo : pues no conocien* 

:11a erudición el citado do(é loi nombres de los Inga.^ 

ns: y fu hermano D.Crc- res > mal íacarfcmos los llmitesi 

la pone entre las voces Y aunque fe conocieran , es 

ifamos de los Árabes , en tanta la variedad de las copias^ 

. de Origmet de la lenffta que no creo fe hallará ninguna 

M«. En Lugo «. 2 j I . po- que convenga con otra : y afñ 

mtirrofo, voz Gallega, de dijo Rodriga Caraca fu Choros 

rubeus. De fuerte , que graphia del Convento jurídico 

; quiera alargarfe , puede de Sevilla pag. 219. n que hay 

ir un volumen fobre efte ,ttan poco que fiar de los 

>unto. ,> nombres de aquellos tcrmi- 

k Upo 4c M {°ay<»(;s ifOp^iqwí cl^úfolocftrivar 



yy re en ellos , par* fundar fu. 
yy opinión *, no hallari/Cpfa-fir'^ 
5, me, ni cftable. Juntí , pues, 
á efta inutilidad los difparatcs 
que encicrca ^ y las nnkucftras 
tan grandes, con que «por si 
mitin fe delata de moderna^y 
verás la obligación en queeU- 
tas de no admitirla. . 
, 323 El citado Mayans re^ 
flexiona .bien:, quc: los Roma-í- 
l\Q9 no acabárclní de falix. dá 
Sípaña hafta Si/epiito r^ jcotsm 
afiriqa.D. Roilrjgol^ 2. c. 17^ ;r 
aun fe mantuvieron en pirtes 
hafta Suintila : de modo que 
wios quarenta • anos antes de 
^•amba^klujdaban • ios nombres 
Yjue los Bucbloff -de Efpaña te^ 
xiian deídc los Romanos. Pues 
cómo tan do repente . nos ha* 
Jlamos con una transformación 
•tan grande? Xa perfeverancia 
<le las vo<!:es antigúasenos conf^ 
ta por las mifmas Capitales, 
como publica efl^ Eícritura: 
fnies cómo > lo demás fe pervir- 
tió tan preíto , en efpecial en 
todo el diíbrito de Valencia á 
Cádiz » en que tanto perfeve- 
;:aron los Romanos? Y lo mas 
es 1 cómo nos .hallamos en el 
tiempo de Vamba tan llenos de 
ias voces de los Moros , (que 
no havian eílado acá) y tan po- 
blados de las voces modernas, 
Salvatierra , V^llanucva y Carr 
rion y Caldas , CMeku , (!^r? £s 
pofsible > que ^i Moipsi no pu. 



Trát.iZQp^. 

áicxoíi s}iietíit*iSí\':úmo^ Síglds 
Ibs^ :nottibres^f4^c ticthpó ' <kt 
Rey Vamba :; y I09 Godos ícx>r^ 
rompieron en qüatiio dias todo 
el lenguage db- k)$ Romanos? • 
i ^24 : ;/\ñade ei>:fHífnnid Atí^ 
tori,'tor nóeva tá^píihlbtíí^fór^ 
nknietayXfit poiftr^ ttíhi' Eícfm 
tura en las Isl&s ftateárbs * y en 
eftó fe incluye otro- vicio y que 
es llamar Eal&artr^\¿Kp^'¥ot^ 
mentera' , ó Cobibratíd v V a 
A¿Myque álii»'(]c^ -ncjmbra ufe* 
tórif^ cor rompiendo la' t6¿ Ébut 
JicaXü quifo ' <ieci!i^ eík)) d¿ 
Ebufus y que era fu nombre an* 
tiguo. Peco que • las> Baleares 
no Aieron mas <^HeiMallotc!á'y 
Menorca, lo di;o'^latá(ií&ntfe 
Paulo Orofio /. i. r. a. en él fin*. 
Luis Nuñez Cpy. 'yotros- mai 
antiguos. 

S. XL 



. • ' 



PrtJfonefe . vtro fra^into del 

Iracio de Oviedo y de numero de 

Sillas fufraganeas : muejlranfe 

fus yerros y perjuicios y y el" 

tiempo a que debe reducir^ 

fe fu origen. 

32jr A- Unquc parece , que 
x\ lo prdi^uefto bafta 
para convencer la ficción de 
la Divifion atribuida a Vambfe 
con todo eíTo concluida la Ef- 
critura, no hemos acabado con 
Itacio : porque Loayfa no con- 
cento con lo yi propuQÍlo, 

añar 



Ürím.xnioaoaa el'<;^nciliolI. de Toteil<»>i''n? 

Sám.-cediboBxba alo prr^; dr>^ol»lo ,' rófagré^k^ 4ti^ 

i , ftaú engañade oiu- voz de Siglos. 'poftecidccs. -'"^"^ 

3lkByatte¡4i:iIta<inv'y' ' jM ' ni£|ní<l'UftnUfn- 

■digúafe lUsdo'i'fon. to r FM/iMiUa ütl Ml><it IIÍiMK9 

. ' Üi tniybrastprfúbisy: CMUtmk ^'Ülihtpmj^W 

e&ooEtelicsr^aMxki^ d^fmititWíim.:' ' '¡.-.«A»^^!. 

dickós infliimiemosVy jií A<iwM(& C)rthí¿ii0f 

tb la-qqe eadUos feíB^ Jt .vtt^dmrMíi MitfóglKi} 

i:Vüiiiba»'d>.««eataaik Jti^«»it>ÍMMMi «> "i'.«\ i.\ 

Vrgutit , mt Almh!ta,:ii^tfii\ 
lUiti iSrtaiu,6t>íia,Va¡rrlHa¡ 
Valeria , S/gobria \ Anahrlca: 
Iplütai Segoatia \ Oxoma^, Seta* 
bia f PíUmtia:. . , ^..^ .'^ 

■' «b ■ TarraemM'fiíS^r^^r- 
rílíl»ii,ae»ti»lai"£¿arií i B»H 
putiüyMfmí , Vrgelt, 'Brfiii 
IBofi í IVWo/í',. Ctf)*iiliiüJÍ4 
0/ea fPaMpttima' , Auca, Cala^ 
gurra ,' tyrapíHa, • . i ■ ' ■ * 
■I 3h.r ti«biitiimp^\ Cáuí 



fixi'BiunU , 'A^Mbii' CátHa'í 



i ti ra>ntqudo.> qae 
lOríiguiéoR. 'i : 

} ProvttUiarttín MJfarlíi^' 
amdam RegemWltrabam^ 
ta iemporeJQiilriaif Bri-< . 

itís , & í^ctüepifcspi ^ .. 
^eietañiC ' ..'.' f'- . ,■ 
■ -, ■■)!'. ■ .. 
' CumiatirPrilataiHiJ^ 
uta magna fuijfet exorti 
iia'(íx &iro tcflúnonk») 
id: jim^(¡ui/qia:\üii^V4Í 
uaBiiÁefanai:t'í^rWaMíí 
fudwn tehbntriyricipít 




\eÁo% á los! Moas:: pdn- 
:n tiempo de los Godbfe 
IMEndetal 
rtoineiaUí 



van-. 



X 4-8 Efparta Sagrada: 

Caliabrra , Vi/eo , LamegOj Cau^ 
ria f Salmantiea y Abela^ Elbora^ 
334 • Broaar^ fuhjint » Dt^ 
mium y Vefiabole y vel Portucahy 
Tude y AuriAy íúcoy Afioricdy 
íriay vel UriayOvetumy velBri- 
tonta y exempta i Gallfcif Bra- 
cara. 

^335 ASiaJisnt bf< Toleto in 
Concilio generali y ómnibus uns 
voce dicentibns yjplacet ^ Placet: 
frdfentibus ac fubfcribentibus 
inviálo A€ Serení/simo Rege 
Wamba , 0" Quirico Arcbiepi/co-^ 
po Toletano y Hi/paniarum Pri^ 
mate , ceterlfque Arcbiepifcophy 
cumfuis fuffraganeis Dioece/um 
prfdi¿Íarum : in Ecclcfia S. Leo^ 
cadif y Era DCC.X, per manum 
Petri de S. Leocadia. Vixit au- 
tem plus bic Rex Wamba annis 
quinqué y O' mortuus eft. 
- 33^ Aqui acaban los Códi- 
gos en lo que mira 4 Vambá, 
y en lo que niera mejor, no hu* 
vieran emplazado , poi lo era- 
vcmcnte perjudiciales que han 
fido á la gloria y paz de nuef- 
tras I^leíias > y á la verdad dé 
la Hiftoria y á que tiene dere^ 
cho la fe publica. Los perjui- 
cios fon ,^que á Aftigi yíxoy 
Écijay la fcñala por fu^^anea 
de Toledo : cofa que jamas ha 
fucedido , ni antes y ni defpues 
de los Moros, A Hipa (a quien 
bárbaramente llama Ipíicea) la 
í^geta á la mifma Metrópoli, 
y fe U quit» á Seyi^a (cuya foe 



Trat.^.Cap.$) 

también la precedente) en cu- 
yo Cataloeoda emite.. Por cf- 
tas dos que afiadio á.íFolcdó,le 
quitó otras dos y que (iempre 
fueron fuyas , defde que (é eri- 
gieron : y eftas ñxeron Oomplu- 
tum^y Bafii. A lá Metrópoli de 
Mérida la quitó á Coimbra y y 
omitió aqui a Nmmancia y que 
antes pufo con tantos linderos 
y arrabales. A laS. Igleíia de 
Oviedo la perjudicó en lo que 
ya hemos empezado á ver en 
nueftros dias.: pues el Autor 
dclMemorial de SeviUa parte 3. 
n.5. dijo (en fuerza de efte inf- 
trumento) >, auc en la afsig- 
y nación de Sufragáneos y que 
y fe hizo en tienipo del Rey 
, Vamba , la Igleíu de Ovie^ 
y do , que hafta entonces ha- 
y via íido libre y y nunca fuge-; 
, ta a Metropolitano , enton- 
, ees file obligada a fugetaríc 
., al Metropolitano ie Braga. 
Á eftos deíaciertos obliga la 
publicación de femejantes inf- 
trumentos en Autores de nom- 
bre , quando no previenen la 
ficción y {>orque el menos inf- 
trmdo en puntos de Antigüe- 
dad da el crédito que no al- 
c^iza á examinar y y que el 
otro por fu mayor obligación 
adquirió en la fé > y fanu pu*. 
blica. 

.337 A poco que fe huvie»^ 
ran detenido á tomar razón de 
eíie Catalogo ^ huvieran alcan- 
za- 



©f la ^iV¡fíon 
nejor que yo fus yerros, 
odo fu contenido es o- 
á si mifmo. Dice , que 
3 , ó Britonia , (a fu geta 
;a, pues la pone entre 
fraganeos ; y al punto 
, que es eflenta de Bra- 
tmpta ii Galhcia Braca- 
1.^34- Mira fi lo puedes 
rdar; mientras yo aña- 
ae en mas de ochenta , ó 
ca años dcfpues de Varn- 
lo havia tal Ciudad de 
I : ni fe ha oido jamá^, 
■itonia fueñclglefia efTen- 
To confundiendo tiem- 
equivocando Sillas, for- 
ta moftruofidad : porque 
ia eftuvo fugcta á Braga 
npo de los Godos: Ovie- 
edió en parte del Obíf- 
á Britonia > quando efta 
ftruida por los Moros: 
Oviedo dignamente á fct 
i : y ves aquí , que co- 
1 la eílencion dé Oviedo, 
iifraiganeo de Britonia, 
na íola Iglcfia cflenta y 
aunmiímo tiempo, lo 
el Papa pudo hac«r. 

Demás de efto.ponieiiT 
mcolibium Sufragánea de 
na , la reduce a ToIo/mí 
[Qc huvo tres yerros :. «I 
nuíai át]a.'Vott:MUi>li-r 
krtias cada entre le»: Ath 
4 (in6 Iliberi , ái láS raítfoi 
Pyiineos; el fcgftuloih^ 
illa Bpifcopál, laque tiQ 



tiene m.is apoyo , qucla m.ila 
Efcritura de una firma de un 
Concilio : y en fu fitio m:)ftra- 
remos no haver havído tal Si- 
lla, ínterin v^ a Pedro d: la 
M.irca en fu Limes Hifpanicus. 
Lo tercero hace Sufragánea de 
Narbona á Tolofa , lo que es 
grave ignorancia , porqu; en 
tiempo tic los Godos es cofa de 
hecho , que eftuvo Tolofa re- 
ducida á la Aquitania , recono- 
ciendo al BííHr/fí«/f , y no al 
Narbonenfe : y afsi jamás fe 
lee ral Prelado entre nueílros 
Concilios : ni yo defcubro mas 
fijndamento , para que eftos 
Aurores hayan mencionado tal 
Silla entre las nucftrasí que ct 
hallarla en Rafis atribuida á 
Narbona. 

3 59 A cftc modo , y á efto» 
Siglos de ignorancia , fe debe 
reducir otro Catalogo de inter- 
pretación de Ciudades , que in-i 
cautamente imprimió Loayfa 
pag. 163. donde fe pone, que 
Valeria es Valentía : ConVpltt^ 
tum Gnadalf ajara: porque los 
ignoranres de la Gdographia> 
queñcndcfe autorizar, con qü¿ 
efto fe halló efcrito en un Per-* 
camino antiguo, quieren ef- 
fíirzacfíitema^, y perjudican k 
kivóldatf V y á^lós Pueblos, co;- 
xu^ícvió t que- por efto llégs'- 
toa ¿1 efcribir ios-Auteretí át 
k>i fiüfos, Chrontcomes v'^ué 
GMBplüto era ^utKUlajáñ r^ 
fe *S«V 



1 5 o Efparía Sagrada 

por mas que lo quifo esforzar 
el P. Geronymo Román de la 
Higuera ( citado por D. Nico- 
lás Antonio en fu lib. 2. cap, 4. 
Cenfura de Hijlorias fabuíofas) 
no kígró que D, Thomás Ta- 
mayo le perfuadieflc á ello 5 y 
afsi dijo fobre üx Luitprando, 
pag. 136. que íin razón querían 
apucar a Guadalajara las glo* 
rías proprias de Compluto » y 
que era idea de los modernos^ 
el haver introducido en Luit- 
prando la reducción de tal 
Guadalfajara. Todos eftos per- 
juicios provienen, no de la ma- 
licia , íino de la ignorancia de 
los que fabricaron femejantes 
Catálogos 5 y de los que no re- 
parando en í'us grandes def- 
aciertos , paflaron á publicar- 
los. El tronco de todo efto es 
el Jtacio de Oviedo , donde fe 
pufo un tratadilio con titulo 
de Mutats nomina Civitatumy 
fegun le halla en mi índice , y 
fe previene al margen , que es 
cerno fe encuentra en elTu- 
dcnfe : y fe imprimió en el 
tom. 4. de la EJpatía ilujlrada 
pag. 58. donde hallarás otras 
reducciones bien ridiculas. 

340 Solviendo al Catalo- 
go propueílo , no fe.debe omi- 
tir que en elnum. 328.efcribe 
Provincia Cárpetanu : voz que 
defde Gundcmaro no bolvio á 
fonar mas , en tiempo de los 
(iodos. Con que no folameu- 



. Trat.i. Cap.^. 

te aumenta , quita , y confun- 
de Sufragáneos , fmo también 
hace nueva Provincia á la que 
nunca lo fue. Mueftrafc demás 
de efto no haverfe efcríto 
aquel Catalogo en tiempo de 
los Godos > por la barbarie de 
las voces , Cüagurra , Iplicea, 
Caucolibium> Neumafum^ea 
li^ar de Nemamjiám , Ilibirí^ 
Hipé > ó Eliplé y CaUígurrisi 
Tortofa > por Dertofa : y en 
nombrar á Almería , fe conoce 
fer pofterior a los Moros. £1 
Feft abóle que aplica a Porto y íe 
halla deícartado por Efijizo en 
fus Antigüedades de Portugal 
cap. 73.num. 34. donde dice, 
que aquel nombre era fofpe- 
chofo, por no hallarfe en la 
Diviíion de los Suevos, ni en 
Morales , que vio muchos ori- 
ginales : y es nombre inaudito 
para los Naturales > por no ha- 
llarfe en £fcrito,ó Efcritura 
alguna : y afá concluye : „ No 
„ recibimos tzl Fe^abole 5 co- 
„ mo ageno , incógnito , ó in- 
„ troducido por yerro. Ni me- 
yy nos la íignifícacion de Ptarto 
„ llano y ó Plajfa n$uva , for ja- 
yy da en la Ohcina de Fr, Ber** 
yy nardo Brito , porque no veo 
„ quién pueda afirmar ahora 
„ efto de lensua tan antigua: 
,, (alvo , íi remató algún ¡Nie- 
vo , medio defnudo , por fal^ 
ta de Pieles , con que cubrir- 
fe^cooio Cc¿u: ios pinta^para 






. (DelaDiyji/tdtt 
arar cofa de tanta im- 
ancia. Veafe allí num. 

'B- . . . 

Otro principio gcnc- 
a la impugnación cíe ef- 
digos es que todos in- 
i la Divifíon atribuida i 
intino Magno : y del mo- 
c la imprimió Loayfa 
yT,. qualquiera podrá co- 
fus defaciertos , fegun lo 
lido hafta aqui: porque 
a para darla por apocrv- 
que reducen á tiempo de 
intino las Sillas que fue- 
jy pofteriores á cl , v. g. 
ria , Dumio, y Porto, 
3 fueron Obifpados ( ni 
eron) hafta el tiempo de 
;vos : y con todo cfíb las 
Cathcdrales en tiempo 
ñftantino , par füraá i^i 
da de la Hiftoria. Lo mif- 
(líio/ay Numaneia ^que 
\q fueron. Y es tanta la 
isiidad de ia co^ auU 
á ConíbintinO' , con lá d& 
Ai qtte el invoncoc i del. 
ücon de Lmitprértféc, 'al, 
Áe la Divifíon ds Vam-t 
icc^que la hhx>,/tgun, 
i Gon0Afttitip ■ Magno- ■en 

/Imites , m el ConeilJií. 
que junto en Toledo con 
ímI de S. Siheftre , / al 
fe decía baver a/iijSido el 
I Conjlantino, Si laDivi- 
ieVamba cortefponde y 



del ^y Vámhai * y ¿ 

fe mide pot ladeCbnftantino! 
es la una tan fingida y apo- 
cryfo como la otra. Y viendo 
que rodo efto es parto , 6 abor- 
to, del /ídf/o , podrá conocer 
el P. Contador de Argote , y to- 
dos quanios le figan , fí fue fu 
,, Autor «(gana Perfona erudi- 
„ ta V prádica en la Hifloria 
,, EclenafticadeErpañaiComa 
dijo en fus Memorias, pa£*.772. 
342 Refta rccopitar el 
tiempo en que fe inventó la 
Divifíon de Vimba , y el Uacio 
en que fe halla. Sobre lo qual 
fupongo , que el Código Tole- 
dano citado por Loavta , y en- 
laz:idu con el de Oviedo , no 
añade autoridad á elle , pues el 
uno es copii del otro , aunque 
en el de Toledo omitieron al- 
gunas cofas que parece no leí 
íbmron bien , como fe infiere 
de las notas nurginales de 
I^ayfa , en erpecial fAg. i -^9. 
El Toledano es copia del Ovc- 
tcAle , y no al lebes , pue^ 
aquel , fe efcritMo en Ja Era 
M.CC.XCI. Año M.CX:Ln£l 
eoifio fe lee al ñn del Códi- 
go ;'. del Cajón 11. tnás ant^ 
guo qU9 : el primero del Jinfmb 
Cajón j,donde' deOauesjdd me-* 
dífíjfeihalla ia mihna-DivUkHC 
Siendo el Código de Toledo 
del Siglo Xni. y el Ovetcnfc 
del XIT. es preciíb decir , que 
aquel es copia de efte , y por 
tanto no añade autoridad. £1 
li ». %«!»&> 



* J ¿ ^fpáña Sagrada 

tiempo del Itacio de Oviedo es 
el mifino que el de D. Pelayo 
6i Obifpo , fegun fe dijo en el 
$. IIL La parte de la Efcritura 
atribuida alli a Vamba , es pof- 
terior á la eflencion de Ovie- 
do y de León , mencionadas 
en ella. También es menos an-> 
tigua que la Silla de Zamora> 
pues cfta fe contiene en la Di- 
vifion con nombre de Numan- 
cia. En el fin del Siglo XL no 
fe havia in\ entado todavia efto 
Inftrumento ; porque en el año 
i 088. en que fe tuvo el Conci- 
lio de HufiUos ( de que trata- 
mos num. 139*) fabemos que fe 
halló el Obií'po de Oviedo, an- 
teceíTor de D. Pelayo : y pues 
ni efte , ni ningún otro Prela- 
do , tuvo noticia de femejante 
Efcritura del Rey Vamba , es 
prueba , que no havia en Ovie- 
do por entonces tal Itacio , ni 
en ninguna otra Iglefía tal 
Concilio y 6 Divifion , con atri- 
bución á femejante Reynado^ 
ni íin ella , pues fe hallaba po- 
íitlVamente deíconocida. 
- 343 En vifta de los límites 

3ae léñala á Zamora y fe debe 
ar.pofterior al año 1 1 18« Y ñ, 
es yerdadcra la Efcritura , que 

menciona C^/n^r^^^rr/ en ' 

,1, '. 



. Trat.^. Cap.ft 

toria de Segobia > pag, i t i. pot 
del año 1 1 24. en nn de Dicienv* 
bre > fe debe fuponer concluí* 
da la de nueftro aíTunto y an< 
tes del año 11 34. en que el ci^ 
tado Inftrumento la menciona. 
Pero de ningún modo fe puede 
reconocer formada antes del 
Itacio Ovctenfe, que es el tron- 
co a que todos recurren 5 fin 
quehauahoy fe haya descu- 
bierto mención de femejante 
cofa antes de la edad de D, Pe^ 
layo de Oviedo , efto es , antes 
de la entrada del Siglo XIL 
que es la única antigüedad que 
reconocemos en aquella Efcrir 
tura. 

^44 Hafta aqoi parece que 
la buena fe de unos á otros ha^ 
difculpado á todos : ya fegun* 
los fundamentos que fe han 
puefto y parece que íe debe 
íiibfcribir ( y yo lubícribo ) i 
la cenfura del Autor referido 
„ en el num, 198. que el Con*-; 
y, cilio y la Efcritura y que ea 
yy efte punto fe atribuye aí Rey 
,. Vamba > no merece crédito 
alguno y y fe debe anular y^ 
repeler del Tomo de los Con^ 
cilios de 'Loay£i ; y de to^' 
dos los ácoBoa en que fe ha-s 



i 
99 



■ I 






w - « 



PAPI-: 



©f algüyíos Catalogas E/pamles. » 5 3 

CAPITULO VI. 
e altanos Catálogos antiguos BfpañoUs , en que fe pone 
la ^inijion dé las Trtnfincías EdefiaflUas 

.-'"[, V ^^ E/paña. 

45 'VT'A que herrtos vifto tíguo que hallo (fuera de loS 
X it> apocryfo de la Concilios) en punto de Parti- 
ción de Obifpados, es el Chro- 
nicon Emilia nenfeifegun le po-, 
ne Serganza en el tomo 2. de 
las Antigüedades de Efpana 
p3g.S48. Efcribiofe cfte Chro- 
nicon en el año 883. como fe 
dijo en el tomo 2. pag. 76. y 
hablando en el principio de la 
Defcripcion de Efpaiía , dice 
que fe dividió en íeis Proviu- 

ido de algunos Catalf^os cías, a que eftaban reducidos 



vifion de Obifpados', que fe 
ribuye á Vamba , conviene 
aminar otros Documentos, 

que fe hallan divididas- las 
ovincias por Sedes Pontifi- 
is ; por f'er proprio de cftc fi- 
I lo que pertenece aDivillon 

Metrópolis en común : y 
nftar que no pocos fe aluci- 
n con el crédito no bien me- 



tiguos. 

;4tf El inñrumento mas a 



todos los Obifpados , en eñ^ 
conformidad 



Hífhet ProvintUi VI, cum Sedibtu Epifeoporuro^ 

Prima Cakbago , qua ejl Carpentania. 

Toleto Metrópoli babetfub /í, id eJl , 



Orcto. '' ' 
Biatíár' 

Urci, 
Bigaftrci: 

Satabi. 



Itálica. 

Alsidonia., 
¿jrepka 



>' Dianum. 
Caftalona. 
Valentía. 
Valeria. , 
-X Secobrica, 
Arcabrlca., 

Secunda . Provincia Bftita, 

Hiffiali MetiopoU. 



Compiuto^ 
Sigonza. 
Oxoma 
Secbbía. 

. ^alenña. 

xvn. 



Aftigi. 

' Córdoba.: 

JEgafaiOí 



ZJ4 Efpana Sagrada. Trat.^. Cáf.€: 

Malaca. Et Kzá. 

Ulibcrri. ÍX. 

Tertia Provincia U(fitam0. 

Emérita MeixqppU. . . \, ' 

Pace. Caliabria* 

Olixbona. Talatnantíca. 

Exonoba. -Abila. . / - 

AgitaunU. Talabayia# 

Conibria. Blbora i 

Befeo. ..&:Caurjk>; 

Lameco. í" XIII. 

í^rta Prmimiá Galllríenfi. 

Bracara MeccopolK 
Dumio. Iria« 

Portucale. Li|Co« -. 

jude, Viftaoi^. 

Áurienfe. & Afturica. VIII. 

Quinta Provincia Tsrraconenjís. 

Terracona Metrópolis. 

Barcinona* Dcrtofa. 

Egara. Csíanuguda. 

Gcrunda. Ofea. 

AiTOurias. Pampiloiia. 

Aulona. . Anca; 

Urigcllo. Callagurre. . 

lUerda. Tiraíoiia. XIQI. 



Sexta Provincia cjt fUtra more Tingrtan^ 

Gallianon eft de Provinciis Spaniét y fci fub regimine. Gothormn 

eratp ita ^* 

Narbona Metrópolis. 
Beterris. Luteba. 

Agate. \ Carca0bfia. 

^ MagaU<ma. Elena. 

Uetuna^. Toíoíll^ 

. :- • Ef- 



©f algunos Catai 
J47 Eftc Catalogo tknc 
;una desfiguración en tos 
ubres, no tanto por ufarfe 
i en el Siglo IX. quanto por 
refto del Eícribiente , pues 
re , que no tiene conftancia 
la voz Metrópolis , ufando 
s frequentemente de Mctro- 
i , al modo que en la quarta 
avincia pone Gatlüienji , y 
la quinta Terraconenjis. En 
ni la falta de la Orthogra- 
ia , ni la de Latinidad , de- 
ludan la antigüedad del Si- 
) IX. antes bien fon teftigos 
aquel tiempo. 

348 Efta antigüedad de 
,s de ochocientos anos '• es lo 
ico que venero en efte Dó- 
mente : pero por si folo no 
capaz de decidir , pdr eftár 
ninuto en unas partes , y ctí 
as redundante. En Toledo 
lite á Saji , AUtJte/á, y Ac», 
niendo á efta ultima Silla cn 
Betica, á que nunca tocó j y 



\¡oges E/Panoles, a j 5 

quitando de ella a Tueei. En 
Merida pone á Talabayra , de 
cuyo nombre no hemos tenido 
Obifpado : ni la Lufitania tuvo 
trece Sillas antes de haverla en 
Zamora , la que no havia quan- 
do fe efcribió el Chronicon 
Emilianenfe. En Narbona po- 
ne i Tohfa i lo que ya digiraos 
num. 338. que no fucedio afsi 
en tiempo de los Godos: y por 
tanto fe infiere , que la forma- 
ción de efte Catalogo no fe hi- 
zo por noticias originales. 

349 El fegundü Catalogo 
y Divifion de Provincias, es 
el que fe halla cn el Libto de 
Concilios del Efcoríal, que co- 
munmente fe nombra el Emi- 
lianenfe , y Loayfa le' intitula 
Hifpalenfe. Efte fe efcribió en 
el año 962. fegun lo prevenido 
encl Apend. yi/.:dcl..ti>mopre- 
cecl<;me. El fcnor Loayfa co- 
pió y pubUcó' Ü. Diviíion cn 
cña forma.:' >, ;í.' /.■,.- '■ 



DIVISIO PROVINCIARUM HISPANI^ 
&.earuni Scdium. - ; ', 

PROFINCIA GALLECrie. ' 

BradiaVa Metrópolis. -^ DaniiÓ. ' 

Portucalc. .Aurienfe. 

Cbnimbíia. , Tude. 

Eguitania. : -t LucQk 

Vefco. '. Iría. 

Lameco.. : . I :■ • Britona, 

.Vetica. . í Aftotica. 



;^í^<::v^ 



z^é E/pafía Sagrada. Trat.$.Cap.é. 

PROVINCIA GALLIty£. 

Narbona Metrópolis. Luteba, 

Caucoliberi. Magalona< 

Carchafona. Neinii^^ . , ; 

Biterrii.» Bneipaíb* 

Ágata. Elcaav 

PROVINCIA LUSITANIt^ 

\.' .1 

Emérita Metrópolis. Caurio. 

Avela. Exonoba, . i.) • 

Salinantica. . Oliíibona^-. L i/ 

Elbora. ,b i.: . 

PROVINCIA CARTHAGINISi 

I. - • • 

[Toleto MetropoliSv C Dianio. . .»: 

Compluto. . Setabu , 

Segontia. CarthagOfc; 

Oxoma. Bafti. 

Palentia.. Mcnteík^ 

Valeria. Acci. 

Oreto. Biacia.; 

yalentia. . . 

PROVINCIA BBTlC^i 

- . • - • ^ 

Spalis Metropolis.^ Egabro. 

Itálica. EFiberí. 

^ . Eli'px. Maiacha.^ t . 

Aftigis. K Aíidona. 

Corduba. 

PROVINCIA rARRACO^NENAIS^:. 

iTarracona Metrópoli*, Elerda. * 

Dertofa. Barcinona.; 

Cxfaraugufta. ' Egara. .» ¡ r. ; ' 



» . ■. 






Tyrafona. i Aufona. 

Calagurris. Gerunda,-'- 

Auca. V Impurias. ./.>:-:.•< 

Pampiloaa,: Prgello. 

Ofca. ^^ Ef- 



©í aí^imos Catálogos Efpamles. í y 7 

>■ Efte Catalogo tampo- ración no fue inferior á Lidc 

jne mas rccomjnd.icion, otras que propone eftc Cata- 

t del tiempo , inuv aite- logo. 

la formación de la Efcri- 353 De aquí infiero , que 
itribuida á Vanibi ( pues por el íilcncio que fe halla en 
lenos la precede en Sii;Io ellos Inftrumentos , no fe debe 
lio) y por tanto no men- argüir contra la antiguedad de 
á Niimancia , por no ha- alguna Silla ; ni probar la an- 
erigido en aquel tiempo tigucdad del Catalogo en flicr- 
a de Zamora, En lo de- za de no hallarfe en el tal , 6 
ampoco debe prevalecer tal Obifpado. La razón es, 
otidad, por tener los míf- porque de un Documcnro que 
iefeílos que el Catalogo refiere una Silla mas moderna, 
dente , en fct diminuto y no fe puede decir, que es an- 
idante. , terior a ella: y mucho menos 
[ A Braga la feríala tre- que precedió la erección de 
cfias Sufragáneas , fiendo aquella mas antigua cuya no- 
[uc jamas llegó a tal nu- ticia omire ; porque antes bien 
; porqat Vetica nunca ha ic infiere de eüo lo contrario: 
Silla, En Narbona pone v. g. en la Metrópoli de Tok- 
ibifpados mas de los que do omite a Uré/ , y propone k 
reíponden 5 haciendo Ca- Compluta. Bueno fuera , que 
al a Colibre , y dividíen- de aquí fe intentafle pregar, 
«ritmes en dosSilias , una que Compluto era Obifpado 
lombre de Nemis , y orra mas antiguo que tfrw ; ó que 
\ de Enemáfo , que deno* era anúquilsinio cfte Catalc^o^ 
la mifma I^lefia. por omitir en Toledo la msn- 
t En Merida omite a Pa- cion del Urcirano , y otras cin- 
á Caliabria , fíendo cier- co Sillas? Efto feria ciertamen- 
3 cxiftian , quando Braga te detatino ; porque Urci es Si- 
>a de las Sillas que la atri- Ha mas antigua que Compluto, 
elle Catalogó. A Toledo Otro egemplo íe roma del fi- 
ta á.Sí^o¿/4, Urci , Bigaf' lenciode Segpbia. El que inñe- 
lUiei , Secobrica , y Arca- ra por efto , que la formación 
, confiando que eran fus del Documento íe hizo por ncv 
gancas , antes que fe ten- ticias anteriores á la erección 
ticia de la Sillade BineJay de la Siüa de Segobia ; no ar- 
.qui fe la atribuye. En Se- guyc bien ; portjue en tal cafo 
3mite á Tueci , cuya du<- no íe mencionana a BioeUf cu- 



?< 



2 5 8 Efpana Sacada 

yo Obifpado es incnos antiguo 
uc Segobia , y otros que aqui 
c omiten. Y afsi fabiendo^ co- 
mo fabemos , la edad de eftos 
Catálogos » no hay que andar 
inveftigando mayor antigüe- 
dad^ ni cuidar mucho de lo 
que conde folamente por ellos; 
pues el tiempo en que fe hi- 
cieron no era de cultura , co- 
mo fe vé por lo que fe ha no- 
tado. 

3 54 Si cfto no te bafta , re- 
flexiona en que el citado pro- 
pucfto fobrc las Provincias de 
Mcriday de Braga , es el ante- 
rior a la Divifion de Recefvin- 
tha y como fe prueba por atri- 
buir á Braga todas las Sillas 
del tiempo de los Suevos > y 
quitar á Merida las que efta 
Metrópoli reftauró en el Rey- 
pado del mencionado Principe. 
Por otra parte fe conoce , que 
fe guió per memorias pofte- 
f icjcs al Concilio I. Bracaren- 
ie 5 por quanto folo dcfpues de 
efte huvo d numero de las tre- 
ce Cathedrales que propone 
(no contando la Vetica , por no 
jiaver íido Silla.) Supnefto efto^ 
erró en poner a iMgo por Su- 
fragánea > confiando que en el 
tiempo de los Suevos fue Me- 
trópoli : y afsi mirado el eftado 



. Trat.i.Cap.6. 

anterior a los Godos , no de- 
bió contar a Lugo entre las Su^ 
fraganeas. Si fe mira el eípa^ 
cío que huvo defde Recaredo 
á Recefvintho(en que Lugo era 
Sufragánea ) no debió quitar a 
Merida el Pacenfc , y Calia- 
brienfe , cuyos Obiípados la 
pertcnecian ciertamente por 
entonces , como fe ve por los 
Concilios de aquel tiempo. 
Tampoco debió quitar á la Bc- 
tica la Silla Tuccitana : ni po- 
ner en Toledo á Cartbagenry 
porque Tucci exiftia en aquel 
cfpacio 5 y no Carthagena. Si 
fe mira el eibdo pofterior á Re- 
cefvintha>no debió poner en 
Braga las Iglefias que pufo, 
quitando quatro de ellas a Mc^ 
rida 9 que confta fiíeron fuyas 
defde entonces hafta el Ponti- 
ficado de Inocencio IIL Con 
que en ninguna convlnacion 
es verificable el conjunto mof- 
truofo ( por fidta y redundan- 
cia) que ofrece efte Catalogoi 
y afsi por si folo no merece 
aprecio. '^ 

355 Otro Catalogo pone 
el feñor Loayfa defde la pag^ 
i^3« que dice ie tomó de un 
libro MS. en letra Goéiica de 
la Santa Igleíia de Oviedo j y 
dice afsi 



.>Iíí 



©í algunos Catálogos Bf^añoles. t^y 

IN NOMnSIE DOMINI NOSTRI )ESU CHRISTI, INOPIT 

NUMERUS SEDIUM HISPANIENSIUM: ET UNIUSCUJUS- 

QUE PROVINCI/E SEDES SUO METROPOLITANO 

SUBSCRIPT/E , USQUE IN RHODANUM 

AMNEM , ID EST: 

Metrópoli Tolcto fubditae. 



Oreto. 


Bagaftri. Secobriga. 


Beatia. 


lUici. Arcabrica. 


Mentcfa. 


Setabis. Compluto. 


Acci. 


Dianiíim. Scgontia. 


Bafti. 


Valeria. Oxoma, 


Urgí. 


Valentía. Secobia. 




Palentia. 




Sub uno XX. 


Metrópoli Spali fubditae. 


Itálica. 


Malaga. Corduba. 


Aíidona. 


Elberris. Egabco. 


ElepU. 


Aftigi. Tucci. 




Sub uno X. 


McritíE Metrópoli fubditx. 


Pace. 


Conimbria. Cauria. 


OHxibona. 


Vifeo. Elbora. 


Exonoba. 


Lameco. Abehi. 


£gi cania. 






Numantiai i. 




Sub uno XIIIT. 


Bracaix Metrópoli fubdttx. 


Dumio. 


Auria. Britonia. 


Portucalc. 


Iria. Aftocica. 


Tude. 


Lugo. 



Sui tino Vim. 
Tatcac(Mi3B Metrópoli fubditae 
Barctnona. Urgejlo. Ofca. 

Egara. LeriXa. Pampílona. 

Ccrunda. . ]Qsiá- Calaram* 



t66 Efpana Sagrada. Trat. 3 . Cap A: 

Empurias. Tortofa. Tirafona., 

Aulona. Cxfaraugufta. Auca. 

» 

Sub uno XFI. 

Narbona Metrópolis, 
Bctcrris. Ncmaufo. Tolofa. 

^atha.. Luteba. Elna. 

Magalona. Carcafona. 

« 

S$ib uno IX. 
Et fub uno Sedes Hifpanicnfcs , abfquc Pro-' 
vincia Tingitania uíque ad mare Oceani, 
qui cas circundat , Sedes LXXXIJ. (^Uafe 
LXXVIII.) cxceptis Legionc & Overo , qust 
nulli umquam Metrópoli fuerunt fubditx. 



3 55 De cfte modo fe halla 
en Loayfa 5 con fola la diferen- 
cia y que alli fe repiten los 
nombres de las quatro ultimas 
Metrópolis en el primer lugar 
de las Sufragáneas ; lo que yo 
he omitido 9 no folo porque 
falga conforme con el metho- 
do de las dos primeras Metró- 
polis (donde no pone el nom- 
bre de Toledo y Sevilla en la 
linea en que eftán las Sufragá- 
neas) fino porque esprcciíb, 
que debajo del titulo v.g. Bra- 
cara Metrópoli fubdités no fe 
ponga á Braga^ porque no pue- 
de 1er Sufragánea y ó eftár fu- 
lera a si mifma : y afsi defpues 
le aquel titulo no puede ex- 
preífarfe la Metrópoli y que fe 
halla ya mencionada en la ca- 
]beza. 

357 £^ ^^ f^uavíios de ia 



recapitulación he corregido 
también el de XÍIU, en Meri- 
da : porque aunque en Loayfa» 
y Aguirre , felee.yi<* uno XIII. 
conita deberfe poner ]S[IIII.por' 
que efte numero refulta del 
contexto y donde vemos que al 
Prelado de Merída le tocari 
catorce Igleíias 9 incluida la 
fuya y como fe incluye en la 
fuma de Toledo > y Sevilla. Lo 
mifmo fe autoriza por la Edi** 
cion de eíle mifmo Catalogo 
en eltonu 2. de la Efpaña iluf-^ 
trada > pag. 8^o. donde fepo^ 
nen XlIII.Siuas en laLuíita-í 
nia 9 diciendo fub 4ána XIIIL: 
En la Tarraconenfe folo fe ha-^ 
lian XIIII. en el texto de la Ef-^ 
paña iluftrada , y XV. en el de 
Loayfa : ambos eftán defe¿hiOr 
fos y debiendo fer XVL fegua 
gl^iuorde cfteQi^ogo. En 



©e algunos Catálogos E/panoles. %6i 

de todas las leis Pío- de los Godos. Excluida Tolw 

(Toponen unos y otros fa, y I¿tofa (por no haver toca- 

o de LXXXII. lo que do aquella á Efpaña , ni haver 

es yerro : pues incluí- fido efta Epilcopal) el total de 
s , no refultan mas que las Sillas antiguas de cftos Rcy- 
I. nos ímna./etentayfejí, incluí- 
Elle Catalogo es mas da Zamora ; y no contando a 
3 que los antecedentes, Oviedo , ni a León, 
fe formó en la Oficina 359 En la edición citada 
e hizo la Divifion de de la Efpaña Iluftrada , fe prc- 
, como fe prueba por viene , que entre los nombres 
Sillas de Nítmancia , y de Gerona y Ampurias fe ba- 
que no le oyeron an- liaban añadidos con letra muy 
or la cxprefsion de que antigua los de las Islas de Ma- 

Oviedo fiempre íue- Horca , Menorca , Formentera 

itas. En Narbona pone y Ibiza : los quales fe ingiric- 

aganca á Tolofa , co- ron en el texto en otro Código 

e en el Catalogo pri- de la mifma Iglefia de Oviedo, 

: efte Capitulo , y en que no etaGothico. Todo ef- 

) num.^3i.y por tanto to califica la hermandad deeí- 

a feñalar nueve Sillas te Catalogo con la Divifion 

jalia Narbonenfe , no atribiúda a Vamba : y aísi no 

o ceñido mas que ocho merece lo uno mas autoxidaj 

i eihivo ea Dominio que lo otto. 

CAPITULO VIL 

tiros Catálogos e/íran^eros , 4e las Troltincias, 
de E/paña, 

$. I. 

•fi el de U ^al 'Bthliotheca deTarU , mofirand», 

que en h que mira a Hfp^fe hix¡t 

fin conocimiento. 

^L ilullre Abad Cae- foat fin de fu Geagtajdiia Sag 
^ los de S. Pablo ptt^ gndaiu^ Noticia <£p|o3 cinco 



z6z Efpana Sagrada. 

Patriarcados , (que empieza 
Sanáia Romana Ecclejia) Tacada 
de la Real Bibliotheca del Rey 
de Francia 5 donde entre los 
demás límites del Patriarcado 
Romano , refiere los Obifpa- 
dos de Efpaiia > reducidos á To- 
las cinco Metrópolis , por eftár 
ya Teparada la NarboncnTe, en 
el tiempo en que Te eTcribió 
efta Noticia , que fue deTpues 
de los Catálogos precedentes; 
efto es y deTde el nn del Siglo 
XII. en adelante. No Te Tabe el 
Autor de efte inftrumento : pc- 



Trat.^. Cap.'j. 

roconfta,quc no eftuvo bien 
informado de las coTas de ET- 
pana 5 porque fiícron tantos 
Tus yerros , que eftuve deter^ 
minado á no mentarle s y íblo 
me he reducido a proponerles 
porque no perjudique á ETcri- 
tores de á fuera , y fe vea lo 
general que fue en aquellos 
iiglos obTcuros U ignoian- 
cía. 

3^1 Dice pues U edicioti 
de Carlos de S, Pablo , en Pa^ 
lis año de 1641. en la pag. 66\ 
del Parergon; 



, Archiepifcopus Terracenenfís bos babct Suff". 

ParcinonenTem. Hylerdenfem. CxTarauguílanum. 

GerundenTem. OTcenTem. Serragoeenfem» 

l«eridenTem. TiraTonenTem. vel NíVmacese. 

^uTonenTem, Caloguritanum. DortoTenfem. 

. fiot VicenTem. Pampilonenfem^ 
prgellenTem. 

Arcbiepifcopus Tolet antis bos babif Ssífff. 
Scguntinum. SegobienTem. BurgenTem > qui efl: 

OxomenTem. ConcenTem, Domini Papas. 

SegobricenTem. AccindinenTem. Palentinum. 



Arcbtepifcopus EmeriUnfis vel Compojlelanus bos babet Suff. 
AbulenTem, AmacenTem. UlisbonenTem. 

Egitanienfem. LegionenTem » quieff 

CSnnenTem. Domini Papx, ^ 

CivitanenTem. Ovetenfem , qirf eft 

Dñi. Papas. 
Zamorenícm. 



Placentinum. 

ElborenTem. 

SalámantinenTem. 



; Arcbiepifcopui Bracbannfis bos babet Suffr. 

TortugalenTem. LamecenTem. Aftorice^Tem. 



O 



Ot otros Catálogos efinm^ens. 163 

abríenTcm. Luccnfem. Tudcníem. 

&m. Auiicniem. Mindunienténi. 



Mátaíem. 


■■sjoia;-: ' 


Ugria. 


4; :. , ■ 


• Fñio<a. 


Goram. 


ienfem. 


Ompliitmn* 


Melfyda. 


[anum. 


Malecha. 


Evitia. 


ubenfem. 


Satíva. 


Botmentaña. 


\a. ■■■ • ■ 


Granada.: 


■-: .' Alchoroz. 


¡a. ■ 


Accintinai ; r 


' Almaria. 


pona, 
(tadt. 


Utbsdefetta* 
Thanlf. v,. 


■ • Moncqua. 
. Caparra. 


1. . .. 


■ Lucernav 


'■■: Adama, red hgecqii»- 


:. 


Vcntofa. 


■' tnordcferttfant. 



1 Son tantos los defacicr- diminuto, qultandole^llas que 

[uc aqm fe incluyfctv; ^ife tenia y quando íe hizo efte CaV 

parece fupcrfluo mencio- talo^ i y jxjniendo. una dd 

)s. En Tarragona hace dos nombre nunca oido , qual es la 

rpados de Lérida ; püoíX AMttííintnfe ; fi no que entierv- 

ienje , e Hylerdm/t , íon da por ella la Mcitatta. El le- 

bres de una miíoia Gu- ñor Aluieyda dijo que podiat 

El 'Numacenfe , no ñie fer IzGiennen/i: i petotaalu^ ■ 

iy aun. admitidoObirpa- fionde la voz íkvorccc masa 

e cftc nombre , nunca per- Acá : y yo creo , que ni una, ní 

ció a Tarragona ; íí no que otra fe entiende por aquel 

utor de efte Catalogo hu- nombre , pues quando fe for- 

c errado , como otros , en mó eñe Inftrumcnto , no fe ha- 

ar, que la antigua Numan- via leftaurado Guadix, ni Jaitu 

iue Zaragoza , que es á lo y el Autor parece que miró i 

parece alude el nombre las Iglefias a¿lualcs , por lo quQ 

Agoeenft : y dado efto in- omite muchas de las antiguas, 

ió en otro yerro de aña- que ciertamente dieron deTo- 

: íbbrc el cJ/araugu^ano. ledo. Por otro lado fe infiere, 

$3 En Toledo ettá muy que cña omilsion provino de 

ig- 
) Tom. 4. Aparato para- iaDi/eipíiaa, y RitoíEcleJía^is^ 
ortugal j Apend. IV> pag. 16^. 



1^4 Efpaña Sagrada . 

ignorancia , atribuyendo á Se- 
villa Obi fpados que eran de la . 
Carthaginenfe , como fe vé en 
Compluto y Valencia , Dénia, 
Xativa , Baeza , . y Ubeda. En 
efta parte incurrió en unas alu- 
cinaciones, ó ignorancias in-... 
tolerables 5 porque fobrc po- 
ner en Sevilla Iglefias que ja- 
mas la pertenecieron , hace Si- 
llas a las que .nunca lo fiíeronj 
y en las que tuvieron efte Hot : 
ñor , corrompe la identidad , y 
hace dos Obifpados. de uno, 
como en Ubeda , y Baeza 5 y 
aun en la mifma Sevilla multi- 
plica los nombres de Spala > y 

'*Sibíllienfe , que convienen á 
lina fola Ciudad. Introduce 
también nombres de Lugares, 
que ni tuvieron Silla , ni es ft- 
cU explicar donde cftuvieron, 
como Alacha , Petrofa , O'c. Y 

; en los que fe trasluce algo por 
fu alufion , fe convence que no 
han (ido Óbifpados , como en 
Gibaltariay íi entiende á Gi- 
braltar , ó Tharuf^ fi equivocó 
el Synonomo de Tarify qual fe 
Uamó el monte de Gibraltar, 
por el Moro Taric. Si por Olifi- 
subentendió á Usboa s erró 



en reducirla á Sevilla , defarf^ 
dola ya pueda en la Mttropo^ 
li de Mcrida. Si por Ewtia , y 
Formentariá entendió las Islas 
de Ibiza, y tormentera' i^eftas* 
nunca fueron cabeza de Óbif- 
pados diftintos (aunque Ibiza 
fue Silla) ni pertenecieron á la 
Betica. En ñn creo ferá moleA 
tia el detenernos mas fobre un 
inftrumeíito bárbaro en eíU 
parte , y defconcettadiísimoi 
prppuefto folo para <]uc fe ve% 

que no merece crédito. . 

» 

§. IL 



» • 



Dtl Catalogo de. U BibÜ9thtt§ 

2mmim. 



•.j 



OTra Divifíon propone el 
expreífado Orlos de S. 
Pablo ', copiada de un antiguo 
manufcrito de la Biblíotheca 
de Francifco Thuano , que fe 
formó con noticias mas ](HiQt 
tuales. ' ♦ 

^64 Dice afsi en la pag.Sj. 
del Parergon , tomando (como 
en lo antecedente) la parte quC 
pertenece á Efpaña. 



Archiepifcopus Terraconen/is bos babet Suffr. 
Barchionenfem. Gerundenfem. Aufoneníem, 

ífilerdenfem. Ofcenfem. w/Vicenfcm. 

Galaguritanum. Urgellenfem. Tyrafonenfem. 

Pertofenfem. - Pampilonenfem, CxfarauguftanumV 



Ar^U' 




Seguntínum.- Oxómenfim. ■ Burgeníem 
' P^Sentitíam. . Segobncen(ciKi ' exetnpr. 
. 'Cbncenfem. ' '' '^ Segobienlein. 

-.■'.' botbabetSM^,' ! » 

Abulenfcín, PUcentioniii.' -''SalmamiceiiCeiik 

Elboren&m. Caurieníém. Ultxbonenfera. 

X^ionenlém Oveteníon i ■ QunoceníciiL. 

.;ezeHg^t. «cmpc, . 

.Gviutenlan. Ejgitanieméin. 

jlntUtpi/ttfMsSraea^m^boibáhttStffi'. 
Portugalienfeni. CoUmbneníbin. Viíénictn. 
' lamctenfem,' Annenfem, Tudenfetn. 

'Lticcnfem,' •. Aftoricenfem. Mindunieníeiij.- 

Í5 Ka pone la Provincia reducirle al efpacio que hay 

aBetica^poc no eftátSe- éntf% él ario 11 20. y el Siglo 

conquiftada en el tiempo XÍV. El fcñot Almeyda , r©fi- 

fe iiizo efte Catalogo ; pcv riendo efta opinión en el Ápeifr- 

) motivo la omitió tíimbten dice VI. (donde reproduce 'ei 

Vaticano , que fe pondrá Documento) obíerva, que efta 

ues. es cuenta mas genérica de lo 

S6 fiíte Documento care- que pide un^^ca tn*i , ó trunos; 

z kjsdcfeftos que <e hallan y afs! adelanta la averiguación, 

:1 antecedente i y es una y determina haverfe clcrito et 

i defcripcion del eftado te Catalogo defpues del año 

tenia nueftra Iglcfla en i22i.porquanto feiíacemen- 

:1 tiempo ?efto es al fin del don en la MocropoU de Saltf- 

) Xll. y a la entrada del bourg de Lavant * que no fue 

.'. El V. Vi. Francifco Or- Silla nafta defpues del mcncio* 

io , que reimprimió efte nado año , y fegun algunok 

ik^o, i fe contentó con haftaeliiAO. 

'W./K. Ll Por 
) Orbh Saccr , &• profanus illufiratu$,xoTa.i. p'ag.C.deI,Pa-i 
on , citado de Almeyda, ubifu^nty Append. vi. 



té 6 Efpáüá Sagrada 

'^6j Por lo que mira á Ef- 
paña le infiere havcrfe . cfcrito 
antes del año 1238. en. qué 
conquiftó a Valencia el Rey 
D. Jaynic , pues no fe halla 
mencicnado efte Obifpado,en- 
contrandofe los del Siglo ahte- 
ccdente : y por efto le rcduci- 
mcs al principio del Siglo Xlll. 
Lo milino fe comprueba , por 
fcltar en la Metrópoli de To- 
ledo elObilpado de Córdoba: 
de lo que fe infiere que csan-* 
tcrior al año 1236. en que fe 
refiauró aquella Ciudad : y afsi 
miró fu Autor al eftado en que 
fe hallaba Efpaña al fin del Si- 
do XII. fin «ncncignar lasóle-. . 
fias Sufiraganeas antiguas , que 
íc hallaban fin Silla. 
. 368 Solo hAy ^uc corregir 
laque no previnieron loj Au- 
tores citados , en punto de las 
Metrópolis de Mcrida y de 
Braga : porque el Catalogo po- 
jae . por Sufiraganeas de Braga a 
Coimbrsy Vij€Oy y LamegOy dan- 
do la de /¿a^a a Mcrida. Efto 
no ivít afsi en la entrada del Si- 
glo XIII. en que ya fe havia 
concluido el Pleyto que fobrc 
eílas quatro Iglefias tuvieron 
el Compoílclano y Bracarenfe; 
agregadas á Santiago Lamego 
y Idaña , y a Braga Coimbra y 
Vifeo , como fe dijo en el Ca- 
pitulo IV. num.129. Por tanto 
ni eñe y ni i\ Catalogo prece- 



. TraUiXdp.j: 

dente , tuvieron buen informe 
en efla parte: pues fi fe mira el 
eftado anterior al Pleyto , per- 
tenecieron .á Merida aquellas 
quatro Iglefias defde Récefvin- 
tho : mirado el pofterior , per- 
. feneció Lamec;ti con Idaña a la 
Metrópoli de Merida, y no La- 
mego' a Braga , coáao fe repre- 
fenta en eítos dos Catálogos. 



■' • I . • 



....$i m. 

Del Código de U Bibliotbecd 
-:\ Vaticana. 

i '•» i ■ i ' • . 

Z6s TJL.Hiiftrc Manuel 
£j^ Schciftrate pufo 
varios Documentos de laGe- 
rajq'uia ' Edefiaftioa én el to« 
jno %4 Antiquitétis Ecclefiét Ójnts 
Geografhico-^Hifrarebieum , un- 
preflb en Roma en el año 169J. 
En el numero XXULdel Apen» 
.<licc, pag.747* exhibe úík>, co- 
piado de la iKibliotheca Vati- 
cana y Cod.ri^;j:ttyd titulo es: 
Notitis B^elejkámm tempere C^ 
lejiinilll. an. 122^. conferí fié 
Á^ Viro Relfgiofó j O'Milone ejm 
Abbate. En la. margen pone: 
Correal A ^ exemflar MS. Ct 
carite le£liones Cgdieis. \i % y j J/- 
bliotbeca heginét SuttU. Refie- 
re efte Inftrumento las Sillas 
del Patriarcado Romano 9 y al 
llegar a la pag. 753. dice 
aísi 



J' c'rV-'Ví-''. '• iN his'paÍíiá.^ . " ■ 

• iB^bfímiemfrm^GgriMdo^m. At^nen^UTf fiu yia»/tm: £y«; 
Ufkíft^m^^i^tiAi/im,. TirafoMufemi iCi^arvif'tíitamim. ürgclifiJ. 
fpni-'Qii/iúiUi^Umnmi^ Derfe/ifit/er/i; i'ai^mMimfim','. JEn. la mar*: 
gen corrígck lección D^tt/htftmíta Dcttuíenfein: y añade Va- 
Tmfiñmm,- ■ ' ^M 

■. Stpmiimm.- Qxmifnfévii. BUrvei^^^Ptí&ititimm.Sagtirbiín^* 
ffm. Siü^thkitftm,. Coti^nifm.- Al mtigoniñAdc : CordMm/twUí 

jlrrbitfi/eífmBmtrittM/üiútnitgtík^C < 

..!■■■ . V . ... .Sttffrt^Mttoi, ' 
^ \ahiftnfiiih, Pke*ntí»Mm.SalmaMtiftH/tm.E/larm/im^Céiiria$' 
tff^i, Vtit^pné^iem. ítgitnmpon, ,í¡^t*injjitmt\ Zamoñn^tm, Air 
B¡^g,ctíi de^VUa^mtf^t. Ypcnet CKMtitfnfém. EgiUMtnftm, 

Artbiepift'opus Brae'areifjis hos habet Suffr. 
' Portugalenjfrtt. Columbrten/im. Vtstnnum. Lamríenfem. jút- 
xUnfem. Tuienfem. Lucenfem. Aftoricenfem. Mindunienftm, 

Al margen íc lee : Jrebiepi/topus Hi/palenfij bos babet Suffr. 
Sitffnenftm. Cordubenjem, Carthaginenftm. S^actnfém. 

murió Ccleftino III. en el año 
1 198. y afsi en una u otra par- 
te hay errata. Según la noticia 
que de algunas Sillas moder- 
nas ofrece el Documento , re- 
fuelve el citado Autor que le 
hizo en el Siglo XIII. y que por 
tanto debe prevalecer el año 
ia25.debiendofc poner en Ux- 
gajr de Ccleftino á Honorio. 

371 En cfta fupoficion cr- 

n^. 4 Código del texto enpo- 

' ner|>0[ Suvigancas fin excep- 

^1 2, S^^VEV 



570 Eftos dos Códigos ( el 
Vaticano del texto , y el de la 
Reyna de Suecia marginal ) ef- 
tán á qual peor en lo que mica 
át l^fpvía * porque ninguno de 
tos dos Autores eftuvo bien in- 
Eormadd. DeGle el titulo em- 
pieza la Noticia a moflear po- 
ca exaditud , juntando el Pon- 
tificado de Celeftino lU. con el 
año 1225. fíendo afsi , que co* 
mo previno el Tenor Alm^da' 
ícn el Apéndice V. pag. iSp.) 



i6 8 Efpana Sagrada 

eion alguna á las Iglefías que 
ya eftaban cíTentas. £h Merir- 
da omitió el Civitatenfe $ y 
pufo una Silla incógnita Efta-- 
renfe. El fcñor Almeyda en- 
tendió por cfta á Afiorga : y fi 
foe afsi , erró el Autor del Ca- 
talogo en poner cfta mifma Si- 
lla por Suñraganea de Braga. 
Yo creo que por E/loren/e -ho 
debe entenderle Aíiorga y^fíno 
Ebora,nombx2LdaElboren/c, co- 
mo fe infiere, ya de la afíúi- 
dad entre Eiborenfe y Eftorcn- 
fe , y ya de que no menciona 
por fu nombre a Ebora. Yerra 
también en no dar al Emeri- 
tenfe las Sillas Lamecenfe, y 
E¿itanienfe , que le pertene- 
cían en el ano 1225. Yerra en 
omitir á Egitania , y en poner 
el Lamecenfe en Braga. 

372 El Código de las lec- 
ciones del margen mueftra ícr 
pofterior al año 1239. pues po- 
ne por Sufiraganea de Tarrago- 
na á Valencia : lo que no íiie 
afsi hafta el citado año> en que 
fe aoibó el Plcyto con Toledo, 
declarando el Papa Gregorio 
IX. á petición del Rey D. Jay- 
me , que Valencia fiíeífe Sufra- 
gánea de Tarragona , no obf- 
tante que en lo antiguo perte- 
neció a Toledo , como confta 
por fu Bula , dada en p. de Oc- 



. Trat.^.Cap^j. 

tubre del año 1239. la qual fe 
guarda en el Archivo de la 
Iglcfia mayor de Valencia. Lo 
mifmo mueftra también el po- 
ner a Córdoba Sufrz^^ne^ de 
Toledo ^ pues cubo fue deípues 
deli235. 

373 Pero falto en no poner 
en Merida y en Braga los Sí^ 
lias Sufiraganeas del modo que 
fe ha cxpucftoi Y mucho mas . 
en atribuir á Sevilla la Iglefía 
Corduktnft , qÚ€Íe$al6 en To- 
ledo. Iten j en darla á Cartha- 
gena , que nunca perteneció 4 
Sevilla : añadiendo otras dos^ 
cuyos nombres no pueden eo* 
tenderf&,.como £ou Sinmenfi^ 
y Sadafmfe. 

S- IV- 

De otro Catalogo de mn libro ami 
tiguo Camflutemfe. 

374 QjEmejante al prece- 
O dente Vaticano es 
otro Catalogo de Obifpados, 
que fe halla en un MS. de la 
Bibliotheca del Colegio Ma- 
yor de S. Ildefonfo de AlcalájT 
al fín del tomo de folio mem-- 
branaceo en que eftan diverfas 
Chronicas antiguas y con titu- 
lo de Eufebij y e¡^ aliarum Cbro^ 
niea. Dice a¿i: 



Arcbiepifcopus Tarraeonenjis , cujusSuffraganeifunty 
f ps« BaxcinpAenüs^ ^I^* Caíaguritanus, 

Eps, 



''^pfl.AiironettriStfíveyiih': Eps. CaefarauguftanuSír. . '■ ..i 

'ceníis. ';i Eps. Dcmilcnlis. rf 

Eps. HUerdenfis. ' ' £ps. FampUoncnfis^ ■ i í :q 

Eps. Ofcenfis. , ' . i.t/\ 

■ '' £pi;innfbiicnfis; ■ . '. - - . r.í :.j h 

t - ArMifí/toptii TtUtims , *i^'Si^^mitÍJim^^^.>i:jt\Q:i 

EJfs.SegúñtiIitis: ;'^ J^.Palendmis.! - rqj ,aoi)o 

£ps. Aytrtñeilfís. I^JMiiiJ) Eps. Secopieníis. ^ ;'<r.'-!Í^ 

£^.Bttígéfifis^ qui<dll:' Eps. Conchení^,- O .f.:!.¡;.L 

■ pdimniPtLpaB.' ' , - '■ ; >^ cn' aío-j^^ía^ 

■ ' '■■' ■•■■■'■■!' (" ;.: „.i .,.:í o:¿'-. :.;.. can.^'t 

.>Ép8. Abnlíínfls. '■ ' ' '; ílí»fcOvttWifi»-'V'qui"r^. 'J-'l 



Dominl P3|w;"->''' 
Eps. ZamoTcmis. 
Eps. Oviutenlis. 
Eps. Egicanieníis^ 



Epsi PlaccDtinus. 
Eps. Salamantinus.. 
Eps. Elboienfís. 
Eps. Cauricnfis. 
Eps. UB^boncnli^. • "* 
E ps. LcjgioDcnfis, qrn eft 
Domini Papx. 



Eps. Segutinus. ,. . , Eps. A^ménfís. . 

Eps. Portugaienñs. Eps. Tudepíu. ' ' 

Eps. CoÜjnbtíeníis. . Eps. LuoetiQi. '/ 

Eps. Vifenfis; ■ 4- './ '-■ .XEdí. Aftonccn(V 
Eps. Laineceníut. | ''?'Eps^AUi»ÍÍáfaerlus. 



Taita en eñe Catalogo Q>^4(?^.,; 
ba , Sevilla , y aun Vafincfer'" 
por lo que confta fet anterior 
al 1258. cómelos precedentes. 
En Toledo omite á Segobriea: 
y en Braga pone un nomore 
inaudito Segutino , que no de- 
nota á Siguenza , pues la deja 
ya.Qcpceflada ca Jolcdpj ai 



:o' pífrtcncció i Bra^ 
aísres redundante. En Merir 
dj tiene empezado un renqloa 
con Epí/copus , fin expreísioB 
de Silla ; que dlriamos fet lu- 
gar del Lamteenfi , fi no eíhi-: 
viera atribuido a Braga ; y aCsi 
en la diftribucion de Us quatto, 
<SUUs á? Coimbta i Lamcgo,( 



t70 Efpañá 

Viíco.y Egitania, todos tie- 
nen dc&do. 

375 Pero aunque no fean 
perfedamentc exactos , furvcn 
para conocer en algún modo 
el cftado de las Sillas , y Pro- 
vincias , por la parte en que 
concüerdm no tanto unos coa. 
otros , quanto con otros mas 
fírmes documentos de cada 
I^eíia. Conoccfe también el 
efcaíb conocimiento que en el 
tiempo del Siglo XÚ. havía 
fuera de EípaSa de nucftras Sir 
lias , y que aun dentro Qos de- 
jaron que cocre^. 



Sagraba,, ,.■. "' 

Efto es lo que fe nae ha ofre- 
cido preponer: ea.0f(len,á b 
Igleíia de EfpañaíCn General 
Dcfde el Tomo figuiente em- 
pezara el tratado particular de 
cada Igle.ri4,. Ahftraqqicfp dar 
Tolo las Cartas de S. Cy- 



no Tole 
^pciano } y Inocencio IIL que 



lirven para prueba de alsunas 
cofas particulares de eue Lt- 
b^ , fino el Chronicon de Ida- 
cio,que es elptimero de los 
Documentos Generales que 
pertenecen á la Hiftoria, deÍT- 
paña j por fer el m«s an^uq 
entre nueftcosAutoxcSt 




APEN- 




Int. $. Jpeiid. I. 171 

APÉNDICE I. 

"Bf ¡fióla ¿eS. Cypríano tfcritá al Clero j füeblos de E/paHa, 
/oiré la Caufa de los dos Obijpos 'Bajtlides y Marcial, 
' Epift, ¿8. 

I Yprianus , Cxcilius , Prímus , Polycarpus, &c. Fc- 
íici Presbytero , & Pkbtbus confiftcntibus ád 
Legionem , & Aftturicsc : item Laclio Diáco- 
no , & Pkbi Eineritx confiftentibus > íratri in 

. Domino , S. 

2 Cum in unum conveniflemus , legimus litteras veftras , fra- 
tres dile¿iilsimi , quas ad nos per Felicem , &Sabinum£p¡fco- 
jjos noftros pro fidci veftrae integritatc , & pro Dci timorc fecif- 
tis , íignificantcs Baíilidcm & Martíalem Übcllis idololatrix com- 
tnaculatos , & rie&ndorum ¿icinorum confciencia vm¿tus , Epif- 
coparuin gcrerc , & Sacctdotium Dci adminiftrarc non oporterc: 
& dcfíderaílis reicribi ad hxc vobis , & juftatn pariter ac ncccl^ 
fariam folicítudincm vcftram vel folatío v¿l auxilio noltri len- 
tentix fublevari. Sed cnim defidcrio huic veftro non tam noltra 
confílía f qiüm divina prxcepta rcfpondent , quibus jaui prideln 
.mandatur voce ca;lcfti , & Dei kgc pr^fcribitur , quos & qualcs 
■opcrteat derervirc alrari , & faccilicia divina celebrare.::: /ro/^ 
^tu ten n.vcBos y opertunot textos dt Bjsritura. 

3 Propter quod díligenter de traditione divina & Apoftoli- 
ca obfcrvatióne obfcrvandum eft , & tenendiunquodapud nos 
<]uoque , &fere per Provincias univerfas tenctur , ut ad ordina- 
.Qones riteceldHacdas , ad eam plebem cui prxpoíicus ordina- 
tur , Epiícopi ejufdem Provincia: proxifui quiquc convcniant, & 
-Epifcopus dclígátur plebe praelente , qua lingulorum vitam plcr 
riísime novit, & uniufciLjulque aóiuin de ejus converlatione 
pcrfpcxit. <^iod & apud Vos tactum videmus inSabini coUegx 
noílri ordinatione , ut de univerlae &aternitatis luítragio, & de 
Epifcopcrum qui in pntfentia convcnerant , quiquc de eo ad vos 
Jicteras feccrant , judicio , Epifcopatus ei deterrctuc, & manus.ei 
in lociim Baíilidis imponerctur. 

4 Nec refcindcre ordinationem jure pcrfedanv poteft , quod 
BalWespoftc[iimnaúudctc^&ConfcieBtíain.«tianipropria 

con- 



z-jt Bjpatía Sagrada • 

confefsionc nudatam Romam pcrgcns Stcphatiiim Collegam riof- 
trum longc pofitum , & gcftx rei ac feacitx veritatis ignartim fc- 
fcllic, ut cxambiret rcponi fe injuftci \n Epifcopatum d^ qno 
tucrat juftc dcpoíitus, Hoc co pertinet ut BafíUdts non tam abo- 
lita ñnt y quám cumniata deli¿ía y ut ad fupeñora peccata e;as 
ctiam fillacisc & circumvcntionis crimen acceíTerit. Ñeque cnini 
tam culpandus eft illc cui ncgligcnter obreptum eft , quám hic 
execrandas qui fraudulenter obrepíit. Obrcpere autem (i iiDmi-' 
inibus Bafiiidcs potuit , Dco non potcft , cum fcriptum fit iDém 
fíon dcridctur. Sed ncc Martiali potcft profuiffe fallada , gúbmi- 
flus ipfe quoque deliftis gravibus involutus Epifcopatum ^nere 
non debeat , quando & Apoftoius moneat & dicat , Epi/copum 
vportet ejfe fine crimine quafi Dei difpenfatorem. 

S Qaapropter cum , ficut fcripíiftis fratrcs dile^^irsimi , ut fi¿ 
Folix & Sabinus Collegx noftri , aíTeverant 5 utque alius Félix de 
Cxfaraugufta fidei cultor atque dcfenfor veritatis litteris fuis 
íignifícat , Bafílides & Martialis nefando idoloiatriaé libello con-. 
taminati (int , Badlidcs adhuc infuper prxter libelli maculam 
cnm infirmltate decumbcrct , in Deum blafphemaverit , & (e 
blafphcmafle confeífus íit , & Epifcopatum pro confcicntiag fux 
vulnere fponte deponens , ad agendam poenitcntiam convcrfus, 
íít , Deum deprccans & fatis gratulans , íi fibi vel laico commih 
nicare contingcret : Martialis quoque prxter Gentilíum turpia& 
lutulentaconviv¡a,&coliegiadiu frequentata 9 & ñiips in co- 
dcm Coliegio extcrarum gentium more apud profiína fepulcra 
tlepofitos , & alicnigenis confepultos , aftis ctiam publicfe habi- 
tis apud Procuratorem Duccnarium obtempcmíTc le idololatriac» 
& Chriftum negafle conteftatus íit,cumquc alia multa fmt& 
^ravia deli¿):a , quibus BafíUdes & Martialis implkati tencntur» 
truftra tales Epifcopatum libi ufurparc conantur ; c\un manifcf- 
tum ílt cjufmodi homines ñeque Ecclefíac Chrifti , ñeque Dco fa- 
crificia ofFerrc deberé : máxime cum jam pridcm nobifcum & 
cum ómnibus omnino Epifcopis in toto mundo conftitutis ctiam 
CorncUius Collcga nofter , Sacerdos pacificus & juftus , & Mar- 
tyrio quoque dignationc Domini honoratus decreverit , hujuf- 
modi homines ad poenitcntiam quidem agendam poíle admittiy 
ab ordinatione autcm Clcri atque Sacerdotaü honore prohiben. 
J. 6 Ncc VQS movcat , fratrcs dilcftifsimi , fi apud quofdam in 
ÍK)VÍf$iniis.tcmporibusaut lubrica fidcs nutat,auc Dci timor irrc- 






VgioAA bücHlaty ac paotfiea concordia non -pe^evñát^: Rm^ki 
riÉMiyittfec-ftreuramfecuafiftev&J^^ 
Ioltiñ'CDArieftatÍonepnr(H£hiBi eft /defidente iaar múndo^at*; 
. qjM'-appropinquiuiteAnñchrifto, baña' queque defícer^., ¿dftt 
vfifb' advetra prbfícere. Non' ¿C ^taino^ -, qiiunvis naviñÍÉtÍB\ 
tttápbslbbs irt>B!CcldfiaI)cd ' aot Evangctfieurt vigor 'depiiditi, amp 
CHnSáUUnviixaáSitvtpftíidí tobar :eUnga&,:ut non fape^tsrpotít 
tlv&ttcasiDtiúii; quc'tniníne'ad iiá'- serum ruinas-, ScfideÜtióHi 
£ragiafiKcasdMk:i (etlforti$& ftabilíshonorein divine Majéfta*;^ 
tis,&Saeetdúlakn4%nitatem plena timoris obrenratiíane tueaF<( 
tot. MetñlniMW&Mnemus^uccuiBhñuIbuslicétice^cnt^^ 
tet&rMátattñabiUlfeMl^De^viodicaié íbrtiar.i HeUoMr'^iBWq 
d^Üñevttbap a^w^ teUg^ifneidñina t«oedehtibáiiifieti0£i(^ 
cCTtalliȒ)M^tHr*lX)llfiMlasrn0C 'Mici^^ c&^doii raUoqa^ 
BM:pw£tcaci»ai» ^flkMcrJMSÍAllitídne dnabritiim'V mqiwater;ttv 
IbriÍRwato^i^MUdUfefnartyriartiKs^hem'paárbs q^ anñiji^ 
nk iñünrifraOMi'iconvm -^Acs BA^niwfidJelitei^ót^itiflejtai; 
Xn^biremRegeni in iprafuacaptivitate vicií1e;!'YideritJV£l-9zaEd 
varícatorum nunienis, vel proditorum, qiü nunc in Ecclcfía cotv 
traEcclefiatnrurgettlc íij¿3i ^itet ^<^Ivj^itatem labe&ftarc 
uceperunt. Fennanet apud plurimos fínccra mens , & religU) inv 
tcgíi/Mc fWH' ñi^ l!>o^nin¿i w D&> fudKtmha devata , ihec'Q^r^í^ 



enim 1)híí verax , omnis/rntein bams mendofc. Sí afutemomnis ho- 
mo mendax eft , & fohreDfcas'^hiT'j guid'amídScrWv'Síiríixi- 
me Sacerdotes Dei faceré debcmiis , nifi ut humanos errores & 
mcndacia rcUn^amus,& pnecepta doimmca'.iaí¿adicntes in 
Dci vcritatc maneamus? 

>^ 7 - .<^re.ctíi aliqui de Collégis noftiis exífterant^j&atr^ di- 
kaíísitni^ jqm deincafn. difc^iinam negligendám {^tan't >& 
cum Bafüidc .fioMartíalctemcEé caininumniit,«cínÑirbarefif 
dem noñrain res ifta non debet^cumSpiritusS. inPfataitstali- 
bus conónioetur , dícens : Tu éttíem oiífii ^feiplinam i^gbjt-* 
tijti ftrminetiaitoi retro, SiviMas ^tmfioñcimt*bititii.&'áait 
ádnktris portionem tuam pimthau .ConTDrtts&patticipósoften* 
.dicaos>afienoruqi éc]i£koma\6e£iif qúi.fberiot deUhqMcnttbin 



i 74 Efpaña Sagrada. 

copulati 5 fcd & hóc idcm Paulus Apoft. fcribit , & dicit : Sufur^ 
r atora i detraíiores abborrentes Dco , injurio/i, fuperbi , jaSian^ 
tes fui , adinventores malorum , qui $ufn juftitiam Dei cognovijfení^ 
non intellexerunt y quoniam qui talia águnt , mortefunt digni, non 
tantum qui faciunt ea yftd & qui confentiunt eis qui bétc agunt^ 
quoniam qui talia , inquit , agunt , morte funt digni. Manifeflat 
& comprobat , morte dignos eíTe , & ad poenam venire, non tan- 
tum illos qui mala faciunt , fcd ctiam eos , qui talia asentibus 
confentiunt : qui dum malis & peccatoribus , & poenitentiam 
non agentibus illicita communicatione mifcentur^ nocentium 
contaaibus poUuntur > & dum junguntur in culpa ^ fie ncc in 
poena feparantur. Propter quod integritatis &* fídei veftix reli^ 

tiofam lolicitudinem y fratres diledilsimi y & laudamus pariter 
: probamus , & quantum poíTumus adhortamur litteris noftris» 
ne \'os cum profanis y & maculatis Sacerdotibus communicatio* 
ne facrilcga mifceatis y fed inte^ram & fínceram fidei veftrac fir« 
mitatem religiofo timóte fervetis. Opto vos i firatrcs chatiísimíj^ 
ícmperbenfe Valere. 

APÉNDICE II. 

Bpifiola de Inocencio III. d !D. Tedro , Aniohi/po de San^ 
tiago , en el Tleyto aue tuloo con el de !Braga , fobre qua^ 
tro Óbifpados. Ex lib. z. epift. 133. Na tiene 4no Je/e- 
cha: pero fegm el orden , con que fe halla en el ^I^egi/ho 
de Inocencio , fe dio en el año 119^. 

Ad Tetrum Compofiellanum Archiepi/copum. 

1 T Icfet unum fit Corpus Ecclcfi« , in quo Chríftus eft caput, 
JL/ & univerfifidcles funt mcmbra , illc tamen qui áOiriC- 
to oetra diftus eft Pctrus , & a Chrifto capitc vocatus eft caput, 
ipío tcftante qui ait : Tu vocabcris Ccphas , quod fecundom 
unam intcrprctationcm cxponitiír Caput , quia ficut plcnitudo 
fenfuum abundat in capite , ad cctcra vero membra pars alicjua 
plcnitudmis derivátur ; ita cctcri vocati funt in partcm folicí- 
tudinis 9 iblusautem^ Petras aflbooptus eíl in plenitudinem po- 

tcfta- 



Trat, 3. J/>e»J, i. lyj 

teíbtis i ad quem velut ad Caput majoces Ecdeíüe csaCx noii 
tain conftituciune canónica , quám inílitutione divina meríco re- 
£;runtuc. ínter quas ilUnoa mínima rcputatur, qux ínter Com- 
poftclUnam & Bcacacenfem Eccleíias fupet quatuor Epifcopati- 
bus , vidcl. Canitabrienfi , LAvieetnji , Vífenfi , & Egitanümfi , c» 
dclegatione Sedis Apultolicx longo fiíit tcmporefub divcrfísjiu 
dicibus ventilata , quam nos aatore Domino te . frater » Archie- 
pifcopo CompoftelUno , & vcnerabili fratrc noftro Martino Bra- 
carenfi Archiepífcopo pro difñnitionc hujus caufx przfentibus, 
exa¿la diligentia curabimus terminare. Petebas fíquidem á di£to 
Bracarenit Archtepifcopo quacuot piarfatos Epifcopatus , afle-^ 
rens eos ad C(»npofteUaflainEcclefiamjiireMecropoliticopei>). 
ttacte. 

' z, Tuam autem intcntionem fíindare multipliciter mtebarisi. 
per Privilegia , per Concilia , per Hiílorías y per Díviíiones , pee 
Famam , & per Sententíam. Volens enim ApoftoUca Sedes Cotn- 
poílellanaih Eccleíiani pro reverentia B. Jacobí ApoftoH , cujut 
venerandutn corpus in ea conditum r'eqüíefcit » fpeciati privile-^ 
^o decorare > dignitatem EmeritenGs Metrópolis > quíc peccatís 
exigentibus a longis retro temporibus ufque nunc barbárica teí 
netur feritate captiva ^ eidem Ecclefüe cum integritate Lulita* 
■ix Provincia liberati concefsione donavít , ficut privilegia fe* 
licis meraorix Calixti Papse praedeccíforis noftri liquido ptotcfi 
untur , tres de Suffraganeis Epifcopatibos cxprimens nomína- 
tim , videl. ConimbtienCem , Salamantinenfem , & Abulenfem; 
qui foli tune in confefsione Chriítianí nominis permanebant ; ce«. 
terosautemgeneralidonatione concludcns. i 

3 Hos autem Epifcopatus > de quibus quxtlio vertebatur, ad 
Enteritenfcm pertinnifle Metcopolim per Emerirenfe nitebaris 
Conciliuin demonflrarc , in quo duodeclm Epifcopi qiii cohvc* 
ncranc ríe omnes cíTc de Luíitanix Provincia profitentur, dicen^ 
tesin primo Capitulo : Convenimtibus iwbis ornnibut iMfitani* 
Provintiét Epifcoph &e, QuipoíluniverfaftatutaCóncilij omnes 
cum fuo Metropslitano (nbrcribunt , tam ex nomine Sediunií 
quam'etiam ex nomine Perfonarum :.intsr quosiConimbrienfis^ 
Egitanienfis , Ltimeceníis , expreíTc fubfcribunt. In oddvo quo- 

Í|uc trapitulo cjuldcm Concilij continemr , quod fuppUcanrc 
anctx memoriac Orontio Epifcopo Rcx Reccelvinthus induftuk 
cñ j ut ;rpducei;ec atquo rcfU^raiot Cpííofpps hujus Provindc 
/. » Mma \a.-. 



%j6 B/paña Sagradai 

Lufitaniflc ad Cux Provincia nomen atquc Concilium 5 & fie de-a 
inun' fccundum Canónicas regulas decreto Sy nodico, judicij for- 
mula , & fuac clementix confirmatione ad nomen Provincias, 
íiiamque Metropoiim funt redu£ti. C^iibus verbis indubitanter 
exprimi aíTerebas , quod hi quatuor Epifcopatus qui uíque tune 
fúerant fub nomine Provino^ GaUxcix per fententiam funt re- 
dudi Synodicam. Quorum unus , vidcl. ex reduftis exprimitur 
fuiíTe Selva Egitanienfis Epifcopus y qui eft unus de quatuor 

2U0S omnes eadem quseftio apprehendit ; & ad majorem expreí^ 
onem in fubfcriptionibus poft Mctropolitanum Selva primus 
cuín tali adjeftionc fubfcribit : Ego Silva Egitanimfis Epi/eofus 
fcrtineñs ad Metropoiim Emeritenjem una eum 4rihitpifcopo meo 
Proficio fubfcribo. Et quifque fequentium d¡cit ita : Similitir 
fié/cribo , intelligens totum cum verbo , id eft ^ pertinens ad 
Emeritenfem Metropoiim, • . 

4 Ifídorus autem in Chronicis de Gottus ^ titulo de Suevis^ 
teftatur > quod Remifmündus ad Lufítaniam tranfiit , Conim-3 
briám pace deceptam diripit ; Ulyxibona quoque ab eo occupa^ 
tur. Per quod videtur oftendi, quod tam Conimbria » qtiam Uly-, 
xibona confíftit in Lufitania. Plinius quoque ñarrat in lib. 2, 
Nat. bijí. cmajin. quod Durius h maximis Hiípanias fluminibus 
í uxta Numantiam lapfus , dein Lufítanos a GalloKris difterminat. 
Per quod aperté monftratur ^ quod cum quatuor Epiícopatus 
prardidi fínt ultra Durium y non in Gallxcia » fed in Luíttania 
liint cohftituti. Divifiones etiam multas produxifti de locis , ut 
aíTeris » non fufpedis aíTumptas , & exhibítas fub teítimonüs & 
figiUis autenticis y quas connumerant hos quatuor Epifcopatus 
ínter Emeriteníis Ecclefix SiifFraganeos,& eofdemipíi Metro- 
poli evidenter áísignUnt. Per tcftes etiam ab adverfa parte pro- 
dudos oftendere voluifti , quod publica foma teftatur , hos Epif- 
copatus ad Emeritam^daviflfe. Felicis quoque memorias C{- 
leíHhus Papa prsdeceítor nofter cum iñ minori ordine conftitu-> 
tus Legationis officio in Hifpania flmgeretur y de hac caufa cog- 
nofcens, pro Compoftellana Ecclefia contra Bracarenfem feíi* 
tcntiam promuigavit y fícut per muiros teñes tu ipfe nixus es 
comprobare. . 

j Verími ex adveríb diftus Bracareníis Archieípif. rationes 
hujufmodi frivolas aíTeverans , nixus eft , eas mtiltipiiciter infir- 
mare^ pcc^onens^jqabd privilegia donationis per fupprefsio- 

nem 



fiíMMa.' 5iq»^uai eft eowB Tenim in Utis dc^dnabos pnew^ 
¿ettfaHKfó^^iiil y^os &tids«ecdcduianis PaTd^ 
pacndinugnitione: if^Mbm Ej^iíoofattiatti >'caiiccficnt(mipeift 
petanm ficodScSraiácenfit De pcAíaiotié.quoque^qiisaK.e(ii . 
Mm pot e m pnefam Epífoopatibua Ecckfiá^BnclKAfisIubefaÜt( 
qnmom- ahetomperpñvil^aircUqüimveióper'téflcs&ikO 
triDBcntsL fuffidenttr often&te fatagetut. Erpteffiím aininn 
eiat in ilÜs fiüfiím , io eo quod Conimorieníis Epifcopatas «U^e^ 
bacnraiEawritám-peniaese., cum ídemBracareofis multis-mi' 
tíombns adflracfe uteretu t tam Coriiiirinicún , i{á^ tm 
Epfcopatus ad Metiopolist reTpicefe Bsacacen&m. Ifa taaoñgi 
oiini, Pafchaii Pape , qui^nmlcf^ TupeE zediaanatkMiti j^m 
didmim E^fcopatuumEccleiwBracúeifi cancefsú 
yidetuifhos.Epifcopattu ad earodcm BncareniciB Ecclefiam 
«ertínere ^.quod ipw in litteris quas dtrextt Ganfalvo Conim^ 
bríenfí E^fcopo , maiúfefte te&tnr , quod conftat, CQtúnáinen*< 
femEccleGaminBracatenítsPiovinciseCatadogocQaÓQerL Unñ 
de quia Toletanus ArchiepUa ad mandatum ipñus Coniíhbriea^ 
fem Epifcopum non reftituerat Ecclefiae Bracarenfí privavit »i 
fum Le^ationis Offício , ut Bracareníis ArchiepUc. Uberíus iq 
Provincia fuá jnftitiam exetceret. . -i 

6 Emcríieníe vero Concilium non ^e authendcum ondcÍ4 
pticiter ^(lerebat. Tum » quia non invenitur in aliquó anthqiúfi 
co libro incer aKa Condlia dontineri : tum,- c^a neb conñrailUaii 
nent j necfcnfnm, necÍ2tÍintaiéni in pleñíqne locis ¡Gonttilssi 
probatur : tum etianij quiaxontra Canónicas SiD£tíohes,& Apol^ 
tolicx Se<üs primatum aliquíd videtur in eo eíTe ñatatum contra 
Eptlcopumqui non veneñtad Concilium, ut .videlicet a Meic<v 
poütanodebeat ib Celia xetctldi^ Per undcdmum quoqué Tble- 
tanum ConcHtum ,rqu]:>d cooftatauthenticuni) nitebátuFi,iHiid 
Eneriten fcConcU tum .iiapcobare tátiohe cemporis^ iqaod in^ um»' 
que repentur cxprelTum > cum fírtiut iitnimque ftacre iBonipofñc: 
obticiens contra illud nonnuUas afias rationes. Hiftoriaí autem 
indudasfant ac veracitor intcüeQas nihU ad propofítnm valere 
dicebat Vftcut & iper quafiljvti:a£as hiftot^ oftendcre idcebar 
ittr : cuA &Jtidex'£oClaibñ^caa:ad Geiicíliain. praefertim^ hifto- 
úu nún idebíiAt íe iiOTñetíttp:^^ümdó..paCoaMtmaiea\Cií^ 
'Doaieiis, lid-ftripa jlpflttutoiwaFóiiimcnmvasc facas :auo- 



178 Efpána Sacada: 

coritates Doftorum Ecclefíafticum potcft ncgotium terminara 

7 Diviíiones etiam quas pro fe pars tua induxit 9 invalidas 
allerebat : tum quia longe plures j & evidentiores diviíiones peo 
fuá Aint parte produdac : tum etiam , quod in eodem quaremoi 
quon contra fxpe didum Bracarenfem Archiepifcopum produ- 
xifti j Lucenfe Concilium eft inventum , in quo Epifcopatuum 
GailsecLx íiiit .£ida divino : per quam Epifcopatus , de quibus 
agitar , ad Gallxciam Provinciam pertinere moníbrantur. Fa^ 
mam vero dicebat y contra fe nuUatenus eíTe probatam , fednec 
fententiam prarfati Legati aiicujus ñiiíTe momenti , cum in ícrip* 
tis non inveniatur fiüfle. redada y quamvis fuper tanto dicatar ne- 
gotio fuiíTe prolata \ ande nec nomen habere meretur. Dec obC- 
tat , (i forte dicatar y quod ñierit amiíla i quia qui cafum allega t, 
debet cafum probare. Teftcs autem , <^ui de ipfa loquuntur Ten- 
tentia ^ inter fe omnino difcordant , & m dido , & m tempere^ 
& in loco. Praeterea cum talis fententia non intellígatur niper 
proprietate fuiíTe proiata , quia prxfumi non debet y ut Apofli^ 
iicx fedis Legatus tam arduum ne^otium & difficile » velut in* 
difcuíTum fubito defínierit : cum etiam pars tua poftea Utteras 
Apoílolicas impetrarit , quibus diftindé prascipiebatur Archie- 
pilcopo Bracar. ut hos Epifcopatus Compoílellano Archiepifco* 
po reftitueret , & &da reftitutione ^ (i fuper hoc agere veiier, 
ordine pode judiciario experiri $ patet j quod illa íententJa fu- 
per poflefsione duntaxat causa contumacias ñiit lata; quod ipíi 
teftes magis dicere comprobantur. Unde cum Bracatenus Ecclep- 
iia fe poftea judíelo prxfentavetit , & caufa poftmodum fiíerit ab 
Apoftolica Sede commifla y mora purgata, talis fententia expira* 
vit. His aliifque rationibus intentionem tux partis multipliciter 
etlidere nitebatür. 

8 Unde ücet audore non probante , is qui convenitur y etfi 
totlúl.pracftiterit abfolvatiir y ad oftendcndam tamen evidentius 
•filas partis j^iíVitiajn y hos Epifcopatus ad Brac&renfem Metropo- 
hm pertinere fatagebat oftendere , per Privilegia vidcl. & Con- 
icilia , Confefsiones , & Diviíiones , Praefcriptiones , & Inftru- 
menta. Si enim Privilegia privilegiis conferantur y fuá dicebat 
privilegia deberé pracferri : cum&: plura fínt numero , X* videli- 
•cetRomanomm Ponti£ inter qux pofti t¿ía privilegia Pafchalis 
•II. eft & privik^iiim CalliftiPapacr^ qui nominatim hos Epifcopa- 
tus redintegravu; & coníirinavit Eccicílc Bt^careník .QuMum 

- . vi* 



t a i tíaaea , tmvciAftquffmia>.-vi«id, BHgcmj>Hadii^ni;,&Ato*i 

xndñiylunt cñam cobceíi^OiiQi pcrpetuie > pee (^putotnm «W 

dciñiii»atiamdcfiiiiíri, .í : 

9 In Tecundo vefoBcacaKnfi:Coocilioi>de quo non édtíf*^ 

GaUcoKOitt filis JHbsrapolitaoUafi.iUlkl Condhma convfcno^ 
mnt'i & 'WíiJBústtio oanenóoiic Üb «^óatiior contuientiK>^ 
soA ftatuCaCDndfij cum a&is Coq>ilco[ns , tanir ¿x nomine Pee» 
lbiiannB»:(|Dni ex. noañiK Se<Umn exmeflé fubfcñbunt; Ubde 
2ÍqaÍili>:fMeK<lk«!bat«quod.^CiiUaeOs fiítit ^tsmooc 6e aü 
MftttopriUp. pei iM Í ew Bñcirenfe»u. Coo&flus es éttaah tu ipft 
fireqneottt ú Jntt >^«od oknoe^ Epücof» - qui; primo Basaran 
GMcUMradnHÍnior, inátfbicuttcrrpertiacttt ad- MetrDpdSmlMw 
cartafem : fot pez gnoddam capiñilum fecundi Ooncilíj Bráci'-'' 
icafis: apene; jKob^nc ,. qood M quatiior interíueiunt príJbor 
CondUD^icare9fiíCqa^;ad:fQOuidum'GQnciüiun Bncarenfii 
cooremfle diCUitnr- EpKo9^>tam ex Lncenfí Synodo , quan» 
etiam Btacaxenfí ; & iqter <ot qui ex Bracarenñ Synodo codtch 
DÍlTc dicunsuc t iíti quatuQT nominantur. Pono fecundum Braca« 
xcnfe Condlium non ptoceísU Bracareníis Synodus , niít prima, 
Conftac ergo , quod ifti ^uatuoi fuerunt in prima Synodo Bracal* 
renfí. Undcvidecur coUigi iban^ñe,quod ifti qtaacuor , juxta 
przmiflam coDÍi:rsionem7tu»BÍndubitámer;p4:xtineat ad Ecdo* 
uam Bracarcnfem. 

lo Scriptura queque Z,aceníis CoociUj > quae continecur tn 
libro á tua parte produQ» , indicat hós quatuor Epitcopatus (»* 
cundum divifíonem quam has > ad ^carenfem Metrapolfaa 
pertinere , quam ctiam divifíonem tres Romani Pontiñces dicun>i 
tur in Priviledis Bracareníi fcdelix confirnoaíTe. PluralitaM 
quoque rAtíQreaindum..q^am (ficttvr>qttU przvalet fontentia 
plurimotum y diviliooes ÍÍhs> qux longeplures íunt nunKto, 
przfert divÜionibus pañis tttc. Sed &ratioiie tempoinm ci peiw 
petuum íilcntiumimponeiKiiitefoatur.tCum á: primo Bracarenfi 
Concilio ufque ad Emcñteníé Concilium peí ípatium CUft ztiw 
nonim , hos quatuor Epifcopatus Bracactníís ^defía deberct 
p<^ediíre. A ccmpore quoqoc Paíchalis Q.. ^ hosffipifeopanii 
xedintegravtt EcckfíatlBnc^aKmiH ufque ad tmaporaitfliMoLjar- 
dacuOi, qnihuA tura nfnáiA«r-gáwn> om(mSSi>?ísBkp;pÓDpás 



1 8 o Efpana Sagrada. 

tempus conftat fuiíTc complctum : pcrquod Ecclcfia Bracareníls 
hos Ef^iicopatus juxta fuam aíTertionem inconcufsé r pofTedic. 
Refcripta quoquc Pafchalis tranfmifla Tolctano ArchíépifcopOi 
& Epilcopo Conimbrienfí > de quibus eft fuperins prxlibatum, 
id ipfom (ut affcrit) evidehter oftendunt. i • 

ri ' Poffro tu refpondebas ^ quod poft latam ipto te ab Apofto^ 
licx Sedis Legato fententiam y jam non tenebáríi ad has ant alia^ 
rationes y qiue contra rci jucfícatac au£torit^tcm 'iadvceti^ 
aliquid rcfponderc : nifi quod fine pracjudicio tiió , iíc^t ^ex ábun* 
dantl fatisfacere fuftincb^s : aíTercns poflefsioneniiíPc^reníis 
Eccléíix per teftesnon eíTe probatam ; cun» quidam.te(Uulh' ad 
jprobationem invcniántué inútiles ^ aiHj Vcfc6 probentu'ii i^cwiá- 
ees; Litters quoque Paíchalisí ',^quibus eanidetn pbffeísionem 
adftrueré fatagebat, contrarium pótiufradfttuere vidcbantur. Sed' 
& Privilegia Pafchalis c|ufdeái » -qus Íua5 coñceí^iohis privile<- 

Í|ium praxeíTerunt , in multis reprehenfibi lia denotabas. Primo 
ecundum íbrmam ^ & in bti lia > ¿b in fcriptura v fecuhdó . juxta 
continentiam & in enamérationeSeditmi , Á in felíitate rnj^gefto< 
runu Perfona qubque qua: illa Prhik^a , videl. fecundum , & 
tertium , impetravit mérito ftix ptavitatis reddidit illa (ufpeda. 
JMauricius> ícil. qui poftea ñiit n^reflarcha , in Apo^iicám Se^ 
dem intrufus , qui ^ualis cxtitcrit ', litterse Gelafíj PP; miílap ad 
iViennenfem Archíepifcopum aperté depinguñt. Pnercrea contra 
rei judicataei auOori^tem impetratáíunt illa refcripta y íicüt pró« 
batur per Emcritcnfe Concilium , in quo per decrctumfynodi- 
cun3> & judicij formulan > fecundum canónicas reculas, ilU Epif- 
copi videntur fiii(fe:reduái. * Poftremó didi Legati fententla lata 
eft contra :ijpfa;(^bus (i tune 'fiíerunt exhibirá , derogatum eft 
per fcntcntiam J u autem exhibita non fuerunt , occaíione inftru- 
nientoruminoviter repertoruni wsfloritas rei judícats non poteft 
ulterius atttentari.- Tw A^eró 'Privilegia muítiplicitcr aflcrcbas 
pmni fufpicíone carere : quorum ventas conftat ex Apoftolic* 
Scdis Ardüvüs , in cujus RegeíHs fidelitcr continentur , qujc ad- 
yerfa: {>arti6 privilcgiis comparata V certa dcbent ratione prafer- 
iri : qüia tua funt privilegia donationis certa & abfoluta ; Tua ve- 
ro funt privilegia cónfírmationis , feu redintegrationis conditio- 
mlia/eantumícrcfpeétíva. Nec bportebat ín mis privüegiis fic- 
ri mentbnem fuorum jptseceddhtium > quibus nihil juris adquirc- 
batur^quod iftis poííct ob(iñcre:'(Juu\ éo alias nuliiu^ debeMt 



*tré, 3 : '2peñÍ. %¿ 1 8 1 

repo ta r l gwmentí, Nam ínter ícriptutas ^lue paiüitatis aliqukt 
iul>exei^entui,íai. inlittemconmúlIcKiiSfinvemtiUhoc otn 
A»-vaxi. 

zi Secunduffl vero Bracareníe ConcUíum , quod in íiipeifi' 
ck tancum dicebu tibí poíle aUquatcnus obviare > ífídcliter mi 
tcUeAiim alleiebás * tibí ne^naquam obfiftere : aun illa veibai 
cjmbaiEpiícopi GallxcisE dicebontur ad illud Condlium coa-> 
veniffe : notan} tantum , íeu compUatorís extíteriat : que nóif 
habent aiUhmtatem Coocili; , com in toto Concilio pibü invo: 
niatur ftitutiun,vel fa£tum omnino, quod ad recc^nitioneitt 
perdneat , ot iíá fint de G&lktcia, vel ád Metropolitánoai GaUa>í 
fÍK quoqoe modo pertíneant. 

' 13 Reiixmdébas etiam aliter, qood quia Rex GaUccise , uit 
tx veteribtts dicebas conftare hlftotüs , occupaverat de PtoviffJ 
loa Lufícanúe has quatuor Cmtates , ad cas fui regni nomen eíA 
tendecat : ut pee quamdam aequivocationem tomín etiam fc^- 
namGallxdaediccretur:ScÍtanon fecundutn Unútationem Pro- 
vincia: , fed fecundum occupationcm regni , didi funt illi Epifj 
copí de Galbecia. Quod inde máxime comprobar! dicebas : quia 
poftquam illa regnorum fciffiíra > qux hule nominatíonj caulam 
prxmtecat , elt lublata , redu^ funt hx cívítates ad fuae nomen 
Frovincix ; ut jam non Gallxcix , fed Lufítanix nominentur : fi« 
cut apene probari dicebas cz fequenti poftea Emcriteníi Concl- 
fio , in quo dicuntur ad Provincíx fux nomen rcdu¿li. Nec ex eo 
probantur ad Bracarenfem Metropolim pertineic , quia inter» 
luerunt Concilio Biacaieníí , vcl etiam fubíctiplerunt : cum 
conftet Narboncnfcm per multa témpora vcnifle ad Concili» 
Toletana i ncc tamen Toletana Metrópolis atiquid juris habuie 
in Ecclefía Narbonenfí , fed mandato Regum Illa fícbant : quod 
maeis violentum , quam juftum prxfumitur extttiíTe. Prxdiáíam 
vero confefsionem , qua recc^novifti in jure omncs Epifcopos, 
qui interfiíerunt primo Concilio Bracareníi , indubitanter ad 
Bracaranfcm Metropolim pertineie , in nuUo tibí poíTe prxjudi- 
care<licebas: quia üvc Concilium intelligantur perfonx, fivc- 
ftatuta , ftare non poteft , qtiod ad fecundum Bracarcnfe Concí-» 
líum , Epífcopi tam de Luceníi , quam de Bracarenfí Concilio 
conveniflent : fed per ülam enormttatem , qux ftatuta füit in fuo 
Luceníi Concilio mandaverat Reí , propter dilationem Provine 
^x>ut fex Epifcopanium fui regni Pontifíccs fácexent Conci:*' 

Tom.iy^ Nn \»s% 



1 8 z E/pdna Sagrada. ".' 

lium apiid Liicüm , & fex aüj apud Bracaram , & ideo dtccbaí^ 
tur fex ad unum Conciliiim y & fex ad áUud pcrtinere 3 & de 
utroquc Concilio apud Bracaram , quafi de utraque QQncilij 
afsignationc vcnilTc. Cujufmodi fignificationcmnominis appro- 
bari dicebas > ex epiftola , quam Martinus Bracareníls Arcnie^ 
pifcopus ex certa fcientia diri^it ad Epifcopos Lücenfís Concílij; 
non quod tune celebraretur ibi id Conciliuní , cum idem Mar- 
tinus legatur ilU Concilio adfiíiíle : fed ad Epifcopos yC^ui rene-* 
bantur ex prsedi^lo Regis mandato i temporibus fuis illuc ad 
Conciiium convenire. 

ij. Emeritenfe vero Conciiium authenticum eflfe multisra^ 
tionibus aftruebas : tum quia cum aliis Concilüs contrnctur vs\ 
libro y qui- Corpus Canonum appellatur > quem Alexandec PP. 
per interlocutionem authenticum approbavit : tum quia de ipft^ 
Concilio fumptum eft illud capitulum : Prifcis quidem Canoni- 
bus y quod continetur in corpore decretorum : unde refpondens 
ad rationes prxmiflfas y qus contra hoc Conciiium fai>t ob jedx» 
onines quafi frivolas oftendere nitebaris. Divifíoncs autem^t qua; 
pro Bracarenfi Ecclefia funt produdx y omnes de locis fíbi fub^ 
jcStis y & ideó fufpe¿tis proponebas aíTumptas : in quorum ar- 
marla y propter hanc caulam &cile potuerunt corruptas fubmitti. 
Tua: vero divifiones omnes funt fecundíim ftatutum antiquum, 
vel de locis non tibi y fed fíbi fubjedis aflfumptas. 

1 5 Unde amplius lilis contra fe credi debet , vel de rcmotis 
Provinciis , apud quas non extitit caufa corruptionis , vel fuípí- 
cionis prxdida : quas etiam protulifti fub t^ftlmoniis , 8c figUlis 
authenticis > quibus & Cañones , & vetere$ . fcripturas concor- 
dare dicebas. Pra^fcriptiones autem » ex quibus etiam adverfus 
verum Dominum competit a£tio ; nedum quod «xceptio com- 
petat prxfidentibus > multis rationibus anoulUbas 5 aflerens, 
Quod Bracareníls Ecclefía in prxdidis Epifcopatibus nuUam pof- 
íefsionem obtinuit, & ideó nihU in eis omninp ptufcrj^t. Dein- 
de fí poflfcfsionem alic^uam habuiíTct y fententia au« (uper his la- 
ta probatur , ex Emeritenfí Concilio vlm px ascedeatis prx&rip- 
tionis penitus vacuaflfet. Sequentis vero prasfcriptionis ef&¿tum 
praífati Legati fententia penitus interrupit. 

16 Ipfe vero Arcbiepifcopus Bracarenfís contta redu¿li(^ 
nem Efúfcoporum > ouie dicitur in Emeritenfi Car)ciUo decreto 
Syjaodica , St jadió; tbjroiula fa¿U faifl*^ i anUtipUoccr oUegabat. 



Priín&^qüia Synodusilla, cojiis aué^oiitate dicitur ñOa fiíifle 
réduAio , nequáquam appaiet,nec fcicur á quibus, vcl ubi, 
vel quando , vel qnare fuerit celcbrata , utrum generalis , an 
provindalís extitcrit : & utrum audoritatc Romani PonttfidSy 
aH aUcujus tantum ArchieplTcopi ñicrit ordinata. Dcinde fi 
mentiafut ki aliquo documento de alio , fühil ex rccnndo pro* 
babitnr documento , nifí & piimum de quo mcntio &íia füerat» 
pEoftratuc. Pneterea cum fecundum Concilium Bracarenfe prs* 
cefierit Enóerttenfe Concilium , & cclebñus habeatur , ut de quo 
plurafuntaiEunpta capitula in corpoié decrctoicm , patetpro* 
íedó , quod illud debet ífti praefcrii : nec illi per iíhid púteft id 
aliquo deío^n , fícut cautum habetur in Guiooe : qau quo- 
tiesin g^sConciliorum difcors lententia invenitux , ilhid tíft 

Í>ra>fcrenduoi, cujas antiquior , & potior extat audSfritas. Rur* 
iis non pnibantur ullatenus iíti quatuor Epiícopi ftiiíle redadí. 
Sed de folo Selva Ecitanienfí Epifcopo dicitur , quod unus fiíe- 
tit de redudis : & iple folus in Uibrcriptione ptontetur cxpreíle 
fe ad Emetitenfem MctropoUm pectinere : quamvis & ip(e Sel-: 
va Egitanienfis Epifcopus non intcUigatur unus de redudis ad 
Emctitanam Metropoiim , fedpotius ad Dicecefim propriam , ü-'- 
cut ex codem capitulo Emeriteníis ConciUj comprobari dicebat} ' 
in quo de tilo dicitur , quod ad debitam Dioccerim rediit. Cum 
igitur Synodus illa minime profetatur , cujus judicio , Se decre- 
to in Emeritení] Concilio dicuntur rcdu¿li , patet , quod illa re*. 
du¿lio per Emeritcnfe Concilium non ptobatur. 

17 Ad hxc refpondcbas * quod major eft au¿):oritas appnv 
batiConcilij, quam unius folummodo documenti: & tdeódu^ 
bitari non debet , qoin veram íit , quod afleritur ab Epifcopis 
in Concilio congregatis : í quibus aflctitut illa redu£tio faOa 
fuiflé decreto Synodico , judicij formula , fecundiim Canónicas 
regulas : fícut & dicitur in primo Concilio Btacarcnfí , quod 
TheofibiusNotarius á Papa Leone ad Synodum Gallxcix milTus 
fíiit : nec tamen illa Synodus invenitut: Et in i. Conc.Tolet. 
mcntio fít de ftatutis Lufítanorum Epifcoporum : & tamen non 
inveninir Synodus , in qua illa fíierint conftituta. Moyfesquo^ 
que in libro Kumeri menticHiiem facit de libro belloium Domi- 
ai > qui tamen nufquam apparet , 8e tamen creditur ita ñiille^ 
íicnt Moyfes narrat in ilk) volumine contineri. Audoricas au^ 
<em aUcujuí ConciUj mm ex co üalo major extitit , quod extat 



i84 EfpaHa Sagrada. 

anttquior , fcd quod potior. Alioquin Bracarcnfc Concil. ta^ 
tcrancnfi Concilio prícferretur : fcd illorum duorum Concilio* 
rum par cxtat auótoritas : cum Provincialc fucrit utramque , & 
ambo dicantur pariter ab Apoftolica Sede recepta. Cum autem 
Ínter Epifcopos Emeritenfis Concilij tantum hi quatuor invc- 
niantur inrer Epifcopos Gallarcix nominatl » íicut dicicur in 2. 
Concilio Bracareníi , patet , quod de his quatuor debet intelli^ 
gi , quod ad nomen Provincias funt redufti : quia non poíTunt in-' 
telligi fuiflc redudi,nifi qui fiíerunt abdufti. Undc fa^re^ 
dudione in 3. Concilio Bracaren. quod fequutum cft Emeriten. 
Conciiium , nuUum iftorum quatuor legitur extitifle. 

18 Poftquam igitur hace , & alia fiíerunt utrinque ptudsii- 
ter , ac fubtiliter allegara , quorum multa propter prolix'itatem 
fuperñuam , in hac pagina prxtermifímus annotare , partes ad 
amícabilem compofitionem mduximus diligenter : qus tándem 
per Dci gratiam , noftra folicitudine mediante, ad hanc com- 
poíitionis formam libera volúntate venerunt : ut de quatuor 
prxdictis Epifcopatibus dúo afsignarentur Compoftellanac Me-: 
tropoli, & dúo relinqucren tur Metrópoli Bracareníi. Nosau- 
tem habito fuper hoc cum firatribus noftris diligenti traftatu^ 
compofícionem ipfam duximus approbandam y intelligentes eam 
asquitati Canonicx concordare. Cum enimVifeníIs Epifcopus 
cum Epifcopis GaliaeciaB interñierit fecundo Concilio Bracaren^ 
n 9 & Emeriten. Concilio non adñierit y in quo plenus Suffraga^ 
neorum numerus Emeritenfis Metrópolis legitur affiíifle : undo 
nec poteft unus de redudis intelligi : cum etiam ínter alios Suf- 
ragáneos Bracareníis Ecclefíx in fuis privilegiis numeretur y ia 
privilegiis autem Compoftellanx Ecclcfix Vifcnfis Epifcopus 
nullatenus habeatur,faspc didum Atchiepifcopum Bracarenfem, 
nomine Bracarenfís Ecclefíx ab impetitione tua nomine Com^. 
poftellana; Ecclefíac fuper eodem Epifcopatu duximus ^bíblven* 
dum ; tibi fuper hoc perpetuum íilentium imponentes. Lame- 
ccnfís autem , & Egitanieníis Epifcopatus , quos ad Emeriten- 
fem pertinuiíle Metropolim certis didicimus rationibus , & vali- 
dis argumentís , de confilio firatrum noftrorum adjudicavimus 
Compoítelianac Metrópoli 5 ipfum Bracarenfem Archiepifcopum 
fuper illis nomine Bracareníis Eccleíia: condemnantes : Epifco-- 
patum autem Conimbrienfem , licet eifdem rationibus cogno^ 
yerimus a4 Emeritenfem fpedaviíle : quia tornea Icicn£is £pifco« 



Trdt, 3. Jpénd. x: " 18 j 

US lOAotítate Sedis ApoftoUcz fubtn£his eft Eccleíiae Bra-^ 
«níl , & Sede murara , pro beati Jacobi reverenda , cotus con- 
fus eft Compoftoilx in rccompenfarioncm . ipíi Archiepífcopo, 
EccleíÜE Bracarcníi concefstmus perpetifo retinendum. In 
tüm aucem ÍIk forma compofitíonis tibí complacuít , quod 
) bono pacis liti ccfsifti, & pctitioni renuntiaviftí otnninó , fu- 
r duabus Ecdefiis , vidcliccc fandi Fruauofi , & fanfti Vido- , 
f & mediecare Bracarz cutn pcrrinenriis fuis ómnibus , de 
[bus cum alus ñiít &¿U cammifsio ; reñirans quidqüid juris in 
s habuiftí , vel potuifti habcrc : cenunrians queque fentenciae, 
e íUper eis ^ pro Compoftcllana Ecdella contra Bracareníem 
;erat promolgata : Tupcr qua coram nc^is aliqnandiu fíierat 
UcLgatum. Nulli erjgo, &c. deñnitíonis, abfohitiooijy 
& conceísionisj) &c. Datum Latetan.. 




pAad. 



^ « 



. . . • ■ - • 



• » 



.- "» 



tv 



•*■■>-• 






IDACIO ILUSTRADO 

CON NOTAS, 

CORRECCIONES, 
Y 

flSTRIBUCION MAS EXACTA, 
que en las Ediciones ante- 
riores. 

.AÑADIDOS 

OS CHRONICONES INEDITOS: 
FASTOS IDACIANOS, 

TABLAS DE OLYJVIPIADAS, 

CONSULADOS, 
Y 

Sos DE LA FUNDACIÓN DE ROMA, 
reducidos á los de Chrifto, 

Tojo con tmííiis OhftftMuiMS, 



.2AT0M ViOO 

.2 il H O 1 D D '3 ;i vT O D 

'jllin >..vílOÍJÍL.I ?.;;! np' Zi'[i -Jj 

z o <i I d A i< a;. 



APÉNDICE III. 

IDACIO ILUSTRADO. 

i. I, 

Circan/táncias qut hacen recomeud^híe efit Ufirit»: 



^^^L Chconícon de Ida- 
BbEiI ciOfObiíbodeGali- 
^j^ cú,no (blocs el mas 
WS^á ant^o entre los 
Hiílonadores Eípa- 
s^ cuyas Obias han llegada 
¡cftros tiempos, (¡no uno de 
Monumentos mas prccíoíbs 
tenemos ; afsi poc fu vene-' 
e antigüedad , comO' por el 
on que fe hizo ; por la ma- 
1 t y por la calidad de la 
bna. Todo cfto le hace fu- 
icntc recomendable , co- 
:onocerá quien recorra aun 
:rfiicialinente cada cofa. 
La antigüedad es no me- 
que de mil docicntos y 
;nta años : havicndofe con- 
dp en el 469. defde el qual 
«fentc 1749. vaii los mil 
icntos y ochenta feñalados. 
íípacio qué abraza e» de 
snta y un años : defde el 
. ea que empieza, hada ei. 
. en que acaba , uno y. otro - 
Siíví. Corto, ámbito en ct 
uto : pero impoc^antílstma. 
la calidad de lo$ fuceüofa^l 



y proprio de Efcritor coetá- 
neo, que no pudo eftcndetfé 
ñieía de lo que vi6 , £1 oyó á 
los preíénces. El Código que 
tuvo S. Ifídoco no llegaba nñs 
queal año' o^vo deTEmper»* 
¿az Lecm, ello es > haita d' 
año 4^4. (ó íegun efls Chro* 
nicon halla el 4^6.) El que tii' 
vo • Sigeberto Gemblacenfe 
paflaba hafta el año 17. del 
Emperador Zenon , 490. de 
Chrifto. Pero fcgun nofotros 
le tenemos , fe eftiende mas 
que el de S. líidoto , y menos 
que el de Sigeberto. Sobre (t 
el de S. Ifídoro eia el genuino 
Idaciano puede haver duda; 
poD lo que defpues fe dirá en 
laNóta 14: pero el de Sigeber- 
to iñie ciertamente redundan* 
te , con adición de mano mas 

> moderna , (qual fe halla el fe- 
■ gundoChronicon inédito, que 
. .daremos defpues) porque como 

ie dicái murió Idacio antes dzl 
Ithpecio de Zenon : y afsi nó. 
puíloUfttatdHenruhtiloría; ' 

> :i a :J^£a'Con. que oraibMí 



a 9 o E/pana Sagrada. Jpend.$. 

cfta Obra , fue diftinguir los atenciones , ó porque efeftiva- 



fuccflbs que cftaban confundi- 
dos , como fe infiere de lo que 
dice en el Proemio, El Máximo 
Dodor S, Geronymo no folo 
havia traducido en Latin el 
Chronicon de Eufebio Ccfa- 
ricnfe , fino que de fuyo aña- 
dió lo que defde aquel reftaba 
hafta fu tiempo. Eíla conti- 
nuación no (ue total ; porque 
S.Geronymo vivió mas de qua- 
renta años defpues del 378. en 
que cerró iii Hiftoria. Quando 
la publicó íe hallaba en animo 
de efcribir obra á parte y fegun 
fígnifíca en la Carta d Vicente 
y Gslieno , que firvc de Proe- 
mio al Chronicon de Eufebio, 
donde dice y que el no abrazar 
mais tiempo por entonces y no 
era por tener miedo de decir 
la verdad con libertad fobre 
los Principes reynantes , (por- 
que el temor de Dios excluye 
el de los hombres) fino porque 
con la irrupción de los Barba- 
ros todo eftaba confiífo. * Eftc 
motivo que le detuvo por en- 
tonces , parece que continuó 
defpues , ó bien por mayores 



mente no falió de las dudas. 

3 Viendo Idacio , que no 
íe havia publicado aquella 
continuación , y que el Santo 
exprefsó en uno de fusEícri- 
tos , que con la entrada de los 
Barbaros todo' eftaba conñiíb, 
íe inclinó a que no profíguió: 
Y como la materia pertenecía 
a fus tiempos > M tomó por fa' 
cuenta , como dice expreíTa- 
mente en el Proemio. No de- 
termina alli y en qué Eícrito 
dijo aquello S. Geronymo : pe« 
ro fe halla en el lugar y pala- 
bras > que propongo en la citaí 
porque aunque en la Corogra- 
phia del Coledor. del tiempo 
de Carlo.M. (que eftá en el to- 
mo 4. de Ja Eípaña iluftrada) 
leemos al fín del libro i. efta 
mifma fentencia como remate 
del Chronicon de S. Gerony- 
mo ; me perfuado y ^ue no e^ 
cofa del Santo » fino mterpola-^ 
da por el Goledor : pues en 
ninguno de los muchos MSS. 
que manejó el Iluftrifsimo Ar- 
naldo de Pontsc (que pallaron 
de treinta) fe encontró tal final; 



ni 



(i) a Conflantini viafimo anno u/que ad ConfulMum Mguftih- 
tum VaUntis VI. &- Valcntin/ani iterum , totum meum eft. Quofi^ 
ue eontentus , reliquum temfus Gratiani O* tbeodofij laiiaris bifto^ 
r'ujlylo refervavi : non quo de viventibus timuerim libere ^ ven 
ferihere ; {timor enim Dei bominum timorem expeüif)Jed qwmiam 
debaebantibas adbuc in térra no/íra Barbaris , ineertafsmt omms. 




■lidia' en ócco meinbranar* Gao por no láiiei- otnyAutofe 
qiie toque con tuin ext^on 
y tan de^ adentro los fuceObi 
de Eípañá : porque aunque 
Profpcto Aquitatiico (lea quien 
fiíere) continuó también i & 
A ^^fta del fin con que Gerohyíáo i no abrazó tanto 

io efd^MÓ fu ChronicmV erpacio , m fe detuvo como 
Idacio en nneftras cofas, ni aun 
en otras de fuera : y afsi dijo 
bienPagi ( fobre el añojSi. 
n. 1 4.) que con efieChronicon 
pueden iluftratfe en muchas 
partes los Anales ; lo que Baro- 
oiono hizo, por no haveríe 
defcubierto en fu tiempo. Fue- 
ta de lo Imperial y Reales muy 
copiofo el ouipero de puntos 
Ecledafticos , que (en efpecial 
de Efpaña) no confian por otra 
parte : luego por ambas lineas 
íc hace recomendable la ma- 
teria. 

6 Aumenta fu eftiniacion la 
calidad de la Perfoná , que vi- 
vía en todo el tiempo de que 
habla , y afsi ftie Coetánea. 
Por lo que mira al Oriente pu- 
do hablar aun de vifta , pues 
peregrinó , fíendo mozo , por 
aquellas Regiones , donde co- 
noció-á S.Geronymo, á S. Juan, 
Obifpo de Gerufalén , á S. Eu- 
logio, de Ccfarea; y á S-íbco- 
pHilo, Obifpo de Alefandria, 
como el mifmo teftifica en el 
que muchas veces copió Prologo , y fobrc los años 406. 

amiente fus palabras , no y 407. Del Occidcnre tuvo 
mas conooficento , coffloiitio' 
poz ^. 



qne tenemos en la BiblÚH 
a del- Colega Mayor de 
[defbnlb de efta Univerfí- 
; y afú fe debe atribuir al 
ráor.. 



onoce lá grande urilídad; 
% da lo que tenia ideado un 
jeronymo j proponiendo 
toda diflincion lo que fe- 
el Santo eílabá confíindi- 
V añadiendo el efpacio dé 
de quarenta años., que el 
ioíb DoOor • no pudiera 
>dar por haveí nmerto an- 

Mirada la materia del 
íto es aún mas perceptí- 
para todos fu importancia: 
]ue fegun manifiefta fa 
:exto firve para declarar al- 
as Profecías , que fe cum- 
ron en eftc mifmo tiempo, 
10 fe lee en los anos 41a. 
.y 439. Demás de efto es 
ite orí^ginal para los fucef- 
de la entrada de los Van- 
•s. Alanos , y Suevos en 
i&i , con todos Jos paflíbs 
los Godos: de modo que 
variamos lo mas principal 
iigio V. fi no filtra por lá 
de eñe Documento. Por 
S. IITdoro inftftió canto en 
que muchas veces copió 
límente fus palabras , no 
por fer muy cxptefsivas. 



ijí E/pana Sagrada, ^pénd.i. 

(de fu principal rcfidcncia. para el buen éxito de nn Cor^ 



En orden á la diftincion de 
los tiempos de que efcribe , no 
hay mejor modo que oirle ha- 
blar á el. Todo lo que hay def- 
de el año primero de Theodo- 
lio hafta el tercero de Valen- 
tiniano , hijo de Placidia , efta 
cfcrito ( dice ) parte por expe- 
riencia , parte por lección , y 
parte por relación de otros. 
Lo que fe figue á efto añade 
que loefcribió íiendo ya Obif- 
po , teíligo , y participante de 
muchas de las defgracias que 
refiere. El primer tiempo es el 

3ue da principio al Chronicon, 
efde el año 379. de Chriftoí 
hafta el 427. que fon los 47. 
años primeros. £1 fegundoes 
defde el 427. hafta acabar, que 
es todo el tiempo que tenia de 
Obifpo : y afsi toda fu obra no 
.'cxcede de fu vida. 

7 Sobre el fer Coetáneo le 
•favorece la calidad de Obifpo, 
.ficmpíc recomendable , pero 
ccn efpfecialidad en aquel Si- 
glo. En nueftro Idacio fiíe tan 
})atente el mérito y honor de 
a Períbna , que el Santifsimo 
. Pontífice León M. fe valió del 



cilio Provincial en Galicia con- 
tra los Prifciliahiftas. »-^Elzc-* 
lo fobre la pureza de la Fe , el 
amor y folicitud de la Difcipli- 
na Eclefíaftica > y lo. que pade* 
ció por la Relieion y por la 
Patria , fe manitefta bien, en fu 
obra defde el Prologo : y todo 
junto califica el aprecio que 
merece. 

Por tanto tengo pot bien 
empleado el prolongado y nK>- 
leftifsimo trabajo que he teni- 
do en procurar ilu^rarle , ha- 
ciendo mil convinaciones en 
fus números : pues con fu uti- 
lidad parece que compitieron 
las defgracias , en la envidia 
del tiempo > en la efcaséz de 
Códigos y en los yerros dol 
que hay , y hafta en el nom- 
bre del Autor y que ha íido no 
poca parte para las conñiíio- 
nes. 

§. U. 

Si buvo ffwcbos Idacios en E/p^. 
ña > y quienes fueron\ 

LO primero que fe necefsi- 
ta declarar es qui¿n fiíe 

el 



(2) Si ¿futem aliquid^ quod ab/ty obftiterit , quominus pofsit 
celebrari genérale Concilium , GalUciét faltetn in unum eonveniant 
Sacerdotes : quibus eongregatis fratres noftri IDATITS 0- Cepo- 
nius imminebunt , conjun¿ta cum eis injlantia tua , quo citius vel 
Provinciali conventu remedium taráis vulneribus afferatur. S. Leo 

Epift. ad Tutib» ^3 • ^* i ;• 



» i 



UUKhtokée cfte Chtónstíía 
^oR|ue>'fxjpímendofc .¿onmni 
Bient<- onÜM^ lidados eñ BD 
{nña; i Otaípas: y ETcrhxJre^j 
ocaliiHiali oEulma abundancia 
CDiiálfioB ,y tal vez fe pone «i 
iKiidireB^úiid loque /eJñpRi^ 

flrio<fe[aGEO.- ' < ;i J 717 

.• : 8 jPaiiiefté fxi es firbciíb 
iníiffir ea k piaterial voz Idá^ 
cío i Q Itado , con, afpiíacion^ 
él fin ella \ poi^u6< aunque eft 
lUas parte*-'íe teé J^(í«rá , en 
otras Jtbsei»^ ytUBft ^leccy'/A»- 
w» , oón: todd' «flb pcéralece 
entre todas la de iDACi0:y 
afsi vemos > que el Cl; Sirmen^ 
d9 folauso de ^ñc nombre i no 
obñante que en el MS. citaba 
JJydacio , .como anima fobre^ el 
tcíHmonio-dcl Papa S. León. 
X.O mifmo pra^có cl Señe»: 
Ferez. , Obiípo de Segorbc , en 
las Notas fobre el {ap.9. de los 
,V arenes Iluíhres de S. líidoio: 
.pues aunque halló cfciito'Ita- 
;cio , y liacio , pufo á cftfr'en el 
primer lugar: en fus Efcotíos, 
■por fcr mas recibida : y afsi- en 
oyendo Idacio fe puede contra- 
her a eñe Efciitor, fm que obf^ 
te la material variedad de la 
■ETcritura. 

9 Pero por la míTma razón 
«puede apli carie á otros que tie- 
nen identidad , ó afinidad con 
efte nombre. El referida Peres 



i¿ atrc¿ 'UnoOfaifpo.dctOlE» 
Aóbaí flhi ILofitaw .'i'llamidp 
poct-apcUiA} el:<V^h'30Ch> 
Obiípo derMcrida?ambos.pegr»> 
Seguidores ; dé Pri&üiana . :y, 
que AÍiifüetbn alC(mciüarl. df 
ZaAgbza^ temdóceisa d^áfib 
980-. \E1 tercero : elbe dbl íStmar- 
lúbbn ^Obifpoilnmcceqfcii^&l 
guü dice) en ¡Galicia. Elquob- 
to el qtie efcribio contra:'^ 



AñacaVwridmio,í.^i qmntoMt 
aiendoi»do ^^>or S. Leon:QBÍt 
Carca,15ahto Tcóbioi ^áoA 
tt» dos (dioOifeinedetiiTeifa»- 
<úi iü primeray cércerot y afin 
iblo nos qúedanr tses^Idacios;' 
£1 P. M^ana (en el Prologo al 
Chronicon inédito, que poifr ~ 
diemos defpues) hace tandñea 
memoria de diverfos Idacioá 
lx> müíno D. Nicolás Anto¿, 
nio. t 

10 Yo digo que fegun ^e>> 
.valecc el llamar ItatioÍA ÓbiC: 
:po de Oílbnoba y no fe debe 
admitir mas que unl4MÍo:y 
dado- que fcan muchos ( fegnii 
fe uia eñe nombre ^ en diveríbs 
Autores) con ninguno fe debe 
confiíndir el Autor de que ha- 
blamos , pues todos tienen par- 
ittcüláres diíUntivos , aunque 
no bien aplicados comunmen-, 
te. 

- 1 1 Empezando por el que 
- propone en uUimo lugar el Se- 
menciona cinco Idaciosjcon- .-5ór Pérez, dieo> que nofolo 
. chiycndo que puedcp xcducti- .puede > úuio debe leduciife al 

«fe 



194 Efpaña Sagrada. Apend. 3 . 

tercero , que es el Idacio de Chronicon. Otros no le diftin^ 



quien vamos hablando. La 
identidad entre efte y el que 
menciona S. León en fu Car- 
ta y confta no foio por el tiem- 
po (que es proprio del Autor 
del Chronicon) uno por la Pro- 
vincia de Galicia ^ donde no 
huvo por entonces otro Ida- 
cio j mas que el Hiftoriador, 
como fe prueba por las veces 
que fe nombra á si mifmo , fin 
mas tituU , que Obifpo de Ga- 
licia : y fi huviera alh y enton- 
ces diferentes Idacios , forzó- 
famente havia de añadir algu- 
na cofa que le diftinguieATcy 
3uando pone tanto cuidado en 
eclarar quien habla. Conten* 
tandoíe pues con la exprefsion 
rencilla de fu nombre > es prue- 
ba que no tenia con quien 
equivocarfe : y afsi no folo fue 
^1 mencionado por S. León, fi- 
no el mifmo que fe expreflía en 
la Carta de Santo Toribio á 
Idacio y Ceponio (que hallarás 
en Morales , y en Aguirre , en 
aquel lib.ii. cap. 26. y en efte 
tom. 2. pag. 218.) Luego efte 
Idacio no debe añadir nume- 
ro. 

12 El c]^uarto , que efcribió 
contra Vandamo (Varimado^ ó 
Verimundo ) es cierto aue fe 
halla confundido en algunos 
con nueftro Híftoriador , apli- 
cándole el didado de Lemi- 
ceofe p proprio del Autor del 



guen del primero (que es el 
OíTonobenfe.) Yo cügo que t% 
diftinto de uno y otro , porque 
no fue Efpañol. D. Nicolás Aii« 
tonio favorece lo mifnio lib. 2« 
Bibl.Vet.n.i^o. fundado en que 
vivia en Ñapóles , como íe lee 
en el Proermo del libro contra 
Varimado $ Dudum , dih£ii/ji^ 
mi fratres y in Niofoli > Urb9 
CampanU canjlitutus <!^(• como 
verás en la Bibliathtca Patrum 
£1 Señor Pérez no fe movió 
por efto á dejar de llamarle 
Offonobenfii porque fabiendo 
que efte murió defterrado (co- 
mo afirma S.Ifidoro cap. 15.) 
no halló inconveniente en que 
efcribieífe en Italia. Yo tam- 
poco le hallara , fi fe mirara á 
efto folamente : pero por otro 
lado vemos que efte Idacio ef- 
cribió demás de efte libro, 
otro, que menciona en fu Proe-« 
mió : S. Ifidoro no atribuye á 
Itacio el Claro ningún Eícrito 
contra los Árlanos , Tino preci- 
famente contra Prifciliano fié 
Apologetici fpecie (que no exif- 
te) y creo que ninguno mejor 

f ludiera faber lo que efcribió, 
i efte fuera Efpañol : y afsi no 
mencionando el Santo tales 
obras en Idacio ó Itacio , no 
tenemos fundamento para atri- 
buirlas á Efcritor Efpañol, por- 
que el nombre folo de Idacio 
no es bañante ^ hallandofe en 

al- 



fíiecadenueílcosRey- vivió, como próebiá fa miúno 
ChronicoiT. S. líidom no. le 
atribuye jaaa obra quo eftá) ni' 
Sigeberco : y afa el ^jiic efcñ¿ 
bio cbnttaVaridalBO^AriaiK^ 
noes el qac impugnóypetfi' 
guió i VD&:üíatiKÍt\éf:cwé A 
CMbnobenf^ni 0I que efiaí-. 
bió cLChtonicon ry |)OtiaDt%' 
fí á^uel fíie £í^ñol , no Ipdodtf 
idemüicaríe con ninguno ié 
los que ámoccmos , patÉ dé 
cfte ni fe üJat el tiempo vnj 'tí 
DigAidad , ni la ^ou $ y de . 
ios otros, si. Elíhndúnento 
ategado tnducre á qoc nole-re- 
putemos ^pañol » lo que baftft 
para que no ponga numera 
entre nueftros laacios : y con- 
íiguicntemente no quedan mas 
que los tres primeros. 

1 5 Del Oífonobcnfc no co- 
nocemos mas nombre qucRa- 
cio ; porque fírmemcnte fe ha- 
lla afsi en Severo Sulpicio , en 
S. [fídoro , y aun en el Conci- 
lio I. de Zaragoza : de modo 



3«m^ de efto , el qcw 
y^ »' Varidamo cftiivo 
efpaSo ch ' Italia , ^ 
'(. lo qoc ñopudo con- - 
; tSfa&A', Obirpo de 
a f porque (u defberro 
h^ oefpües de la 
te Piiící&noj (havien- 
aq«e>,eÍclaode eña) 
notO! fe fíg¡lió al año 
e «feaUi^eD d 38$. fc- 
Cliíoiuoon de '■ Profpe- 
pdné b 'ezaHmüucHi 
daidojá ctCobAikdb' 
fi«ii FmJ»*^, i|de cor- 
e al afíb 38j^.B}Codef- 
lurió Itacio el Claroj 
feguli S. Ifidoro fuefu' 
en el Imperto de Va- 
no y Theodofio el 
: y como Valetitiniano 
vivió con Theodoíio 
: dos años defpues del 
\ es , que efte no podía 
lue havia vivido mucho 
en Italia : y., por tanto 
lefer eñe el Itacio Ef- 
Mlbnobenfe, ó Claro. 
Tampoco puede decir- 
fue el Lemicenfe, (Au- 
Chronicon) porque eC- 
z antes de fer Obifpo 
1 Galicia , íin que conf- 
r falido de Efpaña mas 
una Legacía ^ de que 
jrontaraente, y fe man- 
\ fu Fxovi&cia aúentcas 



que no podemos autorizar,que 
íe llamaife Umo : y afsi no fe 
áéx connur entre los de eñe' 
nombre. > 

16 El fegnndo (que es ef 
de Mérida) fe nombra Idatio 
en Sulpicio : pero tengo por 
mas probable , que no fe llamó 
afsi, fino X^fatio. La razón es^' 
porque el texto que puede au^ 
torizar aquel nombre es el 
mencionado de Sulpicio : cAa 





Bfpaña Sagrada, Ap¿yid.$. 
■ ley : porque en «í^r/f^wíar. Los mifiñosñom- 
nombres proprios bres le hallan en U edición 
ti muy adultera- Real de losVwones iluftrcs de 
de Copiantes : V. S. Ifiíioro, cotejada con fíete 
: EmeríU civita^ MSS. por el Cl. Pérez , como 
r;>rf étatis : por afirma Juan Grial en el Proc- 
:lcnfi,ó Abulenti, mió. Siendo pues tantos y tan 
tfi : en lutíar de autorizados tcftimonios los que 
ccmos Soffubtnji; ponen el nombre de Vrfaci» 
: decir Nim lijr- con Itacio , deben prcvaiecec- 
o anterior) pone contra la edición vicíadj do 
11 texto donde hay Sulpicio , quclc' imimla Ida^ 
íituden los nom- ció. Es verdad qjie en clCooi 
>ueno para refol- cilio I. de Zaragoza leemos co* 
foz. Por otra par- mo en Sulpicio á Idacio con 
ic cl Obifpo que Ithacio : pero fegun los ceíti- 
[tacio OíTonoben- monios alegados , parece que 
r la vida a Prifci- las firmas del Concilio fe co- 
no VrfA(Í9 : luego piaron fcgun fe hallan los 
debe prevalecer nombres en Sulpicio : porque 
que Sulpicio lía- Urfacio no fucna allí , y aJgu- 



Itíacio ilufiradé: \ %97 

i)a.£xpi£fiare que la cau- hay mas difcülpa para confurH 
la 'acuíacion de PrifcUia- dirtos entre sí , por fot de un 
pero eftc miímo motivo mifmo tiempo , y una mifma. 
>liga á inliftir en Ithacio, Provincia. Unos atribuyen el 
\áo > pues folamente de ■ diñado de CÜrv al Obifpo de 
rno de tres , confta que Mérida { como Padilla > More- 
íaflen. no de Vareas > y aunD.Nico^ 

Peto demos , que el las Antomo , gue d¡L á eñe la 
o de Mérida fe llamaíTe ttzxxt de Efcritor. Otros , co- 
. De todos los menciona- mo D. Juan Bautifta Pérez, 
}lo eftc nos ha quedado atribuyen el efcrito contra 

del Lemicenfe > Autor Prirdliano , y el di¿hulo de 
hronicon. La diftincíon Claro, al de Quonoba. Yo tei^ 
uno y otro es muy pa- go efto por mucho mas fimda- 
porque aquel era de la do i pues cotejados Sulpicio y 
icia Lufítana , (como el S. Ifidoro fe ve , que el defter- 
ibenfe) eftc de Galicia: rado fiíe Itaclo , y efte mifmo 
vlécida , y OHbnoba flo- fue el Efcritor , y el Claro (afst 
on enelSiglo antes que Uamadopor &cundiay apelli-. 
nicenfe : aquellos por el do) fegun S. líidoro , que attí- 
e 380. y cfte efcribia buye todas eñas cofas á uno 
ta años defpues , y aun mifmo» 1 llamando al otro Uf~ j 
ñas : luego ni el tiempo, /acia. En Sulpicio leemos , que 
rovincia , ni la Silla per- Itacio era el Oflbnobenfq, atre- 
confiífion : y los que han vido , parlero , y el mas cncar- 
ido al Emeritenfe lo que ni/ado , como en la gula, en la 
clfamente propriodei de vida de Prlfciliano. Eílc es el 
a > no han díflin^uido Si- que fue privado del Obifpado, 
Provincias, ni tiemfios. fe^un Sulpicio : porque el de 
-Entre los dos Obífpos Mérida le depufo por sl.(ac- 
^uidores de Prlfciliano , cion recomendable » ü defpues 
,iK. Pp no 

ítacius Hi/paniarum Epifiopüt, cognomento &• eloqtúo Clé- 
'tripfit quemdam Ubrum fub Apaíogetiti fpeeie , in quo detif- 
Prifeilliani dogmata &" maleficiorum ejus artes , libidinumq. 
nbra demonftrat..i, Hit aitttm tum Vrfach Epifiopo ob ntcem 
m Prifcillimi , eujus ateufatores extiterant , BccUJU somnoá^ 
frivatm exilio condemnatur, ibique die ultimo Jungitia^Tbeo-i 
najore <^ ValmtiniítM rfffuntivui. De yii. lUuftt. cap. i %.. 



1(^8 Efpana Sagrada. Apeni.^. 

no la huvicra defayrado con rida el deftierro , y morir en 



pretender bolver a cntrom- 
4 zarfc 4 ) El deftierro , y el mo- 
rir fuera de fu Patria , es mas 
proprio del Oflbnobenfe , á 
auien aplicó la pena de Depo- 
ncion, que del <^uc volunta- 
riamente la efcogio. El preten- 
der nueva introducción en la 
Silla menos conviene al que 
murió defterrado , que al que 
no confta que faÚeífe de Eípa- 
ña. Eftc fue el de Méridaj por- 
que fegun Sulpicio no tuvo 
tanta culpa , como el Oífono- 
benfe : luego el de Metida no 
fiíc el Efcritot , que es el def- 
terrado , y el Claro. 

2 o Demás de efto el de 
Oflbnoba era el hablador , fe- 
gun Sulpicio , (loquax) lo que 
parece que tiene afinidad con 
lo que dice del Efcritor , S. Ifi- 
doro, Clarus eloquio. Efte fe in- 
tcrefsó contra Prifciliano mas 
cruelmente que el de Metida: 
y por tanto le viene bien el 
dclcubrir los vicios y malda- 
des del que perfcguia , que es 
la materia del Elcrito que le 
atribuye el Santo : luego al 
Oflbnobenfe de Sulpicio cor- 
refponde el Claro de S. Ifidóro: 
porque para aplicar al de Mé- 



el , fíendo el menos perjudi- 
cial y mas humilde , ni hay ve- 
roíimilitud en la razón ^ ni 
apoyo en las autoridades: y 
afsi el Efcritor » el dcfterrado^ 
el Claro , fue Itacio el de Oflb- 
noba y no el de Mérida : y ni 
uno ni otro fe pueden equivo- 
car con nueílro Idaeio , por las 
razones pueftas. 

2 1 Sobre los Idados» 6 Ita- 
cios expresados y fe hallan 
otros,que han aumentado tam- 
bién la confufíon. -Uno es el de 
el Coledor del tiempo de Car- 
io Magno y cuyos dos libros 
propone el tomo 4. de laET- 
paña iluftrada , con título de 
Cbronographia ex Idaeio. Peio 
nada de eftos dos libros es de 
Idaeio el Hiftoriador: ni el Co- 
Icftor tuvo nombre de Idaeio^ 
pues íe propone anonymo: y 
aunque le huviera tenido y no 
puede conñmdirfe con el nuef- 
tro, que murió trecientos años 
antes del tiempo de Cario M.E1 
que en la Efpaiía iluftrada fe (i- 
gue a eftos dos libros con titulo 
de Lemicen/e , es el di¿lado del 
que aqui proponemos y pero la 
obra es diverfa y como mueftra 
una y otra : y afsi no debe con- 



(4) SoIéu tamen onmium Epifcopatu detrufm (Ithadus) nátm 
Jdacius (las imprefsiones Nardacius) licet minus nocens fpontifc 
Epifcopatu abdicaverat. Sapienter id & ^tricundeyfújipojlia amif- 
íum locum repetm Untajftt. jUb.». Hift. Sacra in fine. 



J 



[ ñuMÜríe caftcrnucftro. Jacobo 
I Bafnage en el tomó 2. del 
¡ TbtfarodelQiMnmmentoíEeU- 
jfw^/fW'dc latLecdancs antl- 



En hM Ififtoriadercs 
ETpañoles pofteñores ti Sgta 
Xn. hallaras otro Jtátio , citar, 
do para, la DtvUion de Obifpa^ 
_ dos attiboMa á Vamba. Peto; 

lijo. qiis'.!el 'Autor es diTnfb eñe nbiue nombre delAuctw 
dÉlIdaéiO'Lemíceníe,peiDque de la Obra , fino capa pota 
fue tambieii Efpáñol j Id que ni cubrir y autoñzar losdeTaáer- 
pvueba, lú fe debe aprobar, tos que íc encierran en aqori 



Biúr 4e. Caúifio > dice * pag. 
diTerfo 



Únicamente alega > que afsi ef- 
te CoIe¿h>r , como nueftro Ux- 
cio , fe detienen en las cofas 
de Efpaña : lo que no bolla pa- 
ta hacer Efpa&ol al Coleoorj 
«prque 1Í ¿te compendia , ó 
ligue t al primero , no es etoa- 
ÜD , que efcriba co^ de Efpa- 
fia como el otro. Al modo que^ 
£ yo compendiara i un iúfto- 
siador de Francia , preciíamen- 
4e havia de referir cofas de ef- 
«a Nación. Luego lo que de 4a 
aueftra fe lee en el ColeOor 
deldacio, no prueba que fuef-. 
ie Efpañol i efpecialmcnte, 
quando en lo que añade ^. no 
kay cofas de Efpaíía , antes 
bien en la materia antecedente 
hay menos , y fuprime las Eras 
que propufo Idacio : Inego. no 
lolo no íe prueba que el Colec- 
tor fíielfe nueftro, fino quéie 
infiere ,no lo ñie : y afsi dbbtí 
cftufe al titula que propone el 
miÜBO Bafnage con- Caniíio» 
dtmde vemos que íe reduce k 
Francia: ColleBore qttadiwi Gafi- 
hfCdroh Magno Coh^ukLDc ef* 
to íc ^¡oixakk tiam:aLcl$kV> 



Tratado , como íé -dijo aqm 
enelcap.;.$,j. 

aj Pa^aameiuóotro/W«* 
rfo , dando efte lunnbre al A» 
tor de los Faftos, que íalieroo 
á luz con titulo de Üadanos, 
pero diftinguiendole del que 
efcribio el Chronicon:y afsi 
dice varias veces : liarím in 
Sdfiii... Idaehu aker in Cbroni* 
co. Yo no hallo fundamento 
para que del Autor delChro- 
nicon no lo es de los Fallos, 
(que fe pondrán defpues) co- 
mo no lo es ; fe dé al Autor de 
ellos el nombre de Idacio: por-* 
que el motivo de llamarfe Ida- 
cianoscs,porquc el primer Pro- 
mulgador juzgo que los havia 
efcrito el mifmo Idacio que ef-- 
cribió el Chronicotí': y afsi ne- 
gando eño , no hay prueba áñ 
que fe Uañíallé Idacio el de los 
Fallos.' Yo creo que Pagi folo 
quifo decir , que no tenia por 
Autor de eftos al que efcribio 
el Chronicoñ , y que por eOb 
dijo*tf/*r' Sbuim: pero efto k> 
podía diflinguirrAn-Ilamar Ida- 
cáa^^dsiofrfaffias. 





Éfpañd Sagrada. 'ApenL 3". ' 
do cfto fe infiere, ran ofrecerle, refta decir quien 
no fe debe admí- fue Idacio Auror del Chroni- 
un Idacio , Autor con? La rcfpuefta mas autenti- 
i: porque al Obif- ca es la que fe deduce de íu 
oba todos k lia- Efcriro ; fegun el qual nos 
il de Mcrida le confta , que fue Gallego , y 
sy mejores tcx- Obifpodc la mifina Provincia: 
1 que eícribió en Itiatius Provincia GaJhcia natas 
ra Varidamo , no in Lemtca Civitate , como ex- 
ba fuficiente pa- preHa en el Prologo. Lo mif- 
pañol. El Lemi- mo fe comprueba por el con- 
dacio único , (fe- texto de la Obra , en efpeciai 
evalecc la voz) en los años 431. y 461. Lo 
en las Cartas de mifmo S.lCiúoio: Uatius Pro^ 
e Santo Toribio, vtncije GaíUcU Epifcopits. De 
:e Chrotiicon , a fuerte , que es de admirar, que 
buyeron también le hagan Obifpo de la Betici 
ifulares , y cuyo los Prcsbyteros Vetonenfes, 
to que con nom- (en el tomo 4. de las Obras de 
Lemicenfe fe ha- Noris rol. 893.) fiendo tan pi- 
aña ilufti-ada , en tente lo contrario. Solo en 



IdachUii/^raáo: 



&fi^Uus. Denivofe alli al- 
gún Dcmpo , como parece pte- 
ciíb para conocer á los Santos 
qUe menciona , que eran Pre- 
kdMde diflánees telcfias.Tam- 
biai parece predio confeflár, 

2IK «Otaba ya bien entrado en 
I ufo de la lazbn , para íalvar 
la certeza con qoe dice cono- 
ció á S. Geronyoio « y otros 
Santos Obifpos. Antes del año 
410. ya fclullaba reftituldo al 
Occidente» pues no podo ave- 
riguar el año «n que mutió'S. 
Geronymo , como dice en el 
año 435, afirmando lo miímo. 
ií cerca de los demás Sancos : y 
afsi difcurriendoporelañoen 
que murieibn , fe prueba el 
tiempo en que fe botvtó á Ef- 
f afía. TbtopbUo , Obifpo de 
Alejandría (que csunodelos 
nombrados ) murió ocho aSos 
antes que S. Geronymo , en el 
41 2. S. Epi^hanio (á quien tam- 
pim menciona) fe liallaba en 
la ultima íeneáud , quando S. 
¿jcrbnymo cfcribió el Libro dt 
Ut Vérones lluftret , que fiíe en 
claño 14. de Theodofio, 392, 
de Chrifto : por lo que fe auto- 
riza lo que efcribicron Sócra- 
tes , y Sozomeno ( feguidos de 
Pagijron Valefio) que murió en 
el año 403. Porque fi eA el 
392. fe hallaba ya enUukim» 
jentílud , no fe puede decir, 
que fobrevivieflc mas que los 
$Úcz años fs^alados; y ^ú Ü^; 



301 



cloque nó pudo avexiguar et 
año en que murió , na te hallan 
ba por entonces en el OxientK 
de lo que fe infiere , que .éfiaíf 
vo por alUl al'iin del Siglo IVj 
y fe bolvió a EfpaSa por el año 
de 400. muy poco mas j ó ra&> 
nosjportfue de eñe: modo Je 
ialva la dificultad fe ignbrand* 
del año de la muerte'ds loi 
mencionados Prelados , eQ>e-> 
cialmeute del que murió en el 
40a. pues lieíniviera aUipoe 
entonces y no era &cil ignotar 
la muerte de Perfonas tan&s. 
mo£u , y íbbrefalientes. 

27 Conviene.' efto con la 
edad que tenía Idacio quando 
efcribtó ; que era la ultima le' 
nc&ud>como confíefla en fii~ 
Prologo : Vt extremus fl0g0^ 
ita extremuí 0" vHd. Lo m£* 
mo dice S. Ifidoro : Ultima J0iá 
pene ftni&vtt, Quando ded* 
aquello Idacio era el año /Jijí 
muy poco mas ó menos : y lia^ 
llandofe en el ultimo tenninoi 
de la vida , le debemos feña*^ 
lar muy cerca de ochenta año% 
aunque no fean cumplidos : eQ 
cuya fuporicion , nadó cerd 
del año 390. De efte modo íé 
falva que eñando en el Orien-i 
te antes del año 400. vio á loi 
Santos mencionados, liendo dtt 
edad in&ntil y pupilar , puef 
no cumplió allá los 14. años< 
Pero es prcdfo darle üix» ósh 
ce años > no folo po( lo dicho< 



^ox 



fino porque en el año 427. fe 
hallaba eledo Obifpo , como 
dice en el Prologo , hablando 
del año tercero de Valentinia- 
Qo , hi|o de Placidia ( que fue 
el III. de eñe nombre) y fu año 
tercero correfponde al 427. de 
Chrifto. Para fer Obifpo , no 
es mucha edad la de 37. ó 39. 
años : y por tanto havia naci- 
do en el 388. ó muy cerca. 

28 De aqui fe infiere y que 
no era de Gente Sueva » como 
CÍcribió Cardo/o en fu Hagiolo* 
gio al dia 6. de Mayo : porque 
veinte años antes de entrar los 
Suevos en Galicia » havia ya 
nacido : y por tanto fu Familia 
no era Sueva y fino Efpañola 
Gallega. 

, 29 La primera edad de 
Idacio fue en eílado mundano, 
fegun fe prueba por el Chro- 
nicon inédito , que pondremos 
fieípues, donde entre los fu- 
ceílos del año 416. pone fu 
converfion á Dios : Idatij ad 
Dominum converjio ptccatoris. 
£fta converfion no pide con 
precifion que antes fueíle Gen- 
til y como efcribió Cardofo $ fi- 
DO (bloque de vida profana y 
fccular , paífaífe a la Eclefiafti- 
ca y ó Religiofa, como diremos 
en el fegundo Chronicon. Def- 
ác efte año 416. fe dedicó al 
amor de la virtud y y al eftado 
Edefiaftico ; dando, tan buenas 
pruebas de integridad y dodri- 



E/paña Sagrada. Jpend.^. 



na j que a los once años fí- 
guientes le eligieron Obifpo, 
en el 427. como fe deja di- 
cho. 

30 En ¿1431. le iiombüaii. 
ron los Gallegos por Legado^ 
para paífar á Francia y á tratan 
con el General de los Romanot 
Afcio y fobre negodosdei bien 
de la Provincia , por cau(a de 
que los Suevos quebrantaron 
la paz que tenian hecha con 
los naturales del Reyno, Bol^ 
vio al año figuiente » trayendo, 
en fu compañía al Conde* Crs^ 
forio y nombrado Embajador 

{>ara los Suevos por parte de 
os Romanos , y efedivamente. 
íe reftauró la paz , intervinien- 
do mediación Epifcopal y como 
refiere el mifmo Autor ibbre 
aquellos dos años. 

31 En el 44J. deícubier-* 
tos en Aftorga unos hereges» 
fíieron juzgados por Idacio y 
Santo Toribio ( Obifpo de efta 
Ciudad ) los quales remitieron 
loaftuado al Obifpo deMeri* 
da Antonino > a fin ( fegun pá-< 
rece verofimil ) que como Me* 
tropolitano confinante eftu- 
viefie prevenido del contagio 
que andaba , y modo de curar^ 
le. Santo Toribio dio también 
cuenta al Papa (que era S.Leon 
Magno) y efte Santo Pontífice 
efcribia una Encyclica , para 
ocurrir al daño en todas par^ 
tes* Efcribió tiunbiea a Santo 

To- 



Jdacio Unfirad». 503 

JfldribfO biel 050447. donde Ilcg6alan04tf9.cn que tenia 
iúso honorífica -mencioa de 
•naeRM IdM», con lasiulabias 
mneftas-cnclinuii.?.' ElmiTmo 
¿aiMUibrifaioibnnoiotroCom- 
moiátarin dé 1» Bfcriturasa- 
.poaySu iXpK'díabaii-lofPñf- 
ftUianHtttff i Idirigiendolfl á /i«- 
-«io y i Cspanio : todo lo qual 
fiublíca: la 'fiñna. fingiUar que 
dcmtoyfhcca de.Eípaña tenia 
■fibeftiO' (Mnfpo; 
-.' 3a.':'Eii^.a&04tfi.dia3& 
-ide Julio fteldaóo orc^vdc 
Fnidurío > Cuntan ac Ids Sue- 
Tos y k inftan c»a y dclacíon de 
^idinio , Spinion , y .ATcanio 
■(PrifáUaniftas^ó Ariañbs^Dv- 
xó fu cautiverio tres mofes 
cumplidos hafta Noñembre, 
-en que contra la voluntad y 
ordenación de los menciona- 
.dos delatores conííguió liber- 
tad , y fe bolvió á u Iglcíía de 
-Aquas-Flavias , donde, le ha- 
. vian hecho priñoneró , como 
todo.coníla por fu £fcrito. 
(AqáM'Flaivias es hoy I4 Villa 
de Chaves , termino entre Gali- 
cia y Portugal , en la Provin- 
cia llamada Tras-os Montis » al 
tío Tamega , que nace en Gali- 
cia fobte Montirrey , y a las 
quatro leguas de cfta Villa lle- 
ga por Mediodía ¿ Cbovei.) 



J3 Efto es lo que por el 
miimo Idacio íe infiere de üi 
vida ; que ftie muy larga : por- 
que fegun.cfiá el Cbronicon, 



ochenta años con paca dife- 
rencia. Su muerte fue antes 
del 474. porque en eñe murió 
«1 Emperadot León , en, cuyo 
ImfKTÍo dice S. Ifidoro que ni- 
meció Idado : y por tanto la 
pondremos cerca jdel.jm. i 
^^fta de que na llegó á t^oriat 
cfie a&o. Vivió en <1 Obtípa- 
4o 4;. años > bavicndQ ítdb 
«Ie¿to .en.el 427. «amo Te d^ 
dicho. ... :-j 

u/.lttffeducóop del.liij^ 
donde nació , y la I^efia de 
que fiíePieladPi fondospuo- 
tos no averiguados t m £icilai 
-de. averiguar. Sabefc qué n^- 
-ció . en la Ciudad de Lemiea, 
por decirlo afsi en el Prol(^f 
añadiendo , que tocaba a &-> 
ücia. Pero en los Geographos 
antiguos no hay mención de 
efte nombre. Jlailanfe en aque- 
lla Provincia los Limicoí, men- 
cionados no folo por Ptolomep 
y otros , íino en la &nioía Ins- 
cripción del Puente de la Villa 
de Chaves , donde exprellando 
las Ciudades de los Puebloé 
que contribuyeron al fin pata 
que fe hizo efla Memoria , fe 
pone la de los Lif^eos y como 
verás defpues. D^eíla Ciudad 
Limiea , ó Forum Limitorum 
( que expreí& Ptolomeo ) fiíc 
muy fácil paflar á la voz Z^mi^ 
M , y que en tiempo de Idacío 
íe pronunciaflé iifsi}ÓO0<lUe 



304- E/paña Sagrada. ApenL 3 • 

tengo por mas cierto ) en el de Efpaña , dice en la palabra 



tiempo en que fe hizo la copia. 
Por efta afínidad , y no hallar 
en Galicia mas Ciudad que Li- 
mica , fe reduce aquí fu naci- 
miento , fin reparar en la dife- 
rencia de / á e y por tener mil 
eeempios de otras mas nota- 
bles mutaciones. 

35 La reducción de efta 
Ciudad es fegun D. Nicolás 
Antonio Ponte de Lima , fita 
entre Braga y Tuy fobre elxio 
Urna. £1 Cardenal de Aguirre 
recurre a Monforte de Lemos^ 
guiado ( al parecer ) por la alu- 
uon entre Lemos y Lemica. Sus 
palabras fe pondrán en el $• ul- 
timo. Lo primero es mas auto- 
rizado , porque los L/m^(7j ef- 
taban junto al Rio y á quien 
dieron , ó de quien recibieron 
el nombre 5 y Limia ( hoy Li- 
ma) corre al Mediodía del Mi- 
ño, muy diftantcde Monforte 
de Lemos. Su reducción pun- 
tual pende de alguna Inícrip- 
don que fe defcubra, fi no baf- 
tala que menciona Contador 
de Argote en ci tom. i . de las 
Memorias de Braga pag. 182. 
num. 292. en que fe leen los 
Lintíos , que eftc Autor coloca 
al nacimiento de Lima 5 y yo 
me inclino á ello , porque aun 
hoy fe llama aquel termino 
Tierra de Limia. Marieta en el 
Tratado de la Fundación de las 
Ciudades y Villas principales 



Limario , que aquel Rio nace 
en un parage lleno de lodaza^ 
les y que en Griego íe llaman 
Limia. Sin recurrur á efto bafta 
la razón propüefta > de que la 
Ciudad de los Limios > Limica» 
ó Lemica , caía á la parte del 
nacimiento del Rio » ¿nmát pa- 
reció la Infcripcion > que es la, 
Tierra llamada hoy de Limia. 

36 Lo que mas ha ptcvale^ 
cido es recurrir a la Qudad de 
Lamego , llamándole aún por 
la Silla Lamecenfe , como le he-: 
mos intitulado hafta aqiü> acor 
modandonos a la opinión co- 
mún. £1 primero que determi- 
no el Obifpado de Idacio ñie 
Sigeberto Gemblacenfe,el quai 
en la Obra de Efcritores Ecle- 
fiafticos dijo : Idatius Lemicd 
Hifpaniarum urbis Epifcopus. 
Viendo los poftcriores , que en 
Efpaña no fe conoce Ciudad 
Epifcopal llamada Lemicenfe^ 
fino Lamecenfe ; cafi de común 
acuerdo le intitulan afsi. £1 
fundamento de Sigeberto , pa- 
ra llamarle Obifpo de la Ciu- 
dad de Lemica y no puede fe- 
ñalarfe > mas que en decir Ida- 
cio que nació en efta Ciudad; 
pues no fe defcubre otro. Eftc 
no prueba nada : porque el na- 
cer alli , no bada para decir 
que tuvo alli fu Silla > efpecial- 
mente no confiando que Lemi- 
ca fueífe Ciudad Epifcopal. 

De- 



tifié £emica es cómlp^ ^ Ga^iáz pjñhiH/mXataff 
dtté-Biurtaéícñbé éa e) año 
44J. Dt Idaeio es cierta fitrOhif- 
podt Lamno. No dice» enqufe 
íc funda eflacciteza ; ni yo ha- 
fl0jilaisapoyo>,que ethallaríe 
a(st 00-1 J¿s Aneares modernost 
pitts-auá SÍQ^erto^nodijo £«^ 
M/f : S. Ifidoro fe contenta 
coa llanurle Otñípo de GalU 
da , fia detenninax ^lefía i k> 
mifino el Aizobi^ <& Toledo 
P.AQdcigo en Id DcfUcatOEÚ 
de fn hifloría á.$: Fohabtlac 
IdétijGsilttM Epifi^ : lo ffliíl 
niQ d Rey D. Alfbnfo en el 
Prolt^ de la Chronica Gene- 
ral : jb mifino en los Códigos 
del Chronicon de Idacio , que 
ie guardan en la Santa Iglefia 
de Toledo, en S.lldcíbníode 
Alcalá , y en Portugal en la Bi- 
bliothcca de Alcobaza : de 
fuerte que ninguno de eños 
le intituló ObiípoLamecénfe,' 
ni .Lcmiccnlc » fino precifa* 
auiatci<:de Galida: Xa Igiúlla 
que el mifmo Idacto . exptel& 
como propria , diciendo que 
reíidia en ella antes y defpues 
de la priílon , diña muchas le* 

fuas de Lamego ; y no havien- 
o certeza ¿n que fíieíTe Obíf- 
po dcLtmica , mticho menos la 
haviá en ponerle en Lamego. 

j8 D. Nicolás Antonio ha- 
blando - de la Patria de Idacio 
i lib,^. MiU. Vet^ nttm. 78.) fe 
uj&i^eiechanietite li los que 



le LMimwM, no tiene tan- 
indámento , amo decir 
ni de ¿ímim: porque e~ 
BtaAa catre ■ los And^tós^ 
0malmí' D^ aquel £ÜKr 
nfueióciba'ifialicia; Pa- 
bidaeióc de eñe (ü le ha* 
or^tiempo ) es tnas cier- 
|i)eL.iKX;tosaba k Galicla> 
(Ja LuCitama ', como pro- 
iios.:Añade , t^.Sigeber-' 
>.ies.^UDr: bañante para 
rae ea ¿Ae tnlnto : porque 
DHidio del tien^ de Ida- 
y de Efpaña } haviendo 
u.|>xind^ nífidenda en 
ia' > y Bravante } y &t 
,0 en el año zxiz. feif? 
os. y quarenta años' def* 
de ld«icio. Luego no con£- 
> ( como no confta ) por 
teftimonio antetÍOE>quc 

Obifpo de Lemica * no 
üniUuiento para poner 
i Silla , por .titulo de Tet 
xípiXñi'i^ menos. para 
que fue Obií^io Larhd^ 

: porque aun dado que 
■fSí.tiíjddo en Lamego, 
pruebii por eíTo que tuvo 
i Silla : antes bien el ÍÜen- 
: Id^o en no dcctc que 
tbíTpo de fu lugar > exclu- 
uo. lo fueíTe ; porque era 
pFpprio del amor de la 
i exprcífar efta fu Dignir 
fi la huviera tenido. ; 
El^utoc dtiips Anaks 



joí E/pafia Sagrada. AptnL^. 

recurren á Lam^go : porque terior al año 41 1. de ChiiftOi 



efta Ciudad cae fiíera del Due- 
ro ( límite meridional de Gali* 
cia) dentro de Lufitania : y 
confta por S.Ifídoro , y aun por 
el mifmo Chronicon de Idacio> 
que fu Obifpado y Patria per- 
teneció a Galicia. Efta razón 
es convincente , íi fe examina 
bien : pero no haviendo hecho 
aquel Autor mas que apuntar- 
la , la han defatendido los Mor- 
dernos y á viña de que en tiem- 
po de los Suevos ciertamente 
perteneció Lamego ai Reyno 
de Galicia. Preocupados con 
tan buena apariencia y y em^ 
peñados en hacerle Lamecen- 
fe , no averiguaron mas. Yo 
digo que Lamego no pertene- 
ció a Galicia y quando Idació 
nació 9 ni quando le hicieron 
Obifpo : y afsi no puede fer fu 
Patria y ni fu. Silla. 

Eíle es punto muy impor- 
tante y y no explicado hafta 
«hora ; por lo que conviene 
declararle. 

Términos antiguos entreLuJttA- 
nia y Galicia. Pruebafe que en 
todo el tiempo de Jdacio no perr 
tenecid a Galicia la Ciudad de 
Lamego y ni otra alguna de en-' 
tre Tajoy y Duero. 

39 /^^^ ^^ tiempo de los 

\^ Romanos , y por 

^^ todoelefpacipapr^ 



perteneció a Lufitania , y no á 
Galicia > el íltio donde efta la 
Ciudad de Lamego ^esinneg^ 
ble ; porque mientras duró en 
Eípaña el Imperio RonunOy nd 
fe alteráronlos límites que de& 
de Augudo dividían a Galidi 
de la Luíitania por medio del 
Rio Duero \ como es precifo 
que confíeíTen todos los que 
para la alteración 'tecarten al 
tiempo de los' Suevos. Eftosno 
entraron en Efpaña hafta el año 
409. ni en Galicia hafta el 411. 
como fe lee en efte Chronicom 
y afsi todo lo que penda de do- 
minio de Suevos en Galicia^ ha 
de íer pofterior al año (eñala- 
do^. klacio nadó mas de vein- 
te años antes del 41 1. luego no 
ñie natural de Lamego : por- 
que al fin del Siglo IV. tocaba 
efta a Lufitania por límites Ró^ 
manos , y el no efea Lufitano, 
fino Gallego. 

40 Es verdad qtie al medio 
del Siglo VI. tenían los Suevos 
tan eftendidos los ümites de 
Galicia por el Mediodia y que 
no folo llegaban a Lamego , fi- 
no a Coimbra , y muy cerca 
del Tajo por Egitania y como 
confta por el Concilio 11. de 
Braga y y por los Catálogos 
pucllos en efte libip. Pero d 
eftado del medio del Siglo VI. 
no firve para regular las cofas 
del íin del Siglo IV. y princi- 
pios 



ptDrfÜdlV. Itnbrfe prueba, ba-< Arvas , entre Lébn y Oviedo, 



verviidD onó 'itdftnDji Eíbo'nd 
(e puede moQiat ; antes bien 
debe .prevalecer, que no folo 
qnandÁ DacióiIdaak>ií¡no quan' 
ao<íinpezo á'ib^Obi^ ene! 
añot^sT^ fe Qumccúian los lími- 
tes cDtre-Ltifítania y Galicia, 
del miínio modo que eftaban 
diez y Tcts años antes, perte- 
neciendo el íitio de Lamcgo k 
LuCtanULiy por tanto el que 
nació y fue Obirpo de Galicia» 
no-nado ni ñie Obtfpo Lame- 
c^nfe. FruebaTe con el mifíno 
ChronicoQ. . 

; 41 Quando los Suevos en^ 
traron en Galicia fue el año 
411. Entonces no alteraron los 
Jímites antiguos i antes bien ía 
valieron de ellos , para repar-^ 
tir las Provincias : y á los Ala- 
nos les tocó porfucrte la Lufí- 
jania con iaCarthagincnle: á 
los Silingos la Betica : y a los 
Vándalos y Suevos la Galicia. 
Haftaelano4i8. fe niantuvie- 
jron los. Alanos con ñicrzas fu- 
periorcs á Vandales y Suevos; 
y por tanto no pudieron ellen- 
der eftos fus límites por la Lu- 
liania dominada de fuperiores 
-fuerzas. £n el año 415}; dieron 
los Vándalos contra los Sue- 
vos , fítiandoios en la eñcechéz 
de los Montes Ervafios , ó Ner- 
vaíios (que fegurt Morales y 
Mariana ion los Uataados de 



ó fegun otros el Ctbreró.) Vien- 
dofe en efte ataqué . loj Sue- 
vos , cuidarían mas de falvar 
Coa vidas , .fu&iendo lai afpcce-t 
ea de a^ucl fítio j que de'efteñ^ 
dér conquiftas por la. Lulua-r 
nia. Haíta el año ílguíente no 
pudieron libratfc de los Ván- 
dalos. Entonces fe pallaron ef- 
tos á la Betica por confejo de 
Ajerio , Conde de las Eíbañas) 
y poco a poco irian los Suevoi 
refpirando.. En el año 419. ya 
andaban haciendo coneríasy 
daños por Lufítanía : pero 
oyéndolo el Vándalo , vino 
contra el Rey Suevo , y ha-* 
ciendole huir precipitadamen- 
te , murió el Suevo en la mif- 
ma fíjga , precipitado por diC- 
poficion divina en el Rio Gua- 
diana. A efte tiempo ya tenia 
Iddcio dos añoi de Obifpo. 
Pues quien, ó qiiándo , hizo 
que Lamego fe hallalTe ya den- 
tro de los límites de Galiciai 
Antes de los Suevíw tocaba k 
Lufitania : haña dcfpues de fct 
Idacio Obifpo nO leemos que 
puíieflen los pies de laotra palo- 
te del Duero : y la primara 
vez que los pufieron , tuvieron 
que retroceder con precipita- 
ción y muerte de fu Gcfe : pues 
fi aun lo Civil no tiene aíTegu- 
rado un palmo mas de rier* 
ra, cómo los Eclaítafticosrj^f- 
Aíl 2 paC; 



5 b¥ £/J><i^ Sagrada, Apena. $ : 

pa£&ron íiis límites? porque ios teiminois dé la linét 



42 Mucho defpues de íec 
Prelado Idacio todavia anda- 
ban los Suevos por el centro de 
Galicia robando , fin tener po& 
fion del terreno , que les tocó 
f)or fuerte j á caufa de la refif- 
tencia de los Naturales. Pues 
fi no han dominado fu Provin- 
cia $ quando eftendieron íii do-^ 
minio fuera de ella? Es verdad^ 
que hicieron varias entradas 
por Lufírania : pero ni efto 
prueba, q;e era fuya (antes 
bien lo contrario ) ni el domi- 
narla por pura hoftilidad , baC- 
ta para decir que la Provincia 
de Galicia abrazaba las Iglefias 
de la Luíitania : porque de otra 
fuerte fe diria también que Qa^ 
licia llegaba hafta Sevilla y 
Carthagena , conftando por 
Zdado f que Rechila , Rey de 
los Suevos , dominó la Cartha- 
ginenfe y la Betica en el año 
441. Efto no creo , que lo di« 
ga ninguno , porque aun domi- 
nado aquel terreno , fe quedó 
dividido en diverfas Provin- 
cias y fiendo la Betica , Betica; 
y la Galicia 9 Galicia: y afsi 
aunque defpues de fer Obifpo 
Idacio fe metieífen los Suevos 
por Luíitania , no bafta para 
decir , que Galicia enfanchó 
los primeros límites proprios 
4e íu Provincia. 

^ Ijl razón de todo es> 



Eclefiafticay Qvil' no íe alai» 
gan por algún . nuevo dominio^ 
mientras efte no fea pacífícoi 

Ír reconocido por tal.. Efto no 
ucedió en tckk) el primer&ey* 
nado de los Suevos (que doró 
hafta el año 457.) pues^empre 
file tumultuario y en lo que mír 
ra á extenfíon de terreno, to^* 
fhando hoy lo qiie de/aban ma- 
ñana. Tampoco en d fegand<S 
Reynado huvo lá-extenfin^ 
que tuvieron deípiies ; porque 
aquel empezó en el ano 46^^ 
en que por muerte . de Fruma* 
rio ( á quien una parte de lol 
Suevos nombró Rey) recajn^ 
todo en Remifmundo. En efte 
tiempo todavia hacian corroí 
rias y daños por Coimbra, oh 
mo refiere Idacio ; lo que prue«i 
ba que aquella parte no era 
fuya f como lo fiíe deípuesi 
pofieyendola en paz. 

4^ Confirmafe todo efto 
por decir Idacio , oue Bra^ 
era ultima Ciudad de Galicia; 
Extnmam Civitatem GslUríét^ 
como fe lee en el año 465.$. 
Tbcudorico. La fituadon de 
Braga es propria de Galicia fe- 
gun antiguos límites , por cae^ 
al Norte del Duero diftante 
unas ocho leguas : lue^o en to- 
do el tiempo de Idacio no fi% 
eftendió Galicia de la otra par^ 
te del Duero y porque en tal 

cafQ 



riRMftn¡iiy&irotledrj<]«K' ÍcciañdoMrGoclf»iyffi»SBej 

m Má' la iikiÉin:Ciadídy vds. At Jtiedio áel-^jlo Vt- 

tedoalocto lado del lUo, los hallamos i cftos en pociñca 

1^ , 9^io , C*inAr»y y poflc£üon de la parte de Ldi^ 

BMiM^ ifut'Soa las.qDatto Kuiá ,< ifue amnnalM con 4 

Cta^el^lbfitttoic UUaá Diiefo',.]iictaldas Ui mlate*^ 

btádatli'GtKci».' :" '-■■' Gndadcs , Lamego , ■ Vifttt^ 

5 Confta>tii]ia , ^ k» U- Grambra , y Eratánia / de !kg 

es^leGtücueñel^gloVI. . <^aale$noeranSeñoxes pot et 

irren pasa: arregbto U» 'del aempo de Idacio-: luego defildí 

lipo deildacio :-yqne efto^ el jfíndel ^lo V. y pcincinoii 

ion lor aiidAKii , en que el del VL fe apodcnton déi^tíaMi^ 

e«o,di^&dk'Tlas Provincias; 47 'Ea lo Eclcfíaftico háv 

qMc priidfnnbienie^ poda-i^ mayor fimdaUíintQ pata dcar 

í afirmar, qiK losOtMÍbos que en tiempo áeTbtodomiro, 

j^icia formaron RegUCa- »< arnglátontlos-lidiittttdirilá 



lea fobrc la extfinSdn tí 
tropoLi poc tós'^ífos' de 
dtiaad que los jueves 'da^ 
mmuatuaiiaqcnie ' por la 
ítania. ' " 

S Quando y cómo fe agre- 
on áGalida los límites á- 
$ que ibpóne el Concilio ÍL 
carcníe del aüo 572. (cien 
>s défpues' de Idacio) no es 
i de refolver , por faltamos 
bna de los Suevos :Añi- 
Vdefde Rcmifmundo á Car- 
ico , que es cfpaciode cer- 
de 80. años. Lo mas vero- 
il es , que los Suevos fe 
nzaion en las conquiftas de 
Dtra parte del Duero, al 
sdpio del Siglo Texto jpor- 
: defde el fin del Siglo V. 
ton Áe. día en dia dcícae- 
ido los Brómanos j y ptev4- 



Provinciia.Brac»rc.nfa!i^la ex- 
tenfion civil ya referida : por* 
qiie'in aqpel ReyÁád^',^n^a»i 
ZAEon los CohciUos » y fe eflá* 
bléciecon Sillas , en' la confbvi 
midad que digimos aqm ,«11 
el capí 3. Y copio ante» iaa-Ct 
eftcndia tanto úalida > y en d 
fntennedio pafsó el Ekominib 
de ñis Reyes i ia-otr» parte del 
Duero , gooandp de' -pacifica 
pofTcfslon en -el m^o delSi^ 
glo fexto { por tanto parece 
que no pudo adoptar efto el 
^ovierno Ecleíiaítica haíla el 
tiempo en que huviefle algún 
Synotü) : y como el primero! 
me el de ifoagadet año 5 (Si,' 
fe infiere que defde entonce* 
¿biptarQn los helados la ex-. 
teníion de Galicia dci mod^ 
que fe hallaba en lo Civil. 



3 lo Efpana Sagrada. Aptnd. 5 • 1 

48 De todo efto rcfulta,i que negada cfta^ftUa 1 áfirtá I ^ 
• ' • " • bbyer ftioldaci^i QbifpoKto I 



q\ie Idacio no fue Obifpo de 
Lamcgo y por no pertenecer á' 
Galicia efta Qudad en fu tiem* 
fo 9 fabiendo por otro láda 
que fíióilla era de efta Provin-* 
oa.' Y aun es mas verofimil quei* 
DO haVia tal Obifpado por en- 
tonces , fegun lo dicho en el 
Gap. III. n, 113. donde vimos 
que empezó á ferCathedral en 
¿i'Siglo fíguiente. 

§. IV. 

Dtttrminafi la Iglefid de qui. 
^ -Ida€iafit€ Obifpo»^: -^ 

-ifip !T]^'Xchudo c}ue Idacio 
-j i XI-* íueí& ObifpQ de La- 
mégo>ejB -nueva dificultad ,de^ 
tcrminar.ru Silla. Pafquai Quef-^ 
0flt dijo I <|ue quando^igebeN 
(9 atribuyo á Idacio el Obifpa-» 
4p de Limica y equivoto al hiC 
t0riadQr con el Perfcguidor db 
prifQiliam>, porque efte es el 
4UC ciertamente ñie Obifpo 
Lemiceníe : Vtditur confunde^ 
Ti dúos Idatios y quorum unui 
Umpore Lconisy é*. Qtfronici auc^ 
f^fiáitsaiver PrifcUlUni olim 
^ceufHor ^ qui revjtrs Umicd 
IS'pifco^us fuit. Afsi lo hallarás 
jen laDiíTcrtacion que repro4 
di^'o Aguirre tom. 2. Concil. 
fé^. 20^. donde verás tambieni 



I • 



! i 



Lugo $ y que elBmifietitiéuBa I 
citado pretende coaciliat; usa I 
y otra , diciendo que Lü^ j I 
Ljemica no eran diyeríaS'Stlhi^ | 
recurriendo .áí fuQdaxqento que 
diremos deipues. 

50 .Conñeílb>'qucilosede 
qual me admire mas : ñ. de véc 
la certeza y cóir. .qufc afírma 
Quefn&l 9 que d Pwfeguidof 
de Prifciüino fíié Obifpo Le» 
micenfe^o de quc; pong^ cil 
Lugo al hiftoriador. Dé aquel 
folo hallamos en Sulpicio , quo 
inc ObiCp(yj Sipáke^/i i pero 
quién . xc4ajci a Lemica cft¿ 
nombre? Qjib texto o&ecc.U 
certef^dc que áueLemicenfd 
Ninguno , que yo fepá : liieg« 
mas culpable parbce Quefndi 
^ueSigeberto...;. ; .. 
. ! 5:1 £1 recurrir; á £0^0 ,c$ 
nO itajito voliutldrió , quanco 
falfo : porque, feís auos^def* 
pues de fer Idacio Oblfpo>afir^ 
ma el mifmoyque ti Prendó 
de Lugo era Agrtfiio : y afsi 
confta con certeza > no íer efta 
fu Silla. 

^ 2 Tampoco puede dedr- 
ie y que era Afiot^ga : porque 
aUi preíidia Santo Toribio al 
mifmo tiempo que Idacio en fu 
Iglefía y como fe lee en efte 
Qironicon > fobie el ano 445. 

DA 



Idacio ilu/lfádo. 311 

daifino modo debe excluir- lo era ya en el 401. Siendo 
pues Sympliofio viejo en aquel 
tiempo , no es poísible que vi- 
victlc quarenta años deí'pue^ 
Y aun dado cílo , necefsitamos 
de algún grave teftimonio que 
afirme fer íu Silla lAáeOrtnfe. 
Yo dico, que no debe atribuir- 
fe á Idacio aquella Iglelia^ por- 
que me parece , que fue una de 
Jas do5 , donde fiendo ya ObiC- 
po , dice le ordenaron por Prc^ 
Jados Pafior y Siagrio contra la 
voluntad del Luccnlc , como 
refiere en el 3^0433. Ningu- 
na de ellas era Lugo , ni Aftor- 
ga í y afsi fabemos que en el 
ConvcntoLuceníe havía quá- 
tro Sillas. Una de ellas digo, 
que era Orenfe: porque ni la 
catccienciaifte laGuaad^útt 
antígtiedad de la Iglefnjpeii 
mitenyniobligani, a<|ue lane^ 
guemos efte honor » ni tanifid^ 
có rtipuefto:eftsObi|$iada>7te- 
iienK»:fiindBn)enGC).p3traii ^ánS■ 
citotDQs dos fiieiWfditIlusoi>9 
AñoTgá ; pÓE^uéiní) Ui7> uxkb 
querkodi^,iiijCiinUdá quian 
lo dcbaifiosi^feñffiílñi^oeui^ 
de hs^óstBiáruliposda/.pi^ 
Idado rera^/)!^ fp yo bingio^ 
kU cUis ieit Siu» deldáckiu'Jiti 
:■' f^r JiA 'oñá ^mcBpeffiaidií 

mox. Eñe fe -elcüibf&^afti fiéti6'ttt CnnveniQ ¿lAKshti^ 
:s del año Aot/jMOtáí^ <d« ttiáuiiftlacUi'littl^ «*"»! 



ws , conítando que antes 
ípues de fer Idacio Obif- 
K haltaiba allí Balconio, co- 
Jcobamos aquí en el Xtat. 
ip.4. num.178. 
j El Doí^r D. Francifco 
■ Huerta, -cn fus Anales de 
cia {fokre el aüo 443 . pag. 
. dfi fom. ij.) añade , que 
30C0 fe le puk.'de reconocer 
Prelado de Orenfe , porque 
, dice j era Obifpo Sympho- 
cl que con Diclinio fue ' á 
in , y logró Carra de San 
jtoíio para losObifposde 
ña. Bien me alegrara en- 
íar prueba de efio : pero 
I que no la hay : porque 
iphofio fiie uno de los en- 
úloj por.Ptifciliano^«l-4u^ 
•odia vivic cn eliicmpo^ <ai 
-leppiiü eíl^ Efcrítor , 4*M 
randa Sancá'Tonbid e&ú^ 
ildádo ^GeponK)', pord 
''44^C' :Adbitidi iefta tech'a> 
(Bi/puedeadriiitir- tquejgíi- 
»í'. 'viViufle eWSyiíipétt^» 
cicfnpo der£fifcilianoyy:de 
mbrofío» porqbi enlaSenJ- 
»I-Difinuivayqiie:es Apen- 
:éiA ebncaicri. de Toloá^ 
rU''4tf^^ de Ui edición d« 
linr)- tratari- los PdidK6 4 



de Idacio ; pues no era fuya a otros. Con que tenemos fíete 



ninguna de las dos que men- 
ciona. Lo milmo fe excluye, 
por quántofu Obifpado perte- 
neció (como fe diri) al Gon- 
ycnto Bracarcnfe : luego no lo 
fat y ni de Orenfe » ni de Ceíe- 
ms , que tocaban al Lucenfe. 

55 Tampoco fue Obifpo 
Irienfe 5 porque fegun el Chro- 
üicon de eftc nombre , y la 
Hiftoria Compoftelana , num.'^. 
no havia por entonces tal Obif- 
pado. 

ytf Excluidas ya feis Ciu- 
dades de Galicia (fobrc la de 
Ldmego) parece que no reftan 
muchas mas en que infiftir, 
pues con la fuya , y la de Tuy, 
rcfultan ocho Obifpados , nu- 
mero luficiente para aquella 
Provincia, de quien leemos que 
en el Siglo lexto tenia pocas 
Sillas. 

- 57 Que no fue Obifpo de 
Tuy , fe infiere por quanto ni 
aun el feñor D. Fr. Prudencio 
Sandoval (fu Prelado) le reco- 
nocq, ni menciona por fu Obif- 
po en el Librito que efcribió de 
lus Antigüedades : ni tengo ef-- 
pecic de que ninguno haya 
recurrido en eftc aflaiito á tal 
I^ljeíia, antes bien al mitmo 
tiempo que Idacio era Prelado 
4c la fuya , pone en Tuy á.C^- 
panio D. Nicolás Antonio , en 
el lit>« 3. de la Bibüotheca at>- 
ligua n. 102. fíguicndo. en eílo 



Cathcdros en que no hay fuo* 
damcnto para poner á Idacio. 
58 La réfolucion pofitii^ 
en nír^una Iglefía fe puede au^ 
torizar mas que en la de Ajuai- 
fiímas^ (hoy Cbávei) De hecho 
el P. Labhe no Le. dio otro ti- 
tulo , que Obifpo Aquiflavíen^ 
íe , como veras en el Proemio 
de los Faftos que pondremos 
defpues. Sebaftunvae Ti/rmom 
infílle en el mifmo titulo y 
Obifpado de Cliaves (en la Nai 
ta 7. fobre S. León , tomo 15.) 
fondados (fegun creo) en que 
el mifmo Idacio teílifíca , que 
eíhmdo en efta Iglefia le prcn^ 
dieron los Suevos. D. Nicolás 
Antonio no fe aquieta con efto, 
diciendo , que no convence ef- 
ta mención , quando por otro 
lado vemos que Sigeberto le 
llama Lemiceníe. Ya vimos el 
aprecio que merece la íencÜZa 
relación de Sigeberto : ahora 
digo , que folo en lalgleíia de 
Aquasñavias fe puede eftable^ 
cer fu Obifpado ,. porque no 
folo dice Idacio. que eftando 
alli le prendieron , uno que al 
cabo de tres mcfes de prifion, 
bolvió a la mifmalgleíia , co- 
mo verás en el año 462. Si la 
rcfidencia primera al tiempo 
de fu prifion huviera fido ca- 
fual en Aquasflavias , no hu- 
yiera buelto alli , fino á fu pro* 
,pria Sede , porque defpues de 

tres 



ttefirüc^áillénda ,' y de -nicipio d^ C¡t¡skir.f;y. tSi taifmff 
Idacio afirma ,- que Ortijgio^ha- 
vía íido airojado deiaf^ella» 
^lefíft.par ios Pñrciliaiúftás-: 
CDpio'uEciibe-cn el aña 4004* 
Lik^»es!pte!:irti<acdi&;fiat»que 
la mtx dé perfe^branda en 
una Silla » no es prueba deque 
ao'la'haya havido; porque la ' 
memotiadeCdenisino buelve- 
á te&mu en inftrumeato le^« 



x:k>n,na'.hay fundamento 
i énq fe diga , «|ue al punto 

d Pelado logró ía libera 
i fe bolviefle'^: «la ^amw 
t , y no á:la£athedral cí^' 
I de fu hnaor. - Afíryíatidii 
s Uado , qué íé reftitnyó Í 
tves > folo a eña &nrorece la 
M de que era proprla Silla. 
5 también de notac r que al 
itir fn priíioh dice fiíe en U 
fid, de A^uasflavias;; Si efta 
llera lá titular de fu-tipnor,' 
llamara ParhqnUt porque 
I elle nombre es el que fe 
trapone al de laSede^fi^ 
iendo principalmente d. de 
(i* por aquella que es ^o* 
i del Prelado..- ; . .- - 
9^ Contra cfto no défcu- 

otra coía , que el no ha- 
fe mas, mención de que 
ives fbeíle Silla EpiltopaL 
o para admitir que lo era 
' entonces , baña lo que nos 
: Idacio ixonílandoque'ha- 
en aquel tiempo lo que no 
'O defpues : como íe pruc- 
por el m'jcho numero de 
as que tenia Galicia en la 
rada^dcl Siglo V. fegiin la 
tencia Difimtiva del Conci- 
L de Toledo : y ¿cCelenii 
precifo confcíTar , que era 
ifpado ; porque afsi con^ 

el exordio del Concilio I. 
Toledo , donde leemos i ' 
aperando con titulo del Mif: 
font.IV._ 



60 De paflb advierto, (^ 
no ihfiftas contra elObifpado 
deCélenis en que ñídSc MhuÍ-í 
tipio i porque aunque el Mar- 
ques de \k>nde;ar opuía efto 
contra la Silla de Segc^ña (en 
las DiíTcrt. Ecclef. tem.2. DiJT.- 
7. fdf ■4- ».<í. jK 8.) fe defvane- 
ce por el citado Concilio de 
Toledo , donde fe junta la Si- 
lla con el Municipio ; y S. Ude- 
fbnfo en el mifmo lance en que 
refiere el Origen del Qbifpado 
de Alcalá , (en la Vida de Aftu- 
rio) la nombra Municipio. Ld 
mifmo confia indubitablemenn 
te por las Ciudades de Lisb(Xi, 
Ebora, Itálica, y Calahorra, 
que no por fer Municipios ca- 
recieron de Obifpos : y afsi el 
que lo fueífe , Celenis , no fe 
opone a que tuvíeíTe Silla Pon- 
tificia : y como en el Siglo fcx- 
to , ya no la havía , íe prueba 
bien ; que la ^Ir^ de continua- 
ción eñ el Obífjvado deAquaf* 
^viiS , no impide que lo nief- 





Ef¡>ana Sagrada. Apenl. $ , 
H3 de Idacio. no en las Ciudades que fe ha- 
if:i paralaextin- tkban en mayor auge, 
otra la debemos 62 Una de las que padccie- 
continuas guerras ron inforrunio fiíc Aquasfla- 
aqiiclla parte, no vías : y afsi las dcfgracias pof- 
dus y Suevos , fi- tenores no deben fer medida 
s,y los mifmos de loque luvo antes. Idacio in- 
militaban por fu fiftc en que eíta era fulglcfia, 
lií;ton.De losPa- feñalandola por propria refi- 
\'nü dice idacio, dencia. Sabemus que era Ciu- 
frcquente guerra dad fobrelaliciitc , digna por 
s:cncl año 450. üi grandeza de tener Cathe- 
los Gallegos eáa- dral: pues que fundamento 
os de los ptinci- hay para negar la Silla ? El que 
s : anadiófe luego no proüguíeire con tal fuero. 
Ario en los Suc- tiene repetidos egemplares, no 
do cada dia fus folo en Ctlenis de fu tiempo, fi- 
Tiandcfe de la he- no en otras anteriores , como 
las Iglefias Ca- dijimos en los fíete Apoftoli- 
\z\ mayor poder eos. La excelencia de Pueblo 
ucblos , debemos confta fin recurrir a Geogra- 
defdc cl Reyna- phos, por las Infcripciones que 



'Úacio'iluflfoAéí ~^ ^1) 

t). CORNELIO MAECIANO LEG. AVC. 
L. ARRVNTIO MÁXIMO PROC AVG. ; 

LEG. vil GEM. ¥EL. 

.' <-i; -■aVWATEESii .■ ■ ■ 

■ AC£yiÍFLAVlEííSESr'AÓ^^ 
. ■ '■ filBAlJ.C0S.EÉÍN.;É^AESVr/. 
INTERAMld. LI\üCa:'"AEBlSÓC. 
OVAROyERNI. TAMAGANI. 



Inrcripclon la publicó V*- 
■A,6^.h. Rqupduj^U M^ 
/v novílsúnátiáente el p. 
ador en las Mcmoms de 
acom. x^pag. 303. donde 
hibe del modo que la xe*- 
r á la Academia /Lnfítaoi 
nas'de Tavoca y Secretario 
Bgercito de la Provincia 

os Monta, que.lá oop^ 
fu manó en preícnoia de 
há gente. Pero ni las val- 
ides que alliic hallan, viñ 
rarrecciones que.' ó^ce 
dAuítor ,~jdebcn fctátcnd)- 

pocno-dlár hecha U.cc^ 
por : fuTfeto uitcligencc. eh 
cía de Antigüedades y ní 
x)co las emiendas. Eíleera 
ito largo ; baña que- h Co- 
ie Távora pone COS. PX. 
ide jel Efcoliador fubftitu- 
IX.) f|uar.(Ío entre Infcrip- 
es Romanas no fe halla tal 
iPX. ni fe debe atribuir á 
} del Gnceladór , mientras 
é reconozca por Antiqua- 
, por quanto Vafeo pufo 



fbtbtmtatt el Confutado IXL 
Ijiconecdon de efte enHX. 
es am&z el teftimonío de Va- 
£bo f y contra la mifma Pudra» 
que ezprcfia la Tribunida Pa- 
tcftadXyXX. dcEiniJerador, 
con k» quales no fe juntó el 
Gonliüado o^avo , fíno el DS. 
tíorao fe \h por las Medalla^ 
■.que convienen en los'numeros 
-de la Infcripcion í y fe autori- 
za la concurrencia de unos y 
otros por la que hallarás en el 
Conde Mediobarbo» del Gbíi- 
fulado oiiavo con el IX. de ta. 
TR.P. y XIX.dcIIMP. y -aísi 
el IX. Confulado de la Piedra 
no debe corregírfe en IIX. 

6^ Oxiocefe- también U 
poca inteligencia del Copiante» 
en que traslado al Latín el 
idiotifmo vulgar, de Portugue- 
fes , fobrc poner S. donde de- 
be havcr C. y C. donde toca la 
S. como Aquiílxviences en lu- 
gar de Aquiflavienfes , y Intc- 
ranúñ , donde (&:e Incetamid. 
(ó mejor ¡nteranmUi , porque 
PU 1 vais:. 





E/paña Sagrada. Apena, y, 
rfe las letras) Los liara cfta debía leer Tiberio) y 
Cornclio , y Ar- en íubftituir ARVNTIO jun- 
virrio en Cornitio, tandole con TI. lo que incluye 
1 Corrector quie- dos yerros , pues no huvo Fa- 
ulcimofc IcarTL milia Ariintia , fino Arruntia, 
ó L. ARVNTIO; la qual era Cpnfular , como cf- 
crraron ; aquel en aibe Panvinío en el Tratado 
la I. de la L. y en de Antiquis Romanorum nomi- 
qiie comunmente nibus -, y en los Faftos verás (al 
n la ultima linea año ii.antes de Chrifto , y al 
e en leer tito fo- fexto'defpucs del Nacimien- 
n (pues fi fe ha- to) 

L. ARRVNTIVS. L. F. L. Nepos. 

lo fe encuentran del Siglo páíTado , con motivo 
lino tres Lucios, de acomodarla en la fabrica 
y Abuelo ; por del Puente , donde eftá. Antes 
bien raiUantycn ie hallaba en cafa de Simón 
Romanas (donde Giífiifj, como efcribe Vafeo iy 
urio de L. AR- añade Morales, que efta Cafa 
ue todos los de eftaba junto al Puente. Elmo- 



IMP. CAES. NERVAE 
TRAIANO: AVG. G£R. 
DAaCO. PONT. MAX. 
XBJB. FOT. COS. P.P. 

AQVIFLAVIENSES 

PONTEM LAFIDEVM 

DESUOEC 



$*1 



jñ fe infiere la excelen- 
el F^eblo ^ apando pudo 
¡levar por -si los ganos de 
>bra tan magnifica , como 
de aquel Puóite. Junta- 
centre aquellas díez[Oa->- 
que íe mencioRan en la 
KÍon primera , llevó la 
cU i y bien creltrie es 
a concnrrencia de todas 
1 eñemifmoPueblopara 
1 honorífica. £1 tiempo 
de Vcfpafiano y fus Hi- 
In el die Trajano iba lo- 
lo aumentos, como fe vi 
Infcrípcion inunda. £n 
Antonmo proíigue con la 
;ncia, de que havíendo 
fpaña muchos Pueblos 
, nombre de AQVAS con 
tintivo de Celinas » Cali' 
Bilbilitanoj , Querquemas 
ontodo cSo 2.1ZS Blaviat 
mbra el Itinerario de An- 
> AD AQVAS por anto- 
[ia.i de lo que infiero,que 
a de aplicar á Efpaña el 
del Código Theodofia- 
.8.Tit.Vn.Lcyi.(que 
; Conftantino para Ver-: 



fenio Fortunato CúttfuUrtm 
A^mármHi) mas JEiindamento hay, 
para'que fe aplique al liig^i dti 

3ue hablamos^que ^ onos don^ 
e recurren los modernos, poF^ 
que no á aquellos , fino á efte, 
convino el nombre de á^iUi 
ímmasadito. 

. - Teniendo pues tanu cxcé^ 
lencia en el Pueblo i y en Ida-< 
ció tanto fundamento paca re^ 
putarle por fu Silla , no le hay 
para negar que era Obilpado: 
porque el no perfeverar la me-í 
inocia y ya moftramos no es 
prueba ; havíendo noticia át 
otros , que lo fiícton, y no per- 
feveraron. Que perteneció al 
Convento Bracarcnfe , y no al 
Lucenfe > fe dcmoftrará en la 
Nota 15. 

s. V. 

De las Ediciones del Cbronlcoa 

de Idacio , y utilidad át la 

frefentt, 

¿5 A Las confiífíones qu^ 

x\ por el nombre y 

tiempo le han mezclado en la> 

COi 



3 1 8 E/pana Sagrada. ApknL 3 • 

cofas de Idacío , podemos aña- ma : Cbronograpbía ex Idati$ 

dir otra, nacida de las dlftint^s Calkóhre quodam Caroli M. 

Ediciones. Autor huvo, que éiquaVu Dividefe en dos libros; 

hizo tres Idacios de uno , folo el primero empieza por el Rey 

por ver la diverfidad de Chro- . NinOj y a¿aba en la muerte del 

nicones , que andan con efte Emperador Valtnti , que es el 



nombre. Otros han recurrido 
á citarle en lo que no fe ha lm« 
prcflb , como veremos al tra- 
tar del Chronicon inédito : y 
ftfsi á unos ha dado que hacer 
lo publicado , y a otros lo no 
impreilb. De eftos fe tratará 
defpues. 

66 En orden á la diverfi* 
dad de Ediciones debemos diC*> 
tinguir dos claíTes y una del 
Fragmento antiguó, y otra del 
Chronicon entero. Anduvo taii 
cfcafa la fuerte de efte Efcrito^ 

3ue hafta el año 1615. no fe 
ieron á luz mas que unos 
Fragmentos , y no puros. La 
primera Edición fiíe en Ingolf^ 
tad año 1602. en el tomo 2. 
Jbuiquarum Le£iionum de Hen^ 
liqucCanifio. La fegunda en 
Ufden año i5o6. por Tofeph 
Eicaligero. A los dos anos for- 
mó de eftas dos otra tercera el 
P. Andrés Efcoto en el tomo 4. 
de la Efpaña iluftrada , imprei- 
fo en Francfort en el 1608. Alli 
dice que cotejó y mejorólas 
precedentes. El titulo con que 
fe empieza a exhibir efta matc- 
£141 no es fencillamente el de 
Idacio , fino de uq Coleftor del 
tiempo de Cario Ai en efta for- 



efpacio qué abraza el Chroni- 
con de Eufebio con la conti- 
nuación de S. Geronymo. El 
fegundo empieza por Theodo^ 
fío y y llega hafta Júftímano* 
Efte conviene con el verdadero 
Idacio en la Época de Theodo- 
fío ; pero fe diferencia en pa& 
far mas adelante $ y juntamen* 
te en que no es el texto literal^ 
fíno diminuto en notas Chro- 
nologicas y claufulas , con va« 
rias interpolaciones : y a(sí eft^ 
no (e debe citar, como obra 
de Idacio y fíno del Coledor 
Coetáneo de Cario M. el qual 
pufo y quitó lo que le oarecíó: 
y por tanto no íe intitula Chro- 
nicon de Idacio , fíno ex liatioy 
por lo que desñoró del fu Cor 
le¿h)r. 

¿7 A continuación de efte, 
pufo immediatamente el ?• Ef- 
coto fin titulo de libro 3 . ( con 
que eftá^en Canifio) y como co- 
la diverfa, otro Chronicon con 
titulo de Idacio Lemicenfe, Obifr 
po de Galicia. Efte fe diferencia 
del libro 2. antecedente , en 
que es mas corto y fin la adi- 
ción del tiempo pofterior al 
Emperador Antbemio y y con 
un breve Proemio > que no tie- 
ne 



Id d cío i i u/irado. 319 

nc el primero, Pero también piar que fe havia defcubierto 



cfla dioiinuto en unas cofas ^ y 
redundante en otras. £1 egem- 
piar file de Federico linden^ 
bi^o 9 que le copio de un an- 
tiguo Código de París , y fe le 
comunicó á Jofeph Efcaligero, 
de quien le tomó Efcoto. 

En el año 1725. reimpri* 
mieron en Antuerpia los Mo- 
numentos de las Lecciones an* 
liguas de Henrique Caoifio, 
conPre&cionesde Jacobo Ba£- 
nage^ Autor Ptotewmte, y que 
por tanto mezcló en ellas mu- 
chas cofas que no debiera. AUi 
Cíes íe hizo nueva Edición de 
s libros del Chronicob y ó 
Colección ^ Chronographíca^ 
qu6 fe dice ix Idacio , la qual 
aunque confta de muchos li-* 
bros y íblo dos tienen atribu- 
bucion a Idacio y y por eflb £& 
coto no usó mais titulo que de 
libro primero y fegundo. Nin- 
guna de eftas Ediciones inclu- 
e el verdadero Idacio , pero 
an fído ocafíon para equivo- 
caciones. 

68 Llegó en fín el tiempo 
en que quifo Dios fe defcu- 
bríeñe un Código mas comple- 
to y mas puro y que forma la 
fe^nda claífe de efta linea. 
Hizofe la primera Edición el 
año 161 5. en Roma , por dili- 
encia del Licenciado Luis de 
Llórente > Cordobés y que 
coníiguió una copia del egenH 



i 



poco antes > y paraba en París» 
por lo que le mtituló Pariiien- 
fe 9 aunque en realidad no lo 
era > como dir^ defpues, A efte 
tiempa ie hallaba el feñor Sémi 
doval imprimiendo en Pamplo- 
na las Chronicas de los Obi& 
pos de Efpaña ; y ha viendo lie* 
gado prontamente a fus roanos 
efta Edición Romana , la repi^ 
tío en el mifmp año , y en ei 
mencionado libro > aunque po¿ 
niendo á Idacio defpues de lili- 
doro Paceníe, por caufa de ha- 
Vtr Uepado aquel deípues de 
impreflo efte. En la miuna coi>; 
Ibmiidad fe reiiñpriauó todo 
el libro de Sandoval en Pañi» 
piona en el añoi634rydb8 
ion las tres únicas EdiooncB 

3ue me parece tuvo el MSI 
e Idacio fegun le tenia S. Llo^ 
rente. 

69 De efta variedad naci¿^ 
que Gándara y Efcritor AuguíX 
tiniano, alegaíTe tres Idados 
(en fus Obras de Armas yy da 
Palmas y Triumphos de Gali-« 
cia ) y que le impugnen coii 
defprecio algunos pofteriores. 
Yo no intento defenderle , fino 
medrar la nccefsidad que hay 
en diftinguir de Ediciones , jg^ 
ra que no fe equivoquen Tos 
Autores. Y a la verdad fegua 
eftán las citadas , no íe pueden 
atribuir a una mano 5 porque 
la Obra del Colear del ucm«> 



3 20 'E/paña Sagrada. Apénd.$. 

po de Cario M. es de divcrfo Idacio, y el Chronicon dd 



Autorryafsi fe puede aumen- 
tar efte por los que bufqucn 
Patronos a fus dichos. Por otro 
lado fe da como por fupuefto, 
que huvo un Idacio Efcritor^ 
Obifpo de Latnego : y viendo 
Gándara que el de la ultima 
Edición era Obifpo de Galicia^ 
arguyo bien , fer diferentes, 
por tocar Lamego a Luíitania, 
como efcribe en el tomo i. de 
las Palmas , lib. 5* cap. 9. pag. 
3^8. Por tanto tiene aleuna 
difculpa , y con fu ejemplo fe 
ve la utilidad de diftmguir de 
Sillas y Ediciones y y tiempos. 
( 70 £1 original de la copia 
de Llórente era del Cl. 5/>- 
tnondo , que fe hallaba enton- 
ces en París : y viendo que en 
la Edición Romana dieron ti- 
tulo de Pariíienfe al MS. no lo 
fiendo 5 ya por efto , y ya ( fc- 
gun creo con fundamento) por 
ver que aquella Edición no era 
perfcfta 5 como era tan zelofo 
del bien publico , no quifo de- 
fi:aud¿u:le mas tiempo y y afsí 
le imprimió en París en el año 
1 6 19. diciendo , que el verda- 
dero titulo del MS. debiafer 
Mften/e , porque fe le havian 
enviado de un Iluftre Monaftc- 
rio de Metz , y añade que pa- 
rece haverfe efcrito aíli. Re- 
ducefe la Edición á un libro 
en odavo y donde añadió unos 
p.aftós > con nombre del mifmo 



Conde Marcelino. Entre todas 
las Ediciones anteriores y poC* 
teriores ( aun de las miíma 
Obras de Sirmondo) ella esa. 
quien deben'árreglaríe los exa- 
menes> por fer "la original y 
primitiva del poileflbr del MSÍ 
Excede a las precedentes en te-^ 
ner las Épocas de los Años de 
Abrahan , y de la Era Eípanor 
la , que fon dos coías fuma^ 
mente notables y fuera de otras; 
que diré adelante. 

71 Por el año 163 1, fe re^ 
imprimió en París y fegun cita 
D. Nicolás Antonio. Andrés 
Du Chefne la repitió en el 
1636. en la mifma Ciudad toi 
mo I .Hijíoriét Francorum Scrif^ 
torfs Coatanei. Luego fe repror 
dujo en las nuevas Ediciones 
de todas las Obras de Sirmon-* 
do : como también en la de £u^ 
febioCefarienfe hecha en Am A 
terdam con las Notas de Efca^ 
ligero en el año 1658. EtCar^ 
denal de Aguirre pufo efte 
Chronicon en el tomo 2. de 
Concilios y impredb en Roma 
en el 1694. aunque no s6 por 
que egemplar íe guió > pues 
hallandofe alli laPre&cionde 
Sirmondo y no es del todo uní* 
forme la materia , y conviene 
con la Edición de Sandoval 
en el notable defedo de los 
Años de Abrahan y de las Eras: 
por cuya faiu hago cUíTc dif- 

tín-i 



Idach ilafirdio, 
de üü Edicbnes del Chro^ 
1 completo , dando el pri- 
[ugac en el aprecio á las 
icnen eñas Épocas ; y en- 
3das á la de París del 
. paescomó ninguna ade^ 
t ni emienda fus defeí^, 
jeden darnos luz , ni fe 

a)ntat mas que íbbre 
[la. Efta tiene algunos 
>$ } y aunque ya Píkí de- 
la necesidad que navia 
na Edición correrla > co- 
> también la dificultad de 
:1a , porque hafta hoy no 
defcubierto otro MS. que 
: Sicmondo , que íe guar- 
1 la Bibliotheca de los Pa- 
dc la Conipama de Pa- 

Papirio Maflbn dice ( en 
>ra citada en el S-Hl.) que 

otro MS. de Idacio : pero 
lo es el defeado , porque 
ue dice que tenia mas de 
ientos anos d: antigue- 
con todo cfíb no adchn- 
nada , porque fegun pro- 
fus palabras (caefpecial 
pag. loj. ) confia fue el 
w de Lindembrogio , efto 
;1 Colector ya menciona- 
Con que entre tantas Edi- 



3»« 

clones , y algntK» MSS. nos 
venimos á quedar con fola una, 
arreglada a un folo MS. y efte 
con algunos defeéios enlatUf- 
tribución de los números ^ y 
aun en la materia > como dire- 
mos en las Notas. 

72 La corrección de eftos 
puntos no £c puede hacer hoy, 
en lo que mira Al apoyo y co- 
tejo de varios MSS. por noha- 
verfe defcubierto mas que uno. 
Pero gran parte íe puede reme- 
diar > por eftrivar en princi- 
pios que no permiten dudas: 
y la que no fe puede corregir, 
a lo menos fe puede examinar 
por adentro , y defcubrir la 
caufa de fu yerro. Yo creo que 
he trabajado en efto masque 
otros : pero aunque conozco 
donde ella el mayor daño , me 
contentare con defcubrirle, fía 
alterar la materia , por no íer 
licito ir contra la antigüedad 
de un MS. fín autoridad de 
otro , ó fiíndamentos que del 
todo convenzan. Para algunos 
puntos me parece los hay } y, 
■as ía 



por fu expoíícion conocerá; 

ventaja que mi Edición hace i 

todas las otras. 

Ss El 

) Idatij Cbfomeon SanSius IpiormHiffaienfis Efifi.ferma 
■rbo ad ■verbum , omi/sJs tamtn annis ad marginem appafitis, 
ipjit ; qui cum in Idatio loep motifiurtnt variis in annis , alte- 
itioeumMSS. eollata vaUe ntteffvU ejfet i veritm baóienus 
im aliud vifum , qudm qiud affervatur in Bibliatbeea PP.Jt- 
rum Parijienjiura. V^^ tom.2. ad anD.45^. num.VI. 



31» E/pafía Sagrada, yípend.^. 

73 El primer defcfto de las Chronicon : pues (egun tos nu- 



Sirmondianas es que aunque 
tienen todas las Notas Chro- 
nologicas , en ninguna fe han 
puedo con la diftribncion que 
le requiere para dar luz á los 
que mas la necefsitan y y aun 
á los prádicos en la Chronolo- 
gia. Las Épocas fon quatro: 
Años de Abrahan , Olympia- 
das, Eras Efpañolas, y^os 
de los Emperadores. Solo ef- 
tos y las Olympiadas , tienen 
reparación. Los Años de Abra- 
han, y las Eras Efpañolas cftán 
enlazadas con las otras y de 
modo que es difícil diftinguir 
Jo que corre fponde a cada una. 
Demás de efto en ninguna Edi- 
ción le ha puefto reducción á 
los Años de Chrifto : y aunque 
nada de lo exprcflado es culpa 
.del primer Promulgador ( pues 
cumplió con copiar el MS. don- 
de no encontró mas que lo que 
nos dio) con todo eflb ha in- 
fluido efta felta para que no fe 
conozcan muchos yerros : v. g. 
en Ja Era quinientas pone Ida- 
cio un fuceífo , que cafi todos 
los Autores le han dado por 
bien puefto , a caufa de no co- 
tejar bien con cfta Época las 
demás, y principalmente por 
no tener delante la de los Años 
de Chrifto aplicada á cada uno 
del Chronicon de Idacio. Pucf- 
ta aquella > todos huvieran co- 
nocido el yerro que hay en el 



meros de los Emperadores cor^ 
refponde alli el de Chrifto ^4. 
en el qual no fíie Era quiniela 
tas : y afsi dijo bien Pagi 9 que 
todo el Chronicon eftaba def- 
concertado , íi fe coloca allí el 
año 462. que es el de la Era. 
(/obre efte ano numVI^ 

74 A vifta de cfto digo, 
que fe deben diftríbuír rodas 
las Épocas , y añadir la de 
Chrifto , no folo por otras mu- 
chas utilidades , fíno por pe- 
dirlo afsi el Chronicon de Ida- 
cio en fupofícion de como eftá 
el Geronymiano. La razón es, 
porque todo el fin de nueftro 
Autor fue continuar á S. Gero- 
nymo , como fe deja dicho: 
luego teniendo , como tene- 
mos, diftribuido aquel por Co- 
lunas , en una los Años de 
Abrahan, en otra las Olympia- 
das &c. del mifino modo íe de- 
be colocar efte,á fin que no 
defdiea el continuador del con- 
tinuado. Sobre la uniformidad 
fe añade la precifíon para la 
claridad ; porque en llegando 
el lance de juntarfe dos calida- 
des de números fobre un año 
Imperial , no fe pueden poner 
unos donde eftán otros , ni fe- 
pararfe, (i no huviere Colunas. 
A cofta pues de uno u dos píte- 
os de papel no fe debe efca- 
ear la gran utilidad de la fe- 
paracion. De eñe modo no fo-f 

lo 



Í9.4ÍÍ'CotíSisae h. nnifbrmidad to íegun la Era vuIgaitMonV- 

entre la obca de S. Getonymo üana , de qne ufamos. Eua 

y la, del Conrinuador , (ino el Época no la tuvo el original 

año que pata cada fuceflb coc- de Idacio , ni el MS. de Sir- 



KCpondc en qüalquier Epoc^ 
fink&tigade andar contando 
ios años de un modo que ne- 
cefsita explicación. Juntamen- 
te añadiendo los de Chrifto, fe 
evitan teducdones de una Épo- 
ca i otra (que es punto de elpe- 

■ ciai (üfícultad) y fe fabe el que 
en la Era vulg^ pertenece i 
las coías. Pero como d!lo no 
ieha hecho hafta ahora, ^ es 

. predio tomar nmibo no trilla- 
do > conviene que ki defmenu- 



S. VL 



i^oodo : pero la añado yo> p»* 
ra evitarte el trabajo de Tcdnc- 
cienes t y porque falga confor- 
me con el methodo en que Ce 
publicó el Chzonicon de S.Ge- 
tonymo. También es cofa mía 
el poner eftendidos por cada 
año los de Abrahan , y OlyíD- 
[ñadas i pues eo las demis Edi- 
ciones no fe ponen mas que de 
diez en diez los números de 
Abrahan , y de quatro en qua-* 
tro las Olympiadas. Efto te 
obligaría á andar contando laf 
lincas de los numeres Imperia- 
les r para ver que unidad cor- 
Bxplieaeion de la/ Colimas , ?£»• refponde en cfta Época al fu- 
meros , y Épocas de efte Cbroni- coÁb que vas á fcñalar. Yo te 



con j y primeramente déla 
Era EfpaHola, 

75 T A primera Coluna es 
I .. íicmpre de los Años 
de Abrahan : la fegunda de las 
Olympiadas. En efta fe mc^ 
clan las Eras Efpañolas que 
tieoc el MS. de Sirmondo : por- 
que íl fe hiciera otra Coluna, 
noquedaria lugar para la ma- 
teria. El tercer orden de nú- 
meros, que fírven de principio 
a los renglones , fon años Im- 
periales , efto es , los querey- 



lo doy ya hecho : y para no 
ñltar á la conformidad en que 
eftá el MS. mantengo los dccc- 
oarios en números Romanoa 
del modo que fe hallan en los 
demás , y en lo que es añadi- 
do , ufo de los Arábigos , de 
fuerte que eftos todos ion míos 
en la primera, fegunda , y ul- 
tima Coluna i pero no los de 
la tercera de los Emperadores^ 
porque aunque aquí tendría 
el original números Romanos 
(por no haverfe ufado otros en 
lo antiguo)con todo eflb fe po^ 



no cada Emperador. La ulti- oen los Arábigos , por ocupar 
maColuna es de años de Chtif- menos. 



Ssz 



La 



3 ^4 E/pafía Sagrada. Apeni. 3 . 

La feguHda coluna de Oly m- ta el año dos , ó tres de Thca* 



piadas tiene números Roma- 
nos en lo que no es año parti- 
cular de cada una. Eftos nunca 
Eaflan de quatro y por fer efta 
i naturaleza de aquel cóinpu- 
to , y fu ufo es , Olympiada 
tantas año primero , ano fe- 
gundo &c. Ninguna Edición 
pone eftos años particulares^ 
fino precifamente el numero de 
la Olympiada , porque no fe 
necefsita mas para los que tie- 
nen alguna inteligencia : yo 
quiero fervir á los que ñola 
/tienen, y por eflb expreflb el 
año que va corriendo dentro 
de la Olympiada , fi es fegun- 
do, fi tercero, fi quarto. El 
primero fe incluye en el de la 
Olympiada , quando no fe aña- 
de nada 5 y efte es donde fe ufa 
el numero Romano : luego fe 
figue un 2. que denota ano fe- 
gundo del numero de Olym- 
piada , que precede ; luego el 
3. y 4. y acabado efte fe añade 
una unidad a la Olympiada, 
paíliindo V. g. de la Olympiada 
ciento , afio quarto a la Olym- 
piada ciento y una. 

76 La utilidad de poner 
por extenfo el año que corref- 
ponde al fuceflb en cada Épo- 
ca , la conocerás al primer fo- 
lio: porque fin cfto, empeza- 
rás á leer el Chronicon , íin fa- 
ber que año toca a la materia, 
í-a Olympiada no fe pone h^P: 



.» 



dofío : los de Abrahan empie- 
zan al quinto del Chronicon: 
con que has eftado leyendo 
fin faber qué año toca á los fu- 
ceflbs j porque ni te dan la 
obra precedente de S. Gerony- 
mo ( a quien va Idacio conti- 
nuando) ni te expreflan el año 
por donde empiezan. Efte in- 
conveniente ceda , poniendo- 
te yo el que en todas las 
Épocas corre fponde al fuceflb 
por donde empieza Idacio, año 
primero del Imperio de Theo^ 
dofio el Grande^ que en la Épo- 
ca de Abrahan es el dos mil 
trecientos y noventa y ícis: 
Olympiada docientas y ochen- 
ta y nueve , año quarto 5 y de 
Chrifto , trecientos y fetenta 
y nueve , fegun la Era vulgar. 
Sobre efto no te debes quejar 
en punto de fidelidad, pues 
declaro fer adición mia , y te 
dejo los números Romanos de 

3ue ufan los demás, ponien* 
oíos en el fitio que les corref- 
ponde , y advirtiendo como 
eftán en Sirmondo. 

77 En la fegunda coluna 
hallarás en la primera plana 
unos números Romanos deba- 
jo del año 2. de la Olympiada 
CCXC. Eftos fon CCCX3CX. 
que denotan la Era Efpañola 
correfpondiente al año 382. Ya 
dice como efta Época fe enla- 
^ba con las Olympiadas den-* 

tro 



efpado para el texto : p&- 
"^ : dos 



Uacío ilufifodo. 3^5 

e nfia Colnnx ; porque Era Efpañola. En Sandoval pU'f 
ndo otra á parte, no qne- do haver difculpa , 11 ta ¿di- 
" ' ' cion Romana de Llórente (que 

DO tengo) falió ím eíla Época: 
pero Aguirre ya alcanzo las 
que la tienen ; y haviendola 
omitido afsi aquí » como en 1(^ 
Foftos Idacianos , no defcubro 
otra caufa mas que no liizo las 
co{»as > coino yo y por fu ma- 
no , fino fíandofe de algún po- 
co avi^o Amanuenfe. Si al- 



no oo fon mas que 
las que fe halla. laEra 
iial , no fe necefsita para 
oco el largo cfpado de 
lueva Coluna. Las dos 
en que fe pone la Era, 
1 año. 382. y á los diez 
luientes , en el 392. por 
:o afsi en efta Época , co- 
n la de Abrahan , no fe 
1 en el MS. mas que los 
larios. £1 no darnos Sír- 
o mas numero de Eras, 
erlapocno tener mas el 
ero íe debe atribuir á ol- 
dcl Copiante } porque no 
notivo para uf^r de efte 
uto en el principio del 
nicon , por efpacto de los 
rimeros decenarios , y 
rie defpues. Ko obñante 
querido alterar , por no 
cefíário á viña de las ref- 
; Épocas ; y porque facil- 
: puedes ir recogiendo 
iquellas el numero que 
ponde en la Era Efpano- 
rque fi en el año catorce 
codofio, 392. deClirifto, 
:fija la Eia CCCCXXX; 
moílguiente ferála4jr. 
de las demás, haíla el hn. 
De paflb conocerás el 
cío que nos han hecho 
e publicaron efte Chro- 
fin los números de la 



guno ptetendiere , que Idacio 
Ao usó de Eras marginales, tie- 



contra si > no foío el hallar- 
fe el aiifmo computo en el 
texto , fino también la autori- 
dad del Código MS. de Sir- 
mondo , en que fe pone firme- 
mente dos veces : y obra dcf- 
cubierta en Lorena (y aun co- 
piada alli , fegun aquel Autor) 
no tiene la fofpecha de intro- 
ducción moderna por mano de 
Efpañol : y afsi puedes añadir 
ella tnfígne comprobación á lo 
dicho fobre la Era en el tomo 
2. porque afsi aquí , como en 
los Faftos (que pondremos def- 
pues) fi rebajas 38. años al nu- 
mero de las Eras marginales, 
facarás el año del Nacimiento 
de Chrifto. Y confta, que eftin 
bien colocadas , porque del 
mifmo modo las pufo S. líidoro 
en la hiíloria de los Godos: 
V. g. la muerte de Athanarico 
fiíe fegun el Santo en la Era 
41^. y en el año tercero det 



3 1 í Efpaña Sagrada. Apend. 3 . 

Emperador Theodoíio,cl Ef- cftc mifmo computo ufii Ut 



pañol : deíle modo la hallarás 
en Idacio , en el mifmo año 3. 
de Thcodofio. Luego la Era 

Í20. eftá bien puefta en efte 
)hronicon en el año 4. de 
Theodoíio , y afsi de las de- 
más. 

79 Debajo de efta Era 
CCCCXX. encontrarás en la 
primera llana otros números 
VILJfobcleusy d^^. que explica- 
remos defpues : porque ahora 
folo fe toca el orden general 
de las Colunas. De aqui ade^ 
lante fe trata de cada una en 
íingular : y para efto fea la prn 
mera la de Abrahan. 

De la Coluna de los AHos de 

Abrahan , y modo de reducirlos 

¿ la Era vulgar ^fegun fe hallan 

en S. Geronyuio y en Idacio. 

Previ ene fe la diferencia del com^ 

puto entre el Chronicon de 

Eufebio y el de S. Gero- 

nymo. 

80 /^^Omo Idacio conti- 
V^ nuó el Chronicon 
empezado por Eufebio , fue 
precifo que infíftieíTe en las 
Épocas de la Chronoiogia pre- 
cedente. Una de ellas fon los 
Años de Abrahan , por cuya 
edad calculó Eufebio fu hifto- 
ria, enlazando el año 1 240. del 
Nacimiento de efte Patriarca 
(¡on la Oly mpiada primera. De 



Iglefía en la Kalenda del diadc 
Navidad , que contrahe al año 
2015. del Nacimiento de Abra^ 
han , del mifmo modo Ique le 
feñala Eufebio. S. Geronymo 
fíguió la mifma Época de los 
Años de Abrahan : (¡guióla 
también Idacio : y efta es I2 
materia de la primera Cóluna: 
Pagi dice repetidas veces ^ que 
ningún computo del Chtoni-* 
con de Idacio tiene tanta ñr** 
meza , como el de los años de 
Abrahan , y que por tanto (e 
ha de atender (iempre a él fin 
mirar á los años Imperiales^ 
Efto fírve para conocer fu im« 
portancia : pero luego moftra^ 
remos ^ que los Armanueníes 
que fegun Pagi alteraron los 
otros, pudieron del mifmo mo-^ 
do errar en efte ; y que de he- 
cho no eftá privilegiado. 

81 Para la inteligencia y 
reducción de eftos Anos fe ha 
de notar > que Eufebio prefijó 
el año I. del Nacimiento de 
Chrifto en el 2015. de Abra-» 
han : y afsi el que quiera íaber 
el año que en la Era de efte 
correfponde , fegun Eufebio, 
á la de Chrifto , ha de añadir 
2014. á los años de Chrifto 9 y 
la fuma de uno y otro dá el 
Abrahamitico : v. g. en el año 
15. del Emperador Tiberio 
contaba el Redentor fu año 
30. fegun entendió Eufebio el 

Evan- 



-JJacio iluflraio. 3x7 

;eIío: S i los 30. añades los años de Chiiño fegun nb- 

tefultan 3044. y cfte es fotros los contamos en Id Era 

I de Abtahan que bufcas, vulgar Dionyfíana ; porque ha-¿ 

liTmo <^ue Eufebio j^Uca viéndole diferenciado Eulebio 

Proemio al ^Q.:dcQtrif- y Dionyfio Exiguo en feñalol 

icra j>rueba.¿ Qi'romcon el afío del Nacimiento de 

febio- acaba fegun le pO^ Chr^ , es prccifo que las re* 

mtac en el año ssy. de ducdones fean diferentes. La 

to. ^ade a eftos los diferencia eftuvo' en que Eufe- 

. que ' pKCediecon en bio anejó el año primero de 

hanal'i.deCtü:ifto,yre- Chñfto al XLIIt. JuUano , y. 

1 1343. que ionios mif> Dionyfío al XLVI. como dice 

que l^ak Bofebio en íU Pagl en.ta IHlIcrt. del Peryodo 

o año. Lo mifinb íe veri- Gr-R.. num.78. y 79.) En fiíer- 

n el Chronicon de S. Ge- za de efto , el que de los años 

no, que acaba en el 381. de Abrahan quiera facar los 

hrifto : fí á eftos añades de Chrifto fegun nofotros los 

114. falen 2395. que fon contamos , fe ha de diferenciar 

ifmos que propone elSan^ en tres unidades , y por tanto 

afsi fe ve , que es pun- lo que antes fe hacia quitando 

fte mododc averiguar los de los años de Abrahan 2014. 

de Abrahan por los de fe ha de hacer ahora revajan- 

b. do 2017. y lo que rcfultc es 

Para la convinacion año de Chrifto fe^n nueftra 

la de fabcr los años del vulgar Era Dionyliana : v. g. 

ntor por los de Abrahan, en el ultimo año del Chronicon 

e quitar lo que antes aña- de S. Geronymo hallas el año 

v.g. hallas el año de de Abrahan 2395. (en la edi- 

tian 2044. y quieres faber cion de Pontat) Si de aqui re- 

: año de Chrifto corref- vajas 2017. reftan.378. Pues 

:? quita 2014. y los 30. cfle es el año de la Era vulgar 

eftan fon los años del Re- Chriftiana en que acaba el 

>r , que correfponden al Ciironicon de S. Geronyuíoj 

. de la Era de Abrahan. expreftándo alli el Santo eí 

Eñas reglas foto fírvcn Confutado VI. de Valcnte,y 

facar por la Época de II. de Valentíniano , que cot- 

lian la Chriftiana del mo- refponde puntualmente al 378. 

Be la usó Eufebio Cefa- de Chrifto fegun nueftra Era 

: : pero no para averiguar Dionyfíana. En la citada edi^ 



3i8 E/p aña Sagrada. Jpcnd.^, 

don hallaras el 381. que fon bien arreglados : y aísi dijo 



^' 



los tres años mas en que eligi- 
mos fe diferencia el computo 
Eufebiano del nueftro en quan- 
to a los años de Chrifto. Pagí 
en el lugar citado aprueba re- 
dondamente efte calculo: pe- 
ro luego verimos lo que de 
aquí refulta contra él. 

84 Por ahora digo , que fe 
debe diftinguir entre elChro- 
nicon de Eufebioy el de S. Ge- 
ronymo en orden a la reduc- 
ción de los años de Chrifto. 
I^ razón es > porque en todo 
el Chronicon de Eufebio defde 
el año I. de Chrifto hafta el 
Concilio Niceno no hay mas 
diferencia de nueftta Era vul- 
gar que dos años , como íe 
prueba por el año i.deTibe- 
rio^anejado alli al 1 6. de Chrif- 
to y fíendo el i^. en la Era Dio- 
nyííana. El prmiero de Clau- 
dio fe pone en el 43 • de Clirif- 
to , que es 41. en nueftro com- 
puto ; y afsi en otros hafta el 
Concilio Niceno 5 donde halla- 
rás la mifma desigualdad de 
dos años $ pero con la notable 
diferencia , de que antes havia 
dos anos mas en Eufebio , y 
acjui hay dos menos , puefto el 
ano 323. que entre noíbtros 
es 325. En otros fuceflbs es 
mayor la diferencia, ya porque 
los Modernos difcurren de otro 
modo , y ya porque los MSS. 
$le la Obra de Euíebio no eftan 



bien Pa^i (en el año 325. n.ult.) 
que feria gran obfequio del 
publico una nueva edición 
biea caftigada. 

85 X^ara el aíTunto de que 
vamos tratando no perjudica 
efto : porque fin mirar al prin^ 
cipio de donde viene el yerro,' 
nos bafta averiguar el eftado 
en que S. Geronymo concluyo 
fu Chronicon. Si efte incluía; 
defcdo , profeguiria del mifinp 
modo el de Idado : y afsi toda: 
la atención debe eftár en v¿c 
el año en que acabo el Santo. 
Efte es el 378. de nueíha Era 
vulgar , como fe prueba por el 
Confulado , que afsi en el tex^ 
to , como en la Carta á Vicen- 
te y Galieno exprefta el Santo, 
y es el fexto de Valente y fe- 
gundo de Valentiniano, . En ef- 
te contaba el S^ato 381. de 
Chrifto 9 que fon los . tres años 
mas que digimos tenia fu com« 
puto fobre el nueftro. El nu<- 
mero de 381. fe prueba por de^ 
cir el Santo > que dcfde el año 
15. de Tiberio y predicación 
del Redentor , havian paflado 
hafta el referido Confulado, 
351. como fe lee en el texto del 
final. Si a eftos añades los trein^ 
ta que contaba el Redentor, 
quando falió a predicar , reful- 
tan los 381. feñalados.Con que 
en quitando los tres, tendrás el 
año 378. de la ^ra Dionyfiana. 

Prucr 



Prñdialc: cfto miboo ban: porque mixaiidaáeAa reí* 
~ gla le averiguaba punnulmcib. 
te.el año que corieípondia en 
k» de Chriílo. Pero íegun e^ 
entendido el Qirontcon de 
Idacio , fe atraíl^ un año tx>- 
dps.lü^ de Abratun. £fte e& 
punco !traí(;en4ente, y por tan- 
to necefsíta examinarfe á parte.; 



a Época de. Roma 1 que fh- 
muciu» MSS. citados por 
ac t íc exprefla al fin dei 
imcon dd^anto (con las 
is aJli pueñas) diciendo» 
~e temúna la obra en el 
iento y treinta y uno: el 
correfponde a noeftro 
;78. como veras en nú ul~ 

ApentUce. Lo mifino en 
a de Abtahan, que fe con- 
: ai año 2395. y íl de aqui 
jas los 201^. que dcternii- 
3S con Fagt i refíüta pun- 
dente el 378. en que S.Ge< 
mo acabo fu Cnronicon: 
r tanto Idacio que le con- 
> debió empezar por ci fi- 
nte , como de hecho em- 
• poc el año 1. de Thcodo- 
que tuvo fu principio en el 

de la Era vulgar : y afsi 
eílo mírmo íe ve > que S. 
inymo acabo en el antece- 
C378. 

1 cña fupoficion debes re- 
r los años de Abfahan en 
sronymo y en Idáciopót 
;gla propuefta , quitando 
u y lo que reftc , es el año 
^tifto Icgun hoy los con- 

)S. 

' Si la edición de Idacio 
era falido bien arreglada 
c Sitmondo , ó (por mejor 
r) fí fe huvieca encendido 
i no teníamos que hacer 
unto de la Época de.Abia- 



Del Mtf ptr qmtn tmpetó IdaeioL 

ka AHoí. MmtArAft tontr^ Pt^h 

qtUfM^/utOauiriíy iwfitzajf 

kÁtfiwkrif f dtehirar el «s - 

ie» de Uf números de 

t^s par la primera 

Colana. 

88 T7L CI. Pagi , viendo 
Cj que el Chronicon de 

Idacio lleva atraflado un año 
en los de Abrahan , fegun la 
regla dada de reducción , fe 
empeño en componer uno y. 
otro > diciendo que Idacio no 
empezó el año como nofotros» 
íino como los Orientales poc 
Otoño y en primero de oáu- 
brc. Apóyalo con bella alu- 
fion de que como continuó i 
S. Geronymo y eftc i Eufebio, 
debió feguirlos también en 
empezar como ellos el año por 
Otoño : y confíguientcmcntc 
el año que para nofotcos cor- 
rcfpondc v. g. al año 428. de 
Chriílo > empezó para Idacio 
en las Kalendas de 0£hibre 
(iei año precedente 427. Aña- 
Tt de. 





E/pana Sagrada. Jpend. 3 . 
no advertir efto por Otoño. Lo mífmo fe ve, 
lado muchos Va- en el año quarto de Mayoría- 
irnos , como ex- no y de Lcon , 462. de Chrif- 
L-1 año 428. num. to. (legun el Chronicon) AJJi 
le , en que fe re- empieza á referir fuceflbs de 
; á los Años de Febrero : proíigue con Abril, 
liendofe para la Mayo , julio , y Noviembre, 
e la regla pro- fin alterar el numero deJ año. 
Si le empezara por Odubre, le 
^o que efte Varón havia de alterar antes de llegar 
e uno de los en- i Noviembre : no ]c muda: 
^ cl motivo de la luego es prueba , que empeza- 
ue tiene la Edi- ba los aiíos por Enero. 
ordo 1 en cuya 91 He leído que un Autor 
Cí alabado el dif- dijo que cl principio de los 
. Pero abfoluta- Años Idacíanos era la Pafcua. 
puede decir , que Lo contrario fe convence en 
zafle el año por Idaclo en el egemplo puerto: 
por Enero , co- porque allí pone un fuceílb de 
añola, y los Años Febrero , y defpues fin mudit 
año.exprella otro que .icon- 
afe por fu mifmo teció en la Pafcua : v por tnn- 



Idach Httfirado, 531 

piadas > al fvii^pio civil , iino haviendo empezado Theodo* 



al Mes de £nero> por cauía de 
empezar en^e el año de Jos 
Conrules , Cuidó c^ferva en ^i 
C¿l.^é Iju^o mucho uleno*. 
deb& a}tdnr aqsel nrindpiq 
Idado j íiendo Occidental y y. 
efcrUiiendo en Región doade 
cmpezd^ los años por Erteixv 
p\ Pero ni un teciúñcn-^ 
do a qne k» empezaBé po¿ 
OOubce^ fe falTa que eütejí 
bien los.numenM-de Abnhan^ 
en que tanto ccmfía F^. Conf- 
ia eño por la wímcra mención 
que hace de ellos eílc Clarifsi- 
mo Francifcano fobre el año 
381. num.14. donde refíriendo 
con Idado a Ptitciliano, aplica 
al fuceflo el año de Abrahan 
2401. pot fcr efte el que han 
deducido de la edición de Sii- 
inondo. La reducción la hace 
al 385. empezado porO^ubre 
{I9I 384. lo que tiene contra si 
dos colas :.la piimcra > que fe- 
gun _íu regla i no cortefponde 
al año 385. el 4401. de Abra- 
han , fino el figutente 2402. y 
por tanto efte y no aquel y es el 
que fe debe confrontar con el 
fucelTo. La 2, que de nin^n 
modo fe debe recurrir al 3S4. 
poraue lo que reñere allí Ida- 
ció fucedió en el año feptimo 
de Theodoíio : el oaal no con-^ 
currió con el 384. Uno ptedfa- 
mente con el 385; como fe vé 
ocularmente poi .nú edicioi^ 



fio por Enero del 379, y por 
taoco cada año. fuyo corrid 
igwl -con los vulgares ^Qn mas 
Omücocta que on óacz y ocho 
4ÚM^.piios fií Época empezó ea 
el dil. V9. de Enero. Si el aña 
384. no concurrió con el liicef» 
£a xeftrido \\ que ña tccurce 
i^cfte Elcrkor? 

.94. I4» claro. Al referir ei 
CeMlioLde Toledo kaplt^ 
ca Pa^ ( íbbrrel . año 40^. a* 
14. ) el 2416. de Abiáhan , que 
dice empezó en las Kalendas 
de Setiembre t^. X)¿hibn Ce de. 
be leer) del año 399. Aquiíe 
T¿ uno de los mayores yerros 
de la ccUcion de Idacio , y de 
la D[Hnion de Pa^ : de Ja edi- 
ción ; por lo que fe diri en la 
Nota 3. DcPaci ; porque con- 
tó cerno años diliintos el ulti- 
mo de Theodofío y el primero 
de Arcadio , íiendo afsi que el 
mifino Idacio prevíeno , que íe 
cuenten como uno folo : y da- 
do efto , como es precifo , no 
fe debe aplicar al Concilio el 
año 24115. que pufo Pagi , íino 
el 2415. mirada la Edición de 
Sirmondo. Efte año da el 398. 
fegun la re^la de P;^i > empe- 
zado en prmiero de Ódtibre 
del 397. y ambos años repug- 
nan , no folo con la mente de 
Idacio t fíno con la de Pj^i,que 
aplica efte Concilio al ano 400. 
iJieOiriño. 

Tt 2 Qixit'. 



3 3 * B/paña Sagrada, ^pend. §: 

95 Confidera ahora íi aun ees , que no es bueno eflc re- 



con el recurfo de empezar los 
años por Odubre lale bien 
aquel dicho , de que fíempre fe 
ha de atender en el Chronicon 
de Idacio a los de Abrahan^' 
ufando de la regla ya dada! 
Nofolonofale bien ^ lino que 
hay lances en que Pagi moteja 
á Idacio de que erró^ ( juzgan-' 
do que empezó el año por-«Oc- 
tubre ) (leudo afsi que exclul¿r 
cfta Época , y fupuefta la" de 
empezar el ano por Enero , re- 
fuelve Pagi lo mifmo que en 
realidad' añrma Idacio. Sirva 
de egémplo la toma de Car- 
thago por los Vándalos en el 
año 439* dia 19.de Ódubre^ 
en que Pagi la pone 5 pero aña- 
de , que erró Idacio en antici- 
parla un año. Áqui fe ve cla- 
ramente , lo que es proceder 
en un Syüema falfo ; pues aun 
quando convienen los redimo- 
nios y fe tienen por opueftos 5 y 
quando fe oponen , fe dan por 
uniformes. Idacio pone la con- 
quifta de Carthago en efte mif- 
mo año 439. en que la |x>ñe 
Pagi , como verás en mi edi- 
ción : luego el yerro que fe le 
atribuye , no es cometido por 
Idacio j fmo por falta de pene- 
trar fu mente. Quita- el con- 
cepto de que empezaffe el año 
por Odtubre , y no folo te fal- 
drá bien el computo , ííno que 
conocerás por cftcy otros lan-. 



curfo , para arreglar la Chro^ 
nologia de los íuceflbs , ni pa« 
ra falvar , que folo los años de 
Abrahan eftán bien pueftos; 
pues aqui tienes un lance bien 
patente de que uno y otro es 
felfo. Lo cierto es , que el año 
que Pagi quifo falvar con tal 
recurfo , no pende del , fino de 
la mala diíitibucion que por 
&Ita de Colunaj» , y por mala 
aplicación, tieivs L» edición Sir^ 
mondiana. ^ ■ 

96 Que fe hallan mal dif- 
puertos los numef os , ( fin ex- 
ceptuar los de Abrahan ) es co-' 
faque no debe dudarfc , como 
fe vé en el egemplo dado , y erf 
otros que verás en las Notas.* 
El yerro trafcendental es el de 
la primera Coluna> y en el prí-í 
mer fuceíTo. Errado el prind^ 

f)io , fuele crecer el yerro en: 
a continuación ; y afsi fucediol 
aquí. El primer año de Abra- 
han en la edición deSirmondo 
eftá entre el año quinto y fex- 
to de Theodofio , con alguna 
cercanía mas del -6. <jue cícl y, 
pero no bien confrontado con 
uno , ñi con otro. Al fecundo 
decenario ya fe halla debajo 
del 16. porque en el 15. (don- 
de correfpondia) fe pufo la 
Olympiada : y como no hay. 
Colunas , cediendo el uno al 
otro , fe apartó el de Abrahan 
de íu lugar. De aqui nacipi 

que 



14actd'ilitfir4do. 333 

me los AnMtes no aplicaion nes ccinunes del Chronicon de 



el pcimei decenario al afío 5. 
<te llieodofip , á quien favore- 
cía Mmo cómb iXó. pot no d^ 
tir confrontado con uno ni coa 
bcrOffibo ehtrtf tos dos : pero, 
viendo qtic ti fcgundo íc 00^ 
Joca defpnes-dél 16. fupuíieron 
que ei pHmfcro pertenecía: al 
6. no toc^^c & efte , fíno al 
y. itnmediato precedente , co- 
iño cóiifta p(» el «ííó de Ab^- 
iian primero del Chronicon de 
Idacio. "Eft& áébe fet el 239^. 

3ue es el que correfponde al i. 
e Theodofio : luego el 2400. 
empezó con el 5. y no con el & 
Probado aquello , íalelíícn to- 
do el cóidpttto , y fe deshace 
Ja eqm\'ocácion del año de di- 
ferencia que Pagi quifo falvar 
recurriendo ( contra fu Regla) 
al mes de Oftiibre. 
• 97 Que Idacio empezó por 
ti ano 2í 9*. de Abrahw, conf- 
ía , por naver hÍftoriadoS.Ge- 
Yon^o el antecedente 2395. 
-como fe deja dicho: luego Idá'- 
%¡o ,' que le continuó , debtó 
empezar poi el año íiguiente 
3396. del mifmo módtí que 
Profpero Aqüitanico ; el qual 
empezó la continuación de & 
Gcronymo, por el año fíeuieri- 
te al tutimo del Santo ) cho es, 
jwrelayy. de Chrifto, en ei 
Confutado de Aú/onioy Oly^ 
Mo (como fe ve en lás&lÍQÍo>; 



Profpero , ordenado por Con- 
fulados) y en el año pñmerd 
de Theodofío ; como ic lee- en 
el Chronicon Pitheano , que 
llaman Imperial , por mbtiTO 
de que procede por aSos ác 
Emperadores , como' el otro 
porConfulcs. En uno y otro 
cómputo empieza por el año 
S79' de Chrifto. Luego Idado 
que tomó el mifmo empeño dé 
continuar i S. Geronymo, dcff 
bió empezar por el mifmo a&b( 
y confia que empezó , pues ex* 

Srefla el primero de Theodo^ 
o, qae es el 179. de airifto4 
Añade á efte los 2017. déla 
Era deAbrahan,fegun laRer 
gla de Pagi , y reíulta puntual-*, 
mente el 339¿. queeselnume^. 
ro primero que debemos pre-^ 
lijar en Idacio. 

98 Conñrniaíé. Idacio eint? 
pezó por fuceflb del año fí,- 
guiente á aquel en que acabó 
S. Geronymo , como fe ve en 
el año primero de Theodofio, 
que es de año poftcrior al Coa-r 
iulado . expreffado por el S^n- 
to. A fuceíTo de un año dcf- 
pues precifamente correfpon- 
de > en qualquiera Época que 
fe efcoja , un numero mas : fi 
el Santo acabó en el 378. de la 
Era vulgar, fe ha defcñalar 
por primero de Idacio en cfta 
Era el 379. que es el que fin 
4^:i 



3 3 4 E/paña Sagrada. Jpend.s • 

duda corrcfpondc al fuceflb: 



luego haviendo acabado el 
Santo enel2395.deAbrahan9 
preci&mente debe empezar 
Idacio por el 2396. De efte 
modo fale todo puntual con la 
Regli' propuefta , íin recurrir á 
lo que Idacio no permite , íb- 
bre empezar el añoporOto^ 
ño. Ni en rigor es ello corre-, 
gir el modo con que Sirmondo 
colocó eftos números , fino ex- 
plicar lo que alli eftá dudo- 
ib en el principios y deter- 
minar con urgentes fiíndamen- 
tosy que el primer decenario 
de los años de Abrahan (que 
es el ii. cccc.) debe ajplicarfe 
al quinto de Theodoíio y que 
precede , y no al 6. que fe fi- 
gue. Como la cercanía es tan 
grande , fiíe facilifsimo que fe 
deslizaíTen un poco los Copian- 
tes $ y de hecho no le llegaron 
á confrontar con el 6. por don- 
de fe vhf que aun lá Edición 
de Sirmondo puede confirmar 
lo'que fe deja dicho > que es 
la raiz de todo lo que refta , y 
por tanto fe ha de tener 
prefente. 



*#* 



#'a^ 



*»* 



#A# 



#A# 



*#* 



S. vn. 

De las redantes Colwku. ExpU^ 
€afe la naturaleza de las Ohm- 
piadas Idacia^as , diver/a Ja las 
vulgares ^ con una notable pre^ 
vención de Idacio 9 de f atendida 
de los Autores > en orden i los 
aftos lucióles. 



99 



E 




dio cafí lo mifino ^ que en los 
Años de Abrahan. La primera 
Olympiada de la Edición de 
Sirmondo es la OCXC. con- 
frontada entre el año a. y 3. 
de Theodofío ^ pero mas cerca 
del dos 9 que del tres. Su ver- 
dadera ordenación es aplicar- 
la fobre el año dos. La prueba 
de efto íe toma de los mifmos 
principios : porque S. Gerony- 
modejó hobriado elañofrr-i 
cero de la Olympiada prece- 
dente 289. como fe vhy no (b-. 
lo en la Edición de Pontac , fi- 
no en las anteriores s y fobre 
todo en la fuma que expreíla 
el Santo ( contenida como fuy a 
en los muchos MSS. que men- 
ciona Pontac.) La fuma es mil 
ciento y cinquenta y cinco 
años que dice havian pallado 
defde la primera Olympiada 
(en que vivia Ifaias ) hafta el 
Confulado VI. de Valente : Ak 

OlpsH 



Liado ilu/írado. 335 

Olympiade prima , qua átate rizada aun con ki Edición de 




1155 



íípud Hebreos Ifaias profhet. 
katyonniCIXIV.^EÍto fupo- 
ne hiftoriado el año teraro de 
la Olympiada 289. como íe 
prueba ocularmente por efte 
cómputo. Multiplica porqua- 

288 ^^^' ^^ Olympiada 288. 
y hallarás 1152. Añade 
tres años enteros de la 
Olymp. íiguiente 289. 
y la fuma es la expreí^ 
fada por el Santo: 11 55. 
Luego por las Edicio^ 
nes y y por fu miímo texto íe 
prueba ^ que hiftorió el año 
envero de la Olymp. 289. Lue- 
go Idacio, que empezó por el 
año (iguicMe 9 dio principio 4 
fu Obra por el año quarto de 
la mifma Olymp. 289. Puefto 
cfte en el año i. dcTheodoíio, 
fe infiere con certeza que en 
el 2. fe debe prefijar la CCXC 
como yo la pongo , en fiíerza 
no folo de razón tan urgente, 
íino apoyándolo con la Edi- 
ción de ^irmondo , donde ve- 
mos efte numero de Olympia- 
da mas cerca del 2. Imperial, 
que del tercero ^ y lo mi fino en 
el refto de la Obra , pues lo co- 
mún es diftar menos del nume- 
ro Imperial precedente , que 
<lel fíguiente , aun quando hay 
notable diftancia de uno a 
otro. Por tanto tampoco efto 
es corregir , fino declarar , po- 
niendo una diftribucion auto- 



Sirmondo : porque cfta ñivore- 
ce mas á que ít aplique la 
Olympiada al numero de quiea 
difta menos. 

Difpuefto afsi el primer nu- 
mero de la fegunda Coluna^ 
va arreglado el todo de e&c 
cómputo , con la mifma firmer 
za que el de los años de Abra- 
han , y de la Era vulgar. 

100 Pero hay una coía 
muy notable que advertir 5 y 
es y que las Olympiadas de quC 
usó Eufebio , y figuieron S.Ge^ 
ronymo , y Idacio , no fon las 
vulgares 9 como fe juzga co-f 
mumnente , y a que nos atem-* 
Iteramos en el Tom. II. pag.49* 
íino otras que por razón parti- 
cular íe llaman £if/¿¿/4ii^. Ef- 
tas tienen una unidad mas que 
fas comunes , ó bien porque 
Eufebio las empezó por Oto- 
ño (fegun receló Petavio, y 
afirmó Pagi en la Dijf. de Pcrio-- 
do G.R. num.H'¡.)ó porque las 
acomodó al año de los Confu- 
les, como efcribe Pontac. El 
hecho es y que Idacio encon- 
tró en S. Gcronymo un cóm- 
puto de Olympiadas anticipa- 
das en un año a las vulgares, 
como fe prueba por la expref- 
fion mencionada en S.üero- 
nymo, de que en el año de 
Chrifto 378. ( en que acabó el 
Chronicon) havian pallado mil 
ciento y cinquenta y cincQ 

añoss 



3 3^ . Efpafía Sagrada. Apéni. 3 . 

años 5 cftoes 288. Olympia- la reducción qué fe pone en d 



das y y tres años de la 289. En 
el cómputo vulgar no corrcf- 
ponde al año 378. deChrifto 
mas que el año 2. de la Olymp. 
289. como verás en las Tablas^ 
que fe pondrán defpues : luego 
Idacio halló en S. Geronymo 
un uío de Olympiadas antici- 
padas en un año á las vulga* 
res 5 pero fe debió atemperar 
á el por ley de Continuador^ 
como hizo S. Geronymo con 
Eufebio. Por efta miíma razón 
no debo yo alterar aquel me- 
thodo: poraue aunque figuien- 
do el que le aplica á las Edi- 
ciones, lograbas en Idacio unas 
Olympiadas comunes , faltaría 
la Eufebiana> pradicada por 
cftos Efcritores : y afsi debe 
pefar mas poner la que pulie- 
ron. 

10 1 Eftotrahe configo un 
trabajo para mi , y una utili- 
dad para el Público. El traba- 
jo es , que fi por mis libros 
quieres faber la reducción de 
Olympiadas vulgares y Eufe- 
bianas , te dé Tabla á parte de 
aquellas : y mas quiero añadir 
efto , que proponer en Idacio 
un cómputo contrario al que 
él usó ; poraue efto fuera falta 
de fidelidad. La utilidad es, 
que de cfte modo no folo fe 
íabe la naturaleza de lasOlym- 
piadas Eufebianas , fino de las 
yulgatcs > para aquellas fírve 



Chronicon de Idacio : para ef-. 
tas la Tabla que eiláalfíncoa 
Confulados. 

102 Supueftas las dos Epo- 
cas de Ábrahan y Olympiadas 
Eufebianas , tenemos dos hilos 
de oro para andar con acierto 
por efte Chronicon en todo lo 
que es genuino de fu primera 
formación. Solorefta advertir 
al principiante que el modo de 
contar las Olympiadas en las 
Ediciones diftmtas de la mia 
(donde no hay extenfíon de can 
da año) es por los años Impe- 
riales de la tercera Coluna: 
V. g. en el ano z. de Thoodo^ 
fio fe halla la Olymp. 290. efte 
es fu año i . Según crecen los 
años Imperiales fe aumenta el 
numero en cada Época : y afsi 
en el año^.deTheodofiojes 
año 2. de la citada Olympiar 
da : en elii. es año 3. en eí f. 
es el 4. y al fexto de Theodo- 
fio es ya la Olympiada fíguien-- 
te , 291. año primero. 

103 En efto conocerás que 
el modo de numerar lósanos 
de cada Época , es por las uni- 
dades de la tercera Coluna: 
porque fi en el año i. deThco- 
dofio era el 2396. de Abrahan, 
en el 2. ferá 2397. y afsi de los 
demás en qualquier cómputo. 
Por efto quando Idacio multi- 
plicó los números Imperiales 

voluntariamente 9 lo advirtió; 

á 



--—j^'^-— -*- -11; Au-. cadio,,fin aunieotu tvñáAdta 
las imas Epocu t púrqlie cftas 
deiwtto i«Mn ¡naimles. > que 

w«.-y;r .■■ -¡H : :■■:, : a 

- SC4; P& aqiu TeGonveoc^ 
nuevamente» ^ue I^acio .cm» 
poA toik>« los añoi pqrEnaOt 
pyci (9k> psriuveí ahwia<to 



ríiaté» <fitl f!»r allí u ha* 
il^ifvrauanda. Fue elca^ 
!P ;iiiIt>BQ*)(Í0 le fefiaid 
«¡iQSifto SíPÍSÍq , y pot 
i-.risWi^ntMibalU. 17- 

lien los aña* (|ve;iinperft4- 
empezando defde el pñ- 
>. .^«tp fi/itp. ipieodoíto 
p.;pof '£iaer^ f:'dc.a^ es» 
el ta$o ultima fn ,<qué liar- 
le ^nipUiite|,u.jue t^qt- 
añoKfq ..flWülM Suceffoi 
$ umV' .909; aSp 6nper 
(«,PMe pW:;f'<;«nrq , íé 
ado» üíwsdetaupnoifiiie 
]iv Mno nwnrt, fioKqu* 
ailgs la.QlyqijMiMiajíCpnKf 
s „goi. jlps ¡iwíDSros jla !n 
ra; Cpluns^. i" te Jhallarás 

ígí«irpj)flM»»o_,B^%df 

if&WS*e. ; J4ifi«(.,|4i(;i(ik. 

fláS íPojaí.>,^i)«mue) 

Pie J}Dp<ícul: 1^ .proponu 
a^fí^rdc .que Ta vieí^ ía 
)9ÍQn:,4«;',JiQpécios í pcfp 
el, aáQ::n|Cural.iM> era mas 
}m-r'0' 4nf>u t «M 7V0- 

piifftia , ^u^uqía_ a^neram 



71ie»dsA> «l^ E«ei«. dtlj». 
Owi puyadla 17. nturii) lelér 
ña|^l7' ¡wí<li de Imperio. Pció 
C>,$gne^i)itor OOubte , no 
1* pgjdtia :dáii,ausnq«(i ><■ y 
ayl>:paifL.«umplir.^)»S(le61ta* 
^dQsdia»,ybavie(id<»'e9ipe'> 
;»d9 eo d diejy'nueMdel 
g^CIpomes,de£neco■^„r, i 

105' No obflante quetda^ 
cío procuro ooKtlr en la. ma- 
teria 4 qut oadM lc.<!ql|i«Dc«6 
fp (W Iq:; «WetW «argiualesi 
coa tpdq effojfJos.que'.-Dolq 
Kan notado , fe. e^wKólM 
gravemente » .aúi .eb ^' oóm* 
puto de los añof. de Abráhan» 
codio en de(átend<^ :pM eO» 
al de ias 01ympi»i»ii«eye»(» 
dolas^ del tpdq diiikxajki;.^ Ei 
mcthodo con que y^ddÜbú* 
jro lás.Q)UiQa»,.ia^dita>iBe- 
)«u: qije fu ^vcxtenda^i lafi 
equivocaciones... 1 , : . 
j;íJOií En el^SíCJíi.bílW 
4i cn.la ter«q[a ,Q!ito)a.<t« 
^uvaerpslmperia^(!]>:5..^ l.«;£& 
,e):.»|íft quinto.iltt- 

W 6st 



33^ EfpañáSágráiá. Apeni.3. 

moeradoir Leori , v el prime^ tamfKKo qiiiíb poner' tn el tet 



ro de Severo. Bien pudieían 
poncrfe divktídos 9 como en 
Theodofio y Arcacko , con tal 
que aqui{coknoaUi)no fe au- 
mentanen unidades én los años 
délas otras Épocas. También 
pudieran colocaríe' enlazados 
el I. de Arcadio , y el 17. de 
Theodoíio , como el 5. y el i. 
de León y' Severo. Pero tn 
aquellos corfta que Idaciolos 
pufo (epatados , como fe vé 
por la advertencia que ' hifeoi 
en cftos es verofimil , que ob^ 
fervaífe lo mifmot 5Nd obítan-^ 
tecómo tás^Edicioneslo ofre^ 
cen como va préyemdo , no he 
querida alterar fiada en efio> 
por eftár bien -dé uno y ótró 
modo. 

107 Explicados losnume^ 
ros. de todas tres Colunas , nó 
hay que hablar de la qUarta^ 
pues va dige que tos anbs dé 
Chriáo fon añadidos por mi, 

I)ara qiie íin fiítiga fe reduzcan 
os fuceflbs á la Era vulgar. 
Sjambieii previne , que los doi 
decenáfios 'de riüinerós komk- 
sos,<^ ha^' entré ías Olym*- 
fñadas ^n la primera y tercera 
plana ' del Chronkon > ion Eras 
Eípañoías. Solo refta decir^que 
debajo de la Era CXXXXX. 
háUatás T/f. Jobeletís ex ^tfo 
pkfmhms áfcdndity claufula ^ oL 
Álgida en las 'Ediciones de '5añ- 

kloyal y: A^ícJ-K^/jW 



to Griego de EufelMO ios Jubi^ 
leos y no obftante oiie recono- 
ció fer cofa Eufebiartaél que 
fe hallen en él Ghronícon de 
S. Geronymo, feguñ refiere 7/- 
Urntrnt en el rom. ^'. ibbife la 
Perfecudorí- de Severo , pag. 
63 7^ de la tdicion Parifieníe. 
El que aqur pone; Idacio pare- 
ce que fupone otros > pues es 
ít^úitiOé Pero cftos no fon los 
Jubileos Eüfebiiinos 9 (irvo una 
Época Chriftiara , inventada al 
tnodó Sé tos* anteriores Jubi- 
leps def-cftidujtiñfa en dnqiien^ 
ta añós;- u- jprin^ro fe toma 
defdé d $&ti 31. át Gbrifto: 
pótqué laida ^tíej éxpnifla!- 

diJycmt éi el 2^ ile ta Aleén- 
(ion dé>Se&ór. 'Si'á 31. añades 
j 50^ que 'foivíietc Jubileos (de 
a'cinqüen¿iafi<^cMS un€f)r^ 
-ftdta el a&é*03; éc^'ÉÜLHñiú' 
ga!r > fotüfc düifen fe debe de* 
cir iqüe tápela éfta c^préftíon 
de Idacio 9 y no íbbre ^I ahte^ 
cedente 382.: porque 'á efte'nd 
le computó 1á fuma réferídaí; 
Añado dué 'él fepeknb Jubileo 
cxpreflaad íe debe éhítcnder 
cumplido^ éii' aqttei^iiñ9[ y'yñó 
empezado^ porqtiefii fírmci- 
pió fcie cinquenta^^ños antes'. 
Al i«;^ cóíreíporidia^ ípoticí d 

liteT cofiití 'Hlngvína'EHkibri 



Solo wfta 




Uacioil^rúio.: 

^fldSk»- ifidlie'qiieri4o ana^ íitodo dChiOft 

dirk 9 pcoponiendo lo dicho xk de diboliar»¡ 

poc. el preciíb titulo de expli- volumeti. 
car lo que inclujaen las Goliir/ 

ñas. . 

io8 Lo mas principal es lo dieron á nueltro 

que le corrige. 9 ójnantiehe ¿nv ca; quc^ laalbien. 

¿putoria. Fbco como eüo pi* Tu metilo por teA ^mmf^ 

de que fc^ ka primero el Chto- no » y juntamente fe note algo 

mc9n y ió potuirémos defpues: que hafta en efta linea debeoios' 

preyinknao:>que iblb jcfcpaxo corregif , porque na fea mas 

en las. co^ imas dignas $^|Mifis generaUl yerro* 






M' i- 



■ « 



• r 



>» i 



Tiftínumios de Efcritores /obre ilCbranifon dildéda. 

AQ^. fTXatwt ¡BnññnchtXJuhíá^ íequutxks Chtó^ 

.1. ' 1 ; ntcam «Euiebi> Cxíarie^íisnEpircopi > íive Hiiax>pyml 
Eresbytori ^ qnas/urque hodieia Vatentis Augofti Impeñnmiedi- 
ta dcclar^tttc ¡^diHñác ab¡ jaimo primo The^Eoffij Aug. ufque' i» 
annum Imperi) Leonis odavum íiibjjund)un. fcquitur klftoriaoi; 
in qua magis Barbararum Gentium bella crudeliá narrat y (jax 
premebant H¡(j^mam»4:C)dx(M £«QDC Principe, ultima }am 
pené fene£hite y (icut etiam Prxfationis fu« demonftratur indi- 

, ; . ! jSigcbecto Gcipblacenfc ifcífrí/>f.BrW{/Ir4^4i5rÍ 
. üio TDatitis. Lenücac HUpaniarum urbis EpiCcofAis^ Chroni*» 
^ • • . r. JL « F^oYiditiataqfi I pi;if|Ma^XhP<>do(ij Iaipcrái;orik ConGaJoL-^ 



tt f^ff^Wf^íW ,4qí^4f^ u In vulgíuriawonicoSige- 

berti Id^iUf Chronlc^on t^úip p»duxííle dlcitur ad Chriftl uíque 
annum .CXJCQCC Ztí^í^ÁvLff^ XVII, quod &lfum eft , cum 
vi^inti i^ite minimun) ^nni&fubi Leonp^AuguftQ ícribendi viven^ 
dique .ilnem fecerit ; ut Cuperioca dedarjiQt» 



■). 






■"I 



■ > 



. ■ E)atefto;es muyde adminK . gebecto , Tiendo tan janteponi*» 
elpun¿ra,4e AutQc<s(jLUA:fl^ j<^^^^ de $. líidoro» 

diernos) que han feguido á Sí^ por Eípa^oLi pOC la máyor an*^ 



*-' ..« 




3 3 S E/pafía Sagrada. Apehd. 3 • 

^d 9 y por fu mayor doc- mondo íiguieron á Sigeberto, 

y fantidad. Añadefe ci en decir que efcribió hafta el 

o Chronicon y legun hoy 490. Sobre la Silla de Lemica 

letenemosi que no permite dif- veafe el §• IlL 

culpa á los que defpues de Sir- 

Trithemio i(r 5m^. £rr/f/1 4^'400.' 
1 1 1 TDatius Lemics Hifpaniarum urbis Epilcopus , vit in dir 
X vinis Scripturis eruditus , cognomento & eloquio Cía- 
rus , qui cum Urlacio Epifcopo proptcr nccem Priícilliafiiy quem 
Tre veris accufaverant, á communione Ecdeíia: rqaueftrarus y in 
exiliumquc detrufus., ibidem mortuus eíL Sceiput aútom notv 
contemncnda Opuícula. De quibus ifta feruntur : Advcrfus 
Prifcillianum lib. i . Chronicarum átcmpore Theodoíij lib. i. 
£t quasdam alia. Claruit fub Theodofio venerabili Imperatore» 
íuino Domini 400. 

Aguí fe vé claramente^ que que fue Obífpo Lemicenfe : de 
efte fiicf itor confundió k^ Ida-* S. Ifidóro lo itfüe ícdo convieile 
cios y el Oflbnobenfe con el al de OflTonoW r y juntando 
Lemicenfe , * aplicando á efteV uno y otro^ a&mó lo que dq 
el tiempo y f el Eícrito de ; fe verifica dé^mhgunot - 
aquel. <^De<Stgebertoi:omó él* ' 



i. • ft u 



112 T^ Odem anno (420.) Idatius Scriptor Hifpanus adDe^ 
Jl!i minum con ver fus eft ^ut ipfe de íe tdktui. Hic pof- 
tea ñiit , ut inquit Si^ebertus 9 Lemics Hiípaniarum ürbis Epif* 
copus j & ChMñicorv (crijp^it á' primo Theodoíij Ctínfulatu uí^. 
quead annum quadragcfimum * nonagefímüm ^vquod aQfpicatu^ 
ápivojóanne Chryfoftonio. Sed nomen urbis , cujus dicitur 
fíiiíle Epiícopus / ñeque in Conciliis antiquis > ñeque üíquam ali-^ 
bi invcnire potui. 'In AfcObácenfi Códice antiquo ditítur Ida« 
tius Gallacciíc Epifcopuí^ Proinde fufpicor in Sigebérto legen-i 
dum , Lamecx Hifpaniarum urbis Epifcopus : nam & Epifcopa^ 
tus Lamecenfis perantiquus eft , ut ex Conciliis píateti & eá Por-i 
tugallias pars olim Galh^ttibuebatur. Sed hoc égó ita alio^ 

ÍH5P i»«*itt9 ?«iifta«efc 'r - >^ ' r; ^ 



» • 

.A J 



I Jacio ilu/í-rado. 3 4 1 íj 

r iLo que á Vafeo no le bafto no puede prevalecer contra lo 
para rclblver,arraftró'á caíi to- dicho en el $. 3. - > 

dos tos pofteriores. Los Con- :* Por d prii^cipto que feñala^ 
cilios en que fé halla' la SiliA -Vafto ai Qlminicon ^d Uacio 
de Lamego» todos Ion iimy difi: fe v^ v^se^ciCodigo dfe Alcd^ 
tantes de Idador,' pties aw el báza'^is clvmifíno qiie'el cpo 
primero es de^ ¡cien ' ttilós dicf-J 'tiallaráscÉi el Ai^dioe íiguimU 
pues ^ y lo ttiifnio etikmpoet»^' Mjdonde fe expreflir iatcofaver» 
que nos ebnfU haver pertene- .£on> dé idacio ^ y einpieza:por 
Cidó á iGaUaiiiLanntt]^ :vy aftio; iauncnoípav delí GhryíbiOoaxM^ 

Jacoho Sirmando y de la ContpaHia de Jejus , en el Prologo á í% 
.;. Edidondelíi¿tíd/i)rCAri?^^ 0:FsJtíiJdatíj¿j\ á\ 

I13 TDati^* Chronícon , cujas excerpta tantum quxdam ab' 
' - Jl Henritíó'CatAíiií ptíanuo 5 4éiride^ á/ Jofq^ 'Stfaligeio 
fcdíta fiíeránt^^integriim nánc érpoumlndidem ipcoditr^'ui|de nu-*. 
per tk<ktí¿^iÁi^ ceBpuim efÍ««eX'^anUqua' videi; Gocticc noftioit 
quenf ^1R«ÓMátbimjfc(^ cüror^^ oiiia Birifiii eflcaudivtfi 
m^PsJíifíenftmTeipwUaAritti'iá^ potiíis dtdtírlina 

f«(js V quódMirds rauMi eaUJc^ptmH arbitrcatur. :'mdc óSttít ád aoíf 
lex Mooaft^icfita^ 1giiob4ti ^ nec' obfduro ybetventiL' . : - s.UrSl 
-í Quáfiítii ^em mtídtoo eflerdebeav fhrc Mbéllus , tuto y LoEtoti 
fütmi^ñúfoeií; InffelliscB'aiiiiir^nonralumab ho¿ ftrotc Jbat^ 
ta iea cí&^'qXtíéidtXkKñbtuiñ ySu$^rum , aliarumqtft gentium 
rctnhs^il Hifoitítia ; GctlUaqueV-peír^ ea^ témpora genis >.a^udf Jíih 
dot^fn, & íHÓs &ripto^ Aon aüíi.fermi qúam Chrohici hujuá 
verbis«oñte)ttá^giintur $ fed alia^pritetéá tum ad Sacram y tuíq 
adCivilémHálofiam v>pluiíitnaihii:^ dbceü^^íQus ut QBtfñsiQmai;* 
biis MtkOtíí qui uxtdnt ; ípfí'i»b6 eoan ^. niíi>ab ' kbitÍQ pcoditat 
elIeiit'V ^ñésztc cogetemuñ >Fadle ei^ ju3icabl5 j pdbHd uíiui 
fiúñk V ut ñon diuf iuls lioe ttenéiUtio'^careriéÉiús; : ^ 7 i • C]) 
• ' ÍKí¿c[ vetó mihor; uti^pttp^vatritr.^atiat EaftonúB iübnfotibi 
dum y qudsChroñiá) i^jeciini!Í8>>Idát]anófqiie Ijani. alibi homfi 
iiavimus : non tanvquód m eodemCodice id^tij Ghróni'co íub&* 
ciebanrur'^ qil^qu^ieii|mi&v¿tí>t)ruffi 
tiitas & ccgnatio VSpocliÁcmKy^ tempocum .par. obfiáJvád^ 
totius deni^ie'fcrípaimb'^c^^ acgéhíus íxuiúdem «vütií^ 
Soc Audoreb ÑOfle fgifja¿ o&icaíik^ pomeq 



34^ Effjana Sagradíí. Apend. 3 . 

nüUum prxferat Infcriptio , qu« his verbis ibt Concepta eft : De- 
claratio Confulum fx quo pritnum ordinati funi. Etíi porro ín 
cxcmplari noftro procedebánt hi Fafti ad fecandum ufque An- 
thoiñij Confulatumí hóc cft ad ca tcmpoía in qtibiis^Idatij Chro- 
nicon definit , atqucá prünis oríi Cpnfulibus Qinnta exindc ad 
eum urque annum paria Confulum percenfebant $ nobis rameo, 
diitffl aliud confíiium dies proferat , fatius in prasfeils vifum eft, 
caai dumraxat partem edi y qux & ab antiqUarüs ^ minus fiíerai 
deprávala , & memorabilium rerum varietate at<}ue fíruftu tibí 
acoeptior y jucundiorque fote vidcbatur. Fruccc : itaque Ledorj, 
& vale. 



•"^i 



Di Ñumeraram Notís qué Cbronici &" Vafiormm, m^rglmbtís 

affixét funt. 

< 114 TN Chronico Idati) , prxtec 01ympiadv.,& fíngulorum 
-\. ¿ Ifflperatjorum annos > qui ordine^i^ruQtuí» dúo prseci? 
piué numetL adnotañtttc. UnttS:fBajor|íCuj^«<uuüi|i!(i ducitur ab 
Abrohamo 9 hóc cft , ab exordio Chrohki EufebiánL Nam oim 
Euficbij Chronicon continuatet Uatius > coniícquetis erat > ot U- 
liu8 etiam Epochas fedaretun Htc igitur prior biuderus eft £u- 
íebianus. Altier eft iErs Hifpanicae , quáini.'in FaíHs. /qwH^ue » at 
HiTponis ttfítatam &:£u3uliareiiiád>¿cit. HaMvecftCorUb'tiata- 
lem XXXVIIL tantum annis antecedit» Cumnmiiens^ Euíebia* 
ims pnecedat annis n<xv.. Quafe íi adugtupta £ra > Chriftt au-^ 
mimindagari placer > deducendi ;ab :£ra 'fimc thiú 3^. v.g. Bar<» 
barorum tn Hifpani^ ingreíTum in Chconic)^: .&>la Faftis-contí'* 
giíTe notac Ksz (XCCLVIL deduc annos o&» & tti^inca > reU^ 
quifíunr4<^ is ergo Ctitifls annus^üt^-cum Barban inHiíba^ 
nías penetracunt. Qúod fan¿ confírmañt reUquí ietíaiQ chatfaoe- 
tes 9 qui una ibidem comparantur. iOiympta$;C0Ím OGXCVU. & 
Confules Honorius VlUb Theodoíius UL St ¿cnu .'tercia; , qüarto 
Kalendak lOaobris ,; ómnia coQ2niuntjaQno:ChriÍ^ CQ&QX. 
Hurfus ^prodigia quaedatn in Gailscia VL<Nonas Martias vifa> 
eámque Feriad! fextam fiíilíc. narrat in Chronico » iEra quingen* 
tcficiai Si de quingcntis tollanúir 3S. rcíftw^ 4(ía. . Annus crgo 
fShriftifiíit 4í%¡ftqucm&FcriaitcmilUqtói4«tf &Scvcri 
güftivquLMajorianD fi|coefsit,.annus/oáirtíuS»iiiu^ adftripr 
laüiQt; AtxiuelnihiinGAQduni£atiociiiaKÍ iní«r«rí$lK 



Idacio ilu/i-rado. 343 

íi í¡ quando numeri fuis locis antiquariorum culpa moti ícru- 
taorium imtuftriam & coaamm ctodtti^ i 



Amii loto hay que notar, ia en efbs ultimas ptlabnKpQ- 

^«le cite Cl.'Varoii entendiólas iib; no los nota : y el mayor e^ 

Olyínpiadas de Idacio en la ci de fa egeteplo ultimo y de .h 

-ac^íépcíon eomirn , contra! lo Cira yocu ^pie ienn-el rordeii 

xlichóéivd $^7.' (t^Mr lo qiMl idel .ChrainicDn debía fin 50»» 

iK> fue ki ¿ntTMa dfc lo$Barba^ Pero de efto tratamos eabÑbt 

ros enEíníAd^ en láOlyímia^ /ü :i4* fum. ^ donde moiba- 

<Ul EnfeHuii^ ji^7. afkii. lino mós» <^ delcb elr ¡a&í.MO^ 

ctí fu áfl6'i; Bmi'Conokrió <|áe (empieza cL^efordáa y haUa»- 

havia yéiMM km la'colocácidn doie puntual \o antecedente^ 

de los Nufiítftó^ 9 <onM> confiéis fiTeCMtieode'CoiBoddso. 



' ♦ 



•-> '' - V.^\.L ^. ,;:.i¡ .;. .,• .,,■; .... . ■• ,Í; 



» iT^ 



ElCá^dñud<ik'J^Mrtiom:^.Co]XcQi^^ Maximx 

^'i.iT 'TBÁ^vtn 4iimc ainífttiámiChronici ^ &F«ActtQm'.CQn(Í9« 
* J( . i'^ifniatittmyinhoct^iMe k»imhabciieppoituit^ááJLpi- 
cham dignorcendftfti<I)9n|piliMamvVÍU2nunxac RcgumJfifpaoM^ 
quorum tempore Ule vixit ufque ad ultímam fene¿hitem. Illum 
digebertusuemblaceníisiappdhtf^ Hiffánié^ 

rum urbis. Pafchaíius Quefnelius in Notis ad £pift.XQII. S.Leo« 
i^^ j maVtílt fitífle Epifcopum Locenfem y ib: eodem Ptfntj&ze:de-: 
-putattnhi Cmü xüíxí C^éjjottki:, putit er ' Épticopo » ad'lcoiivocan^ 
-dbiii kirimtiCoílluáktil^vxfnüi ^00 coa^a 6ynodo iuáéíe&Pitf* 
-dUianl folemniter .condemnvéra; G^feo ajutenii reipía colub- 
-rtf e^ aiit perinde eflc fententiam utri«kilí)tte e jus Sctiptoris : xyaoi. 
niáMcifca ha^tettqpoffaViac'de/ceretoviidcm om 

mtitíá LftceHfetrdMomiQati íkaM'i'Lticai(y\úgalj^^ 

-úétito ab ^ Pt^ov^ndá , fau« Ltrntéo-tútíCi^ñcéL íxnnMpm naco» 
-buld lifftb di¿ta eft, oc^bujtAoppiduihpcatctptmuDtappdlaaif 
' JMto/v^|f i/¿#m^^ Ínter iiilagitttes.'primiOidlf 

«í^ HMíf>atító itaqimi.flnUai 

áií&%fltá!^ vMttdtfr^^bftálft rttb'fai¿ ktam^Ubtius &cÉit^iMivifti» 



544 Efpaiid Sagrada. Apend.s. 

Dcfpucs de efto trata de la . nologia > Patria , Silla, y Efcrí- 
diftincíon de Idacio Emeritén- . tos., Pero por Jo tntfmo que ef- 
fc , y Lemiccnfc , aplicando al cribió tan largo , y los conccp- 
-primero el didado de Claro^ tos íc hallan adui propuef- 
(contra lo que digimos ea el §• tos ', omitimos el. dj^garnos 
2.) pero rclblviendo fer diftin- tanto. ' 
to del nueílro^ por el diverfo Eftando para dar k laPren-i 
tiempo CQ que florecieron. De faefte tomo vi la nueva edir 
Ja Eaicion que hizo efte Emi- cion > que fe hizo de Idacio en 
nentifsimo , ya hablamos en el la gran Obra » que ha tomado 
num.yS. De u flie lo mifmo Z>- a (u cuenta el Pr P. Martm 
mua y que Lugo y vcafe lo dicho fiouquct , de la Congregación 
vdefde el num. 3 5 . .'i de S. Mauro , ÁntuuladUi Rt^ 

En el Apéndice (iguiente ha- rum Gallicanáfn O" Framicarunf 
liaras otra Prefación notable Scriptores , en cuyo tomo r. 
xle Mariana. : . impreíTo en Paris en el ajÍ9 

D. Nicolás Antonio efcribio . J738. reproduce el Idacio de 
mas a la larga , que todos los Sirmondo » y Du Chefiíe > dan* 
•precedentes^ lobre Idacio rafsi do (obre los tefticqoíiios fie 
4c £1 Períbna y como de las de- uno y otro el fuyo en jpfta fbr-: 
jsÁB^o&i^ notables,, en Chro- \ ma ifag.óii. ^ ^l. . 

Martin Bouquet en el lugar citéd^. 

-X16 Ip^Uobns tadtum locis hlc allatis (enelte/Vmorí^éie.SJr^ 
JlJ mondo) & bis in marine , adtubetuc E&a i Hí^^p an ir 
'€A In Idatíj Chronico ^ qux íi) in fin^ulis aif icuU/s appoüu füi£* 
•ícty certp colligi potuiílent anniquibus eaquicMrrwtur > gefta 
rfiaat.: Cni rei iníervire nullo modo poílunt iuuq^üs EM^ebiacuis» 
&iÓlympiade8^ qualés. nqncex^tat; Nam/^mvneoHÍ Bu^^ianus 
décima quoquc anno ^Olympiades quartoi quoque j«i^o iK>taqr 
tnr in margue* e regione annoruixi Imperato((m^ p9!frcor'pq|i(Ut 
apiíd^omnes yin Idatij Clu:Qmca. annos Inipetatonim, u^ i^wl<- 
«num turbaros eíTe il&fuQ loco mqto$>, Tui^aÓ5.ai)fiÍ9:Imperato^^ 
tumhtrbari nepcíTe. eft annos Abrahamiticos^.&annosOlymH 
ptadilm.^qni annis.Impetíitocivn xefpOpdent.. Hv¥: fruftra mee 
fiietBagius iú annis ab:td«ti0 ^pt4C^M ivt)n(>s ^« Chf iftians 

fluc iabwat ¿ cum illud cxequi tcntií>, Jíswjawk^ 



dediñus Jéptifflus TH6xlofij tefiMAttec ii^ Abráhamí 
ex. Se annus prímns Honocíj rcfpondet anno iüirahami 
;cxi. £d dúo anni'Abiahaimtícivjiíldifttaniieirieft annus, 
sodofiíisecgnare'deííiit&'UQDaqi^iVCgiiue.coepít. Hor 
íbuit Idatius annos tiiginu Iiafi&ii|,4 siarce :patri$ c Hih 
cunen videfsimiimi nonui&linpccMfáfmmti iK>n«xplcritF 
índ icx annos VflücnEmtanlJmpéñfimtiuiíidúcitur láSajh 
> Auguíbis appellacosijeft^idift.; aj> ateo^aj. ppftex ' 
htut anni-JL-moite: Honoriiviíd cft^ab-anDcy^sj, Ttdi 
ribtumtdí Impoñj aboF^ cumtánRUB,nicn£es decctn reg- 
. C^oiDodofintuiita.tiitbafckneAnñt^nthami cñmann 
oíaKMsimjcbDCilttcL- ^offiíddlgitUc .laiUa hatútt :r»tione 
n Abzahakiá, OLyminadun»^ bmp^oruO^aonp» $^isifi( 
iafros,gcflseloiiCadTmai^iá3m¿iota»un«s<r <.r.'. I r' r; 

ffteSaWaqieceoerall»- iej|iinpclnañD.if4ioLde^n4 
Jin<connl flM.aktTlKodoüo, 
<Bmo.¿ongfihonife:á-iai coloca-' 
don deldeceiuriolprcccdciitie 
3400. olquál íecomroató coa 
el año 6. de Theodofio; y aña-; 
diendi>dflez'aL<feisr,-fe infiere»> 
q^e di fegnndiadcccnaxio-cotí' 
fe(pohdiq;alia&o i'S.y no:^ 1% 
pues'defd& feb.i.diez y ficto 
van' once,'; y no diez: luego 
puefto el primer decenario fo- 
brc el 6. esprecifo que el Ía* 
gtunlocoriefpondaal itf. y de 
nineun modo al 17. £n eíci fii- 
polu:ion'. lefulta, qüe-el aSo 
uldmoldetTheodoíio ',y.(A. pri- 
mero de. fu hijo Honorio , no 
aumentan numero en los años 
de Abrahan, aun mirada la cdi- 
don deSinnondo. La razón es, 
i 2411. en<d^£tñnieraí ^ ^rque el tercer decenario fe 
>rio. Hlo es ñíGíffdt- oMi&onta perfefUmente con ct 
Ü edición de Sitmond* año 10. de Honorio: y por taiv- 



ñt ' l3:r4añMacú , <mt 
áii á- lós jjeioTes-rai 

ttginalesde ki£ra valÁ 
n unas breves Notas al 
tdb plana. Pera havien- 
xndido todos-kx^coni- 
¡'{dado , no puede aa¿ 
x}n ¿1 ninguno. .Hd- Job 
que refiere , en qtiantiá 
X a la Chrónologia ; lo 
[úidio dcfeño vUnque 
1 i''tantb losai^umen. 
alega.; 'ikirque ndppo. 
>ntra*la -mente- Icgitr-í 
Idado , íiho cont¿a el 
I que~cftc y otros Au^ 
entendieron : v.g. aquí 
: £ontra cl Clitonicon, 
1 año 17. de Thcodo- 
>ne el 3410. de Aií^- 



)4^ BfpaHa Sagrada. Jpend. 3; 

to fe infiere, que el primero de Idacio en lo que fon ellos lo* 



eftc Emperador , y el 17. ulti- 
mo de fu Padre , no fiíeron dos 
años Abrahamiticos 5 pues en 
tal cafo mediaran otue años en- 
tre el 1 6- de Theodofio , y el 
décimo de fu hijo 5 conviene á 
faber , uno en el 17. de Theo- 
doíio , y ái« en los de Hono- 
rio. Viendo pues que un dece- 
nario fe pone en el año i6.ilcl 
anteceíTor , y otro en el 10, dal 
fuceífor , fe infiere , mreel dSño. 
17. de Theodofioy el i. de fuá 
hijo y no aumentan unidad en 
los años de Abrahan ; poraüe 
aumentada en cada üna> reuilr 
taban oncoaño&die un diecensir 
rio a otro v lo' que* no >ei. afñ, 
aun en la edición de Siilmondo. 
Pero dado que huviera fali* 
do errada en eflbo.(como ló eítá 
en pofponer un aña los de 
ittnráhan defde el feguhdode* 
cenarlo) en' n'mgiin cafotnenos 
pudiera oponerfe contra Ida- 
ció aquel yerro ; pues vemos 
que el mifmo Autor ocurre a la 
equivocación con fu adverten- 
cia expreflada en el num. 10 j. 
Pero los Autores que no han 
mirado al texto , fino a los nú- 
meros nurginales> fe han equi- 
vocado , pafiando á culpar á 



, '/ 



culpados : y aísi el primer car- 
go que le hace Bouquet , pro- 
cede de no buena inteligcn^. 
cia. 

El fegundo de los años que 
reynó Honorio , tiene mas fun- 
damento en la edición de Sir- 
mondo: pero en la Nota ^ 
moílramos el fundamento que 
hay para decir, que no debe 
.reducirfe á Idacio , fiao al que 
interpoló fu Chronicon^ 

£1 tercer cargo del modo 
de contar lósanos de Valentín 
iiiiano tampoco es contra Ida- 
cio , fino contra el interpola^- 
dor y pues dcCAc el año 26. de 
ValentínianQ empieza el pño- 
cipal vicio , como luoíbramos 
en la Nota 14. Y afsi los dc- 
fedos que hay en. aquelk pao-. 
te, rK> penden de que Idacio 
múdafle las Épocas de aquel 
Emperador , como juzgo Boit 

3üet , fino de haverfe mezcla 
o diferente mano. Lo mifmo 
digo de los años, de Avito , y 
aun de los de Marciano de que 
habla defpues aquel Autor en 
las advertencias nurginales. En 
orden á lo que añade alli » tía- 
taremos en la ultínu Notai 
donde nos remitimos. 



*** 



*** 






IDATIJ 



I0ATIJ EPiseopí 

CHR ONIGON. 5 

tdathu ftfíns !D. N. Jefu-Cbrl/H uttiperfis fi¿eUÍ«u «i 

l&áSáiii^iliMiUn ijQoiiioibu«yitarii^.ftii^ 

dpofe in FidcC^tholiGa ,:& convsrGuipiK pcm% 
tciteK;«¿ikaítÍ5<dn^ cültii»«(b)t((;trAfl¡;i:^, ut oroaj^ 
tiirdccoreJiftoniin>4t4.!S¿ f^atma^daiitut honoff 
'fflentonrai vatimi»at:Ía.<XBrtÍQpci)e íúq <^ÍDcant 
irmitatem. VciiñmÍd£Ú!Íiis.ProviiicÍ4eG4Ü(éci|pja|fti$ itiLeink^ 

'rasúii CKXiíns ofiidj y nt :extréiiiUs plagx^i Á^^xU^^^ióc. f ntae^ 
ercx^um iuEbteíacas ,fluiü|á' loecularii*. VUltñ; 'tq|ni)$:^o<;UJf 
m&a: le¿tiomsvoluniiiBE íalñGam j Sait^nwd.'^'iCiiWtitil^i^iQr 

ivn Pairuiv in piácecfeati OMfic^r f to capft^^ 

tBant vcrbi,:aAenrtiiiiciü»;his.fiiciiniBra«o^a£)tlQ¡jKn^ 

leri Ubmfctipíithiftaña$>ab mltio'Ñtiifcxc^nikoiú-.AJsycü^ 
c Sandi Abran Patñardix Heboeis ^&'KÜ^iwiiiii:>ctot!eob- 
osales hÍ8 tunos Rcgumy^.vicdiáuúD <joiiftahtim ^ug¡uftJL.auo 
ñ^r«battoQuh^J.gtdki&cinanbC2u»iM^p»i4nf6J^^tt^ "-íC- 
aria. Poft hunc fuccefflÍ3t. Íj fMgi ap heuiii:ppfeáas univeríis fac- 
Ktim di¿)x)nunque monimei^^^flieronymus Presbyter idem 
^ufeblus co^omento , de gneco in latinum fctipcurx hujus in- 
prprcs > á viceílmo anDo fupradtfti Imperatotis in quartum de- 
Imum Valentis Auguíti annum fubtütam texit hiñonam. Ello ut 
1 San^s quibus deguit Hierofolymonim locis , k memorato 
'alentis anno in tempus , qno in przfcnti vita duravit , (onh 
uam plurima de his quz uint iníecuta fubjcccñt : quia haud 
mquam dum valuic , a diveifo ftyli opere <:eÍQavit. Qaem quo- 



^4^ 'B^fí^na Sagrada. ^Apend.¿^. 

dam tempere proprias pcregrinarionis in fupradidis regionibas 
adhuc infannilus vidííTc me certus fum. Qui poft aliquot annos 
beato ut erat maníit in corporc. Si tune proprio opcri quod 
fubdidit ajiqya %l>jun)c,erit > apud ¿os ad quos Scriptorum ejus 
pmnc opus vcl fumma pcrvcnit , certa & plena cognitio cft. Sed 
quoniam in cujurdam.ftudij fui ícriptura dixiíle eum conftat^ de-: 
bacchantibus jamin Romano foloBaibaris omnia haberi per- 
mixta atque confuía^ opinamur ex hujus indicio fermonis^ in hoc 
toer fe annorum volumine fubdito de fuccefsione temporum ab 
ipfo pihil adjedum. Tamen quia ad noftri temporis curfum , ut 
luperior ledio docet , defcriptio deñuxit annorum ', cum mem- 
brana hujus hiftorias curam conti^et txpertis , mentem monuit 
imperiti , ut de cognitis , etíi in oámibus impari greflu ^ vel veA 
ti^iis íe fubfterneret p!¿ce(Ibrum. Quae fídeii íoícipiens cordis in- 
tmtu , partim ex fliudio Scriptorum , partim ex certo aUquanto* 
kum relatu, partim ex cbgnitione quam jam kcrymabilc proprijK 
Vits tempus . ofténdit ) quas fubfequuntur adjcdmus. Quoruiqi 
tontinenuamgéftbnim ¿ctemporum^quiiegisitadifcernes. Ab 
unno primo Theodofíj Augufti in annmn tertíofá Valentüiiani 
ÍAugum y PlacidiigB Rejgina^ntij , ex fupradído á nobis confcripta 
!funt ftudio > vel exfcriptorum fiylo , vel ex relationibus indican^ 
jtum. Exin inmieritó aale¿íu5 ad Epiícopatiis Officium , aón ig^ 
narus omñiiimí miferabilis temporis xrumnarum , & concluíi m 
uneuftias Imperij Romani inetas fiibdidimus niitiuras ,& quod eñ 
iuauoíius jintsa* bxtremam; ixniverfí Orbís Gailxciatn defoirntcm 
Scclefí^idrOsduDs'ibítuOT^ creationibus indifctetis honcfts & 
bertflnáititemum^&üniverfx p]X)peniodum inxltYina difcipli-. 
na Religionis occáíum ex furentium doDodnantem : pennixta mi? 
quaruBi 4>6rturbati0fie Nationum. Haccjam qaídem ifiíerta^ 
fcj} po^eris íq temporibos quibu$ c^Bdaiac ¿ xeUtV: 



í 



W .- • ' 



. I r 






' . ' - . -I:.- . . -■ : i 



'' .^^ .: ::.;i- ;'..>'■■!, ii . í.. ■:. . li.jí;/, /}:;:', -...; . 



.á e ■ ■ 



JDAHJ 



IDATIJ EpiSCOPI 



w. 


o/,»,w«. 




.'. aSjr.' ' 


Í3f6 


Año 
4 


*m\ 


-CGÍp 






Í3í8 


iud-"":-,,.. 

i 


t'" 


ex iiuóDoiiu-' 


ü.cccc 


.■'..¿íi;'-: 







Re 



í-v. iGílROIjriCON. 

• ■ ■•■"'-! i-i>^ - 

Oin4iton|inJCXXDCsThe- 

, üttqfíus pct Gratmnom 

iniconfin^uffl regni adfump- 
tus } cum ipfo , Sc^alentima»- 
no.jimiocc regnat |nnis XVII. 
z. Theodolíus natione Hifpanus, 
de Fravinda |Gall«cÍx , Oví- 
taté Caóca, *\ k Gradaiü) Au- 
SiiftDs.app):U4tur. 
. Litoc Romanos , & Gbthos 
mtika certamku conlcruqtur. 
2;Thcodofiu5 ConftantíncboUm 
iAgrediCDr ingrimo Confulato 
fuo., qoeat cum Gsatianí» ^e- 

batAugafto. j ¡ 

: . iUexandrüe, XXI. habefux E- 
'piIflOpusTheoiphílus,vt^ cru- 
> düdlnmos^ iimgnts,quiapri- 
,lnpi;CoQfíiUt|i TheodoíyAu- 
.gVÍli<.-Iu«¿rciBum per cepcum 
¡Manilos ifigcftun de Pafcne ob- 
. icrv^oiut coinpofuit. 
. Athanañcus lex Gott^tum 
iapud. CooftaDtinogolim .déci- 
mo quiniiptdie ex quo á Theo- 
' jlofio-fileratnifceptus inteiiit. 
4^.G^iúáiítSdi. ^omams pkce íé 
...tmáJiñt: I í 

; ' . Ambn^us in ItaliaMedio- 
htni Epifcopbs f Martinus in 
Galliis Tnronis Epífcopus, & 
. ri&aemends,& patrañs mtracu- 
«'ÜflM^aimtúbentar iniknes. 
fi íBnoáo&ta ^cadwm blium 



Mu 

Íft9 



379 



i9o 



381 
382 

38$ 



Añoi de Ahfm 

i n " 



2401 



2402 
2403 



Ofymfiadái, 



CC3CCI 



2 

3 



« i 



2404 



: -■;•■ 



»J 



I . ■ I 



Imf. 



jñuí 



3 so n 

fuiim AuguíHim appellans regai Xpro 
facit (¡bieíTe confortcm. (^Prime- 
ra Época de Arcadia.) 
6. Honorios nafcitur filius Thcodo-^ 384 

fij. 
Legati Perfarum ad Theodo- 

ümn ConftandnopoUm veoiunt. 

7- * (385 

8. Grcothmgorum gctis a Thco-^386 

dodo fuperatur. 

Prifcillíanus declinans inhs- 

reíim Gnofticorum y per Epifco- 

pos , qtto$ fíbi in eadem pr^vitate 

coUegerat y Abulae Epifco^us or- 

dinatur : oui aliquot Epifcopo- 

rum Conciuis at)dítHS^ y (tal^am 

pedt, Se Romam. Ubi ne ad cohP 

. peftum qoidcm Sandomoi Epif- 

.' coporiun: Danzad, & Ambi^íij rc* 

* xeputí f cum \^\s cum quitius ive- 

tíit yrocfi^ad.Galiias. Inibi fími- 

iiter á&hda Martirio Epifcopoy 

I /•& ab áliis Epifcopis ha^eticus ;u- 

i . dkatusf : y a{>]^llat ad Gfíarem, 

\^. quia kiGaÜiii his diebus potcfta- 

V ^ . t¿aí jtyiaiaus JMUximus ob^inebat 

: lAipcrij. . z 

9^ Arcadij quinquennalia celebran- 3S7 

í'ttuc.'ijo'' : ¡ ^ 

: -RDman«Edclcfi«XXXyj.ha- 
. ; Jbcbxr aEi¿fco|my Si|^ ;. , 

Itifiállianus prdjfiter íií bradic- 
? Cam hséreíim ab ¿{nfcóplLtu de- 
pulfus I &: cimi ipfo Latrqnianus 
laicos^ aliqíiantique feáatores 
cíus apud. Trtvcrim fub|ty ran- 
cio Maxinio tasduntur. £xin in 
..iGallaDciám P^iícilUa^dítarán hae^ 

i rCT 



• '• « « a. 






QífWffÍáÍM¡. 



ccxcu 



1408 
I4S« 



r'3411 

■ ;' 
1412 



'*■■■■ 

CG&IH 

pcceopf 



R." 



'"^ ijf_ ■■.=',■■"'■■ ■ t'si 

10. Ma;dmiis tyraimas occiditurhSS 

perTheodoíll^ tertio lapide ab 

Aquíleía quiljlp KalendasAuguC- 

tas : & eodeii^ ^mpore , vet ipfQ 

/'añralbiGalliU per Arbogatleni 

r-GoAúteñÜiliu^ Maximi nomine 

: ' Cynt^iiip Tüeodofí) pr^e¿lus 
. Itabetur lUmttii, qui ái£tis infig- 
' oibuS pneditot , & uft^ue ad 
.' i^gy^tamipcn^trans gentium ñ- 
, mufacnfiíbve^t. 
Ui ThAldrafios Oun Honorio filio 

, filoj Rcnam inÉceflus eft. 

«v,,.;'.v ■■ T 

«J V 

74^ Valcntinianusiutúor apud Vien- 

.■un":ícelere Qomitis Arbogafti 

octíditut>& ^genius tynnnus: 

ciucKur. ' 

l%i QPrim&sBpMa di Howtko , ¿r- 393 

j6, Eugenius a.Tneod^o AugwN» 

i7.Theodoí¡iftinyaletadine hydro- 

pisraptutMedfclanum d^íiui^$ 
ícftanno rcgnij fui XYIJ.' Et ifte 
. anhotvqolTE|íeodí*;3¿yrr.'ipfe > 

Arcad^>i&)Honorij in iniho reg- 
: : ■itefM!6oí))KÍi|]ái^ eft : qiíod iat6 
.1ndíaatiii),3ie Olympiadetn quin- 
- <|tU ailnoEkiin kurbet adjd^o , in 

Jioc ^000 tánttán ptoptet fegnan- 

iitiitfi mfiiita-Prmapum. 
!• • RoaunQsu4XLrArcadiuf;^ 
í.rijEAañittTheódoíif filij ilcfÜN^' 



000 



MosdeAbr^, 



2414 
*4i7 



to Paire 'regná^t aiinis XXX. 
2. 

4.; ■ • • ■ • 






r 'i* 






ccxov 

••■• 3 '■- 
. .. 4 í.- 

CCXCV 



I 



tí. fc:In Provincia Carthaginenfi 



in 



áMmt 

a' 
X>r« 

398 

399 
400 



] 



■>•«■< 



%'4X9 
>4i5> 



ftCQCCXX 

^4H '■ 



I 



'Í42Í 

?4*3: 



• * t 



r- 



X 
3. 



(xxcyí 



3;;.'>t 



Civitatc Tolcto Synodus Epif-| 
cóporam contrahitur : in qua 
quod gcftis continetur, Sym- 
phoíius ; & Didimus , 8c ali; 
cum his Gallacciae Provincia E- 

Eifcopi , PrifcUliani fcdatorcs 
serenm cjvls blafphcmifsimam 
cúm adíettof e codciil profcfsib- 
nis fua5^ fubfcriptioac condem- 
nant. Statuuñf ur qu^am etialH 
obfervanda de Eccleíias difcipli- 
n¿ V cdmmanicánt:e - in eodem 
> Xk>ndliaOorigío Eínfcopa , ^ 
í .Cadenls fuerat ordtnatus> í^d 
agcntibHsPrifdllianiftis pro fi- 
: . Üe Cathoüca pblfus fuGáofúltitís 
cxulabat.^ • i ^ i 

• f ¡ '(401 
Solis faébi deé:£bio terúo Idus [402 

Novcmbris feria IIL r^ |^ - • 

. Romana; EcclefuB XXXVIII. 
habetur Epifcopus Innocehtius. 
pi Thcodofias Atcadij fílius naf- 403 
'Hcítur*- '■■ ' ' ¿ 

la Oonfiantinopoli JoahnesXpif- 404 
'- copusí'prbsdicatur iníi|^ni$ , qui 
ob^fídcm Cathoücam Éudoxiam 
Arcadij uxorem infcítifiiniam 
'^patitucArianam. I 

11; : V ^ ^- - * i Í4OJ 

xiJHiéioioli^^husJoanaes^Cat 4otí 
I , Eu- 

O) Itté ¡kíth (yyni^aitM ^; (c) r, u zf#M s. 



1: 




1»4 






l»7 



- - - * 

Eutogius j LCypto Epiphanius, Xf» 
AlexandñaThcophilus qui fu- 
pra, Epiícopi lubentur infíg- 
nes. 

Htcronynius Presby terio prx- 
dtnu in Bethleem ]udc vicinía 
coi^iftens 9 prccipuus habetur 
in cun£tis. 
I j . Poft fupiafciiptos íznh Árlanos aqj 
qui Hietoíblymis ante Joanncm 
Éfñfcopi fíiennt , Idatiu^, qui 
háec üaibít , fcire non docuit. 
Hunc TeroSanOum cam anftis 
Eulii^o > TlieqphUo > & Hiero- 
nynio viílit & Ín&ntulus, & pu- 
piUus. 
GCXCVn 1^ (Muerte de Areadio.) ^08 

1 5, a Alani , & Wandali , &.SucvÍ 409 
Hifpanias ingrefsi Era C(XC-¡ 
XLVn. atij qiurto Kalcndas, 
alij tcrtio Idus 0¿íobrís memo- 
ranc die , tertla Feria , Honoclo 
VIII.&TheodofioArcadij ñüo 
lU. ConfuUbus. 
3 16. b AUricusRexGothoramRo- 
mam insrcíTus > cum intra & ex 
tra Uroem cardes agerentur, 
ómnibus indulcnm eíl , qui ad 
Sandoium llmina conñigerunt, 

Placidia Theodofij ñlia.Ho- 
norí> Imperatorís foror , á Go- 
' úús in Urbe capta. 

Alaricus moritur , cal Ataul- 
(us fuccedit in reeno. 

Barbaria qui Hifpanias íngref-i 
fi fiíerant , caule deptzdantucl 
hoftili. Peñilentia fuas partes 
TomJF, Yy non' 

(a) V.lé¡f»tá4» (b) V.hJtfUt^mm,*, 



410 



AÍ$s ii Áht. 



Oljmftaias* 



I 



. :*4a? 






'' 3 54 ^ ' . 

♦non íegniusí op^ratur. 
i : « Dcbacchañtibus per Hifpa- 
mis Barbaris , $c fxviente bihil- 
ominus peftilct^tias malo >íopes> 
' &coaclitám in'urbibus fubftan- 
; itiam tyrahnicqs exañor diripit, 
' * ¿k miles exhaúrit : fame$ dirá 
graflíatnr f ádeó ut humanje car- 
nes ab humano genere vi famis 
iiierint devoratx: marres' quo- 
qne inecatis y yel codis per fe 
natorum fuorutn fínt paraccor- 
(poribus. Béftié occiíbriuá gla- 
. :dio y Eune i peftilentia » cadave- 
ribus ad(liet£ ^ quofque homi- 
num fortíores interimunt j eo- 
- rumque capiibtis' pafbe ^paísim 
' in himiam een^ ris efierantur ih- 
. teritmoi. £t ita quatuor plagis, 
fetri i fainii , p^ílilentix j t^ema- 
rum' ^ubique ui totoOrbe íie- 
vientibus y prasdidas a Domino 
per Prophetas fuos adnuntiatio- 
hes implehiur. 



Xpto 









VJ. Subverfís.ikiemoratapla|arüm 
grafiationeiiiíjpanix Prov|nciiSy 1 41 1 
'Barbári ad pacem ineupdam, 
.Dominó miferante con verfi, for- 
te ad . habitandum fíbiProvin- 
: ciarúm dividunt Regiones; Gal- 
Ixciam * Wandali occupapt & 
Suevi|íitam in extremitateOcea- 
ni macis' occidua. Alani Luíita- 

' níam^flc Carthaginenfem Pro- 

vincias.¿.& Waíndali cognomine 

Silingi Basticam íbrtiuntur. Hif- 

. pañi per C£vitates & Caftella rc- 

fidui á plagis > Barbaroruiiiper 



^*Jh, 



QdCCXXX 



OlfmfSsisi 






^ iiítjn.i. ; 



i-fn: t.- 



1431 



1431 



j'dttasfíBdMf oopúnantiiiin fe j^m 
fidijífiinriBfenrituti. I 
Conflantinlu poft trieánium 
r'uamSá tyraniidis ab Hbnorij 
■:¿acffCcpftaiiio intra ( allias 

tSiCffoiriilusi&tSebaftiaiii* fta- 412 
cresÍñtr3Gaaiaiii,& iff Áfri- 
ca Heñcfíantis pan tytanni- 
•dú^ihflñiffur íifanta. j 

.'inicojpto habfetuí lnfignu,in- 

:ier icujut (bufia ma^nmdi^Da- 

'naílftal'^b 00 Dei adjptorio 

iiiperatos > ¿robata fides de- 

ibanfttát «d^oíuíl' ~-, l'.\ 

api J«fñmUi & Sebaltianijs op- ^j* 

r.ipqe&i ab Honorij dndbus 

' : A^atbóna tnterfedí (unt.l 

-Gothi Narbonam itígceí^ 
. vindemué tcmpore. 
' . Heraclianús movcns excrci- 
túm de Afiica advcrfus Ho- 
.nonüín , Utrículo in Italia in 
conffi¿hi ñipcratus effíigit in 
;. Afticam , cois in loco íupra- 
: díAo L. miUibus armaforum. 
ipfe pon Carthagine in xde 
Mcmorix per Honorimn pcr- 
cuflbribus nüfsis occiditur. 
20: Ataulfiís apud Narbonam ^14 
-Placidjam duxit uxorcm : in 
,quo ProphctiaDanielis puta- 
tur impleta, qui att fíliam Re- 
gís Anftn lociandatn Regí 
Aquilonis : nullo tauíen ejus 
ex ea feminc fübfíftcnte. 
il.HiecofolymisJoanne dequo 415 
^•íupnl■- Epifcopo oprxfídente,! 
1 íify 2 ■ Sanc-l 



AÍ9s it Ahr. 



\Oljmfíéiá$. 



i? 






M3J 



CCXCIX 






»434 



2435 






1 



3 



Sah¿his & primus poft Qiriítum x//« 
Doimham martyr Stephjtnus te- 
velatur. ; 

Hieronymus > qui fupta 9 prae- 
dpuus inomnibus, elemintorum 
quoque peritifsimus hebtfonun^ 
in lege Dómini > qtjcwt.firrípiMn 
eft > oioma > noiÁurnaaiic medi- 
tatione continuus > ftudia operís 
fui reliquit innúmera. Ad ulti- 
mumPelagianorum fedam cum 
c^uÁkm audore adamantino ve- 
ntatis malieo contrivit. Adverfus 
hos> & alios heréticos extantl 
ejus probatifsima monimenta. | 

22. Ataulfiís a Patricio G>n(lantio 416 
puUatuSí ut reiidarNarbonaHif- 
panias peteret y per quemdam 
Gothum apud Barcinonam inter 
fanüüares ubulas jugulaitun Cui 
fuccedens Wallia in regno ^ cum 
Patricio Coqftantio pace mox 
fada > Alanis , & Wandalis Silin* 

is > in Lufít&nia 9 & Báltica /<s 
ntibus adverfatur. 
Alexandrinx Ecdcfiac poft 
Theophilum quis prasfederit^ ig- 
noraví h«c fcribens. 

Conftantius Placidiam acce- 
pit uxorrai. Frcdibalum Regem 
gentis Waddáló^te fin^^uUo 
certamine ingenióle " casfOim 
ad Impesatorem Honorium deP 
tinat. 

23. Wallia Rex Gothonim Romani 417 
nominis caufa intra Hifpanias 
candes magnas efiicit bárbaro- 
rum. 

24. Solisiada defeOip die décimo 418 

« , quar-i .1 



C'--. 



^43* 



[uiQíitV] 



^ütttblCill'AMguftiiqui^tVI. 

'Bttiiiui^ -iccteGüe) XXX^. 
ptkfidet' Ej^fcopus Zoíimus. t> 
a;. •eDteJuiteEDifcopoquorupni, 

iBe ro feiy flBslJKa qmfl&Hmr, & 
ieeteiráilé^busin geftik ejuf- 
dedi Eptíaroi {cripta ded^nnt, 
VándaliSUiógi inBsetua oer 

Walliam Regcm omncs extínai. 

Alani, quiWandalis,8qSuóHí - 
potcntabantur , adeó aefi'fiínt á 
Gothis , m extingo AtM£Jlege 
ipforum , pauci , qui ruperfbC-i 
rant , abolito re^ni nomine, (de) 
Cunderict Regís Wanámomm¡ 
qui in Gallaecia rcfederat { fe pa- 
trocinio fubjugarent. í 

Gothi intcrmiflb ccrtamínc, 
<jtiod agCbanfi, pet ConfUntium 
fld. 'GalBá; revocati , fedes in 
A<ÍuitanM^ i Tolofa ufque ad 
OctNtiiüni ^cceperunt. 
■' WiflU conim Rege defiínfko 
Thíí¿dorc9 fucccdit in regno. 

i ínter GiindcricBm Wandaló- 
raüi í -Sí' tíetmcricum Sucvocum 
Régtó^ certamine orto ,Sucv¡ In 
Nenrafís montibus obfídentur á 
WanÁiIiS.- 

• ' Viilientihiamis Conftantíj , & 
Plitídí^ iñlius nafcitur, i 

IhGaliicanaRcgtone in Civi- 

tate tiiccrris multa íigna efFedal 

terrífica, Paulini Epiftola ejuf-I 

deml 

<a) V.UVdlMi. (b) F.bAna. <c) F./4K«f«8.)HM>.3. 
(d) K. /« Uet» 8. «*.$. 



a437 






Í438 



HiP 






ri.CCCCXL 
2441 



dcm Civitatis .Epifcopi enar-j 
rat ubique direda. j I 

GGC 2^» Wandali Sueyorum ob(ihione]420 

dimiflay inftancc AAerio HiCpa- 
niaru9irCorTiit¿ , & 0ib VícariQ 
MufccKrellOy aljquaims Bracaras 
in cadtu tuo occifís» relida GaU 
JUtcíia adBasticam traníieriint. 

Honorios ápud Ravennam 
Conftantium confortem (¡bi fa- 
cic in regno. 

j.Gqnftaotius Imperator fUv 421 
lia^moriiiypán ítio tertio Confu^ 
Ulu. 0^4 nmpkdo ) 
8, 0iftmus Magifter milkum 422 
cxini magna manu & auxiliis 
.Gothprumv bellum in Bxtica 
, ;^an4ali$: uifeit : quos cim ad 
: (tfppiami vi. obtíidionis arftaret, 
aday;Ut.. (e trbdere jamlpara- 
rent , incooful^é publico berta- 
mine con^íg^s y auxiuorum 
. fraude deceptus , ad Tarraco- 
nam yiGtu^ eífiíeit. ^ 

BcMii€jtcius paiatium deferens 
A&icjun invadir. 

4 29. í ,' 1 - 4^3 

CCCI I30. Hojiprius adi9 cricennalibus 4^4 

fuis Bavennx obiit. 

PauUnus nobilifsimiis & elo- 
quentifsimus > dudum conver- 
íione; ad Deum nobiiior fadus, 
Vír Ai>oftolicus , Ñola Qimpa- 
nis Epifcopus habetur infígnis: I 
cui Theralia de conjuge fada 
foror y teftimonio vitx beatx 
acquatur>& mérito. Extant opc- 

risj 

(a) r. la N0S p. 







.' íi;k 



*^V 



2443 



2444. 
»44y 



'Olí ( 1 

nt-lhj 



-;;.:i:3 



'T /''''■ "V"' '^fí^' 

tís ^05^ ci^c^i ftudia pñedi- Xfi* 
canui, '' , 
.' RMunbfOnlXLI. Xheo4ofilif 
Aicadij íffisM aqte aliquot innos 

■ legtnns ki partios Oncntif , de- 
nnift» Pitódr^ p(Á obitum Hono- 
fíjri^ómi^iBbtutchiam tcnit Im- 
pcrij,ciui)^ctannorum vigin- 

tiUnwiw B ■•■ ; 

i'-^aBMiwitripit tyranni4ein. 
.'TbooltofiíaM^a^ntinianumaiiii- 435 

.tfleSÜÉt^QMÍÉk fiUum,Con¿and- 

nopBli Oefibenv* facit , & (íontra 
Jbaimeiii'iBinit : fiíb quo Dudt- 
XujqmJaiu^eo perTheodpfíum 
'tnifiíiifiíaailt, tpud Rav( 

primo aoAvinvs íz tyEannidu oc- 

■ cidini)F,<fiD-ffeli c Patñcius'oidi- 
n^rr-ear^Mi^í ro mlUtuni 
r. ValEnfínianus , qui erat Cx- 
J&r/Jtonuc. Aumiñus appellátur. 

Wandaii Baleáricas Ínfulas de- 

traidurat : deíndc Carthagine 
partáíia , & ■ Hifpal;^ cvcrla , & 
-Hifpaniis deptxdatis , Maurtca- 
nñm invádunt. , 

2V RomaiuB ■Eocleíiz XLL priefídet 426 
. -EpifcopusCtclefUnus. [ [ 
lÍX^fOtm4e}Obifp^ode ídado) | 
4; CaAdericus' R^x Wanda|orum 42J} 
'«apttf'HifpaM > «um impic clatus 
■maniBÍft"'£cclcbamCivitaíis ip- 
iiús'cxtMKUflct^mox Dei judi- 
do «toemoive correptus tmcriit. 
CafcOsáftri¿tis Ratcr fuccedit in 
YctMoiriQul^} ur aliquorura ic\z- 
'M^Jtítiet'i'is^Ocas apoftáta de 
í , Fi- 



Gcbi 



'- 



144^ 



^447 



Fidc CathoUca in Ariaftim dic- 
tus eft traaíifle perfídiam. 

$. Gaifericus Rex de Bxticas Pro-Ua^ 
vincias iicore cum Wandalts om* 
nibus f eorumque familüs , /nen- 
fe Majo ad Mauritaniam &Afri- 
cam reiiftis traníit HUpaniis. 
Qui prluTquain pertraofiret , ad- 
momtus Hermigarium Suevum 
vicinas ifi.traníitu fuo Provincias 
depraBdati^ recurfu ciun aiiquan- 
ris fuis £iáú p ptaKlantem in Lu- 
(¡tania conícqultur. Qui haud 
procul de Emérita » quam cuín 
Sanéis martyris Euiawt injuria 
fpreverat» multis per G^fericum 
cacfis y ex his quos fecum habe* 
bat f arrepto > ut puuvit y * Euro 
veiodus tu^ fubíidio » in flumi- 
neAna divino brachio pr^ipi- 
tatus interüL Quo iu extinélo» 
mox quo coeperat Gaifericus 
enavigavit. a 

6. Suevi fub Hermerico Rege me- 
dias partes Gallaseis depredan- 1 
tes f per plebem , quac Caftella 
tutiora tenebat > a£ka fiiorum 
partim casde> partim captivita- 
te > pacem quam ruperant> fami- 
liarum quas tenebatícur redibi- 
tione inftaurant. 

Per Aetium Gomitem non pro- 
cul ab Arelaras quasdam Gotho- 
rum manus extinguitur 9 Anaol- 
& Optimate eorum capto. Ju- 
thungi per cum ítmiliter debel- 
lantur^ieKoci. 

Fc- 



430 






\lHilMr. 



>44B 



Oijrmfiadai. 



>+» 



.c^jíCi. 



£e}ÍKjjqut dkcbatilr Paliicíus 



7- 



. ;*i.ii' 



t*-"'- 



431 



432 



Itis)eiiiue,tiiiiit4tu ocddimriiii- 

Ae(ias;Diix ittriuTque niiUtúe 
Nqios edomat rebell3nt05.:Rur- 
íboiSinVi initam cum Oallsecis 
páoem libara fibi occaíione conr 
turbant. Ob quorum deprxda- 
dnwm IdatittS Eptfcopus afl Aa> 
tíupi DucAm , qui exfMMÜdoneai 
aji^ebat in Oallii» , fufcipit lega- 
tionem. . Vetto^ qui de Qochís 
doloafe.adTKjaUxciam veóerat| 
fine aláqod <fie¿bi zttlit al Go^ 

OOCQI (B^-Supériris pier Aettum in <erta- 
mincFiancis , & in pace f^Tcep- 
tU- , Cenfiírius Conies le^atus 
liúttitur ad: Suevos, fupradido 
íecaih Idatió rédeunte. 
. Bkjoiñcias in zmulationem 
'Accij: de AfíricSa per Flactdia^m 
.'•CTOOátus m.Italiam ad Falacium 
xédit. Qui. depulfo Aetio in lo- 
.xuñajus fúcccflcns , paucls poft 
rfneaTtbiiS'iliitó adverruth Ae~ 
rrkJkioi confl^hi^ de vulnere quo 
^ñia¡itpacjf{Cüi interiit. Cui Se- 
baftiahus eenet rubñícurasper 
Aedum de palatio ruperaáus 
¿icpcUiturJ. ; 
^Vi^tí£o<^n{'<ii\o ad palatttuní, 4^3 
H^rmapiófa p^cein cum wallx- 
íCiavtlnB*i^r3c|iabatur a(tidu¿> 
ifufa» intecventd Epifcopati datis 
I |üñ«éfbcmí)c obfídibus. j 

-iSjlnplumus! Epifcopus per 

iu eimiMiaal-ICoAiitat^ ^legaiM 

TamJKiyjO f Zz i roif- 



a) tSt.Gtai*AoJlffúfie0Sfi^¡MCtrU¡d$inUrJ¡íi¡ttiGtfi^Mt'f4Ít 



r^iii 



mm 



I 



A»ti i* 4h*)filjmft*ÍM. 



2451 



» • ■ 



nüíTus ) rebus in cafum fitiftra- 1 jc/i* 
turarrepds; I 

InConvehtu Lucenfí dontra 
voluntatem Ágrcftii Luccnfís 
£pi&opi> Paftor> ce Syágrius 
Epifcopi ordin^ntur. 

Aétius Dux utriufque militiac 
Patricios appellatur. I 

a. Sdxiftianus exui & profíigus ' 
cfie¿his > naivigat ad paiatium 
Orientis. 

Romans Ecclefíx XLIf • ha- 
betur Epifcopus Xiílus. 
245a I* 4 II. HicroíolyinisJuvcnalcm;Epif-'435 

copum prsdíideíe Germani Preí^ 
bytéri Arábicas re^yoiiis exinde 
ad C^axiam venientis j & alio- 
rum Gratcoruní relatione com-< 
perimusi ádjiciéntibus Coáílan- 
tinopoüm eum ;cum alus > oc Pa- 
laiíHnas Provincias & Oaentis 
Epifcopis .fcvoíatum > fíibi pras- 
fentia Thcodoáj Augufti ,■ con- 
trajo Epifcoporum intctíúiSé 
Coiudli^ ad 4cftnienda4 He- 
bionitatumnasijeíiin, quam Nef- 
torios ejiii¡dem|UrbbEpiícopus 
pravo . ásoXñíútúx Sedas r4fuici- 
tabat ingenio. 

QuQ vero ; tempore Sandi 
Joannés^Hier^nymuSy o^ alij^ _ 
quos ívígát 4i|úmii4^9 obiefi^H*' ^'*^ 
^ vel quas Jóinn} ante Juveialem 
; fucociTerit y íicpt & feciflel cog- 
nitiun ^ cft dn j brevi feniorem 
jquenádam ^ réferentum fermo 
^ ..nonedidit. I i 

2451 CXX^;^;ix«)Ntu:bónsiobvkleri cocptk per 
^1 . . >.v J X5othii6f.ov < ' I - 



t 



43<5 



mi}UMr. Ol/m/UJ^. 



Ji.;i.D • 



2454 



J+SJ,; 



■.n , 



! "' 



3:-, 

j1, iii.; 






■ :4' 



:: Bvtaondionfes qui rebdUave- 
taBÍ4 i Ibñhaims duce Ae^de- 

> Unoicbdein^ue tempoce Ale- 
xandria! !Cyn|lum Epifoopum 
pnsíideic , &. Conftantíiiopoli 
Nd^oñnai - haireticum Hebio- 
nmm* Cyrillj ipüus adíeum- 
dem. Epilraia ,; & hzreíiEñ def- 
ttuentu ,Si r^ulam ñdeí expo- 
nentu oftcBdit. Hxc cun^ alus 
habentuí allata. 
ty Nubona obfidione liberatur 
Aetio Dace^ 0í Magííbo: núlí- 
Ciun. Burgundipcum caefa vigin- 
ti miUia. 

Ruiítts Ccnforius & Frett 
muDdiu legati mittuntur ad Sue- 

14. Oochohiai ccfa o£to miiUa fub 
AetiQ £>uc¿. . 

. rrSiievicuai parte plebis Gallx- 
iCiit t:.fMÍ- advctCabantur , ; pacis 
jumiconñrmai^. 
D pii HinNtfrícus íRex motbb op- 
-ij^aflUir.'fioctitbm ñlium i fuutn 
I .lil&ftitutt&ñregnuin : qui ^nde- 
1 -JBftOvri etiihi iiÉt quam habebat 
i mfHMi ad.fitDgilionem:Bxtica; flu~ 
; ñifia apeno marte pcoí|ravit, 
( niiíignis e jus aiiri & aigen^ opi- 
I toifeCXCCUpatis.! 1 

1%. Cardiagtúi: iraude deccpp de- 
■¿iin><;^ufoKil. Novemtj. om- 
neiQíMÍíltain Etex Gaiferiaus ín- 
■tatói^'n- 1 1 

Bello Góthlco fubThebdore 

, 'BiCgftjiapttd Ifoloraiii L^orius 

Komaous^uxWonfultiiv cum 

Zza ao-. 



Mi 



437 



438 



439 



4457 



cccv 



I f, 






«y «* 



.< 



: ¿fj 




áuxiliari mana irruens » cxíis Xft§ 
. rhis t ipfevolneratus capitur ^ & 
poft cues paucós occidituri 
. í Itttn Romaicos & Goth<>s pax 
cfBcituf. 

Gaifericus elatus impi^Ep:íl 
! copoayQcrumqueCarthaginis 
depeUit ex ea > & juxta Prophe- 
tiam Danielis demutatis inini(^ 
teriis Sandorum y Ecclefias Ca- 
tholicas tradit Aríanis. 

Rechila Rex Suevorum Eme- 
rkam in^reditur. : 
iS. Xiaifencus Siciliam de^da- 44^ 
. tus Pánormüm diu obfédit : qui 
damnati á Cathoiicis Epifcopis 
Maximihi apud Sidliam Ariano- 
rum ducis > adverfuitn Cátholi- 
cospraecipitatur inftinftu> jut eos 
quoquo p^Qícf m impíetatem cp- 
gerct Atiákam. NonnuUis de* 
clinantibüs > aÜquanti dudantes 
inCathotica ífde confuniavere 
martyrium. 

. *GcnfiUii]s Comes > qui f^a- 
i : tuiimiÚiis fiüerat ad Saevol 9 re- 
T fidettf iíÜÜtyUi, obfeíTus \ Rc- 
... chUatoltace 4tradidit. i 
2458 .2 ij. tija 'Súevoivua diuturnb per'441 

\ amios fefttem i morbo ad&ous 
fliOfiinicJHtarniá^ 
: RjMiüecfíila! HiTpali otttenta 
Bcf kÉw ^ 4í Cartkagi 









^' 






■r > . • n:v( I/1 .1 >. Itovv^cittin ^oam r 







-iJi* 



Sabilb. Epiíjbopo de Hifixüi 
£úQiobe depul^o y in locum ejus 
£{ñphaQ|uS' otdinatur mude» 



i 



I 



1 



Witáti. 


OlfW^MdéS. 


*VS9 

• .1.. 
-Cí si' 
t 


3 


ccdctf 


. .'t 1 


, ■ C í 


r_: . ;.:_. 


2401 


CCCVI 


■ívsi.'- 


X .i^^ii.; 



'"»• 3«ÍJ 

wmjure. « Xfi» 

Amirius Dúx utriufqaeiuili- 
tix ad Hirpanias tniíTusl^rca- 
concnlinni-cxdit multituc^eiii 
Bacaiubrum. » 

iS,Cocactm (idus appaterc'ínci- 442 
[út mcnfe Deccmbri : quod 
per menfes aliquot virumj fub- 
ut^oeaús in picftUentia pls^xj 
quv^finttip tbto orbetfimjía 
eft r Pnk^fit oftentum. ! 
. GDfáftaniincqpolitanx £ccle- 
üx áé^(o Neftorio praeTidet 
E^co^FUyiano^ ; y. 

iy. i'Afiaha-M^iftco utríufqiíe 443 

m^óx '^enec ipfíus fuc^eubr 
'Dpfífmttitiir MecobaudisL na- 
ta" nobilis t & clo(^uentͫ me- 
ntó TcL máxime in poetnatis 
ñudio veteribus compacandus, 
.-.teOJatotao etiam ptovehitur 
vitanumm. Brcvi tempor^po- 
tcftaüs fíue jAiraccllitanprutn 
&an^t tnfolentiam Bacauda- 
rum. Mox nonnuUorum invi- 
dia perurgentc ad urben>B.(H,. 
mam Tacia pra:ceptÍone tevo- 
..catur. ' 

20. SdbaíHanus jllic quo confu- 444 
gciát , deprefajcnfus fíbi advei- 
ia moiin , h Conñancinbpoli 
ñigit adm6nitus>& ad Theodo- 
lem RcgcmQuthorum veniens, 
concjúslitam ^bi qua potuit 
Batarionain hoítis ingreiÜtur. 

AiU.^Aftnrwcnfíuibe GaUkcia:^ 445 
. qiádjon ai^te jlíquotannbsla-: 
i i ten-l 



(a) y.hllettU, (b) V.'Up9léii.n,%, 



]Jl1ÁtieAhf* Ol/m fiadas í Tmff. 9¿(¡ ''**'"^ ! 






240$ 



m "ti" -• 



» ú * 



' . t 



J 'J 



: I I 



4 » 



24^4 



r • 



« > 






tentes Manichxi geflis Epifco- 
^libus.deccgantur, qiue kb Ida- 
tió &Turibio ^pifcopis , nui eos 
audiexant y ad ; Antoninam Eme- 

. ritenfcm EpifcOpum ditera funt. 

Wandali naVibus^ Tur(>nio in 

licoreGalla^iaf rep<inte tdvedi 

. fiunilías capiui)t plurimortun. j 

Sehsd^iaaus ^de Bai 

gatus.mi^t adWaní 

PtrrEpiicopuin R 

prasfídeiKem gpfta de 

f>er Provincias (tiriguntun 

12, Vi^ Magifter utriufque mili- 44^ 

1 ti2t .Aftas M íHifpanias taoiflus, 

. non lext^iue nianus fiílcus auxi- 
lio ^: aim t^arthaginenfeS vexa- 

.'\ xctl de iBoaticds , fuccedtntibiis 
cum.Rege: íuo illic Suevls , fu- 
peratis etiam jin congrefsione, 
qui ei ad depijfedandum ih adju- 

. torimnrjveiienlnt Gothis) terri- 
,tus fliifittabilii timore d^Sagit. 

I Soevi exin iilak Provincia^ ^^g- 

na depradatione fubvertünc, 
33. RomaiflB .Ecdeíix XLItL prx- .44' 
fidet . Epiícop^is Leo : i hujus 
fcripta per Epifcopi Turibij Dia- 
conem Pervincum' Xfiíntca Prif. 

' cilüaniftas ad HifpanienfesEpif- 
copos deferuntur. ínter qux ad 
EpifcopituLTuribium de obfer- 
vatione. Gathoiicx FideiL & de 
iixrefum biafj^hemüs » clirpuca- 
€io plena;£rigitur » qux kb ali- 
quibtift.GaUaBas fubáolo ptokat^ 
tur aiiiitcio. $ T 



^ 



(*) 



I V' u mté IX, . 



So- 



Solis -fiícta dcte¿tio dic dcL-imo 
Kal.Januárias , qui íuit tcctia 
Feria. * 

2465 CCCVn 24- Rechila Rex S^ievorum Eméri- 
ta; gcntilis moritur mcnfe Au- 
gufto: cui mox $lius fuus Catlio- 
licus Rcchiarius fuccedit in rq 
num f nonnuUis quidem íibí c 
gente fuá zmulis, fcd ia^nter. 
Obtento tamen legno , ílhc mo- 
ra ulteriores regiones invactit ad 
prxdam. ¡ 

PaÍY:entium quemdam ¡ urbis 
Rbmx , qúi de Afturica ,diffii- 
igetat , Mahichxutn Antdninus 
Erafcopus EmeñtiE comprchen- 
dit , audimmque etiam dé Pro- 
vincia Luíitaiua facit expcÜi. 

Per Aiulfiím Hifpali Ccnfo- 

riu5 jn^ulatür, ■ 

246^' 2 15. Rcchiarius acccpta in donju- 

■ ^um Thcodorip Regis filia, auf- 

picaras initiumiRcgniVaftfonias 

tdepfítdatur mciiíe Februano. 

' Balillu* ob teftiinoniumiegrc- 

gi; aufus lui co|igrcgatis líacau- 

dis in Eccleíia Í"yrialbnc fcedc- 

ratos occidit , Ubi & Leo cjuf- 

' dem Eccldfue Épifcopus ab cifr 

"denii qui curti Bafilio aderaiit, in 

' co loco obijt viilncratus. 

1' Rcchiarius ínienlc Julio ad 

Theodorem foccrum fuum pro- 

fc&JS , Ca:farauguftanain rc- 

gionem cum Balilio in < redi- 

tu depRedatur. Irrupta" per 

doIU9^UerdenÁ urbe a¿la eílj 

i- I nonl 

(a) V. ¡a n»é 13, - .' ! 



[AfhideAbfi 



*¥7 



t: 



« ■. • 



Ol/tnfiadas. 



24^8 




f r I 



non píarva captivitas. 
16. Afturius vir illuftris ad ho- 
norem provchicur Confulatus. 

' TBtf apíi áielaptt tfthn viciados 
hs nmmeros Imperiales y como fe ex- 
ptkarÁ en la Nota 14. Pero fin 
akerar el orden pMicado ípone-^ 
mos al fin de cada párrafo , entre 
parentbefis , el año que fe debe 
atribuir d los fnTeffbs , fegun lo 
^e fe dird en la Nota citada. 

SebaftUnus exul £idus ad per- 
niciofam íibi , fícut poft exttus 
docuit 9 Gaifeiici cpnfugtt po- 
teftatem : paryo poft tempore 
quam venerat pee eum jiibccur 

occidi.(A49) ; 

. Db Galhis Ej^iftolae de&cuntur 
Flaviani Eptfcopi ad Leonl^in E- 
pifcopum miflb cum fcriptis Cy* 
rilU Epifcopi Alexandrini ad Ncí^ 
totiani.Conftantinopolitaniiin de 
Eutychete ilebionita hxrcticoji 
& Leonis Epifcopi ad cutnicm I 
. rcfponfa: qus cum alioramEpif- 
coporum & ^eftis, & fcriptis,per 
Ecdefias dlngiíntur. (449) 
27»TKeodo(i.usimperator moritur 

* .Conftantiaopoli anno xtaás Cux 
V quadrageHmo odavo. (4>9) 

Poft qttcm XLIII. ftatim* apud 
ConftantirtOpolim Marcianus á 
militibus & ab excrcicu > ihftan- 
tejetiam foforé Thcodofíj Pul- 
Cheria Regiíaa , effícitur Inipera- 

• ton i QuajQbi ín conjugiutn ad* 
fumpca regnat in partibus Crien* 

tí5.(4JO) 

ya 



s 

d 
43 



43 



- 



■;«ft!' 



r. OifiKfiMiéi. 

GCCVJil 



3f8:iValencÍDÍaiu Imperatons ma-'x 
tCE'nacidia-pioñtut apad Ro- 4 
nuin.(4co)'- 1 

In GaUaéchi terrcmonis afsi- 

' ilu¡,figna> inCÉlo pturjnu oC- 
.téniiunniT.i Kam pndieJNonas 
Aprins -tóRia FeHa poft Sblis oc- 
cafum ab'Aqnilonis pU^a Cx- 
lum rubens ^cuc ignis , vxt fan- 
^s , effldcüt , Üntermilttis pee 
ighetAn rabaren} lincis dlariori- 
bas in fpecidn hjiftarum tutilan- 

• dumdetbamatts:! die clafalb uf^ 

2 fie inüavüd noftis fere terriam 
gni durat 'oAqnfío , quz tnox 
ingchti cxitn pcrdocctur. (470) 
Gens Honnorum pace rupta 
depnedatjir' Frovincias -Gallia- 
. nim -.ipíuámz Civítates effrafbe: 
iü -Giutapis jCatalaunicü haud 
. longe- dcQ'^itate , quarn efFrc- 

f;ranc , Mcttis i Aetio Duci , Se 
cgi Theodorij quibus crat in 
-■ pace fodetas, aperto marte con- 
. flige^Sj'idmno icxfa fiipcratuc 
i.auxUio: bcUumjnox intpmpefta 
■'. diccmit. Mlibx iUic Theodores 
proftratus occubuit: CCC. fermé 
fliilUa hbtninumjin eoccrtamine 
■ .c^dtfleinMiomntur.(4ki) 
Multaaniío Ifgna prtjcedunt. 
(^intoKalii Oitobns ^ parte 
Onentis Líitia éufcatur. 'In die- 
bus foqitdntis Pafchx vifa qux- 
dam ih C^lo re^ionibus Gallia- 
nua , Eptftdla 'de bis ^u&oni; 
Au^uOodunenfif Eptfcopi ad 
Agrtppinum;ComÍtcmfa£ia eví- 
dentcr bftendic.'ScelIa Cometes 



At9sliij4lf^. AOljmfia 



fl.CCCCLXX 



á décimo ^ttto Tal. J 
pafcre incipityquse tertio Kál. 
düaculo ab Oriente vifa » poft 
occafum Solis ab occidua parte 
mox cemitur. Kalendis Augofti 
á parte Ocddentis apparet.(4^ i) 
Oodfi) Theodore. Thoriímo 
^fiUuseyus fuccedit in regno. 

(451) 
Hnnni cum Rege fuo Attila 

ffdiftis Gallüs pdíl certamen Ita- 

liam petont. (452) 

%9. Secundo re^ anno Principis 

Marcüuii Hunni qui Itaiiam J^ras- 

dabantur y alic^uantb etiam Ci vi- 

tatibus «irruptis > divinitus par- 

tim fiuBe, partim morbo quodam 

plagas cacleCtibus feriuntur : mif- 

la etiam per Mapcdanum Princi- 

pem Aetío Duce cacduntur auxi- 

iüs ;.pariterque in fedibus fuis & 

caddtibus pla^ > & ^r Mar- 

ciani fubiguntur exercitum : & 

ita fnbadi 9 pac^ fii¿la cun^Ro- 

manis > poprias^ untverfi tepe- 

tunt fedes > ad Auas Rex eprum 

Attila 'mox réverfus intjeriit. 



ap- Xft» 






4J3 



. \ 



:> i 



'''^ 



d Suevos Manfuetus Gomes 
HiípáñiarQm^ &| Pronto fimiliter 
Gomes 9 Legati { pro pace' mit- 
tUDtur i & .^riftent condidones 
injiindas«(453)' 

Thorifino Rei Gothorum ípi- 
rans hoftUia á Theudoríco de 
Frederico fratribus jugulatur: 
cni Thcudoricus fuccedit in reg- 
no. (453) 

Ter- 

4 .^C) BJhitálfmUmiiém$$^ífKábmáhjKjpii^^ 



\ 



»47» 



»47» 



Ol^mfltdéi. 



'"»■ Í71 

30. Tertío fegni anno Priocipis 
Marciani Regina morituc Pul- 
cheria menfe Julio. (4^4) 

Per Fredcñoum Theudoricí 
Bjg^s fracremBacaudxTarraco- 
oe^Iesaedantiv ex auftoütate 
Roinatia. (4;^ 

In Galfaeaa temmotus » & in 
Solé í^nm in Ortu, quaii álte- 
lo 'recmni concsitante moiiftra- 

tiic.j:^54)¿ i . . ' 

Attuus Dax 4c Patriauarnau- 
daiaixa GBJgai^is accitus¡intn 
paladüm "¿nd ipfíus V^Ientí* 
aiaiú impeatotis occiditúr. Et 
cumiplb per fpbtaTÍum eJDS ali- 
<)iiifiiKuunter¡intnMnifsi jugu- 
iatiturKoM^ti. (454) 

HU geftis Legatos Vakntinb- 
nus mittit ad gentes , ex quibus 
ad Suevos venít Juftinunus. 

(4Í-P 
3i> Quarto regni anno principis 4 
Marciani per dúos barbaros Ae- 
tij ^miliares Vaienñnianus Ro- 
mx Imptirator occidkur in cam- 
po , exercicu circumftante , an- 
no a^tatis fux XXXVl. & regni 
XXXI. Poft quem mox Maximus 
cxGonfulibus XLIII. Romx Au- 
gufhís appellatUr : qui cdm Im- 
peratw £idus reli^m Valenti- 
níaní itbt. duxiíTet uxorem. , & fi- 
lio fuo ex priore conjuge Palla- 
dio, ^uem Caefarem fecerat, Va- 
Icntimani filiam in conjugium 
fTadi4iíret »:n]agnonini tnOtuum, 
oDos Tcrebatur , pcrturbatione 
^aiÚKVttU» & 5uia in ocd£)ruBi 
Jbaz .per 



Oljmftédsi, 



2473 



CCCDC 



; 



i^ 



Tmf. j^^ 

perValentinianum, & inipfíusl 
interítutn Valcntiníani , ambitu 
r^ni confilia Tcekfta patrata 
conculerat , ciim imperium dcfc- 
rere vcHet, & Romam , vix qua- 
tuoT regni fui menfíbus exple- 
tis , in ipfa urbe tumuitu po- 
puH & feditione occiditux tiuli- 
tari. (455) 

Ijno .'ánno in Gallas Avitus 

GalWdvisab exeicitu Gallica- 

, 'ab> & ab honoratis, primum To- 

.;' ioéc) de bine apud Aielatum, 

Auguftuí appellatus , Romam 

pergit t & fufcipitur. (4; 5) 

Ufque ad Valen ti nianum 
Theodcnij geneíatio tenuit| prin 
ripatuni.(4y5) t 

X. BjomaiKkwn XLm. Mar^anus 4^^ 
quarto jam regni fui anno obci- 
net moDarchiam. (4;£) 

Per Avitum, qui á Románis & 
evocátus & fufcepms fiíerat Im^ 
perator , Lcgati ad Marciantun 
pro nnanimitate imtmntar im- 
pcni. (45(S) 

Gaiíericus foUicitatusí relic- 
ta Valentiniant , ut malutn &ma 
dilbergit, priufquam Avitus Au- 
^Hus fieret , Romam injEredi- 
cor , direptirque opíbus Roma- 
norum Carthaginem rcdit, rclic- 
tam Valcnttniani & filiaS| duas, 
'& Aetij ñlium Gaudenriutn no- 
oiine , fecum duccns. (4_ ', 

Soevi Catthaginenícs regio- 
nes, quás Romanis reddtderant,! 
dieDnedantur.(45tf) 
' Ma|]@aBus & Avüitf concor- 
des 



th'ifiJIr: 



4ániiici|niQRoiiuntifuntui 
AvituniFrOD- 




- P", 
racione jiolata 
lenfem Brovin- 
Romano laiperío 
ivadunt. (ÁS) 
gente feptem 
nfi Uto|c ali- 
¡I aiíanti-fadv^ai , virijfcrmc 
ri.COGC^'éxpfditi » Tuparventa 
: multitadlnisj congrégate duo- 
■ . bos tíñtiim dx fuo numero cíFu 
í.'.ganrar dcciíis : qul ad fedcs 
j propriasiredeuntcs Caniabria- 
iifjrumi6r-VarduUaruin lofa ma- 
'-mima crudcUfsimc de|rnedatt 

■ -íuat. (4JÍ) . 

■ Legatl Gothonun lurfum 
T^niunt ^d : Suevos : pcjftquo- 
TBm atdvennim Rcx Sutvorum 
• > Rechiatius cum magna fuorum 
inultittu£ne. regiones Provin- 

■ dx Tarraconenlis invuiit, ada 
illio dcpnedatione , ficgrandi 
ad GaUaedain captivicice dc- 

'dBAiv<4y*) i -;-r 

• Mfnr Hífpanias Rex JGotho- 

U/iüifatJlittodiiñcttS cum^genti 






vitJir, 


Ol/mfUdat. 








/ 




■ 




1 1 


1 • . 

•SI,- 

p 


1» ... - . 


• 

• a 


r m' «C^lllí 1 




. • •: -.«jjfíí 


1 


. nrj 


• 


j .'iii 


• 
« 


'i; í'f:I; 


1 

1 1 


. .: »'•: .Vi'j 


'■■.■. 


j V 


II.": 1' •. 


... .11. 



Imf. 



'«' ■> . .^••^ 1^ 



• f t I 



I • I. 



*474 



4 



i ; \ j 



«.' ■••.• 



j* . ■ j .Jí. /I 



• > j 



f 



í«*i: 



> I • 



i.k 



I • 



374 V ""'r'^^^^'A 

^CKenamluo » & cum volunta*' j^i 
te & oocfinatione Avitijlmpe- 
jratorifti ingrécUtur. Cul cum 
mnltinuUne Sue voram B±t Re* 
idifiariiui<tKcÍirrens duodécimo 
deárfhocicenfi urbe milliirio ad 
ilavÍMa.iiomine Urbicum » ter- 
títiuüobas 0ftobri$ did fexu 
F^eciaítRito i^ox certamjne fu- 
fiefaiiiti{|cxí|s fíiorum akmini- 
busV'iüU^uaitis captisyjplurí* 
'imfi|itt&gafis » ip(e adiextre- 
•iaa9víÍMb ^allaBCtaB pligatus 
yia'e^adk aqprofiígus. M^S) 
'^ Thcudorico Rege cnm exer* 
citu al Bracaram ( 

i i .1fiiiKeíti.GaU»:i« pert^dente 
*f rqúintki Kal.NovemDris oie Do- 
I ininka^ etíi incruenta [fit ta* 
.menfatis moefta & lacr^mabi* 
lis. ejüfdem diceptio Civitatis. 
Rontanorum magna agitar cap- 
tivitas captivorum ^ Sanftorum 
Baíifícae effiradx f aitari^r rubia*! 
ta atque confrada » VÍrgines 
Dei e»a quklcm abdu¿^ > fcd 
integritáte íervata , Clcrus uf- 
que ad nuditatcm pudoris exu- 
tus f promifcui fexus cum par- 
vulta^tle iocis refugij Sanftis 
popuhis^mpis abftraá:Ás> ju- 
mentorum > : pecorum , ^ carne- 

. lorumque hjsiTore lociis (acer 
impletus^ fgripta TuperHieru- 
falem ex parte csieltis irs re- 
vocavit exempla. (456) , 

a.>Rechiarius ad iocum9qtiiPor**457 
. tucale. appellatur > p^fugus; 
iRegiXbcttdorico captifrus ad- i 

- du-:' 



^Jtr* 



m * 

tiquojm cnftodianí re- j^ 

■daoo. > oiíteEis qui de prioEe 

: cettammé íiipernicrant , tra- 

dentibnit fe ouevi{ > aUqiun^ 

ji^úlomÍBiu Íntené¿^ , leg- 

v.'twintfttlbiiftini & fínittmat 

. ;.. , Hififeiq d|cbiis Rechimcñs 
Cdmkis jciiounvcntione'mag- 
iiamul£tuilo]IVandalotuiñ,quae 
■ .iede Catthasinc cuín LX. Na- 
' -Tibus -adXialiias , vel aii Ita- 
-. liam ittoven^,Rc^ Th|:udo- 
^Iriconontanú ocaía pef Avi- 

HeiVchius Tnbnnus Leca- 
' tus aaTheudori^m civn^' 
cris munuibiu mifllis ad Gal- 
¡aesiua vcni^ , nuntíans ei id 
ipiod fupra > in Cornea czíam 
miiltituduiem Wandaloriun , & 
Avitum de Italia ad Gallias 
i^íate fuccefsiífe. Orienta- 
I liubi. naves Hifpalim venientes 
: t>erMuci^i execdtum cxfas 
Diiitfiai.^45^ ^ 

. ;jOctñib¡B.echiario mcnfe De- 
cembü Rex Theudorices de 
GaJlxda ad LuTicaniam fucce- 
ditL<45Í)< i 

)■ -in conventos parte ^raca- 
rec^s .iatcocinantum dcprxda- 
tiópcrpeíratur.(45í) i 

Xiulfus dclcrcns Gothos in 

Galaxia reíidcr. (456) , 

Sueviqui Eemanieranfin ex- 

. , trema parte Galizcix, Mafsi- 

lix fíUum nomine Maldrán fíbi 

.,.B.eg|CiHC9pJlituunt..C4y^;-i L¿ 





u 


^^^^^1 


■,,j ,>.. 

.,Ml y, m 
o- 
:, l( . 


'-'■■ 376 ^. ^ . . 
■ TliDudoricps Enicrltaoi de- 
pr.xdari , Tolcfis Umitas EÍiUlia: 
Martyris Krrfctur oílcntís (45 & 
3. Tertio annp Avitus feptimo 
' mcnfci poítc^quam á Gajlis, Se 
"- á Gothis faíHis fuerai Iinpcra- 
tor , carct impecio ; Gothoruin 
prumiíTo dcftitutus auxilio ca- 
rct & vita. « (4J7) 

In Orientis partibus feptimo 
anno Imperij fui moritur Mar- 
cianus. C4)7) 

Romanorum XLIV. Majo- 

rianus in Italia , &Conftanti- 

nopoli Leo , AuguíÜ appeUan- 

tur. (4,7) 

Xi Thcudoricus adverfis fibi nun- 

' .ciis lerritus , mox poft dics Pif- 

' ch« , quod fuit quinto t» Kal. 

Aptilis , de Emérita egceditur, 

& Gallids tepcieris , partfctii ex 

ca nu.im hnhcN.ir miilrirudirií^ 


Xf,. 

458 

459 




^ 



ófyti^édái. 



Tmh^r 



p7 
cet' dihnis érnátus & ufas au- Xf» 
filrtut. Dúo; ilUc Epifcppi ín- 
ventí cam ^mni Clero abdu- 
cuntur ih ciptivitatcm;: inva- 
lidior promtfcui fexus jagituc 

>miretanda captiv'ttas : retiduis 
& viacuts QMitalis'dbihibus da^ 
tís incendio!, caraporum loca 
v^antuil Palentina Civitasfí- 
mili quo. Ai^rica per Gothos 
peñt exüio.¡ Unum Coviacen- 
ftfcaftnim tiiccnmo de Aftutt- 
.ca' miUiarioja Gothis diutino 
cettaimbc 'fecigatum , auxüi'o 
DeihoOibus & obfíftit&prx- 
valet : quám plurimis ex eorum 

< matiui interferís reliqui levet- 
taiitUradG3|llias.(457) < 
Aiul&s di^n regnum Suevo- 

: ruiB irplrac , Portucate morttur 
.ménfe Jdnio. (457) 

Sucví in partes dtvifí pacem 

; ambiunt Galixciarum : f qui> 
bus pars FraAtanem , pa¿ Mal- 
dram Regcm appcllat. &)IÍto 
moic'pemdtx Ludcanirim de^ 
' piraedatnr pars Suevoniiii Mil- 
dtam fcquens : a¿la illlc Ro- 
manoruniC3ede,prxdtfqde con- 
• traéis vCivitas Ulyxippotia fub 
fpeciepacis íntrarur. (457) 

* FrantancsinoriturperPaf- 
cha & Pentecoftem. Jiibcntc 
MaLdia Suevi in folitan] perfí- 
dtam verfí Rcgioncm GjIIxcIx 
adha;tentem fluminl Ducio de- 
pncdancur. (458) 
Tom,lF. Bbb Qiún- 



M»f ái ákrf¡Á 



i/VÍI 



t . 



f. 



2478 



r • j' ' 



:i<^into I4us 



cxxx 



f • 



•í 



- \ 



t 



• t 



1M 

<|aarta Feria ab hora i quar- 

«i ih hcMram fcxtam ad íieciem 
¡Lime qrdntal vel fextae^Sol de 
iufnineotbistfui minora^ ap« 
■i 4termt.(^58) j i 

^•XSodiíciis exercitus Dujre fuo 
X^yrila á Thcudorico R^c ad 
• Ht^^anias nulTus menfé JuU< 
/.fi»oe£ir:ad¡Baeticaiii. Legar 
. < ) iGoil i ón m g¿ Wandalorián pa- 
) iriter ad Suejvros veniunt&re- 
ívérmntixr.(458) í 

).v71íieudoTÍci|s cum Du^e ruo'4< 
Siinieriod ex( xdtus fui a$quaii- 
taní ad. Bset cam dirigot ma-« 
luiih;: Cyrila revocarur akl Gal-- 
' lias; 'Sae?i ti hiiominus l^ufíta- 
>: níía! partes (Jum Maldra , alij 
cum: Remifmundo Galjsciain 
dépratdantur. (459) 

Erulí marítima convenís Lu- 
<eníis loca nonnulla cmdelif- 
fíme invadunt ad Bastícain per- 
tendenta. (43:9) \ 

Maldras teermanum fuum 
fratrem hiterncit , & Portucale 
caftrum ídem hoflds iavadit. 

(459) 

. ínter Suevos & Galléeos in- 

. tecfe¿H$ jaliquantis honevis na- 

tu j 'malum hoftile n^fcecur. 

(459) 

' Le^ati a Kepotiano Magif- 

' tromilitum^ & á Sunierico Co- 
' mite itífii Teniunt ad Gallas- 
eos r nu^tiantes Majoi^aniun. 

i Au- j 



(a) V.KáhJun. V.UNif$Mi^n.%. 




í AMlpAimK & Thaidorícnm J 
B^gemi finniíffinu in^er fe pa- 
cí» jan Aniifie , Gotliis in 
q^KMám certamtne rijpcraais. 

ilcttaUñs ii fine menj 
iltiittgklanis ineiito 
ttfkib<4A>) 

Pct Siiejrc» Luco Idbitaiites, 
indiefacu pafdue RolDani ali- 
qttwncn^i Redore Ciohopef- 
DOjutumpentino (écéri de re- 
yeoeotíafienim occúimtur in- 

CUCfibCfA) 

. Meníe majo Majotiantú Hif- 
paúaa i^editur Imperator: 
4^i«r CanaagmenfciD: Frovin- 
.Cíoni pexienaente , aliquantas 
Aayefcquu fibl ad tcanfitum ad- 
;Verfiw Wandalos prxparabat, 
de ilitore Carthagmenfi com- 
monitt Wandali per proditores 
^rjpinnt. Majorianus iu á fuá 
prdmatioae miftcatus ad Ita- 
lúm ttvettitur. (460) 
, P»cb GÓthici excrQtus i Su- 
íúer'K(f Si Nepotiano Comici- 
bufi,ad Gallxciam dlre£^, Sue- 
vos apud Lucum deprxdan- 
tut, qu9 Di¿tinio, Spinione, 
,& Afcanio dcUtoribtis , fpar- 
geDtibufque ad Iterrorem 
ipropriee yenena perfldiac , in- 
dícate lecurrit ad fuos : ac 
mox üfaem delatoribus , qui- 
-bui jJAipci > Frumarius cum 
mana Su^vormn qufim habe- 
bat ímpulfus , capto Idatio 
EpiíCDpa íeptuDo Kaldidas '. 
Bbba Au-i 



•« •• k 



Í1 

Xmtñ 



b U.CCCCLXXX 




jHUsjhjk^ I Ol/mfiáási. 9lmp. ^ gx) 

Auguíli in Aquasflavieiifi|2^it 
Ecaefía > eumdem Conven- 
turn a grandi evertit cxci- 
dio. (460) 

. Remiímundus vicina pa-- 
riter Auregenfíúm loca > i& 
tucenfis Convcnnis inariti* 
ma populamr. (^60) 

ínter Framarium & Re- 
BÚfinundum oritur de Ree- 
iü potcfiate difleníio. (460; 

Galiaxorum & Suevorum 
. pads quaedam umbra con- 
ícrinir. (4^0) 

A Theudorico Legati ad 
Suevos veniunt , & recur- 
cunt. (460) 

Suniericus Scalabiqpi > cui 
adverfabatur > obtánet Civi- 
I I ' 1 Utein.(4tfo) 

Idatius p qui fupra, tribus 
inenílbus captivitatis imple- 
tis p menfe Novembri nuíe- 
rantis Dei eratia contra vo- 
tum & prdmationem fupra- 
di¿torum deiatorum ^ rcdit 
ad Fiavias. (460) 

De Rege Theudorico Le- 
gati gentis pérfidas rcvcr- 
tuntur. (^66) 

Gaifericus Rex á Majo- 
riano Imperatore per Lega- 1 
tos poftulat pacem. (460) I 
^ I. b Majorianum de GaUiis 463 
Romam redenntem , & Ro- 
n^ano Imperio vel nomini 
res neceflarias ordinantem, 

Rc- 

(a) yjalfotMis, (b) V.Umtéií^n.ii. 

i 






3481 



I,.:. 



COGZt 



^ -BiMUíftb: Itv)»e perdtuf , & 
kivifkiinnircoiMiHo fiíltiu,! frau- 
de- inttcficit: cúcumveñtum. 

"Romanomih XLV. Sevenu á 
'¿'SctiáwR<riiix¡ Aujniftiu áppd- 
'^rtaxax aiiDQ>mKri/lLconia|qiiÍn- 

■i* Sac&ücatí re^t ad Cumias. 
'NepocuníÁ 'théudorícoj ortU- 
jDttnteAibtiñiiin accipit íficceC* 

rr >. :In f rovinda Gallzctji| pto- 
rid^dlámívidqntur figna tíiver- 
'-^«■^nt). TI. Nonas Martias 

«illolum ¿antu ab bccafu Solis 
•Ltina^in&igtiiiietnpleiui con- 

'«dídhift'ldelndiesíuti Feria 

'^itiochia, nia|or.... Ijlaurix 

bnbedieos mpnitis falut^ribus, 

tem dehifcente deme^ítur, 

tantum ipfíus Qvitatis aliquan- 

'Xitquieum obaudicntes itiinori 

-' ÜMnini funtíccuti de iáteiitu 

^ Uberatts > tukiium etiam folis 

i¿acujiúnibus icxtantibus fupec 

.tesnJm. (j^i) 

Gaifcncus Valcntíniahi rc- 
lidam ConñantjinopoUm icmit- 
tit. Filix ipüus una Gcnmiü 
Oaifeiki fUio , alia Olybrio Se- 
natóri Urbis Roinz jure matii- 
mohij copulantur. (462) 

Agñppinus Gallus & Comes 

& Qvis , .^^dio Comiti viro 

■: infigni tnimicus , ut Gothorutn 

merererur auxilia , Narbonam 

' ' tcuUclit Ttieudorico.<i(^> ■ - 

Ad- 






4^4 



Olymfiadat, 



3481 



(^ T.téfltté\ik-».i%» 



Xn,p. ,8 



381 



:»■.:- I ,^:íw 



Advetfus j^^idium Ginitem 
utriuíqacihilitix> virummit & 
ma commendac) Deo Ibonis 
operibus complacen tem , ín Ar- 
inoricafia Proivincta £re£ricus 
írater-Theuddrici Regís Infiír- 
gens f cwn his cum quibus fiíe- 
ratyiüpencus occidítu[.¡(4¿3) 

Cum Pal^oríOjVito nobái 
Gallxcia.i.qm ad fupradiftum 
fiíerat ^Re^ciq Cyríla Legacus 
ad Gallocuin veniens , eiintcs 
ad euQidem iRcgem L^atos 
obviat Remifmundi : qüi re- 
,^fsi. íó iceleri , revecEentem 
CyrUaiki 19 Li^ccnfi Urbe fufci- 
{úunt, Pcift fujus mox égrcf- 
fum d^ Gallaetía, Sacvi ptomif- 
fioaum íluiruiji ut fempeé falla- 
ees &perfidÍ|divcrfaloc4 infc- 
licisGaUatciaqfolito deprícdan- 
cut. (4tf O 

Per Theudoricum ad Suevos 
Remiltnuoduf , & CyríJa cum 
aliquanti^ Gbthis , qui ' prius 
venerant reaiittuntur. Cyrílla 
ín GailsKÍa remanente , BLemif- 
mundo mox recurrente ^d Re- 
^m > ínter Gallxcos & Suevos 
indifciplinata peiturbatío do- 
minatur.(4tf3) 

Romai^x EcclefiaeXLIV. prx- 
üdec Epifcopus Hikrus. ^4^3) 
3. 1» Ncpotianus rcccdit!é cor- 
pore. (4¿4) 

Frumario momio RemUmun- 

dus ómnibus Sucvís In fuám di- 

■ tio- 

(b) .iits4<4. r.(<JirfMl4.».i». 



4¿J 



MJk. 







!il:!i;j 



....„ -, i]-1tM(blM 

iHi:rí imrv ril(«ArinSléu 
b:n!Ínr n: lrJtÍfilK|tf>M fe 



-líitrjdbliosi-jd; 



itsi] II xoni trj 



(. il:r.,- 
íi ?"■ 



■ I. rl 
. ■!■ 



jure relrocatis x/ 

Lt eUpfant. ^-í^^) 

Lio rupnuÜQi viri 

- -er OceaBum ad 

:uiit, quije 

iri menfefrerer- 

wal. j .ugufti 

Feria ín i xciem 

Sol de umíne 

inhot mfex- 

i«ñllltu4.tninotatus (4^4) 



»483 



iñciim f qt í fimi- 
Mbsfrftt» ad tLemifmuiM im rc- 
/ uihciMií^pAR ¿monim a( jcdio- 
^A mt'x tVtA Jmwienim , dir :€ta. & 
V eoi^ge'&uanhabcrct.l 4ÍS4) 
iL'm Watitfui ptr MarcelUtium Ín 
fjficÜlirtcaTt |:ffugantur íex ea. 

' ' i-'i^taius moritur > auj dicunt 

ixt^u^valij .veneno dc^eptus. 

'('•<^é.'d¿fiftctitc mox Gcthi re- 
' nones bivadbnt , quas Bpmano 

; :ftomiriÍ' tueblitur. (4^4) .; 

■ '- SiKvi Gonimbticam 'doloi^ 
ingrefsifiuniliam nobilcmCan- 
■tabri fpoMant , & captivim ab- 
docóor-^atrtm cum filií^» (464) 
; -iegati' coldem anno fiuabus 
vlcibui áRege Sucvoruri mit- 
tfiñtut ád Regcm Theudori- 
Cut», ad qucm & Arboriús pro- 
íltífbitdr fev<^atus. (464] 

8; 4^ Revtfríi ¡Legan Sucvomni', 

o&íiíTe'nuntiant Severuin,Im- 

^r^ fue anno quarto. <^i fu- 

j#4 Kmictuqtur adCoíimbri- 

cam. (4^5) ' Ajax 



.r Ol/mfisJáu. 



»4*4 



J 



Ajax batííme GiUnt i ¿ffec- 

tus apoflnta [ & lenior Asignas, 

.'mtit'.Suevoi Reos fui kuxilio 

. íhOi^íplFhoficaefidei i DivU 

, , naí Xruiifañ^} cmcrgit. pe Gal- 

■'.i^auu'^CoDtminiin habitatione 

ADCficflifcnlni ínimici hominis 

; vims ajlveaóm. (465) , 

, Sieviadv^rfum Aunooenfem 
:4svítim44ebfm:qaa dé caufa 
IjegAti a Theudonco ad Rcmií^ 
manduvi! mlttuntur inca(rum> 
J^cctique abi co mox r^unt. 

De Conftúitinopoli áLeone 
Au^UAq Anthcmius (ratcr Pro- 
.copij Clin K^tcellino , ailíifque 
cotnidbus v^ cie^s,i8cciim 
ingenñ multinidine excccitus 
CPpkfQvad Italiam Ded ordi- 
nante ditc¿ti^ afcendit. (466) 
Romanorgm XLVI. Anthe 

^ milis oi^Vo tnilliario de Roma 
Au§uAuffapteilacur,afin6 Leo- 
nis tmpécij a£^vo mcn(e Au- 
giifto.(4íí<í)l . 

'• I. Expeditio ad Africafti ad- 
vcrfus Wandcüos ordinafa me- 
tabolarum cdmmutatione & na- 
vigationis iribpportunitaie re- 
vocacur. (eoik» al margerA 
Per Xhcuílonaim Salla Lc- 

facus mittitpr ad Renüfmun- 
um Regem Suevorum , qu¡ re- 
. v^fus ad.G4lias eum á fratrc 
ruoEuricorcpcrit mcctfe¿tum. 
Euricus páii fcelcre quo ñ:a- 
ter fiicccdit in regtium : qui ho- 
aoce pcovcdus oc ciinünc Le- 



457 



u^Ar. OtfmnUdéi. 



248J 



cccxn 



pkXdi ad Kcgeüt dir^t Sfievo- 



nim y qaibus fíne mora á Bjcmif- 

mundo rcnúísls , cjttfdeiii Regís 

' Legan adlmpcratorem , alij ad 

Wandalos , aUj duiguntuc ad 

CSoduM. ; . 

De Aanonen$ plebe, aii Sue- 
ToroiB adveiíabatur hoflilitas, 
C^io ciim viris fecum k Rege 
piofedis , & cnm aliquands qui 
cum ipfo auísi fiíenuit , coyeiti- 
tu£. r 

Gotlü,qm ad Wandaloi mif- 
fi fuerant » fupradifbB expediño- 
his rumora perttrriti , revertan- 
tur in ccleri : pariter $c Suevi, 
qui poft Legatos more folito per 
diverfa loca in prxdam difpcrít 
fucrant » ccvocantur : fed paucis 
poft menfibus ipfe Rcx Sucvo- 
rum ad Luficanlim tranfic. 

2* Conirobrica in pace decepca di- 4^^ 
ripitur : domus deílruunturcum . 
alitjua parte murorum, habita-I 
tonbuíque captis atquc difper- 
fís , & te^iodefolatur & Civitas. 
Lcgati de Gothico reverfí 
pórtenla ínGallüs vifa aiiquan- 
ta, in confpeátu.... fimitem ip- 
il de continuo paruiíTe Soletn 

alium vifum Solis occafu. 

Coc^regatis ctíam quodam die 

. concUij fuiGothis teta qux ha- 
bebanc tp manibus , á parte ^r- 
rí i vel acie , alia viridi , alia ro- 
feo , alia croceo , alia nigto co- 
lore naturalenr ferti fpeciem ali- 
quandiu. npn habuitTe mutata, 
Medio Xolofx Civitacis hiíHem 
•rom.iy. iCcc dict 



Xfn 



wJjmfUdái, 



dicbus é térra fanguincm eru-'xyí» 
pilfc , totoquc dici fluxiílc cur- 
riculo. 

3. Lcgarorum Sucvorum rcditum'469 
aliquant.i Gothorutn manus in- 
fcquensEmeritam pctit. 

Ülixippona á Siicvis occupa- 
tur , civc fuo qui illic pnerat, 
tradentc Lufidio. Hac re cogni- 
ta Gothi , qui vcnerant , ¡nva- 
dunt , Se Suevos deprsdantur, 

f'ariter & Rnmanos ipfis in Lu- 
itanix regionibus fervientes. 

Legati qui ad Impcratorcm i 
mifsi Tucrant , redcunt, nuntian- 
tcs fub prarfentia fui magnumj 
valde exercirum cum tribus Du- j 
cibus Icílis adverfum Wandalos , 
á Leone Impcratorc defccndilVe, ' 
dircílo Mjrccllino paritcr cuín 
manu magna eít' 



■ jCá: 



QlpKfiáiM, 

: o ^ 

mi 3c 



-tum p^ hdñiStatfl^&viunt, 
^rtcs'etiami Uufitanúfc depra^- 

gitur. ^ _ ^ 

fituríBíiiúik óctra, folitam hoc 
jeodem,tcrapocc amius tú) 

OVMi»') 'aMtlMSsS'^ytflQilil Ib 
& omniuv fru¿lumn pennim- 
tfitnrtliStMMUlur.' ■ ' ~.' .^ ■; " "^ 
' Si^acdamalíquMtt' StpMH 
digia in lods ■ CállseciaE pérvi- 
dehtuT. bi Bmdne Minio, de Mh- 

^^nicípip Lais ftúlliatío' ferine 
qninto cai»uncar piTces quahidr 
noví vifn & fpecie , fictlt remlc- 
re qoi CGcperant chciñiani & re- 
ÜKÍoíi , Hebrxis & Gtxcis lítte- 
nSjLattnis autem £rarum nu- 
mérif infígniti tu CCCLXV. an- 
lií: circulum condncMcs , parí 
menlhim intcrvallo. Haud pro- 
cuidc fupradi£to Municipio in 
fiteciem Icnticulx viridifsinio- 
rum ut herba quxdam forma 

fianorum plena amaritudin¿ 
eflbidt i Czlo : & multa alia 
. ofteou , qux memotaie prolí- 
xómeft. 



Ccc2 



Hftv 



3«» 




N O T A S, 

C o R R E C CI O N E S^ 

SOBR£ £L CHRONICON DE IDAaa. 

N OTA L 

1l>e U ftíría itThetdtfi» ti Graniil 

po ds Tlieodofio , \y de mA 
Nación muy diftante de Efpa- 
ña ! haviaido ercrlto en el aüóo 
quinientos y treinta yquatro,- 
(en que! acabo fuCiuoniconf 
en el CdnfuladoIV. dejuflí- 
niano) y liendó lUrkiano , co- 
mo dice Caliodoio Infi. Jiv. 
cap. 17. 'Por tanto teniendo 
contra si i otros Efcritwes mas 
antiguoSíY ^' ^'^° <^ ^ aüf-_ 
mi Nación que Theodofio^ pa- 
rece ^uc fe debe poíponer fu. 
autoridad. Tales meten Zg^ 
mo, HiftoriadM: Griego , y Ida- 
ció natural de GaUaa. Uno y 
otro vivían » quando impero 
Theodolio : Zoítmo ercribio en 
la entrada del ^glo' quinto ; y 
h^>lacdo en Tu M. 4. denuef- 
tro Emperador , dice afsi : ók 

que es lo mífmo que orímnJ» 
de Cauca f Ciudad dt Gaitda em 
UffMé : y aunque poc la dif* 
rancia de la Grecia le auicras 
quitar algo , tienes mucho ^ue 
ana- 



iL^oi.deTheo- 
doTio dice Ida- 
ció^que eñe JEm- 
pcrador fiíe Ga- 
llego,. natural (fe 
una Ciudad llamada CdWtf. La 
iqas cqmun opinión le hace 
Andaluz, recurriendo a la Ciu- 
dad de Itálica > Patria de Tra- 
jano. Unosy otros tienen en 
qiie fundaríe : y como el Hé- 
roe es tan grande , bien pue- 
den competir por ¿I muchas 
CudadiCB. Yo no tengo inte- 
ths en los Partidos : por tanto 
mirando imparcialmente los 
fundamentos , me aplico á la 
parte de Galicia, pues hallo 
en fu favor la mayor antigüe- 
dad, y mejor calidad de los 
apoyos. 

2 £1 primero que hizo An- 
daluz i Theodofío fije el Con- 
de Marcelino , que empezó fu 
Oironicon , diciendo : Tbeado- 
fiuj Hifpanus Itálica divi Tra- 
jáni Civitatit , 0-t, Efte Efcri- 
tot ñie muy pofterior al ricmr 



ChnmcúH de Idaaé. 589 

dir pm t\ teftimonio de efte > ni Conftantino zkxgaiten 

k CkXídsL hafta Soria» Abilai 



cío f que no folo era tam- 
n Coetáneo y fino Efpañol, 
¡all^^Oyde quien notene* 
I fiíndaoiento para íbípe- 
ir que habláfle por el pre-^ 
í tefttmonio de Zofimospúes 
aaturalií^mo que no viefle 
obra 9 por eftarle efcribien- 
en el Oriente » ^undolda-- 
éftaba ya en Galicia : ni 

amor apafsionado de fu 
ría : porque fiendo tan re-* 
ite y tan grande la materia, 
cifamente havia de eftár 
Y frefca la memoria de h 
tendencia de Theodofio : y 
indo un Obifpo de tanta in- 
ridad como Idacio lo afir* 
íin limitación , ni duda , en 
iejantc< tiempo , parece que 
admite excepción 5 y mucho 
nos , que fe defíera mas cre- 
3 á la autoridad de Maree- 
) , hombre Oriental , y del 
lo íiguicBtc. 

( £1 nombre de la Ciudad 
Cauca y no fe debe reducir 
oca y Villa del Obifpado de 
;ovia , como eícribio Colme-- 
*es en fu hiftoria > al rn^. 7. 
i. porque cfta nunca pcrte- 
rió á Galicia 5 y del tiempo 

que nació Theodofio el 
inde y es indubitable y aun-* 
t fe quiera atribuir á Ha-* 
ano la divifion de las cinco 
)vincias, que Colmenares, 
3tros le atribuyen ; pues ni 



Salamanca, y Sq^ovia , í^uii 
fe atrevió á efcribir Cólmeme 
rcSfCáp.^. $«5.Qmio los Geo<! 
grapfaos antiguos no mendo* 
nan en Galicia á CMr4,noes 
jfacU poner fu. reducción. Gm^ 
inra dice , que es un Puebto 
afsi llamado^ entre Braga y el 
Miño. Xo mifino afirma Bivar, 
pero no hay mas fiíndamento 
que la voz , y ver que la í|^ 
cnacioA fiívorece á Galicia. . 

NOTAD- 

De los Greotbingofy fie las Fie/^ 

tas Quinquenales de Arcadio , cu^ 

y os alUsfe corrigen. 

1 T7N el año7. deTheoj 
I^j dofio pone la Edición 
de Sirmondo la Villoría que 
aquel Emperador logró de los 
Greothingos. Efta Gente era 
Scy thica , no conocida de los 
Romanos, pero ni aun de otros 
mas vecinos > y afsi fe halla di-: 
ferencia en el nombre , llaman^, 
dolos ya Gruthingos , ya Gru-- 
tungos , Grothingos , y Pro- 
thingos. En el texto Griego de 
Zofimo lib. 4. pag. 762. le les 
da efte ultimo nombre , refi- 
riendo individualmente la Vic<« 
toria que Promoto , Capitán de 
Theodofio , logró de aquellos 
Barbaros. 



3?o Efpand Sagrada. Apend.i. 

En el año ííguicntc , 8. de dio ; en que nofótros la pónr^ 

fu Imperio , fe ponen las Qjin- mos. Lo mifmo fe ve en las 

quenales de Arcadio« Eftas dos Fieftas Quinquenales » que VM 

cofas eftán mal colocadas por . y otrocontráhenalCoofulado- 

yerro de Copiantes , como (e de Valentiniano III. y Eutr^ 



convence > no folo por otros 
documentos > ítno por efte mif« 
mo, que en el año 5. de Theb- 
dofio (383. de Chrifto) pone la 
exaltación de Arcadio> como 
debe poner fe : y de alli a qüa- 
tro años incompletos renere 
las Quinquenales , en el ano 8. 
Efte es yerro evidente : porque 
aunque los dodos han dudado^ 
fi eftas fíeftas fe hacian al acá* 
bar el año 5. ( como es lo mas 
común) 6 u al empezarle ^ nin- 
guno ha foñado anejarlas al fin 
del año 3 . y principio del 4. 
que es como íe colocan en la 
Edición de Sirmondo : y afsi 
con toda feguridad hago la 
corrección , por hallarla auto- 
rizada con preciílon del tex^ 
tx 

2 Juntafe la calidad de los 
faceífos , que efedivamente 
tienen diferente Chronologia, 
fegun fe ve por otros docu- 
mentos ; pues la Vi¿toria de los 
Greothingos no fiie al año ür 
guíente del nacimiento de Ho- 
norio ( en que fe halla en Sir- 
mondo) fino dos años defpues, 
como expreífan los Faftos Ida- 
cíanos^ y el Conde Marcelino, 
que la anejan al año 386. en el 
Coaúúsiáo de Honorio y Evo^ 



^/^,ano J87. tu permite otra 
cofa el efpacio preciíb de los 
años que deben preceder á las 
Quinquenales : y a(si , fuera de 
duda » corKgimos ios núme- 
ros , dejando el feptimo Impe- 
rial antepuefto a la Vi¿lom 
Greothingica , y (in fuceflRi; 
del modo que le dejó también 
en blanco el Author de los Faf- 
tos Idacianos : el 9. antes del 
§. Prifcilliamis propter d^c. coa 
cuya fola mutación profigueA 
bien los números. 

NOTA m. 

De hs Pontificados. 

I T^^N el año 3. de Arcadia 
m y Honorio pufo el P. 
Sirmondo el Pontincado de 
Anaftafío 9 cerrado en un pa^ 
rentheíis y para dar i entender» 
que no era claufula del MS. de 
Idacio y fino añadida volunta-- 
riamente , a fin de dar cabal la 
ferie de los Papas. Sandoval 
qo le pufo en fu Edición y por 
quanto no le tendría la Roma- 
na, Si yo huviera de ingerirle, 
havia de fer en el año fíguiente 
al de Sirmondoy efto es> en el 4. 
de Arcadio y Honorio^ 398. de 

Chrif. 



Chromcon 

Chrifto. Pero viendo que en el 
original no eñá puefto,no quie- 
ro aumentar variedades en coía 
voluntaria : y afsi omito efte y 
otros Pontificados ^ue fe aña* 
den : y íi me fuera licito , qui- 
tara aun los que tiene d MS. 
fMrque no guardan el orden 
cnas exaAo, Por otro lado íe 
hallan muchos en litigio : y afsi 
CIO haviendo cofa cierta , ni 
quito , ni pon^o en la Chrono- 
logia Pontificia y contentando* 
tne con lo que digo en las No- 
tas 8. y I2, 

KOTA IV- 

Del año del Concilio I. de Toli^ 

do. Corrigefe el yerro de las im^ 

frefsiones anteriores de Idaeioy y 

el modo con que difcurrio 

Vagi. 

I "X /[AS notable es el fu- 
iVl ceífo del Concilio I. 
de Toledo , que en la Edición 
de Sirmondo le confronta con 
el año quinto de Arcadio , de- 
jando delpues vacíos al fexto 
y feptimo. Eíle año quinto es 
el 399. de Chrifto , en que fc- 
gun aquel Código fe debia pre- 
fijar efte Concilio : y de hecho 
el Autor de la Nota marginal 
de la Edición de Sandoval , re- 
currió al mifmo año , tirando 
á corregir a los demás. Aguir- 
re no la quifo poner , porque 



¿e Tdacio. 391 

conoció^ que no debe feñalarfe 
aquel año. Pagi ( fobre el año 
405. n. 14.) infiftio en el año 
400. alegando en prueba de 
efto a Idacio , del modo que fe 
halla en la Edición de Sirmon* 
do y que es la que uso : y aun*^ 

2ue alli dñrecen las Notas 
¡hronologicas el año 399. (co- 
mo mueftra el aik> quinto de 
Arcadio y Honorio , un recur* 
rir a los años de Abrahan y ni 
á la Olympiada ) con todo eílb 
dice y que por Idacio fe prue- 
ba ^ no deberfe remover efte 
Concilio del año 400. El mo- 
do de componer ambas coías 
es por fupoíicion de que Idacio 
empezó el año por las Kalen** 
das de Octubre delañoprece^ 
dente : y afsi el año 400. de la 
Era vulgar empezó para Ida^ 
cío en el 399. y por tanto lo 
que efte Autor coloque en ei 
399. es para nofotros el año 
400. 

2 Efto va en fupuefto falfo, 
como hemos probado 5 porque 
Idacio empezó el año por Ene- 
ro. Y aun dado aquello , no 
baftaba el teltimonio de Idacio 
para contraher el Concilio al 
Conlulado primero de Eftili- 
con (cito es , al año 400.) í¡ no 
fe prueba el mes en que de- 
terminadamente fe celebró el 
Concilio : porque aunque Ida- 
cio empezaüe el año por Oftu- 
bre 5 íi la acción fue en efte 

mes^ 





E/pülia Sagrada. Apejul. 5 . 
>s dos figuientcs, tÍIicon,como (c tuvo éftedfi 
iodo fe puede te- que hablamos. Luego en nin- 
400. loque tire- guna parte fe conoce mas el 
nrecedcnte: por- yerro de la Edición de Sirmon- 
irlmeros mcfcs de do en los años de Abrahan, 
no concurrieron que en cita del Concilio de Ti>; 
lado de Eftilicon, ledo: porque todos los MSS. 

en el Enero de convienen en fcñalar el Confu-' 
) mueftra , que el lado de Eftilicon , y algunos 
Ve en los mefes fi- añaden la Era 438. que dctcr- 
is tres primeros: mina el Confulado I. del año 
do lii intento , no 400, y no el 11. A cfto fe añade 
"ulado. Antes bien la autoridad de Idacio en eftc 
js las Aftas de ef- Chronicon , pues fcgun la dif- 
conftahaverfecc- tribucion de años Imperiales, 
cicmbrc:y afsi re- y los fucefibs que exprefla def- 
como le reduce la pues del año de eftc Concilio 
irmondo , al año (v. g. el Eclipfe , y Pontificado 
cadio, feria indu- delaño402.)es impofsiblc re- 

en el año 599. ducirle al fcgundo Confulado 
;te favorece el fu- de Eftilicon (efto es, al año 
ño quinto por Se- 40;.) Luego la duda no fe puc- 



Chrontcon de Idácidü 



c Sirmondo , por quien 
guió ; pues efta fe halla 
lentc errada en efta par- 
mó fe ha declarado /y. 
Irmará. 

intrc todos los yerros 
Ediciones precedentes, 
del MS. de Sirmondo, 

mas difculpable y fa- 
ometer por el Copiante, 
z de que tratamos :' pues 
lió mas quede una U- 
>rcaufa dejuntarfe allí 
números de^os fin fu- 
y por tanto fue niíay ía- 
: loque tocaba al nu* 
luiente (fctóojdc Arca- 
lieflTe al precedente. Y 
:£livamcnte íe íqmvo- 
ifta» fobre lo dicho, por 
fe que pone al año 8. 
el año 402.) Eftc Eclip- 
puede remover del año 
no diremos en la Nota 
z. Según efta la Edi- 
Sirmondo , fue el Con- 
e Toledo tres años an- 

cl Eclipfe , en fuerza 
r a aquel en el año 5. 
dio , y a cftc en el 8. 

1 Concilio al año del 
no huvo mas quedos 
)mo confta por el Con- 
de Eftilicon : luego el 
no fe puede anejar al 

10 al 6. de Arcadio: y 
le colocamos en eftc 
, que fue el 400, de 
Chrifto, 



B95 



NOTA V. 



Del Eclipfe del aHo 4OÍ. 



JL^ 



NÍ el año odavo de 
Theodofio pone Ida- 
cio un Eclipfe de Sol enefdia 
tercero de los Idus de Noviem- 
bre (a 1 1, de cftc mes.) La Edi- 
ción de Sirmondo dice que fue 
Luhes , ó Feria fegunda , po- 
niéndolo por letras. Los MSS. 
antiguos ufan eñ eftos lances 
de números Romanos, y yo 
tengo por cierto que en fu ori- 
gen fe efcribió Feria IIL y por 
tanto ofrezco efta lección* Los 
fundamentos fon del todo con-*, 
vincentes : porque confta ¿4- 
ver fido el Eclipfe en el Con-: 
fulado V. de Arcadio y Hono-: 
rio , como expreífan el Chro-: 
nicon Imperial , y los Faftos 
Idacianos. Efte Confulado fue 
en el año 402.de la Era vul- 
gar 'y en que cayó también el 
año 8. de Arcadio y Honorio, 
feñabdo por Idacio : y afsi no 
fe puede cxtrahcr el fuceflb del 
año 402. Tampoco fe puede 
mudar el dia 11. de Noviem- 
bre , porque en efte dia con- 
vienen los Faftos menciona- 
dos , y el Chronicon prefcnte. 
Dado efto , es errata conocida 
el poner Feria 11. fiendo indu- 
bitable que el dia 1 1 . de No- 
viembre del año 402. fue Mar- 

Pdd tcs^ 





Ef paña Sagrada, jé^end.i. 
.. por fer fu Cy- pañola ttacarénios en los Faftos 
-ctra Dominical Idacianos , Nota I. 
o antes que yo 2 En el mí fino año pone la 
el Cardenal de Edición de Sicmondo la inva- 
■ft.Pehg. cap.ii. fien de Roma por Alarico , va^ 
"crvo también el licndofe de cito Pagi , para ef- 
canoiyPetavio forzar el pcnfamicnto. deque 
Eclíp.39. fue en €1409. y no en 01410. 

como fe tiene recibido. Peto á 
TA VI. villa de las erratas que etmif- 

mo Pagi reconoce en la Edi- 

Ij de los Vándalos cion de Idacio , no fe puede 

E/paña , y la infiftír en fola ella , quando 

í floffw par haya grave duda , como luCC- 

larieo. dc aqui ; pues la fentencta de 

que en el ano 410. fue la en- 
ano ár la entrada trada dc Alarico en.Roma, fe 
los Barbaros en halla tan, autorizada , que fin 
nos en el Tom.ll. demoílracion dc lo contrario 
endo , que no fe no fe puede dejar , hallandofc 
cr d;l año 409, determinada en los.Chronico- 



Chronkon 
onicon fe fbcmó teniendo 
; Idacio por delante , tcnc- 
autocídaddeMS. antiguo, 
. ordenar los números en 
>nforinid»l que iosponc- 

Pero aun Tin cílo fe muef- 
a preciíion de poner en di- 
os ^os la entrada délos 
>2ros en Efpaiía , y de Ala- 

cn Roma: porque fógun 
lo aquella ñie en el día a8. 
ctiembrc , coiao fe lee mas 
emente, 6 en 12.o13.de 
ibre del año 409. La en- 
a de Alarico en Roma fiíe 
1 día 34. de Agoño , fegun 
>mun fentir , aunque para 
ifTunto lo mtímo es que re- 
as a AbriJ. Nq f(^o Idacio, 

los Código^ , que juntan 
n ano las dos tofas , codos 
'ienen en poner primero á 
íarbaros en Efp^na , y def- 

la invaíioíi ^ Roma , có> 
fe vé en el Chtonlcon de 
pero (Pithcano) y en el del 
diot Coetano de Cario M, 
De aqui fe infíere qua 
tfamente debió mudar año 
.0 al pimto que refirió la 
ida de los Alanos en Efpa- 
» Setiembre , para paflTax 
fucefib que : óa del Agof-. 
puente ; y cílo aunque fe 
:nda que fus años empe- 
n por 0¿hibre : pues aun 
< eflb t lo que ftíceda def- 

del 38. de Setiembre en 



Je Idacio. 3P5 

Agofto , prccifamcntc ha de 
tocar á diferente año. Luego 
diciendo los textos que fuedef- 
pues la entrada de Alarico en 
Roma , no havrá quien no di- 
ga que fue al año defpuesde 
entrar los Barbaros en Efpaña: 

Í[ por tanto entre uno y otro 
e deben poner los números, 
fublendo el 1 6. Imperial del $. 
Dehateantibus (en que le pone 
Sirmondo) al dtAlarteus fCa 
que noforros le o&ecemos. De 
efle modo queda la fuccision 
de Ataúlfo en el año Hgulente 
al 409. porque Alarico murió 
poco defpucs de la invalion de 
Roma , dentro del mifmo año* 
y álpunto le fucedió Ataúlfo. 
S. líidoro en la Hiftorla de los 
Godos le introduce en la Era 
449. que es el año 411. pero 
en ctó parte tiene tan poca fir- 
meza y autoridad la Edición 
Real, due me admiro fe im- 
priiniefle fin nota. Báñame por 
abora el prevenirlo , rcfervan- 
do la declaradon y corrección 
paraquando publiquemos la 
Hiftocia que de los Godos y 
Vándalos efcribió S. Ifidoro. 
£n el Chronicon interpolado 
por el Tudenfe , y en la Edi- 
ción que hizo Labbe (en el 
tom. I . de la Bibliotheca Novif- 
fima de MSS.) fe pone bien 
Ataúlfo en la Era 448. año 
410. Pa^ fíguió el texto de 
Labbe , pues alega la mifma 
Ddd 2 En. 



39^ H/j>^rítt Siagrd¿rf, jipend.$. 

Era 448. y año i6,dcThco- el año 410. fe ve 
dofio , como fe lee en fu Criti- 



ca fobre el ano 411. num. 2. 
Pero efto es totalmente opuef- 
to a fu opinión 5 porque la 
Era y año feñalados corref- 
pondcn al año 410. como hl 
mifmo propone : y como Ala- 
rico murió en el año de la in- 
vafion de Roma , y entonces le 
fucedió Ataúlfo, íc infiere, que 
afsi la fucefsion de efte , como 
la entrada de Alarico en Ro- 
ma , foeron en el año 410, que 
es el figuiente a la de los Bar- 
baros en Efpaña. Inñerefe tam- 
bién , que ü h fucefsion de 
'Ataúlfo fe aneja al año 410. 
(Era 448.) fin razón recurre 
Pagi a Idacio, en prueba de 
que la invafion de Roma por 
'Alarico fue en el año AQ9< La 
razón es , porque en la rdícion 
de Sirmondo fe pone la muer- 
te de Alarico y fucefsion de 
Ataúlfo en el ano mifmo de la 
deftruccion dé Roma : luego fi 
la muerte de Alarico íc aneja 
al 410. en eífe mifmo fiíe íegun 
Idacio la pérdida de Roma : 7 
íi la Edición de Idacio hó da 
ley para la Época de Ataúlfos 
áquéfíninfifte en ella júrala 
acción de Alarico , ¡ÉÍpecial^ 
mente teniendo contra- si el 
Texto de ;S.- Ifídoro , fegun íe 
alega Pagi? 

y A yífta de que éftc Autor 
pone la muerte ^dd Akfíco ca 



claró , que 
no aprueba la Edición de Sir- 
mondo , y confirma la nueílnu 
Lo mifmo fentenciaron los 
Presbyteros Veroncnfcs en el 
tom. 4» de las Obras de Noris 
€oL 854. donde refuelven y que 
el num. itf. Imperial del Chro- 
nicon de Idacio fe debe colo- 
car donde le hemos puefto : y 
defatan lo ^ue Pagi alegó fo- 
bre que la invaíion de R,oiii% 
fue en el año 409. 

NOTA VIL 
DelEclip/e dtlath4i8^ 

1 ÜN el año 24, de H* 
gjj norici^(4kS* deChrif-^ 
to) refiere el Autor un Ectipfc 
de Sol , quehiivo en^el día 14.- 
de las Kalendas de Agofto (19; 
de Julio ) Jueves íegun la £di« 
cion de Sirmondo* Hla es erra^ 
ta: porque en el año 418.no 
fiíe Jueves r ó Feria V. eldiá 
19. de Julio , uno Viernes , ó 
Feria VI. por fer jcl Cyclo So- 
lar 7. letra Dofaninical F; Y que 
el yerro no fe debe • reducir ai 
numero del año ,.111 id diadet 
mes.>* confta por la' uníformi-: 
dad; de los . demáii • téfliaionios.^ 
Idadp feñalá el ana 24. dc.Ho^ 
noru>,queno ^uede remover- 
fe del aiío^4i9;< de Chrifto» 
PbUoJl^h» /^Efcritor Aciano 

de aqu¿ tic^^ d 

"" ^ día 



. Chrotticon 

dia XIX- de Julio : Cum Tbeo- 
dqfius ( Júnior ) adolefcentU an- 
nos jam ingrejfus ejfet , die XIX. 
mcnfisjulij circa o£lavam diei 
horam Sol tantopere defecit y ut 
StelU quoquc vifét fuerint :l1b. 
12. num. 8. de la interpretación 
de Valefioy mejor que la de Go- 
thofiredo. El Conde Marceli- 
no en el Confulado XIL de Ho- 
norio f que fue el año 418. £1 
Chronicon Alejandrino, infifte 
no folo en el mifmo Confula- 
do y íino en el dia de Mes y y 
Feria VI. HisCof. Solis Eelyp- 
Jis accidit menfe Julio XIV. Km. 
Aug. die Venerii Jbora oííava. 
Hermano Contrajo enelnüf- 
mo dia y y año 10. de Honorio 
con Theodofío y tomando la 
Época defde la muerte de Ar- 
cadio y que ñie en el 408. Y es 
muy de notar y que elle. Autor 
ligué el Chronicon de Profpe- 
ro , pues dice en el año 454* 
Hucufque Pro/per 5 y afsi pare- 
ce , que en fu: tiempo (efto es, 
en el Siglo XL) fe mantenian 
bien notados los años dei 
Chronicon Imperial , en ^que 
Profpero mencionó eftc Eclip^ 
fe : y afsi aunque en la edición 
Pitheana , Efcaligeriana;, Lab- 
beana > y de Bafna^c , fe po^ 
nen feeuidos los anos 24. if. 
y 26. de Honorio , y debajo fe 
ligue > Solis boe anno fa£ia de- 
fjeíiio y -con todo elSb fe debe 
atribuk á yerro ^ Copiantcs> 



deldacio. 397 

y puede citarfc á Profpero 
por h mifma fentencia ^ afsi 
por el tcftimonio de Contrafto, 
como por no haver razón para» 
excluir á un Autor coetáneo, 
como Profpero , de aquello en 
que comnenen no folo los tef- 
timonios citados,(lno los cálcu- 
los de los facultativos, como fe 
ve en Petavio de DoSlr. Temp. 
lib. 8. cap.ij, Eclypfi 40. don-. 
de le feñalaen efte año 41 S.* 
XIV. Kal. Aug. Feria fexta: 
Rieciolo en el Almagefto Nue^. 
vo lib. 15. cap. 19. año 418»: 
Noris lib. I. Hift. Pelag. cap.i !• 
expreífando , que fe hallaba ct 
Sol en Cáncer en el grado ij. 
55. Pagi en efte año num. 8o. 
Vindelino fcguido por Chifle- 
cio en fu Obra Anajiajís CbiU 
derici , tí'c. pag, 4. corrigiendo 
todos el numero de la Feria 
que fe imprimiócn^Idacio : y 
afsi fe ve , que fe debe corre- 
gir también la edición db Saft- 
dovar> que mudo jcI dia. 14. 
Kal. en el I y. pues aunque C6f^ 
refpondia en tal cafo la Fcriaí 
V. es corrección voluntaria/ 
contra la autoridad de 'tkntos 
y tales teftimonios. * • -i 
2 Efte Eclipfe fe ha hecho 
muy famofo por la conexión 
con el Origen del Reyno de 
la Francia , en ñicrza de que 
Profpero en. el Chronicon Im- 
perial , añade immediatamente 
Faranmndus regnat in Francray 

co- 



3 p 8 E/paña Sagrada. Jpend. 3 . 

como fe lee en la edición Pi- XLIII. Eftc orden es muy dr- 



thcana y y Labbeana. En la de 
Eícaligero fe pone un año an- 
tes á Faramundo : y afsi no fe 
puede determinar año fijo > en 
fuerza de no conftar por otra 
parte el principio de aquel 
Reynado 5 y juntamente fe ha- 
llan algunos MSS. del Chroni- 
con de Profpero , donde falta 
fu mención , como reñere el 
P.Henfquenio en el principio 



minuto ; nacido de defc¿lo dz 
Copiantes 9 ó de que los Anti- 
guos contaron de diveríb mo- 
po que nofotrosycomoíe infie- 
re de que hoy damos aS. León 
I. el numero quarenta y íiete 
bn el orden Pontifido -: Idacio 
le dá aqui el quarenta y tees: 
el Concilio primero de Braga 
dice que fiíe caíi el quarenta; 
Quadrágefimus ffrí ixtitit Parí 



del Tomo VIL úc M^yoExe^ fueitjfor. (inprine.') En fuerza 
¿^/. EpifcofAt. Tungrenfis cap. de efto no me quiero mezclar 



10, Como efto no pertenece á 
Efpaña , ni al Chronicon de 
Idacio ^ no debe diftrahernos. 

NOTA vni. 

Del año de U muerte de Juan Gr'- 

rofolymitanoi y del Rey Walia. 

Corrige/e ti Cbronieon 

de Idacio. 

I \ Efte Eclipfe fe figtíe 
. J\^ en la Edición íic §ir- 
mondo el Pontificado deZoíi- 
fpo y que &lta en la de Sando- 
vaJ. Yo no he querido alterar 
en efto > porque no ufando Sir- 
mondo de parenthefis > como 
acoftiimbra en otros , parece 
que fe halla en el MS. eftc 
Pontífice. Tanipoco alteró el 
numero de fucefsion de Papas, 
que propone en Zofímo, di- 
ciendo , que file el XXXIX. y 
dcfpues en S. León el numero 



en corregir la ferie, TU años de 
los Papas. 

2 Lo digno de notar es 
que en la claufula immtdiata, 
mencionando Idacio el terre* 
moto de la Tierra Santa , dice 
qué vivia en Gerufalén el Oblf- 
po antes nominado ^ que era 
Juan y como expreísó en d año 

Íp5.yen el 415. Pagi refiere 
u muerte en el año 416. lu 20. 
rieury en el tom. 5* y Tile- 
mont i toma 12. 1iff.140.la po- 
nen en el 417. Ni unos 9 ni 
otros convienen con lo que fe 
lee en efte Chronicon » y en 
los Faftos Idadanos y donde 
^emos ^ue vivia efte Preladd 
en el ano 419. y añaden los 
Faftos, que exiftia la Carta que 
efcribió fobre los portentos 
que ocurrieron : y no pudieo- 
do dudarfe y que efto fue en el 
año 419. (e íigue » que alcan- 
zo efte año aquel Prelado. 

^ Afsi 



Cbron'fcott de iJaác. 



399 



3 Ai» por el terremocq, aneja á efte año. Lo mifmo» 
como por los demás fuccfibs, por ver que pone defpues las 
que declararemos , fe infiere^ calas, efpantom que fe vieroA 



que hay errata notable, ea la. 
edidon de Idacio , quando fe 
deja fin numero el $. Durante,, 
y fe atcaOk. halla el quinto fí^ 
CuientC: , que emiñeza. , ínter 
Gttndaieum^ Eñe: es. yerro, co- 
nocido {.y por e0b quitó el nu- 
meco i5>de donde eftaba puef- 
»>.(en.cL %^Inttr Gunderieum), 
y De antepongo aLDwinfr^ 

4 La razotí es , porque eL 
tercemota de Genifai^n. no. le 



en Biterris , que toda fiíc pro* 
ptio del 4I9* Cbnvicne taiit- 
bicn el Conde Marcelina eñ 
poner aquí el naeimiesto d¿ 
Valentinianoi refiriendo imme- 
diatamente el terremoto y por- 
tentos de Falcftina. El mifmo 
Idacio al tiempo, de: la ouerte 
de Valentiniana (en el añd 

a 5 5.) dice que tenia. 3^^ afíos 
e edad : lo que viene puntual 
con havec nacido en. el 419^ 



puede apficar al año 418^ en (día 2.. de Julio). Haviendo 
^uc fucedió el Eclipfe re&ridOj, pues fucedido en elmifmo: año 



uno al fíguiente 419. porque 
afsi lo. expreflaPií/jiJ/íór^/o fe- 
guido de Pagi (en aquel atk>. 
num.-^6.). Lo mifmo eL Conde 
Marcelino, ca elCbnCde Mor 
naxioy Ptínta.:. lo mifnio los. 
Faftos Idacianos > que parece 
fe hicieron para aclarar la 
Chrooolbsia de Idacio.. 

5 Añadeíeiquc la muerte de 
Walüa kL pone S. líidoro en el 
mifmo ano , Era 457. £1 año 
del nacimiento de Valentinia- 
no le pufo Idacio en el mifmo. 
del terremoto de Gerufal^m 
y afsi debe aplicarfe todo al 
419.. del modo que ofrece, mi 
edición.. La pru^a de que. el 
Nacimiento de Valentiniano 
III. le pufo. Idacio en el año 
419. fe toma aíin por la edi- 
ción de Sirmondo t donde fe 



el terremoto de Paleílina, de- 
bemos diñdbuir los números 
de modo que todo ello quede 
atribuido al año ly. de Hono- 
rio T y 419. de Chtiño , conid 
yo lo he puefto. 

NOTA IX. 

Del atto. de la muerte del Emptr 
radcr Honorio.. 

I T7N elañb4i4.poneeP 
g_j te Chronicon la muer- 
te de Honorio , feñalando fu 
año 30. con las ñeftas Tricena- 
les. Aqui tengo por cierto que 
fe ha. mezclado equivocación 
de Copiantes i porque no fe 
puede afirmar que murieíTe en 
efte año , fino en el anteceden- 
te 42 3 . en el Confulado de Af- 
cl- ' 



400 Efpaña Sagrada. Apend.^. 

clepiodoto y Mariniano , en empezó á rcynar Honorio con 



<juc leponcn Proípero , Mar- 
celino r Cafiodoro , y fobrc 
otros los Fados Idacianos , que 
ion fieles Interpretes del Chro- 
nicon. Ni hay verofirailitiid 
para creer que un Efcritor coe- 
táneo como Idacio ii^noraflíe 
un fuceflb tan fobreCJiente y 
notorio como la muerte del 
Emperador Honorio , fucedida 
en Italia , en la Ciudad de Ra- 
yena. (como apoyan los dos. 
Chronicones ílguientes > no en 
filoma , como escribió Baronío) 
Añadcfe , que ya Idacio no era 
niño >.pues a los qüatro años 
Siguientes empezó a fer Obis- 
po : y afsi no es perfuafible que 
crraflíe en una cofa tan nota* 
ble. Los Copiantes tuvieron 
9|ucha ocs^ion para el yerro, 
viendo alli mencionadas las 
Tricenales : porque fi fe diftri- 
buycn lo§;; treinta años defdc 
la muerte de Theodofip el 
Qrandc , correfponde el ulti- 
mó a efte %ñ() 42A. Pero cfto 
no debe calcularíe afsi> fino 
tomando la primera Época del 
Imperio de Honorio , que fue 
pi el año 393. quando fu Pa- 
dre le declaro Augufto : añade 
treinta años , que reynó com- 
pletos , y facaras el año 42 3 . 
. 2 Que la Época ufada por 
idacio para las Tricenales fue 
el año 39 j. y no cl.395' ^a que 
íiiucrto Xhjeodofi?. el/ Grande 



■j 



Arcadio , confta 5 porque fi em- 
pezara a contar por el 395; y 
le diera treinta años > refulta- 
ba fu muerte en el 425. y no 
en 61424. como es evidente. 
Que le dio treinta a&os cum- 
plidos y fe prueba > por exprefr 
íaríe aísi aqui > como en los 
dos MSS. fíguientes y que mu- 
rió defpues dehaver celebrar 
do las fieftas Tricenales : A- 
tis trieennalibus fuis ; las qua-. 
les fberon al acabar el año^o. 
(y no al empezar) como teman 
de coftambre. Para que Hono* 
rio celebraíTe el havcr cumpli- 
do fu año treinta , es preciíb 
tomar la primera Época del 
año 393. pues tomando la íe- 
gunda del 295. no falen trein- 
ta cumplidos aun en el año 
424. fíendo entonces íolo 29. 
y en el 42 3. en que murió , no 
tenia mas que 28. Luc^o di« 
ciendo Idacio que havia ya 
cumplido fus Tricenales , es 
prccifo reconocer que habló 
de la primera Época al expref- 
far fu muerte 5 aunque en lo^ 
números marginales de fu Im- 
perio , empezó por la fcgunda, 
por caufa de tratar alli de la 
fucefsion de los dos Hijos jun- 
tos j la qual no ftié hafta la 
muerte del Padre. Por tanto fe 
ha de anejar la muerte de Ho- 
norio al año 423. en ^ue cum- 
plió los: '30. áqos/deíde que 

61c 



Chonicon 
fiíe ñombtatioAugufto, y los 
28. dcfdc que empezó á leynar 
iblo. Donde fe tulla el 30. Ce 
ha de quitar , y poner el 17. de 
Theodoíio el Mozo, (fegun la 
Época de la muerte de fu Pa- 
dre Ar(:adio) De alli adelante 
figue el año i. de Valetitinia- 
no , en el año de Chríño 42 j. 
conforme queda puefto. 

3 Efte yerro le atribuyo al 
ique interpoló el Chronicon en 
lo que fe dirá fobre el año 
'4p. Nota 14. pues fín duda 
cícribió y arregló á fu modo 
todo el original. 

4 En, <el mUino año 424. 
imprinúo Sirmondo> que Theo- 
doíio el Mozo tenia veinte y 
rcisañ.os,de edad. Yo he puef- 
to veinte y uno; no folopor 
fer cfto lo que refulta dcfdc el 
año 403. (en que poneldacio 
fu nacimiento) fino por hallar- 
lo afsi autorizado en el MS. 
del Apéndice figuicnte. Demás 
de efto confta que en el nume- 

•ro de Sirmondo hay errata, 
pues nadie le pone nacido en 
el ano que correl^onde á tal 
computo , que debía fer el 398. 
La opinión mas autorizada es 
que nació en el 401. fegun la 
qual en el 424. tenia ya 23. 
años de edad: Peco yo no pon- 
go eñe , por no hallarle autori- 
zado con MSS. ni con razón 
3ue convenza no fer la mente 
e Idacio la propueí^. 



de Uacio. '401 

NOTA X. 

Del tranjíto de los Vmdaht 
a África. 

1 npRarandoPagideltranJ 
í fito de los Vándalos 
á A&ica. dijo (en el año 428. 
num.3.) que lósanos del Chro- 
nicon de Idacio eftaban mal 
difpueftos , y que no 'fe havia 
de atender mas que á los nú- 
meros de Abrahan pata la re- 
ducción i la Era vulgar. Aquí 
fe vh y que no penetró bien la 
Chronologia de efte Chroni- 
con , pues ninguna vez mas 
puntuales los números que en 
efte lance , como debe confef- 
íar todo el que figa á Pagi , á 
vifta de que efte Cl. Efcritot 
pone el tranftto de los Vánda- 
los i Aftica en el año 429. en 
que puntualmente le determi- 
na Idacio , juntándole con el 
año V. ds V.ilentiniano , como 
fe vé en las Ediciones de efta 
Obra , pues en efto no me mez- 
clo yo en nada, 

2 El motivo de equivo- 
carfc Pagi , juzgando errados 
los números aun quando le fa- 
vorecen , fue por creer que ct 
año V. Imperial era de Theo- 
doíio el Mozo , en la Época 
tomada por la muerte de Ho- 
norio. Efto es falfo : pues Ida- 
cio habla del año quinto de 
iValentittiaao , y no de Theo-, 
£e^ d<i4 



40i Efpañú Sagrada. Apend.^. 

dofio y como fe mueftra con Betica , dcfde la qual paíTaron 



evidencia de hecho, por quan- 
to defpucs de cxpreflar la 
muerte de Theodoíio en el año 
27. Imperial , profí^ue calcu- 
lando hafta el 31. Si hablara 
de Theodofio , cómo era pof- 
fible y que defpues de poner fu 
muerte , profíguiera contando 
los años ae fu Imperio? Es pues 
indubitable , que no va ha- 
blando de efte , fino de Valen- 
tiniano , (el Tercero) en cuya 
conformidad acaba el compu- 
to Imperial en el año en que 
expreíTa fu muerte , que fue en 
el 31 . (45 5 . de Chrifto) De aqui 
fe ligue y que los vicios que en 
eíla parte imputa Pagi a Ida- 
cío y ni fon de efte > ni de los 
Copiantes 5 fino del que no dif- 
tingue entre años de Valenti- 
niano y de Theodofio. Los que 
atribuye a ignorancia de Ida- 
cio en la Hiftoria Romana (ale- 
gando por egcmplo el año de 
la muerte de Honorio , y de fu 
edad) ya vimos , que con ma- 
yor ñindamento íc deben atri- 
buir a los Copiantes. 

3 Los Presbyteros Vero- 
nenfes notaron bien (en el tom. 
4^Norifianocol.893.)que efte 
año quinto era de Valentinia- 
no , y no de Theodofio. Pero 
erraron gravemente en realzar 
la autoridad de Idacio^ por 
concepto de que era Obifpo 
de la mifma Provincia de la 



los Vándalos á África ^ como 
efcribieron en la coluna ante-- 
cedente > confiando por el mif- 
mo Chronicon , que eraObil- 
po en Galicia. Tampoco hicie- 
ron bien en ado|>tar que empe- 
zaba los años por 0¿lubre ; y 
que el año de Abrahan y de la 
Olympiada , probaban el miP 
mo año 429. pues (egun fe ha- 
llan en las ediciones anterio* 
res , no prueban eífe año » co- 
mo fe deja dicho. La autori- 
dad de Idacio eftriva en fer 
coetáneo y y Efpañol y eledo 
ya Obiípo dos años antes : por 
lo que todos han prócuado 
tenerle por Patrono en efte' 
punto y contra Profpero Aquí^ 
tánico y el Chronicon Alejan- 
drino , como declara Pagí en 
el lugar citado : Nec enimfmffe 
exiJUmo y qui in rthus Hi/pani" 
€is Pro/perum y vel AuBorem 
Cbronici jtíixandrini y Idath 
prdferendum ejft cenfuerit. Lo 
mifmo efcribió Ruinart en el 
Comentario de la Perfecucion 
Vandálica cap. 3. num.2. Auc-- 
tor qui in bsf parte omni excep- 
tione major videtur, 

4 Efte tranfito de los Ván- 
dalos a Afirica es Época traf 
cendental para muchos fucef- 
íos y efpecialmente para los úl- 
timos Efcritos de N. P. S. Au- 
tuftin , y fu feliz tranfito , que 
leen el año figuiente , 430; 

^ai 



Chronicon 
rcer mes del Sitio qus te- 
puedo á b Ciudad de Hi- 
: y afsi conviene que fe 
1 ptefente , y aclarado. 

NOTA xr. 

Sabiao Metropolitano eU 
Sevilla i jf de los Ba- 
eaudas. 

EN el año 441/ nos dá 
Idacio gran luz , para 
ar el Catalogo antigua 
iancnícde los Prelados de 
nta Iglefia de Sevilla ; de^ 
ndonos el tiempo en que 
día Sabino II. y junta- 
e que el fuceílbr, qUe lee- 
allí con nombre dcEpifa- 
fíie intruíb. Efto fe acia- 
in mas con el Chronicon 
Lpendice fíguicnte : y Tolo 
}to aqui en recomenda- 
del Documento, pues ig- 
:Íamos íin el coías Áiuy 
rtantes. 

En la claufula Immedia- 
snciona Idacio á los Ba- 
tí TztrzconcnCcs. Los Ba- 
u t ó Bagaudas no eran 
)re de Pueblos detcrmina- 

íino una voz general a 
i ios acaudillados contra 
nperialcs. £1 origen fiíe la 
i que impuíieron los Ro- 
)s i. los Pueblos con moti- 
: ocurrir á los muchos ene- 
s que en poco üempo die* 



de Idacio* 403 

ron (obre el Imperio : y no pu- 
diendo fufrir tanta exacción, 
empezaron i rebelarfe algunos 
en las Galias, comandados de 
un Gefe llamado Tibston. En 
Eípaña y otras partes egecuta- 
ron lo mifmo : y como el titu- 
lo era de libertad entre Van- 
didos > creció tanto el Partido, 
que nccefsitaron venir algunos 
Generales con Egercito para 
reprimirlos, como refiere Ida- 
cio. 

NOTA xn. 

Del Pontifieado it S, Leottt 

y fu Carta a Santo 

Toribio. 

1 T7N el año 447. menclo- 
XZ4 na Idacio el Pontifica- 
do de S. León. Aguirrc le an- 
tepufo con Sirmondo , dicien- 
do , que eíle le havia colocado 
bien en' el año 17. de Valenti- 
niano. Yo le omití alli, por no 
hallarfe en el MS. y fi le hu- 
vtera de poner , no havia de 
(ti en aquel año, Aguirre cul- 
pa , que le pufieífc Idacio en el 
22. Imperial : pero en cfto fe 
ve , que Idacio no intentó fe- 
ñalar Época puntual de cada 
Papa , fino rerctír el tiempo en 
que prcfidian , como fe con- 
vence en efte lance : pues no 
obítante que León era Sumo 
Pontífice mucho antes , le ex- 
pte£ra aqui con urgente motÍ-> 
Ece i X9— 





Efpaña Sagrada. ApenL $ . 

era referir las hay errata en el dia,aíÍ0,6 
c SS. Padre envió Feria. Según la edición de San- 

el Diácono de dovai no fue el Ecliplc en el 
j , llamado Pcr~ ano 23. de Valentiniano, (447. 
11 j I. de Julio del de Clirifto) fino en el 24. Pero 
el Confiílado de cfto no puede fer : porque aun 
.ibure , como fe mudado también el día (como 

1 fecha. En cite allí fe muda , poniendo J^c/ma 
is coloca Idacio, Kj¡. en lugar de nono) no fale 
; ve, que elmen- bien la Feria lll. debiendo fer 
i S.Lcon,nofue juebes , y no Martes, cl 23. 
>r fu Época, fino de Diciembre del año 448. Lo 
ar (como es ver- mas notable es , que en cíle 
ahora prcfidia en ano , y en tal día , no pudo 

"rafidet Epifcopas Cclipfarfc el Sol , por caula de 
ar con cfto el fu- no hallarfc en Conjunción, co- 
dc la Carta que mo confta por el Novilunio, 
aña en efte año. que cayó en doce de Diciem- 
res refirió elzclo bre, ypor tanto cftaba la Lu- 
Romanoffin nom- na en 23. delmifmo mes , mas 
■ ocurrir á los da- cerca de Opoficton , que de 
Irilcilianiftas^ft^^Coniíinc^^ 



ChronlcoH 

Eclipíé en el mifino año 7j. 

(447. de Quiño)que es lo au- 

: toiizado por elMS.de Sirmon- 

do. 

2 Supuefto que el yerro no 
eftá en el año , Tolo puede du- 
darfe del dia de mes , ti de la 
feria : y digo , que conftfte en 
el dia , que no fue nono Kal. 
fíno dtcimo f efto es , el 23. y 
no el 24. de Diciembre. La ra- 
zón es , porque Calvifio en fu 
Obra Chronologica(citado por 
Pagi íbbre eJ año ^7, n, 13.) 
dice i que eñe Eclipfe fe vio 
en Salamanca en el dia23.de 
Diciembre : y á erte es á quien 
ñvorece el cara^er de Perin 
tirtia , por quatito en el año 
33 . de Valentaniano , 447. de 
Chrillo , fue Martes aquel dia, 
Cyclo Solar 8. letra Dominical 
E- Áureo Numero XI. el qual 
mueftra el Novilunio en el mif- 
mo dia , y afsi , proprío para 
el. Eclipfe. Conviene en efto la 
Edición de Sandoval: pero mas 
es lo que autorizan los Cydos. 

NOTA XIV. 

De las eorreeeiones que fe deben 

hacer en elChronicondtfdt 

el aHoi^.deVdlenti- 

niano. 

\ 1 y^ N el año 450. pone ef- 

\^ te Chronicon el Con- 

fuiado de Aituiip 2 que CÚ^itar 



deldach* 40; 

mente pertenece al preceden-* 

te. Loifuceflbs ííguientcsván 
adelantados en otro año, co- 
mo es indubitable. Ni fírvc 
aqui el rccurfo , de que Idacio 
empezó el año por O^bre: " 
porque , fuera de fer falfo , no 
fe evita el dcforden del año 
adelantado , á caufa de que el 
rccurfo fe hace al 0¿lubre de! 
año antecedente , con quien 
no concurrieron las cofas aqui 
pucftas : V. g. la muerte de 
Theodofío fe aneja al año 45 1. 
Demos que Idacio empezalle 
efte año por Oñubrc del 450. 
en tal cafo no pudo atribuir et 
fuceíTo al 451. porque havien- 
do fido la muerte en Julio del 

450. no alcanzo en nada al 

45 1. empezado por el 0£hibre 
que fe figuió a la muerte : y 
afsi de nmgun modo fe puede 
confrontar con el año 45 1 . fino 
con el 450. 

z El hecho es , que deidc 
aqui eílá defordenado el Chro- 
nicon , poniendo un año def- 
pucs de lo que fue , el Confuía- 
do de Añurio , la muerte de 
Thcodoíio , la de Placidia , la 
Batalla de Atila , la Época de 
Marciano &c. y creo que cl 
Código que tuvo S. Ifidoro in- 
cluía eftos defectos , como fe 
vé en los años de Marciano, 
Turifmundo y Theodorico* 
pueftos en la hiíloria de los 
Godos t como fe hallí^ (n Idat 





iiL-rc corregir , es con Imperial d^Profpcro, fin<J " 
nieva , lo que no también por el que ponemos 
: 1.1 complicación en el Apéndice V. Et año 51. 
colas es también de Valentiniano(cnque fuclu 
ero como la ver- muerte)eftá bien en eI455.dc 
pre antcponibíe, Chrillo : y lo milrao el año i. 
recer la corree- de Avíto , con todo lo que allí 

el texto inrado, íe refiere , como confta por las 
c dcfcubra nuevo Notas de días de femana , que 
clare. exprelTan los §§. Mox Hi/pa~ 
mes, que el Con- »/ai , y el figuienie .lasquales 
Lirio , y Cartas de Talen bien en el año en que 

León, las debes ellán456. 
>449. La muerte 4 Defde el Imperio de Aví- 
> el Mozo, la exal- to en adelante hay otro yerro 
irciano , la muer- trafccndcntal , por caufa de 
a , y el Phenomc- dos anos de exceflb , como 
i, al 450. LaBa- confta en la exaltación de Ma- 

1 fe debe colocar yoriano , y León , que fe ane- 
sanos de Marcia- jan al año 459. haviendo fido 
iftribuirfeencon- dos años antes en el 457. En 



Cífmuan ÁetUm. 407 

Gd^^bíái kl^ állittkJ" ileMnmHeduifMeftacoFw 
teccion , fe imoriiá fo£dK»j 
íbbtcAie defde elBnperfodie . 
AvitDilUy iitiiiKnnydew» oñot. 
en «fto-Cbtoiiiconi pbnitindo 
CD «lirilto459j lo ^ & pxo^ 
fwi»rf«*4y7. . - ■ 

5>^ La caufa <tel yoro fiíe 
haver atribuido tres años al 
Imperio de Avito , no havienf 
do tcynado mas ^ttC uno nd 
cabaí, efto es, fíete ü ocho 
inefés j los qnaks concurneron 
con dos Cmfulados , y póf 
tanto alcanzaron , y fe nume- 
larcn} como fí fueran dos años: 
Qn¿- el atribuirte tsés^nofaiC 
opinioh áe Idacio , uno intet-í 
I. de Mayoriaíio y León ' poladon de algún Copiante, íe 
ccMuo fe na dicho fue útt mfiere no folo por U barmonli 
de los años , íino por el mifmo 
MS. de Sinnondo, donde no 
fe halla la daufula j cmno efiá[ 
publicada j íino como yo láí 
pongo : Ttrtio nnno. Aoihuftf^ 
timo mtnft &t. ATsi lo teíHfícáí 
Valefíú en las Notas á Evagrio 
G. L. Ub. a. pag. 69. de la £di-J 
ciondcParU en el año 167 j< 
donde añade , que viendo Sic- 
mondo ta incompatibUidad de 
aHo terstro , y maftptim», quí-J 
t6 efto y dejó aquello ; fíendcf 
mejor (dice) que huviera qui- 
tado lo primero : Virlim ht 
MS.Codiie, quo ufiuíft SSr^ 
mwtim bic ietus it* hg^: Tti* 
tioatmo. AvinisfcptiidAmei^ 
í«pefiqüain ^ j^^Á^ Mií 
IfWIK 



KU)dá d «60 JI03. V fi eft 
mudad á«Ae V^ diuribu* 
i'tos afids pieced«ués>tó- 
Chnii)ioen<iflatKl dt^ui» 
I Ü laque nb4ebe'^edi!feí 
fnéndei afio aelCotifiH 
de Aflorid , eon lo que íe 
: haifta ' d Iinperio de Avi^ 
nofaay<Meftos. Defde 
&' atriimyai «tes iüíós-4 
EDipendar»lfe hallan dos 
de jexceflf»^'coinó tonftk 
os egenpWcbdos , y pot 
[ que fe pueden añadir, 
hffioerte d¿ Mayoriano 
ne^afaúcn daño 46), ha- 
ló- fido en d 461. tfí el 



7. y aqui íepoie cM&ón- 
con el ^s*?*) fe lee , que la 
na cayó en el día V. Kal. 
lis (29. de Marzo) lo. qual 
LÜilsimo i piles en ningutí 
de los inuncdiatos al 459. 
lió la Pafcua en tal día , H- 
:ncl 3 1, de Marzo (que es 
ímI. Apriiíí ) como fucedió 
I año 457. y afsi hizo bien 
i. Pérez , Benedi&ino, cti 
egir el V,K^.ylpri¡ií, fubf- 
rendo //. Kal. ^tlis , co- 
ohizo en fus Dilfertacio- 
Edefiafticas j>ag. 254. por 
rio afsi el ano primero de 
'oriano y León (de que ha-; 
[dacio) en el qual , efto ti, 
1 457. fiíe la Paíciía en 3 1. 



Efparía Sagrada. /(píjA/.J. 

: dúo JlmHlftnre Chronicon grande) y como poí 

\ger(t , has duai eftc milmo confta que murió 

[ mcnCc in editione al año íigaicnte , fcptimo dC 

Éíliuí faíiurus , Ji Marciano , fe infiere , que rw 

\\o tinno expunxif- alcanzó tres afíos. Juntamente 

in Avit US freíannos la Era fenaladi en elChrotü- 

tí/eptem duntaxat, con pequeño defpues de men-f 

Kbui , qui fub dua~ donar el año 6. de Marciano, 

s occurrerunt. Ün~ es la 49J.. cortefpondicnte al 

fc,iw Scriptoribus mifmoau0 456. Eneítcempe- 

1.1^ dicitur. zó Avico : murió en el fíguiea- 

lio pues en el MS. te , reprimo de Matciatio : lae-J 

■abó fu Imperio al go tu duración no participo 

I ( ó acafo el Co- mas que de ellos dos años. 
t/Jí/mo por décimo, 7 Debemos pues mantener 

las autorizado en daño i.dc Avíto cnel4$6.y 

Lracion del Impc- quitar los números del ano 2. 

I ) fe infiere , que paíTandoIos donde eftá el 3 . de 

Ifo los tres años, modo que en el §. Tertio anuo 

< diez mcfes; fe coloque el 2. y año 457. 

fon incom- porque aunque no cunaplió dos 

tanco no años , fe le aplica efte numero, 



ieiiezíBfe al a^ 457. qtte< Qiroiiicon pablícaihrpor Cur- 
ie ;^orcau(a de lo dicho piniano y Panvinio. LomiTmo 
ic autoriza por Maño Avente 
ceníéjqtíe pone iaveaida dé 
Mayoiianoá Efpaña en el Omi- 



la FaTcua . . 
fiano. El año 4(8. fe do- 
nei con el». w Mayo- 
€■ ^ $. BwUtmt : y en 



ipíe t que ié lefiexe allí, 
fecorñ^ el día V. Um 
I, cti §umo Kéi. Jun. (dia 
: Mayo) caque Te haíla- 
Liiiu en copfuncion. Y 
vamentt fi^alao el Eclip- 
cgfte año 4)8> dia y Feria 
lefla , los ndres Peuvio 
dolo, aquel en el lib.8. 
&T. tttHfé cap. 13L EcUple 
efte na éíAImé^tfi» Mw- 
.j[. cap. ip. De lo que fe 
c , que erro Bpwftvt , re- 
ndo efte Eclip(e al año 
, 4^7. y corrigieodo d dia 
w > en //, Idtu Jmt* pues 
ae aísi falia bien la Feria, 
udo haver Eclíprc en tal 
tal día (i 2 . de junio) por 
ere la Luna fuñante de 
incion. 

Del $. Gothleus txertittu 
A de quitar todos los nu- 
s , y mantener el 3. Impe- 
m el §. ílguiente , con el 
ic Chtifto 459. En el 4. 
rial fe pondrá, el 460. y 
4iSa. porque alU dice Ida- 
que vino a Efpaiía el Etn- 
tor Mayoriano, lo qurfiíe 
46o.yno en £1462. ha- 
to muerto el año anees 
Igofto > como expicúa f^ 

m.iy. 



fluido de M¿M y jffohnia, 
efl» et, afio 400. Lo que es 
nueva pnidn de los dos años 
que fotnan en Idado por efte 
tiempo , y que donde íc halla 
el 461. dá>e.íiibftitiikfe él 4^. 
; la IsO mMmo fucede en et 
año Í^DÍence463. pues debe 
ponede allí el4¿i. en elqoal 
nw'depuefto. A^^oriano dia %* 
de Agofto» y mudó en el dia 7. 
fucemendole ifMwrv .en el Im-^ 
peno, dcHle el 19. de NoyienH 
bre ; por cuyl raaon fe enlaza 
fu ano I.' con el 5.deLeoni 
aunque no hizo bien el que lo 
hizo , por lo que fe dirá. 
. XI En el año íiguientetf. 
de León fe debe pcmcr el 463. 
ileChrifto, que es el corrcf- 
pondiente a la Era 500. al 
Ecliple t y Feria , alli expceífa- 
da : y por tanto fe autoriza el 
orden de años precedentes^ 
pues quitados los dos años que 
fobran , viene todo puntual. 

12 De aqui adelante hay 
otro deforden mas notable; 
porque el terremoto de Antio- 
quia que fe pone aqui en el 
año 4¿4.fue en el^jS.yalst 
erró mucho el Copiante , 6 
Jdacio eftuvo mal informado. 
. Cl Eclipfe que fe pone en el 
Ff WSL 





Efpiim Sacada. Jpend.j. 
n el 464. dia 20. taba el 4. de Severo. De lo que 
ncs , como afirma fe infiere , que es mejor cinpc- 
n , y con bl Pet.-i- zar enlazando el 1. de Severo 
0. S. Ifidoroapli- con el 6. de León , para que el 
no(464.Era 502.) 4. concurra con el 9. cónio 
• Frumario , y la efectivamente concurrió j de 
Rcmifmundó (0- fuerte que en el año en que 
s Suevos , que re- murió Severo , fe empezó á 
cío con elEclip- contar el io.de León, por lo 
creíble que en que el Chtonicon que pone- 
nte fe mantenían mos en el Apéndice V. aneja la 
del Chtonicon muerte de Severo al año jo. 
^ncfta parte, pues de Lcon. Con efto no tendrás 
s voces de Idacio, embarazo en el cómputo que 
legitimo. En efta el Chronicon de Idacio guarda 
ha de anteponer fobre el Imperio de Severo; 
León, y el 463. debiéndolos diftribuir en el or- 
§. Adverfuí v^.gi- den propuefto , anejando eÍ4. 
c la batalla que fe y fu muerte al 465. y 9, de 
en que murió Fe- León, 
nano del Rey Go- 14 S. Ifidoro afirma que 



.\^.':.'.£hríiúc0ñ4e.Uácio. 411 

pueftos en iü tiempo de modo que fe han puefto. 

' ' I^ ^Kxas Pontificias no 
deben ooipatnos, porque efte 
Chnxiicon eftá muy ralto en 



mío. ( etr que acaba - el 
iicon) fíno en la adición 
afiosdo Avito: puesaAa- 
^to$, fíie preciro,que 
ierpoIador.< «iaigañb' ■ hk 
^iloáz de Xxon.' £n .eflai 
cicxL puede deárfe cícñ- 
: Idaoo Ja. joateiia queie 
: al.Impeúa'-de Anth&< 
pera .qne. né .cteba di£- 
da con tM larga tjKen, 



efto,yíundo la materia muy. 
■ - ■ jfi 



controveribi^ , tía ;lAy'^coU 
«oavincenie pan .U oocrec-, 
elf» i át podemos tonax ky,' 
por efte Eícrito. u 

. itf . Como laíeocreccÍDnes 
pic^ueftas no fe autorizan con 

. __ ^ ^dSx.-ds' IdacÍD»no! es nzon 

m. el Co^pa^Sáda^poc ;,qu& ié;jntrod|vzcan!en«itex- 
oro. Finalmente, como to: pero vienqo por atraparte, 
ibuyas á Idado los años que ■deéeamente hay yerros, 
clticxlCoafiíladD.'deA^. eftos mifintts dai> li^ar ir que 
pectutbóD eftajQuiliK»- .- fe baTqtte y aplique atgifti re- 
^piae^éotíÍj(pto,l»d^.Vaac^ el Lecorque 

liacotce elGodigo af^nal -. Doteága>nias noticias, lio coa- 
leS. líidota cpníifflo en . .tradiga por un:t:hronkonerra- 
tárcabaLeLque el&nto do,aloqae refulta irrefíraga- 
íó.,óque.el nueftro'fiíe blemente por otros Documen- 
do^r-otroi' . -.tos. El ponerlas correcciones 

\ Ijo.que ie-%ué (^sklin*. -en eL-miímo texto , mas fuera 
de AnihenUa,, tiene el «^ñifíon que-' luz , por caufa 
> derQnlcó4porqi»'aoÍ«\-'^.fer precila fubñituir -unos 
.extrahec iu. exaLtaciao-' 'donde íc hallan ottoj. Tampo- 
ta 467. enjque.la.eókKaáft,v^ «(xcbn^^ene dejarlo reducido á 
onios irreftágable^ Con la doQrina dada , fín poner al- 
oocurrjó el aáo 10. . de guna norma por delante del 
iaSU cldia7.4sFd]^><.mado con:que íédebe^Kafti- 
síde. el .qual empezó. >ffl' -ear la. corrección : y afsi para 
I. y afsi el X. de León y guardar fidelidad en el texto, 
itf. !f^< deben' tuitépónn ■ y dar n^ luz al Letor, ofiezco 
..^ectfion de ¡Anthemio: el;niethodo fíguiente » con los 
Hitando con el I. de efte iofios imperiales y de la Era 
tA&o en que eftá 467. de vulgar, a|Hmtando loi párrafos 
»)elXLdeLebn':y fí- -doiíae deben colocarle los nu- 
diftCQB'el 1. ycli^del «icrot,»-' -" 

Fffi ito 



l4ii B/pa0a Sagrada. J^end.}. 

Norma Je la Corrección ^ue dehe hacer/e 
de/de el ano x j. de P^alentiniano. 

Jmp. VaIENTINTANO. ^fl* 

2 5. Recbiarius atcepta C^f 449 

5 26. Theodoftus Imperator moritur tí^f , . . ijjo 
jL 27. Geni Hunnorum G'c 451 

28. Hunni cum Rege fuo Cfc 45a 

29. Secundo rcgni anno &"{. lee tertio. . . 4J3 
^ 30, Tertio regni anno &"€. lee quarto. . . 454 
431. Quarto rtg^i tí^f. lee quinto 45$ 

AVITO. 

1. Romanorum XUII. 0'e. ,í.í..... 4515 

2. de Avito, y 1. de León. Avituj/ep~ 
timo menje, borrado cí tertio Anno. 457 

2. de León. Frontane¡ moritur &-c. . . 458 

3. Theudoricus cum Duce fuo &c 459 

4. Maldras in fine &c 4^0 



ChfonkoH 
hícon del modb con que hada 
hoy fe ha publicado , y con la 
torreccioB. El que no quiera 
acomodarfe á ella , tampoco 
^ebe quejaríe > pues halla aquí 
lo que en otros , y lo qiw en 
fung^o. 

NOTA XV. 

^4.fu*sfitvÍM ftrtfnuió di C0»r 

vtnto Srdcártn/t y no él 

Ijítenft. 

5 TTN el aSo 4j5j, pone 
XJí Idaciofuprifioncnel 
$. Pavs Gotbiti. Euo fegun lo 
dicho fe debe aplicar al 460. 
porque dos años defpues trata 
de la Era jco. que es el año 
'4¿2. y alsi el fuccflb de dos 



de Uaclo. 41 3 

años antes pertenece al ^60. 

2 HabUndo alli de la Igle-: 
Hade Aquasflavias en que le 
prendieron , dice , que los Sue-. 
vos hicieron grandes daños eit 
aquel Convento. Queíñ^l di- 
ce , que efto fe ha de entender 
del Convento Lucenfe, por han 
ver imaginado que Idacioera 
ObiAx) de Lugo : pero que la 
Ciudad de Aquasfiavids pcrte-; 
necio al Convenfc Bracarenfe, 
y no al Luceníc , no admite 
duda alguna, pues confta ex^ 
prellamente por la Infcripcion 
de Tarragona , que copió Luis 
Pons de Ycart , y ofrece Mora- 
les en las Antigüedades de Tar- 
ragona fbl. 71. como también 
el tomo I . de la Efpaña iluítra^ 
dapag.1157. 



C.CAERECIO 
C. FIL. QVIR. 
FVSCO AQVlFL. 
EX CONVENT. 
BRACAR. AVG. 
OMNIB. H. IN 
REP. SVA. FVNC. 

£ftabara deEftatua fe pufo á tan autentico no fe puede dti'' 
Cayo Cerecio Fufco , hijo de dar , que el Convento de que 



Cayo , de la Tribu Quirinai 
natural de la Gudad de Aqiuu- 
Jtaviojf que pertenecía al Con- 
vento Jurídico de Braga Ai^ 
Í^ufta , el quat havia gozado en 
n República de todos los ho- 
Iipies : y en vi^a de t^ltimqaiQ 



trata Idacio , quando habla de 

Aquasflavias > es el Biaca- 

lenfe , no el Lu- 

ccnfe. 



#** x*x *#* 



KQi 





E/pdñA Sagrada. Apend.i. 

comprueba fu tnucrtc en el 

ULTIMA. 416. Era 454. 

2 La 2. diferencia es , que 

■ion di Bouquet. Boiiquet feñala el cafamiento 

de Piacidia con Conftancio en 

la Chronologia el 417. yo pongo el 41^. pot 

el Sabio P. D. autoridad no íbio de Idacio, 
€t propone en el fino de Profpero , que en U 
; Idacio , fupone edición deCanifio, y'cncl MS. 

1 texto , y llegó Ai:guftano de Bafnagc , pone 
s manos defpucs el íucefro en el Confulado Vtl. 

crtas Notas , no de Thcdofio.año 416. Fuera de 
nezelar en ellas efto convenimos en las corree- 
choenel num. 8. Ciones de los primeros Eclip- 
4. rctervando lo fes, en la muerte de Walia, año 
\c fitio. Ya digi- 419- en la de Honorio , en el 
. num. 117. que año del Confulado de Afturit^ 
dcr a los años fe- en el de la muerte de Thcodo- 
Idacio , conten- fio el Mozo, y de Piacidia, año 
proponer al mar- ^^0. y en que los tres años 
fpondicntes á los atribuidos á Avito no fon pucf- 



Chronicon 
> aquellos fe han de medir 
eftos t fe' infiere , que es 
autorizado el aumento 
fo hago; pues mudando 
ío vulgar donde el MS. 
i el Imperial , tengo á mi 
: aqnel veñigio : v; g. el 
fjp. le ponemos uno y 
en el ^Theudoriats tum 
fao, áoiidc eñá el año j. 
4ayotiano y León. Bou- 
pa£& al 460. en el §. Mal-' 
gtrminum : yo no mudo 
de Chríño haña defpues, 
le el MS. muda el año Im- 
i : luego quando no hay 
2a paca aumentar la uni- 
en la claufula íiguiente 
que en la antecedente, 
as autorizado aumentarla 
Le el Chronicon muda el 
Imperial. 

Lo mifmo digo en el 
; en que ambos mudamos 
b vulgar fin que el MS. 
e el Imperial: v. g. yo pon- 
íl 463. ch cl §. Adverjus 
^dium: Bouquet en el §. an- 



deldacio. 41 j 

tecedcnte Agrtppinus. SÍ para 
contraher el liiceífo de ^ripi- 
no al año 463. dieta texto ur- 
gcntc;.hiciera yo lo mifmo : pe- 
ro como no le da , y folo para 
cldeEgidio fe halla el tefti- 
mooio de Mario Avéntkenle» 
por tanto infiftó ei| no mudsr 
el año 4^2. hafta la daufula de 
Egidio. 

4 £1 año ultimo que fcña- 
la al Chronicon es el 468. 
guiandofe (fegun imagino) por 
la Época delPontifice Simpli- 
cio. Pero como tenemos el 
Chronicon interpolado, es prc- 
cífo añadir otro año, ó quitar 
el año 3. de Anthemlo. 

5 Lito es lo que me ha pa- 
recido prevenir íobre la Chro- 
nología y Notas de Bouquet; 
omitiendo lo que mira a los 
años de los Papas , y otros 
puntos , que propone fin ale- 
gar apoyo á fus fentencias. 
Ahora añadiremos los demás 
Documentos , que lirven para 
iluftracion del precedente. 




mai'^ 





APÉNDICE IV. 

ICÓN PEQUEÑO DE IDACIO, 
hafta hoy no publicado. 

rro Chronicon de mente , por tener experiencia 
Idacio fe ha man- de fer poco autorizado eftc 
reñido y citado Efcritor en los puntos de Ida- 
entre ios Efpa- ció. Pero en lo que mira á cfte 
ñoles, mas breve concepto le pudo haver en- 
:dcntc , pero con contrado apoyado en Vafco^ 
.-ncias de no poca, que le alega en el año 420. En 
Harta ahora fe ha nn , fi fe huvícra publicado ef- 
ledito , haciendo te Documento , no huvJcra cf- 
a los doílos , por trañado el dicho de Cardofo, 
ndolc citado aU pues fe halla aquí , debajo de 
ndo cofas que no la mifma Era 457.(año 419.) ea ' 
is ediciones pre- que le citó aquel Efcritor. Con 
han podido ha- cito conocerás una de fus utili- 
: la materia , por dadcs , pues firve para cnten- 



Chrottkm pequeño de Uach: '417 

4i5.Portantola£ra pre- convertía á Dios aquel que, 
aunque fiícflc Chrilliano , pa¿ 
Taba de vida profana , ó fecu- 
lar y 2Í cftado Ecleíiaftico , ó 
Reli^iofo, como fín falir de los 
Efcntos de Idacio vimos en el 
Chronicon antecedente que 
(fobrc el año 424.) realzó la 
£inia de S. PauUno pot el titulo 
de haverfe convertido á Dios: 
Convirfione ad Dtum nobilior 
faíUu ; y como dice el Autor 
de fu Vida en la edición novif- 
íima de las Obras del Santo, ni 
él , ni fus Padres fueron Idola- 
tras j fíno Chriftianos : pero la 
gran renunciación que hizo del 
rauílo mundano (tomada por 
egemplo por N. P. S. Auguñin 
para mover a un Joven a que 
dejaíTe el mundo > Epiji, 16. oí 
39.) mereció que Idacio le eio- 
giafle por fu Converfíon i 
Dios. S. Gregorio Magno cf- 
cribió á S. Leandro , que ha- 
via dilatado mucho fu Conve- 
lo figmente , fino precifa- ^on. S. Benito mandó en fu Re- 
c para el fuceOb' en que gU , que fe acendieíTe al tiem- 
po de la Converfíon para las 
precedencias ; y afsi de otros 
mil cafos,en que la Conver- 
fíon no fupone Gentilidad, fíno 
mutación de coftumbres : y a 
eíle modo refirió la fuyalda- 
cio. 

4 No hallandofe efta clau- 
fula en las ediciones anterio- 
res , fe ve la utilidad de la pre- 
íence t afsi por ella , como poc 
Ggg otras 



nte no puede tener quatro 
mas que los fuceflbs fí- 
ites : y afsi fe conoce que 
errado el numero , como 
iicba también por el Chro- 
1 antecedente. Pero aun 
o puntual para el fuceflb 
e fe aplica , no fe debía 
uir el mifmo año á la 
'erfion de Idacio. La ra- 
:s , porque defpues de la 
alli fcñalada , fe refieren 
os de diveclbs años ; co- 
i invención de S, Eftevan 
415. la muerte de Ataul- 
el cafamiento de Conílan- 
:on Placidia , que fueron 
año 416. y aquí es donde 
;diatamente fe pone la 
/erfion, figuiendoíe un fu- 
del año -417. y otros pof- 
res ; en cuyít conformidad 
Ja Con^rfion al año 415. 
vi: , que los números prc- 
3S en luia parte , no rigen 



Faltó también Cardofo 
irmar que Idacio fíie Gen- 
)or el ptecifo titulo de leer 
onverlion á Dios ; porque 
1 Siglo quinto prevalecía 
i Chriftiandad , y en Efpa- 
10 havia Idolatría fíno en 
n rincón en que fe confer- 
ó entró mucho defpues. 
lafe con propriedad que fe 
im.IV. 





Efpafiíi Sapeada. Apena. 4; 
que no hay en bacheo paffm fum ¡n primm eU- 
: V. ^. fabcmos tiortt , fatm ac publicare no» 
ic echado de fu erubrfcsm, Iflam de DicVini» 
illa , pero fin de- narrjthnem , quait fub Idjiíf 

rcftitiiido. Aquí nomine bonijide ¡audavi ac re- 
: y cftü es muy tuii , apud Idatium non invento, 
ueffíH añade otra nee cujusjit illa prorfm dicen 
no fe halla ni en ulhteniit pofum. Hocttftari c 
li en lo MS. que fanSie pojfum Affirmart^ilhm á 
ibuycndü á Id.i- *ne confiBam non fuiffi yfed ex 
ta á la Carta 15. aluiuo libro def.r¡ptam , cujm 
-eoii) cftjs pala- alta me nunc tenet oblivio. Aun 
AlittrlceHfis Epif- dc eftc modo fe falva lo pro- 
l'njcilUani han- pucílo , Ibbre que en algún l¡- 
oftcbatur , ejeclo bro , ó Manufcrito , fe airibu- 
}tem f tila Epi feo- yen á Idacio cofas que no te- 
Turibius. Yo no nemos publicadas : y íirve Ja 

que eftofea de prevención y confefsion pro- 
iiueíl:ra,que aquel puerta , para que nadie fe tat¡- 
Codigo , ó Libro gue en bufcar en el Chronicon 
1 en fu nombre : y imprcflb la claufuU citada, co- 
a^olWor^mi^mt^ucedi^^o^u^lcribi^ 



Chronicon pe^aem ¿e TSach: 4 1 p 

erro lado cotiftan los años de rai-idole gran parte , y no cf-- 



diverlbs fuceflbs í que por tan- 
to fe huvieran ingerido : y afst 
el ver que faltan tantas , muef- 
tra , que guardaron la immu- 
nidad del cgemplar antiguo. 
Tal qual no cfta bien puefta, 
por vicio del Copiante : pero 
las mas corrcfponden puntual- 
mente a los años del Chroni- 

■ con antecedente ; y afsi unas 
autorizan ¿ otras. 
6 Viendo que hafta hoy no 

¡ fe ha deícubierto mas egem- 

Silar completo que el Meten- 
fe » y que por otro lado fe ci- 
tan en las Bibliothecas de Ma- 
iiurcntos,Chtoniconcs de Ida- 
cío i me inclino a que eílos fon 
lo mifmo que el prefcnte, ó 
alguno de los ciudos antes en 
el §. 5. Como no explican el 
modo con que emp¡ezan,ó aca- 
ban , ó los anos que abrazan, 
no fe puede formar cabal con- 
cepto. De la Real Bibliothcca 
de Alcobaza (en Portugal) (a- 
bemos > que tuvo otro del mif- 
mo modo que eftc, comoconf- 
ta por confefllir Vafeo que em- 
pieza por S. ]uan Chryfofto- 



tando los años bien notados,, 
como fe infiere de )a eltrañc- 
za que le caufa lo que cita Va- 
feo , y del tiempo que aplica 
á los fuceflbs. 

7 El P. Mariana tuvo entre 
fus MSS.el que te ofrezco aquí. 
El mifmo fe halU también en 
la Colección del Iluftrifsimo 
Pérez, que tiene la Santa Igle- 
fia de Toledo. El mifmo (y de 
Efcritura mas antigua , que los 
dos MSS. precedentes) confer- 
va la Bibhotheca del Colegio 
Mayor de S. Ildefonfo de Al- 
calá, en el Código de que he 
hablado otras veces , donde ef- 
tan los Chroniconcs de Eufe- 
bio , S. Geronymo , Profpcro, 
Vidor Tuncnfe , Sulpicio , y 
otros , cuya letra es del fin del 
Siglo XIII. tomo en fblio,mem- 
branaceo , bien confervado. 
Alli pues , al acabar el Chro- 
nicon , que damos en el Apén- 
dice figuientc , dice afsi : Huí 
ttfque Severus , qiii O" Suíp'teius. 
De hint Idatius Gallitcia Épi/io- 
pus íterum retexit hiftoria ordí~ 
nem ; y empieza : ConJÍAntino- 



mo , y corrcípondet las citas poli , d^c. del modo que le ha 



que propone dcfde Theodofio 
en adeunte. El que tuvo Mo- 
rales convino en algo con el 
que aqui ponemos,fegun muef- 
tran las citas del libro 1 1. fol. 
39. b. y fol. 43. Pero fe dife- 
renció fubftancialmcDte , ^' 



liaras defpucs. 

8 De cftos tres Manufcri- 
tos me he valido para cfta edi- 
ción. Las lecciones variantes 
de unos y otros las hallarás al 
pie, ufando para evitar proli- 
gidad de las letras iniciales) 
GS3i U. 





E/paña Sagrada. Jpend. 4. 
digoCompluten- Sulpicio cofas que no pudo eí- 
e Mariana , y la cribir , fino en Prophecia. AIÜ 
io fCbron.ant.cí fe encuentran fragmentos del 
tecedcntc. Chronicoñ legitimo de Idacio: 
ara quien eftrañe y efta es la razón de no hallar- 

dc eíVc Clironi- fe completo el que ahora da- 
-ido veinte y feis mos. Si el Colefl:or huviera 
que el picccden- unido lo que cfcribió cada 
ole dentro de Ii uno , fin mudar una letra , dc- 
:ias cofas que fe bian ferde oro las que dieflcn 
ucl. La caufa no fu nombre : pero faltando efta 
a defgracia fiítal fidelidad , nos dañó con lo que 
uos Códigos, fino quifo utilizar. Para fuplir la 
diado una mala fiílta que fe halla encftc fcgcn- 
un Coleílor , que do Chronicoñ , pongo luego el 
que muchos ha- tercero , donde (como he ptc- 
originalmente, venido, y bolvere á notar) fe 
ue quilo , forman- hallan claufulas enteras del 
general de las verdadero Idacio , y las que 
onicas , no con el tienen variedad , fon también 

que fe hallaflen conducentes para los Eruditos. 



Chronlcún pequeño de Idacio. 4 1 1 

cUliani Sc£b magna ex parte compreíln cft , Maximi qui fe Im-. 
peratorem dicebat gladio fceleris diicibus vindícatis. Horum 
Gothioe fubfcriptiones Concilio Cxfarauguftano adjickintur. 
Duorum menainitIfidorusiibro.de Viris illuftribus , Ghíronqgra- 
phi , & alterius quem Hifpaniarum Epifcopuni dicit Apologeti^ 
ccim contra Prifciliianum fcripñíTe y exilioque damnatum y quód 
ejus accufatione Prifcillianus eifet occifíis. Eofdem Vafarus no- 
minar. Alterum Hieronymus in Prifciliiano. E duobus Trite- 
mius unum facit. Duorum itidem mentionem facit Ambrofiíis 
Morales , Hiftoriaí fuac lib. 1 1 . cap. 24. & cap. 57. utriufquc Chro- 
nographi y tiujus noftri y & alterius próxima state. Extat etiam 
Idatij Clari liber contra Arianos. Nobiiiores in hoc numero fue^ 
runt Ithatiiis y Prifcilliani infedator , ea ingenij vecordia , ut 
Martino Turonenfí 9 quem adverfíim expertus eft y hxrefís fufpi- 
tíonem imponeret , & modeftos Viros jejuniis pallidos quaíi 
' PrifcilUani focios damnaret : dignufque ea quam paflus eft cala- 
mitate. Praeterea Idatius Chrono^phus^ quem copiofius fcrip- 
ílfle fufpicor (nam Prarfationis.etiam meminit Ifídorus) maligni- 
tate librariorum in has anguftias redadum y tiaud inutilis tamen 
cognofcenda Hiftoria ejus astatis. De quo Si^ebertus in Chroni*' 
anno A90. Idatius , inquit y Lemicx Hifpaniarum urbis Epifco- 
pus Cnrohicam fuam á primo Confuiatu Theodofij inchoatam 
hucufque perduxit. 



Conoció bien efte Cl. Efcri- 
tor y que Idacio havia efcrito 
mas , que lo contenido en fu 
Código (como obfervó porla 
Prefación citada de S. líidoro) 
y aun con toda efta falta > le 
graduó con razón por Frag- 
mento importante para la Hif- 
toria. 

La cita de que Morales men^ 



ciona otro Idacio , cercancf al 
tiempo del que vamos tratan- 
do y no te debe excitar á buf- 
car la antigüedad de aquel E(^ 
crito 'y pues no es otro que el 
Itacio de Oviedo , de que tra- 
tamos aqui en el §. 3. de la Di- 
vifion de Obifpados atribuid^ 
á Vamba. 



DATIJ 





Ef[>.íí1aS llorada. Jpeiid.^ 

I D A T I J -:'«=!i 

,J£CUE EPISCOPI CHRONICON. ' ''^í 

inopoli Toannes Epifcopus prícdicatiir infignis, cog- 
to os a'ureiim, » qui ob fidcm Catholicam Eud»- 
1 Arcadi) infeftilsiinam patitur Arianam, 
li M.irrini vitam , & mimbilu qua: fecit , Sevetus vir 
kipuliis íprius,qLii& Chronicam aliamquamhic 
í initioGendls ufquc ad Seclam PrifciUianiílarum 
ii.im coní'cripfit , exequitur. 

ic Wandali , & Suevi Hifpanias ingrcfsi funt Era 
V. Id. Ociobris , Honorio IIX. & Theodofio , Arca- 
Conliiiibus. 

Rcx Gothorum Ronum • ingrcflus , cum intra & ♦ 
cxdcs agerentur, i hominibus indultum cft.quij 
1 limina confugerant. 

rheodolij filia", Honorij Imperatotis foror á Goüús 
a. 

imitLir , c'.ii AtAMlfis fucceditin regno. 
itibiis Hirp.iiia'^ Earbaiis , & Suevis Gallxciam, 



Chronicott peqtitHo de Uacio, 413 

bus , fubftantiafque , tyrannicus exa£lo[ ditipit , Se mUcs ex- 
■ haurit. » * 

% Famcs dirá graflarur , adco t ut humane carnes ab humano ^ 
j genere vi £tmis dierlnt devoratat : matres quoque nccatisvel 
4 coCüs per- fe Natonim 1 fuoium üierunt paftx 4 corpoiíbus. 
Bcftix occlforum gladio , &mc > peítUentia , cadaveribus aflue- - 
ta! , quoufqnc hominesfbrtiores interimunt , corumquc carnibus 
paÁx^ pafsimín humani gcneris efferuntuí interituoi. Itaqua- 
tuor plagis ferri , famis , peftilentix , beiliarum , ubique in foto 
orbe fxvientibus, prxdi£tx a Domino per Prophetas fu&s annun- 
1 tiationes implcntur. s 

• Era CDLVII. « fubverfis memorara plagarum graflatione Hif- 
panix Provinciis Barbaii ad pacem íneundam Domino mifcran- 
tccorivoríi íbrtc ad inhabitandum Provinciarum fibi dividunt 
regiones. ^Gatj^tciain VandaU occupant & Suevi : Alani Lufíta- 
niam , & G&iiiiaginenfem Piovinaam : & Vandaü agnomento 
-Sitin^ :B«ticam roitiuntur. Hifpani Civitates & CafteUa reíidua 
plagis Barbaroium Provincias dominantium fux fvbjugant fer- 
vitutí. t y ■--'■" ' 7 

Heraclianus movens exercitum de África adferfus Hono- 
-rium , Utrículo in Italia in confUñu fuperatus efiii^c ad Afri- 
' cam,ca:físinlocofupradi&b^uno.&YÍgmtianiiatoium. 4 s 

Gothi NatÍ)Onám ingreísi vindcmix tenijjK>re. 
Arauiñis-apud Narbonam Piáddianl duiít uxorem ; nihU tap- 
iñen csxjusfcminefubfiftcntccxca. :,..,', 

Jerofülymis JoanneEpifcopoprxfidentc Sanftus & ptimus 
}wft'ChiiíhiiQ Bóminum-Martyi Stepbanus revelatui.. 

Ataulfiís á Patriciú Conftantio pulios., reli¿^a Narbona ' HÍ£- 
panias pctens , per qüemdaai Gotnorutn apud.Barcinonara ínter 
-^miliarcs&bulas jugulatuT. Gui fuccedcns Walia in regno> cum 
Patricio Conílantio pace mox &dá , Alanis & VandalisSilingis 
in Lufitania & Bzñca fedencibus adverfatur. 

Conf- 

(i) El Cixbiruit, M. milimtxbam. CDXLfX.como cotilla por el Chr. 

rh. ai>t.in04ii> 

(*) M. ¿ Dee. (7) £Aa clauTula eftí mejor > y como 

^i) M.ptrftatfrum, debe , en clCbr. ant. a&0 4ii. 

(4) El C. imfí^M. (8) Aquí falún loi níllatci , j ana con 

(O El T. ¡tnfttntii, elloiumuy dimiouto elnumetofc. 

(0) Era CPLVII. debe itát Eía ., gunclChr.aat.aí>0 4i}. 



4 1' 4 Efpaña Sagrada. ^ A peni. 4; 

Conftantius Placidiain accepit uxorem- 
* Idatij ad Dominum converíio peccatoris. « 
> Walia Rex Gothorum Romani nominis caufa intra » Hifpan 
nias cxdes maenas effícit Barbarorum. 

VandaliSilingi ¡n Bxtica per Waliam Rcgcm exünOi. Alaní, 

I qui Vandalis & Sucvis potcntabantur, 3 adcó cafi funt á Go- 

this , ut cxtinfto Atacc Rege ipforum pauci qui ruperñieniac, 

Gunderici Regis Vandalorum , qui in Gállasela refederat > íe pa* 

trocinio Tubjugarent , obliti regtii nomine. 

Gothi intermiflfo certamine quod apebant » per Conítantíum 
ad Gallias revocati fedcs in Aquitania a Tolofa ufque Oceanum 
acceperunt. 

Walia erum Rege dcñindo Theudericus fuccédit in regno. 

Valentinianus Conítantij & Placidise fíUus' nafcitur. Hooo* 
ñus apud Ravennam Conílantium fíbi &cit in reeno coníbrtent 
Conftantius Imperator Ravennae moritur. Bonifacios Palatíum 
deferens Afrícam invadir. Honorius aftis tricenoalibus fuis EU-. 
vcnna obiit. 

Paulinus nobilifsimus & eloquentifsimus dudum converiione 
ad Deum nobilior fadus Vir Apoftolicus 9 Noix Canípanias Epif- 
copus habctur infignis : cui Tharafía de conjuge fada foror tes- 
timonio vitae Beatx ásquatur & marito. 4 

Romanorum XLIII. f Theodoíius Arcadij filius ante aliquot f 
aaaos regnans in partibus Orientis , deñindo Pacre fpoñ obi- 
tum Honorij Patrui Monarchiam tenuit Imperij cum ettet anno-: 
rum XXI. 

Thcodofíus Valentinianum amitas íux Pladdiac fillum CooA 
tontiaopoli Cacfarem facit. 

Valentinianus , qui Caefar erat Roma; Auguftus appellatur. 

Vandatí Baleáricas ínfulas deprasdantur, oc Carthagine Spar^ 
taria , & Hifpali everfa , & Hifpaniis depracdaris j Mauriraniam 
invadunt. Guiidericus Rex Vandalorum capta Hifpali > cum im- 
pié clatus nianus in Ecclefiam Civitatis ipííus cxtendiflct , mox 
Dei judicio Djcmone correptus interiit : cui Gaifaricus frater 
fuccédit in regno : qui ut ahquorum relatio habuit efe¿tus apof- 

uta 

(i) Falca en el Chr.ant. toda efta cha- tentabantur. •' 

fula. En M. no hay 4^ Dormmtm. (4) El Chr. ant. merítu 

i) M. y el C, intif. ( j) £1 Chr. ant. XU. 
i) Mt 7 el C. fotentétánt : el T» po« 



t 



Chrmkén pe^pteño de Tdaciéí 4 z { 

tata de ñáe Catholica in Ariañám drdus eft traiifíte perfídUm. ' 

Gaifaricus Rex Vandalorum de Bztlcaí Provbciac litore cuni 

¡Vandalis ómnibus eorumque &miliis menfc Majo ad Maurita- 

niam & Africam reliáis tranfit Hifpaniís , qui priufquam per-» 

tranfitetaílirionitus ETmígañum Suevórum Regcín vicinas ia 

tranfitu fuo Provincias depredan , recurfu cum aliquántis íuis 

t f^Gto, pnKlahtc ■ Lu(itaniam ultio confequímc Divina : qui 

haud procul de Emérita , cum San¿íae Maityti Eulalia: injurias 

> prxbuiíret , multis * per Gaifarícum cxfís , cum eis quos fecum 

habebat arrepco ut putavit , Euro velocius , fUgx fubfídio , in 

JlumincAna Divino brachio prccipitatus interut : quo itacx-. 

^¿to moxquo cocperat Gaiíaricu& eh^vigat. 

Aetio Comité haud procuL Arelara: qua:dam Gothoruin mar 
■ ñus éxtínguitur , Anealfo % optünatceónlmcoepto. 

Era CDLXX. Bonifácius ih xmulatioDCm Aedj de A&ica per 
Placídiam revocatur in Italiam. 
• SandasiníignísAuguftinusTCcedit 4 b.'corporé , qui uno eo- 
demquc tempore Alcxai^ltiaE CyrilEo Epi&^po prxGdente , £C 
Conftantinopoli Neftorió hacreticoHebionc , Gyrilli ipíius Epif- - 
V tola éoriindem . rhxteíim deñruentis, ;& Regulam.fideÍ expo- * 
pentis oñendit. Hace cum áliishabctuT aHata. < j 

Gothorum cxfallX. M. 7 fubAetio Duce. . 

Carrhago magna fraude deceptaXV. » dieXIV.Kal.Ntt- 
- yembris. OjnnemAfTÍcam.RexGairaricusínvadit. . 

» ..■, ínter R(Mi;(nos&Got'hospax,cfíicitur. 
*■ Gaifartcüs Rex,ela£üs:£pifdopiun, ClerumqueCarthagínís 
depellit 9 exea,&juxtaProphctiamDaraelisdemutatismyllc-' 
tüíSan^lnrum Ecclellas tradidic Arianis. 

Rechila '» Rex Sucvonafn Emeritam ingrcditur. Cenfo- „ 
tius " Comes, c^ui légatus fuerat ad Suevos, redieos Myrti- n 
1¡ i> obfelTus a Richilaoeín pace fe tcadidic. **. 

Tom.iy. • • Hhh Her- 

(f) El Chr.iat.' pr^damemjaSajfif, ' ant. ilto^\e. 

(t) H. & C. y el T. máUdi&iii d Che. <iO M. b»bttnrg dUatg. El T. átís. 



«nt. mulrh. 
(}) El Chr. ant. Anailfi. 
(4) M. ttctdttt. Fatta cfta clanriila en 

el Clir. ant j parece , que incltiia 

tnai , como f^mctc el relativo ijni, 
^f) M. e*ramdatn. E(Ve petiodq elU 

dcfcduoío > coaio nnña por el Cfatt 



(7) F.1 Chr. ant. XX. M. 
(8)M. XXV. die.XlV.KaL 

(9) M. dtfMÜt. . 

(lol T. Ricüia. 

(11) M> CM(iirJiu , el Chr. ant. Caifi- 

•''W«h ■ 

Ít%)I.lC.M¡firtW, 



Efpam Sagrada. Jpend.^. 

lus Rex Sucvorum diuiurno per annos VII. niotbo 

liif. 

líifp^li obtcnta Batticam & Carthagmcnfem Provin- 
l redigit potcft-iteoi. 
tifcopo de Hifiuli faíüone depulfo , in locum e/tis 

Irdinatur fraude , non jure. 

IxCI. CoiiíbntiaopoUunx Eccleííx depulfo Ndlo- : 

li Epifcopus Flaviaiius. 

lex Sucvorum Emerirx dcgcns moritur mcnfe Au- 
pe films fuus Cathoücus Rechiarius » fucccdit in reg- 
I quidcm de gente faa xmulis hitentcr. j Per Agiul- 
Pcnfiirius juguiatur. Rcchíarius acceptain conjugio 

.cgisíiliain initio regni Vaiconias deprxdatur, 4 
lis mcníc Julio ad Theudorícum foccrum profecius ' 
Biiam rcgioncm cum Bafilio in reditu deprrdatur. 
y llcrdenfc urbe i adacíl non parva capñvitas. 
i Epiftolx dcfcruntur Flaviani Epifcopi ad Lconcm 
[ñifla: cum fcriptis Cyrillí Epifcopi Alexandriniad 
tonftantinopoUtanum Tebionem. s Quo depulfo 

llavianus ? fcribirad Leonera de Euthychetc. 

tus XLUL Imperator moritur Conftantinopoli, anno 



Chronioitt pequeño ie Uddo. 41,7 

, . EraCDXC » ^ens Ugnorum pace rapta ds^RÉdaruc Pro- : 

vincias GaUianim in' campís Catalonicís & Mettis , cum gente 
. ejus Ducis gens Regís Thcodoxi quibus crat in pace focietas 
'^ apeno nurtcconñigens divino cxía iñperatur auxilio ; bc^nm 
^ piox ea tcmpeftate üxictatem diTÍaiit^ir^ ReígcllUcTheodoéus l 

proftratus occubic. CCXT. M. ftrm¿ hominum in co cértamiife 
' ceddifl&memóraútur. ■ * 
* Ocdfo Thcodoio Thüñfmundus * filius ejus fuccedit in 

regno. Thurifinundus* Rex Gothonim fpirvis hoftilia á Thcu- 
l derico & Ftederico &atribas jugulaturiCuíTheudeticusrucce- 
\ dit in regno. 

; Anno I. 4 PñndpbMaiciani Regina monnirPlacidia meníe * 
'. Julio. 

Valentiníanus Romx Imperatot occiditar anno xtstis Cux 
' XXXVL & regni XXXI. i Poftquem mozMaximus cxConfu-f 
I JibusXLV. Romx Auguftus appellatur. Uíque ad Valentinia-. 
' nam Theodoiij^gcneratio tenuit principatum.. 
^ Romanorum XLVI. Marcianus quarto jam regni fui anno - 

- obttnfcjvionarchiam. . 

- Gaifartcus folicicatus á rellda Valentiniam , ut malum Sxtta - 
dilpergit , priüfquam Avitus Auguftus fierct , Romam ingredi- 
tuc , direptifquc opibus Romanorum Carthaginem reddit , re- 
iic^m Valentiniani & filias duas , & fílium , Gaudcntíum < qo- $ 
piinc íecüm ducens. ^'" ,"„ 

! , .Suevi CaichaginenTes regionas , quas Romanis reddiderant¿ 
deprxdantur. 

Marcianus & Avitus concordes Principatn Romani utuntut y 
^pecij VI. anno 7 Marciani. 

(O AAI M. El C. pone CCCC4X. 
¡. lotjue.etenata íftwiíbtoel aume- 
> re 4tio. eoirerponde at Chr. aot. t&o 



. 4Í»- 

(a) Afii Io> HS5. pera ella clanfuU 
eíU no folo ricbcU ( ponieado mtx 
€M íemfi/iatt en logar de nue iitttnu 
ftffa ) fino truncado , como coaita 

ri el Chr. ant. año 4fi. 
Ar*ÍM. ElCbr. ant. nnJ«m. El 
C. en la claufula üeuiente le noni. 
bra Tbndaredm : y cfíe es el nombiC 
que dan oucllro* Aurgiei i¡ elle Rcf. 
(^*) Lo que hay catre cíIm Notat 



Hhh 2 Era 

falta en M. - 
(4) El Chr. ant. anoo III. y efte et el 

c{ue (Otterponde. 

Cí) LoiMSS. XXíT. tfrc^iiiXX!. El 
C.XXII. Falta un decenario ea roioH 
paei reynó 3 1. año*. 

{«) El Chr. ant. {iho ^^6.) dice, que 
era hijo de A£iio. 

(7) Lo* MSS. poBca VI. snuit , poi ri- 
elo de algún Copiante , que hallan- 
do VI. ana. Iej6 mmi. ?ero conñ* 
deber leerfc /«« «fiho , y 00 ftx 
mmittj , porque Avin no teyal> ni kun 





Efpaña Sap-aáa. Apend.é^, 
"IV. I HifpaniasRexGotKorumThcQclericuscum 
tu fuo cum volúntate & ordinatione Aviti Impe- 
irar. Orientalium naves HUpaliveniejitcs per Mar- 
um carfe nuntiantur. Thcuderkus Eineritam de- . 
:ns B. Eulalix Martyris tcrrecuc oftentis. Vil- anno 
oritiir Marcianus. » 

mu XLVII. rcgnat Majoríanus in Italia, & Conftan- 
Augufti appeílantur. Gothicus exercitusduccfuo 
iderico RegcHifpanias miflus menlc Julio íuccct 
m. 

CV. í Sabinus Epifcopus Hifpalcnfis. poft antios 
rtaverat , cxpulfus de Galliis ád propiiam reddít 
rheudericiis cum Ducc fuo Hunerico cxcrcítus 
TI dirigit manura. Cyríia rcvocatur ad Gallias. 
um XLVIII. Scvcrus á Sciiatu Romx Augu/tiis 
ino Impcrij Leonis V. Hunericus reddit ad GalUas. 
"heudctico ordinantc Arborium accepit fuccefloi 

Conventu Bracarenfi duorum natorum portentum 
uor Lcgionem i fimiie mcmoratur. 

Rf>- 

C. CDLXlin. qu: et cwbj D. Gregorio Mayan* en la Prc 



Chronkon pequeño de Uacio. 4 * p 

Romanorum XLIX. Andiemius Auguftus ^ppellatur anno 
Leonis Impcrij IV. * mcnfc Augufto. Eunt fimul omnes ann| 
^eonis XI. (De aqui adelante no es obra de Idacio) 

Romanorum L. 2^enon, ciijus anni non inveníuntur. 

Romanorum LI. Anaftadús tegnat áñnis XXIU. 

Romanorum LIL reg. Juftinus » annis VII. I 

Romanorum Lili. Juffinianus reg. ann. XXXHI. 
XAqm aiiade el CompL Alipius Tagaftenfís> AuguftinuS Hippooen^ 
lis y & Pofsidius Calameníis : pero efio no pertenece al Imperio de 
Jujliniano , baviendo fioreeido ejios Santos en el Siglo precedente) 
Qui Juftinianus cum Patricio Belifario cxcrcitum m Africam di- 
rigens fupcr Vapdalos , & Regem eorum Gelimirum, 3 qucm ce- I 
leriter oppreflum una cum gente fuá , vinftum cum ^catenis au- 4 
reís Juftiniano Imperatori przfentandum direxit. Narfem Euniu* 
chum in Itaiiam contra Regem Tocilam dirieit : cum quo Totila 
per XII. annos manus Romanorum diutiísmi^ dimicavit : fed 
Narfes Totilam Tuperam omnem Itaiiam Romano Imperio fubje*- 
cit : qui poftrenio vitx^ fux tempore ipfam Provihciám Itaiiam 
Alborno Rcgi Lbngobárdórum tradidit. 

Finit Idatius. í 



infiere por el Colefiot del Chroirfcon 
de Idacjo (en la Efpaña ilnftrada) 
que al hablar del Emp. Severo j-dke: 
hi Gallxcia.M. dúo adoU/centey came 
wvUem Jolidata adb^renfeí funt 
mortuu £n nueftros dias fe ka tjíIo 
v¡Bn portento fenicjante, de nna Crla- 
^tura con dos Cabezas , que fe puede 
decir ducrum natorum portenfum , j 
fe guarda en Madrid en el Gavinete 
defftñor Conde de la Saceda. A ef« 
te modo entiendo lo que fe dice 
aquí , de baverfe vifto en el Conven- 
to jurídico de Braga un portento de 
dos Niños 9 y en León otro fentejan- 
te de quatro : en cuya fuDoficion de* 

. beri^ leerfe quAtuot Legi$ne , ó efpe- 
rar i que le defcubra Código om 
perfc^o. 

(x) En lugar de IV. debe. decir X.co. 
IDO en cf Apéndice fguieatc ^ 4'me« 



APEN, 

jor Xr. como fe dijo en la Noca 14. 

• ■ num.if* 

,{») £1 C« Lofericut j pero debe decir 
Juftinus i como expreíTan lot dcmit 
MSS. y la Serie Imperial. 

(^^ lA. Gelumtrum* 

-(4r) Falta cum en el C. 

(5) Afsi acaba el Código de M. Lea 
tres MSS« convienen en proponer ejl 
texto halla Albtino : pero lo que ha^ 
defde Zenon » no es de Idació , pof 
baver muerto antes de aquél Iknpe- 
rio : v af&i es continuación de alguno 
que floreció en el Siglo deípues de 
Idacio, y parece quiQ) unir á efte cod 
el Biclarenfe, pues c«n la adición fe^* 

( Aalada quedan enlazados > bavkndo 
empezado el Biclarenfe por la muer« 
te de Juftiniano , en que fe acalíi 
aqai^ como ^ Vi&r Tda&cnfei 





APÉNDICE V. 1,J 

ON ATRIBUIDO A SEVERO SULPiaO, i 
hafta hoy no publicado. 

3S motivos me rus, O-t. Efto coníiftio en ma/a 
obligan á publi- dilpoficion del ColcAor , que 
car el Chroiñcon hallando ya continuadas ias 
llguieiite : el pri- Chronicas , no fupo diftinguir 
mero, por incluir lo que debia dar á cada Autor. 
i ác Idjcio , onii- Pero aun mayor daño fe infic- 
tcccdentc : el le- re del eftylo, pues parece , que 
no liallarfe publi- Te halla acomodado á Siglos 
y, y fer muy im- poftcriores de aquellos en que 
a los Eruditos fiorederon Sulpicio,y Idacio. 
rumento antiguo Con todo efto (y aun algo naas 
ra , aunque tenga que añadas) fe infiere que cC- 
A , y mas defec- tos dos Chroníconcs fe halla- 
rlaÍLifc el que me ban ya copiados en el Siglo 
;inal en el libro fextO, puya antigüedad cs muy 
MSS. de que ha- notable. i 



ChroHicon atribuido 

ifhos efta obra á Severo 
icio y el Hiftoriador y que 
nuy diferente de los men- 
ados Obifpos Bituricenfes, 

no tuvo mas grado que 
e Presbytero,con qucle 
bra Genádio Marsilienfe 
e los Efcritores , y es ya 
bnte entre losModernos^ 
no fue Obifpo; en cuya 
ba leo en el mifmo , c][ue á 
idio le llama fu Obifpo: 

e¿o Gavidium Epi/copum 
'um y quafi obtnSanUm re* 
* folitum audivi > (lib^i. 
de/pues dil medio) y es muy 
otar y que efto lo eícribia 
1 año 400. pues hablando 
) antes del deftierro de Li« 
oyHalarioen elConfula- 
c Arbetion y Loliano (que 
^1 año 355.) dice que defde 
mees hafta el año en que 
ibia aquello y havian paf- 
» 45* años, que todo íbr- 
ú año 400..cxpreflado an-t 
por el mifmo Sulpicíó (al 
arde lá Pafsion de Chrif- 
)or el Confulado de Efiili^ 
y afsii no folo por la digni- 

, fíno por el tiempo y íc 
;ence que efte Sulpicio fue 
' diferente de los Obifpos 
ricenfes , y que no pudo 
íbir mas que hafta el prin- 
> del Siglo quinto. 

A efte Sulpicio es a quien 
)uye el Chronicon prcfen- 
:1 libro de las Chronicas 



a Selifero Sulpicio. 43 1 

de donde efta facado : pues en 
la de Idacio dice que eícribia 
la Vida de S. Martin , fu Maef- 
tro , y la Chronica de que ha- 
blamos y como fe vio; en laNo^ 
ta de la lección 3. del Apendi-> 
ce precedente : y el efcnbir la 
Vida de S. Martin , y fer fu 
Difcipulo , no conviene a otro 
Sulpicio , mas que al Hiftoria- 
dor , del principio del Siglo V. 
Defte modo fe convence y que 
efte Autor no pudo efcribir 
tanto como fe lee en nueftro 
Chronicon ; y que fe debe de- 
cir continuado por otro del 
principio del Siglo VI. 

4 La mayor dificultad es, 
íi debe reconocerfe Sulpicio 
por Autor de efte Chronicon^ 
aun en lo que antecede al Si- 
glo V. defde el principio del 
mundo? La razón de dudar ño 
es , por abrazar mas ticmpoí 
pues aunque el Chronicon an-? 
tecedentc de Idacio tiene tam- 
bién aumento , no obfta eflb 
para que fea.fuyolaprecedcn4 
te ; y afsi lo mifmo puede de-. 
cirfe de cfte^ La duda es , pt)r^ 
que no tengo noticia > que fo 
atribuya a Sulpicio mas Hifto- 
ria > ó Chronicas > que los dos 
libros publicados con titula do 
Hilaria Sagrada 5 los quales 
empiezan también . deíde . * el 
principio del Mundo;;/ abra*» 
zan hafta el año 400. de Chrií^ 
to y en mcthodo .prdpriamenta 

de 





'Efpaftíi Sagrada. Apend-^. 
f no de Chroni- dcfcubren por folícitud de los 
Eruditos nuevas obras ; como 
3argo me parece fe vé aun en lo que toca á nueP- 
n nombre de Sui- tro Autor , fobre quien Guiber- 
utorizarrc con el to Gemblacenfc efctibió una 
:l MS. donde fe Apología , que fegun Pagt Taño 
11 dudadeiciende ^^ji-n.^o.) no llego á nueftros 
antiguos. Ni obf- «ias ; Ea ad nos non perveniti 
;nto' de la duda yfabemosquc fe halU MS. en 
I. porque no es Lovains , como teftifica Gifeli- 
ío fe halle men- no al fin de la Vida de Sulpi- 
ritores antiguos, ció, donde da algunos frag- 
> refiere :Co«í^o- mentes, aunque folo firven pa- 
ca : cuya clauíuk ra conocer que equivocó aun 
je fe entienda cl Sutpicio con otro. Haviendo 
efente , por con- pues teftimonios en que pueda 
[uelU voz a efte entenderfe cfte Efcrito como 
al publicado con proprio de Sulpicio , (quales 
'oria SagradiyCn fon los de Genadío , y el MS. 
fiftc tanto en los Complutenfe, donde cxprcíTa- 
10 en cfte ; y por mente fe propone en fu nom- 
precifado Víáor bre) no bafta para decir que 



Chrotticon atrihuído 
8 Tiene alanos dsfecljs: 
porque cl Copiante dsl Siglo 
XIIL no folo no fue práctico 
en la Hiftoria , pero ni aun Tu- 
po latín. Ufa repetidamente de 
abreviaturas , como acoñum- 
braban los antiguos ; no tiene 
orthographia i y tal vez repi- 
te, c invierte algunos términos. 
Doytele como eíU , por pare- 
cermp btcn lo que Hartos VeU 
fero efcñbió.al publicar la Ta- 
bla antigua Itineraria (llamada 
Peutingeriana : por el apellido 
de fu ponefibr) Alli pues dice 
en la Pre&cion : Reddendií an- 
tiquis motwmtntis nema/attj, rt- 
hgiofus tfiy qm fuperfiitiojuí b»- 
herí metuit. £a fuerza de efto» 



J SOtero Sulpicio. '4.3 3 
prevengo los mas notables yer-r 
ros, fin variarlos, contentándo- 
me con la prevención ; pues de 
cfte modo conocerás el genio 
del Copiante , y mi fidelidad. 

Defdc cl Imperio de Tlico-í 
dofio el Grande fe hallan mu- 
chas claufulas de Idacio, que 
digimos 6iltar en cl Chroníccn 
pequeño antecedente. Halla 
alli es un compendio de lo que 
efcribieron Eufebio y S. Cero- 
nymo en fus Chronicones, aña- 
dida la Genealogia y Chrono- 
logia de los Patriarcas , que no 
propufo Eufebio. De efto tra- 
tó Sulpicio en fu Hiftoria Sa- 
grada ; pero aquí fe individuar 
fizan mas los tiempos. 



Incipít Epitbom* Cbrorticorttm Stvtri eognomtnto SulpHij. 

ADam annorum CC.XXX. gcnuit Seth : & vixit poft DCG. 
ann. Se abiit generatione V. 
Seth antiQtum CCV. genuit Enes : & vixit poft DCCVH. & 

obiít in generatione VI. 
Enos annorum CLX. genuit Caynam : & vixit poft DCCV. & 

obiit in generatione quinta. 
Caynam annorum CXXX.gcnuit Malalehcl:& víxit poft DCCXt- 

& obiit in generatione VI. 
Malalehel anuorumCLI. genuit Jareth: & vixit poft DCCXIIIL 

& obiit in generatione VI. 
Jareth annorum CLXILgenuit Enoc,& vixit poft DXLIIII.& obüc 

generatione V. 
Enoc annorum CXV. genott Matufalam : & vixit poft CC. & 

Cranslatus eft áDeo. 
Matufahm annorum CLXXXVII. genuit Lamech : Se vixit poft 

DCCLXXXVII. & fiunt ümul DCCCCLXlX.confonantes ubi- 



que. 



lu 



Ejp.ifta Sagrada. A^end.^. 
brum clxjixii. gcnuit Noe : & vixit poíl dIxv. 
lerationcs III. P.itre fiiperflitc. 
L D. habcns tíÜos 111. xdificavit Arcam annis C. & 
Lm anno I. _ 

lo per has deceiti generariones fiunt anni 11. CX^.XII. ' 
T vero anno II. filius Noc Scnior Sein genuit Arfaxai: ' 
\ ann. D. 

Jrum CXX. gcnuit Canaam : & vixit poft ann.CCCX. ■. 
I ex. gcnuit Sale : & xixit port ann. CCCLX. 
IX. genuit Hcbcr : & vixit poft ann. DCXXX. - - J 
y CXV. gcnuit Phaleg. & vixit poft ann. DCCL. ■ ' 1 
rX. gcnuit Ragau : & vixit poft ann. DCCC. 
r.XI. genuit Scruch : & vixii poft ann. CX^XX. 
LXV. genuit Nachor :